!!Fe y Compromiso para el gran salto!!

“Da el primer paso en la fe. No necesitas ver toda la escalera, sólo da el primer paso”, decía Martin Luther King.

Esta semana me he dado cuenta que tenía en mi boca dos palabras constantemente y muy importantes, FE y COMPROMISO.

Pero hoy me apetece escribir lo que he vivido con estas dos palabras, de otra forma, escribiéndolo a través de una metáfora.

Álvaro tenía la plena convicción esta vez, que saltaría del trampolín que estaba situado a 15 metros de altura, haría su pirueta y conseguiría la puntuación que lo llevaría a los Juegos Olímpicos. Estaba totalmente convencido de que lo haría, no sabía cómo, pero sabía que lo iba a conseguir mientras subía dichas escaleras. El entrenador, les comentó a todos los integrantes del equipo, quien hiciera dicho salto, iría a los Juegos  directamente, nadie quiso subir, nunca habían saltado desde esa altura,  excepto él. Estaba convencido de hacerlo posible.

Mientras iba subiendo, se daba aliento y motivación él mismo, se repetía a si mismo: ¡ Lo voy a conseguir, iré a los Juegos¡. Cuando acababan los entrenamientos, practicaba a solas dicho salto, había sufrido rasguños y arañazos intentándolo  y nunca lo había conseguido, pero sabía que un día acabaría haciéndolo y sentía que ese día, era el dia D.

Sabía  desde el principio, que iba a triunfar y que dicho triunfo repercutiría en su vida, no pensaba abandonar jamás, lo iba a conseguir.

Alguna vez había pensando en dejarlo todo, abandonar. Pero había aprendido, a cuando se caia, pensar que había hecho mal, meditar, visualizar como le gustaría que fuera el resultado. En ese estado de retiro, de meditación, Álvaro se hacía preguntas del estilo: ¿Qué error estoy cometiendo? ¿Qué hace falta para que consiga mi reto? ¿Qué cualidad tengo que desplegar para conseguir saltar definitivamente el trampolín?… y muchas preguntas más que le hacían cada vez, mejorarse.

No veía cada caída como una derrota, sino como un aprendizaje, como una oportunidad de mejorar y no lo veía como un obstáculo que tenía que apartar de su vida cuanto antes. Veia las circunstancias de una manera positiva, de aprovecharse de las mismas, cosa que sus compañeros no hacían.

Cuando vivía dichos “pruebas”, lo acercaban más a su sueños, aumentaba más su energía, se le notaba más entusiasmado e ilusionado.

Los compañeros, cada vez lo notaban totalmente cambiado y no sabían que había pasado.  Le preguntaban que había ocurrido, si tomaba alguna “pócima secreta” y solamente respondía: “ Confio en mi, se que voy a conseguir llegar a la cima”. Lo miraban con incredulidad, no pensaban que alguien tan delgado, tan poca cosa, llegara a conseguirlo.

No solo se apoyaba en sus meditaciones, sino también en su pareja Elsa. Habían pasado por muchas dificultades, pero las habían superado. Él se apoyaba en ella en todo momento, le comentaba lo que vivía en cada momento, sus dudas, sus metas y sueños, se apoyaban el uno en el otro, siempre. Elsa le había dado ese plus de más, para que creyera en sus talentos, que era capaz de hacerlo y en el reto que se había propuesto.

Siempre había confiado en sí mismo, pero siempre tenía periodos, en los que se decía que no podría, que no sería capaz, desanimándolo por completo. Pero hasta en eso había cambiado, ya sus conversaciones solo eran positivas, de ánimo y motivantes. Había aprendido que las circunstancias no lo determinaban todo, sino era él quien  jugaba con las mismas.

Estuvo entrenado mucho, durante años para  aprovechar la oportunidad que sabía que se le iba a presentar, nunca había tirado la toalla.

Mientras iba subiendo, se daba cuenta lo que había cambiado. Era una persona totalmente diferente a la de hacia unos años, confiaba más en si mismo, su lenguaje siempre era positivo, nunca había tenido tanta fe en algo, como lo que iba a hacer a continuación. Sentía que se había creado de nuevo a sí mismo. Y eso era una cosa de la que se sentía muy orgulloso.

Puso  la punta de los pies en el borde del trampolín tal y cual había soñado siempre. Cerró los ojos y salto haciendo el ejercicio que había preparado.

Salió del agua y todo el mundo le aplaudía. Elsa estaba viéndolo desde un sitio apartado para que no se pusiera nervioso si lo veía . Cuando se vieron ,se juntaron en un abrazo y gritaban al unisonó: ¡¡Lo he conseguido, lo he conseguido!

¿ Estás dispuesto a comprometerte a dar ese salto que tanto anhelas? ¿Tienes  fe que lo vas a conseguir?

Anuncios

2 Responses to !!Fe y Compromiso para el gran salto!!

  1. Buenas noches David.

    Creo que tienes razón al haber dado importancia a la FE y el COMPROMISO. A mí me faltaba la fe, no creía en mí misma (pero nada de nada…), pensaba que nunca podría hacer nada que realmente me gustara, que los demás o “el mundo” dirigirían mi vida, pensé que el destino estaba ya marcado y que nada podía hacer para cambiarlo.

    Sin esa fe de la que hablas no es posible comprometerte con el cambio, motivarte en los momentos de dificultad y aceptar los pasos atrás o los errores que siempre están ahí. Y ya sabemos lo mucho que cuesta no dejarse llevar por el desánimo y poner buena cara… Es cierto que tener cerca a personas que nos apoyen es importante, pero también es verdad que en el fondo tenemos que confiar al 100% en nosotros mismos, por si algún día ese apoyo nos falta.

    Digamos que estoy venga a subir y bajar del trampolín, entrenando, y sintiendo esa energía que va a más, como tú explicas, es una sensación que crece día a día y que afianza mi “fe” y mi compromiso con el cambio. Los saltos de momento no son de mucha altura, pero seguro que cualquier día me tiro a por la “medalla” (espero no pegarme un batacazo, jeje)…

    Un saludo con doble mortal hacia delante 😉

    • Buenas noches Maria:
      Como estas? Deseo que muy bien.
      Muchas gracias por tu saludo con doble mortal y sobre todo me alegro que poco a poco vayas subiendo el trampolin con más altura. Es una buena señal, muy buena y me alegro de todo corazon.
      No pienses que te vayas a pegar el batacazo, piensa en el recorrido que estas haciendo, en tu transformacion, es eso es lo más importante. Y aunque no hayas conseguido el sueño que siempre habias soñado, mira la transformación y seguro que te llevara a un sitio mucho mejor de lo que pensabas, lo se.. Conseguiras una gran medalla.
      En lo que pueda ayudarte, estaré ahi para lo que necesites. Un saludo y a por el ORO!!. Sigue hacia adelante, rendirse nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: