Papa, ¿Tú tienes agallas?

Afronta tu camino con coraje, no tengas miedo de las críticas de los demás. Y, sobre todo, no te dejes paralizar, por tus propias críticas” dice Paulo Coelho.

Un parAcabo de vivir una situación que pensaba que era una broma. Mientras esperaba a que el semáforo se pusiera en rojo, he escuchado una frase a un niño de unos 5 años, que me ha dejado paralizado.

Eran las 8 de la mañana. Aún con sueño y como siempre, pensando ya desde primeras horas de la mañana, en mis temas, cuando le he oído decir al niño con ingenuidad: “ Mama, ha dicho que no tienes agallas, ¿Qué es eso, papa?”. La verdad que ha dicho otra palabra más contundente que todos nos podemos imaginar, pero me ha dejado parado al principio y luego reconozco que no he parado de reirme, eso si, a solas, por si acaso me veía el padre.

Pero sí, el niño tenía razón, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, tenemos que echarle huevos a todos. Seamos claro.

Echarle huevos a levantarnos cuando solamente deseamos, echarle huevos al ir al trabajo, cuando la verdad nos gustaría dejarlo y emprender ese sueño que tenemos, echarle huevos y decirle a esa chica que tanto nos gusta, “ Pues mira, que quiero una cita contigo”… o echarle huevos para hacer nuestros sueños realidad.

Y después de proponernos echarle huevos a la situación que sea, tenemos que mirar en nuestro interior. Y eso nos da mucho miedo.

Nos da miedo descubrir quienes somos de verdad. Pensamos que somos aquello que mostramos a los demás, nuestra sonrisa, alegría con los amigos, que somos felices estudiando y haciendo ese trabajo que hemos hecho siempre, o que el amor de nuestra vida es aquella persona que vemos todos los días al despertarnos. Pero muchas veces, la respuesta a si ¿Somos tal cual nos mostramos a los demás?, es NO.

Nuestro mundo se nos viene abajo. Nos preguntamos que hemos estado haciendo todo este tiempo, quienes somos de verdad  o porque llevamos tanto tiempo con esa pareja que sabemos que no nos hace felices.

Tenemos dos opciones, o seguimos con nuestra vida de siempre, pero luego no te quejes de la tristeza, desmotivación y desgana, o así de claro, PIERDETE.

Pierdete dentro de ti, rebúscate en tu interior, adéntrate en ese bosque oscuro que has averiguado que había en tu ser y descubre que hay en él.  Te da miedo adentrarte en él, pero si quieres descubrir quien eres de verdad, tienes que hacerlo. Siempre ten en cuenta, sino el otro camino que tienes a tu disposición, la de la tristeza y la resignación.

Tendrás ganas de controlar el camino, cortar los arbustos que no te gusten, y si pudieras coger un camino y arrasar con todo, lo harías, pero no podrás. Tienes que vivir, sentir y ver todo lo que sucede durante el viaje y sobre todo te irás dando cuenta, de lo grande que eres,  que eres más brillante de lo que te imaginabas, y que vales mucho más de lo que estabas demostrando hasta ahora.

Si intentas no adentrarte dentro de ti  o tapar ese bosque interior, nunca lo sabrás. Y perderas mucho más de lo que ganaras a posteriori.

Durante el camino hacia tu interior, te conoceras, sabrás un poco más de ti, bueno, mucho más de lo que te estabas conociendo hasta ahora. Pero no pienses que el camino será de un día o dos, será una marcha de mucho tiempo, de muchos años. A lo largo de la misma,  además de conocerte, de saber quién eres de verdad, te irás superando. Es decir, harás frente a miedos que tenías ocultos y los tienes delante de ti.

Además cada vez que te vayas conociendo más, tu “ego bueno” te irá diciendo al oído: “¿ Y si nos superamos un poco más que ahora esto está superado?”

images¿Acaso antes, cuando te dejabas llevar por el día a día, te superabas? Creo que NO.

Se que estarás leyendo esto, y te gustaría decirme: “Mira David, no tengo tiempo de un viaje, tengo que buscar trabajo, sacar mi vida adelante y aún más con la que está cayendo”.

Las circunstancias claro que pesan, y en muchos momentos, más de lo que nos gustarían, pero me he fijado que aunque este cayendo “el diluvio universal”, siempre hay espacio para la superación, la fe en uno mismo, se produce el progreso y la superación.  Y aunque sea 1% de progreso, es mucho más de lo que estabas consiguiendo hasta ahora.

Muchos no creerán en ti si emprendes ese camino de descubrimiento . En mi nadie creyó al principio y ahora estoy fundando mi propia empresa, dando conferencias y construyendo sueños, hasta hace 2 años, impensables.

¿Sabes una cosa? QUE PIENSEN LO QUE QUIERAN, LO IMPORTANTE ES TU CORAJE Y TU FE EN TI MISMO.

Solamente salimos adelante, en función de la fe que tenemos en nosotros mismos, no la que los demás tengan en nosotros.

Todos queremos cambiar nuestra suerte en algún momento de la vida. ¿Estás en ese momento?

.- Adéntrate en ti mismo. Acepta todo lo que vayas descubriendo de ti. Combate esos miedos  que has intentado tapar y aquellos con los que te encuentras.

.- Supérate, supérate y después de superarte, vuélvelo a hacer. No te quedes  nunca conforme a lo que vayas consiguiendo.

.-  Y siempre da pequeños pasos pero con firmeza.

Con esa revolución que emprendas y los éxitos que vayas consiguiendo, te convertirás en un referente para la gente que te rodea, ya que verán que tienes confianza en ti mismo y gracias a eso, estás consiguiendo hitos impensables. Los alentaras a conocerse a ellos mismos, superarse y sobre todo , a ser más felices.

No sé a qué hacía referencia el niño y a la falta de agallas del padre, pero desde aquí, padre del niño te digo una cosa: “ Tienes dos opciones, o esos huevos que te dicen que te falta, nunca los muestras,  y  te comportas como los demás dicen que tienes que hacer o hacer lo que tú quieres con lo que ellos te dicen, pero para ello, tendrás que sacarlos a relucir y echarle un par, Tú decides”.

¿A qué situación tienes que echarle un par? ¿ Por qué no te enfrentas a ella? ¿Qué crees que necesitas para superarla?

¡¡La presión me ha superado..!!

No es tanto una presión externa acerca por las expectativas que pueda haber puestas en mí, sino un instinto interno el que me lleva a hacer las cosas mejor que pueda” dice Adrian Newey.

presionEstas nervioso, bloqueado, tus sudores son fríos. Sabes lo que te pasa. Te enfrentas de nuevo al reto y como siempre, tienes los mismos síntomas.

Antes del día D, has estado recibiendo mensajes, que más bien te han puesto “peor”. “Lo vas  a conseguir, no nos falles, hemos depositado muchas expectativas en ti, si no lo consigues habremos perdido una gran oportunidad…”

En vez de motivarte, alentarte, que lo hacían con su buena intención, lo que estaban haciendo era meterte más y más presión.

No hace falta que nadie más te diga las consecuencia de conseguir o no el reto que tienes enfrente de ti.

Puede ser un examen que puede determinar tu vida profesional, o una conferencia ante un público que si lo enganchas, puede repercutirte muchos beneficios.

Tú ya bien sabes a lo que te enfrentas, a uno de los momentos críticos de tu vida. Todos nos hemos enfrentado alguna vez a alguno de ellos y sólo de pensarlo, vuelve esa ansiedad.

Presión por hacerlo bien uno mismo, presión de los demás por su motivación, aliento y deseos, presión por lo que puede pasar o no puede pasar… Más y más presión.

El pecho te oprime, no quieres que llegue el día, y cuando lo piensas, no dejas de llorar, de temblar.  Tu cabeza en vez de ser un amigo que te apoye, te escuche, solamente  te hace ponerte en lo peor.  Tienes todo en tu contra.

¿Qué hacer?

Solamente tienes una opción: “Eres el peor del mundo, no lo vas a conseguir. Nadie espera nada de ti”.

Si, tal y como has leído. Tienes que decirte eso cuando estés viviendo un momento así.

En vez de motivarte de tirar hacia adelante, te estoy diciendo, que  esas expectativas, que tienen los demás, que tienes tú sobre ti mismo, las tires por la ventana, y te digas, “No vales nada, no esperes nada ante lo que te vas a enfrentar”.

Desapegarte del resultado, de la situación, te hace estar más tranquilo. Pruébalo.

Se un pasota. Pero no un pasota que no se ocupe de lo que tiene que hacer, sino del resultado.

Al decirte el mantra que te he comentado anteriormente, las expectativas, los nervios, los temores, desaparecen.

Sientes que eres el peor, que nadie va a esperar que lo consigas, que superes la meta a la que te vas a enfrentar. Nadie se va a fijar en ti, nadie va a esperar que hagas algo extraordinario, serás el tapado.

El miedo ha desaparecido de repente solamente con una frase.  Esa presión que tenías, que se había convertido en ansiedad, se ha ido.

Ahora, puedes atacar ese reto de una forma más tranquila, y sobre todo dando todo de ti, utilizando talentos, que con presión, ansiedad y miedos, no lo hubieras hecho.

Ten en cuenta, que si no tienes nada que perder, tienes todo por ganar. Cuanto menos temes perder, más vas a ganar.

¿Cómo gestionar a partir de ahora los proyectos con este nuevo mantra?

La vida es una escalera que vamos subiendo, que nunca sabemos dónde y cuándo acabará. Cada peldaño es un momento que vas superando. Ahora te has propuesto subir un  peldaño más, ese reto que te alienta, que te apetece superar.  Quieres superarte. Adelante, pero ante todo, que sea realista. Si quieres ser el 1 humano que llegue a Marte, me parece que mejor pienses en otras cosas, un poco más a mano.

Antes de empezar la subida, por favor, líbrate de todo lo que estorbe. ¿Crees que llegaría a una cima con una mochila llena de piedras e impedimentos? Sabes que no. Soltar lastre, te hará ir más ligero y seguramente llegarás antes a tu meta.  Cuántas más cargas, más presión, más ansiedad.

El siguiente paso, es la preparación. En televisión vemos que cada vez hay más accidentes en la montaña, imprudencias que pueden costarte muy caro. ¿O crees que podrías escribir un discurso en alemán sin conocer el idioma? Entrena, entrena y vuelve a entrenar. Así cuando aparezca tu oportunidad, estarás preparado para ello.

Y uno de los mayores problemas cuando nos enfrentamos a un momento crucial en la vida, es cuando sale mal, pensamos que ya no tenemos nada, vemos la vida desde un lado catastrofista. Nos sentimos el peor ser humano, vemos un futuro muy negro.

Si no sale bien, tienes a tu alrededor, personas que te apoyan, te quieren y te hacen sonreír en todo momento. Si no sale bien, tienes tu confianza que te ha llevado a superarte o tu capacidad de levantarte ante fracasos como has hecho otras veces.  Aunque salga mal el reto, tienes muchas cosas en tu vida, en las que apoyarte para superar el fracaso. Date cuenta de ello. Aunque para mí, no habrás fracasado, porque al menos, lo habrás intentando.

Aún así, tienes miedo. Es miedo a la incertidumbre, a lo nuevo. Hazme un favor, cierra los ojos. Piensa que has conseguido, como también qué harás si no lo consigues, que sientes esa meta, que por fin has quedado con la chica de tus sueños o que te ha rechazado.. ¿Cómo te sientes ahora? ¿Más relajado?. Visualizar las posibles situaciones a las que te vas a enfrentar, te hace anticipar y prever cosa que pueden ocurrir.

Tener expectativas está muy bien. Si no quisiéramos superarnos, aún estaríamos viviendo en el paleolítico. Pero como bien dice Víctor Valdés, en su libro #Método V, antes de enfrentarnos a ese momento crítico de la vida, convenzámonos de que no es obligatoriamente esencial que se cumpla, para que nuestra vida siga hacia adelante.

Ese “pasotismo”, me ha hecho disfrutar de muchos retos a los que me he enfrentado, disfrutándolos, aprendiendo de ellos y aunque algunos no los he conseguido, he aprendido mucho más que si los hubiera vivido en presión.

Ya sabes la forma de combatir a la ansiedad, el miedo y a la presión, “pasando” de ella.

¿Qué reto tienes ante ti y te da miedo enfrentarte a él? ¿En qué retos la presión te ha superado? ¿En qué tienes depositadas tus expectativas? ¿Sientes que lo conseguirás?

 

 

¡¡M.O.T.I.V.A.C.I.O.N!!

La motivación es la gasolina del cerebro”.

MOTIVACIONLlevo más de 500 post hablando de la motivación y la verdad, que nunca he hablado de ella sobre ella.

Ya estamos en Abril, ha pasado un tercio del año. Unos echaran vista atrás y verán que mucho de los retos que se habían puesto, aquel 31 de diciembre se están cumpliendo. Otros, no querrán ni echar la vista atrás, ya lo saben, esos retos, esos sueños, se han esfumado.

¿Por qué?

Falta de motivación.

Nuestro sueño de estar motivados todos los días del año, que la motivación sea la gasolina que nos impulse hacia ese sueño que teníamos al comienzo del año, se ha apagado, se ha gastado.

Ante todo, decir que estar todos los días del año motivado, es algo posible. Pero no hay que confundir con estar desganado. Yo tengo días que no tengo ganas de nada, ni de levantarme de la cama. ¿El motivo? Estoy cansado, me duele todo, o simplemente quiero estar en la cama caliente mientras oigo correr el viento en el exterior. Pero eso no quiero decir, que no esté motivado, desde el 31 de diciembre, tengo varios sueños en mente, y alguno de ellos, se está haciendo realidad antes de lo que me imaginaba para esas fechas.

No digas que no estás motivado, cuando tenías sueños por cumplir, lo que te puede pasar es que no tienes energías en ese momento quizá.

Algunas personas me comentan que no tienen ninguna motivación por nada, ni por la vida. Algo muy duro de oír pero que no es nada extraño en los momentos que vivimos.

Y con la palabra motivación, he creado un pequeño método, que nos intente a todo, descubrir que nos motiva en la vida y como mantener el nivel de motivación durante todo el año.

¿Vamos a por él?

.- M de Motor.

Todos tenemos un motor que nos hace girar a revoluciones altas durante todo el día. Nuestra pareja, hijos, nuestro deporte favorito… Y nuestro hobbie. Si, nuestro hobbie. Cada vez oigo más, “El trabajo no me motiva para nada… voy porque tengo que pagar las facturas o cuidar de mi familia…”. Al instante pregunto: “¿Qué es lo que te motivaría?”. Y siempre me responden igual “ Trabajar de mi hobbie para mí no es trabajo, disfruto con él, pero no sé cómo transformarlo en un trabajo rentable”…

Todos tenemos una motivación. Todos tenemos un sueño. Pero por el miedo, el ego, o por no sentirse diferente a los demás… nos olvidamos de ese sueño.

Cada día me reafirmo que todos y cada uno de nosotros, tenemos un talento, un por qué hemos venido a este mundo…. Todos nos hemos preguntado alguna vez el por qué hemos venido aquí. Muchos saben la respuesta, pero no dan el paso hacia ello, piensan que eso es imposible, una locura o lo que sea….

Simplemente ese por qué, es la motivación que impregnará tu vida hasta tus últimos días.

.- O de Objeto.

Lo reconozco, hacia años, basaba mi motivación en ropa, entradas para los mejores eventos o los mejores hoteles.. ¡¡Error!!. Pensaba que me motivaría conseguirlo, que me daría la felicidad eterna… Cuando los acababa de conseguir, me olvidaba de lo conseguido y quería otra cosa.. Había veces que no lo conseguía y mi motivación se iba al traste. Si no conseguía lo que quería, ya no era persona, no estaba feliz.

¿Ahora? Mi motivación es superarme yo mismo, es progresar interiormente, es aprender todos los días, es ayudar a los demás desde mi posición, es alcanzar metas que hasta ahora pensaba que era imposibles para mí, pero siempre con la motivación presente de aprender, de mejorar y ayudar.

Me he dado cuenta que una motivación interna, y no externa , al conseguir esos hitos, tu interior y tu exterior posteriormente, sea mucho más coherente, rico en todos los sentidos y sobre todo solido.

.- T de Tírate.

Tenemos miedo, estamos bloqueados. Sabemos lo que nos motivaría, lo que nos haría una vida más rica en todos los sentidos. Lo tenemos ahí frente, queremos cogerlo, pero el terror a qué pueda pasar,… es decir, las malas pasadas que nos da nuestros pensamientos, hace que no lo hagamos.

¿Sabes una cosa? Lánzate. Por favor, te lo suplico, jamás vivas con la sensación de pensar que hubiera pensado si hubieras dicho o hecho tal o cual cosa. Hazlo. Ganaras mucho más que quedándote bloqueo. Te lo aseguro.

.- I de Inmersión.

MOTIVACIONSumérgete en tu pasión. Aprende todo lo que puedas de ella y más. Y cuando creas que sabes todo sobre ella, sigue aprendiendo, porque nunca debes dejar de aprender. Tu pasión te llevará por caminos inexplicables, te verás dando conferencias quizá, hablando a personas que hasta hacía un tiempo eran tus ídolos o te dirán que eres la inspiración.

La inmersión en tu motivación, solo te dará beneficios, aprendizajes y experiencias increíbles que podrías haberte perdido por no haber dado el paso hacia ella.

.- V de Valentía.

Se valiente. Has dicho muchas veces que eres un valiente, y ¿Por qué no lo eres ahora? ¿A qué tienes miedo? Cuando hiciste eso  que tanto respeto te daba, no pensaste en las consecuencias, sentías que algo o alguien te decía que tenías que hacerlo, lo hiciste y lo conseguiste. ¿Y quién te impide que lo hagas ahora? Ahora esa misma voz, “la intuición” te dice que des el paso, que te muestres como eres de verdad, que vayas hacia tu sueño.

Se valiente, siempre hacia adelante.

.- A de Acción.

La vida es acción. Sin ella, es desidia, tristeza, desgana… frustración.

La vida te puede cambiar, y lo hace, con un simple paso. Una acción puede transformar tu vida por completo. Un paso hacia el abismo que tienes delante de ti. Tienes vértigo, no sabes cómo conseguirás tu motivación, como la mantendrás. Te gustaría saberlo antes de emprender el camino, e irías disfrutando más del paisaje que te encontrarás. Pero eso no ocurrirá.

Para descubrir el cómo llegar a tu qué, a lo que te motiva en la vida, tienes que dar el paso hacia adelante, ponerte en modo Acción.

.- C de Confianza.

Tu motivación, te da confianza. Hacer lo que te gusta, aumenta la confianza que tienes en ti mismo. Te sientes capaz de todo, el rey del mundo hasta si quieres. Ver que consigues pequeños retos, aumenta tu confianza. Te das cuenta que eres capaz de hacer cosas que antes creías increíblemente imposibles. Tu confianza, te hace superarte más y más, hasta ponerte nuevos retos que jamás pensabas que podrías llegar a ellos.

¿Vas a desperdiciar esta oportunidad?

.- I de incluir tu motivación en tu día a día.

Vive por tu pasión. Disfrútala las 24 horas del día. Conviértela en el eje de tu vida. En tu compañera durante todos los minutos del día, hasta sueña con ella.  Porque si no, no será lo que realmente te motive. Será algo pasajero. Esto es igual que el amor, cuando estas enamorado de verdad, todos los segundos del día estás pensando en tu amada. Pues si es tu pasión, tu motivación de verdad, se convertirá en tu eje, hasta soñaras con ella.

.- O de Obsesiónate con ella.

Obsesión pero sana, por favor.

Habla de tu motivación, conoce gente que les motive lo mismo, lee sobre tu motivación, aprende sobre ella,…

Tatúatela, metafóricamente, por favor.

.- N de No tirar la toalla.

No tires la toalla. Tendrás ganas de hacerlo cuando piensas que todavía no has conseguido nada de lo que pensabas que ibas a sentir. Querrás abandonar cuando no sientas las fuerzas con las que empezaste… Tendrás muchos momentos en los que querrás abandonar, te preguntaras, que haces haciendo lo que estás haciendo… dudaras de ti, de que vas a conseguirlo, dudaras de todo.

Pero cuando estés dudando, echa una vista atrás. Date cuenta de todo lo que has hecho desde que dijiste que ibas a ir a por ello. El esfuerzo, la superación, la confianza que has tenido hasta ese momento, lo que has ido aprendiendo… Te hará darte cuenta que te has superado, que has progresado más de lo que te podrías imaginar…. Y sobre todo tu cerebro volverá a carburar con un mensaje: “Sigue un poco más, tu sueño está ahí mismo, disipa tu mismo la niebla que no te hace verlo…” lo conseguirás.

Esta es mi definición de motivación y como con este pequeño método, la puedes mantener, consiguiendo esas cosas que te habías propuesto…

¿Quieres estar motivado? ¿Quieres recuperar la motivación? Empieza  a deletrear motivación.

 

 

 

Félix Torán: “Busca siempre soluciones ganar/ganar/ganar. Yo gano. Tú ganas. La relación también gana”.

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Félix Torán. 

Felix ToranTodos nos hemos preguntado alguna vez por qué hemos venido a este mundo, cuál es nuestra misión aquí. Pero las metas que nunca alcanzamos, esos cabreos que tenemos cuando las cosas no salen como esperábamos, esos ladrones del tiempo, nos impiden ver lo que es esencial en nuestra vida de lo que es anecdótico, diluyéndose la motivación por buscar la respuesta al por qué estamos aquí. ¿Y cómo podríamos ganar la partida? A través de la “Ecología Mental”, Félix, en su nuevo libro, nos enseña a mejorar nuestra calidad de vida liberando las emociones tóxicas que nos ponen la zancadilla a diario.

GRACIAS FELIX por ayudarnos en todos y cada uno de tus libros, con técnicas para liderar nuestra vida, gestionar nuestro tiempo y vencer a nuestros miedos. Podéis conocer más a Félix a través de su Web, en Facebook y en Twitter.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin.

.- ¿Quién es Félix Torán?

Una persona feliz y que desea contribuir a crear un mundo más feliz, a través de mis conocimientos y la comunicación de los mismos, de forma práctica y accesible al mayor número de personas. Combino la pasión por dos mundos: la ciencia/ingeniería y el desarrollo humano. Algunas personas me definen como un ingeniero humanista, y creo que es acertado.

A nivel académico soy doctor en ingeniería electrónica. A nivel científico-técnico me mantengo muy activo a nivel internacional desde hace 17 años, con más de 110 publicaciones, varios reconocimientos internacionales (como el ESA Awards de la Agencia Espacial Europea) y una patente. A nivel profesional, desde hace más de 14 años trabajo en la Agencia Espacial Europea. Y a nivel de crecimiento personal he dedicado más de 14 años hasta la fecha de forma muy intensa en estos temas, impartiendo cientos de eventos (talleres, conferencias, sesiones de coaching, etc.), y resultando en la publicación de varios libros. Mi novena obra se titula “Ecología Mental Para Dummies”. En 2013 fui presentado como el padrino y portavoz de la AXE Apollo Space Academy (AASA), que llevará al espacio al primer turista espacial español. Mis últimos libros serán los primeros españoles en subir al espacio de la mano del primer turista espacial español.

Escribir es mi mayor pasión. Y, más en general, es comunicar. Si tengo que escoger entre definirme como un escritor que da charlas o como un conferenciante que escribe, diría que más bien lo primero.

.- ¿Qué es indispensable para empezar a liderar nuestra vida? ¿Por qué nos da miedo hacerlo?

Lo primero es la intención. Si tenemos intención de hacerlo, ya hemos dado el primer gran paso. Después es necesario sentar las bases para el liderazgo, que son la misión, la visión y los valores. Sin esas bases, un proyecto de liderazgo (tanto personal como profesional) no funcionará de forma duradera.

Tenemos miedo por varias razones. En primer lugar, existe una falsa creencia que asocia el liderazgo a los políticos, a los directivos en grandes empresas, etc. Pero también podemos ser líderes de nuestra propia vida, en los campos de la vida que se corresponden con nuestros talentos únicos, donde desarrollar el liderazgo es un auténtico disfrute.

Tenemos miedo también porque normalmente no sabemos cómo empezar… Para ello escribí el libro “Atrévete a ser un líder”, que nos guía paso a paso y de forma práctica a través de ese camino, partiendo desde cero.

Cuando abordamos algo como el liderazgo, se nos presenta muy grande, y eso produce miedo. Un buen truco consiste en dividir para vencer. Si eso que tanto nos asusta lo dividimos en trocitos más pequeños, lo veremos más claro. Al menos tendremos un primer paso a dar. Así se vuelve todo más sencillo, y esa es la aproximación que empleo en “Atrévete a ser un líder”.

.- ¿Cómo tenemos actualmente la ecología mental? ¿Tenemos que quitar muchos escombros?

Ahora mismo hay mucho trabajo por hacer. Somos parte de un ecosistema sociocultural en el que todavía existen demasiados pensamientos, emociones y hábitos tóxicos. Entre ellos: la envidia, el odio, el resentimiento, el deseo de venganza, la ira, etc. Las emociones tóxicas conducen hacia conductas tóxicas, que hacen sufrir a uno mismo y también a otras personas. Es como un vertido contaminante en ese ecosistema del que te hablaba. Mientras resulte tan sencillo apreciar conductas tóxicas, quiere decir que el nivel de contaminación todavía es elevado, y hay mucho trabajo de ecología mental por desarrollar.

La ecología mental comienza por pensar globalmente para después actuar de forma local. No se puede cambiar el mundo globalmente y de golpe, de la noche a la mañana. Pero sí que podemos actuar localmente, mejorando nuestro mundo interior. Al hacerlo, somos más felices y tenemos más éxito. Además, nos convertimos en seres menos tóxicos, ayudando a mejorar el mundo que tenemos en nuestro entorno inmediato. Cuidamos el ecosistema sociocultural del que somos parte y vertemos menos contenido tóxico. De esta forma, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, con la contribución de todos, sí que se puede llegar a realizar mejoras.

Para lograrlo, la ecología mental aplica la higiene mental, que permite quitar esos escombros de nosotros mismos antes de que los lancemos a nuestro alrededor y contaminemos a otras personas. Se trata de ser más felices y tener más éxito, pero no de forma egoísta. No se olvida a los demás. Somos más felices, y creamos a nuestro alrededor un ambiente propenso a la felicidad. Es una actitud en la que todos ganan.

.- Toda persona, empresario, emprendedor, ¿Tendría que tener claro siempre su misión y visión día a día? ¿Cómo las descubrimos?

Sin duda. Es la única forma de progresar en la vida y en el trabajo con sentido y rumbo. Si queremos alcanzar éxitos, necesitamos una visión. Si además queremos hacerlo por la vía de la felicidad, necesitamos una misión.

La misión se descubre. La visión se crea. Para encontrar nuestra misión debemos descubrir nuestros talentos únicos (todo ser humano los tiene), qué vamos a hacer con ellos, y a quién vamos a dirigir nuestras acciones. Para crear nuestra visión, debemos seguir un proceso de visualización, como el propio nombre sugiere. Aquí explico el proceso con más detalle:

.- Misión

.- Visión

.- ¿Nuestro límite es el cielo?

Podemos lograr todo lo que nos propongamos, siempre que se trate de algo que no viola las leyes universales, y que estemos dispuestos a pasar a la acción de forma disciplinada, paciente, entusiasta y perseverante. Al explicar la ley de la atracción me gusta decir que:

Visualizar + Sentir + Oportunidad + Acción – Resistencias = Objetivo alcanzado

Esa “oportunidad” es lo que podemos llamar señales o sincronicidades, aparentes casualidades (que no lo son puesto que todo es causal en el universo) que se caracterizan por la unión acausal de sucesos (se relacionan por su significado) y que nos dejan ver un camino a seguir. Intentar interpretar esas señales es desperdiciarlas. Para sacarles partido, hay que entender su mensaje.

Para conseguir nuestros sueños, hagamos un buen uso de la ley de la atracción y sobre todo venzamos siempre nuestras resistencias.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Los nombres fragmentan la realidad en partes, algo que no es real, puesto que todo está unido a todo. Por ello prefiero los verbos, y mi favorito es “ser”.

Por ejemplo, cuando practicamos la concentración en la respiración, al principio hay un sujeto (yo) que respira, un objeto (el aire) respirado, y el acto de respirar (el verbo). Con mucha práctica, se van alcanzando estados de absorción más profundos, y al final desaparece el sujeto y el objeto. Solo queda el verbo, el acto de respirar. Ni respiramos ni somos respirados… ¡La respiración y nosotros somos lo mismo! En esos instantes el tiempo deja de tener sentido, puesto que conectamos con el presente. Y las distancias entre sujeto y objeto se reducen a cero. El espacio y el tiempo dejan de tener significado, puesto que solo lo tienen cuando hay una mente que los razona…

Felix toran.- Todos soñamos con tener un lapicero y diseñarnos como nos gustaría ser, con lo que nos gustaría conseguir, ser… ¿Cómo empezamos a perfilar nuestro verdadero yo?

Utilizando ese lapicero y construyendo un tablero de visión o mapa del tesoro. Se trata de una representación gráfica de nuestro futuro deseado. ¿Cómo es un día en ese futuro ideal? ¿Qué hacemos? ¿Cómo nos comportamos? Y si lo acompañamos de afirmaciones positivas, mucho mejor.

.- ¿Por qué gestionamos tan deficientemente el tiempo? ¿Cómo empezamos a ser dueños del mismo?

Porque no sabemos separar lo que es realmente importante. En la gestión del tiempo, ¡lo más importante es lo importante!

Llegamos al final del día sabiendo que hemos hecho cien cosas, pero descontentos, porque nos quedan cien más por hacer.

Cuando sabemos separar lo importante de lo que no lo es, llegamos al final del día habiendo hecho diez cosas, pero contentos, porque son las realmente importantes en la vida y el trabajo.

Para saber separar lo importante hace falta un criterio, y nos lo dan dos elementos: la misión y la visión. Cada persona tiene una misión y visión diferentes, y por tanto lo que es importante para cada persona es distinto.

.- ¿Qué habito deberíamos recuperar que con esta crisis hemos perdido?

Creo que más que recuperar, se trata de quitar algunos hábitos tóxicos que se han extendido debido a la crisis. Entre ellos destaco el mal hábito de quejarse. Significa concentrar nuestras energías en lo que no deseamos. En su lugar, es mucho mejor poner esas mismas energías en lo que sí deseamos lograr.

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Mi misión y mi visión. Una persona con esos dos elementos no pierde la motivación ni el ánimo. Y si le ocurre, no tarda en recuperarlos.

En cuanto a quienes, primero mi familia y también mis seguidores en las redes sociales, que interactúan mucho conmigo, y logran que todos los consejos que comparto tengan sentido. Ver cómo otras personas te muestran que tu trabajo les ha ayudado a ser más felices y tener más éxito es un premio que no hay palabras para describirlo.

.- ¿Por qué nos da tanto miedo vivir en el presente? ¿Cómo empezamos a darnos cuenta que la felicidad sólo se vive en el presente?

Porque somos presas del ego. El ego es una fabricación de la mente. Por tanto, necesita de la mente racional para existir. En el presente, la mente que razona muere, y con ella el ego. Por ello, el ego utiliza todos los recursos que le brinda la mente para intentar alejarnos de la idea de acudir al presente. Una de ellas es el miedo. Puesto que se mueve en el reino de la mente racional, el ego solo puede utilizar el falso tiempo, el que se puede analizar, el que necesita definición, el que requiere de la mente para existir: pasado, futuro, el tiempo según la física, el reloj, etc. Por ejemplo, nos hace temer un futuro no deseado. Y mientras hace eso, ¡ya no estamos en el presente!

Para darse cuenta, basta intentar recordar los momentos de mayor felicidad que hemos vivido. Suelen ser sencillos: mirar una flor, hablar con alguien especial, ver un atardecer… Y en todos ellos hemos estado en el presente. Nunca podremos encontrar felicidad en el ayer o el mañana. Si la encontramos, no será duradera. Al fin y al cabo, todo lo que tiene que ver con el ayer y el mañana está fabricado en la mente.

.- ¿Cuáles son los tres pilares de la gestión del tiempo personal?

Recomendaría cuatro:

  1. Comprender el tiempo y saber separar verdadero y falso tiempo.
  2. Aprender a aprovechar mejor el tiempo, y a desaprovecharlo menos (cazando a los ladrones del tiempo).
  3. Gestionar nuestra energía
  4. Utilizar el poder del subconsciente.

.- ¿Por qué nos desbordan nuestros impulsos cuando no salen las cosas como deseamos? ¿Qué hacemos en esa situación?

El momento en el que el resultado esperado no sucede es el génesis de la ira. Y tras la ira, viene una reacción muy tóxica. Trucos para tratar la ira con Ecología Mental:

  • Practicar mindfulness. Nos ayuda a darnos cuenta antes de reaccionar, y así evitar una reacción tóxica, que hace daño a nosotros y otras personas.
  • Practicar la concentración. Nos vuelve más serenos ante la adversidad y menos propensos a la reacción. Como mínimo logramos atenuar un poco la reacción tóxica…
  • Aplicar la actitud mental positiva. Es un sano término medio entre el optimismo y el pesimismo. Se trata de ver la situación tal y como es, aceptarla, pero no resignarse. Sacamos lo mejor que podamos de lo ocurrido, y miramos alternativas, escogiendo la que más nos favorece.
  • Practicar la buena costumbre de desear el bien a los demás. Eso es amor en estado puro, y cuanto más lo desarrollemos, menos lugar dejaremos para la ira.

.- ¿Qué pregunta nos deberíamos hacer siempre si queremos dotar a nuestra vida de rumbo y sentido?

Son varias. ¿Quién soy? ¿Qué deseo aportar a través de mi existencia? ¿A quién o quiénes? ¿En qué quiero convertirme?

.- Una reflexión para los lectores del blog

Busca siempre soluciones ganar/ganar/ganar. Yo gano. Tú ganas. La relación también gana.

 

 

¡¡Sal del armario!!

Tal vez hay algo que tienes miedo a decir,  a alguien a quien tengas miedo de amar, o algún lugar al que tengas miedo a ir. Te va a doler.  Te va a doler porque te importa” decía W.Grayson.

Sal del armarioEstoy viendo un documental sobre la opresión de los homosexuales en África. Y me estoy dando cuenta que cada uno de nosotros, seamos de donde seamos, todo vivimos en un armario.

No hace falta ser homosexual, para vivir en un armario. Todos vivimos en alguno, durante algún momento de nuestra vida.

Unos viven en un armario que en algún momento, se abrirá la puerta y saldrán de él para siempre. Pero otros, harán lo posible para que nunca pase eso.

Yo reconozco que viví durante muchos años en uno de ellos. No quería abrir la puerta, ni dejaba que nadie entrara en él. Aún dentro de él, no sabía cómo era donde me encontraba. Vivía en él, en plena oscuridad.

Me daba miedo abrir la puerta. Eso significaba que me conocerían de verdad, mis pensamientos, mis sentimientos, tal como era yo. Aunque yo mismo no sabía ni como era de verdad.

Cuando alguien intentaba abrir la puerta, le cerraba rápidamente. Pero llegó el momento en el que los cimientos de dicho armario empezaron a resquebrajarse. Había que abrir la puerta o la estructura creada durante tanto tiempo, se me caería encima y yo con ella.

Abrí la puerta y a día de hoy, doy gracias por ello. Gracias al giro de pomo, he conseguido muchas cosas impensables hasta ese día.

Pero hay armario grandes y pequeños.  Depende de lo que intentes tapar de ti.

El armario grande, puede mostrarte abiertamente como eres. Gritar a los 4 vientos quién eres de verdad, tu orientación sexual o decirle a esa persona que te tiene tan loco, que la quieres.

Pero día a día, abrimos o mantenemos cerrados pequeños armarios.

Abrir o no el armario depende de una conversación. Una conversación que sabemos que tenemos que tener, pero que nos da un miedo atroz.

Miedo a decir a nuestro hermano que nos hemos sentido heridos por algún comentario suyo, una conversación con tu amiga dándole tu visión del camino que está llevando su vida, o simplemente decir a tu compañero de trabajo que no te quite tu bolígrafo de la suerte.

Sabemos que tenemos que mantener esa conversación, pero tenemos miedo. Miedo a cómo se lo podrá tomar, a las consecuencias.

Aún tras haber salido del armario en el que me encontraba, que tendría que haberme quitado el miedo a decir lo que siento en cada momento, siento que aún tengo que seguir abriendo armarios, conversaciones que me dan miedo empezar.

Surge el momento en el que tendríamos que comenzar a girar el pomo de la puerta, pero nos bloqueamos. No articulamos palabra, nuestras mandíbulas se tensan. Es un quiero pero no puedo.

Pasa la oportunidad. No nos subimos a ella por miedo. Seguimos escondiendo lo que queremos decir, lo que sentimos.

Nos volvemos a casa, cabreados. Nos decimos a nosotros mismos la conversación que nos hubiera gustado tener. “ Si, sé que me hubiera respondido de esta manera y yo le hubiera dicho de buenas maneras, que estaba en lo incorrecto.. Le haría ver que yo tengo razón… Me iría girándome, orgulloso de lo que he hecho… Por fin se lo habré dicho…”

Despierta, no has tenido valor de decirlo, déjate de sueños. Despierta. La vida no se resuelve en sueños, lo hace en la realidad.

Sabemos que vamos a tener la conversación más difícil de toda nuestra vida. Pero te doy un consejo, se honesto, por favor.

Siempre me acordaré de dos aperturas de armario en mi vida. Una cuando dije a mi familia y amigos, que escribía y cuando le dije a una persona importante en mi vida, lo que sentía por ella. No me acuerdo como lo dije, pero lo dije.  Cuando acabé, me sentía desnudo, lo reconozco, pero me sentía feliz, tranquilo. Me había mostrado tal como era yo. Necesitaba hacerlo.

¿Qué paso en ambas situaciones? En una me rechazo ella, si, paso eso. Pero la tengo a mi lado como una de las personas más importantes de mi vida. ¿En la otra?  Desde ese día, se fue la máscara que llevaba desde hacía muchos años. Mi vida desde ese día ,fue otra.

Dejemos de comparar la situación de decir que amas a una persona no es lo mismo que decir a tus padres que has suspendido alguna asignatura. Todo es difícil. Y el nivel de dificultad lo pones tú, lo pones con tu mente.

Yo reconozco que vivo en 2 armarios actualmente. Sí, tengo miedo a abrir las puertas. Sé que cuando las abra me esperaran dos oportunidades con las que siempre había soñado, y ahí las tengo, esperándome. Pero tengo miedo, lo reconozco. Sé que no puedo vivir toda mi vida en estos armarios, porque luego me arrepentiré. Y ya hace tiempo firmé un contrato conmigo mismo, que nunca volvería a pasar esa sensación.

Ya no iba a dejarme guiar por el miedo. Y así va a ser.

 Pensamos que no vamos a poder decirlo. Pensamos que será imposible. Pero tienes que seguir, no abandonar. Tienes que hacerlo por ti. No quieres decepcionar a nadie. Sientes que quizá, tras tu anuncio, tu mundo de un giro radical. Tienes miedo, pero tienes que hacerlo. El armario te oprime.

salir del armario¿Cómo salí de mis armarios?

Siendo yo mismo. No seas otra persona. Muéstrate como eres. Deja que hable tu corazón, por favor. No lo restrinjas.

Y no te vayas por las ramas. “Cariño, te quiero, ya no quiero ser tu amigo, quiero ser algo más que eso”. Claro, directo y conciso. Déjate de empezar de hablar del color de las nube o que San Valentín ha ido a tu casa a hacerte una  visita. La quieres y punto.

Y sobre todo, fuera armaduras y fuera todo. Sé tú. Olvídate de que antes de saber su respuesta te dirá que NO, porque según ella no eres su tipo o piensas que no tienes la suficiente experiencia para el reto. FUERA CHORRADAS.

Muéstrate tal como eres. A algunos le gustaran, a otros no. Otros te intentaran hundir, otros te elevaran. Pero harás una cosa que nunca habías hecho. Ir con la cabeza alta y el corazón al descubierto.

La caja dónde estás viviendo, no es un buen sitio para hacerlo. Tienes fuera de ella, una vida llena de emociones, situaciones que están esperándote a que las vivas. ¿Te las quieres perder?

Por favor, se valiente. Muéstrate siempre como eres, quítate esa mascara y deja tu corazón al descubierto. A quien le guste bien, y a quien no, ya sabrá él sólo el camino de vuelta.

¿En qué armario crees que estás viviendo? ¿Quién impide que gires el pomo y salgas de él? ¿Qué te da miedo decir o mostrar? ¿Por qué? ¿Salimos del armario?

¡¡El secreto más importante jamás revelado!!

No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso” dice Collin Powell.

secretoNo sé si leerás alguna vez estas líneas. Si llegará a tus manos. SI es así, quiero que la tomes como un regalo. No sé qué habré dejado a lo largo de mi vida, amigos, enemigos, propiedades o deudas, no lo sé… Pero lo que quiero es que tengas estas líneas siempre a tu lado, como mi regalo.

Creo que dejar propiedades, dinero,… gusta, para que mentir… pero te digo que no dan la verdadera felicidad.

Un simple consejo, eso que a  veces no te gusta oír, pero sabes que es la verdad, es lo que de verdad te puede llevar a eso que llamas felicidad.

Y es lo que quiero dejarte, los consejos que me llevaron desde una vida de lloros, complejos y desesperación a una vida de sueños, alegrías, tranquilidad y sobre todo, de felicidad.  Pensarás que esto no te rentara económicamente, pero hazme un favor después de leer esta carta, ponlos en acción. Los resultados interiores y exteriores llegaran a tu vida mucho más rápido de lo que te lo puedas imaginar.

¿Qué consejos te quiero dejar?

.- Todo lo que te imagines, puedes conseguirlo.

Pensaras que es imposible. Que ese sueño que te ronda, es demasiado grande, que no vales, que no tienes las suficientes herramientas para ni siquiera intentarlo. Yo también lo pensaba, la verdad. Yo era un niño miedoso, acomplejado y soñador. Pero pensaba que jamás conseguiría nada… que mi vida fuera como la de los demás, rutinaria. Sin embargo, llegó el día en que cambió todo, me cansé de que mi vida fuera como los demás querían, quería vivir mi vida, y empecé a dar forma en modo acción a esos sueños que tenía.

Tenemos millones de ideas, de sueños a lo largo de nuestra vida, pero nuestros miedos, egos, nos dicen que nos olvidemos que jamás lo conseguiremos. Hazme un favor, no los escuches, escucha a tu corazón en ese momento, y haz lo te que dicte.  Hazle caso. Muchos de los sueños que tenía se han ido haciendo realidad, algo impensable hace poco tiempo atrás.

Sueña en grande pero siempre, esos sueños ponlos en modo acción.

.- Guíate por tu intuición.

Cuando les comentas a los demás, tus sueños, tus retos, muy poca gente te apoyará. Solo oirás “Es imposible, jamás lo conseguirás, ¿quieres que los demás te señalen por destacar? ¿Cómo te sentirías al fracasar?”. Antes de ni siquiera de plantearte como empezar, ya se te habrán ido las ganas.

Olvídate de lo que digan los demás. Muchas personas de las que te lo dirán, no habrán conseguido nunca sus sueños o lo habrán intentado y fallado, en el intento. Y ahora intentaran que tú también falles o no lo hagas. No querrán que sobresalgas, que lo consigas y mientras lleves el camino que “dicta” la sociedad. Tu felicidad, tu éxito , tu bienestar, no puede estar en ese camino, estará y está en el camino que dicte tu corazón.

Así que por favor, escucha siempre a tu corazón y con ello, crea tu camino.

.- Invierte en ti, no en tus debilidades.

Fue una reflexión que me dio una persona muy importante n mi vida, a la cual solo y siempre le estaré muy agradecido. “Tus debilidades nunca crecerán pero si tus fortalezas”,, me dijo.

Pensamos que somos lo peor, que nunca saldremos del agujero en el que sentimos que estamos, que nunca conseguiremos nada. Hazte un favor, cuando te digas esas cosas, PARATE.

Mira ese agujero, ¿Quién lo está haciendo más grande de lo que es? TÚ. ¿Cómo salir de él? ¿Hundiéndote más en él? ¿O invirtiendo en ti, en tu potencial? ¿En tus actitudes y aptitudes?

Invierte en conocerte, en descubrirte, y siempre superaras cualquier reto que tengas delante de ti.

.- Jamás te arrepientas de nada.

Tenemos miedo a las consecuencias, a que no salgan las cosas como lo hemos esperado. Cuando leas estas líneas, habré hecho muchas cosas de las que me podría haber arrepentido si hubiera sabido lo que iba a ocurrir. Pero una situación fue la que me cambio mis creencias al respecto. Me fui de casa pensando que sería lo mejor para mi personal y profesionalmente, lo iba a conseguir, sentí que tenía todo a mi favor. Todo se fue al traste. Se hundió mi sueño y yo con él. Pero pasado un tiempo, siempre le daré gracias por todo lo que aprendí del mismo.

La vida te dará mil y una situaciones con forma de caramelo amargo. Por favor, comételo, acéptalo y siempre, te quedara un buen sabor, el sabor del aprendizaje del mismo.

.- Siempre primero, Da. Recibirás mucho más de lo que has dado.

Somos egoístas. Queremos que la vida nos dé, exigimos estar siempre recibiendo, y cuando eso no pasa, nos enfadamos. Cambia de actitud y de hábito.

Primero tenemos que dar, pero sobre todo dar sin pensar cuando recibirás el retorno. Cuando menos te lo esperes, recibirás mucho más.

Pensaras que eso es de personas, buenas o tontas, como quieras llamarlo. Pero actuando de forma amable, respetuosa, la vida te trata de mejor forma que si fueras un usurero, mal amigo o un cabrón…

.- Tú eres quien creas la suerte.

secretoEchamos la primitiva, la quiniela, esperando que sean los salvadores de nuestra situación. Hasta vamos a rezar, deseando que ÉL, nos eche una mano.  Si, los milagros existen, yo creo en ellos, pero si quieres que haya milagros a diario, SOLAMENTE TÚ, eres quien puede crearlos.

Cuanto más enfocado estés en tu sueño, cuanto más pienses en él , cuanto más inviertas en él, más pasos hacia adelante llegando a encontrarte con tu sueño rápidamente. Es la única fórmula que me dijeron y que conozco para llegar al éxito. Sé que te gustaría que hubiera conocido otra, como algún elixir o algo, reconozco que lo intenté, pero conocí esta. La probé y es la que da resultado.

Son consejos, reflexiones, como quieras llamarlo, que a mí me transformaron una vida de rutina, miedos e infelicidad, a una vida de pasión, felicidad y entusiasmo, con todo lo que conlleva, interior y profesionalmente.

Me gustaría decirte una cosa más. TODO LO QUE QUIERAS CONSEGUIR, LO PUEDES HACER, SOLO NECESITAS HACER 2 COSAS:

.- ¿Realmente quieres conseguirlo?

.- ENFOCATE EN ELLO.

Dos cosas que realmente cambiaron mi vida y que han cambiado muchas. Espero que la tuya también.

 

 

La esencia del éxito.

La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización en circunstancias en que otras personas optan por la locura” dice Wayne Dyer.

exitoOiga, tengo la fórmula secreta de una relación de pareja… Oiga, no no, escúchenme  a mí, tengo la fórmula secreta de la felicidad… No por dios, yo he descubierto la fórmula para encontrar trabajo, óiganme a mi…” Y nosotros como borregos intentamos escucharlos, apuntando cada coma, respiración y suspiro para que esa fórmula haga efecto en nosotros…

Queremos la fórmula de la felicidad, del éxito, de ser un buen marido, un buen amigo, un buen amante… Queremos la fórmula en definitiva, de la felicidad plena. Un comprimido que nos lo tomemos, y seamos los mejores en todos los campos posibles. Pero eso sí, sin movernos  del sofá, si es posible.

Hoy hablando con una persona que quiero mucho y que hacía tiempo que no veía. Tras ponernos al día, ha surgido la pregunta, “David, ¿Cómo lo has conseguido? ¿Cuál es la fórmula secreta del éxito?” Y siempre respondo de la misma manera, “No tengo ni idea”.

Brian Tracy en su libro, “Máxima Eficacia”, autor del que recomiendo todos sus libros, dice que hay 4 opciones  para generar los cambios que deseas,

1.- Puedes hacer más de una cosa.

2.- Hacer menos de otras cosas

3.- Puedes empezar a hacer algo; o

4.- Dejar de hacer algo definitivamente.

Es la única fórmula que conozco, porque de momento la de la Coca-cola no me la han dado. Es una fórmula que desde que conocí la aplico en mi vida y seguiré haciéndolo siempre.

Esa, es para mí, la formula hacia cualquier tipo de éxito que quieras conseguir.

A día de hoy, ya he entrevistado a más de 150 personalidades más importantes a nivel nacional e internacional de todos los campos de la sociedad. 

Y tras por enésima vez, oír la misma pregunta: “ ¿Cuál es la fórmula secreta del éxito?”. He querido repasar concienzudamente cada una de las entrevistas realizadas hasta la fecha.  Las he estudiado, trabajado y exprimido.

¿Por qué?

Que mejor, que extraer de los mejores, para imitarlos, y conocer cómo han llegado hasta dónde están. ¿Qué mejor que aprender de cómo lo consiguieron los mejores?

Todos deseamos que nuestro mundo exterior sea lo mejor posible. Queremos lo mejor, el mejor trabajo, que nuestra pareja  sea lo más perfecta posible, tener el último invento tecnológico. Pero no queremos darnos cuenta, que nuestro mundo exterior, es el reflejo de nuestro mundo interior.  Y uff, mirar nuestro mundo interior, no, eso no, eso sabemos que nos dolerá. Pero así son las cosas.

Si queremos que nuestro mundo exterior cambie,  tenemos que empezar por edificar un mundo interior acorde con nuestros valores, sueños y metas.

Pensamos que esas personas que idolatramos, han venido de otro mundo, que lo han conseguido gracias a padrinos o contactos. Olvídate, lo que importa en la vida, es tu foco, hacia dónde te quieres encaminar. Tú, solamente tú, eres el dueño de tu destino. Déjate de quejarte, de tus circunstancias. La gente de éxito, han sido ellos mismos quienes crearon las circunstancias que ellos querían y sentían que les llevarían al éxito.

Ya vale de quejarnos del pasado, sólo hay presente, y es en él, dónde se fabrica el futuro.

Todo comienzo es difícil, aceptémoslo lo antes posible. ¿Qué pasaba cuando aprendías a ir en bici? Caídas, heridas… ¿Y ahora?  Todo lo nuevo cuesta, y lo que nos pasa es que queremos el éxito para antes de ayer. Y eso, no existe. Para llegar a ese éxito, hay que cometerme muchos errores, miles de ellos, hasta que esa actividad, esa conferencia, nos sale como si fuéramos expertos.

Antes de llegar a la meta, señores, nos tendremos que caer muchas veces, si no es así, raro.

esencia del exitoUna de las cosas que más me han enseñado las entrevistas, es que toda dificultad que vivimos, tenemos que recibirla como un gran regalo. Si, es difícil, y nos cuesta aceptarlo. El desempleo lo vivía al principio como la peor de las maldiciones que me podrían haber caído. ¿Y ahora? Doy gracias. Gracias a él, sé que no estaría ahora mismo escribiendo estas líneas, las entrevistas hechas o las conferencias realizadas.

Busquemos el lado positivo de toda dificultad. En todo regalo envenenado hay siempre una lección de la cual aprender.

Estamos ofuscados en el éxito, lo queremos, lo anhelamos, lo deseamos. A ello le añadimos, que pensamos que sabemos todo lo que tenemos que saber sobre esa materia. “¿Qué más tengo que saber? Ya lo sé todo. ¿Por qué no soy el mejor?..” ¡¡Error!!.

Si estás ahora fracasando, será que no sabes todo lo que puedes saber sobre ese campo. Los que han llegado a la cima, todos los días están aprendiendo, son puros aprendices.  Si alguna habilidad siente que les falta para llegar a esa cima, aprenden y aprenden.

Me gustaría que te hicieras unas preguntas: ¿TE LIMITAS O TE LIMITAN? Yo lo reconozco, era el primero que decía que los demás me limitaban, el exterior lo hacía, las circunstancias. Pues no, esa no es la realidad, tú eres el único que te limitas.

Tú eres el dueño de tus pensamientos, no al revés. Piensa en esa cosa que pensabas que no podrías hacer y acabaste haciéndolo. ¿Quién era dueño de tus pensamientos?

Pensamos que no valemos nada, que no tenemos talentos, que jamás conseguiremos ese sueño, ese éxito. Pero cada vez me doy más cuenta  por lo que veo y vivo, que SI, QUE TODOS TENEMOS UN POTENCIAL que podríamos necesitar para cualquier reto en el que nos embarca casemos.

Pero como bien pregunta Brian Tracy, “¿Cuánto deseamos ese reto?”  Si la respuesta es Si. Con estas esencias, lo conseguirás.

Esa pregunta transformó mi vida.

¿Cuál es primer paso hacia el éxito y la máxima eficacia?

1.- Determina tus valores

2.-  Aclara tu visión de futuro

3.- Establece los objetivos para conseguirlo

4.- Siempre ten hábitos ganadores.

¿Qué aroma tendría para ti el éxito? ¿De qué esencias se compondría? ¿Qué es el éxito para ti? ¿ Y el fracaso? ¿Vas a construir tu éxito?

Luis Bueno: “Quizá no seas en este momento la mejor versión del ser que te habita, pero siempre estás a tiempo de darte permiso para intentarlo”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Luis Bueno. 

Luis BuenoDurante más de la mitad de su vida, trabajo como Economista. Pero cierto día se dio cuenta, que ese trabajo no le llenaba la misma. Se sentía vacío. ¿Qué hizo? Saltar. Empezó a descubrirse, compartir. Empezó a transformar su vida en incertidumbre y pasión. Tomó consciencia de lo que su interior le decía. Conectó con su esencia.

A día de hoy, es experto en EFT (en la entrevista nos explicará qué es), Master en PNL, maestro en Reiki y psicoterapeuta en Hipnosis Ericksoniana.

Gracias Luis por mostrarnos que siempre nuestro mejor maestro habita en nuestro interior. Podéis conocerlo más a través de su Web, en Facebook y en Twitter.

¿Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través de Twitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog

.- ¿Quién es Luis Bueno?

Luis Bueno es un aprendiz de la vida. Me encanta descubrir y explorar. Emocionarme y dejarme llevar. Siempre tengo la sensación de que hay algo nuevo que hacer o aprender. Además, me gusta ser, un aprendiz que busco sentirme en paz. Encontrarme a gusto con lo que hago, y consciente de que, si algo de lo que hago no está dando el resultado que pretendía, tengo derecho a cambiar, a darme una nueva oportunidad, a brindarme permiso y a seguir adelante.

.- ¿Cómo le definirías a mi sobrino de 5 años, qué es la EFT?

Es como un juego, un juego en el que vamos a ir tocando botones que hacen que sucedan cosas. Un juego que ayuda a que, al final de la partida, sientas que te lo estás pasando mejor, que están saliendo cosas que no necesitabas y que están apareciendo otras nuevas mucho más divertidas. Un juego en el que tú eres el personaje y  el protagonista y en el que, después de varias rondas, vas consiguiendo esos puntos que te ayudan a sentirte mejor.

.-  ¿Qué les dirías a aquellas personas que se sienten vacios y poco felices?

Que la vida también es eso en ocasiones. Que también es necesario acoger y reconciliarnos con nuestra parte que se siente poco feliz o vacía. Que es importante tomar conciencia de nuestro papel vital en esos momentos y darnos cuenta, no sólo de dónde estamos, sino de qué podemos hacer distinto para saltar a otro espacio. En ocasiones me gusta decir que esos momentos son los que nos permiten encontrar el espacio para reconciliarnos con nosotros mismos o para acabar enfrentados por completo. Cada una de las dos opciones lleva a territorios distintos, y ahí, también tenemos algo que decir.

.-  ¿Quién es el mejor maestro del cual podemos aprender durante toda la vida?

Siempre hablo de la importancia de escuchar y escucharte. De estar abierto a tu sabiduría interior, a todo eso que sabes aunque no siempre sabes que lo sabes. Pero no de una forma prepotente, soberbia o de autoaislamiento, sino como una forma de resonar con lo más íntimo y sagrado que habita en ti y que a la vez está conectado con lo más íntimo y sagrado que habita en los demás. Si somos capaces de vislumbrar, aunque sea por unos instantes, ese espacio, estamos frente a la mejor maestría.

.- Escucharnos,  tomar consciencia de nosotros mismo, ¿Qué beneficios nos reportaría si lo hiciéramos?

De alguna forma acabo de decirlo en mi respuesta anterior. Conectar con la esencia de lo que en realidad eres, alcanzar la reconciliación contigo mismo y descubrir ese espacio de paz en el que todas las posibilidades se despliegan ante ti.

.-  ¿Qué pregunta se debería hacer todo ser humano alguna vez en la vida?

Hay una pregunta que de vez en cuando invito a realizarse a mis alumnos o amigos y es ¿qué puedo hacer para que mi vida tenga un verdadero sentido personal y colectivo?

.- ¿Soñar es poder? ¿El agua necesita del movimiento?

Soñar es comenzar a generar caminos, es sembrar ilusión, es entreabrir puertas. El sueño en sí mismo no es la respuesta, pero invita a hacer las preguntas que se sustanciarán en las respuestas posibles.

El agua necesita del movimiento tanto como necesite de la vida. Puede existir sin movimiento, pero no puede sobrevivir sin él.

Luis bueno.-  ¿Por qué nos importa más la meta, que  desde donde sustentamos ese viaje?

Porque vivimos en una sociedad que aplaude el logro y no el aprendizaje del camino. Valora la consecución y desdeña los frutos del recorrido. El día que integremos la importancia del viaje en sí, paradójicamente, será más fácil acabar en nuestros puertos de destino.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Permiso.

.-  ¿Qué es la Generosidad Reversible?

Un estado en el que estás abierto a recibir con la misma generosa facilidad con la que estás dispuesto a entregar. En el que sabes que es tan gratificante y vital aceptar como dar. En el que ninguno de los dos actos, entrega o recepción, tiene supremacía sobre el otro y en el que cada uno de ellos tiene sentido por la presencia natural y saludable de su contrapunto.

Culturalmente se habla de generosidad cuando tienes esa predisposición a compartir, entregar, donar… de aquello que supuestamente te pertenece. Yo siento que si nuestra disposición sólo va en este sentido, y luego no se puede complementar por una facilidad equivalente para ser tú mismo el receptor, hay algo que no está adecuadamente integrado. Ahí, la generosidad reversible, ayuda a ese fluir bidireccional que posibilita el equilibrio.

.- ¿Una cosa es el problema y otra cosa es como es uno?

Una cosa es lo que sucede y otra es cómo elegimos, sabemos o podemos traducirlo. En realidad, lo que llamamos problemas, casi siempre tiene una lectura alternativa. No es una realidad única en sí misma y tiene que ver mucho con nuestros filtros vitales. Dime cómo eres, o cómo te permites ser, y te diré los problemas que te vas a acabar encontrando.

.-  ¿Qué quieres ser de mayor?

¿Mayor?, jejeje. Si supiera contestarte, posiblemente es que ya sería demasiado mayor para conseguirlo. Prefiero sorprenderme y jugar… y siempre con la intención de estar en paz.

.-  ¿Sabemos gestionar nuestras emociones? ¿Cuál sería el primer paso para conseguirlo?

Creo que cada vez tenemos más conciencia de nuestras emociones y de cómo condicionan nuestra vida, y eso es un primer paso importante. Sin embargo, creo que todavía nos falta un grado de conciencia que nos permita percibir nuestro grado de colaboración con las mismas y cuánto de lealtades y compromisos inconscientes y culturales están ahí presentes como condicionantes para las mismas. Quizá un primer paso para empezar a explorar de una forma útil y eficiente, podría ser preguntarme ¿hay alguna posibilidad de hacer de forma distinta algo de lo que estoy haciendo en mi vida?. Desde ahí, empezaríamos a colocarnos en el umbral de nuestro protagonismo personal, lo que es una gran ayuda para comenzar a escribir un guión emocional distinto.

.-  ¿Por qué nos da miedo escuchar nuestro lado más espiritual, que todo ser humano tiene?

No creo que nos dé miedo, más bien, es que en ocasiones no sabemos cómo gestionarlo o qué hacer con él. No obstante, creo que en este momento, y aunque los titulares de prensa no parezcan ir en ese sentido, se va produciendo un cierto crecimiento de la conciencia global acerca de su componente espiritual.

.- ¿Nos encontramos en una situación en la que la gente se encuentra entre una estructura vieja que todavía no se ha extinguido y una nueva sociedad que aún está haciéndose?

En mi opinión, nos encontramos en el discurrir de la vida. Estoy convencido de que siempre ha habido caída de paradigmas y nacimientos de otros nuevos. Desplome de estructuras y apertura a nuevas posibilidades. Quizá en este momento tengamos una especial focalización en dos aspectos que tienen, para mí, una especial relevancia: nuestra inteligencia emocional y nuestra inteligencia espiritual. Y sobre esos dos pies, estoy seguro que irán saliendo nuevos caminos para el ser humano, que iremos viendo en los próximos años.

.-  ¿Cómo notas la energía de la sociedad en estos momentos? ¿Qué le dirías a los desempleados, a los desmotivados, en relación a su energía?

Tal vez debería hablarte de la sociedad más cercana, la que me encuentro en mi día a día, y me da la sensación de que hay una cierta energía global de desánimo, de miedo, de frustración. Es cierto que se puede llegar a estos estados por la constatación de hechos ciertos que vivimos y escuchamos cada día y que condicionan esta respuesta. Sin embargo, no es menos cierto que el mantenimiento de dicha respuesta condiciona los hechos que nos encontramos. Creo que hay mucha gente activada para ponerse en marcha, sin saber hacia dónde. Mucha gente con ganas de hacer algo, sin saber el qué. Mucha gente con intención vital pero sin enfoque sustentador.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Quizá no seas en este momento la mejor versión del ser que te habita, pero siempre estás a tiempo de darte permiso para intentarlo. Si lo intentas, al menos te estarás sintiendo protagonista de tu gran representación. Sonríe y ponte en marcha.

 

La vida es Runin.

 

La vida es una carrera de fondo en la que debes vencer a  tu peor rival, el tiempo”.

runningSon las 12 de la noche. Tenía que salir de casa, tenía que airearme. Vivo al lado de un gran parque en Zaragoza. Quería que me diera el aire para ver si los problemas eran tan grandes como los estaba viendo o más pequeños que los pitufos.

A pesar ya ser de noche, y que corriera con fuerza, el cierzo, el parque estaba lleno de gente corriendo.

Desde hace un tiempo, colaboro con Runin, la mayor plataforma de España para aficionados y profesionales del runin y del triatlón, escribiendo artículos de motivación para ellos. Era un mundo que no conocía y que me está enseñando muchas cosas.

Preparados, listos, ya…” así comenzamos una carrera, un entrenamiento, pero así empezamos también todos los días.

Todos estamos en la rampa de salida, en búsqueda de trabajo, de nuestros sueños o de una pareja, listos para salir hacia ellos. Nos disponemos a salir con ganas, entusiasmados por el reto que tenemos por delante, concentrados, enfocados en la meta.

Cada día nos enfrentamos a nuevos retos, cada día nos encontramos en la línea de salida.

Sabemos que nos tendremos que esforzar para conseguirlos. Sin él, no conseguiremos nada.

Pero el running y el desempleo, me han confirmado, que eso que nos habían enseñado desde pequeños, que hay que ganar si o si, es totalmente falso. Lo importante es llegar a la meta.

Muchas veces, la mayoría, perdemos la ilusión, cuando nos conseguimos la meta propuesta.  Nunca sabemos a ciencia cierta si lo conseguiremos o no, aunque tengamos ilusión y fe en que será así. Lanzamos la moneda al aire esperando que salga cara, deshojamos la margarita esperando que el último pétalo, nos diga, SI. Pero cuando no es así, nos venimos abajo. Sentimos que nuestros esfuerzos han sido en balde.

Pero no es así. Cada entrenamiento, cada esfuerzo, cada caída, cada NO, nos sirve para mucho. Aprendemos de la experiencia vivida, de lo que nos ha reportado, de cómo no hacerlo así la próxima vez, vemos el lado positivo de ese hecho. El fracaso nos lleva mucho más rápido al éxito del que nos puede llevar un éxito directo. Pero no lo queremos ver así. Oimos la palabra fracaso y pensamos que es la peor enfermedad del mundo. Pues no, es la mejor medicina que nos lleva al éxito.

Pero quedarse quieto, paralizado por el fracaso, no es algo natural, hay que seguir moviéndose, avanzando.

La vida, como el running, es apoyo y colaboración. Mientras mi cabeza discernía lo que estaba bien o mal, pasaba un grupo a mi lado corriendo cuando varios de ellos se cayeron estrepitosamente.

Muchas veces por nuestros egos, cuando vemos a alguien caer, lo dejamos atrás. Nosotros estamos enfocados en nuestra meta, y no deseamos que nadie nos adelante en su consecución. Así que cuando un rival, se cae, nos alegramos, para que mentir.

runinPero en la vida, como en el running, el ego hay que dejarlos atrás. No estoy diciendo que sea malo que seamos individualistas o que nos creamos  que somos diferentes a los demás, más bien, yo siento que todos somos diferentes, que de todos podemos aprender  cosas unos de otros, pero hasta un cierto límite, los extremos pueden ser muy peligrosos.

Pensar solamente con tu ego, te hace perderte en tus opiniones y no ver mas allá de ellas, perderte otras muchas visiones, opiniones que a lo mejor te ayudarían más. “¿Yo pedirle perdón? Que me lo pida a mí(¿Y cuántas veces luego te has dado cuenta  que tú eras el que estabas  equivocado?. Además de perder la amistad, la cara de vergüenza que se te queda, es de órdago). Calla la voz esa de tu ego, mantén claro esta tus opiniones, pero manteniéndola a raya, conectarás más fácilmente con tu interlocutor y seguramente aprenderás más de la otra persona, de sus creencias, pensamientos….

Y eso lo que han hecho el resto del equipo, parar sus egos, y ayudar a los que se han caído. Se han apoyado unos a otros, han colaborado a que todo hubiera sido un susto. Han seguido adelante, como equipo.

Nos enfrentamos todos los días  a un reto, al más importante. Al reto personal de superarnos constantemente.

 Si, nos tenemos que superar constantemente, tenemos y debemos hacer las cosas mejor que el día anterior. Tenemos que ser mejores personas que ayer. Si no estamos enfocados, en superar nuestros límites, luego no nos quejemos de que no conseguimos sueños ni metas.

La vida, el running es un reto continuo, un reto personal, un reto por llegar a nuestros límites.

¿De qué nos sirve ser muy fuertes, si no somos mejores?.

Pero llegar a nuestros límites, es solo la mitad del camino. Cuando rompemos un límite que pensábamos que era imposible, queremos más y más. Durante el camino, empezamos a conocernos de verdad. Nos damos cuenta que los límites están en nuestra cabeza, y que los límites, nos los ponemos nosotros. Limitándonos la vida, no sabemos hasta donde podemos llegar ni quiénes somos de verdad .

Superar nuestros límites, es la mitad del camino. Por delante tenemos muchos más.

El running, como la vida, se ha convertido es una dulce adicción. Adicción a la superación , a llegar a metas soñadas, a ser constante, a dar zancadas cada vez más grandes, a recorrer paisajes nunca vistos y siempre soñados.

Ya es hora de dormir. Mañana será un nuevo día. Estoy preparado para ponerme en la línea de salida e ir hacia la meta que me he propuesto.

¿Y tú? ¿ Superas tus límites? ¿Te da miedo ponerte en la línea de salida todos los días? ¿Te gustaría mejorar tu respuesta ante el dolor, relajarte, estimular tu cerebro y fortalecer tus huesos? ¿Te gustaría dejar huella? Haz RUNIN.

¿Se puede reescribir una vida?

 

Al escribir la historia de tu vida, no dejes que nadie más sostenga el lápiz”.

libro en blancoSon las 6 de la mañana. Estoy en mi cama mirando a través de la ventana como un nuevo día viene. Llueve y se oye correr el famoso cierzo que caracteriza mi ciudad.

Pronto asomará un nuevo día, pronto comenzaré a escribir las líneas de un nuevo libro, llamado día.

Todos somos escritores. Todos escribimos y reescribimos nuestra vida, día a día. 

¿Qué título le pondrías hasta ahora a tu vida?

El mío a día de hoy, le llamaría “ Mascaras y Reinvención”.

Escribimos nuestro libro desde pequeños. Escuchamos las enseñanzas de nuestra familia, amigos. Nuestras primeras experiencias se van sumando línea a línea, al primero de los capítulos que configuraran nuestra vida.

Con el paso de las hojas, podemos imaginarnos que final va a tener. Vemos que no hemos conseguido esos sueños que teníamos de jóvenes. Que al paso que vamos , ni los conseguiremos. Ese trabajo soñado no está siendo posible y la chica de tus sueños, está con otro.

No quieres escribir más tu libro. La creatividad, imaginación, las ganas han desaparecido. Lo dejas de lado. Te interesa más los libros de los demás, como pueden acabar o como se están desarrollando.

El tuyo lo cierras, no quieres escribir más, porque el final, o al menos el que intuyes. No quieres seguir escribiéndolo, no te gusta.

Pasa el tiempo, y aunque vives la historia de otros escritores, te acuerdas de tu libro apartado. Yo tenía el mío apartado, y los que leía de los demás no me gustaban nada. En esos momentos, estarás cabreado con todo el mundo, querrás pelearte con todos y con todo. ¿Qué pasa?

Que los folios que integran tu vida están llenos de garabatos que no dejan de ver tu verdadera esencia, el libro que de verdad quieres escribir, tu bestseller.

Pero nadie nos ha dicho que cada día, tenemos una gran oportunidad. La de escribir el libro que realmente deseamos.

Nace el día  y parecemos como niños aterrorizados viendo al monstruo. Otra vez la misma rutina, la misma pareja, las mismas situaciones. Sabemos que no es lo que queremos, pero nos da miedo coger el lápiz y escribir de nuevo. Escribir lo que realmente queremos leer.

Pero hoy, no será así. Hoy nos sentaremos delante de esos folios en blanco. Dudamos que vaya a salir bien, que lo escribamos tal cual lo habíamos planificado. Pero esta vez sabemos una cosa, el título del libro: “Lo haré”.

Pero viene corriendo nuestro ego, pidiendo hablar con nosotros. “¿Otra vez? Sabes que no lo harás, no te desharás de mi nunca, olvídate de eso…”. Por favor, no le hagas caso, no le escuches, déjalo que se canse. Tú sólo sigue.

Vuelves a ver el folio en blanco, vuelve el miedo. Pero los miedos están o en e pasado o en el futuro. No en el presente. Queremos ser perfectos. Elegir es la esencia de la vida y la vida nos da una oportunidad de hacer lo que hemos soñado, todos los días.

Y empezamos a trazar la primera letra de nuestro bestseller. Trazamos línea a línea, nuestro libro soñado. Estamos entusiasmados, ilusionados.

Lo que hacía tiempo te costaba días o meses transcribir, ahora solo, son segundos. Estas escribiendo tu libro, tu vida. Pasan las hojas y tu sonrisa aumenta.

Pero el exterior, te dice que NO, que no lo acabarás nunca, no lo terminaras. Pero estás haciendo lo que te apasiona.

Acabar el último folio no te aportara la felicidad, si no el viaje, las hojas que irás pasando, que irás escribiendo. Habrá capítulos de emoción, alegría, de rabia, frustración o de tristeza, pero todas las hojas estarán impregnadas de una cosa, de tu confianza.

Te has quitado  toda la basura que antes tenías, basura que te decía  que no podrías. Tú sabes que puedes, es lo que importa.

Quizá tu libro acabé rápido o sea largo, es lo de menos, sólo recuerda que al despertar tienes una oportunidad única para escribir tu nuevo libro, tu nueva vida.

No importa el título que le pongas, ni las tapas sean de una calidad u otra. Lo que si importa es que en la 1 hoja de cada libro que quieras escribir, es que pongas siempre de que vas a hablar de él y que firmes el compromiso contigo mismo, de que lo vas a terminar..

El día empieza a esclarecer y mi entusiasmo a crecer.

Hoy comienzo un nuevo libro, un libro que me llena de alegría. Voy a empezar a escribir la 1 hoja de mi bestseller. Un libro que me hace, feliz.

¿De qué trata? De un sueño hecho realidad.

¿Qué libro te gustaría escribir? ¿Cómo se titularía? ¿De qué trataría? ¿Quién te impide escribirlo? 

¡¡Ponte hoy mismo con las primeras líneas del mismo.!!

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.606 seguidores