>La voluntad.

>

Quien tiene la voluntad tiene la fuerza.

Te acuerdas cuanto te costo decidir aceptar entre una propuesta de trabajo y otra? Te acuerdas cuanto te costo decidir aceptar la invitación de esa persona? Te acuerdas cuanto te costo decidirte a empezar a estudiar esa asignatura que pensabas que era tan difícil para ti y luego la sacaste con buenas notas que ni tú mism@ te lo esperabas? O voluntad para perder esos kilos que se han cogido este verano pasado?

Son metas que siempre alguna vez nos hemos propuesto, y no solo nosotros, sino todo ser humano. Pero muchas veces, hemos desistido en las mismas, por no tener la voluntad de seguir con las mismas, porque principalmente, porque somos personas, que queremos resultados casi instantáneamente y eso de mucho esfuerzo con nosotros, no suele ir habitualmente.

La voluntad es la capacidad que tenemos todos seres humanos, que hace que nos movamos a realizar actividades de manera intencionada, por encima de “viento y marea“.

La voluntad nace en nosotros por dos vías:

  • Vía natural: es decir, cuando nos apetece comernos la tarrina de helado chocolate cuando estamos viendo una película esa película de amor que tanto hemos visto aun así o nos apetece llamar a nuestr@ amig@ por teléfono, aun tras haber pasado todo el día con el/ella….. En este tipo de situaciones, nos encontramos motivados y estamos seguros de hacer algo.
  • De forma consciente: Cuando sabemos que tenemos que hacer una cosa, es decir, sabemos que tenemos que hacer el presupuesto para el cliente como muy tarde para el viernes, tenemos que ir a recoger a nuestra madre a la estación el viernes, tenernos que levantar de la cama los lunes camino del trabajo, aunque no tengamos ninguna gana…

¿Pero que pasa, que siempre empezamos el gimnasio en enero con ganas, vamos al trabajo con ganas o vamos a clases de ingles super motivados o que pasen los meses estando apuntados a clases de la autoescuela sin ir? Siempre empezamos super motivados, pero nos vamos poniendo excusas , vamos dejando que pasen los meses, pagando aún así estoicamente todas las cuotas…

El porque? Como bien dice el refranero español: “ Obras son amores y no buenas razones”. Solemos dejar de ir al gimnasio, porque pensamos que pensamos que no es importante, y lo solemos “sustituir” por quedar con los amigos, o simplemente quedarnos en casa, que es una actividad más fácil para nosotros. En definitiva, siempre tiramos a lo fácil, antes que a lo importante, tiramos antes quedar con los amigos o ver un partido por la televisión, que perder esos kilos que se han ganado en el verano.

Todos conocemos a alguna persona, que siempre le sigue un adjetivo: Que fuerza de voluntad tiene. Estas personas utilizan su voluntad como un músculo. Ejercitan su voluntad, son personas que intentan hacer su actividad cada vez mejor, son constantes y sin ningún ápice de deserción por su parte.

Tener una voluntad férrea, orientada a tus objetivos o sueños, hace que no caigamos seguramente en otros temas, que nos podría perjudicar, como por ejemplo drogas, alcoholismo o malas compañías.

Así que ten una voluntad férrea, se constantes en tus objetivos y nunca desistas en ellos. La voluntad es el motor de los demás valores de una persona y la cual los desarrolla y potencia.

Os dejo un texto llamado Upanishad, y espero os haga reflexionar:

“Eres como el profundo deseo que te impulsa, Como es tu deseo, así es tu intención, Como es tu intención, así es tu voluntad, Como es tu voluntad, así son tus actos, Como son tus actos, así es tu destino“.

Sin fuerza de voluntad, no podremos sacar adelante nuestras situaciones personales o profesionales que estemos viviendo en la actualidad ( paro, pensar que estamos solos porque estamos sin pareja, soledad…), y estando en el sofá todo el día quejándonos por lo que estamos pasando, dando la “chapa” a los amigos y familiares por lo mal que estamos, sin aceptar claramente la situación que estamos viviendo en esos momentos, la solución no vendrá al sofá a decirnos: ” Ya estoy aquí, ya tienes la solución“.

Así que acepta por lo que estés viviendo, quieras solucionar en tu vida o alcanzar en la misma, ponte un objetivo, escribe el objetivo que quieres conseguir o subsanar ( pero acuerdate, cuanto más grande es el objetivo, mas fuerza de voluntad tienes que tener, no lo es mismo ser astronauta que aprender ingles ), dividelo en pequeñas metas que sepas que puedes conseguir, ya que al ir consiguiendolas, iras aumentando tu fuerza de voluntad y si una vez, no te ves con fuerzas para conseguirlo, mejor que tengas alguien a tu lado, que sepa lo que estas intentando conseguir, que en esos momentos de “bajón” te apoye y anime, que te diga como te ve los progresos que van consiguiendo….

Y para terminar, te doy un consejo desde mi humilde experiencia: !!NUNCA TIRES LA TOALLA Y SE POSITIVO, LO ACABARAS CONSIGUIENDO!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: