Se busca: !!AL GRAN AMOR¡¡.. Hay recompensa..

El amor es como los fantasmas, todo el mundo habla de él pero pocos lo han visto”.

Para empezar quiero haciendo una confesión. Muchas veces cuando estoy escribiendo, oigo Kiss Fm…  Por mucho que oiga Bunbury, La habitación Roja o La Máxima Fm…Lo reconozco y no me avergüenzo de ello. Hasta estuve a punto de trabajar en la emisora en Madrid.

¿ Y a que viene todo esto? Hoy caminando por Zaragoza, me he fijado que estaba llena de carteles anunciando la  nueva película sobre Blancanieves. Además he visto que dentro de poco, se estrenaba otra película con la misma temática.

Cuando he llegado a casa, en la tele estaban poniendo la típica película, de chico conoce a chica, se atraen, pero por diversas situaciones, siempre rocambolescas, no consiguen declarar su  amor hasta que el destino los vuelve a unir, con la imagen final, de amor feliz.

Y siempre acabo haciéndome la misma reflexión: “Me gustaría seguir esta historia dentro de 5 años, tan idílico todo, tan bonito… seguro que han acabado separándose o tirándose los platos a la cabeza”. Pero siempre se te queda una sonrisa al ver que la historia ha acabado bien.

Todos nos pasamos la vida, buscando algo que anhelamos desde que tenemos uso de razón.  EL AMOR. Esa princesa rosa o príncipe azul que nos venga a rescatar en un corcel blanco o en un descapotable rojo, nos secuestre y vivamos una vida de amor, pasión y felicidad.

Desde pequeños, con libros, como la cenicienta, Blancanieves o el día de San Valentín patrocinado por unos grandes almacenes, entre otras muchas cosas, se nos enseña e instruye en dicha búsqueda, del verdadero amor, de esa persona que nos haga una vida fácil, llena de sueños y éxito realizados….

¿Y tú ya has encontrado ese príncipe o princesa con el que vivir el resto de tu vida?

No soy un experto en el campo del amor, porque más bien he tenido más fracasos que alegrías, pero tampoco hablo desde el resentimiento cuando digo, que el amor verdadero, no existe.

¡¡Parar, parar, no os echéis encima mío, ¿Vale?¡¡. Yo creo que esa visión del amor, que tantas canciones, poesías, libros y películas que nos quieren dar del amor, no existe. O al menos yo no la conozco personalmente ni de nadie a mí alrededor.

El aumento en el número de divorcios el año pasado se había estancado, principalmente por la crisis, pero los años anteriores, habían ido aumentando de una forma exponencial algo asombroso para los estudiosos del tema.

Esa visión que nos quieren dar del amor, observo que produce más daño que beneficios. ¿Por qué? PORQUE ESPERAMOS A NUESTRA PAREJA PERFECTA Y LAS PERSONAS PERFECTAS, NO EXISTEN. Podemos estar con una persona que pensamos que es perfecta y llevarnos un gran chasco ante la primera dificultad, o estar con alguien, que pensamos que se adecua más a nosotros, pero seguimos buscando por otro lado a esa persona que nos rapte para siempre de nuestra  vida rutinaria.

Cuando empezamos una relación, todo es bonito y de color de rosa. “ Mira, ha venido a buscarme, que majo, mira, me ha llamado, mira qué bonita sorpresa me ha dado, que majo es, como me quiere.. ya era hora, me lo merecía…” Y muchas frases más que seguro te vendrán a la mente ahora y te estarás riendo al pensarlas.

Pero cuando viene la primera desavenencia, las cosas cambian. Ya no vemos a nuestra pareja tan perfecta como pensábamos que lo era. A las primeras de cambio, ya empezamos a criticarla, a ponerla verde. Y para colmo sabemos que no somos nadie perfecto, pero ver que la persona que pensábamos que lo era, no es así, nos “jode” mucho más. Y lo que antes nos hacía tanta ilusión, nos hacía vivir en una nube de algodón dulce, empezamos a replantearnos la relación, a dudar de nosotros, ponemos en cuarentena muchas cosas.

No estoy diciendo que a las primeras de cambio, todas las relaciones, se acaban, o que todas las relaciones de pareja se  deberían mantener, pasara lo que pasara, hasta que la muerte los separe ( que eso fue en otros tiempos ), pero me he dado cuenta, que muchas relaciones que se acaban, se podría remediar esa ruptura.

Todos tenemos y yo soy el primero de todos, que tengo fallos. Pero aceptar que la otra persona ha cometido un fallo o lo tiene, no significa, que tengo que vivir para siempre conviviendo con sus defectos,  resignarse, sino, ¿Quizá no  sería mejor aceptar, como todo en la vida, está lleno de matices y líos?

¿Aceptas los defectos de tu pareja? ¿Y por qué no los aceptas? ¿Quizá tú actúas de la misma manera?

Cada día, pero en todo general, tenemos la mentalidad de blanco o negro, me gusta o no me gusta, no aguantamos nada, queremos todo para antes de ayer, dramatizando cada conflicto que vivimos en la pareja.

Lo reconozco, esas parejas, que parece que todo es perfecto y que nunca han tenido una discusión, NO ME LAS CREO.

Siempre con ciertos límites, claro está, creo que un conflicto en una pareja, es la salsa de la misma. Es esencial para conseguir un vínculo mucho más largo en la misma. ¿O eres de las que a la primera de cambio, tiras la toalla? (Claro que hay situaciones y situaciones, conflictos de todo tipo, eso no hay que dudarlo, que ante todo unos límites)

Pregúntate cuando haya una dificultad, que fue eso que te hizo enamorarte de tu pareja, lo positivo de ella, y no en lo negativo, producirá una mayor conexión con tu pareja, que hará que ante cualquier situación, la paséis más fácilmente.

Todos hemos tenido un momento en alguna relación, en los que nos encontramos en una encrucijada, seguimos para adelante o lo dejamos. En muchas situaciones, se habrá terminado la situación, pero estoy seguro que en otras, la relación habrá salido mucho más fortalecida. Y es debido porque utilizaron dicha situación como una oportunidad para que la pareja creciera. ¿Te ha sucedido alguna vez?

No queremos amigos, que nos “doren” la píldora, que digan a todo si, que no nos rechisten en nada,  que sea siempre amable con nosotros…porque nuestros mejores amigos, si te das cuenta, son aquellos que alguna vez te han hecho llorar, o te han dicho una verdad a la cara, cuando más lo necesitabas.

Entonces yo me pregunto. ¿POR QUÉ QUEREMOS UNA PAREJA QUE NO QUERRIAMOS COMO AMIGO?  Siempre intenta aprender, hacer que crezca y mejore tu relación de pareja.

¿Has besado a muchas ranas esperando a tu príncipe o princesa? ¿Eres exigente con tus parejas? ¿Qué es para ti el amor verdadero? ¿Has idealizado el amor?

¡¡La soledad de un abrazo!!

La soledad es un buen lugar para encontrarse, pero muy malo para quedarse”.

Son las 4 de la mañana. Si, es esa hora. No puedo dormir. He pasado el día rodeado de gente. Hablando, riéndome, escuchándola y pasándolo bien. Pero hoy mi cerebro me está haciendo pasar una mala jugada.

Hoy me han comentado, que siempre habían admirado de mí, que pudiera estar tanto tiempo solo, que podía pasar tiempo en mis cosas, centrado en ellas y  ahora más que más, decían que había incorporado en mi la soledad del escritor.  Me decían que jamás había conocido a nadie que le gustase la soledad y yo sin abrir la boca. Tengo momentos en los que me gusta la soledad pero en otros, pues NO.. La verdad que no tengo pintas de bohemio ni nada así, más bien al revés.

Y estamos aquí,  tapados con la manta y el portatil, pensando en la soledad y como nos relacionamos con ella.

Para unos la soledad, puede ser un remanso de calma y paz, ya que habrán pasado seguramente alguna situación difícil que la soledad, sea un gran recompensa. Para otros la soledad, significa vacio, ansiedad, estrés… es decir sienten que están sufriendo una grave condena. Para unas personas, la soledad es una gran aliada, su mejor compañera y para otros, es una gran pesadilla.

Cada vez se oye más una frase que dice así: “Aunque estoy rodeado de mucha gente, me encuentro solo”. Y aunque estemos rodeado de gentes, llenos de tecnologías que nos une con amigos que estan a muchos kilómetros de distancia, luego cuando nos metemos en la cama, y pensamos en el día, nos damos cuenta, que nuestra única compañera, es la soledad.

Me gustaría proponer un pequeño juego: Cuándo llegas a casa y estas solo, o vas a estar un tiempo prolongado solo, ¿Qué haces nada más entrar a tu casa? ¿Ponerte a leer o poner la televisión para aparentar que hay alguien en casa?. Puede parecerte algo simple, pero es muy esclarecedor..

Si realmente necesitas oír ruido en tu casa, mi experiencia me ha dicho, que te da miedo estar a solas contigo mismo. Y yo claro que sigo, teniendo días en los que necesito ruido en mi casa.

Me he dado cuenta, que la soledad, es como cuando las madres quieren que pruebes una nueva comida y no quieres, hasta que no la pruebes la tendrás en el plato. O la aceptas o estarás siempre rechazándola con todo lo que te puede provocar. Aceptarla te ayudara a romper las cadenas de la dependencia de los demás y sobre todo conocernos más.

Para no tener por compañera de viaje a la soledad, hemos hecho grandes locuras. Salir por ahí con personas que no aguantamos por no estar en casa, ir al cine solamente para sentirnos acompañado por la gente de la sala, acostarnos con la persona incorrecta para sentirnos queridos aunque sea por un rato, empezar a salir con personas que al mes nos hemos preguntando: “ ¿Por qué me he metido en esta relación?”, solamente por no oírnos decirnos o a nuestra familia, situaciones como esta : “Pues con los años que tienes ya es hora que te eches pareja, que se te va a pasar el arroz”… y muchas cosas más..

 ¿Y tú qué has llegado a hacer por no decirte que realmente estabas solo?

Hasta hace poco, pensaba que no tenía a nadie con la que poder compartir todos los sentimientos y lo que me estaba pasando, me sentía solo, no podía compartir mis sentimientos con nadie y gracias a la soledad,  entre otras cosas, he descubierto gente con la que sí puedo hacerlo y he mejorado mi relación con alguna persona importante en mi vida.

Cuando nos sentimos solos, me daba cuenta que cuando veía a una persona, le echaba un discurso más largo que los de Fidel Castro, dándome igual lo que decía la otra persona, tal cual. Yo quería desahogarme y punto. Hay que cambiar el chip totalmente si queremos sentirnos en unión con la otra persona, es decir, escúchala de verdad, te aseguro que tus relaciones cambiaran radicalmente.

Pero me estoy dando cuenta de una cosa. Yo la llamo, “la soledad del incomprendido“. A través de las entrevista y lo que estoy viviendo yo en estos momentos, cuando emprendes un reto diferente en tu vida, te sientes incomprendido por los demás, como un bicho raro y la mayoría de las veces, no encuentras ningún apoyo en la gente de tu alrededor. Te encuentras en un desierto con altas dunas a superar y de vez en cuando necesitarías ese aliento externo, pero la gente que se encuentra en él, con la convicción de que lo superaran, lo acaban haciendo.  Y ya no hablemos de la incomprensión cuando padeces una enfermedad, todavía no diagnosticada y te ven con ojos de que te lo estas inventando o estás loco; o de la incomprensión por estar parado. Si, es así.  Si te dicen para animarte que estén mal las cosas, gente que tienen la suerte de estar trabajando o tus padres. No viven la situación que estas pasando, la desesperación de no encontrar trabajo,  el no tener dinero para poder desarrollar tu vida, de los rechazos antes las entrevistas que haces, el estrés que te provoca y el desanimo. Lo hacen con su buena intención, pero la empatía en esos momentos brilla por su ausencia. El desempleado se siente solo engullido por la desidia y desesperación.

¿Y tú te has encontrado o lo estás en tus retos?

Durante la conversación, me preguntaron que si me aburría tanto tiempo solo y he respondido que NO. Y es así, muy rara vez me aburro, leo mucho, escribo, veo películas, videos de conferencias… la verdad que no paro. Claro que tengo días que me aburro… Pero la soledad, que no es buscada, la intento convertir en mi compañera, en un pequeño refugio personal. No es fácil, para nada, pero es mejor convertirla en tu compañera que no estar rechazándola en todo momento.

Aceptar la soledad, implica proclamar que eres vulnerable. Pero en estos momentos que vivimos, abrir tu corazón y decirlo, es algo muy extraño. Nos da miedo, vergüenza ,  y sentirnos débiles desde pequeños nos han dicho que es de cobardes. Como dice la canción de Bose, “Los chicos no lloran solo pueden pelear…”. Muéstrate tal cual eres y te lo digo, tu unión con las personas cambiara totalmente. Así que nada de ocultar una parte de ti, los beneficios son incalculables. ¿Te da miedo sentirte vulnerable?

No sé qué hora es, pero ahora la soledad me abandona y viene otro amigo a mi lado, el sueño. Así que antes que me gane, me gustaría acabar con una frase que siempre me ha gustado de Becquer: “La soledad es muy hermosa… cuando se tiene a alguien a quien decírselo”.

¿Te sientes solo? ¿Eres feliz aún no teniendo pareja? ¿Es necesario el amor de una pareja? ¿Qué será de nuestra vida si lo único que la ha llenado el deseo de encontrar una pareja? ¿Has exigido alguna vez  amor para no encontrarte solo?

Borja Vilaseca:” Si quieres que cambie lo externo, tienes que empezar por ti primero”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional”, es un placer, tener de nuevo a Borja Vilaseca.

Autor de libros como “Encantado de conocerme”; “El principito se pone la corbata”, ha publicado hace unos meses, su tercer libro, titulado “El sinsentido común” (Ed.Temas de Hoy ).

Un libro que nos enseña de forma amena y sencilla, porque nos comportamos de una misma manera siempre, como podemos empezar nuestro proceso de mirarnos al ombligo de verdad, y cuáles serán los resultados de esa visita a tu ombligo. Y sobre todo, “El sinsentido común”, nos lleva a una transformación, necesaria en estos momentos.

Es un libro, que yo lo tendré de cabecera, que de vez en cuando le echo un ojo para recordar e investigar de nuevo cosas.

Os dejo con su entrevista, en la que como dice Mark Twain: “Cada vez que te encuentres del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar” y es lo que nos hace esta entrevista.  Una autentica delicia que os recomiendo imprimiros e ir leyéndoosla ,releyendo durante mucho tiempo.

.- ¿Que es el sinsentido común? ¿Estamos en un mundo inconsciente y sentido común?

Quiero empezar diciendo a los lectores de la entrevista, que no se crean nada de lo que diga aquí, que lo verifiquen todo a través de su propia experiencia.

Este libro es un trabajo periodístico de los últimos 10 años de mi vida, tanto como periodista, ser humano comprometido con su viaje hacia el autoconocimiento y responsabilidad personal.

El sinsentido común gobierna ahora mismo la mayoría de nosotros es la ignorancia. La ignorancia de no saber quiénes somos, de cómo funcionamos, qué necesitamos para ser  verdaderamente felices por nosotros mismos, sin la necesidad de estímulos externos, sin la necesidad de tener… en esta sociedad económica en la que vivimos.

Pero esta ignorancia va la de mano de la inconsciencia de no querer saberlo. Es decir, seguimos creyendo que nuestra felicidad, nuestro bienestar reside fuera de nosotros mismos. Así que la inconsciencia es no querer mirar dentro de nosotros mismos, no querer cuestionar el sistema de creencias con el que hemos sido educados, ya que tenemos mucho miedo a empezar a cuestionarnos

.- ¿Qué son los “chupitos de cianuro”?

Dentro de esta forma de pensar mayoritaria errónea a cerca de la noción de nosotros mismos, con creencia limitantes y erróneas, la mayoría de nosotros, queremos que la realidad se adapte constantemente a nuestros deseos, nuestras expectativas, nuestros sueños… muchas de los cuales son totalmente egocéntricos. Así pues, cada vez que la realidad no nos beneficia, nos perjudica, reaccionamos, tenemos un pensamiento egocéntrico, observamos la realidad de una forma más negativa. Y ese pensamiento es como si nos tomáramos un chupito de cianuro.

El pensamiento egocéntrico, genera un tipo de emociones, que la neurociencia cognitiva, ha descubierto que fisiológicamente dañan nuestro organismo físico, incluso produciendo somatizaciones.

Lo que hacemos es hacernos daño a nosotros mismos, teniendo pensamiento, actitudes, conductas nocivas, egocéntricas, reactivas cada vez que la realidad no es como nos gustaría.

Por ejemplo, cada vez que hay un atasco de tráfico, no es el atasco en si lo que nos provoca la perturbación, sino nuestra forma de mirarlo. O cada vez que llego al despacho y la gente no se comporta como a mí me gustaría, nos estamos perturbando a nosotros mismos cada vez que tengo esos pensamientos.

Nadie tiene el poder de hacernos daño emocionalmente sin nuestro consentimiento. Somos nosotros la causa de nuestro malestar y todo ello debido a nuestro ego.

Y la próxima vez que haya perturbación, solo te pido que verifiques que la causa, no está fuera, sino que está dentro de uno mismo. Y eso para mí ya es el primer paso del camino hacia la sabiduría

.- ¿La sociedad es un reflejo de cómo pensamos, comportamos y nos relacionamos?

Desde mi punto de vista, absolutamente.

En base a este egocentrismo, el mundo tiene que ser como yo he decidido tiene que ser, y cada uno de nosotros vamos con esas pretensiones por la vida y así el mundo es como es, las empresas, el sistema es como es… Pero a muchos de nosotros no nos gusta, y nos incita.

Pero desde ese egocentrismo, victimismo y reactividad de querer que cambie lo externo para amoldarse como a lo que yo he decidido que tiene que ser, lo que hace que todo este resultando ineficiente, genera lucha, conflicto. Lo que se esta demostrando es que las cosas tienen que cambiar desde nuestro interior. 

Así estamos viendo que la sociedad, las empresas, son un reflejo de cómo pensamos, de cómo nos comportamos la mayoría de nosotros.

Así que si quieres que cambie lo externo, empieza a cambiarte a ti primero. Mas allá de la indignación la propuesta es que cada persona se conozca a sí misma, para ver la forma de cambiar aquello de lo que me quejo.

La revolución más importante que haremos en el siglo XXI  será cuestionar nuestra manera de ganar dinero y la manera de gastar dinero.

.- ¿Cuándo una persona busca la verdad?

Cuando llega a una saturación de sufrimiento. Yo por ejemplo, era un indignado, quería cambiar el mundo, a los demás, al sistema.. Yo no tenía que cambiar nada de mismo, yo era buena persona.. Pero cuando a mi me llego ese vacío existencial, que yo era muy joven, el sufrimiento es el motor que nos inspira a querer evolucionar, transformarnos. ¿Cómo? Cuestionando las creencias con las que hemos sido condicionados, que son la causa de nuestro sufrimiento. Pero volvemos a la zona de comodidad en la que estamos la mayoría de nosotros, que no estás muy bien, ni muy mal, pero asusta mucho tomar la rienda de nuestra propia vida.

Así que la búsqueda de esa verdad, que tiene muchos caminos,  pasa por una revolución interior, por un cambio en la manera de verte a ti mismo, de ver la vida que muchas veces llega a través de una crisis existencial. Donde esa persona no quiere seguir viviendo la vida asi, no puede más

.- ¿Por qué nos resistimos al cambio?

Hay una serie de amortiguadores, mecanismos de defensa sicológicos, pero el cambio y la evolución son inherentes al ser humano.  El ser humano tiene miedo al cambio porque no nos han educado en ese sentido.

Y el principal mecanismo de defensa, es el miedo. Miedo a lo nuevo, a lo desconocido. Cada vez  que oímos algo que atenta contra nuestro sistema de creencias, nos ponemos a la defensiva. Surge la arrogancia bañada de escepticismo, la narcotización, es decir no hablar de nada, que no sea lo que yo pienso, el cinismo y la pereza, frustración porque intuyen que no se han convertido en el ser humano que podrían ser, se conforman, mueren en vida.

Todo esto es insostenible, por lo tanto cada vez más personas están adheridas a ese malestar, lo que provoca una profunda crisis existencial, en la cual ya no se puede seguir engañando a ti mismo. Comenzando el camino tan apasionante del autoconocimiento, que te reporta unos tesoros que jamás te habrías podido imaginar.

.– ¿La vida está llena de problemas u oportunidades?

Cuando estamos dormidos tenemos sueños. Pero en el sueño tú no sabes que estás dormido, piensas que lo que te está pasando es real, lo vives intensamente. Te crees todo. Entonces te despiertas y te das cuenta que estabas dormido. Este es la metáfora del estado neurótico que vivimos la gran mayoría de nosotros.

Porque una cosa es la realidad, que es objetivamente neutra y otra cosa es la interpretación que hace cada uno constantemente de la realidad, que es totalmente distorsionada y subjetiva. Y a cuanta mayor distorsión, mayor es el sufrimiento.

Así que en relación como lo que me preguntabas, la sabiduría dice que lo que antes te dabas cuenta que era la realidad, son visiones tuyas de la realidad. Así la vida te da circunstancias y situaciones. Los problemas en la realidad no existen, los problemas existen en nuestra interpretación de la realidad. Así que la invitación es que aquello que en tu mente, lo ves como un problema, en la realidad son procesos, una oportunidad de aprendizaje.

.- ¿Qué diferencia hay entre maldad e ignorancia?

Este es un tema delicado. Cuando filtramos la realidad desde nuestro ego, desde nuestra reactividad,  empezamos a pensar que hay gente mala, que comete actos malvados del día a dia. Por ejemplo,  cuando un jefe nos echa una bronca, pensamos que la causa de nuestro malestar se debe a algo externo. Pero cuando empiezas a entrenar la responsabilidad personal, te das cuenta que dicha bronca no te lo tomas como algo personal y ves que tu jefe, se está tomando una botella entera de cianuro, llenándose de tensión, de rabia, que no soluciona nada de lo que había pasado, esta resquebrajando la relación con la otra persona.

Lo que no hay es maldad, es ignorancia porque no lo sabe hacer mejor. Si la persona tuviera entrenada la inteligencia emocional, frente al error del colaborador, encontraría una manera más eficiente de encontrar algo más constructivo, sin necesidad de bronca.

Cuando veamos a persona conflictiva, tóxica, la invitación es a la compasión ya que todas las personas lo hacen lo mejor que pueden

.-  ¿Cuál es tu palabra favorita?

Aprendizaje.

.- ¿Qué te dice esta frase: “Deseamos ser felices aun cuando vivimos de tal modo que hacemos imposible la felicidad”?

Lo que me dice esta frase, una vez más debido a este sin sentido común, no sabemos experimentar la felicidad. Confundimos felicidad con placer, con la euforia, con las emociones, creemos que somos felices cuando las cosas pensamos que nos van bien, que tener cosas nos hacen felices, el reconocimiento, nos hace felices.. y a todo eso le llamamos felicidad. En esos momentos estamos obstaculizando que potencialmente podamos reconocer  que no somos felices

Y desde aquí invito a la gente, a practicar el arte de no hacer nada. Es decir a estar solos con nosotros mismos, sin distracciones, reconectando con lo que sucede en nuestro interior. La felicidad es un espacio que tenemos que recuperar.

.- ¿Qué estrategia tenemos que llevar para un cambio profesional?

Lo primero es que hay que vivirlo como una estrategia donde no se invita a tomar decisiones radicales y bruscas.  Si quieres alinear tu existencia con algo más vocacional, no sirve la voluntad, no es un triunfo de la razón

Quiero ser coach, tengo el plazo de un año, y quiero sacarme el máster para ganar dinero”.. Esto desde mi punto de vista jamás se lo recomendaría a nadie.

Lo que si le invitaría, es que si ahora mismo su trabajo ya no tiene sentido, no te gusta, porque estas cambiando, me parece perfecto. Lo primero que hay que hacer es amar lo que haces, tratar de poner en práctica todos los conocimientos del auto transformación, cambiando tu actitud frente a tus circunstancias, tratar de dar lo mejor de ti mismo. Vas al trabajo a aprender del lugar donde estoy para dar lo mejor de mí mismo. Ahora mismo a lo mejor no puedes cambiar, pero tu estas eligiendo ir a ese trabajo y ver todo lo que esta aportándote positivo. Porque el sufrimiento es lo más ineficiente, ya que coarta nuestra capacidad de pensar , creatividad.

Y  en paralelo, invitaría a leer ciertos libros, curso, potenciar la estrategia de cambiar, potenciar el sentido de tu vida, que se alinee con lo que le apasiona, con lo que le hace vibrar. Y si todavía no sabes eso, todavía estas en el camino de descubrirlo. Es decir, hay que hacer lo que amas como segundo acto por hacer.

 .- ¿Existe una vida con propósito y sentido? ¿Tenemos que tener más confianza en la vida?

No se trata de buscarle sentido a la vida  pero sí que podemos darle un sentido a nuestra vida. Y por sentido me refiero a una dirección, a un propósito. Claro que pueden varias durante las diferentes etapas de la vida.

Y en este camino del autoconocimiento, el primer paso es convertirte en tu mejor amigo, que tú seas el único responsable de tu felicidad, de tu vida, de tus decisiones. Y en segundo hacerse amigo de la vida. Porque por desgracia, el suicido ha aumentado en los “países desarrollados”.

Una persona que mira hacia atrás, solo ve agradecimiento por todo el aprendizaje que han vivido. Y sobre todo miran al futuro, con ilusión, con confianza. Porque todo lo que he vivido yo en la vida, no es lo que quería mi ego, sino lo que he necesitado para aprender ser feliz por mi mismo

.- Todo lo que escribes en tu libro, los valores, ¿cómo lo llevas a cabo al día a día?

Personalmente todo lo que escribo lo he verificado a través de mi propia experiencia. No son mis opiniones, sino una filosofía de vida que he ido descubriendo de mano de otras personas, de experiencias personales.  Todo lo que digo en el libro lo he verificado en mi interior.

Pero reconozco que es mucho más fácil escribirlo per o el reto es seguir poniéndolo en práctica, eso es lo complicado, eso es la aventura. Es una aventura de cada día. Y yo soy honesto, yo estoy en mi proceso de aprendizaje, pero claro está, de vez en cuando me sale el ego, tropiezo, pero siempre desde la perspectiva de no victimizarme, tomando la responsabilidad del error cometido y seguir aprendiendo de lo que me vaya sucediendo.

Y mi ingesta de chupitos de cianuro, se han reducido drásticamente en 5 años , gracias a aprender y evolucionar. Donde antes veía un problema, veía que me ahogaba en un vaso de agua.

¿Qué sientes al verte frente al espejo?

“No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores” decía Gandhi.

Acabo de llegar de hacer deporte, y la verdad que he vuelto asombrado de las conversaciones que tiene la gente.

Me gustaría para empezar poneros para la semana un ejercicio, es sencillo y sin coste ninguno. Esta semana, solamente hay que escuchar, hablar poco y escuchar mucho. En toda la conversación que estés, escucha, no oigas, escucha de verdad. Y al cabo de la semana, habrás desarrollado ese gran don que tenemos y nos daremos cuenta como habla la gente y de sus verdaderos sentimientos.

Estaba en la cinta corriendo y al lado había dos chicas. Mientras estaba haciendo mi ejercicio, me despertó de la nube en la que me encontraba pensando en mis cosas, una frase que se decía una amiga a otra: “Chica, me odio a mí misma, sé que no tengo que seguir con la relación que tengo ahora, pero no quiero, quiero estar con él, pero para colmo, todo esto me está repercutiendo con mis padres, como más y estoy atacada de los nervios”.

Me di cuenta en ese momento, que la palabra odio, está en nuestro vocabulario, en la sociedad, a diario.

Nos odiamos a nosotros mismos, porque habíamos puesto mucho intereses en la relación y no ha salido como habíamos pensado. Nos odiamos, porque llega el verano y no hay tiempo para quitarnos esos kilos de más que hemos ganado durante el invierno.  Y, nos odiamos a nosotros mismos, porque nos cansamos de echar curriculum, de intentar formarte, de hacer lo que sea por encontrar un trabajo, sentirse uno mismo valorado, saber que vales para algo ya que el desempleo mina tu autoestima, y no lo consigues. Y ya no hablamos cuando estamos viendo la televisión, odios entre contertulios, entre países que acaban entrando en guerra…

Estamos rodeados de odio.

¿Y tú cuándo has sentido odio por ti mismo?

Si ponemos en internet, “odio a mí mismo”, tenemos más de 7 millones de resultados.

En algún momento de nuestras vidas, nos tratamos con un odio que sinceramente da miedo.  Cuando nos miramos “al ombligo” y vemos que lo que hay dentro, o nos enfrentamos al espejo, no nos gusta nada, podemos  llegar al suicidio o a enfermedades como la anorexia o la bulimia.  A lo mejor pensareis que estoy exagerando, pero es la verdad, además yo lo viví en mis propias carnes.

A lo largo del día podemos vivir situaciones de lo más desfavorables, como por ejemplo, quedarse en desempleo, que para una persona puede verlo como superar un reto y para otra, como una gran debacle, que le puede producir grandes trastornos interiores. Todo depende según como veamos la situación. Y todo ello conlleva el aumento de nuestra autoestima o su reducción a niveles mínimos.

Estar en desempleo, perder el trabajo de repente, o en alguna ocasiones, una jubilación anticipada, supone a parte de un desiquilibrio económico importante también así como pensamos que es un fracaso personal.

En toda conversación entre personas con una autoestima por los suelos, se suele oír esta frase: “Haga lo que haga, nada cambia, es imposible”. Pero aquellas personas, que se sobreponen a las circunstancias, suelen decir, “de otras peores he salido, podré con esto y con más

¿ Y tú con que frase  te identificas más?

¿Y  el tema del acoso escolar en el colegio? Viendo estos días Hermano Mayor, me daba cuenta, el grave daño que hace en los jóvenes, sufrir acoso escolar, porque con el paso del tiempo, se veían las consecuencias que habían producido.

Y ahora con el verano, a todos a ponernos guapos y guapas, según las revistas o los cánones de belleza, intentando perseguir ideales imposibles de conseguir.

Todo este tipo de situaciones y muchas más, hacen dependiendo de la forma que seamos, que esa frustración hacia la depresión, el autoaislamiento y dirigiendo este sentimiento hacia nosotros mismos, sufriendo ansiedad,  amargura, insatisfacción, depresión, fobias u obesidades, en las situaciones más límites.

El tener unas relaciones buenas con tus cercanos, amigos, familia, es algo esencial ya que aumentan tu autoestima, sintiéndote más seguros y confiados cuando te relacionas con ellos. Ya que en momentos de superar retos, te sentirás más arropado y seguro los superaras sin ninguna dificultad.

Así que si eres una persona que siente odio por sí misma, solo puedo decirte, que ha llegado la hora de que te preguntes quien eres realmente. Es la hora de cambiar, pero no por fuera, sino por dentro. No es fácil, lo sé, pero conociendo quien eres realmente, barriendo de tu vida, creencias limitantes, es el lugar donde podrás ser tu mismo, relajarte y disfrutar de la vida, como te lo mereces.

No estoy diciendo que estemos siempre valorándonos negativamente siempre, porque hay gente que lo hace positivamente, luchan por la vida, quieren vivir, luchando por una vida completa y saludable. Y lo consiguen.

¿Y tú te has odiado alguna vez? ¿Por qué? ¿Cómo está tu autoestima a día de hoy? ¿Qué sientes al verte al espejo? ¿Luchas por los retos de la vida o has tirado la toalla?

¿Qué pegamento unirá mi corazón?

Elige a tu pareja con mucho cuidado. De esta decisión dependerá  el 90% de tu felicidad o tu tristeza, pero después de elegir cuidadosamente, el trabajo apenas comienza” Decía  H.Jackson Brown.

Nunca he querido escribir sobre relaciones de pareja, amor, desamor, porque como digo yo, en casa del herrero, cuchillo de palo, la verdad.

Pero durante todo el fin de semana, el tema amor, desamor, estaba en todo tema de conversación en el que me encontraba.  El viernes vino una amiga mía a casa. Hacía tiempo que no nos habíamos visto y la invitaba a comer. Entre plato y plato, la bebida, tengo que reconocerlo iba corriendo cada vez más rápido y eso que no hacía calor.  (Ah, según ella cocine muy bien).  Y en la sobremesa, la bebida empezó a hacer su cometido. Nos pusimos al día en  temas personales y profesionales, y acabamos hablando de temas sentimentales. La verdad que cada vez que recuerdo la estampa, solo nos faltaba decir cuánto nos queríamos, jaaja.

Ella es una persona que cada vez nos veíamos, removía mi estado, ya que siempre me estaba haciendo preguntas que me hacían reflexionar y darme cuenta de muchas cosas.

Me comentaba que se encontraba en un momento de su vida malo, que se le había esfumado el sueño que tenía con una persona. Sentía que se había enamorado de una imagen de la que ahora se daba cuenta que no era tal cual ella se había imaginado. Y me lanzó la siguiente pregunta:

David, cuando te enamoras o te gusta una chica ¿Te enamoras de una imagen de la que tienes idealizada a la persona o de la persona, realmente?

¿Y tú cuándo te  has enamorado, lo has hecho más veces de la imagen o de la persona en sí?

Echando una vista atrás en esos momentos, a las personas que habían pasado por mi vida, me daba cuenta, de las que me había desenamorado rápidamente,  había sido por su imagen, que acabe idealizando  y de las que realmente, había estado enamorado, había sido por la persona. De las personas que realmente me había enamorado, si había habido  amor, en las demás, no, solamente pasión, cariño o en otra ocasiones había sido un autentico “pagafantas”.

Ella me decía que  con esa persona, ya no había comunicación en ningún sentido con él y se sentía muy defraudada.  Para ella, se había acabado la magia entre los dos. Ya no le inspiraba nada.

Lo había intentado todo, quería seguir con él, lo quería, no quería que se fuera de su vida, lo quería con ella para siempre.  Y le pregunte: ¿Por qué quieres que sea para siempre si realmente te ha desilusionado, ya no sientes nada por él? Me contesto que no quería mas fracasos en su vida. ¿Es un fracaso para ti haber estado 5 años de tu vida con una persona que te hizo tan feliz? Me contesto que no. ¿Entonces por qué te empeñas en seguir con él?

Si había cambiado la situación ¿Por qué seguir con él?

Cuando he vivido un desamor, no quería verlo, quería que las cosas estuvieran como antes no quería ver la realidad, pero yo mismo sabía que las cosas pasaban y tenía que aceptarlo. Pensamos que esa persona es la persona ideal, la única, que ya no habrá nadie más en nuestra vida, nos volvemos melodramáticas, pero ¿ solamente vivís en el mundo tú y la otra persona? Creo que no, hay muchas personas en el mundo y una puede ser tu verdadera media naranja.

Me decía que llevaba más de un mes, como deambulando por las calles, no tenía ganas de nada y no sabía qué hacer.

Cuando vivimos un desamor, pensamos que no valemos nada,  y  es debido a que nuestra autoestima, que  siempre ha sido baja y ante cualquier dificultad, todavía aún más se acentua, tanto si se ha dado por  finalizada por una parte como por otra.

Sufrimos por el que no nos quiere, gracias a nuestra baja autoestima  (¿Quién no se ha llevado unas cuantas calabazas?, yo casi puedo hacer una recolecta para halloween ) y no sufrimos por nuestras personas, las que queremos y están a nuestro alrededor. Y llegamos a sufrir tanto que nos podemos pegar meses en la cama llorando por su ausencia, como algún caso que conozco.

Siempre he oído una frase, que dice. “Para saber estar en pareja, hay que saber estar solo” . Y cada día me doy más cuenta de ello. Cuando esperamos que la otra persona, llene aquellas carencias que tenemos, sin nosotros haberlas resuelto, cuando se vaya, la ostia, va a ser el doble de grande. Y es verdad, nos da miedo mirarnos al ombligo y ver que algo nos falla. Al final de la noche, mi amiga me comentaba que no sabía estar sola, que le daba miedo la soledad y buscaba en sus parejas, que resolvieran ese problema.

Cuando no hay ese beneficio propio, que la persona  no ha llenado ese problema que teníamos y que habíamos pasado a la misma, la cosa va  de mal en peor.

Siempre he pensado que las parejas que lo hacen todo juntos, que parecen un solo cuerpo con dos cabezas, que no existen los amigos para ellos,  no existe nada más a su alrededor…que tienen que estar siempre juntos, son personas muy interdependientes, son relaciones rutinarias y acaban muertas por el aburrimiento. También he conocido parejas que son así y les va genial, pero siempre les oyes decir, que siempre les falta algo de chispa.

La conversación duró hasta la noche, me hizo preguntas que me dejaron todo el fin de semana investigando dentro de mí y claro que me preguntó, cómo me encontraba yo en dicho tema, pero eso daría para un libro entero.

Hay una frase del autor del Principito que dice: “El amor no es mirarse el uno al otro, es mirar juntos en la misma dirección”

¿Qué es para ti el amor? ¿Y tú como vives el desamor? ¿Por qué has dejado de querer a una persona?  ¿Cómo es para ti una relación ideal? ¿Eres yonqui del estar en pareja? ¿Conviertes diariamente la rutina en algo increíble?

Y de banda sonora de la entrada os dejo este video

 

Juanma Iturriaga: ” Intenta vivir sin: añoranza al pasado, sin autocomplacencia en el presente y sin miedo al futuro”.

Hoy dentro de la sección de ” Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Juanma Iturriaga.

Como dice en su página web ( http://juanmaiturriaga.net/JuanmaIturriaga/JuanmaIturriaga.html ) , hasta cuando le preguntan sus hijos a qué se dedica, no sabe ni por donde empezar. Comenzó a jugar al baloncesto por casualidad, y gracias a su entrenador, terminó cambiando de deporte, ya que sus sueño era jugar en el estadio de San Mames. Con 17 añoñs, fue fichado por el Real Madrid, donde permaneció 12 temporadas. Allí compartió vestuario con jugadores de la talla de Fernando Romay, Fernando Martín o Corbalan. En el año 84 participó en aquel mítico equipo, que llegó a la final de baloncesto de los Juegos Olímpicos de los Angeles, que jugó la final con los Estados Unidos de un tal Michael Jordan entre otros. Terminó su carrera deportiva en el equipo del Cajabilbao.

Después de su carrera profesional, empezó una nueva etapa, en la que ha ido combinando su afición por escribir, participando en varios medios de comunicación escritos.  También ha participado en diversos canales televisivos como en Telemadrid, ETB, y programas míticos como Inocente, Inocente. Actualmente participa en el programa ” Hoy por hoy” de la Cadena Ser, como embajador del buen rollo, los jueves de 11:30 a 12:00 horas.

Además es conferenciante, ha escrito un libro titulado ” Antes que se me olvide“.

Podeis seguir a Juanma en su página web, en Facebook ( https://www.facebook.com/#!/juanmaiturriaga ) y Twitter (@Palomero14). Gracias Juanma por una entrevista tan personal, motivadora, llena de valores.

Estoy a vuestra disposición en el email del blog, Facebook y en Twitter (@sherpapersonal). Será un placer acompañaros en lo que fuera.

.- ¿Quién es  Juanma Iturriaga?

Pues una mezcla entre como yo me veo y como me ven los demás. Ninguna de las dos partes tiene la verdad absoluta. Utilizare lo que dice mi twitter. Artista renacentista, polifacético y multidisciplinar. Un mar de sabiduría de 1,95 de altura. Opinador profesional. Mito al cubo

.- ¿Qué valores te aportaron el baloncesto que actualmente van de la mano contigo en la vida?

Saber compartir alegrías y tristezas, entender el trabajo colectivo,  respetar el trabajo ajeno,  ayudar y ser ayudado, humildad para dar y recibir, entendimiento de que hay victorias y derrotas en el campo y en la vida.

.- ¿Quien fue tu mentor en el baloncesto y pasado el tiempo, que importancia tuvo para ti? ¿Qué importancia es tener un mentor en nuestras vidas?

Tuve muchos. Entrenadores, jugadores y hasta periodistas. Creo que resulta fundamental el enfrentarte no sólo a tu propia opinión de cómo haces las cosas, sino también a la visión que te pueden ofrecer desde fuera. Al principio me costó pues mi ego desmesurado me lo impedía, pero poco a poco fui siendo más permeable. Y así puede aprender, confirmar o rectificar.  

.- Tras tu experiencia en el mundo profesional del baloncesto y en tu  vida profesional después, ¿Es necesario  tener los pies en el suelo tanto con el éxito como en los fracasos?

No viene mal, aunque sin llevarlo al extremo.  Un día escuché a un teórico decir que el éxito nos convierte en un 15% más tontos. Puede ser si nos dejamos llevar por la autocomplacencia. En cuanto al fracaso, simplemente con verlo como una gran lección bastaría para ni pasar de él ni hundirnos en la miseria

.-  ¿Qué o quién te impulso a ese cambio que has realizado tras el baloncesto?

Desde que terminé de jugar a baloncesto mi vida a cambiado como los vientos en Menorca. Unas veces los he promovido yo, otras me han sobrevenido inesperadamente. La conclusión es que o consigues que tu cabeza sea un poco moldeable para poder cambiar o te pasaras demasiado tiempo intentando que las cosas sigan siendo igual cuando ya nada es igual.  No creo que lo importante sea quien da el impulso, sino como lo manejas

.- ¿Cuando te diste cuenta que realmente estabas haciendo que siempre habías deseado, que eras tú realmente?

Soy muy afortunado pues en el 90% de cosas que he hecho en la vida, son cosas que he querido hacer y en la mayoría de ellas he podido ser yo mismo. Es más, llegados los 50 he entendido que está en mi mano el disfrutar de lo que haces intentando ver lo bueno y bonito que hay en cada cosa que hago

.-   ¿Los sueños se hacen realidad? ¿Hemos perdido la magia de soñar?

Sí, todos los días hay sueños que se realizan. Y no hemos perdido la magia de soñar, quizás hemos perdido el habito de soñar, pues estamos demasiado pendientes de lo terrenal.

.-  ¿Qué supone para ti dedicarte profesionalmente a una afición tuya como es el escribir? ¿Baloncesto y escribir, una combinación hecha realidad?

Jugar en el casino es la leche, y si ganas, ni te cuento. Pues eso. A mí el escribir siempre me ha producido una satisfacción muy intima, independiente de donde acaba lo que escribo, si en un periódico, en un blog o en un libro que publico yo mismo y regalo dos amigos y también independiente del tema sobre el que escribo. Si además me pagan por ello, pues ni te cuento. 

.- ¿Cual crees que ha sido el principal problema de los españoles con esta crisis que tenemos?

Pues que no la hemos sabido ver venir, o la veíamos venir pero hemos jugado al “que me quiten lo bailado”. Es impresionante que ahora parezca que de la noche a la mañana nos enteramos del tremendo despilfarro al que han sometido unos cientos de chorizos a las arcas públicas. Lo han hecho delante de nuestras narices y sólo ahora nos rasgamos las vestiduras. Quizás si lo hubiésemos hecho hace dos o tres años esto no hubiese ocurrido, o no tan drásticamente.

.- Las apariencias importan. Esta crisis está demostrando  ¿nos da miedo decir que tenemos un problema, una dificultad?

Sí. A nivel nacional y a nivel particular. El orgullo nos impide hacerlo y no nos damos cuenta que no es nada de lo que avergonzarnos. Le damos demasiada importancia a las apariencias, los problemas los entendemos como fracasos y dejamos pasar la oportunidad de compartirlos, que es el primera paso para superarlos

.– ¿Qué es un embajador del buen rollo? ¿Se ha perdido las ganas de reírse con la que está cayendo?

Lo del embajador del buen rollo es un invento de Francino al que no me voy a resistir. Yo lo único que intento es ser positivo, ver lo bueno que hay en las cosas y en la gente antes que lo malo y mantener la esperanza de que algo bueno puede estar esperándome detrás de cualquier esquina. Y no sé si se están perdiendo las ganas de reírnos, pero desde luego hay demasiada gente empeñada en hacerlo. 

.-¿Has cumplido el propósito de tu vida? ¿Cuál crees que es?

El propósito de mi vida ha sido siempre el disfrutarla todo lo que puedo, por lo que ese propósito no se terminará hasta que se acabe la película. Y tengo toda la intención de alargarla lo máximo posible.

.-  ¿Es necesario y obligatorio Salir de nuestra zona de confort si queremos conseguir algo en la vida? ¿Cómo tenemos que enfrentarnos al cambio que estamos viviendo actualmente?

Cuando eres deportista entiendes que es muy importante luchar contra tus límites para llevarlos un poquito más lejos. Eso conlleva siempre una dosis de sufrimiento, incertidumbre, angustia, incómoda exigencia, que te saca de la zona de confort. Por eso nos cuesta tanto cambiar, porque cuando estamos a gustito, ¡qué necesidad tenemos de hacerlo! Con la crisis actual corremos el peligro de quedarnos mirando hacia atrás añorando lo bien que estábamos hace nada. Y así no lograremos tirar hacia delante

.-  ¿Cómo se cocina un buen equipo como el de la copa Davis o el del mundial y la Eurocopa de futbol?

A fuego lento, sin prisas, con valores, solidaridad, autoexigencia, humildad, compañerismo y un montón de cosas más. Sin olvidar el talento, que en todos estos casos es enorme.

.-  En un mundo como el deporte profesional,¿ se puede ser compañero y a la vez rival?

Perfectamente si sabes diferencias bien los campos de actuación. Sin rivales no hay competición y un buen rival te hace mejor. Por eso se puede ser compañero y rival.

.-  Haciendo lo mismo de siempre, intentando solucionar los temas con las mismas medidas, ¿conseguiremos resultados nuevos?

No parece la mejor estrategia. Aunque viendo que los que nos van a solucionar la vida son los mismos que nos la han complicado, parece que hay gente que no piensa lo mismo.

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Pues sobre todo yo mismo. Creo que es un error dejar en manos de otros demasiada parte de tu motivación, pues corres el peligro de la dependencia, de moverte solo reactivamente. La automotivación en cambio, te asegura la proactividad. Eso no deja para que busque también rodearme de gente que me estimule.

.-  Una reflexión para los lectores del blog

¿Otra más? Creo que después de todas las que he hecho… Bueno, un consejo: el de intentar vivir con las tres sin: Sin añoranza en el pasado, sin autocomplacencia en el presente, sin miedo al futuro.

.-  Antes de que se te olvide, ¿que nos quieres decir más?

Creo que por hoy ya vale.

¡¡Nuevos modelos para nuevos tiempos!!

Ante todo quiero comenzar la nueva aportación de Gustavo Bertolotto e Instituto de Potencial Humano a la sección de Programación Neurolingüística, felicitando a las chicas de IPH en Zaragoza por la apertura del curso Practioner en Pnl que se  realiza en Zaragoza. Desde aquí mis enhorabuenas por la labora que estan haciendo. Me comentan que sí alguien estuviera interesado en poder realizarlo quedan plazas o  quisiera hacer algún módulo, tiene la posibilidad de realizarlo  indistintamente de los que consta el curso.

Para cualquier petición de información, bibliografía o dudas, sabéis que estoy a vuestra disposición, en el email del blog ( elprincipiodeuncomienzo@gmail.com ), Facebook y en Twitter (@sherpapersonal).

Os dejo con una nueva píldora de Gustavo en la cual nos dice cómo si queremos cambiar la realidad, tenemos que cambiar nuestro propio mapa mental.

Hemos entrado en un nuevo milenio. Algunos hemos sido conscientes de que una determinada forma de pensar y actuar ha desembocado en el cambio climático, en el consumismo que empobrece a los pobres y en la ausencia de los valores que generan plenitud… Dicen por ahí que aquellos que no contemplan su historia están condenados a repetirla, y si bien el comienzo del 2000 marcó un punto de reflexión para comenzar a hacer las cosas de forma diferente, sólo la voluntad y la decisión personal e intransferible de ir más allá de los mapas de la realidad que habíamos concebido hasta ahora podrán superar los limites que nosotros nos hemos puesto para encontrar nuevas soluciones a los conflictos que asolan el mundo.

 Si pretendemos cambiar “la realidad”, es lícito preguntarse ¿Qué es la realidad? ¿Qué abarca, dónde termina y dónde comienza? La física cuántica viene a complicarnos un poco más las cosas afirmando que la realidad observada depende de la condición del observador. Esta idea propuesta hace ya muchos siglos por los místicos fue magistralmente resumida por el lingüista Korzybsky al decir: “el mapa no es el territorio”. Si el mapa mental fuera tan exacto como el territorio ocuparía exactamente el mismo lugar, con lo cual no sería funcional, no nos cabría en la mochila.

 Cada persona confecciona en su mente un mapa funcional de “la realidad” atendiendo a las experiencias y sucesos que considera más relevantes, o los que nos han o nos hemos acostumbrado a registrar. De este modo sintetizamos “la realidad” en un mapa manejable que va a condicionar lo que percibimos, qué recordamos, cómo lo relacionamos y por lo tanto cómo valoramos lo vivido. Según la lingüística hay tres formas básicas de síntesis mental para que la realidad se convierta en un mapa de bolsillo: el principio de generalización, de omisión y distorsión. Dicho de otra forma, todos nosotros sin excepción, para generar explicaciones sobre lo que está pasando en nuestro mundo recurrimos a: generalizar ideas en base a nuestra experiencia, omitir cierta parte de información y relacionar y encadenar sucesos, distorsionar, según nuestro propio criterio.

 El mapa de comprensión del Universo y del comportamiento de las partículas elementales que conforman la materia propuesto por la ciencia actual, nos dice que no existe separación entre las partículas, que todo es energía en distintos grados vibratorios y que toda separación es ilusoria. Como dice David Bohm: “la comunicación entre partículas muy distantes es posible porque en realidad no están separadas” y Paul Davies afirma: “el Universo (y todo lo contenido en él) no está formado de un conjunto de partes separadas, sino que existe unaespecie de Unidad universal”. Creo que todos hemos escuchado estas teorías que constituyen nuevo paradigma, más amplio, para explicar el Universo y las relaciones de los objetos entre sí. Si aplicamos este mismo mapa para pensar en el Ser humano, sus relaciones con otros y con la naturaleza, lo concebiríamos como una Unidad constituida por infinidad de “partículas” aparentemente separadas aunque unidas entre sí en constante comunicación…

 El antiguo modelo de la civilización griega concibe al Ser humano constituido por tres planos de manifestación: soma o cuerpo físico, psique que es el conjunto de intelecto y emociones (llamada alma y/o mente) y pneuma, el plano más sutil (al que llamamos espíritu). En este antiguo modelo se describe a la psique constituida por una materia flexible y de gran plasticidad que cumple la función de conexión entre soma y pneuma, el cuerpo y el espíritu. Este mapa del ser humano estuvo presente en todos los planteamientos físicos y humanistas de las civilizaciones antiguas y aunque fue abandonado por nuestra civilización occidental hace pocos siglos, comenzó a ser recuperado parcialmente a principios de los años 50 con el concepto de que el hombre es una unidad psicosomática.

 A lo largo de la historia y dependiendo de las teorías emergentes en cada época se ha sintetizado “la realidad” generalizando unas ideas y omitiendo y distorsionando —relacionando— otras. Hemos generalizado la importancia del pneuma omitiendo el soma y la psique (Edad Media) o hemos relacionado soma y psique omitiendo el nous (positivismo). Para elaborar una teoría manejable generalizamos un modelo de relaciones que siempre limitará de alguna forma nuestra comprensión, pero será abarcable, manejable. Esto es vital para que nos demos cuenta de que lo que pensamos sobre la realidad es una síntesis y no es tan infalible, es un mapa útil con todas las limitaciones de un mapa de bolsillo que merece la pena ser revisado y analizado para saber qué parámetros hemos generalizado, omitido y distorsionado.

Einstein insistía en que no se puede resolver ningún problema desde el mismo nivel de conciencia en el que se ha creado. Es hora de ampliar nuestro mapa

de la realidad para buscar nuevos pensamientos y acciones ante el gran desafío del siglo XXI. Cada uno tendrá que hacer su propio análisis para re-elaborar su mapa, ocupar su lugar y efectuar las acciones oportunas en consecuencia.

 Nuestra re-elaboración personal de “la realidad” ha adquirido el paradigma de la ciencia actual para creer que todos y todo estamos interconectados y unidos por una energía común. Este mapa mental nos ha hecho poner mucha atención y cariño a los pensamientos, sentimientos y acciones del día a día, sabiendo que puedo proyectar consuelo hacia cualquier zona en conflicto y limpiar el planeta purificando mis propias acciones. Resonamos con esa “realidad” interconectada de lo pneuma-psico-somático apuntada en los griegos. Si todos los campos tienen incidencia unos sobre los otros, es posible sanar con nuevos pensamientos, emociones, posturas y experiencias espirituales.

 Si quieres cambiar “la realidad” tal vez sea interesante comprender primero cómo has elaborado tu propio mapa mental: ¿Qué sueles generalizar, omitir, relacionar/distorsionar?

Tal vez este sea el primer paso para generar nuevas acciones, nuevos modelos para un tiempo nuevo.

Teresa Arranz y Gustavo Bertolotto.

Directores del Instituto Potencial Humano.

¡¡TÚ PUEDES¡¡ ¡¡CREETELO¡¡

“¿No te llegó el éxito? Ve tú hacia él” decía Marva Collins.

Hoy estaba viendo la tele un reportaje sobre situaciones extremas en las que se salvaba la gente de morir por diversos motivos. Me fijaba en una situación que ocurrió el año pasado en el metro de Madrid, en la cual un hombre había caído a las vías y un policía que pasaba por allí, de paisano, antes de que el convoy entrara en la estación.  Cuando los demás  estaba gritando y bloqueados por la situación, esa persona, se lanzó a por la persona y la salvó.

Dicho reportaje lo relacionaba en esos momentos, con una conversación que había tenido hace unos días. Una persona me comentaba que se sentía bloqueada ante un examen. Que sabía que lo tenía que hacer, pero le daba mucha pereza presentarse, que tenía que hacerlo, pero que no le motivaba nada.

Ante un peligro, una amenaza o un reto, hay dos tipos de personas, las que se amedrentan o las que se lanzan al ruedo. Estos días he terminado un proyecto que había surgido hace unos meses. Cuando surgió la oportunidad de realizarlo, me notaba, hasta yo mismo, que mis ojos se iban a salir de mis orbitas, me preguntaba yo de todo, ¿a dónde voy yo hacer eso? ¿Para qué?.. Y ayer mismo lo terminé con una gran satisfacción y pensando que hacía unos meses pensaba que no lo podría hacer y ahora estaba terminado.

¿ Y en tu vida, eres de luchar o de huir?

Cuando se nos presenta un reto en nuestra vida, intentamos escondernos debajo de la manta, como hace mi sobrino cuando jugamos al escondite, pensando que la vida no nos va a ver. Pensamos que ese reto es totalmente inaccesible para nosotros y pasamos del tema

Pero luego cuando vemos que otras personas de nuestro alrededor han superado esos retos u otros mayores, nos cabreamos pero nos fijamos con más ahínco, cuando otra persona, nosotros estando en nuestra mantita, ha fallado en el intento, sirviéndonos para decirnos a nosotros mismos: “¿Ves pepito? Qué bien estamos aquí, ¿Para qué intentarlo? Deja deja…”

Cuando tenemos un reto que superar, creo que el ingrediente esencial es la motivación, el comprometernos con nosotros mismos a superarlo.

¿Con quién te comprometiste a superar ese reto en la vida que tanto anhelabas? ¿Lo hiciste contigo mismo o con alguien? Seguro que contigo mismo, porque si lo hicieras por alguien, a cualquier obstáculo, hubieras desistido.

Con muchos retos que habrás superado, te habrás dado cuenta que al principio pensabas que había que ser muy inteligente para superarlo, y con corazón, con ese compromiso contigo mismo y esa motivación, acabaste superándolo y con creces. Así que la próxima vez, no pienses que eres poco inteligente para superarlo,  o te digan que no podrás, porque si quieres, lo harás.

Pero hay una cosa que me he dado cuenta y yo también lo he hecho, es que cuando se nos presenta una oportunidad en nuestra vida, para mejorar en cualquier sentido, nos fijamos siempre en lo que podemos perder, “ puedo perder dinero sino consigo sacarme el carnet, puedo perder la amistad de mis amigos si ven que triunfo, perderé todo lo conseguido por conseguir mi sueño, no lo hare…” en vez de fijarnos en lo que SI podríamos ganar, “ ganaré más prestigio profesional, conseguiré mayor forma física…” no nos fijamos en los beneficios, sino en lo negativo.

¿Y tú ante un reto te fijas en lo negativo o en lo positivo del mismo?

Claro que ante un reto, tenemos miedo, o respeto mejor dicho, no sabemos qué va a pasar por el camino, con qué nos enfrentaremos, si podremos o no,.. La incertidumbre.. Pero siempre, hay una conclusión, tanto hayas conseguido tu reto como no, a lo mejor te ha llevado a un sitio mejor  del que esperaba, que vivirás durante el camino, una transformación, un aprendizaje que concluirá siendo una persona diferente.

¿Por qué cuando la vida nos ofrece algo para llevarnos a un nivel mejor, confía en ti para que lo hagas, tú te echas atrás? Da el paso y lánzate.

Esas oportunidades que surgen a lo largo de nuestra vida, se nos presentan para  perfilar mejor la definición e imagen propia, para superar nuestros límites, y como bien se dice, para pulir y sacar a relucir el diamante que somos cada uno de nosotros.

Así que la próxima vez que tengas delante de ti un reto, no pienses que estas limitado por tus capacidades, que no podrás, porque si se te ha presentado, es porque vales y lo conseguirás. Con tu entusiasmo, ganas, motivación. Con esa fuerza, jamás fracasaras, lo he comprobado en mi propia persona

¿Quieres llegar a algún momento de tu vida, preguntándote por qué no cogiste esa oportunidad que te dieron? Creo que NO.

 ¿Qué reto tienes ante ti que quieres superar? ¿Qué motivación tienes para conseguirlo? ¿Por qué piensas que no lo vas a conseguir? ¿Qué o quién te lo impide?

Sònia Cervantes: ” El ser humano es esencialmente bueno y tiende siempre a automejorarse”.

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas Motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer para mi presentar a Sònia Cervantes.

La verdad que cuando Sònia me dió el OK a la entrevista, me produjo una gran alegría  el poder aprender de ella directamente. Los viernes por la noche no estoy para nadie de 21:30 a 22:30, estoy viendo Hermano Mayor. Me parece un formato, junto al Campamento, en el cual también participa, que tendría que verse en todas las escuelas y los padres verlos con sus hijos. A mi me hace ver la suerte que he tenido en la vida en muchas ocasiones, aprender para ocasiones futuras y no repetir errores del pasado y sobre todo enseña que las apariencias suelen engañar y que toda persona se merece una segunda oportunidad, que se puede mejorar por mucho que hayamos tirado la toalla y nos digan los demás que no valemos para nada.

Sónia es la psicóloga del equipo, de ambos formatos. Forma parte del equipo que ayuda al joven de ese día en su mejora o del grupo en el Campamento.

Os dejo con una entrevista “deliciosa”, que se saca formación e información de cada línea y muy inspiradora. GRACIAS SÒNIA.

Podeis seguir a Sonia y contactar con ella, en su página web ( http://www.soniacervantes.com/ ) o en Twitter (@Soncerv)

Estoy a vuestra disposición en el email del blog, en Facebook y Twitter (@sherpapersonal) para cualquier cosa que pudiera seros útil.. Será un placer acompañaros en el camino.

. ¿Quién es Sònia Cervantes?

Sònia Cervantes Pascual (Barcelona, 1974) es licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona (UB) y Máster en Psicología Clínica y de la Salud (ISEP).Ha desarrollado su actividad profesional en Barcelona (IPAB, Institut Psicològic Antoni Bolinches, 2001-2007) donde ha ejercido de psicológa, terapeuta sexual y de parejacompaginando su labor clínica con la divulgación de la psicología, la sexualidad, la terapia de adolescentes, la inteligencia emocional y el ámbito de las relaciones interpersonales através de seminarios, cursos, talleres y conferencias. Actualmente dirige su propio centro psicológico en Elche, orientado a la psicoterapia, el tratamiento de las disfunciones sexuales, la resolución de conflictos de familia y de pareja y la terapia orientada al cambio en adolescentes. Ha colaborado con distintos medios de comunicación tanto escritos (LA VERDAD, AQUA,NOVA, GYNEA, LA VILA) como audiovisuales (TV3, Catalunya Ràdio, Ona Catalana, Radio Intereconomía, Radio 9, Cuatro). Actualmente colabora con la productora televisiva Plural Enterteintment, desarrollando tareas de psicóloga y orientadora en los programas EL CAMPAMENTO y HERMANO MAYOR que emite Cuatro.

. ¿Por qué nos da miedo pedir ayuda?

Porque implica reconocer dos cosas: primero, que algo no va bien y, segundo, que no podemos o no sabemos solucionarlo. Lo primero no nos gusta porque aceptar ciertas realidades es muy doloroso y lo segundo nos hace sentir mal porque genera sentimiento de incompetencia e impotencia. También hay que añadir las creencias erróneas personales de cada uno: “nadie me puede ayudar”, “no debo mostrarme débil”, “es terrible cometer errores”, “debería hacer todo mejor que los demás”, etc. que imposibilitan o dificultan la demanda de ayuda.

. ¿Qué te aporta a ti el ayudar a otras personas?

Ante todo una gran satisfacción personal, porque hace que una se sienta útil. También da sentido a lo que hago, mi trabajo me genera un agradable sentimiento de coherencia interna. Creo en lo que hago. Y, en tercer lugar, es también un aprendizaje para mí. Ayudando a los demás también se aprende de las propias debilidades.

. ¿Por qué decimos que perdonamos, pero nunca llegamos a olvidar?

Ante todo decir que, en el fondo, tras esas palabras hay una intención de perdonar pero no una verdadera voluntad de hacerlo, tras la frase se esconde la incapacidad de poder perdonar plenamente. En muchos casos, quien no olvida o no quiere olvidar vive persistentemente con el recuerdo a cuestas, por lo que el perdón suele pronunciarse con la boca chica. Olvidar no es posible, pues nuestra memoria no es una cinta regrabable pero sí debemos aprender a pasar página, a seguir viviendo a pesar de lo ocurrido. Si lo hacemos, sí que adoptamos una actitud de perdón y de mirar hacia adelante. La resiliencia se define como la capacidad de superar la adversidad. Y una de las característica de la persona resiliente, entre otras muchas, es el poder pasar página. Visto así y atendiendo a todos los beneficios que nos aportaría la capacidad de poder perdonar parece mentira que no lo hagamos pero es que resulta que nos cuesta enormemente perdonar. Nos cuesta porque la palabra tiene cierto peso cultural asociado al acto generoso de poder perdonar a quien ha obrado mal, y a menudo la herida es tan abierta y tan sangrante que nuestro orgullo nos lo impide. Uno se centra en pensamientos del tipo ‘no se lo merece’ o ‘encima que me la ha jugado le tengo que perdonar’, que distan mucho de la comprensión. Curiosamente, el origen etimológico de la palabra nos indica que el término perdón, en su raíz griega, significa «cambiar y alterar». Menuda lección lingüística. Para poder perdonar hacen falta dos cosas: pasar página y abandonar el resentimiento y los deseos de venganza.

. ¿Nunca es tarde si la dicha es buena?

Hay mucho de cierto tras esa dicha popular. Bajo mi punto de vista sería mejor decir “nunca es tarde si es para cambiar” ya que hay más compromiso personal que en la primera. Si la dicha es buena, no es necesaria mucha motivación. Pero cuando las cosas se complican y uno no hace nada para cambiar, aunque haya pasado mucho tiempo, eso no puede servir de excusa para seguir por el mismo camino. Siempre se puede cambiar y mejorarse a uno mismo. Lo peor que podemos hacer es lanzar la toalla sin sudarla antes.

. Una vez viendo El Campamento, mi madre dijo: “En mi época, estas cosas no pasaban”. ¿Qué causas, hechos piensas que han ocurrido en la sociedad para que cada vez se den a conocer casos como los de El Campamento o Hermano Mayor?

Es un comentario que suelo escuchar mucho. No es ni mejor, ni peor, es simplemente una realidad. Cierto es que en esa época esas cosas no pasaban porque precisamente esa época no es ésta en la que vivimos. La sociedad evoluciona y eso implica unas ventajas pero también unos costes; entre ellos el establecimiento de ciertos valores y la pérdida de otros, la crisis, los altos porcentajes de absentismo y fracaso escolar, la inserción laboral de la mujer (con más ventajas que desventajas pero con incidencia directa en la dedicación a los hijos), la aparición de nuevas drogas de diseño, etc. Casi todas las generaciones creen que la suya fue mejor que la que le sucede. Siempre han existido chavales con problemas de conducta pero quizá nunca hasta ahora ha habido tanta concienciación social. Vivimos en la sociedad de la información y lo que antes ocurría, en mayor o menor incidencia, quizás pasaba más desapercibido que ahora. Si bien es cierto que se ha perdido algo fundamental que podría estar en la raíz del problema: hemos abandonado la educación en valores.

. ¿Qué pautas podrías dar a unos padres que sienten que se les está yendo la educación de su hijo?

Ante todo, que analicen qué ha ocurrido para que hayan llegado a la situación actual. Sólo el conocimiento de los errores permite no volver a cometerlos y plantearse nuevas alternativas. Es indispensable la comunicación positiva con los hijos. Favorecer un ambiente donde prevalezca un modelo educacional basado en la empatía, la comprensión, el respeto y, sobre todo, el establecimiento de ciertas normas y el cumplimiento de las mismas. La educación de los hijos se basa en la justa medida de cariño y afecto pero también de la autoridad. Todo en su justa medida. La ausencia de alguno de estos componentes o el predominio de unos sobre otros, desestabiliza y produce la aparición de problemas. Una vez han parecido, eso sí, no hay que tirar la toalla y, si es necesario, se busca ayuda externa que permita un ambiente de conciliación y reencuentro.

. ¿La falta de comunicación sincera, es uno de los problemas más importantes en una pareja en crisis?

La pareja es como una empresa con distintos departamentos: comunicación, demostraciones de afecto, educación de los hijos, sexualidad, ocio, relaciones con las familias de origen, amigos, etc. La comunicación, en este sentido, es un componente más pero de los más importantes ya que, independientemente del departamento que falle, en la mayoría de parejas en crisis la falta de entendimiento está casi siempre presente. Hay quienes hablan mucho y mal y hay quienes apenas lo hacen. Hay que saber expresar qué queremos decir y cómo lo queremos hacer. Si esto falla, los problemas acaban apareciendo tarde o temprano.

. La autoestima, algo que todos buscamos, como Indiana Jones, ¿cómo podemos aumentar ese amor propio?

Hay que saber diferenciar entre autoestima y autoconcepto. La primera hace referencia a si nos queremos o no y está directamente relacionada con el afecto recibido a lo largo de nuestra vida, sobretodo en la infancia. El autoconcepto va unido a la valoración que tenemos de nosotros mismos. Independientemente de si nos hemos sentido queridos o no. Ganamos autoestima y mejoramos nuestro autoconcepto si somos coherentes, si somos conscientes de nuestras debilidades y de nuestras aptitudes, si aprendemos a querernos y a querer bien, si somos realistas y si nuestra meta final es intentar ser mejor que ayer. Así se gana seguridad personal y se madura. Disfrutar de lo bueno y aprender de los fracasos.

– ¿Qué opinas de la frase: “En nuestro mundo interior, casi todos gozamos de una buena reputación”?

Si la percepción es realista y se acerca a la realidad (ser conscientes de nuestras debilidades para poderlas trabajar y de nuestras competencias para seguir fortaleciéndolas) es un buen inicio. Tener un buen concepto de sí mismo, sin caer en la infravaloración o sobrevaloración personal, es sinónimo de madurez y de seguridad personal. Otra cosa distinta, que puede estar tras la frase, es el autoengaño. Creerse que uno ya está bien como está y que no necesita cambio alguno. Todos somos mejorables, día a día. Estar contento con uno mismo debe ser el resultado del balance entre lo bueno y lo malo que todos tenemos y decidir, finalmente, que lo que está bien supera a lo que está mal pero no por ello nos vamos a acomodar sin intentar cambiar lo que no nos gusta de nosotros mismos.

– ¿Qué aprendiste, personalmente y profesionalmente, del Campamento y ahora de la 3 temporada de hermano mayor?¿Se sigue el seguimiento de los participantes tras su participación en el programa?

Aprendí y corroboré algo en lo que siempre he creído: no des a nadie por imposible. Hay casos difíciles y mucho, pero la mayoría de los fracasos se deben a que alguien, en un momento dado, se ha rendido. Tanto Pedro García Aguado como yo y el resto de monitores: Alberto Ayora y Natxo Santisteban, en el caso de EL CAMPAMENTO, siempre tenemos muy claro que esos chicos y chicas merecen una segunda oportunidad. Esa oportunidad que ni ellos mismos ni el entorno les han querido brindar. Al mismo tiempo, me refuerza en mi creencia de que el ser humano es esencialmente bueno y tiende siempre a automejorarse. No creo que esos chavales sean malas personas, como injustamente se les califica a veces, pero sí queda claro que no están haciendo las cosas bien. Lo mejor de todo, lo más emocionante y lo más gratificante es que son ellos mismos quienes quieren cambiar. Y a alguien que pide a gritos un cambio en su vida, se le debe dar la opción para que lo consiga.

– ¿Descubrir la pasión que tenemos dentro de nosotros y trabajar en ella, nos transformaría por completo?

Por supuesto. Dar un sentido a nuestras vidas es lo que lo cambia todo. Todos servimos para algo pero no para todo y el camino de nuestras vidas debería consistir en buscarlo, cual Santo Grial. Para ello se hace necesario un buen autoconocimiento, una buena regulación emocional, ciertas dosis de autocontrol, tener la capacidad de empatizar y gozar de habilidades sociales. Ser emocionalmente inteligentes, vamos. Para poder desarrollar esa pasión que todos poseemos.

– ¿Cómo denotas a la sociedad actual?

A mí me gusta el mundo en que vivimos. Prefiero tener una visión positiva antes que una catastrófica que no haría más que imposibilitar el cambio. La palabra que más resuena en nuestros tímpanos es “Crisis” pero debemos tomarla como lo que etiomológicamente significa: “cambio”. Sólo cambiando lo que hemos estado haciendo mal hasta el momento, posibilitará la mejora de la situación actual. Porque si hemos llegado a donde hemos llegado, en algo habremos fallado. Eso me hace recordar las sabias palabras de Albert Einstein cuando afirmaba “No esperes cambios si sigues haciendo lo mismo”. Repito, como soy de la opinión que todo y todos somos mejorables, nuestra sociedad está en el mismo saco. Quedan todavía muchos asuntos sobre los que hay que empezar a trabajar y a cambiar. Pero estoy plenamente convencida de que esto es posible. Si tenemos en cuenta que la sociedad es la suma de cada uno de nosotros como individuos y ese cambio es personal, la mejora individual, como parte de este todo que somos, repercutirá positivamente en el resto. La arena de la playa está compuesta de miles de millones de granitos de arena y nosotros somos cada uno de ellos. Entre todos, construiremos esa playa.

Esto me recuerda esa fábula que cuenta que un buen día en un bosque se declara un incendio y todos los animales salen corriendo, huyendo del peligro. Todos menos uno: un pajarillo se dedica a coger gota a gota del río con su pequeño pico para poderlo apagar. Uno de los animales, al pasar junto a él, le dice “tú solo, tan pequeño, no vas a poder sofocar las llamas” a lo que el pajarillo le responde “es posible, pero si lo hacemos entre todos y no huis quizá sí lo logremos”. Esa es mi visión.

-¿Por qué muchas personas utilizan la crueldad, aún estando convencidas de su valía, como herramienta para demostrar su convencimiento?

Porque se sienten heridas, amenazadas y no tienen otro recurso para defenderse y hacer valer sus derechos. Creen que gritando más se les escucha mejor, pero no se han parado a pensar que gritando más, pierden veracidad. Hay quien sigue creyendo que para hacerse respetar hay que avasallar al otro. Es la cultura del miedo. Su manifiesta inseguridad y la falta de herramientas para poder manejar un conflicto les hace ser violentos. Las cosa cambia cuando se les hace ver que pueden conseguir lo que realmente quieren sin herir a los demás ni en detrimento de nadie.

– Los hombres cuando tienen un problema sexual, ¿les entra la vena de “macho ibérico”, y no lo reconocen? ¿Las mujeres ante una dificultad de ese tipo, lo afrontan de otra manera?

Soy de la opinión que, afortunadamente, el “macho ibérico”, es una especie en extinción. Por suerte, cada vez más, son los propios hombres quienes acuden por voluntad propia a las consultas cuando presentan algún tipo de disfunción sexual. Los viejos esquemas anclados en ese machismo recalcitrante que exhibían ese poder y esa fuerza inquebrantables se están viniendo abajo. El hombre está empezando a admitir sus dificultades sexuales cuando se presentan porque el modelo sexual actual, salvo desgraciadas excepciones, se sustenta sobre una igualdad en individuos, independientemente del género. La educación sexual desde edades tempranas ayuda a que las personas acepten su sexualidad y la vivan de forma natural, desterrando viejos mitos o falsas creencias que, en muchas ocasiones, pueden estar en el origen de ciertas disfunciones ya que generan inseguridad personal. Y el órgano sexual más potente jamás está entre las piernas, está sobre nuestros hombros.

-¿Cuál es tu palabra favorita?

Libertad

-¿Qué y quiénes te motivan en tu día a día?

Los luchadores, los que no tiran la toalla. Los que se levantan una y otra vez a pesar de haber caído y los que aprenden de cada uno de sus errores. Me motiva la gente que cree que lo mejor está por venir. Y me motiva promover ese cambio en mí y en los demás para que estas actitudes sean posibles.

-Una reflexión para los lectores del blog

Mi cita preferida: Quien tiene un porqué en la vida, no necesita un como(Friedrich Nietszche)