Jane Rodríguez del Tronco: “No querría haber dejado de hacer nunca nada que mi corazón me hubiese pedido..”

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Jane del Tronco.

Jane del TroncoNo paraban de hablarme de ella. ” Tienes que conocerla, disfrutaras hablando con ella, es pura pasión, tienes que conocerla, aprenderás mucho junto a ella...” Ya me picaba la curiosidad. Reconocía que no había oído hablar de ella, pero el destino nos puso en la vida. Iba a estar juntos en Madrid, en un encuentro que se iba a celebrar.

Empecé a conocerla más, como digo yo ” a investigarla” y la verdad que tenía “miedo“, estaría con alguien con gran experiencia, profesionalidad, emprendedora… Todo un reto.. Quedaría como un novato….Pero desde que recibí su primera llamada, ese miedo se transformó en cariño, apoyo, alegría, superación, humildad,  y sobre todo paz cuando estas junto a ella.

Y ya cuando por fin, nos dimos un primer abrazo, los nervios que llevaba se fueron de mí y solo sentía ilusión por el reto al que me enfrentaba.

Emprendedora, luchadora, dando siempre pasos, por pequeños que sean,  hacia sus sueños, encontramos en Jane, a una persona que se ha hecho a sí misma, que siempre tiene un GRACIAS para todas aquellas personas que se encuentra en el camino, siempre sonríe a la vida a pesar de las circunstancia y la ilusión la lleva por montera. Como bien me dijeron, Jane es puro amor. Amor por las personas, amor por tu trabajo, amor por la vida..

GRACIAS Jane por toda la felicidad que allí cuando haces acto de presencia, por toda tu ayuda cuando la gente la necesitas, por promover valores como la superación, el soñar, la valentía, el saltar límites que te impiden llegar a tus sueños, por un valor como la amistad, que en tiempo de crisis escasea.. Podéis conocer más a Jane a través de su WebBlog,  en Twitter y contactar con ella, a través de Linkedin.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

Os dejo con una de las entrevistas de las que más aprendizajes podemos sacar para nuestra vida personal y profesional.

.- ¿Quién es Jane del Tronco?

Una mujer curiosa, inquieta… Orgullosa de mi familia y de mis amigos. Luchadora y feliz, agradezco a Dios y a la vida todo lo que me ha permitido, y procuro levantarme cada día con la intención de vivirlo intensamente, de disfrutar cada momento. A nivel profesional, en reinvención constante, aunque mi vocación está claramente ligada al desarrollo de personas.

.-  ¿Por qué no optamos en la vida por la opción valiente? ¿Adónde nos llevaría ese camino?

La opción valiente, como tú la llamas (y como yo la entiendo), nos obliga a situarnos permanentemente fuera de nuestra zona de confort, con todo lo que ello conlleva. El miedo, la incertidumbre, la pereza (¡eliminaría esta palabra del diccionario!), nos llevan a conformarnos en muchas ocasiones con lo que nos viene dado. Y las oportunidades están claramente “al otro lado”. Sin embargo, por fortuna hay muchos más “héroes cotidianos” (en palabras de Pilar Jericó) de lo que pensamos. Sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor, o incluso a nosotros mismos, echando la vista atrás. ¿Lo bueno? Que una vez que experimentas esa opción valiente es como si le cogieras el gustillo… ¡y ya no hay quien te frene!

Esta cita de Víctor Hugo resume bien lo que pienso: ” El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad“.

.- ¿A qué tienes miedo?

No tengo miedo a muchas cosas, aunque todo lo que tiene que ver con la salud y con la gente a la que quiero me tocaría de pleno. Todo lo demás creo que tiene solución.

.- ¿Más ideas y más acción es lo que necesitamos?

Tanto de una cosa, como de la otra. Necesitamos innovación constante en todos los sentidos, y la innovación lleva implícita la acción. Detenernos a reflexionar, a generar ideas es primordial; y a veces nuestro día a día, y nuestra orientación al hacer – hacer, nos impide reservar poco tiempo, de verdad, para pensar (aunque a veces esto no es más que la justificación para no hacerlo; dicho sea de paso…). Eso sí, ¡de ahí hay que pasar a la acción!. Y para esto hace falta mucho más que creatividad y buenas ideas; es una cuestión de actitud y de valentía, ¡y de sentir la suficiente pasión por aquello que te propones!

.- ¿Cuántos sapos has tragado en pro de tus sueños?

¿Sapos? Ja, ja, ja… nunca lo había visualizado así . Tragarme me he tragado muchas cosas, empezando por bastantes creencias que he tenido que revisar, por muchos comentarios con los que he lidiado, por piedras que te vas encontrando en el camino… Lo que ocurre es que cuando tu visión es clara, no hay nada que te detenga. Para mí ésa es la diferencia entre sueño y visión, y lo ligo con las dos preguntas anteriores: ¡un plan de acción! Un sueño sin un objetivo claro, sin una estrategia y su correspondiente plan, seguirá siendo un sueño; un “algo” que sólo vive en el mundo de las ideas.

.-  ¿Qué reflexiones te vienen a la mente, cuando lees esta frase “Fija tus ojos hacia adelante en lo que puedes hacer, no hacia atrás en lo que no puedes cambiar” de Tom Clancy?

Pues me viene la famosa frase de “si no puedes ocuparte de ello, ¡deja de preocuparte!”. Y el pasado es pasado, ¡no nos podemos ocupar de él!. Eso sí, lo que podemos hacer en el futuro en bastantes ocasiones tiene su punto de partida en algún instante anterior. Se habla de aligerar nuestra mochila, y es un sabio consejo. Mas no olvidemos que lo que nos ha traído hasta aquí es todo lo que hemos vivido, positivo y negativo; a fin de cuentas, es nuestra historia, y eso es parte de lo que va configurando nuestra identidad, nuestro catálogo de experiencias, de conocimientos y de emociones. A veces lo que sí es necesario es cambiar la mirada hacia nuestro pasado, algo así como darle un sentido distinto, enfocándonos más en el “¿para qué?” que en el “¿por qué?”.

.-Con ganas, motivación, ilusión, ¿Qué ganaremos siempre?

¡Ser más felices!, sin duda. Sentir ilusión por algo hace que te sientas motivado y con ganas de vivir, de aprender. Y si te sientes vivo y en crecimiento / aprendizaje permanente, hay bastantes posibilidades de que seas más feliz.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

¡Vaya! Esto me pasa por ir contestando sin leer la siguiente pregunta… ¿Felicidad? Una suma de momentos, fruto de compartir mi vida con la gente que quiero, de tener salud, de contar con la suerte de poder crecer cada día con lo que hago profesionalmente, de sentir que voy dejando mi granito de arena en otros, de llenarme con lo que los demás me ofrecen… El problema es que la felicidad como tal no existe, sino que se siente, y para eso en muchas ocasiones hay que dejar de buscarla y, simplemente, mirar hacia adentro, agradecer y disfrutar más de lo que somos y de aquello con lo que contamos. Es decir, más que una meta o un fin, ¡es una actitud!

jane del tronco david asensio.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Amor.

.-  ¿Qué sería de las personas, sin prejuicios, sin criticar a los demás?

Serían más felices, no me cabe la menor duda. Y los demás, ¡también!

.- Con 80 años, y en tu cumpleaños, ¿Por qué llorarías? ¿De qué no querrías arrepentirte?

No querría haber dejado de hacer nunca nada que mi corazón me hubiese pedido, ni de haber demostrado mis sentimientos a las personas que quiero.

.- Si perdieras la motivación por lo que haces, ¿Qué sería de ti?

Mmm… lo de sentirme en reinvención permanente creo que es directamente proporcional a la respuesta a esta pregunta.

.-  ¿Qué poder tiene la sonrisa en tu vida?

¡Infinito! Me inquieta cuando veo a personas que les cuesta sonreír, ¿tendrán ellos que pagar algo? No lo entiendo, francamente.

.- Vivir de corazón, ¿es vivir desde tu pasión?

Creo que está bastante relacionado. Lo que nos apasiona es lo que nos mueve, lo que nos emociona, y esto viene directamente del corazón, ¿no?

.- Una reflexión para los lectores del blog

Gracias por llegar hasta aquí, lo primero. Después, que dediquen tiempo a escuchar su corazón, y que si todo lo que viven lo hacen desde el amor, a sí mismos y a los demás, podrán experimentar claramente la felicidad.

Hay en el mundo un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree“, Paulo Coelho.

¡¡Dale al placebo…!!

Creer es más fácil que pensar. He ahí la razón de que haya más creyentes” decía Albert Einstein.

placeboHoy mi mente estaba totalmente focalizada. Me centraba todo con total nitidez,  no sé por qué, pero así ha sido. Pero casi al finalizar el día, se ha fijado en un anuncio de medicamentos.

Mire el prospecto… Consulte con su médico… No tiene contraindicaciones…”

¿Por qué buscamos desde muy jóvenes, placebos que nos hagan sentir cosas, felicidad,  “de forma química”?

Desde pequeños buscamos la aprobación de nuestros padres, gritándoles: “Mira Papa, mira cómo voy en bicicleta… Mira papa como corro más que ayer… Mira Papa, he conseguido un 8 en el examen, el que te dije que me sabía…” Buscamos su aprobación, su cariño… Vemos que está centrado en su trabajo, que ya no juega con nosotros como lo hacía antes… Y con un “Enhorabuena hijo, estoy muy contento… Sigue así”. Somos los niños más felices del mundo.

Sentimos que sus palabras, ya elevan nuestra salud mental que se encontraba bajo mínimos, ya que no sentíamos los mismos cariños que antes.

El tiempo pasa, pero seguimos queriendo “placebos” que nos hagan pensar que nuestra vida va bien, que está bien, “en función de lo que establece la sociedad”.

Yo también me emborracho como vosotros, soy uno igual… Yo también me voy todo un fin de semana de casa y nadie me dice nada… Yo también soy un rebelde sin causa como vosotros…” Es lo que dicen las madres, “si tus amigos se tiran por la ventana, ¿También te tirarías tú?…

Intentamos hacer lo que sea para entrar en grupos de adolescentes. Y si para ello, tenemos que hacer locuras, las hacemos, todo por sentirnos integrantes del mismo..

Ese “placebo” nos hace sentirnos “queridos”, comprendidos por un grupo de desconocidos, que nosotros pensamos que son nuestra familia. Creemos que nuestra familia no nos entiende, siempre nos preguntan qué nos pasa, y una y otra vez, la famosa “Edad del pavo”.

Llegamos a la edad adulta. Y seguimos tomando, de forma compulsiva más y más placebo.

Queremos el último invento tecnológico, porque todos nuestros amigos también lo tienen, y no queremos sentirnos desplazados.

“¿Y todavía no tienes whatsapp en el móvil? ¿Pero en qué era vives?…” Una conversación que recientemente oí.

¿Pero es que todos tenemos que tener lo último para ser alguien “normal” en esta sociedad?

A parte de los inventos tecnológicos, tenemos que haber ido de viaje a los sitios de moda, a la India, a Egipto, a New York… sino, no eres una personal “normal”…

A ello tenemos que añadirle, que tenemos que ir al gimnasio, porque si nos ven con un poco de  tripa , porque si no, no entrarás dentro del club a los que van los de tu trabajo.

Queremos tomarnos muchos “placebo” que nos hagan sentir que somos uno más dentro de esta sociedad.

¿Pero qué pasa cuando el bote de las pastillas se nos ha acabado?

Locura, hacemos locuras por conseguir más y más, por no descolgarnos de nuestros amigos, de la sociedad que nos rodea.

Siempre he dicho que el desempleo, me ha venido muy bien para “desintoxicarme”. Mi vida tampoco era una locura, de vivir a la última, de endeudarme para que los demás me vieran como alguien que no era.  Pero si me gustaba una camisa, me la compraba, si quería ir algún concierto y con las mejores entradas posibles, lo hacía.

Sentía que la vida era maravillosa, que todo era ideal de la muerte, que eso era la vida. Y eso que tampoco tenía un sueldo muy alto, pero no tenía cargas de ningún tipo.

Y llegó el desempleo. La “desintoxicación” que he vivido ha sido muy dura.

No camisas todas las semanas, conciertos si puedes ir bien, sino por televisión, ¿cenas? Un bocadillo si es posible, mejor, o sino en casa….

Lo que pensaba que me daba la felicidad, se me estaba yendo de las manos.  Desesperado buscabas trabajo, no por ganar dinero, sino por mantener eso que tanto te gustaba… Pero con el paso del tiempo, ves que el trabajo no llega y que esos “placebos” se están yendo.

Te sientes desnudo, totalmente.  Tienes miedo, miedo a todo, miedo al silencio, porque tus auriculares se han estropeado y no puedes arreglarlos.

placeboTe enfadas contigo mismo, gritas tipo “lo que el viento se llevo”, que ya nunca volverás a ser más feliz.

Empiezas a oír que eso de la felicidad es interno, no externo.  “Anda que no hace feliz un buen traje…” te entra ganas de contestarle.

“Desnudo” te enfrentas a la nueva realidad. El aceptarlo es el principio de la desintoxicación. Aceptar quien eres, aceptar que no eras feliz de verdad con lo que hacías antes. Que eso de parecerte a alguien que no eras de verdad, ya se ha terminado.  Pero  aún sigues con la esperanza, que esos “placebos” pronto vendrán a ti,  solo es una mala racha.

Pues NO, Da gracias también a las malas rachas, porque te descubrirán de que pasta estás hecho.

De nuevo oyes, que la felicidad son pequeños momentos que la vida te da, y que la felicidad no se compra, si no que está dentro de cada uno.  Y ahora empiezas a darle un poco de credibilidad.

La vida te ha dado un cambio o te subes a la ola, o ella te engullirá.

Empiezas subiéndote a la ola, a ver que esa sonrisa que antes no te habías fijado de tu familia, te reconforta mucho más que otras cosas y más en los momentos que estás viviendo. Te das cuenta, que ahora solamente tienes tu mente, para conseguir de nuevo metas, que te has propuesto.

Piensas que no podrás, que la mente no tiene tanto poder,  Pero poco a poco, te das cuenta, que transformando tus pensamientos, la vida está cambiando. Has empezando a cambiar por dentro, y tu exterior se está transformando.

Empiezas a visualizar que te gustaría que ocurrieran ciertas cosas, para tu futuro, y al cabo del tiempo, acaban haciéndose realidad.

Los “placebos” que pensabas que te daban la felicidad plena, se han convertido en eso, en placebos. Pensamos que nos darán la solución a nuestros problemas, que nos darán la felicidad plena, que nos sentiremos realizados con ellos para toda la vida, pero nos damos cuenta que solo nos dan una visión “irreal” de la sociedad y de nosotros mismos.

Pensamos que creer en uno mismo, que nosotros mismos somos los creadores de nuestro destino, o que la felicidad está dentro de nosotros, es puro “placebo”, tonterías del desarrollo personal… Más tonterías es pensar que una camisa, por la marca que pone, te va a dar un estatus y una felicidad para siempre.

Creer en uno mismo, confiar en uno mismo, en tu talento, conocerse, vivir en el silencio, no es un placebo, es VIVIR DE  CORAZÓN, ES VIVIR CONSCIENTEMENTE, COMO DEBEMOS VIVIR DE VERDAD.

Así que depende de ti, seguir tomando “placebos” pensando que eso te dará una fuerza invencible, o ser tú mismo el creador de esas pastillas, pero que tienen el nombre de corazón, confianza, superación, sueños, constancia….. que esas SI, te llevarán al éxito de verdad.

DE TI DEPENDE.

Me gustaría preguntar a aquellas personas que hacen encuestas… Ves que sale que los jóvenes somos muy felices, que no hay miedo al futuro… Y luego te enteras que España se consume no se cuantas toneladas de fármacos, antidepresivos y demás… ¿ Aquí hay algo que no cuadra?

Álvaro Gómez Contreras: “Vivir de corazón es libertad, pero nos da mucho miedo, creemos que es utópico”

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Álvaro Gómez.

Alvaro gomez contrerasQueremos vivir de Corazón, ser felices, que todo nos vaya bien, tener una familia, trabajo, otros emprender su negocio…. Felicidad. ¿Pero qué hacemos? No hacer lo que nos dicta nuestro corazón. Tenemos miedo al qué dirán, a sufrir más varapalos, a pensar que es una utopía, que no valemos para nada, que siempre estaremos haciendo lo que estamos haciendo ahora, que eso de la felicidad en pareja es un sueño irrealizable…. MÁS Y MÁS MIEDO SENTIMOS.

Tenemos miedo a ¡¡VIVIR DE CORAZÓN!!

A través de ” Vivir de Corazón“, un libro que he incluido en mis libros cabecera desde la 1 hoja cuando me lo léi, describe Álvaro, de una forma llana, clara y sincera ( experiencias vividas en primera persona ), como hacer frente a esos miedos que tenemos a la hora de emprender el viaje hacia nuestro corazón.

Buscamos la felicidad fuera, en los demás, acaparando cosas materiales, pero como bien dice Álvaro, la felicidad está detrás de esos miedo que tenemos. Está dentro de nosotros ya.

GRACIAS Álvaro por mostrarnos que cada día puede ser un proyecto en blanco, en el cual nosotros somos los arquitectos del mismo. Pero solamente necesitamos una cosa, vivir desde el corazón. Cada día tenemos ante nosotros millones de oportunidades de las que disfrutar para nuestra felicidad, pero solamente tenemos que hacer una cosa para ello, bajar la cortina de nuestros miedos. Gracias por adentrarnos de una forma sencilla, en la filosofía del Mindfulness, que nos hace ver, que lo único que importa es el presente. Ahí es dónde reside la felicidad.  Podéis conocer más a Álvaro a través de su Blog,  (que os recomiendo ), en Facebook y Twitter.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

Os dejo con una entrevista que más me ha marcado hasta la fecha. Disfrutarla.

.- ¿Quién es Álvaro Gómez Contreras?

Desde el punto de vista social es un fracasado. Desde el punto de vista de la vida es un triunfador. Desde mi punto de vista personal, Álvaro es alguien feliz que ha encontrado su felicidad en vivir como quiere vivir, aceptando las consecuencias de ello.

Álvaro ha fracasado socialmente, no se ha casado ni ha tenido hijos, no se ha comprado una hipoteca ni un coche grande, no ha triunfado en los negocios; no es reconocido por su profesión, ni por su talento… pero Álvaro se siente libre, siente felicidad y alegría por estar vivo.

Con mi propio ejemplo me he dado cuenta de que puedes estar en un presunto hoyo social y sentirte feliz. Así que he llegado a la conclusión de que todo lo que socialmente nos importa es irrelevante para la vida, que lo que a la vida le importa es cómo te sientes, no lo que tienes, tus títulos o lo que sea; eso puede estar o no, pero lo que no puede faltar es la felicidad.

Tengo 43 años, vivo en pareja con una mujer maravillosa,  estudié para ser aviador, pero en un determinado momento sentí que mi camino estaba en hablar de desarrollo personal y en vivir haciendo eso.

He acompañando a personas como coach y mentor, y he facilitado decenas de grupos de  meditación. Ahora, aunque sigo con algunos grupos de meditación, estoy creando audiolibros y escribiendo libros como Vivir de corazón que se ha publicado hace poco.

.- ¿Qué es el Miedo?

Es una emoción necesaria para vivir que nos activa cuando hay un peligro físico, real,  e inmediato. Pero el miedo tiene otra versión, que no está basada en una amenaza real e inmediata, es el miedo psicológico. Este miedo nos limita, nos paraliza y nos impide vivir libres mentalmente. Este miedo se siente como una cárcel psicológica.

.- ¿Vivimos en una sociedad regida por el miedo?

No creo que vivamos en una sociedad de “cobardicas”, creo que todos hacemos lo que podemos y nos superamos como podemos. Lo que sí creo es que vivimos en un sistema de pensamiento general basado en el miedo. Es decir, lo que todos consideramos normal lógico y sensato es tomar decisiones basadas en el miedo.

Según encuestas de diferentes países, el  80% de los trabajadores (yo creo que el porcentaje es más alto) reconocen que solo van a su trabajo porque les pagan, pero que no les interesa ir allí.  Si preguntas a este gran número de personas por qué no se van de un sitio al que no quieren ir  en un alto porcentaje te contestarán que es por miedo a no encontrar otra cosa, por miedo a que lo que encuentren sea peor , por miedo a que no les salga bien la jugada…

Aunque no entremos a valorar si es bueno para nosotros o no, lo primero es darnos cuenta y reconocer que nuestras decisiones en un alto porcentaje están basadas en el miedo.

 .- ¿Cómo se vive desde el corazón? ¿Se puede conseguir?

Para mí vivir de corazón es lo natural. Vivir de corazón es libertad, pero nos da mucho miedo, creemos que es utópico.

Ahora estoy en la fase de ayudar a las personas (y a mí mismo) a hacer un cambio de mentalidad más que cambios de vida. Me he encontrado con muchas personas (yo también) que quieren cambiar cosas en su vida pero hacerlo con la misma mentalidad basada en el miedo. Hacer un cambio duradero externo sin un cambio de mentalidad no es posible, siempre se vuelve al miedo.

Tengo claro que la clave del cambio y la felicidad personal,  está en abrirnos mentalmente a vivir desde lo auténtico que hay en nosotros y desde aquello que amemos vivir. Con esa apertura mental, el cómo hacerlo se hace solo.

Lo difícil es el cambio de mentalidad, no el cambio físico.

Vivir de corazón no es que se pueda conseguir, es que es lo natural y a lo que todos tendemos. Necesitamos desesperadamente la paz mental que emana del vivir algo que amamos y que es totalmente coherente para nosotros.

Como conjunto no creo que necesitemos aprender técnicas para cambiar, más bien necesitamos abrir nuestra mente a un cambio de mentalidad.

En el mito de la caverna,  los esclavos que salen afuera, se dan cuenta de que hay una realidad que desconocían, y que las figura que ellos ven dentro de la cueva son sombras y no la realidad. Cuando vuelven para contárselo a los otros esclavos, éstos, lejos de entusiasmarse con la idea de libertad, quieren matarlos.

Me pasa, nos pasa a todos, que negamos la posibilidad de vivir desde lo que amamos. Erich Fromm escribió el miedo a la libertad. Nos da miedo ser mentalmente libres, nos da miedo confiar a muerte en nosotros mismos, sentimos miedo ante la idea de ser libres.

Desde mi punto de vista todos los problemas de la humanidad parten de este hecho: hemos nacido para vivir lo que amamos y por un miedo falso no lo vivimos. Eso crea una gran frustración que deriva en una forma de vivir que no nos hace bien.

Esto va a cambiar seguro. Necesitamos escuchar una y otra vez este tipo de mensajes hasta que calen como una verdad socialmente aceptada. Hasta que nos demos cuenta de que no  hemos nacido para sufrir.

  .- ¿Qué es la intuición? ¿Qué beneficios obtendríamos si la escucháramos más?

Tenemos un condicionamiento mental. Hemos aprendido a vivir según unas condiciones y reglas sociales: Se tiene que ser alguien respetable, cambiar es de débiles, mostrar emociones es debilidad, estar en una situación de no saber por dónde tirar es estar perdido y ser  débil, llorar también, hay que ser flaco, etc.

Estamos condicionados por normas sociales,  y elegimos desde nuestro condicionamiento. Por eso,  el que no abre su mente a nuevas posibilidades de vida, a transformar esas normas sociales y adaptarlas a su sentir, se queda toda la vida en el mismo sitio.

vivir de corazonAl mismos tiempo tenemos algo que es un conocimiento intuitivo, unas sensaciones físicas que se convierten en pensamientos, y que nos dicen: esto sí o esto no. Para mí este conocimiento es superior a las reglas sociales que hemos aprendido.

A mí la intuición me ha salvado la vida. Cuando estaba ahogado por querer ser socialmente alguien, por triunfar y demostrar mi valía, me llegó la intuición. En mis momentos de desesperación decidí entregarme a ella. Me enseñó el camino y jamás me ha defraudado. Siempre me he sentido feliz cuando la he seguido, cuando he seguido lo profundo que sentía dentro de mí. Así es como la reconozco: me digo a mí mismo ¿qué opción es la que te deja más en paz o la que te entusiasma más? Y procuro seguir esa opción.

Seguir la intuición me ha dado amor, dinero, paz personal, alegría,  satisfacción… me lo ha dado todo. Está disponible para todos, en todo momento, durante toda nuestra vida.

Desde mi experiencia te garantizo que si sigues tu intuición, y le das una oportunidad justa durante un periodo de tiempo amplio (digamos 5 años tomando decisiones desde ahí), serás feliz. No digo que uno vaya a tener más o menos dinero, o que vaya triunfar socialmente, digo que te sentirás feliz. Esa es mi experiencia.

.-  ¿Pasado, presente o futuro?

Pues el pasado me sirve, para sonreír y recordar, también para ver lo mal que lo he llegado a pasar y para ver todo lo que he descubierto. No quiero vivir enganchado a él, aunque por momentos lo he hecho.

El pasado puede ser muy cansino, porque pensar en el pasado y desesperarse por haber tomado decisiones erróneas no cambia nada en el presente. Quiero aprender del pasado y no paralizarme con su recuerdo. El pasado está bien donde está, ya se fue.

El presente es lo único que hay, siempre que estemos vivos podremos pensar en pasado o futuro pero será desde el presente. Con la meditación me di cuenta  de que se puede sentir el presente sin estar pensando en el pasado o en el futuro, que hay un espacio mental que se experimenta como una gran descanso. Una de las consecuencias de la práctica de la meditación es que nuestro cerebro rebaja su régimen de activación, con lo cual es más fácil estar mentalmente en el presente, sin el bombardeo típico de nuestros pensamientos.

El futuro lo veo como una puerta abierta maravillosa, todos tenemos futuro.

.- “Si volviera a vivir… no repetiría nada de lo que he hecho… Si volviera a nacer… Querría no haberte conocido… ¿Si volviéramos a nacer, qué?

Pues si volvemos a nacer y no nos acordásemos de lo anterior, pasaríamos por el mismo proceso de aprender todos nuestro condicionamientos, y después de aprender a soltarlos. Es el camino psicológico del ser humano:

  • nacemos libres de mente
  • nos condicionamos
  • Pasamos años soltando ese condicionamiento para ser libres de nuevo.

Cuanto antes lo veamos y decidamos  soltar nuestro condicionamiento,  menos sufriremos. Cuanto mayor es el condicionamiento, la cárcel mental, mayor es el sufrimiento que experimentamos.

 .- ¿Cómo pasamos del miedo a la autenticidad? ¿Es fácil?

A cada momento estamos eligiendo cómo vivir, qué hacer y qué decir. Nuestra vida es una elección constate. Para tomar decisiones o acciones podemos elegir mediante el criterio de la autenticidad o el del miedo. A cada momento tenemos esa elección delante.

Decidir desde el corazón en sí es sencillo. Pero al haber aprendido que el miedo es lo más seguro y que la autenticidad es muy arriesgada y casi utópica, entonces se hace difícil; no porque lo sea, sino porque no nos creemos que sea posible vivir según sentimos.

Como dice el poema, si te digo: “salta y confía en que vas a volar”,  y tú no te lo crees, no hay manera. El hecho de saltar es sencillo, es dar un paso,  pero si no crees en ello, puedes tirarte la vida entera dándole vueltas, sin saltar.

Por eso para cambiar es necesario un cambio de mentalidad, preguntarse una y otra vez, ver, darse cuenta de si la autenticidad, como forma de vida, tiene sentido. Hasta que no haya, en ese sentido, un gran sí adentro nuestro, será difícil hacer cambios duraderos.

Hay que poner la energía en ver si desde mí la autenticidad tiene más o menos sentido que el miedo, y comprobarlo por mí mismo.

.- ¿Nos estamos suicidando sin matarnos?

Descubrí que mi padre, que siempre me trató muy bien,  nunca reconoció mis capacidades, o directamente las hizo de menos. Así que he vivido con un gigante “tú no vales” grabado en mi frente.

Por ello, inconscientemente, me he pasado muchos años  actuando como si no valiese. Eso me creó tanto sufrimiento, que en un determinado momento, con  tantas ganas de crear y hacer cosas por mi mismo como tenía, decidí suicidarme sin matarme: morir a Álvaro el que no vale, con sus: “pero dónde vas a ir tú…” “qué te has creído…crear algo tuyo… por favor despierta de una vez…”

En ese momento me repetía una y otra vez: “soy un ser humano vivo,  he de poder vivir lo que siento, es lo lógico, todo animal en este planeta hace de sí mismo, valgo para hacer algo creativo que nazca de mí,  y lo tengo que llevar cabo”

Al final el problema son cuatro o cinco creencias que uno tiene, creencias absurdas que uno se cree. Entonces hay que dejar morir a esa creencia y en ese momento la parte de uno que estaba identificada con esa creencia también muere. Dejarla morir con cariño, entenderla  pero ya nos seguirla. Aparece una y otro vez, le sonrió, la acojo, incluso la abrazo,  y la dejo ir.

.- ¿Hay algo dentro de cada uno de nosotros que debemos entregar al mundo? ¿Cómo lo sabemos?

Hace muchos años no sabía por dónde tirar, entonces miraba al cielo y decía: “Dios mi dime por donde seguir y yo sigo…” nunca escuché una voz grave respondiendo en mi cabeza.

Después me di cuenta de que no es que uno esté sentado en su casa y de repente descubra su vocación,  y entonces salga a calle y se ponga en acción.

Es que entras en acción y en ese movimiento descubres tu vocación.

La vocación no tiene por qué ser una para todo la vida. De hecho no creo mucho en la idea de haber nacido para algo. Cada uno tiene sus tendencias, pero dentro de eso, podemos hacer cosas diferentes y disfrutarlas.

Así que, desde mi experiencia, hay que ponerse en marcha. ¿Por dónde? Pues, volvemos al mismo punto de siempre: si tomas el camino de vivir algo que has elegido por miedo, sufrirás. La otra opción es elegir desde el corazón.

Creo que para darle al mundo lo que tenemos, no se necesita saber nada especial sobre qué hacer ni cuál es nuestra vocación. Lo que necesitamos es mirar qué hay delante de nosotros, con qué posibilidades contamos, sean grandes o pequeñas, eso da igual. Entonces buscar dentro de estas opciones la que más entusiasmo nos produzca. Aunque sea un poco o casi nada de entusiasmo,  pero ver cuál es la opción de trabajo, de relación de lo que sea que estemos tratando,  que despierte más sentido en lo profundo de nosotros. La decisión con la que me sienta mejor, que me produzca más alegría, llámalo como quieras.

Para mí este proceso se basa en observar cuál la opción que más me conmueve. Si pensar en esa opción me lleva a las lágrimas de alegría, mejor que mejor. Yo tomo muchas decisiones así: si me hace llorar de alegría es que es sin duda es el camino a elegir.

Con seguir este proceso la vida misma nos va llevando a encontrar los espacios  dónde expresarnos. El método sería:

  • No te preocupes de cuál es tu vocación o qué tienes que hacer.
  • Mira a ver, de lo que tienes delante a tu alcance, qué es lo que más te entusiasma, por poco que sea, y síguelo.
  • Sigue haciendo eso de manera consistente.

Esto me ha dado resultado siempre.

 .- ¿Dentro de 5 años, qué te gustaría estar diciéndonos en una nueva entrevista?

Que me siento libre, que da igual un poco cómo hay ocurrido, pero que siento  mi mente clara y en paz.

Quiero poder vivir sin condicionamientos y ser libre mentalmente. Lo demás no me importa cómo se dé. Puedo permitirme vivir con el dinero justo o con ningún reconocimiento de los demás, pero no puedo permitirme no ser feliz, no sentirme libre mentalmente.

Quiero poder contribuir para que los seres humanos dejemos de tener el sufrimiento como manera de vida. Me duele ver el sufrimiento que hay en el mundo y quisiera hacer lo que sea necesario, y esté en mi mano, para aliviarlo. Es lo que intento y es lo que espero que ocurra en 5 años más, que yo sea más libre y que los demás también.

.- ¿En qué etapa de la vida nos encontramos actualmente?

Como humanidad creo que estamos ante un tremendo  cambio, dicen que el cambio actual será superior al que supuso la revolución industrial. Para mí  la crisis actual es producto de nuestra crisis personal, de la lucha interna autenticidad vs miedo. El cambio que viene estriba en que se propague la idea de que vivir tomando decisión desde la autenticidad, el amor y lo que nos hace bien, no es egoísta ni utópico, es lo lógico y normal. Se ha acabado la vida como la entendemos ahora, nuestro modelo social se queda corto, queremos más.

Personalmente estoy en un momento de continuo soltar viejos miedos y de ser más fiel a mi mismo. Siento que he vivido mucho, y me sorprende que todavía me puedan quedar unos cuantos  años por vivir. Ahora  mismo estoy en paz con lo vivido y agradecido por todo.

.-  Si viniera alguien al planeta tierra, en estos momentos, ¿Cómo le darías la bienvenida? ¿Qué le dirías que se puede encontrar?

Le diría que ha llegado al paraíso pero que los que viven en él no se han dado cuenta. Que tuviese paciencia y que nos ayudase a que todos nos diésemos cuenta.

Creo que se quedaría muy sorprendido al ver nuestro maravilloso entorno natural, la belleza de muchas ciudades, la abundancia de recursos energéticos y de alimento. Seguro que se preguntaría ¿pero si lo tiene todo, qué les pasa, porque sufren tanto?

Te digo la verdad, creo que somos héroes. Nos ha tocado vivir con una mente que en muchos casos nos lleva por dónde no queremos. No tiene sentido que yo quiera vivir algo, y sienta miedo de vivirlo. ¡Pero si quiero hacerlo! mi mente me tendría que  acompañar en lugar de ponerme dificultades… Quizá nos falta evolucionar psicológicamente. Por eso somos héroes, cada día enfrentándonos con una mente que no es fácil de llevar.

Si el ser extraterrestre entendiese que vivimos con esa dificultad mental, entendería por qué no vivimos en paz y armonía con los demás y con el planeta. Por qué vivimos en una lucha interior.

Desde aquí un reconocimiento para cada uno de nosotros, héroes psicológicos, que cada intentamos vivir lo mejor que podemos y lidiamos con esos miedos y creencias que en muchas ocasiones pueden con  nosotros. Estomas haciendo  nuestra parte, estamos evolucionando y soltando lo que no nos vale, estamos todos avanzando.

.-  ¿Somos sensibles al dolor ajeno?

Nos cuesta. La insensibilidad  es parte del vivir desde el miedo. Si hay miedo hay insensibilidad. Me aparto de los demás y me escondo en mi guarida con mis seguridades materiales. Es la tendencia a ir a lo nuestro, pero creo que de fondo está el miedo. Si uno no vive desde el miedo, vive desde el amor, conecta con los demás, se sensibiliza a marchas forzadas y se siente protegido por la vida.

Yo he vivido ese camino, de joven era insensible, clasista, estúpido. Con el tiempo he ido viendo a las personas como seres humanos, y no tanto como su dinero,  su marca de ropa, su aspecto fisco, condición sexual, social, etc.

La insensibilidad es un desastre para nosotros, es como ser un mono que no salta o un pájaro que no vuela, la sensibilidad es el núcleo central de la experiencia humana.

Nuestra sociedad basada en el miedo fabrica seres insensibles, ciborgs, hombres máquina. El héroe de la televisión y del cine es alguien que no siente nada. El modelo de triunfo social actual es el del psicópata. Primamos a personajes  violentos e insensibles dispuestos a pasar por encima de quien sea para conseguir sus objetivos de dinero o poder. En lugar de valorar a verdaderos héroes como Vicente Ferrer, como una madre soltera que saca a sus hijos adelante, como la persona discapacitada que se echa adelante y ayuda a otros a vivir, o como gente normal que se hunde y sale adelante…  eso es sensibilidad, eso son verdaderos  héroes,  y  tarde temprano los valoraremos como tal.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Después de esta parrafada, gracias por leer la entrevista a todos los que hayáis llegado hasta aquí. Gracias David por tu cariño y cercanía, de eso nos nutrimos.  Te animo a que sigas adelante y saques lo que llevas adentro como estás a haciendo. Mil gracias de nuevo.

 

 

Eva Collado: “Todo llega y todo pasa, pero sólo si sales a su encuentro”.

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Eva Collado Durán.

eva colladoNo la conocía en persona, hasta este mes de Julio. No la había visto en conferencia ni había recibido formación por parte de ella, pero tenía la certeza que los verbos que ella conjugaba en su vida era ” Hacer, caminar y crear” entre otros muchos.

Creía que nunca conocería a una persona que trabajase con el talento y para el talento de verdad o en el mundo de los recursos humanos, que pensase que las personas es lo más importante en una empresa, y no los resultados. Que a través de las mismas, de la motivación, de los equipos de trabajo, de un liderazgo diferente al que hasta entonces habíamos vivido, es el punto de partida de la transformación, de las personas, de las empresas, y de la sociedad en si.

Y hasta que llegó Eva a mi vida. Pura pasión por su sueño, pura “obsesión sana” por ayudarnos a mejorar desde su experiencia en grandes empresas y consultoras. Nos acompaña tanto en su blog como en sus conferencias,  a superar las tormentas que estamos viviendo y a salir de ella, a través de herramientas como el mundo 2.0

GRACIAS Eva por ser un modelo de superación, de pasión y de consecución de los sueños.  Gracias a ti, nos haces recordar que los problemas tenemos y debemos convertirlos en oportunidades. Gracias a muchos de tus posts, has activado neuronas, ganas que sentía que no tenía y que me han alentado a seguir hacia adelante. Gracias por ayudarnos a quitarnos la sabana de la cabeza y ver la vida desde otra vertiente. Podéis conocer más a Eva a través de su Blog, en Facebook, Twitter o Linkedin.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Eva Collado Duran?

Alguien que intenta dar a su vida sentido todos los días. Agradecida por despertar cada mañana… Alguien que trabaja en la gestión de personas por vocación.

.- ¿Qué seriamos sin poner el modo “acción” en marcha? Cuerpos inertes danzando al son de los demás.

Cuerpos inertes danzando al son de los demás… Sin acción no se genera emoción, sin emoción no hay pasión y, amigo mío, sin pasión no hay nada y nada pasa.

.-  ¿Qué pregunta hizo que encontrarás sentido a tu vida?

¿Qué estoy haciendo hoy para acercarme al futuro en el que me gustaría estar mañana?

Y la respuesta fue contundente, no estaba haciendo nada en este sentido.

Fue el principio de quien soy ahora, un proceso en el que se han quedado muchas cosas en el camino tanto a nivel personal como profesional y que gracias a las decisiones tomadas hoy por hoy esa pregunta ya tiene respuesta: Estoy trabajando valientemente para tener el futuro en el que deseo estar y sólo miro hacia atrás para no repetir los mismos errores.

Hay que ser valiente y consciente de que hay cosas en tu vida que deben hacer el equipaje para dejar espacio a lo que realmente merece la pena en invertir mis energías y son el corazón de mi vida.

.- Dime un  error tuyo del cual hayas aprendido más que muchos de los cursos que hayas podido hacer. ¿Te da miedo equivocarte?

Me he equivocado muchas veces, y gracias a esos errores he aprendido y mucho y casi me atrevería a decirte que he crecido.

Mi mayor error fue creer en una vida preestablecida y de objetivos tremendamente marcados  y ver como me caí de la nube pensando que todo aquello por lo que había luchado se desvanecía por dar más importancia al bienestar de los demás que al mío propio. Descubrir que lo hacía con el fin de desviar mi atención hacia otras cosas y no tener que reparar en mi, fue determinante.

No tengo miedo a equivocarme porque me educaron para darme cuenta de que reconocerlo y rectificar no es una muestra de debilidad.

.-  Talento, marca personal, liderazgo, ¿Seguirán de moda estas palabras cuando pasemos la crisis?

Espero que sí, aunque evolucionarán y posiblemente varíen incluso sus acepciones, imagino que ya no serán tan cruciales o tan manidas como ahora. Nuevos términos surgirán para denominar las mismas cosas, nuevas tendencias adaptadas a las situaciones marcarán un nuevo rumbo.

.- ¿Qué es la felicidad?

Es sencillo, para mi la felicidad es la suma de momentos y ser capaz de notarlos en la piel , en el corazón y en el alma cuando están sucediendo.

eva.-  ¿Hay parados o personas en búsqueda de trabajo?

La búsqueda de empleo supone un trabajo más arduo si cabe y más dedicación que un trabajo normal. Significa dedicar la jornada en su búsqueda y por desgracia muchas personas no saben hacerlo ni imaginan que sin esta dedicación las cosas no pasarán. Me temo que tenemos más parados esperando a que la cosa amaine que a personas dejándose la piel para salir de esta situación.

.- ¿Pasado, presente o futuro?

Del pasado me quedo con los buenos recuerdos y del presente con el aprendizaje, emociones y experiencias que me brinda. Vivo creando futuro intentando torear su parte incierta, esa que no puedo controlar ni predecir porque se escapa de las manos, pero cada vez estoy más segura de que hay otra parte que somos capaces de transformar, moldear, re-ordenar y dirigir hacia lo que realmente queremos y eso sólo encierra un secreto: trabajo, lucha, constancia, perseverancia… Sólo así las cosas llegan y pasan y te das cuenta de que aquel esfuerzo, aquel cansancio y las horas robadas al sueño ya no importan.

.- Pasión y entusiasmo, ¿Son las claves para vivir la vida con sentido?

Pasión, entusiasmo y curiosidad esa es mi receta mágica. El sentido de la vida (si eres capaz de cultivar estas tres cosas) va tomando forma.

.-  ¿Has sentido en algún momento de tu vida, el “Despido Interior”, el calentar una silla sabiendo que no era lo que querías hacer en la vida?

No, sentí un final de ciclo pero jamás calenté la silla… No hubiera podido hacerlo, mi carácter no me lo permite.

Quien me conoce bien sabe que mi cara es tan transparente que me hubiera delatado a los cinco minutos. Sentí que si quería dedicarme a la innovación y a la transformación en la gestión de personas mis escenarios debían cambiar y ser otros.

Feliz con mi trayectoria, ya que gracias a ella, soy lo que soy hoy.  Y sólo sé que he avanzado. Me quedo sólo con lo bueno que fue mucho.

 .-  ¿Qué  peldaño hay que ascender el 1º para ir hacia tu éxito?

Saber quien eres, respetarte, quererte y reconocerte superando posibles limitaciones…. Si no lo haces tú nadie lo hará ni te lo reconocerá.

Saber en que eres realmente bueno y dedicarle toda la energía, lo demás es perder el tiempo en caminos sin destino.

Construye a tu alrededor, comparte pasión, cariño y emociones, vela por tu entorno, ayuda a quien lo necesite, intenta mejorar en lo que puedas y mueve lo inamovible … Provoca cambio, lucha por tus ideales y por poco que puedas transforma … Todo eso es huella, todo eso te lleva al éxito por que no dejas indiferente a nadie.

 .- ¿Cuál es la semilla que tenemos que plantar para encontrarnos con la motivación?

¿La semilla? Saber una vez más cuales son nuestros motivos y razones para sentir esa motivación.

Lo que si tengo claro es que tienen que nacer en nosotros mismos y que No podemos dejar bajo ningún concepto nuestra motivación en manos de nadie, por que si lo hacemos estamos perdidos y moriremos en el intento

 .-  ¿Qué nos detiene a la hora de emprender nuestros sueños?

Muchas cosas, la incertidumbre, el miedo, la pérdida de zona de confort, el adentrarnos en algo desconocido y la falta de garantías de que saldrá bien.

Seguir adelante incluye también superar los miedos y a quienes los producen, soltar lo que no te permite tomar decisiones, decir un NO a tiempo, dejar a un lado a quienes no son capaces de valorarte y respetarte en la justa medida. No se nos puede olvidar que tu valor lo creas tu mismo cada día, cada hora y cada minuto … es algo que se construye.

 .-  ¿Qué te gustaría decirnos cuando nos encontremos dentro de 5 años?

Os diría: Hola amigos, estoy tranquila y serena, mi vida es una vida vivida y no echo nada de menos.  Sigo avanzando y creciendo en mi mundo interior y me siento orgullosa de todo lo que me rodea, entre otras cosas de vosotros.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Evitar los riesgos equivale a renunciar al derecho de experimentar la mitad de las emociones que somos capaces de sentir (C.Lewis)
No renuncies a eso que llevas pensando hace tiempo, se valiente y lo suficientemente consciente para arriesgar sólo si crees que vale la pena de verdad, sólo si vibras con tan sólo pensarlo. Haz de los problemas que surjan en el camino un capítulo más a superar. Todo llega y todo pasa pero sólo si sales a su encuentro.

Recuerda que la vida empieza cada momento pero… ¡¡sólo si tú quieres!!

¿Fracasado Social o Feliz en lo Personal?

Volver a empezar no es fracasar. Volver a empezar es concederse una nueva oportunidad, luchar por lo que se quiere, retomar los sueños, ser fiel a uno mismo y buscar la felicidad. No temas volver a empezar, cada día es una nueva oportunidad”. Maktub.

felicidadUna vez más.

Me encontraba con personas que hacía tiempo que no veía. No teníamos ningún contacto. Y como siempre: “¿Qué tal te va con la crisis? ¿Qué estás haciendo? ¡¡Qué malos tiempos nos han tocado vivir…¡¡” La verdad que desconecté pronto de la conversación. Es duro decirlo, pero así.

Me cansaba de oír siempre lo mismo: “ El gobierno tal.. El gobierno tiene la culpa de… Con el próximo gobierno seguro que irá todo mejor…” Solamente asentía.  Y la verdad que no sabía a qué asentía.

Si me hubiera dejado llevar por la conversación, seguro que hubiera acabado con ganas de tirarme por el puente del Pilar y dejarme llevar por la corriente hasta el Mediterráneo. Nada positivo, siempre negativo. Siempre el mismo tema de conversación.

En vez de estar preguntándonos, que tal nuestras familias, o que bien te veo (aunque sea mentira), a hablar de la crisis.

Pero llego el momento, en el que me preguntaron qué estaba haciendo yo, que llevaba tiempo sin ver a nadie de los presentes.

Pues escribo, doy conferencias y ahora estoy con mi segundo libro. Muy ilusionado. Lo que empezó como un hobbies, ahora es mi pasión, mi trabajo…”. No me dejaron terminar la frase…

¿Tu trabajo? ¿Escribir? ¿De eso puedes vivir? Uff, eso de hablar en público no es para mí, me da mucho miedo…” Es lo primero que recibí como contestación.

Antes me hubiera rebotado y le hubiera dicho, “Mira quién habla, quien quiere dejar su trabajo hace años y tiene miedo de hacer realidad sus sueños…”. Pero sinceramente, aprendí y me callé.

NADIE ME PREGUNTÓ, SI ESTABA FELIZ CON LO QUE HACÍA. NADIE.

Si no hacías lo que esperaban que hicieras, ya eras un fracasado.

Y sí, estoy muy feliz con lo que hago desde hace 4 años. Algo que me hace levantarme todos los días con ilusión, con ganas y motivación. Y a pesar de que no tenga vacaciones este verano por diversos motivos, SINCERAMENTE NO ME IMPORTA. SOY FELIZ.

No es la primera vez que me miraban las personas de ese modo. Yo le he llamado la mirada de “La compasión hacia el fracasado”.

Pobrecito, que iluso, se piensa que así podrá ganarse la vida. Si eso no le va a llevar a ninguna parte. Por mucho que lo lean, de ahí no va a ganar dinero. Es un fracasado, y todavía no se ha enterado…”.

Los que no hacen lo que la sociedad siente que es algo normal, son unos fracasados. Y con esa etiqueta se van a quedar hasta que ellos nos vean (aunque nunca lo reconozcan en público), que esa locura, los llevo al éxito, a la felicidad. A esa felicidad que ellos también buscan.

¿Quién tiene el poder de determinar si alguien es un fracasado o no? ¡¡NADIE!!.

Hace poco hablaba con un amigo sobre el proceso educativo en España. Nos preguntábamos si sabríamos responder algún examen del Eso o repetir de nuevo el examen de conducir. Los dos dijimos que seguro que suspenderíamos. Y nos tildarían de fracasados por la sociedad.

Siempre cuando hablo de fracasados, pienso en los Beatles. Les tildaron de fracasados para la canción. Pues yo también quiero ser un fracasado así, la verdad.

Pero ¡¡FRACASADOS DE TODO EL MUNDO, HAY OTRA OPCIÓN, SER FELICES PERSONALMENTE!!.

No he conseguido muchas cosas que otras personas de mi edad han conseguido ya, como tener una pareja estable, casarme o tener un contrato fijo. Y sé que algunas personas, es lo que piensan, que para mi edad, soy un fracasado.

Pero puedo gritar a los 4 vientos y a quien haga falta,  QUE SERÉ UN FRACASADO SOCIALMENTE, PERO SOY FELIZ PERSONALMENTE.

Esas personas que te tildan de una cosa, han intentando conseguir sus sueños pero tiraron la toalla a las primeras de cambio. O son personas que aunque quieren, les da miedo. Y cuando ven a alguien, que intenta ser feliz por sus propios medios, lo intentan boicotear diciendo: “Eso será imposible, no lo intentes, me ha dicho un amigo que jamás lo harás….”

Todo menos apoyar a su amigo o familiar.

Todos queremos ser felices personalmente, pero si nos dan la receta de cómo hacerlo para antes de ayer, mejor. Pues ERROR, eso es imposible.

El hacerte preguntas, el enfrentarte al miedo, el superar la vergüenza ante los demás, las posibles caídas, el escuchar a tu corazón y no a tu razón, son momentos que vivirás si realmente quieres ser FELIZ en la VIDA. Y no pienses que es un proceso, de unos meses y ya está. Lleva su tiempo y creo que es un proceso para toda la vida, esos inconvenientes que vivirás.

Pero el decir, pasado el camino del desierto, tu calvario personal, que estás en paz contigo mismo, que te estás conociendo de verdad, que vives desde el corazón, ya puedes empezar a decir que estás siendo FELIZ de verdad.

Al conocernos , al hacer eso que nuestro corazón nos dicta que es nuestra pasión, que es a lo que hemos venido a este mundo, que no es otra cosa que a ser auténticos y dar a los demás lo que somos, nuestros talentos, pensamos que no la podremos convertir en trabajo, en remuneración.

FRACASOY yo lo pensaba, dudaba que pudiera vivir de escribir, de expresar lo que sentía. Pero cuando sientes que es lo que quieres hacer el resto de tu vida, sabes el qué, el cómo acaba apareciendo.

Muchas personas de las que he entrevistado y algunas de las que en próximos días saldrá su entrevista, lo comentan. Cuando empezaron a vivir en paz consigo mismos, empezaron a ser felices. Felices internamente y profesionalmente, llegando a situarse en niveles mucho mayores de los que estaban antes. Y también les decían que eran unos fracasados, que no llegarían a nada con esas locuras, con esos sueños,… que siguieran trabajando en lo que habían hecho siempre, y se dejaran de tonterías.

Como decía en uno de los últimos post, vivamos de corazón, no vivamos desde la razón, la razón impuesta por la “sociedad”.

Que nos llame la “sociedad”  fracasados, y todo lo que quieran, la verdad, pero nosotros, sabemos que no es así. Además podremos decir bien alto y claro, que a pesar de lo que hemos pasado, SOMOS FELICES PERSONALMENTE.

Todos queremos encontrar aquello que nos haga felices ,pero si se sale de lo establecido, nos da miedo. Pues no nos quejemos entonces si no damos el paso ni intentemos boicotear a quién SI quiere conseguirlo. Quien se considera feliz, un triunfador en la vida, es una persona libre, que acepta que en la vida, lo “externo” no es lo importante, sino lo interno, su felicidad.

¿Te consideran un FRACASADO SOCIAL? ¿Por qué?  ¿Te sientes FELIZ en lo PERSONAL? ¿Fracasado Social o Feliz Personal?  ¿Qué opción quieres escoger en tu vida?.

Un CASTING llamado VIDA.

Apaga el gris de tu vida y enciende los colores que llevas dentro” decía Pablo Picasso.

castingAyer estuve hojeando el libro de Maite Buenafuente, “Ya te llamaremos”, que próximamente estará en el blog.

Al final del libro, ponía una definición de lo que significa para ella, la palabra CASTING.

Un casting es un proceso para ser elegido para un trabajo. Dependemos de la opinión de los demás para llegar a él. En algunas ocasiones se consigue, pero en otras no. En ese momento vienen las tristezas, el tirar la toalla y los “no puedo”.
La semana pasada, mientras estaba en Madrid, en mi hotel, se celebró un casting para niños en el hall del mismo. Mientras pasaba hacia la recepción, me hizo pensar:
¿Pero qué pasaría si el casting nos lo hiciera la propia vida para ver si podemos llegar al puesto de “Presidente de tu vida”?

No podemos dejar que nadie, sea el dueño de nuestra vida. Esperamos que caiga del cielo eso que tanto deseamos, que el gobierno nos dé un empleo.. la culpa de nuestras desgracias la tienen los demás , nosotros nada.. Pero cuando celebramos algún éxito, los demás no han tenido nada que ver, solamente nosotros hemos sido los artífices del mismo.
Así nunca podrás llegar al cargo que la vida te ofrece.

¿Qué tendrás que hacer para pasar el Casting?

1.- Contagiar a los demás con entusiasmo.
Como bien dice la frase de Gandhi: “Empieza a ser el cambio que quieres ver en el mundo”. Abres la puerta de casa, ves a tu vecino que no te saluda o está gritando con otro vecino. La gente no habla, CHILLA. No paran de lamentarse, de gritarse, de pelearse.. Por favor, haz que paren, diles que se callen y diles: “¿No habría que disfrutar de este día? Estamos vivos”.
Vive con entusiasmo cada día. No digo que “pases” de largo por los momentos que estés pasando. Pero viviéndolos con entusiasmo, por muy malos que seas, empezarás a verlos desde otra vertiente, viendo una posible solución. Cosa que con tristeza, depresión, solamente verías más lados negativos que negativos.
Vivir con entusiasmo, es exprimir la vida, cada segundo como si fuera el último. Da gracias todos los días por disfrutar de un día más. Ese día si tú quieres, puede ser el principio del comienzo, de una nueva vida.
Empezarás a ver la vida, con otras gafas, gracias al entusiasmo.
¿Estás entusiasmado?

2.- Admirarte de lo que eres capaz.
Si, eres un genio”. Así de claro. No te conozco de nada, pero se que lo eres. Se que haces algún hobbie de una forma espectacular. Y no soy la primera persona que te lo dice. Disfrutas haciéndolo, se te pasan las horas realizándolo. Y tú bien sabes que sería un sueño para ti convertirlo en un trabajo. PERO TIENES MIEDO.
Piensas que lo que haces es algo normal, que hay mucha gente lo podrá hacer mucho mejor que tú. PUES NO, TÚ LO HACES DE UNA MANERA MUY ESPECIAL, ÚNICA. COMO LO QUE ERES TÚ, UNICO.
Admírate de lo que haces, porque es algo especial. Algo que sabes que ayuda a los demás, que por poco que sea, haces felices a mucha gente. Eres especial, haces cosas especiales, así que felicidades.
¿De qué eres capaz? ¿Por qué le quitas importancia a lo que haces?

3.- Sonríele a la confianza.
Mientras todo está bien, mientras todo va como nosotros queremos, sonreímos hasta a nuestros enemigos. Pero hay dios mío cuando se tuercen un poco. Lloros, lamentos, excusas, gritos… “Ya no confiaré más en mí, es imposible, ¿la confianza? Eso no existe para mí”.
Cuando no conseguimos algo, a la primera, ya tiramos la toalla. La confianza, como el éxito, es paso a paso. No queramos que se mantenga todo el rato a grandes niveles. Habrá momentos en los que dudes hasta de lo que has conseguido por muy grande que haya sido. Dudaras de todo, hasta que te digan que sigas. Gírate mira que has hecho. Es mucho más de lo que pensabas. Sonríe y sigue caminando. No quieras correr. Poco a poco, y cuando menos te lo esperes, esa confianza, volverá a aumentar sus niveles.
¿En quién confías? ¿En ti o en los demás?

4.-  Temblar de emoción positiva.
Como bien dice la canción de Miguel Bosé: “Los chicos no lloran, solo deben pelear”. ¿Pero por qué? ¿Por qué la sociedad nos impone que tenemos que ocultar nuestras emociones? ¿Por qué no podemos mostrarnos tal cual somos en cada momento?
Si lloramos porque estamos tristes, nos dicen que somos unos blandos. Y si lloramos porque estamos felices, que somos demasiados sensibles.
MUESTRATE SIEMPRE COMO ERES. Tiembla de emociones positivas al ver lo que estás consiguiendo, por lo que estás viviendo. Tiembla, llora, ríe, salta, haz lo que sientas en cada momento, no reprimas tus emociones y más por momentos positivos.
¿Te muestras a los demás tal como eres? ¿Ocultas tus emociones?

casting15.- Imaginar que el mundo es tuyo.
SI quieres ser dueño de tu vida, si quieres alcanzar tus metas, tienes que empezar por visualizar que lo has conseguido. Es un juego fácil, sueña que lo has conseguido. Date ese capricho. ¿Cómo te sientes? ¿El rey del mundo? ¿Te motiva a dar pasos adelante? Pues hazlos realidad. Soñar, imaginarte que lo has conseguido, es el primer paso para su consecución. Echa la mirada atrás y date cuenta cómo lo has ido consiguiendo, en sueños, hasta ser dueño de tu vida. Y llévalos a la realidad.
¿Eres dueño de tu mundo? ¿O es el exterior el dueño? ¿Qué mundo imaginas?

6.- Negociar con tus nervios, darles una tregua
Los nervios, que malos compañeros de viaje son. Te bloquean, no te dejan decir lo que querías de decir de verdad. No te permiten mostrarte a los demás tal cual eres, no te dejan mostrarte ante el entrevistador, todo el potencial que tienes ante la entrevista de trabajo.
Siempre un poco de nervios es bueno. Antes de una conferencia, los primeros minutos, estoy como un flan, lo reconozco. Pero habla con ellos, diles que los primeros minutos ante un evento importante en la vida, aceptaras que estén en tu vida, pero NO MÁS. Diles que tienes que dejarte disfrutar del momento, que si no te mostrarás como eres de verdad y eso sería un perjuicio para ti.
¿Y tú qué tal te llevas con tus nervios?

7.- Gozar de un momento único e irrepetible
La vida, son momentos. La felicidad, está compuesta de pequeños momentos. El miedo, el qué dirán, la vergüenza, no nos permiten, no nos permitimos disfrutarlos. Si no lo hacemos, veremos la vida pasar y cuando menos nos lo esperemos, estaremos quejándonos, lamentándonos, porque no hicimos tal o cual cosa, deseando no irnos al “otro barrio” y que nos den otra oportunidad. Porque al darnos una oportunidad, viviremos de verdad.
En muchos casos, esas 2 oportunidades no existen. Así que por favor, VIVE DESDE YA.
¿Gozas de cada instante que la vida te da?

¿Y tú pasarías este casting? ¿Quién es el director de tu vida? ¿Quién te dice: ” Acción”, tú o los demás?.

¡¡Camino a la felicidad!!

A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo” Jane de la Fontaine.

felicidadSon las 2 de la mañana. Reconozco que me encuentro “serenamente nervioso“. La próxima semana, en los próximos meses, muchos de mis sueños, se van a hacer realidad. Este nerviosismo, es la culpa que no duerma, lo reconozco.

Para ver si viene el señor “Morfeo”, viene en mi búsqueda, siempre me pongo la televisión. Y ahí están los programas que adivinan el futuro de las personas.

A todos nos gustaría ir a algún “adivino” y que nos dijera qué futuro que íbamos a tener. ¡¡Cuántos lloros, problemas y malas decisiones nos hubiéramos ahorrado!!. Al menos yo.. Pero siempre daré gracias por todas ellas, sin ellas, no estaría viviendo muchas cosas de las que estoy sintiendo ahora.

Veo al famoso Sandro Rey, predecir el futuro a una mujer, que dice que quiere el amor en su vida. Mejor no comentar qué le dice.

Lo que necesitamos de verdad, es despertar. Despertar de este sueño que estamos viviendo. Despertar del miedo que tenemos a ser nosotros mismos, a hacer realidad esos sueños que siempre hemos tenido, y por el qué dirán, nunca los hemos intentado.

Voy a ser un poco pitoniso, y voy a predecir qué camino vas a vivir, si de verdad quieres romper con esas creencias que te han llevado a una vida que no te gusta. Una vida que no te motiva, que te desgana y quieres saber cómo llegar a una vida, con sentido.

¿Tomas asiento? ¿Qué quieres saber? ¿Cómo llegar a una vida con sentido?

¡¡Vamos a ver que dice las cartas del destino!!.

Sientes que estás viviendo en una GRAN MENTIRA.

Duele, pero es así como te sientes. Durante todos estos años has estado haciendo lo que los demás decían. Querías sentirte uno más, un “Integrante” más de la sociedad. No querías pasar miedo al sentirte sólo, o que te hicieran pasar vergüenza los demás, porque hacías cosas diferentes, cosas no esperadas.

Pero esas cosas que siempre has querido hacer, son parte de ti. Sientes que están dentro de ti, que te hacen feliz, son tus sueños, tus anhelos. Y piensas que tienes que olvidarte de ellas, que jamás las harás realidad. Sientes que no quieres defraudar a los demás, satisfacer las expectativas que tienen sobre ti, pero algo dentro de ti, dice que ya es el momento. El momento de dar el paso adelante, el momento de ser tu mismo.

Te da miedo, pero tienes que quitarte la careta.

Estás atado a las cadenas que tú mismo y la sociedad te ha impuesto. Has intentado desatarte de ellas, pero al instante iba el “miedo” a atarte a ellas de nuevo. “ No hagas una locura, no te muestres como eres, no ofrezcas a los demás todo tu potencial…” te decía mientras te volvía a atar.

Pero BASTA YA. Sabes que tienes que intentarlo SI o SI.

¡¡VAS A ROMPER LAS CADENAS!!.

No sabes qué te vas a encontrar, pero sientes que es lo que tienes que hacer. Quieres hacerlo. A lo mejor no saldrá como tú querías, pero no quieres quedarte con la sensación de no saber que hubiera pasado si lo hubieras hecho. Es el momento de coger las riendas de tu vida, tú quieres quien tiene que liderar tu vida, nadie más.

Corres y corres. Quieres escapar lo más rápido posible. No quieres volver a oír ningún comentario que te intente quitar la idea. Que si los demás no han conseguido sus metas, no quiere decir que no lo haga yo. No te gustan las condiciones que hay en tu vida. Ves a gente que han conseguido cosas que tú también querías. ¿Por qué me pasa a mi siempre lo malo?, pregunta que siempre hacías , se ha transformado, por ¿Por qué no yo?.

Ves el paisaje, y aunque es el mismo que has visto toda tu vida, empiezas a verlo con otros ojos. Ves el mundo LLENO DE POSIBILIDADES.

Te PREPARAS para tu sueño. Haces todo lo que haga falta, y a veces mucho más.  Aprendes, estudias, ves todo lo que haga falta al respecto. Quieres empaparte de tu sueño. No descansas, no hay cansancio, todo por tu sueño. Hay momentos en los que tropiezas, intentándolo. Duelen las caídas. Pero esta vez es diferente. Te “LIMPIAS LAS HERIDAS” y sigues adelante.

No sabes cuándo surgirá tu oportunidad, pero quieres estar preparado para ello. Ese “algo” que te decía que lo intentaras,  que era tu momento, tu “Intuición” te dice que sigas adelante, que pronto llegará.

Te estás TRANSFORMANDO. Como se dice, estás desaprendiendo y volviendo a aprender. Aunque te vas a dormir tarde, cansado, estás feliz. Estás haciendo lo que siempre has querido hacer. Te da igual el tiempo, el esfuerzo, lo que tengas que hacer.

Dicen que te estás reinventando, pero no sientes que es así. Solamente estás mostrándote a ti mismo y a los demás, quien eres de verdad. Nada más.

Sientes que estás renaciendo. Sientes que es la vida, la felicidad. Exprimes cada momento, como si fuera el último.

PRUEBAS y CONFIRMAS.  Te pruebas,  lo intentas.  Con cada paso , la vida te ofrece nuevos retos. Sueños que pensabas que no iban a llegar. Y sí, todo es debido a que decidiste enfrentarte a ese miedo que tenías.

Confirmas que es lo que siempre habías querido. Confirmas todo lo que has ido aprendiendo, te reafirma en tu ser, en tu felicidad, en ti.

Está costando. Sabías que no iba a ser duro, y que no lo va a ser. Esto sólo es el principio de un comienzo. Que esto solo acaba de empezar. Pero te encuentras, ante lo más importante, te reafirmas a ti mismo, confirmas, que el paso que has dado, era el que tenías que dar.

felicidadSonríes, sientes eso que llaman felicidad, o al menos así  te lo parece a ti.

Vuelves a echar la vista atrás, y te das cuenta, que ya no sientes una cosa, que es la que siempre te ha estado paralizando, bloqueando, sin dejarte permitirte disfrutar de lo que querías, de quien eras de verdad.

Ya no sientes MIEDO.

Miedo del malo, ese que te bloquea, ese que te hace boicotearte cuando tienes la oportunidad de hablar con la chica de tus sueños, o la oportunidad profesional de tu vida.

Ahora tienes un miedo bueno, que en vez de amarrarte a las cadenas del “Qué dirán”. Ahora te impulsa ante todas las oportunidades que la vida te ofrece.

¿Qué miedo guía tu vida? ¿Cuál crees que ayudaría más en tu día a día?

Esto es lo que han dicho las cartas, … este será tu futuro, y como llegarás a tu destino.

¿Y qué tienes que hacer para vivirlo?

DESPERTAR.

Dejar de quejarte, de lamentarte, de criticar a los demás, de inventarte más y más excusas… Todos queremos un destino lleno de alegrías, que nos ilusione,  la felicidad…que nos motive, pero tenemos miedo, NO a no conseguirlo, sino más bien al éxito.

DESPIERTA, ya tienes el camino hacia tu felicidad escrito, está delante de ti, solamente tienes que dar el paso hacia adelante para conseguirla.

¿A qué esperas? ¿A qué venga él a ti? Eso no va a pasar. Rompe ya las cadenas de tus miedos.

El próximo Martes 22 de Julio, estaré en el Centro de Innovación del BBVA (Madrid) hablando dentro del evento Estrellas&Tuits. A partir de las 20:00 h (España), podréis verlo en Streaming. La dirección donde podréis conectar es: https://www.centrodeinnovacionbbva.com/eventos/estrellas-tuits

¡¡Todos somos Frank de la Jungla!!

Haz siempre lo que tengas miedo de hacer” decía R.W. Emerson.

Frank de la junglaYa se está terminado el día.

Pero durante el mismo, TODOS hemos usado una herramienta en común. ¡¡Si , es verdad, no me estoy inventando nada!!.

Desde que nos levantamos hasta que nos  volvamos a acostar, todos llevamos en la mano un MACHETE. Y lo usamos, en cualquiera de nuestros ámbitos.

Desde que nos levantamos, somos como FRANK DE LA JUNGLA.

Tengamos o no trabajo, todos los días vivimos en la pura INCERTIDUMBRE.

No sabemos lo que el día nos va a deparar. Por mucho que tengamos la agenda cerrada desde hace tiempo, no sabemos los resultados que obtendremos del día.

Abrimos la puerta de casa y ya estamos en la jungla. Vamos bajando las escaleras y muchas veces, ya en ellas, empezamos a oír el sonido de la incertidumbre. No sabemos como nos atacará, ni cuando, pero la sentimos. Los nervios nos atenazan. Tenemos miedo a que esos resultados que deseábamos, no se cumplan. Queremos tener todo “atado”, pero así es la jungla, pura incertidumbre.

¿Y cómo usamos nuestro “machete” contra ella?

Nos encanta predecir el futuro. Nos levantamos y miramos el horóscopo a ver que día nos depararan los astros.. Esperamos leer algo que este acorde con nuestras creencias y deseos. Si hubiera hecho caso a lo que me decía el horóscopo en mi malas épocas, ya tendría mujer, hijos, me hubiera separado 5 veces, y tendría 6 trabajos ya… Estuve a punto de demandarlos para exigir lo que decían que me iba a pasar.

La vida es puro cambio. Estamos muy a gusto con nuestras rutinas. Pero la vida, nos ofrece siempre cambios, que al principio no nos gustan. Tenemos miedo a los cambios, pavor, deseamos muchas veces que sea todo un sueño y que no haya ocurrido.

Solamente sabemos una cosa ante la incertidumbre, que no sabemos qué pasará mañana, y que solamente nosotros somos los creadores de nuestro futuro.

Ante la incertidumbre, ACEPTACIÓN. Mira el lado positivo de ese cambio.

Seguimos caminando por la selva, ya hemos podido con el primer animal que nos ha intentando atacar. Caminamos con más fuerza a través del ramal. Pero sin darnos cuenta nos enfrentamos a un precipicio.

Nadie nos había avisado que nos lo encontraríamos. Muchas veces la vida nos marca un camino. Estamos felices recorriéndolos, es nuestra zona de confort. Pero estamos ante él, el precipicio.

Ese precipicio puede ser un ascenso, un proyecto empresarial nuevo, o que la chica de nuestros sueños nos ha dicho que SI, que quiere salir con nosotros.

Miramos por él, no sabemos qué hacer. Y es lo que nos pasa ante los nuevos retos, PENSAMOS QUE NO SEREMOS CAPACES. Nos decimos que no será posible, que no tenemos la formación o experiencia necesaria. Quieres dejar pasar el tren que te puede llevar a tus sueños. “Esta vez no, no estoy capacitado..” te repites.

¿Qué hacer?

Solamente un verbo, ACCIÓN.

No te recomiendo que te pases el resto de tu  vida, preguntándote que hubiera pasado si hubieras subido a él. Ante todo reto que tengas en la vida, solamente di una cosa: SI. Pero sobre todo, no sabes si tienes la experiencia, el coraje necesario para enfrentarte a ese reto, hasta que das el paso adelante. Si realmente es un sueño que quieres hacer realidad, harás lo posible, para hacerlo lo mejor posible.

Ante un precipicio, ACCIÓN Y APRENDIZAJE.

La incertidumbre, el precipicio te ha llevado por un camino que no esperabas al levantarte por la mañana. No sabes por dónde tirar, tus planes se han ido al garate. Tienes miedo, oyes ruidos que hasta entonces no habías oído. Pero te das cuenta, que aunque sea un camino nuevo, eres capaz de hacer muchas más cosas de las que te imaginabas.

¡¡Menudo día llevamos y eso que solamente son las 12 de la mañana!!.

Vas caminando de nuevo, y sin darte cuenta empiezas a oír rugidos. No son tus tripas que te dicen que tienes que comer.

Lo tienes delante de ti. Está delante de ti, el rey de la selva. Es imponente, estás bloqueado.

leonEs el MIEDO A FRACASAR.

Todos hemos vivido algún fracaso y la verdad que no nos gusta como se vive tras sufrirlo. Dudas de ti,  te preguntas que pasará si vuelves a fracasar. Hasta tienes miedo a tener ese éxito que siempre has deseado..

Eso es lo que representa el león, el mayor de los miedo, el MIEDO A FRACASAR.

Los fracasos nos dejan huella, marcas. Pero si tú quieres, ese arañazo se puede convertir en una simple caricia, aunque los demás digan que has fracasado.

¿Cómo hacerlo?

Esos que te dicen, te remarcan y te meten el dedo en la oreja diciéndote que has fracasado, pregúntales si ellos nunca lo han hecho. TODOS HEMOS FRACASADO.

Has sido valiente, no has hecho las mismas cosas esperando un nuevo resultado, como diría Einstein. Has aprendido de la experiencia. En vez de criticarte por no haber salido, felicítate por todo lo que has hecho si en vez de intentarlo, te hubieras quedado en la cama quejándote.

El fracaso es el camino más rápido para el éxito.

Te despides del León. Te das cuenta que hay lianas en el cielo. Son lianas que te adelantaran el camino. Pequeñas perlas que te da la vida. Esos gracias de tus compañeros de trabajo, esos abrazos de la gente que quieres o ese “tú puedes” de tu chica.

Son lianas que no veías antes, porque solamente te preocupabas en llegar a la meta cuanto antes y como fuera.

Cuando sabes el  qué quieres en la vida, el cómo siempre acaba apareciendo.

Sigues caminando, te sientes feliz, contento, motivado. Te estás descubriendo a ti mismo. Hasta gritas como Tarzan entre liana y liana. Ahora te sientes tú el rey de la selva.

Pero la vida de nuevo te ofrece otro cambio, pero esta vez ya no puedes más. No te has acostumbrado a la incertidumbre. Te gustaría estar en tu sillón.

Ves un pequeño recoveco en el camino. Es una cueva para resguardarte.

Quieres que sea tu nuevo hogar, zona en la que sabes que no pasará nada. Aunque es fría y lúgubre, vas a hacerla a tu gusto. Te da igual.

¡¡Quieres comodidad!!. Pero en el fondo sabes, que con la comodidad, no consigues esos retos que siempre has soñado, esas experiencias. Solamente te quejas y excusas porque los demás consiguen cosas y tú no. Eso te pasa por acomodarte.

Quieres una vida de rutina pero no te dará los beneficios que te está dando este nuevo camino.

¿Cómo romper ante la comodidad?

Preguntante: “¿Todo lo que has hecho hasta ahora no ha valido para nada? ¿Vas a tirar la toalla? Hecha la mirada atrás y observa el camino recorrido ya.”

Estás a un paso de conseguir sueños que hasta ahora pensabas impensables, solo a un paso.

Te despiertas en la oscuridad.  Te haces un hueco entre el follaje que ocultaba tu cueva y sales de nuevo a caminar. Te sientes invencible, con confianza, sientes que lo vas a conseguir. La pasión por ese sueño ha vuelto a ti.

Y cuando menos te lo esperas, está ante ti.

Te deslumbra, ahí está. El esfuerzo siempre vale la pena.

Todos tenemos en mente un oasis al que nos gustaría llegar. Nos da miedo empezar, dar el primer paso.

Pues tienes dos opciones,

.- Enfrentarte  a esos miedos o

.- Dejar que te maten. ( Pero luego no quiero oír ningún quejido porque no consigues tus sueños )

Gracias a enfrentarte a esos miedos, puedo decir que los sueños se hacen realidad.

Se que me tendré que enfrentar mañana a nuevos miedos, pero tengo en mi mano , el machete y en la otra mi confianza.

Todos tenemos estas dos herramientas. ¿A qué esperas a conseguir tus sueños?.

¿Cómo enfrentas el día a día? ¿Te sientes el mosquito más insignificante que se deja llevar por la corriente o eres el rey de la selva que crea tus circunstancias?.

¡¡El éxito, fracaso y el casi!!

El éxito siempre ha sido fácil de medir: es la distancia entre el punto de partida de una persona y su mayor logro” decía Michael Korda.

exitoTodos buscamos el éxito en cada una de las facetas de nuestra vida.  TODOS.

El otro día, un amigo me dio la enhorabuena por el éxito que había conseguido por un sueño que se va a hacer realidad próximamente. Y me dejo pensativo.

Estoy con muchas ganas de vivir la experiencia, de aprender de todo lo que voy a vivir allí y de la gente que voy a conocer. Pero el éxito es un momento. Serán unas horas y luego se habrá marchado. ¿Y luego?

Todos hemos vividos muchos fracasos a lo largo de la vida. Unos más que otros. Y de nosotros mismos, depende tomárnoslos de una manera u otra.

Si los ves como algo negativo en la vida, ya no querrás levantarte, pensaras que la vida no vale la pena, que no vales nada.. Tú mismo te estarás echando una losa encima, muy difícil de levantar con el paso del tiempo.

Por otro lado tienes las personas, que aprenden de ellos. Son los que transforman los fracasos, en “casi lo he conseguido”.

¿Qué diferencia hay entre ambos? ABISMAL.

Una persona que piensa “que casi lo he conseguido” atrae más cerca de ella, su sueño. Siente que le ha faltado poco para conseguirlo. Que la vida le da otra oportunidad para conseguir su meta, que puede seguir mejorando, que si está vez no ha sido así, la siguiente será la definitiva.

No es lo mismo conseguir un 2 puesto en una competición, que un 3º.  El 3º estará feliz porque ha conseguido subir al pódium, y no quedándose fuera de las medallas, que el 2º. El 2 puesto estará pensando en cómo mejorar, en qué hacer mejor, o en qué corregir, porque en la siguiente competición, quieres ser ellos los que suban al 1º puesto.

La filosofía de “casi lo he conseguido”, me ha hecho mirar eventos de mi vida, desde una perspectiva de aprendizaje, más que de lamentación.

No conseguí realizar un evento en mi ciudad de conferencias, no conseguí publicar mi  1 libro en la editorial de mis sueños, no conseguí muchas cosas en la vida… cosas que eran un sueño para mí, que había luchado por ellas como nunca había hecho por nada… y al final no se hicieron realidad.

Si, lo pasé muy mal, al principio, dudaba de mí, pensaba que nunca conseguiría nada en mi vida.

Pero apliquemos “el casi lo he logrado” a estos eventos.

Nos hace ver el lado positivo de todo lo vivido. Conseguí escribir un libro (mi 1º libro, ya estoy pensando en el 2º), conocí como se montan eventos, los interiores de los mismos y conocí a gente que jamás pensé que llegaría a conocer,  situaciones que me hicieron superarme, conocerme y aprender en todo momento.

Si hubiera pensado, que todo esfuerzo no hubiera valido la pena, estaría aún en la cama lamentándome por todas estas situaciones y muchas más.

El “casi lo he conseguido” te hace superarte, estudiar mucho más de lo que lo habías hecho hasta entonces, el intentarlo de otra manera que no habías pensando. Y aún cuando has llegado a conseguir ese “éxito” que soñabas, te hace ir a por más.

No te hace dormirte en los laureles y vivir de las rentas.

Asi que no pensemos tanto en la meta, que  es solo un momento y si pensemos en la superación , en la constancia y en la mejora continua. Eso si nos llevará a ser expertos, eruditos o como quieras llamarlo, en lo que realmente te apasiona.

Así es como lo conseguirás, no con éxitos de un día.

Creo que tanto el éxito, como el fracaso, tienen un hándicap muy importante para nuestra autoestima y en los siguientes pasos.

El éxito, si no tienes los pies en el suelo, te vuelve loco.  Pero el fracaso también.

El éxito, te hace dormirte en los laureles. Piensas que ya lo sabes todo. Que nadie te podrá alcanzar, que eres lo máximo. Y el fracaso te provoca igual, pero al revés, dudas, lamentos, quejas, miedos.

Buscamos nuestra identidad, en algo exterior y estamos totalmente confundidos si es así.

Tanto si estamos viviendo una situación como la otra, en ese momento, tenemos que preguntarnos,  ¿Qué es lo que he hecho para llegar hasta ahí?

fracasoCuando he recibido un NO, profesional o en algún aspecto personal, siempre he bajado la cabeza y me he centrado en lo que me gustaba hacer, en mi pasión. En algunos momentos era el estudio, en otros escribir o en otros hacer deporte.

Ahora es el escribir, el hablar en público, el ayudar a los demás, es lo que me ha hecho seguir creando más y más proyectos, a pesar de los resultados que obtenía en un momento.

A pesar de los resultados, sean buenos o malos, si quieres estar a salvo de sus consecuencias, tienes que estar centrado en lo que te ha llevado hasta allí, es decir tu pasión,  lo que te hace feliz.

Construí mi vida en torno a lo que realmente me gusta hace 3 años, y ahora me ha llevado a un nuevo “éxito”. No sé qué pasará o dejará de pasar, yo iré a disfrutar, aprender y ayudar con mi experiencia. Pero lo que sí sé siempre pensaré “que casi lo he logrado”, para seguir motivándome, superándome y elevándome en lo que realmente me hace feliz.

El éxito son momentos, que vienen y van, la felicidad pura, es seguir superándote día tras día a pesar de lo ya conseguido.

Recuerda:

.- Aunque hayas conseguido  tus sueños, siempre piensa “en casi lo he conseguido”, te hará seguir superándote.

.- ¿Quieres resguardarte de los vaivenes de la vida? Céntrate en lo que amas más que a ti mismo,  con la cabeza baja y sigue. Es lo que te hará de verdad ser feliz y seguir siempre adelante.

.- “El éxito se logra mediante el desarrollo de nuestros puntos fuertes, no mediante la eliminación de nuestras debilidadesdecía Marylin Von Savant.

 

 

 

¡¡Ante una decisión difícil!!.

Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás decidiendo correctamente”, dice Paulo Coelho.

DecisiónSon las 2 de la mañana. Mañana me tengo que levantar pronto y aún así, no me puedo dormir.  Sé que tengo que tomar una decisión y la verdad que me está costando.

No es una decisión de si por la mañana tengo que desayunar galletas con soja o un donuts. Es lo que llamamos una decisión difícil. Es una decisión que me importa y mucho.

Todos tomamos decisiones a lo largo del día. Unas las consideramos fáciles, qué desayuno hoy, a qué hora llamo a mi pareja, qué traje me pongo para trabajar… Pero otras, las etiquetamos como difíciles, ¿Le digo qué me gusta? ¿Acepto el trabajo en la otra ciudad? ¿Les digo a mis amigos que ya no me llenan tanto como en la niñez?

¿Hace cuanto tiempo que no tomas una decisión difícil en tu vida?

Tomar una decisión es pasar, normalmente, por un proceso de sudor, de agonías, de miedos y muchas veces, de lloros.

Ante toda decisión, tenemos dos opciones. Y las dos pensamos que pueden ser la buena. Por eso nos cuesta tanto decidirnos  Una es buena en un campo y la otra en el otro.

¡¡Qué difícil es elegir, por favor!! Pero lo peor, que una no es mejor que la otra, porque si no, ya hubiéramos decidido hacía mucho tiempo.

Si elijo uno, aunque tenga más beneficios en un campo, sé que estaré perdiendo los beneficios que podría estar ganando si hubiera optado por la otra.. ¿Pero si elijo la otra? ¿No puedo elegir las dos?… Uf, que calvario…”. Así nos encontramos ante una decisión de este calibre.

También conozco a gente, que una decisión difícil, es decidir que se ponen para salir un sábado por la noche, o que toman para comer con los amigos. Una decisión “fácil” también puede ser considerada como difícil.

Y si, he cogido un folio en blanco y la he divido en dos. En un lado, todo lo positivo si elegía una opción y lo negativo. Así como también con la otra opción.

Una opción es la más arriesgada, la otra me dejaría tranquilo, pasara lo que pasara, en mi zona de confort. Una opción me puede llevar a límites que jamás he conocido; la otra a seguir dónde y cómo estoy, pero un poco mejor.

Tras escribir sin parar en los dos papeles, he creído que tenía toda la información al respecto. Pero aún así, pensaba que era muy difícil tomar la decisión.

Sigo pensando lo mismo, tras tener delante de mi, los papeles con los pros y los contra de cada opción. Una opción es difícil, porque las dos opciones, en el fondo, nos gustan.

¿Qué hacer? ¿Lo jugamos al pito-pito gorgorito? ¿Al piedra papel o tijera? ¿ O vamos a una pitonisa a que decida por nosotros? ¡¡Ya no puedo más, siempre se repite la misma historia…!! Como diría Camilo Sesto. Me rio por no llorar, la verdad.

Cuando tenemos dos opciones, intentamos  imaginar qué pasaría si una mejorase un poco más a la situación presente. Creemos que así, veríamos cuál es la mejor.  ¿Y si en poco tiempo, mejorasen mi contrato, sería más feliz que en el otro trabajo que me daría otras ventajas que este anterior no tiene?

¡¡Puf, me parece que voy a ver amanecer esta noche dándole vueltas a la cabeza!!

Creo que va tomar una decisión, va a ser algo imposible.

Una decisión difícil, supone que las dos opciones están al mismo nivel, porque si no, como he dicho, ya hubiéramos decidido hace mucho tiempo. Si pensáramos que una opción, tiene una “percepción” económica, unos beneficios mayores respecto a la otra, estas líneas no se estarían escribiendo y yo estaría durmiendo dulcemente.

La decisión más dificilIntentamos guiarnos por las razones que nos damos para una u otra opción. Pero no solo por la que nos damos, sino también por las que pedimos a los demás, que nos den, ante la decisión en la que estamos.

Nos guiamos por la razón, y no por el corazón. Nuestra razón nos intenta guiar a que escojamos lo mejor, lo más razonable, lo que podemos razonar mejor, lo que menos “problemas” nos puede dar. Y mientras tanto, estamos dejando de lado, una decisión tomada con el “corazón”, guiada por “la razón de ser nuestra”.

Ves a gente que viste diferente a los demás, y queramos o no, los señalamos. Ellos se sintieron también en una encrucijada, se vestían como decía “la sociedad”, o “como ellos sentían” que lo tenían que hacer.

Ya sabes que opción escogieron. Eligieron el corazón a la razón. Optaron por lo difícil en vez de por lo fácil.

Es de locos pensar, que las razones que nos demos, o nos den para escoger una opción, en contra de la otra, son mejores, que las razones para escoger la otra opción.

¿Pero qué pasaría si escogiéramos una opción, por unas razones que hemos escogido nosotros? Es decir, la escogemos, porque nos alineamos con ella, totalmente.

Imagínate que tienes que elegir entre dos trabajos. Uno es trabajar en una perrera, cuidando animales y el otro ser banquero. Unos elegirían, ser banquero, por el dinero, la estabilidad. Pero otros, elegirán la perrera. ¿Por qué? Porque ellos sienten que ese trabajo, está en conexión en cómo son ellos.

Quienes eligen ante una decisión difícil, en función de su forma de ser, sus valores, sus motivaciones, son los verdaderos creadores de la vida, que siempre han soñado.

Cada vez que le doy más vueltas al tema, creo que no hay una opción mejor que otra. Buscamos una razón fuera, para que nos de la llave que nos abra la puerta a la mejor solución para nosotros, pero creo que la única razón tengo que encontrarla dentro de mí. La solución está dentro de cada uno de nosotros.

Es el momento, ante una situación así de hacerse preguntas, que siempre evitamos. ¿Cuál de las dos opciones me lleva a quien quiero ser? ¿Qué es lo que quiero conseguir..?..

Esas personas que vemos  por la calle “excéntricas” en su vestimenta, tomaron ante una decisión difícil, por optar aquella que les guiaba su corazón. Aquella opción, les hizo llegar a lo que somos todos, personas singulares.

Lo tengo decidido, sé qué decisión voy a tomar. Una se alinea más, con lo que soy, con lo que quiero de verdad. Voy a por ella.

Así que si te encuentras alguna vez ante una decisión difícil:

.- Iguálalas al mismo nivel

.- Y preguntante cuál de las dos está más acorde, con tus valores, sueños y aspiraciones. Elige esa.

¿Qué decisión tienes que tomar y la consideras difícil? ¿Entre qué dos opciones te encuentras? ¿Cuál está más en orden a tu corazón?.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.960 seguidores