!!Sin tu aprobación no soy nada…!!

No puede el hombre sentirse a gusto sin su propia aprobación”, decía Mark Twain.

Hoy he estado mirando el regalo del amigo invisible que hacemos en casa. En vez de regalar algo a cada uno, que ya empezamos a ser muchos (que el presupuesto no está para esos trotes ). Pues me he ido en busca del presente que he pensado para esa persona de mi familia. No digo lo que he comprado porque a lo mejor lo lee esa persona, pero espero que le guste. Ya os contaré.

Mientras estaba en una tienda, intentando conseguir el regalo, he echado el oído a una conversación que se producía  detrás de mí. Una chica le decía a su amiga, que pensaba del vestido que se estaba probando, que se lo quería poner para noche vieja, que quería que fuera una noche especial , repitiéndole por activa y por pasiva, que era importante su opinión, ya que toda la ropa que se compraba, sabía que ella tenía que darle su aprobación.

Desde pequeños, vivimos situaciones en las que actuamos como se espera de nosotros y no como querríamos hacerlo, siempre buscando la aprobación y/o agrado de las otras personas.  “ Mama, mira qué bien se nadar, mira qué bien se jugar al futbol, Si mis amigos tienen esa consola yo tambíen la tengo que tener mama, sino no podré ser su amigo…. ¿Te gusta la ropa que me he comprado? Es por ti, espero que te guste… Voy a hacer la carrera de mi padre para que se sienta orgulloso de mí y pueda así heredar la empresa, No te defraudaré ya verás cómo has elegido al mejor…” Y muchas más situaciones que vivimos día a día.

Con ese tipo de situaciones, como por ejemplo la de esta mañana, la chica decía claramente que no podía tomar una decisión sino era con el consentimiento de su amiga. Y seguro que si la amiga le denegara el vestido que le había propuesto, la autoestima de la chica , bajaría muchos enteros. 

¿ A qué cuando intentabas hacerlo lo mejor posible en cualquier actividad, y solamente recibías un “sigue así”, te venías abajo? Pues eso quiero remarcar.

Aunque nosotros, en nuestro interior, sabemos que  valemos mucho, que somos buenos  en tal o cual actividad, estamos pendientes de la confirmación por parte de los demás. Buscamos la puntuación final, como en un concurso con jurado. Y si no conseguimos la puntuación que pensamos, nos amoldamos continuamente a las preferencias de esas personas.

Y mientras, la conexión con uno mismo, se va debilitando.  Empezamos a ser una copia barata de lo que somos realmente, ni copia, la verdad.

Buscando la aprobación de los demás, nos situamos en una situación, en la que los demás, tienen la culpa de lo que nos pasa, nosotros no, porque no hacemos nada que signifique  riesgo en nuestra vida,  pensamos que los demás se tienen que ocupar de nosotros mismos, pero nosotros somos los responsables de nuestra vida, no los demás.

Está bien pedir consejo, asesoramiento. Yo mismo lo hago tras terminar de escribir una entrada. Tengo a mi “mentora”, que lee la primera, lo que he escrito y me da su opinión. Muchas veces me da el Ok y otras no. Unas me recomienda que incida más en un tema y otras que escriba más desde el corazón dependiendo del tema. Y  esto es como todo, muchas veces le hago caso y otras no. Seguro que tú tendrás una persona de la cual te gusta saber sus opiniones en determinados temas, pero siempre haces lo que dicta tu corazón, no lo que diga él a rajatabla. Me gusta saber su opinión, modifico alguna cosa en la que tiene razón, pero nunca la he cambiado al 100% o no la he publicado porque no le gustaba.

¿A qué seguro alguna vez has hecho lo contrario de lo que te dijeron y conseguiste lo que querías? La negación de algo, es algo natural en la vida.

Tampoco te estoy diciendo que seas un rebelde sin causa, pero no que te  llegue  a inmovilizar lo que piensen los demás de ti o de lo que esta pasando. Muchas seguir a tu propia intuición es conseguir lo que querías, en contra de la opinión de los demás,  porque si lo hubieras hecho, no lo hubieras conseguido.

Me doy cuenta, cada vez más, que el parar y mirarnos dentro del saco que tenemos por piel, nos da un miedo tremendo. Y es el paso más importante. Tenemos que aceptar lo que somos y lo que sentimos para empezar a mejorar. Es duro, lo sé, pero es esencial si queremos mejorar. Pero que conste que aceptar como somos, no significa que nos tenga que gustar, pero somos así en ese determinado momento.

Sin afrontar la realidad, asumiéndola, pero no confrontándonos a ella, nuestra autoestima no aumentara.

Con esta transformación, con esa confianza en nosotros mismos,  hará librarte de los juicios y la máscara que llevas puesta, que tiene por nombre inseguridad, se caerá.

¿En qué temas buscas la aprobación de los demás? ¿Te da miedo que no aprueben todo lo que haces en la vida?

 

Anuncios

6 Responses to !!Sin tu aprobación no soy nada…!!

  1. sheyla_ tarin says:

    yo busco la aprobación hasta para poder respirar……miedo no me da,me da pánico q la gente no me acepte como soy o como hago las cosas o como dirijo mi vida….vivir asi te va destruyendo por dentro…poco a poco se irá mejorando…

    • Buenas noches Sheila:
      Buscas la aprobación en los demás, te amoldas a lo que te digan y te da miedo decir lo que piensas. Te da panico que no te acepten como eres, pero te hago una pregunta, sabes realmente como eres? te conoces realmente? has cogido realmente las riendas de tu vida? o quieres que los demas las cojan por ti, porque te da miedo ver que hay en tu interior? Si no coges las riendas de tu vida y aumenta tu autoestima, no creo que nada vaya mejorando. Un abrazo enorme, sigue adelante, saldras, lo se. Animo. David.

      • sheila says:

        Buenos días David,la verdad esq me has hecho tres preguntas claves,y siendo sincera….no sabria responderte.Madre mia se me hace nudo en el estómago sólo de pensar q no se responderte a algo tan sencillo….menudo caos interior..

      • Buenos dias Sheila. Para el año que viene te propongo un deber, conocerte a ti misma , realmente como eres , coger las riendas de tu vida, tienes que hacerlo, empezar a hacerlo a la voz de ya, se que quiero hacerlo pero te da miedo, a mi tambien me daba miedo y me sigue dando miedo muchas cosas que descubro de mi, pero los beneficios son mucho mayores que a los miedos. Las preguntas nos hacen mirarnos en nuestro interior y sacar lo que tenemos dentro de nosotros, Cogiendo la vida por los cuernos, aumentaras tu autoestima y eso es algo esencial e irrefutable para todo proceso en la vida, Sheila , lee mucho, escribe todo lo que sientas en cada momentos, te ayudara mucho, y ponte las tres preguntas en un folio y ponte delante de ellas y ves poniendo lo que te van surgiendo, vale? Poco a poco. Un abrazo enorme. y ánimo… David.

  2. María González Merino says:

    Creo que la necesidad de aprobación se va desarrollando desde pequeños. Cuando somos pequeños necesitamos esa aprobación de nuestros padres cuando realizamos alguna actividad, sobre toda algo nuevo, porque estamos aprendiendo.

    Sin embargo, pienso que la base de la educación debe ser precisamente enseñar a los niños a decidir por sí mismos lo que quieren hacer, a ser responsables de sus actos y sobre todo, a que su motivación esté en su interior y no en la búsqueda de aprobación o reconocimiento de los demás. Es decir, como tú bien dices “tomar las riendas de nuestra vida” y ser independientes y maduros emocionalmente.

    Si no, con el paso del tiempo podemos convertimos en auténticos esclavos de las opiniones ajenas, que suelen ser además personas con las que tenemos vínculos emocionales estrechos. Y en lugar de tener como motor la propia satisfacción y desarrollo personal nuestras acciones se enfocan a “no decepcionar”, “no molestar”, “hacer sentir orgullosos” a los demás. Al final todo esto nos acaba provocando sentimientos de culpa (cuando no hacemos lo que los demás esperan) y de enfado con nosotros mismos (cuando hacemos lo que los demás esperan y esto es contrario a lo que en realidad deseamos).

    Hay que tener valor para decirle a la amiga “Sé que no te gusta este vestido pero a mí me encanta y me lo voy a comprar”.

    • Buenas tardes Maria:
      Que tal? Deseo que pases una feliz nochebuena y navidad.
      Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras. Con el paso , sino tenemos nuestra autoestima alta, somos esclavos de las opiniones ajenas, intentando no decepcionar a los demás pero no satisfaciendote a ti mismo, que es lo más importante en la vida. Intentamos hacer lo que esperan de nosotros, nos almodamos y cuando queremos nosotros que hagan algo por nosotros, ¿lo hacen?, la mayoria de las veces , no.
      Me gusta ese comentario que hay que enseñar a los niños a ser responsables de sus actos, y el desarrollo personal de eso trata, de ser responsable de tu propia vida.
      Te mando un fuerte abrazo y estoy a tu disposición. David.
      FELIZ NAVIDAD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: