>La voluntad.

>

Quien tiene la voluntad tiene la fuerza.

Te acuerdas cuanto te costo decidir aceptar entre una propuesta de trabajo y otra? Te acuerdas cuanto te costo decidir aceptar la invitación de esa persona? Te acuerdas cuanto te costo decidirte a empezar a estudiar esa asignatura que pensabas que era tan difícil para ti y luego la sacaste con buenas notas que ni tú mism@ te lo esperabas? O voluntad para perder esos kilos que se han cogido este verano pasado?

Son metas que siempre alguna vez nos hemos propuesto, y no solo nosotros, sino todo ser humano. Pero muchas veces, hemos desistido en las mismas, por no tener la voluntad de seguir con las mismas, porque principalmente, porque somos personas, que queremos resultados casi instantáneamente y eso de mucho esfuerzo con nosotros, no suele ir habitualmente.

La voluntad es la capacidad que tenemos todos seres humanos, que hace que nos movamos a realizar actividades de manera intencionada, por encima de “viento y marea“.

La voluntad nace en nosotros por dos vías:

  • Vía natural: es decir, cuando nos apetece comernos la tarrina de helado chocolate cuando estamos viendo una película esa película de amor que tanto hemos visto aun así o nos apetece llamar a nuestr@ amig@ por teléfono, aun tras haber pasado todo el día con el/ella….. En este tipo de situaciones, nos encontramos motivados y estamos seguros de hacer algo.
  • De forma consciente: Cuando sabemos que tenemos que hacer una cosa, es decir, sabemos que tenemos que hacer el presupuesto para el cliente como muy tarde para el viernes, tenemos que ir a recoger a nuestra madre a la estación el viernes, tenernos que levantar de la cama los lunes camino del trabajo, aunque no tengamos ninguna gana…

¿Pero que pasa, que siempre empezamos el gimnasio en enero con ganas, vamos al trabajo con ganas o vamos a clases de ingles super motivados o que pasen los meses estando apuntados a clases de la autoescuela sin ir? Siempre empezamos super motivados, pero nos vamos poniendo excusas , vamos dejando que pasen los meses, pagando aún así estoicamente todas las cuotas…

El porque? Como bien dice el refranero español: “ Obras son amores y no buenas razones”. Solemos dejar de ir al gimnasio, porque pensamos que pensamos que no es importante, y lo solemos “sustituir” por quedar con los amigos, o simplemente quedarnos en casa, que es una actividad más fácil para nosotros. En definitiva, siempre tiramos a lo fácil, antes que a lo importante, tiramos antes quedar con los amigos o ver un partido por la televisión, que perder esos kilos que se han ganado en el verano.

Todos conocemos a alguna persona, que siempre le sigue un adjetivo: Que fuerza de voluntad tiene. Estas personas utilizan su voluntad como un músculo. Ejercitan su voluntad, son personas que intentan hacer su actividad cada vez mejor, son constantes y sin ningún ápice de deserción por su parte.

Tener una voluntad férrea, orientada a tus objetivos o sueños, hace que no caigamos seguramente en otros temas, que nos podría perjudicar, como por ejemplo drogas, alcoholismo o malas compañías.

Así que ten una voluntad férrea, se constantes en tus objetivos y nunca desistas en ellos. La voluntad es el motor de los demás valores de una persona y la cual los desarrolla y potencia.

Os dejo un texto llamado Upanishad, y espero os haga reflexionar:

“Eres como el profundo deseo que te impulsa, Como es tu deseo, así es tu intención, Como es tu intención, así es tu voluntad, Como es tu voluntad, así son tus actos, Como son tus actos, así es tu destino“.

Sin fuerza de voluntad, no podremos sacar adelante nuestras situaciones personales o profesionales que estemos viviendo en la actualidad ( paro, pensar que estamos solos porque estamos sin pareja, soledad…), y estando en el sofá todo el día quejándonos por lo que estamos pasando, dando la “chapa” a los amigos y familiares por lo mal que estamos, sin aceptar claramente la situación que estamos viviendo en esos momentos, la solución no vendrá al sofá a decirnos: ” Ya estoy aquí, ya tienes la solución“.

Así que acepta por lo que estés viviendo, quieras solucionar en tu vida o alcanzar en la misma, ponte un objetivo, escribe el objetivo que quieres conseguir o subsanar ( pero acuerdate, cuanto más grande es el objetivo, mas fuerza de voluntad tienes que tener, no lo es mismo ser astronauta que aprender ingles ), dividelo en pequeñas metas que sepas que puedes conseguir, ya que al ir consiguiendolas, iras aumentando tu fuerza de voluntad y si una vez, no te ves con fuerzas para conseguirlo, mejor que tengas alguien a tu lado, que sepa lo que estas intentando conseguir, que en esos momentos de “bajón” te apoye y anime, que te diga como te ve los progresos que van consiguiendo….

Y para terminar, te doy un consejo desde mi humilde experiencia: !!NUNCA TIRES LA TOALLA Y SE POSITIVO, LO ACABARAS CONSIGUIENDO!!!

>Estoy viendo a donde miras y se que estas pensando!!

>

Hoy me apetece que hagamos un juego.

Seria mejor que estuvierais dos personas delante una de la otra, para observaros, ponte delante de un espejo o si puedes grabarte con el móvil, mejor, como mejor puedas, pero que puedas observar los resultados y sino, inténtalo hacer sin que se entere la otra persona, para observar sus reacciones mejor, sin ningún prejuicio.

Con este juego, quiero seguir indagando en una zona de nuestro cuerpo, que dice mucho más de lo que nosotros pensamos, aunque estemos totalmente parados y callados, LOS OJOS.

Esta técnica que a continuación describo, fue descubierta por los creadores de la PNL ( programación neurolinguistica ), los sicólogos norteamericanos Grindler y Bandler. Pero la PNL es un tema que otro día tocare.

Empecemos el juego:

1.- Recuerda el escudo de Ferrari, recuerda aquel traje que viste la ultima vez que fuiste de compras, o recuerda la clase que ibas en la universidad,… Seguro que te habrás dado cuenta que tu ojos miraban hacia arriba y a la izquierda.
Cuando se recuerda una imagen construida visualmente, tus ojos cogerán esa dirección.

2.- Recuerda cuando viste por primera vez a tu novi@, recuerda lo que sentiste en aquella despedida que te dejo tan triste, intenta recordar. En esta ocasión tus ojos al recordar una emoción o sentimiento, habrán ido hacia abajo y a la derecha.

3.- Intenta imaginar el sonido al caerse los platos en la cocina, intenta imaginar el sonido de tu teléfono móvil cuando suena o intenta imaginar el sonido del concierto que te gustaría ir de tu cantante favorito. Esta vez tus ojos , al recordar un sonido, fueron hacia la izquierda.

4.- Y ahora recuerda el sonido al abrir el bote de la verdura, recuerda el sonido al encender el ordenador, recuerda el sonido de ese ultimo concierto que fuiste. En este momento, tus ojos habrán ido a la derecha.

5.- Cuando estés manteniendo unas de esas conversaciones tan largas que sueles tener cuando estas solos o yendo de camino a una cita o al trabajo, seguro que tus ojos miran hacia abajo y a la izquierda.

Espero que os haya gustado, os haya sido ameno y hayáis aprendido un poco más sobre una herramienta tan importante para detectar que piensa la gente, siente o si te están mintiendo.

Se que es difícil detectar los movimientos oculares, ya que normalmente se suelen producir en una fracción de segundo, por eso si puedes grabar a la otra persona haciendo el juego, veriais mejor la dirección de los ojos.

>Lo siento, he cometido un error!!

>

Cuanto que fácil es saber en la vida real, que hemos cometido un error, pero aun nos cuesta “dios y ayuda”, es el pedir las disculpas, el pedir perdón.

Todos hemos pasado, personalmente y profesionalmente, situaciones en las que nos daba “pánico” pedir perdón, aun a sabiendas que sabíamos que habíamos cometido un error importante que afectaba a nuestro circulo mas cercano o a nuestra empresa. Ese pánico, era principalmente fundado, porque nos haría sentir en una situación de inferioridad ante los demás.

Desde pequeños nos acompaña esta característica, que tenemos todos humanos, la de cometer errores.

Cuando eramos pequeños y hacíamos alguna trastada a nuestros padres, siempre echando la culpa a otros o justificándonos por lo que habíamos hecho, con frases como: ” Es que Juan lo ha hecho también, a Juan lo dejan hacerlo, no fue mi culpa, es que se ha caído por el viento que hace…”.. Y muchas mas excusas que se te estarán pasando a ti por la cabeza que solíamos decir en nuestra infancia y adolescencia.

Pero ya ahora en en una edad adulta, esas técnicas tendríamos que dejarlas de lado y realmente saber pedir disculpas en los momentos que son oportunos y como saber pedirlas realmente.

Profesionalmente, todos hemos vivido situaciones en las que nuestros responsables tendrían que habernos pedido disculpas y también nosotros hemos tenido que pedirlas.

Pedir perdón, en el mundo profesional, se tiene que tomar como un medio que refuerza el liderazgo y el honor de la persona de quien lo esta pidiendo y más aun si es el líder de un grupo de personas.

Pero a las empresas españolas, y a las aragonesas, que más conozco, les cuesta mucho pedir ese perdón.
Más bien se intenta ocultar, el error y sobre todo el fracaso. Como bien se dice, ” los jefes nunca se confunde, son los demás quien lo hacen”. Pero en la ocultación de un error, se produce otro fallo, se inhibe el aprender del error cometido, el dar rienda suelta a la innovación para la solución del mismo y sobre todo aprender de él, para que no vuelva a ocurrir.

Pero cuando el error lo ha cometido uno de sus trabajadores, las formas de pedir explicaciones a dicho error cometido, no suelen ser habitualmente las más correctas.

Cuando somos trabajadores, y tenemos que pedir disculpas a nuestros responsables, el principal problema que se nos pasa por la cabeza, es lo que vendrá después de haberlo pedido, las consecuencias.

Pero tras un error, dejarlo pasar, por el miedo a las consecuencia, pasado el tiempo, cuando se descubra, las consecuencias tanto para la empresa y para el trabajador, pueden ser aún peor. Cuanto antes se arregle, mejor y sobre todo, intenta dar una solución al mismo, el porque has llegado a esta situación.

Cuantas veces hemos pensado alguna vez, que nuestro jefe tendría que pedir perdón por tal o cual situación en la cual se estaba confundiendo? Yo creo que alguna que otra, la verdad.
Pero un jefe, en la actualidad, es muy difícil que reconozca su error. Tiene otro tipo de presiones que los trabajadores no sufren y no viene a cuento el porque de su error, pero si pedir disculpas, y cuanto antes.

Cuando un jefe tuviera que pedir disculpas a un empleado suyo, tendría que seguir unas pautas:

Valorar al otro. Reconocer ante todo el trabajo del empleado, su posición en el departamento, tenerlo en consideración en definitiva.

Disculparse. No meter por medio a nadie, solamente pedir perdón personalmente y en singular.

Buscar una solución. Dar una solución al tema, o que has aprendido para la próxima vez.

Obtén información de la otra persona. Que se explique la otra persona, que de sus explicaciones sobre el conflicto que se ha tratado, si se puede ayudarle en algo.

Ya terreno personal, o si es entre personas del mismo nivel de la empresa, hay una serie de consejos a seguir:

No pierdas el tiempo. Es perjudicial dejar pasar el tiempo a la hora de pedir una disculpa ante un asunto, ya que puede minar la relación con la otra persona y la confianza, siempre dejando que se calmen los ánimos.

Pide disculpas desde el yo. No es lo mismo pedir disculpas, como ” Siento haberte…” que decir ” Tu responsable te pide perdón…” . ¿ A que no te sentaría igual ?.

Que sea una disculpa especifica. No es lo mismo.. ” Perdón por si te ha molestado algo” como ” perdona, no era mi intención hacer ese acto, pero la situación….”.

Que sea personalizada. Si has cometido un error, pídele disculpas a esa persona, no vayas a terceras personas, para que se lo hagan llegar. Se valiente y di ” me he equivocado, tu tenias razón”

No pongas excusas. No seas como los críos, diciendo que la culpa la tenia otra persona o que los deberes se lo ha comido el perro, sino el que ha cometido el error eres tu y tu tienes que asumirlo y toda la responsabilidad.

Di que ha pasado. Di lo que hay detrás por haber cometido ese error, porque es una forma de decir a la otra persona, que ha sido un hecho puntual, como por ejemplo…” Perdoname , últimamente estoy pasando una situación de tensión….”

En publico o en privado. Si has cometido tu error en una reunión o delante de publico, tienes que pedir perdón delante de esas mismas personas o si ha sido en privado, pues en privado, pero nada de sms o emails.

Corrige el error cometido. Siempre que pidas perdón, tienes que aclarar que la situación no se volverá a repetir, que vas a cambiar, compensar por las molestias causadas., “ No volverá a ocurrir” ” Siento por mi error causarte estas molestias, te llevo a casa? “.

Y como dice una frase Enseñemos a perdonar, pero enseñemos también a no ofender. Seria mas eficiente. Y os pongo otra para reflexionar de Shakespeare: ” El perdon cae como la lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito: bendice al que lo da y al que lo recibe”.

>La pasarela Cibeles!!

>

Estos días se esta celebrando la Fashion Cibeles Madrid Week, donde están los mejores diseñadores de nuestro país, donde salen famosos que van a ver los desfiles y te hablan de lo que vendrá para la próxima primavera de ropa y complementos.
Pero no os voy a hablar de si me ha gustado la ropa de Javier Sarda, de Vitorio y Luchino o si o tal famoso iba bien o mal vestido porque no. No tengo esos estudios para deciros mi opinión profesionalmente.

Pero de lo que si que voy a intentar hablar, es de como nos sentimos nosotros mismos, si nos sentimos a gusto con nuestro cuerpo, si cuando nos vemos en el espejo, vemos a alguien que nos gusta o nos empezamos a criticar duramente. Sino te sientes a gusto con tu apariencia, ni te sientes atractiv@ te estas creando un obstáculo muy importante en tu vida. Hay que ser confiados,, atractivos y seguros de nosotros mismos, tanto por fuera como por dentro.

Según los convencionalismos, todos tenemos amigos o amigas, que consideramos unos bellezones, pero hablando con ell@s, más profundamente, se consideran feos, horrorosos y con miles defectos, y al contrario, seguro que tenemos a alguien, a nuestro alrededor, que no los consideramos “agraciados” y luego su forma de ser, son personas carismáticas.. La diferencia entre una persona y otra, es que una ha elegido verse atractiva y otra no.

Elige verte atractiv@, elige verte carismatic@.

Se que es difícil, cambiar la opinión que tiene uno mismo de si, y sobre todo si llevas muchos años pensando lo mismo de ti, y no se cambia después de leer este post como de la noche a la mañana, pero sino lo intentas, no sabrás nunca el resultado.

Lo primero que tienes que hacer es sentirte estupend@. ¿ Qué es ser estupend@?. Es lo que eres y lo que has diseñado que quieres ser, no es la forma de tu cara o tus piernas, es algo sobre tu personalidad. Ser estupendo, es actuar, ser, moverse, sin que importe la apariencia, la forma o la edad.

Seguro que alguna vez en tu vida, te habrás dicho frases como estas: ” Que gordo estoy, parezco horrible, tengo que hacer algo para quitarme estos kilos, dios que mal estoy hoy, parezco buda con esta barriga que tengo…” . Y muchas más que se te están pasando ahora mismo por la cabeza. Con esas creencias o pensamientos, estas limitándote totalmente. Por que no empiezas a cambiar esos pensamientos, al instante que suenan en tu cabeza, por frases, como: ” Soy maravillos@ como soy, Me gusto, Ahora eligo apreciarme a mi mismo, tal y cual como soy…” Se que será difícil, después de tanto tiempo, pero inténtalo.

Hay una serie de consejos, para sentirse uno más atractiv@ que a continuación explico:

Considérate estupendo a ti mismo. Si no te convences a ti mismo, lo estupend@ que eres, como podrán los demás verlo? Yo creo que sera imposible. Pregúntate ahora mismo como te gustaría te vieran los demás y aplícatelo a ti, pero de inmediato. Cuanto mas atractivo te veas a ti mismo, mejor sera tu apariencia exterior.

Se una persona estupenda. Intenta no solamente ver en las personas, la belleza física, se sincer@ y cuando veas una cualidad, no seas un adulador, y díselo a esas personas positivamente, porque cuando alguien vea en ti , una de esas cualidades que tanto piensas que te describen, tendrás una gran sensación.

Se estupendo por fuera. Aquí el objetivo es conseguir lo máximo de ti y aparentarlo. Sino estas a gusto con tu cuerpo, haz algo al respecto. Si quieres un corte de pelo, haztelo,… Cuídate, nadie te va a cuidar a ti, sino te cuidas tú primero.. No digo que tenemos que ir todos a “Cambio Radical”, el programa ese que hacían en Antena 3, pero con poco dinero, se puede hacen muchos cambios.

Irradia confianza. A que si no te sientes a gusto contigo mismo/ misma, un día, te notas que no tienes confianza en ti? que estas apática,… Pues es lo que no tiene que pasar.
A que tu pareja te gusta que sea confiado, se sientan a gusto con ellos mismos, como uno de los rasgos mas importantes que te gusta en ella?
Así que , lo que hay que hacer, convierte en una persona que irradie confianza, segura de si misma, relajada, interesante y divertida, en definitiva, ” sentirse bien con nosotros mismos”.

Hazte feliz. Como bien habrás oído muchas veces: ” Si no te quieres tú, quien te va a querer”. Cuanto más responsable seas de ti mismo, de tus cuidados, más atractivo serás para los demás. Nunca estés desesperado por agradar a los demás, como ya he dicho alguna vez, muéstrate reservado, que sean los demás los que averigüen más cosas de ti. ¿ A que cuando estas empezando una relación con alguien, te gusta descubrir todo de esa persona, y no que el 1 día ya sepas todo? Pues hazlo contigo mismo y con los demás, que averigüen ellos como eres. No muestres tu ansiedad por agradar.

Y para terminar, pongo un consejo: La confianza en uno mismo es atractiva.


>Confias en ti mism@?

>

La confianza en uno mismo es uno de los “ladrillos” mas importantes y mas sujetos que tenemos que tener durante toda nuestra vida.
La confianza en uno mismo, o la autoconfianza, se podría denominar, como el convencimiento intimo de que uno es capaz de realizar con éxito una determinada tarea o misión, o bien elegir la mejor alternativa cuando se presenta un problema, es decir tomar la mejor decisión. Es decir, tener el convecimiento de que vamos a salir airosos, de la peor de la situaciones a la cual nos enfrentemos.

¿ Cuanto miedo teníamos a ese examen tan difícil, según nos decía el profesor que lo iba a poner, durante la Universidad? ¿ A que teníamos miedo el 1 día en un nuevo puesto de trabajo? ¿ Que miedo nos daba el 1 día de clase en el gimnasio y luego cada día que no vamos , lo echamos de menos? ¿ A que te daba miedo hablar con ese/esa chic@ que tanto te gustaba y ahora es tu pareja?. Son situaciones de desconfianza en uno mismo , que ahora tú seguro que estarás pensando en otras que te han pasado, y que pasado el tiempo, te ríes de esos “miedos” que tenias.

La falta de confianza en uno mismo, nos pone en situaciones limites, en situaciones en los que no podemos tomar decisiones en lo momentos decisivos, o enfrentarse a esas situaciones, que mientras otras personas, piensan que si podríamos hacer frente a las mismas porque estamos preparados para la misma, pero nosotros pensamos que no es así, por nuestra inseguridad.

Siendo personas que tenemos confianza en nosotros mismos, nunca pediremos la aprobación de los demás, ni nos importara sus opiniones, ni intentaran organizar nuestra vida.

Como bien dice una frase: “ Muchos de nosotros creemos que la libertad y el poder de la adultez es nuestro merito, pero la verdad que nos gusta poco la responsabilidad adulta y la autodisciplina”.

Las personas que confían en si mismos, son personas que denotan poder, no poder real, no poder económico. Porque seguro que habrás tenido o conocido a alguien, de alto nivel profesionalmente hablando, y que son personas muy débiles, como se dice coloquialmente ” se le suben al burro con facilidad“.

En contra, la persona que confía en si mismo, sabe explicar sus puntos de opinión en cualquier situación, aunque no sea favorable a las mismas, confía en sus opiniones y sobre no tiene la sensación de creerse menos que los demás. Son personas que siempre están cuestionando su ambiente, no en plan ” puñetero” , sino que piensan que puede cambiarse su ambiente, puede mejorarse, odian la inmovilidad de su ambiente. Son personas que tienen un gran poder interior y sobre todo un alto carisma entre la gente de su alrededor.

Las personas que tienen un gran confianza en si mismos, poseen un gran secreto. que los hace diferentes a las demás personas. Son personas que ya han “testado” su confianza en situaciones adversas y han salido exitosos.

Para ser una persona con confianza en uno mismo, hay una serie de recomendaciones, que a continuación expongo y que recomiendo:

Sé amigo de ti mismo. Si no eres amigo de ti mismo, quien va a querer ser tu amigo? Cuando tienes a tus amigos a tu alrededor, quieres lo mejor para ellos, les colmas de regalo, de atenciones y cariños. Pues mírate ahora al espejo, y desea lo mismo para esa persona que tienes enfrente tuya. Y principalmente háblate sin insultarte, sin decirte cosas como: ” que malo soy en esto, no podre conseguirlo, parezco tonto, seré subnormal por haberlo hecho así….” Estas frases se las dirías a tu mejor amigo? Pues no te las digas tú tampoco.

Habla menos. Seguro que esa persona que conoces que desprende tanta confianza en si mismo, si te das cuenta, no habla mucho. Es lo que hacen esas personas, son personas que piensan lo que quieren decir y se lo dicen a las personas relevantes en esa cuestión. No son personas que hablan por hablar o que vuelven una y otra vez sobre el mismo tema.

Resérvate para ti mismo. Se discreto con tu vida, selecciona muy bien que quieres contar de tu vida y a quien. Porque cuanto mas hablas de ti y de todo lo que te pasa, te expones a mayores criticas y juicios. A que cuando has tenido una idea y se la has comentado algún amigo en relación al trabajo, vacaciones, etc… una idea “grande” para ti, siempre te han contestado: ” Estas loco, no va a pasar nunca“? Así que se un poco mas reservado para ti mismo.

Pon freno a la necesidad. ¿Que ganas, contando todos tus planes a tus amig@s, y ell@s te lo echan para atrás, en definitiva , te quitan las ganas de los mismos? ¿ Piensas que los demás van a resolver tus problemas, tu trabajo? Crecer a expensas de los demás es como ser un vampiro.
Lo que hay que hacer es mantenerse atareado, disfrutar de tus aficiones, no te conviertas en demasiado accesible….. Hazte deseado por tus amigos y familiares.

Apruébate a ti mismo. Como he dicho anteriormente, lo peor que te puedes hacer en esta vida, es mantener conversaciones contigo mismo del estilo: ” soy lo peor, como puedo ser así, parezco imbécil, con las veces que lo he hecho y ahora no me sale, parezco tont@….”. Mira cuantas veces te lo dices al cabo del día y cambia ya hoy mismo esas conversaciones.
Si quieres los demás te aprueben, primero tienes que aprobarte a ti mismo. Así seras más querido y aprecido por los demás, principalmente por tu integridad. Si te ves como alguien especial, lo demás te verán igual. El éxito más grande es la aceptación de uno mismo.

Y para finalizar, pongo una frase de Sondra Ray, que espero te apliques a partir de hoy: ” Yo soy cada vez más agradable conmigo mismo cada día. Yo empiezo a gustarme a mi mismo”.

>¿Como sienta que te halaguen?

>

Como Vito Corleone en su trilogía del Padrino, que bueno sabe que te elogien y lleguen halagos a tus oídos, tanto en tu vida personal como en la vida profesional. ¿ A que si ?. A todos nos gusta que nos “regalen los oídos” y el que no, MIENTE.

Un halago o elogio, es una herramienta esencial en el mundo, pero hay que saber muy bien utilizarla. Profesionalmente, puede hacer que el ambiente laboral, se transforme, de hostil a un ambiente sano y productivo. Y personalmente, hacer que sea el comienzo de la salida de una depresión o unos días de “bajón”.

Por halago se define, como: “ Demostrar afecto con palabras o acciones gratas”. Como he dicho, que herramienta más importante, poco costosa y que poco se usada es.

¿ Tanto cuesta decir a un empleado que ha realizado un buen trabajo? ¿ Tanto cuesta darle una palmadita a un empleado, por haber resuelto un problema que llevaba tiempo incidiendo en la empresa y por fin se ha resuelto? ¿ Tanto cuesta, preocuparse por tu personal a cargo y sentarse a hablar con ellos, para saber que les pasa, el porque de su posible bajada de rendimiento?.

Según las estadísticas, que los españoles trabajemos 232 horas más al año que la media europea y que seamos la mitad de productivos, algo quiere decir, no?.

Se podría decir muchas causas al respecto, causas tecnológicas, costes laborales, pero que casi el 90% del tejido empresarial español, y el aragonés, mayormente, sea pyme, y sean un 50% menos productivos respecto a la media del sector, algo quiere decir.

En la cultura empresarial de Aragón, principalmente, y por las experiencia compartidas y vividas, la cultura del elogio o del halago, es algo “novedoso” y casi inusual. Se piensa que es una práctica venida del “extranjero” y todo que venga de fuera, da miedo.

Y en el terreno personal, ¿que decir?. Cuando eramos pequeños, no nos gustaba que nuestros padres nos dieran un “regalo” o un ” bien hecho” por las notas durante todo el curso, por hacer bien aquel trabajo de manualidades o cuando ya somos adultos, un simple gracias de un amig@ por un favor que les has hecho? ¿No deseamos oírlo?.

Todos nos hemos quejado alguna que otra vez en nuestros trabajos, que no sabemos realmente si estamos haciendo bien nuestro trabajo desde el principio. Que no recibimos “feedback” por parte de nuestros jefes. Y cuando se detecta un “error” en la forma de trabajo, viene acompañada la “bronca” con unas formas que hacen que baje la “autoestima personal profesional”, en un porcentaje muy alto, dejándola en términos mínimos.

Hechos que también se trasladan al ámbito personal. ¿ Cómo te sientes después de una reprimenda de tus padres, tu pareja o un/una amig@ por cualquier motivo?.

El “feedback“, es un elemento que hace que el empleado sepa si realmente está haciendo bien o no su trabajo en cada momento. Y con el halago lo que hacemos es reforzarle en su trabajo bien hecho, nos centramos en los aspectos positivos del mismo, le fortalecemos en su autoestima, en su rendimiento productivo.

Pero en la actualidad, los lideres de las empresas no tienen esa acostumbre de elogiar a sus trabajadores, perdiendo para su empresa, los poderes transformadores del mismo. Tienen en su mente, que es el “deber” de los trabajadores, hacer su trabajo y siempre bien, pero hay que romper esa creencia.Porque si los jefes, tuvieran la costumbre de elogiar a sus subordinados en su trabajo diario, en su consecución de los objetivos establecidos, a la hora de hablar con ellos, en términos de mejora, no dañaría su autoestima, porque ya lo ha ido fortaleciendo con el tiempo anteriormente.

Un elogio, un halago tiene unos grandes beneficios, que a continuación intento resumir:

Da resultado. Ya que si le dices a un niño que ha hecho bien su trabajo de recoger la mesa o portarse bien con su hermano pequeño, a que lo volverá a hacer ya que verá a su madre más contenta con él? Pues aquí igual, si nos dicen que hemos hecho bien nuestro trabajo, o que un amigo esta agradecido por nuestra ayuda, nos ayudara a estar mas motivados e implicados en el trabajo.

Aumenta la confianza en uno mismo. Mucha gente necesita ” la aprobación” de los demás por su trabajo o sus acciones pero otras tienen la suficiente confianza en sí mismos, para saber que esta bien hecho o que esta mal hechos. Muchos necesitan que se les guié en su día a día.

Aumenta la cordialidad entre los componentes. Estas más a gusto en un puesto de trabajo que todos se odian e intentan hacerse la “puñeta” o en un ambiente en los que hay cordialidad y “buen compañerismo”? Creo que ya se cual es tu respuesta.

Da y recibirás. ¿A que siempre tienes más en tu mente, a compañeros de trabajo, amigos o conocidos que te han ayudado, te han apoyado, en definitiva, en personas positivas que no en personas que no te han ayudado, han pasado de ti en determinados momentos?

Y para terminar una frase que espero os haga reflexionar: “ Casi todos preferimos ser arruinados por los halagos que salvados por las criticas”.

>Buscas un océano o solamente quedarte en la costa?

>

“No podrás descubrir océanos, sin el coraje de perder de vista la costa.”

Una frase que en la actualidad, todavía tenemos que tener más aún presente en nuestras cabezas, en todas nuestras conversaciones del día a día.

Cada día se oye más tanto en empresas, periódicos, telediarios y sobre todo entre amigos, conocidos y familiares, palabras como: ” miedo, me quedo como estoy, paso de intentarlo, no quiero estropear como están las cosas, que están muy bien así, ¿para que intentarlo? la gente no me va a apoyar, las cosas están muy mal últimamente”.

Quiero también que tengáis en cuenta, estas frases que dijo Nelson Mandela, que es muy explicito sobre nuestros miedos, miedos a lo nuevo, a ser nosotros mismos:

Nuestro miedo mas profundo no es el de ser inadecuados. Nuestro miedo mas profundo es el de ser poderosos mas allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta. Nos preguntamos: ¿ Quien soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, extraordinario?. Más bien, la pregunta tendría que ser: ¿ Quien eres tú para no serlo?. Tu pequeñez no le sirve al mundo… Al ser liberados de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros“.

Creo que la frase que comenzaba el post, sino hubiera entrado dentro del vocabulario de personas como Leonardo Davinci, Cristóbal Colon, Graham Bell, … o personajes de la actualidad como Rafael Nadal o la Selección de fútbol Nacional, no se hubiera descubierto América, el teléfono, la penicilina, la pólvora, …. o el deporte español no hubiera conseguido muchos de los hitos que hace años hubiera sido imposible pensar que se conseguirían.

Crees que esas personas, cuando pensaron que querían conseguir algo o habían soñado con algo, se preguntaban : ” ¿ Seré capaz de conseguirlo ? y al instante ellos mismos se respondían:

¿ Yo?, capaz de hacer eso? Que va, estoy loco, sera imposible”. Yo creo que NO. Lo intentaron y lo consiguieron, consiguieron sus retos, tras muchos fracasos en muchas ocasiones,( pero los mayores éxitos surgen del mayor numero de fracasos), pero llegaron a su sueño triunfantes.

¿ De veras sabes que quieres hacer una cosa, intentarlo, lograr tu sueño y no lo vas a conseguir?

¿ De veras estas tan convencido de que no lo vas a conseguir? Pues si estas tan convencido, echa la quiniela o la primitiva, porque seguro te tiene que tocar si estas así de convencido. Ah!! (Y dime que números pones, vale?) Yo creo que NO , estas limitando tus posibilidades… ¿ Y todo por que tienes en cuenta que dirán los demás al hacer realmente lo que siempre has soñado?. Se tú mismo, es tu sueño, tu reto, quítate de la pereza, tú mismo sabes que odias tu rutina, que sabes que realmente serias feliz haciendo tal o cual cosa, HAZLO YA!!.

A que cuando te mareas en el coche o en el barco, siempre te dicen que mires al horizonte o te pongas en el asiento del copiloto del coche. Pues aquí igual. Convierte en una causa no en un efecto.

Para terminar os pongo una frase de Hal Boyle: “ Lo que hace que un río resulte tan relajante: es que no manifiesta ninguna duda, está seguro a donde va y no quiere ir a ninguna otra parte”.

>Crees que te están mintiendo sino te miran a los ojos?

>

Después del verano, se suele oír a menudo por la calle y entre amig@s o conocid@s, como un virus: ” Me ha dejado, si me hubiera enterado que me engañaba, lo hubiera dejado yo” o ” Lo he dejado, era un mentiroso, me he enterado después de muchos meses de cosas que me había hecho y que no me enteraba de la misa la mitad“; ” Me deja sin ningún motivo, encima l@ mal@ soy yo, y me he enterado de muchas cosas que ha hecho y no me he enterado hasta ahora” y bueno, cuando hacíamos alguna “perrería” a nuestros padres, la siguiente frase: ” Que malo has sido, hasta ahora no me había dado cuenta que habías sido tú, como lo me lo has podido ocultar todo este tiempo?”.

Seguro que a ti se te ocurre muchas más situaciones en las que te hubiera gustado saber que te estaban mintiendo, para poder haber anticipado situaciones a posteriori “desagradables”.

Todos hemos pensando que cuando nos están mintiendo, no nos miran a los ojos, pero es totalmente falso.

Quien es capaz de engañar con éxito seguirá practicando la mentira, pues correrá menos riesgo de ser descubierto. La persona mentirosa tiene muy bien desarrolladas sus habilidades sociales, suele ser una persona extrovertida.

No solo nuestro cuerpo, nos delata cuando estamos diciendo una mentira, sino también nuestro rostro.

Los estudios que se realizan, sobre las mentiras, dicen que la mayoría de la gente que miente, mantiene un contacto visual con sus víctimas. ¿ Por qué? Porque piensan que así es mas difícil, que piensen que esta mintiendo si hacía lo totalmente contrario a lo que se esperaría que se actuara si estuviera mintiendo, es decir, quitando la mirada a la otra persona.

Cuando hablamos con una persona y nuestras miradas se encuentran más del 75% de la conversación, suele significar dos cosas la mayoría de las veces: que esa persona nos encuentra interesantes o atrativ@s, así que en ese caso tendrá las pupilas dilatadas o también puede ser, que esa persona, nos muestre hostilidad, enfado , con la impresión que en pocos segundos se convertirá en la “MASA”.

También la persona, podría hacer otros gestos que podría delatar que nos esta mintiendo:

  • Tiene una postura defensiva ante nosotros
  • Estará incomodo al verse cuestionado por nosotros
  • Quizá ponga un objeto delante de él, como “resguardo” ante las criticas que puede estar recibiendo.
  • Intentara cambiar el tema rápidamente, ¿cuando un tema no te interesa, no intentas cambiarlo rápidamente?. Pues imaginate si estas mintiendo.
  • Se tocara la cara frecuentemente, el pelo o la garganta.
  • Hablara de forma monótona. A que cuando te gusta un tema, poner todo el énfasis en él? Y cuando no te gusta, te aburre el tema… Pues cuando se miente, igual.

Pero como siempre he comentado, no solamente por hacer un gesto o varios durante un tiempo, pensemos que todo el mundo nos esta mintiendo, eso hay que tenerlo en cuenta como algo muy importante, para detectar si realmente nos esta mintiendo o no, hay que observar y conocer muy bien todos los gestos y hábitos de esa persona.

Espero te sirva estas pinceladas para alguna ocasión que no sepas si te están mintiendo o no, pero seguro que en muchas otras, seremos como nuestras madres y pensaremos para nuestros adentros: ” Te crees que soy tont@, a mi no me mientes , pero me haré el/ la tont@ por esta vez.”

>Eres asertiv@?

>

Cada día más, tanto en periódicos, revistas especializadas como en librerías, se ven libros dedicados a una de las habilidades sociales más importantes y más olvidadas por la sociedad: LA ASERTIVIDAD.

Según la Wikipedia, se define la asertividad, como: ” Comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos”.

Y todos pensareis, que fácil es definir una cosa, pero en el día a día, la verdad, las cosas no son tan fáciles, y que razón tienes.

Todos conocemos tanto personas, como nos han pasado situaciones personales y profesionales, que nos hubiera gustado, que se hubiera resuelto más asertivamente la situación.

Una persona asertiva, tiene unas características:

  • Sabe decir “no” o mostrar su postura hacia algo. Manifiesta su postura ante un tema, expresa su razonamiento ante dicho tema y comprende las argumentaciones de las otras personas respecto al tema en cuestión.
  • Sabe pedir favores y reaccionar ante un ataque. Sabe pedir cuando es necesario, Comenta la presencia para él, de un problema que tiene que ser solucionado.
  • Sabe expresar sentimientos.

Una persona asertiva, tiene una actitud intermedia, entre una actitud de “bloqueo” en la cual la persona se queda bloqueada, se queda ” de piedra“, no sabe que responder y una actitud “agresiva”, en la cual la persona, solamente sabe hablar, con gritos, con insultos y suelen acabar las conversaciones frecuentemente con portazos.

Seguro que todos, tras leer estas características, nos viene a la mente personas, que podríamos encuadrar en cada tipo de personas.

Por que no somos asertivos? Estos son los principales problemas que se enfrentan las personas “no asertivas”:

  • Se le ha castigado cuando ha tenido alguna conducta asertiva: Como dice Miguel bose en una de sus canciones: los hombres no lloran. ¿ Cuantas veces has oído esta frase a tu alrededor? O : ” Se más fuerte, hazte la dura, no muestres tus sentimientos a nadie”
  • Falta de refuerzo a las conductas asertivas. No le han reforzado esas actitudes asertivas cuando las realizaba, no sabia si lo hacia bien o mal.
  • La persona no aprende a valorar el refuerzo social. Si esa persona, no le da importancia a una sonrisa, a un beso o un abrazo, no hará nada para conseguirlos.
  • La persona obtiene más con actitudes pasivas o agresivas. Todos hemos conocido gente, que solamente sabe “quejarse” y que así vemos que tiene a su alrededor a todo el mundo, todo el mundo preocupándose por ella, sintiéndose el centro de atención , o personas tímidas, que siempre hay que estar pendientes de ellas. O sino personas agresivas, que solamente quieren ganar en una conversación, por cualquier método, pero solamente ganar en todo lo que hacen.
  • La persona no sabe discernir en cada momento, la respuesta tiene que ser concreta. Esta persona es un “petardo”, cuantas veces lo has pensado a lo largo de tu vida? Es una persona que no sabe estar en cada situación, no sabe cuando es bienvenido a una conversación o no, no sabe que como responder a una situación y siempre acaba diciendo cosas inoportunas.

El lenguaje no verbal, es una parte importante, para “delatar” a las personas asertivas.

Las personas asertivas, son personas que:

  • Son personas que miran más mientras hablan.
  • Adoptan una expresión facial acorde con lo que quieren expresar.
  • Tienen una postura a la hora de hablar, cercana y recta, mirando de frente a la persona.
  • Al hablar, sus movimientos son deshinbidos, demuestran franqueza al hablar, ser movimientos espontáneos.

¿Sabes que todos tenemos una serie de derechos asertivos? Cuando acabes de leerlos, volverás a pensar: “ No me dices nada extraño, ya lo sabía yo, menuda tontería”. ¿ Pero realmente haces usos de ellos en momentos puntuales de tu día a día ?

  • Derecho a ser tratado con respecto y dignidad
  • Derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  • Derecho a ser escuchado y tomando en consideración
  • Derecho a tomar mis propias decisiones, a juzgar mis decisiones
  • Derecho a decir “NO” sin sentir culpa
  • Derecho a pedir lo que quiero
  • Derecho a cambiar
  • Derecho a cometer errores
  • Derecho a pedir información y ser informado
  • Derecho a obtener aquello por lo que pague
  • Derecho a decidir no ser asertivo.
  • Derecho a ser independiente
  • Derecho a decidir que hago con mi tiempo, con mis posesiones.. mientras no viole los derechos de los demás.
  • Derecho a tener éxito
  • Derecho a gozar y a disfrutar
  • Derecho a mi descanso, a mi aislamiento, siendo asertivo.
  • Derecho a superarme, , aún esperando a los demás.

Si nos queremos y nos respetamos, seremos capaces de querer y amar a los demás. Y para ello , lo más importante es tener una autoestima alta, en la cual podamos defender nuestros derechos, deseos y anhelos, pero ante todo, sin pisar el de los demás.

>El Miedo.

>

Una diferencia importante que nos diferencia de nuestra etapa de niñez y juventud ahora a la de madurez, es el MIEDO.

Cuando eramos pequeños y más aun en la famosa ” edad del pavo” no teníamos miedo a nada, saltábamos las tapias de las casas de los pueblos para coger fruta, nos tirábamos por cuestas interminables con cartones después de haber nevado o hacíamos “oídos sordos” a nuestros padres cuando nos decían que no podíamos hacer algo y nosotros lo hacíamos porque nuestros amigos también lo hacían. Hacíamos cosas, que ahora echando la vista atrás, pensamos: ¡ QUE LOCOS ESTÁBAMOS¡ Ahora no podría hacer esas cosas.

Pero ahora ya, siendo mas maduros, ha ido creciendo en nosotros algo muy pernicioso para nuestra salud. EL MIEDO.

El miedo es un mecanismo, que nos protege frente al miedo, a los peligros, haciendo que actuemos con precaución ante una situación que nosotros pensamos que es peligrosa, perniciosa para nosotros.

Tenemos todo tipo de miedos, de diferentes contexturas, formas, muchas veces no sabemos porque tenemos miedo en una situación normal del día a día. Tenemos miedo al fracaso, miedo al éxito, miedo al miedo, a los cambios, al ridículo frente a los demás… Siempre aparece el miedo, cuando nos adentramos en situaciones que son novedosas para nosotros, que no las hemos vivido anteriormente. Pero como ya he comentado en otras entradas, para conseguir nuestros retos, nuestros sueños, tenemos que salir de nuestras “zona de confort” , de nuestra rutina. Sin salir de ella, todo será en nuestra vida igual y seguro que no queremos eso, que nuestra vida sea una rutina.

Por eso, ante todo tenemos que reconocer que tenemos miedo ante una situación o problema. Analizar el porque tenemos miedo ante la misma, analizarnos a nosotros mismos. Muchos de los casos es un miedo irracional, una tontería. Siempre tenemos miedo a que se cumpla lo peor, entonces preguntante : ¿ Que posibilidades hay que se cumpla ?. Y como te he dicho, muchas veces la respuesta sera un 0%. Y si es un miedo real, preguntante : ¿ Como me puedo preparar para él?.

Los mayores, cada vez tenemos menos una cualidad que si tienen los pequeños. La imaginación. Vemos en programas de televisión, en nuestros sobrinos o hijos, que tienen una imaginación increíble, que con una pinza de tender creen que es una nave espacial o se tiran por los toboganes pensando que son superman, pero cuando somos mayores, la imaginación la tenemos para pensar siempre en lo peor, ponernos siempre en lo más negativo. El miedo nos impide romper nuestras limitaciones y alcanzar sueños que anhelamos, nos impide romper ese muro que nos ata.

Así que pongo una cita para que reflexiones sobre tus miedo que tienes en la actualidad: “ Una vez aceptados, nuestros miedos se transforman de debilidad en puntos de fuerza, si por el contrario, queremos negarlos o reprimirlos, nos pillan desprevenidos, trastocándonos y abriendo la vía al pánico”.

Por tu miedo, no te reproches haber perdido una oportunidad en tu vida o una persona.