Las marchas de un cambio

Decía George Herbert: ”  ¿ Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio. ¿ Por qué hemos de temerle?”.

El pasado sábado, me encontré a una amiga que hacia mucho que no veía. Me alegro mucho verla, ya había pasado mucho desde la ultima vez que nos habíamos visto.

Tras ponernos al día tomando algo juntos, lo primero que me preguntó fue: ¿ Cómo ha sucedido el cambio tan drástico que has hecho en tu vida, david?. La verdad que no sabía que  responderle. Y fue así, no le respondí, me encogi de hombros. Solamente le dije que estaba viviendo un continuo cambio y que me había adentrado en él, que no sabía donde me iba a llevar pero que realmente esta era mi verdadera voz.

Si te preguntaran a tí, ahora mismo, como hiciste ese cambio, esa transformación en tu vida, en que momento decidiste cambiar, tampoco sabrías que responder.

Solamente le comente una cosa, que me di cuenta cuando sali de la empresa, que estaba viviendo un engaño, que mi vida no era la contabilidad, ( estudios y experiencias de las cuales estoy muy orgulloso ), pero sentía que no quería desarrollar toda mi vida en el mundo financiero, no sabía lo que quería realmente, pero sabía que no quería el inmovilismo de estar en una oficina haciendo contabilidad o facturas y dicha rutina. Ese realmente sabía que no era yo. Eso le dije, pero realmente como había llegado hasta donde estoy ahora, NO  TENÍA NI IDEA, NO SABIA EXPLICARSELO EN FASES.

Se asombraba como me encontraba, como le hablaba. Me pregunto que si había tenido miedo ante el cambio que quería en mi vida, y le dije que SI, y aún en estos días sigo teniendo miedo. Todos tenemos miedo a la incertidumbre, al qué dirán los demás cuando les digamos que queremos hacer tal o cual cosa o desarrollarnos en una profesión totalmente diferente a la que estábamos haciendo hasta la actualidad. Los cambios duelen y mucho.  No es lo mismo querer dejar de fumar e ir dejándolo poco a poco , que dejarlo de una vez por todas.

Nos dan miedo los cambios aunque sepamos que tenemos que hacerlos por nuestro bien, nos “acojonamos“. Y yo sigo “acojonado” con muchas cosas que me pasan, no me libro de ese miedo.

Pero cuando tienes que dar un cambio en tu vida, no tienes que esperar a que el “Arcangel Gabriel” o la oportunidad te venga a la cama y te diga: ” Venga, aquí estoy, hazme tuya, soy tu oportunidad“. Si eso te pasa, por favor, llámame y dime como lo conseguiste, porque las cosas no son así. Nunca esperes a cambiar cuando ya no tengas energías para ello y la motivación sea mínima, porque no lo conseguirás.

El momento de un cambio es ahora, no esperes.

Me comento que quería hacer un cambio en su vida, que quería desarrollarse en otro campo profesional, que sabía que iba a disfrutar más que con el trabajo que estaba. Y mi pregunta fue: ¿ Y por qué no lo haces?.  Empezaron a sonar la retaila de excusas: ¡ Ahora no puedo, que dirían de mí, ahora que tengo un puesto de responsabilidad, no voy a cambiar…!

¿ Por qué pensamos que nosotros no podemos conseguir lo que siempre hemos querido?. Estamos a tiempo para dar un cambio y conseguirlo, te lo aseguro. Mira la vida con unos ojos más rejuvenecidos, no dejes que lo haga tu espíritu viejo.

Pues pensando en que proceso había llevado hasta la actualidad, mi querida amiga, creo que todo cambio lleva este proceso:

1.- Es una época en la que no nos damos cuenta que tenemos un problema: ¡ Si estoy la mar de bien, ¿ para que voy a adelgazar?, ¿ Yo al psicólogo? ¿ Para qué?, no pienso cambiar, quien me quiera, me tiene que querer tal cual soy…!  Negamos lo que nos esta pasando.

2.- Ahora ya sabemos que tenemos un problema, (que mejor me gusta llamarlo dificultad). Sabemos que necesitamos ayuda, vemos los pros y contras de un posible cambio: ” Estaré mas guapo delgado, pero se que me va a costar, trabajaré más a gusto, pero ¿qué dirán los demás?, no es el momento adecuado, seguro que si tiene que ser, ya vendrá”..

3.-  Hemos decidido dar el paso hacia adelante, damos las primeras pinceladas, acudimos al médico para que nos de una dieta para adelgazar, ver precios de gimnasio o como podríamos compaginar los estudios con el trabajo que tenemos actualmente.

4.- Acción, vamos a toda máquina hacia el cambio que deseamos, no hay barreras  que nos limiten. Queremos conseguirlo y vamos a por ello.

5.- Nos mantenemos en la acción tomada. Vamos al gimnasio de continuo, intentamos que no nos venza la pereza. Intentamos mantener la guardia bien alta.

6.-  Se consolida el hábito en nosotros. Escribo todos los días, siento que me gusta escribir, sigo la dieta, disfruto comiendo sano y me encuentro feliz.

No busques excusas ante un cambio, planifica como quieres hacerlo y hazlo,  pero no te lances antes sin saber cómo hacerlo.

Como estoy viviendo, un nuevo hábito, una nueva costumbre en tu vida, es fácil llegar a ella, pero lo que si es difícil, como en el éxito, es mantenerlo.

Enfrentarse a un cambio en la vida requiere valor y aceptarse uno mismo y en la gran mayoría de las veces, no nos gustara lo que veamos, pero el qué algo quiere algo le cuesta…

¿ EN QUÉ FASE DE TU CAMBIO TE ENCUENTRAS? ¿ HAS INTENTADO ALGÚN CAMBIO EN TU VIDA Y FRACASASTE EN ALGUNA DE LAS FASES?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: