>¿Como sienta que te halaguen?

>

Como Vito Corleone en su trilogía del Padrino, que bueno sabe que te elogien y lleguen halagos a tus oídos, tanto en tu vida personal como en la vida profesional. ¿ A que si ?. A todos nos gusta que nos “regalen los oídos” y el que no, MIENTE.

Un halago o elogio, es una herramienta esencial en el mundo, pero hay que saber muy bien utilizarla. Profesionalmente, puede hacer que el ambiente laboral, se transforme, de hostil a un ambiente sano y productivo. Y personalmente, hacer que sea el comienzo de la salida de una depresión o unos días de “bajón”.

Por halago se define, como: “ Demostrar afecto con palabras o acciones gratas”. Como he dicho, que herramienta más importante, poco costosa y que poco se usada es.

¿ Tanto cuesta decir a un empleado que ha realizado un buen trabajo? ¿ Tanto cuesta darle una palmadita a un empleado, por haber resuelto un problema que llevaba tiempo incidiendo en la empresa y por fin se ha resuelto? ¿ Tanto cuesta, preocuparse por tu personal a cargo y sentarse a hablar con ellos, para saber que les pasa, el porque de su posible bajada de rendimiento?.

Según las estadísticas, que los españoles trabajemos 232 horas más al año que la media europea y que seamos la mitad de productivos, algo quiere decir, no?.

Se podría decir muchas causas al respecto, causas tecnológicas, costes laborales, pero que casi el 90% del tejido empresarial español, y el aragonés, mayormente, sea pyme, y sean un 50% menos productivos respecto a la media del sector, algo quiere decir.

En la cultura empresarial de Aragón, principalmente, y por las experiencia compartidas y vividas, la cultura del elogio o del halago, es algo “novedoso” y casi inusual. Se piensa que es una práctica venida del “extranjero” y todo que venga de fuera, da miedo.

Y en el terreno personal, ¿que decir?. Cuando eramos pequeños, no nos gustaba que nuestros padres nos dieran un “regalo” o un ” bien hecho” por las notas durante todo el curso, por hacer bien aquel trabajo de manualidades o cuando ya somos adultos, un simple gracias de un amig@ por un favor que les has hecho? ¿No deseamos oírlo?.

Todos nos hemos quejado alguna que otra vez en nuestros trabajos, que no sabemos realmente si estamos haciendo bien nuestro trabajo desde el principio. Que no recibimos “feedback” por parte de nuestros jefes. Y cuando se detecta un “error” en la forma de trabajo, viene acompañada la “bronca” con unas formas que hacen que baje la “autoestima personal profesional”, en un porcentaje muy alto, dejándola en términos mínimos.

Hechos que también se trasladan al ámbito personal. ¿ Cómo te sientes después de una reprimenda de tus padres, tu pareja o un/una amig@ por cualquier motivo?.

El “feedback“, es un elemento que hace que el empleado sepa si realmente está haciendo bien o no su trabajo en cada momento. Y con el halago lo que hacemos es reforzarle en su trabajo bien hecho, nos centramos en los aspectos positivos del mismo, le fortalecemos en su autoestima, en su rendimiento productivo.

Pero en la actualidad, los lideres de las empresas no tienen esa acostumbre de elogiar a sus trabajadores, perdiendo para su empresa, los poderes transformadores del mismo. Tienen en su mente, que es el “deber” de los trabajadores, hacer su trabajo y siempre bien, pero hay que romper esa creencia.Porque si los jefes, tuvieran la costumbre de elogiar a sus subordinados en su trabajo diario, en su consecución de los objetivos establecidos, a la hora de hablar con ellos, en términos de mejora, no dañaría su autoestima, porque ya lo ha ido fortaleciendo con el tiempo anteriormente.

Un elogio, un halago tiene unos grandes beneficios, que a continuación intento resumir:

Da resultado. Ya que si le dices a un niño que ha hecho bien su trabajo de recoger la mesa o portarse bien con su hermano pequeño, a que lo volverá a hacer ya que verá a su madre más contenta con él? Pues aquí igual, si nos dicen que hemos hecho bien nuestro trabajo, o que un amigo esta agradecido por nuestra ayuda, nos ayudara a estar mas motivados e implicados en el trabajo.

Aumenta la confianza en uno mismo. Mucha gente necesita ” la aprobación” de los demás por su trabajo o sus acciones pero otras tienen la suficiente confianza en sí mismos, para saber que esta bien hecho o que esta mal hechos. Muchos necesitan que se les guié en su día a día.

Aumenta la cordialidad entre los componentes. Estas más a gusto en un puesto de trabajo que todos se odian e intentan hacerse la “puñeta” o en un ambiente en los que hay cordialidad y “buen compañerismo”? Creo que ya se cual es tu respuesta.

Da y recibirás. ¿A que siempre tienes más en tu mente, a compañeros de trabajo, amigos o conocidos que te han ayudado, te han apoyado, en definitiva, en personas positivas que no en personas que no te han ayudado, han pasado de ti en determinados momentos?

Y para terminar una frase que espero os haga reflexionar: “ Casi todos preferimos ser arruinados por los halagos que salvados por las criticas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: