¡¡En busca de mi serenidad..!!

La condición esencial del dominio es la serenidad, que permite ver las cosas en su aspecto verdadero y nos impide dorarlas y ensombrecerlas según sea nuestro humor” decía Yorimoto Tashi.

Son las 12 de la noche y por fin he llegado a casa. He tenido un día que ni una película de Jim Carrey, podría mostrar lo estrambótico que ha sido.

Para empezar con buen pie el día, el despertador no ha sonado. Se había acabado la batería del móvil antes que sonara.

Me gusta tener unas rutinas a pesar de estar en desempleo. Me levanto a las 8, miro los emails, desayuno y ya emprendo camino hacia el gimnasio.

Pero hoy la alarma, no había sonado. Y cuando se han abierto mis ojos, ya eran las 11,30 de la mañana.

Me he levantado como un rayo, pero ya había empezado el día con mal pie. Lo primero que ha hecho mi mente, en vez de pensar, que descansado me había levantado, lo que había dormido, empezaba pensando el tiempo que había perdido ya en el comienzo del día, que iba a ir todo el día, como un pollo sin cabeza. Ha venido el desayuno, y mira que me gusta tomarme  y disfrutar mi nesquick con galletas, es mi chute de energía, como Popeye y las espinacas. Pero hoy la leche estaba caliente y a mí me gusta fría. Menos mal que estaba solo en casa, si alguien me hubiera hablado en ese momento, le hubiera gritado como el león de la Metro.

Menos mal que haciendo deporte no me ha pasado ni me he lesionado, he respirado aliviado,  pero aún así, seguía pensando que iba a tener un mal día.

Tenía que ir con el coche a unos recados. Aún tengo un camino de mi casa al garaje pero las prisas  de hoy, han nublado mi mente sin darme cuenta hasta que he llegado, que se había llevado el día de antes el coche  mi padre,porque lo necesitaba. Me ha faltado poco para gritar como King Kong en la selva.

Me he dicho a mi mismo: “Venga David, relájate, porque si no te va a dar un algo”. Y gracias a eso, he podido continuar el día un poco más tranquilo, porque aún han pasado más cosas o cosas que quiero que sucedan y no lo han hecho, como una llamada que anhelo y todavía no he recibido, con los nervios que me provoca esta situación durante todo el día.

Durante el día todos vivimos pequeños inconvenientes.

Se nos cae el café a la camisa, nos dan plantón en la cita que habíamos planificado con  tanto cariño, no nos llaman para esa entrevista de trabajo que queremos o nos quedamos atascados con el coche, que nos hace llegar tarde a esa reunión que es tan importante….

Son pequeñas situaciones, que nos impiden llegar con facilidad a las metas que nos hemos propuesto. Y muchas veces, a pesar de que son cosas pequeñas, nos llegan a limitar de tal forma que nos quedamos inmoviles muchas veces, a pensar que gracias a ellas jamás seremos felices, en definitiva, a fastidiarnos mucho más que un día

Pensamos que ya no podré ir a ese partido que tanto quería, que la camiseta nueva no la podré estrenar en la cita que tenía pensado… en vez de pensar, que somos afortunados de tener otra ropa para cambiarnos,  que tenemos un coche para ir de un lado a otro, o quiza durante ese atasco podemos ir adelantando la presentación que le faltaban unos retoques…no vemos el lado positivo de las cosas.

Sólo vemos lo negativo de la situación. Cerramos nuestro mapa mental, nuestra visión de la realidad. Vemos lo que queremos ver.

Pero mientras os cuento el día que he pasado, estoy viendo un canal de 24 horas de noticias. Y pienso que lo he pasado yo es una tontería, respecto a lo que pasa mucha gente y más en los momentos que estamos viviendo.

Cada día oigo más historias de gente,  que se han visto superadas por las adversidades bastante graves que estaban viviendo, tanto personal como profesionalmente, hasta niveles extremos, ( y una la viví la semana pasada ) como también gente, que han acabado saliendo adelante, a pesar de las graves circunstancias, que estaban viviendo.

Esas personas que salieron del hoyo en el que se encontraban,  observé que tenían dos características en común,  una confianza en ellas extraordinaria,  sentían que eran dueños de su vida, que esos momentos serían eventuales, que saldrían por ellos mismos del hoyo, que solo era un bache. Y sobre todo me di cuenta, que hablaban sobre lo que les pasaba sin ningún temor, no ocultaban nada, no les da vergüenza decir por lo que estaban pasando.

Reconozco que es más fácil decirlo que hacerlo, porque cuando nos recluimos en nuestro cuarto a oscuras, tapados con la manta, por mucho que nos digan, no hacemos caso. Lo sé, porque lo he pasado. Nos da miedo darnos cuenta que no somos quienes realmente pensábamos que éramos, que no somos tan fuertes como aparentabamos, miedo por no saber si vamos a poder superar ese reto o no, si vamos a ser tan valientes como pensabamos que eramos.

 Tienes muchos más recursos de los que en ese momento crees.

Y es así, en esos momentos, pensamos en que no podremos, ni levantarnos de la cama, que son problemas insalvables. Pero la única solución a dichas dificultades, esta en tus sentimientos, lo que dice tu intuición, por lo que crees que es correcto, congruente con tu forma de ser. Son personas que no se han dejado guiar por el filtro que les imponía su mente, no se dejaban llevar por lo que la “sociedad”, les decía que tenían que hacer para salir de allí. Eran personas que guiaban sus decisiones por su intución, por sus sentimientos, por lo que creían que era correcto y lo que dijera su cabeza, lo apartaban. Guiándose por sus sentimientos, amasaban más energía para sacar la cabeza del agujero donde se encontraban y lo consiguieron.

Se que no habré pasado muchas las dificultades que habéis vivido muchos de vosotros, pero he pasado las mías. Y sé qué me quedaran muchas más por vivir, pero una cosa si que sé, que siempre, por muy difícil que pensemos que es el tema en cuestión, encontramos salida para los mismos.

 ¿Has salido reforzado de alguna crisis?¿Quieres salir del hoyo en el que te encuentras? ¿Cómo afrontas los pequeños inconvenientes del día a día? ¿Tomas los problemas como retos? ¿Sabes realmente quien eres de verdad? ¿Qué obstáculos tienes ahora delante tuya que te impiden alcanzar tu objetivo?

Anuncios

“Reinventarse. Tu segunda oportunidad”. Dr.Mario Alonso Puig.

Hoy comienza una nueva sección en el  blog. Ya sabéis que me gusta mejorarlo continuamente. Y estoy abierto a vuestras recomendaciones y consejos.

¿Y de qué trata esta nueva idea? Quiero semanalmente, iros informando de los libros que voy leyendo. Que suponen para mí, que podemos aprender de ellos y aplicarlo a nuestros días.

El primer libro, que quiero tratar, se llama “Reinventarse”, del Dr. Mario Alonso Puig.

Toca un tema muy importante para el momento que estamos viviendo, el saber reinventarse profesionalmente. Vivimos en una época de la historia, de puros cambios y si no nos reinventamos, si no nos adaptamos a ellos, nos quedaremos atrás.

Estoy a vuestra disposición para  cualquier duda que necesitarais resolver, así como para cualquier sugerencia o tema a tratar, será un placer ayudaros.

Un fuerte abrazo y os recomiendo este primer libro.

David.

Laura Rojas Marcos:”Los cambios nos asustan porque despiertan sensaciones de incertidumbre y temor a perder o fracasar”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” , es un placer presentar a Laura Rojas Marcos.

Cada vez se oye más, que nos tenemos que reinventar, que vienen cambios importantes en todos los estamentos de la sociedad y que nos tenemos que adaptar a los mismos. Pero los cambios nos suelen dar un miedo atroz.

Desde hace dos años, vivo en un cambio constante, diario. Y SI, me da miedo, claro que sí, pero intento adaptarme a él, a aprender de lo que sucede y sacarle su lado positivo. Y cuando cayó en mí, el libro de Laura, “Somos Cambio. Comprender, afrontar y adaptarse positivamente a los retos de la vida“, lo “deboré”.

A través de su libro, identifica al autocontrol, la asertividad, a cómo identificar nuestras emociones en dichos momentos, la asertividad, entre otras..como cualidades necesarias para afrontar cualquier reto, de forma positiva, en nuestra vida.

Nos enseña a controlar la envidia (deporte nacional en España), la rabia y los celos. A cómo gestionar el estres que nos producen los cambios y sobre todo a ser proactivos, a como tomar las decisiones y actuar antes que dicha situación vaya a peor.

Siento que es un libro que tendríamos que leer todos, ya que la vida es puro movimiento y más en los momentos que estamos viviendo,tendemos a adoptar un estado pasivo, cuando en verdad lo que necesitamos, es comprender , afrontar y adaptarnos a lo sucedido.

Podéis seguir a Laura  en Twitter (@LauRojasMarcos).

Estoy a vuestra disposición, para acompañaros si así lo quereis, alumbrandoos en el camino que emprendáis. Estoy en el email del blog, (elprincipiodeuncomienzo@gmail.com), Facebook y Twitter (@sherpapersonal).

¿Y tú ante los cambios, adoptas una actitud proactiva o te escondes debajo de las sábanas?

.- ¿Quién es Laura Rojas Marcos?

Soy una psicóloga que le gustan las personas. Me apasiona estudiar sobre diferentes aspectos de la condición humana (emociones, conductas y pensamientos), lo que nos hace ser lo que somos. Disfruto aprender. Sea  a través de la lectura como de las experiencias y los retos que se me presentan en la vida.    

.- ¿Por qué nos da miedo el cambio?  Porque aún así, queremos lo nuevo y nos da un miedo atroz.

Los cambios a veces nos asustan porque despiertan en nosotros sensaciones de incertidumbre y un temor a perder o a fracasar. Nuestra tendencia es a proteger lo que consideramos nuestro, incluyendo nuestra serenidad. No obstante, también somos seres atrevidos, valientes y aventureros. Nuestro deseo por crecer y mejorar nuestra condición vital nos lleva a tomar riesgos y a buscar desde lo más profundo de nosotros mismos el impulso y la motivación para provocar o adaptarnos a un cambio determinado.   

.- ¿Qué piensas de la frase de Tolstoi: “Todos piensas en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”?

En este caso, no estoy de acuerdo con esta frase del gran escritor Tolstoi. Aunque es cierto que para algunas personas puede resultar más fácil observar, opinar o criticar el mundo que le rodea, sobre lo que falta y lo que debe cambiar, que observarse a si mismo  y hacer una autocritica (constructiva).  Sin embargo, debo decir que cada día trato con personas que buscan el cambio en ellos mismos, es decir, trabajan para cambiarse a si´ mismos. Estos casos son un gran ejemplo de personas perseverantes y  valientes que se esfuerzan por mejorarse, por provocar un cambio en su vida, por aprender de sus éxitos y fracasos, por intentar cambiar una actitud/comportamiento y por mejorar sus relaciones personales. Por lo tanto siento que soy testigo de que esta frase de Tolstoi no es del todo cierta. Quizás yo propondría  cambiar la palabra “nadie” por “algunos”.

.- ¿Por qué los cambios nos suelen doler?

Algunos cambios duelen y otros no. Los que duelen suelen estar asociados a alguna pérdida, un fracaso, una expectativa no cumplida o a una desilusión. No obstante, no hay que olvidar que también hay cambios positivos que mejoran nuestra vida, nos producen alegría, mejoran nuestra autoestima y visión del mundo.  

.-  ¿Por qué tenemos miedo al compromiso? ¿Qué nos impide comprometernos?

Existen personas que tienen una tendencia a evitar el compromiso. No obstante, es importante señalar que hay que especificar de qué´ tipo de compromiso nos estamos refiriendo. Los compromisos pueden estar relacionados con las relaciones familiares, de pareja, de amistad o en el trabajo…pero también con uno mismo. El temor al compromiso  puede ocurrir por numerosas razones como por ejemplo, por ansiedad o temor a sentirse atrapado, cohibido o manipulado. En general, las personas que temen comprometerse relacionan este acto con un sentimiento negativo, especialmente con la pérdida de libertad y autonomía.

.- ¿Por qué el aburrimiento es un indicador de que necesitamos un cambio?

Una persona se puede sentir aburrida por diferentes motivos, como por ejemplo por pérdida  de interés, por monotonía, apatía o por tristeza o depresión. Tener la capacidad para identificar este sentimiento es muy importante ya que nos informa de que hay algo que  “no está bien”… que algo “no encaja” y necesita un cambio. En ocasiones no nos damos cuenta que lo que sentimos es aburrimiento, por lo tanto necesitamos prestar atención y preguntarnos a nosotros mismos la razón por la que nos sentimos apáticos, desganados o perezosos.  

 .- ¿Qué importancia tiene la motivación a la hora de tomar una decisión? ¿Qué les dirías a las personas que han perdido la motivación en la búsqueda de un puesto de trabajo?

La motivación tiene un papel muy importante a la hora de tomar una decisión dado que está asociado al deseo de conseguir un objetivo. Pero quizás también son importantes asociar al concepto de la motivación: la creatividad, la perseverancia y la disciplina. Ya que solo con motivación no se consiguen los objetivos, también necesitamos del ingenio y  el sentido de responsabilidad.

A las personas que han perdido la motivación les diría que no pierdan de vista su objetivo y que no permitan que la desmotivación les lleve a tirar la toalla. Igualmente les diría que a pesar de que a veces se pierde la motivación (como es lógico y natural), uno puede pedir ayuda, utilizar el ingenio para encontrar nuevas formas de reactivar la misma y comprometerse a no abandonar el plan…deben apoyarse en su capacidad para ser disciplinados. No olvidemos que la disciplina es la fuerza de voluntad que nos lleva a realizar una acción.

Todos hemos perdido la motivación en alguna ocasión de nuestra vida, especialmente ante situaciones que nos producen un sentimiento crónico de frustración tras luchar durante un largo periodo de tiempo por un objetivo concreto. Sin embargo, aquellas personas que son disciplinadas y perseverantes tienen mayor probabilidad de conseguir sus objetivos que aquellas que no lo son. Existen recursos personales en los que podemos apoyarnos ante la desmotivación.

.- ¿Cómo podemos apaciguar la ansiedad, tan de moda en estos momentos?

Para serenarnos y disminuir los síntomas de ansiedad ayuda tomar un poco de distancia sobre aquello que nos pone nerviosos o nos da miedo. También ayuda hacer ejercicios de respiración y en algunos casos, si es posible, cerrar los ojos y concentrarse en una imagen mental agradable. Asimismo,  hacer ejercicio, hablar con otras personas y compartir los sentimientos ayuda a afrontar la ansiedad…siempre que no sean personas negativas y que empeoren nuestro estado con malas noticias.

.- ¿Qué es ser proactivo? ¿Tenemos que empezar a ser dueños de nuestra vida de una vez por todas?

Las personas que tienen una actitud proactiva hacen un esfuerzo por participar activamente en los cambios. Son personas que “hacen” y “actúan”.  Provocan el cambio. Sin embargo, es importante destacar que uno no tiene que hacerlo solo, también puede pedir ayuda. Cuando acudimos a otras personas para que nos echen una mano, también es considerada una actitud proactiva. Lo opuesto a la proactividad es la pasividad, por lo tanto si “hacemos” y “nos movemos”, probablemente aumentarán las probabilidades de conseguir los objetivos. 

.- ¿Aunque no lo creamos, en la vida tenemos libertad para elegir?

Efectivamente. Podemos elegir qué camino tomar en la vida. Aunque es cierto que no siempre podemos hacer lo que deseamos, es importante ser conscientes de que sí podemos tener un porcentaje alto de control sobre nuestra vida y nuestras decisiones. Como dijo el conocido psicólogo William James: “elegir o no elegir, es una elección”.  

.- Cada vez oigo más a menudo, la frase “Estoy aburrido de mi trabajo” ¿Qué le podrías decir a esas personas? ¿y a los jóvenes que no quieren ni estudiar ni trabajar?

Es cierto que a veces uno puede sentirse aburrido, sea del trabajo, de determinadas relaciones sociales o de la monotonía del día a día. A las personas que llevan un tiempo sintiéndose aburridos en el trabajo les preguntaría: “¿Qué quieres y puedes hacer al respecto?” “¿Qué estás dispuesto a hacer para cambiar este estado?” Y les animaría a que tomaran acción e hicieran un plan de acción.

Respecto a los jóvenes que no quieren ni estudiar ni trabajar, que ni se molestan en ayudar a otros  o colaborar en casa teniendo salud física y mental, les preguntaría primero si se sienten bien consigo mismo no haciendo nada. Intentaría averiguar qué les llevó a tener esa actitud tan pasiva, y si existe algún miedo subyacente que les lleva a vivir una vida en un estado de apatía y pasividad. No pocas veces me he encontrado a jóvenes que tienen un serio problema de autoestima y desmotivación, así como sencillamente no saben cómo afrontar sus temores y necesitan un poco de ayuda para confiar en sí mismos. 

.- ¿necesitamos cuánto antes personas creativas para salir de esta situación? ¿En qué beneficia una persona creativa?

Para salir de esta situación necesitamos ante todo personas activas, con soluciones, que estén dispuestas a esforzarse y a trabajar más allá de lo que le corresponde. Ahora toca sacrificarse y apechugar. Asimismo, necesitamos contar con personas creativas e ingeniosas que tengan ideas  constructivas para encontrar soluciones. La creatividad es una cualidad muy importante y positiva a la hora de afrontar la adversidad ya que ofrece un abanico de posibilidades que nos ayuda a resolver  problemas.

.- ¿La envidia, la codicia, han sido varios de los valores que más dañan a la sociedad, y qué nos han llevado hasta dónde estamos?

No necesariamente. La envidia y la codicia son emociones que forman parte del ser humano, así como el miedo, los celos o la rabia. Forman parte de nuestra naturaleza. Si bien hay personas más envidiosas/codiciosas que otras, esto no quiere decir que todo ser humano se deja llevar por estos sentimientos.  Muchas personas han aprendido a controlarlas y a no dejarse llevar por ellas. La clave está en saber identificarlas y evitar llevar a cabo acciones perversas y destructivas. Sin embargo, no sería realista si dijera que se puede vivir en un mundo libre de estos sentimientos negativos, ya que la realidad es que forma parte de la esencia del ser humano.  Considero que es mejor aceptar que existen y que se puede aprender a manejar, que ignorarlas y vivir como si no existieran.

.- ¿Qué supuso para ti trabajar en el proyecto Libertad, que ayudaba a las víctimas de los atentas de las torres gemelas?

Para mí fue una experiencia muy dura y dolorosa emocionalmente, pero también muy enriquecedora. Aprendí muchísimo de las personas con las que compartí los días y semanas posteriores al atentado. Evidentemente vivir aquello fue una experiencia muy traumática que no olvidare nunca, pero también viví momentos donde fui testigo de actos maravillosos de pura generosidad, amabilidad y apoyo.

 .- ¿Con confianza, coraje, sabiendo que si queremos, lo conseguiremos, son las pautas que una buena transición, para que se asiente bien dicho cambio?

Tener confianza es un ingrediente fundamental para cambiar. Cuando confiamos, no solo visualizamos el futuro de una forma optima sino también recurrimos a las experiencias del pasado positivas, lo que resulta en sentimientos positivos sobre uno mismo. Recordar nuestros éxitos del pasado nos ayudan a ser optimistas en el presente  y nos motiva a dar el paso hacia el cambio, a luchar por un futuro mejor.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Tengo varias palabras favoritas: empatía, resiliencia (de resilience en inglés), amistad, cambio y serenidad

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Me motivan mis amigos, mis pacientes y los proyectos en los que estoy trabajando.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Como todos, también he pasado por momentos muy duros y difíciles a lo largo de mi vida, pero si hay algo que he aprendido es que las cosas pueden cambiar. Uno, si se lo propone, puede superar el dolor y el miedo. Sin embargo, es ESENCIAL rodearse de personas positivas, cariñosas y que confían en uno. Personas que creen en uno cuando uno no puede. Asimismo, creo que con amabilidad y paciencia las cosas se llevan mejor. Tener un dialogo interno constructivo es fundamental. Por lo tanto, en estos momentos difíciles a nivel global, necesitamos poner lo mejor de nosotros mismos, confiar y ser proactivos.  

¿Vives tu pasión?

“Valor y querer,  facilitan el vencer”.

En el día de hoy, he conocido los dos lados de una misma situación.

Necesitaba andar, quería desconectar de casa, que viniera la inspiración para los nuevos proyectos que están en marcha.

Y como siempre que voy solo, iba despistado, oyendo mi música y pensando en los temas en cuestión.  Caminando por la rivera del Ebro, me he encontrado a una amiga. Habíamos hecho unos cursos juntos y hacía tiempo que no la había visto.

Me dijo si tenía tiempo de  tomar un café en esos momentos, ya que sabía de mi giro profesional y quería tener mis reflexiones al respecto. Yo encantado de escucharla. Me comentaba que siempre había trabajado en el mundo de los libros, siendo bibliotecaria desde que había acabado la carrera, como había sido su madre. Pero siempre había querido dedicarse al mundo artístico, de la interpretación, no sabía cómo, pero si sabía que era su sueño.

Nos encontramos por primera vez en un curso de hablar en público. Ella nunca se había puesto delante de un auditorio ni nada parecido y cuando salió al estrado para realizar el ejercicio, que consistía en vender un producto imaginario, lo hizo tan bien, que lo hubiera comprado en esos mismos instantes.

Me comentó que al principio su familia, siempre se había opuesto a que estudiara o se dedicara a ese mundo, que tenía que trabajar de algo más provechoso, que no eso de ser “feriantes”, como decía su familia.

Tras ese primer curso en el que nos vimos, me iba relatando su vida, con una fuerza en sus ojos, que jamás había visto hasta ese momento en nadie, que se había lanzado a hacer cursos de teatro, de arte dramático y que hacía poco había cobrado su primer sueldo por ser protagonista en un corto.

No había dicho nada a nadie hasta el día del estreno del mismo. Había llevado con ella a su familia y amigos, aunque no sabían para qué era. Cuando la vieron, gritaron de sorpresa, señalándola en la pantalla. Me comentó que acabaron llorando y dándole la enhorabuena por su actuación en el mismo.

En sus ojos se  veía las ganas de seguir,  la motivación que tenía, de conseguir su sueño, de dar más pasos hacia adelante.

Solamente le pude decir  que siguiera, que siguiera su corazón y en lo que le pudiera ayudar, me tendría.

Me contesto, que por fin en su vida sabía lo que quería y que iba a por ello, que sabía que lo iba a conseguir, además ya la habían llamado para un segundo corto y una

¿Y tú sabes lo que quieres en la vida?

Después de dos horas de café y a la orilla del Ebro, nos despedimos con la promesa que me fuera contando todos sus progresos.

Había anochecido y había empezado a llover. Subía a casa con paso ligero intentándome mojar lo menos posible, cuando de repente, una persona puso encima de mí su paraguas. Cuando me giré , era un profesor al que le tenía mucho cariño de mi época de Formación profesional.

Y como suele pasar cuando tardas en ver a una persona, nos pusimos al día en todo lo que había ido sucediendo en nuestras vidas.   Le hablé todo lo que me había ido sucediendo en el transcurso de estos dos años y se le abrían los ojos como platos.

Le pregunté si seguía en la enseñanza. Me comentó que ya hacía tiempo lo había dejado, que trabajaba en el departamento de una empresa grande. Le veía con resignación, y le pregunté cómo se encontraba en ella, como estaba él. Y explotó, me comentó que me veía con ilusión, con ganas, que a pesar de ser otro campo totalmente diferente al que había trabajado yo, que me sentía que no había miedo en mí, que luchaba por una pasión, por una ilusión en la vida, cosa que él quería pero no podía.

Le pregunté que le impedía ir hacia su sueño, ya que era soltero y no tenía impedimentos de familia o hipotecas, cuál era su sueño, que pensaría si estuviera a punto de morir y no hubiera intentado ir a por él. Comenzó a llorar mientras le iba haciendo dichas preguntas y a la vez, con una sonrisa de oreja a oreja, contestándome al finalizar mis preguntas: ¡¡David, ya vale, voy a por ello, ya vale lo que me digan los demás, sé que puedo hacerlo y lo voy a hacer!! .

En los momentos que vivimos, vivir de tu pasión, lo vemos como algo inusual, algo extraordinario, cosa que tendría que ser algo normal.

Por desgracia, muy rara vez decimos lo que sentimos, o pedimos lo que de verdad queremos en la vida.  ¿O de verdad te atreves a decir a tu familia que quieres dedicarte o estudiar una cosa que ellos no aprobarían? ¿Pides un plato de croquetas cuando estás en el mejor restaurante que hayas estado jamás?

SEAMOS CLAROS, SI TUVIERAMOS CONFIANZA  EN NUESTRA PERSONA,  POCO DUDARIAMOS DE NOSOTROS MISMOS.

Cada día me reafirmo, que todos, TODOS, queremos que nuestra vida tenga sentido, tener un trabajo que signifique algo para ti y para los demás. Pero sobre todo, no queremos hacer cosas, que nos hayan impuesto, una carrera que no queríamos hacer, trabajar en lo que ha trabajado nuestra familia por seguir la tradición.. PERO LO SEGUIMOS HACIENDO.

Pensamos más en los “DEBES”, que en  los “QUIEROS”.

Nos gusta la rutina, por mucho que digamos que no, tener nuestro horario establecido, saber la gente que vamos a ver durante todos los días y ojo, que nos trastoquen el planing diario, que nos cabreamos, que no sabemos cómo reaccionar.

Pero pensar, hacer cosas diferentes a lo que la sociedad, “impone” nos da un miedo atroz. Eso de ser diferente a los demás, deja deja, para otros, pero mientras me quejo de mi trabajo, de no conseguir nuestros sueños y ver como otros si lo están haciendo.

Desde nuestro sillón, los sueños, los éxitos no van a venir a nuestra puerta.

Hay que probar,  experimentar, dar pequeños pasos…no estoy diciendo que dejéis vuestros trabajos, parejas, vendáis las casas y os lancéis a lo loco a por ellos, sino si queremos una vida diferente a la que tenemos, tenemos que hacer cosas diferentes a las que hacemos habitualmente.

Mi amiga simplemente hizo cursos de lo que ella sentía que era su pasión, se desarrollo en ello, no hizo nada más, pero con su persistencia, con ese primer paso que dio para ella, a día de hoy, su vida tiene sentido, cosa que en su trabajo no la tenía.

Sabe lo que quiere y quien es ella, realmente. ¿Y tú lo sabes?

Hoy me han dicho una frase además relacionada con lo que me había pasado, que más o menos quería decir así: “El que vive con lo que ama, queda a los ojos de los demás, el juicio de saber si trabaja o juega..” ¿Y tú quieres trabajar o jugar en la vida?

¿Qué vida eliges, la que tu intuición, tu corazón dicta que tienes que tomar o la que te dice la sociedad? ¿Vives la vida que realmente quieres vivir? ¿Quién determina que es lo correcto en tu vida?¿Miras atrás en tu vida, y piensas “ me hubiera gustado…”? ¿Pides realmente lo que quieres?

 

 

María Graciani:”La motivación es el fiel reflejo de nuestras actitudes,anhelos, ilusiones..”

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional“, es un placer presentar, a María Graciani.

La motivación y la desmotivación son compañeras  nuestras inseparables, en cada uno de los momentos, de la vida.

Motivación para sacarnos el carnet de conducir, para aprobar ese examen que se nos atraganta, para generar un proyecto ilusionante, conseguir ese puesto de trabajo que tanto queremos. Así también, nos sentimos desmotivados con nuestra pareja, con el trabajo que tenemos, con nuestra vida…

En los momentos que vivimos, la compañera que intenta pegarse a nosotros, es la desmotivación. Y con ella, no conseguiremos nada.

María, con su “Motivulario”,recoge a través de un lenguaje actual, las realidades más optimistas y constructivas, con un vocabulario para la motivación. A través de ellas, podemos crear nuestras propias realidades, nuestras propias circunstancias.

GRACIAS MARÍA, porque os dejo con una entrevista motivante, que nos alienta, que por mucho pensemos que es imposible, que nosotros mismos, podemos crear nuestras propias realidades. Algo indispensable más que más en estos tiempos.

Podéis conocer más a María, en su página web ( http://motivulario.wordpress.com/ ), Facebook y en Twitter (@m_graciani)

Estoy a vuestra disposición para acompañaros en el camino que emprendáis, y en el que necesitéis la luz de mi linterna. Estoy en el email del blog, Facebook y Twitter (@sherpapersonal).

 .- ¿Quién es María Graciani?

María es la “energía con patas”, una PERSONA (PERSpectiva Optimista de la NAturaleza) hecha de pasión, entusiasmo, ilusión y confianza; una Ingeniera Humana que disfruta convirtiendo en realidad tangible lo que su imaginación dibuja en su mente.

.- ¿Qué recoge el motivulario? ¿Cómo surgió la idea?

Motivulario recoge el vocabulario esencial de una persona motivada. El libro se divide en dos partes:

          La 1ª es el Motivulario propiamente dicho, es decir, se trata de 52 conceptos –ordenados alfabéticamente para facilitar su localización al lector- que resultan ser las semillas de las realidades más constructivas y optimistas.

          La 2ª parte es la Motivisión, una “visión de motivación” tejida con las perspectivas de profesionales de diversos sectores que en unas 10-15 líneas ofrecen al lector su visión personal de Motivación, sin duda, un aporte muy valioso para todos los “motivularianos”.

La génesis de Motivulario se encuentra en unos e-mails que bauticé como “La Felicidad Matutina”. Se trata de una serie de correos que enviaba a mis compañeros de trabajo en la Compañía Minera Cobre Las Cruces (en la que estuve sustituyendo a la Responsable de Comunicación entre Agosto 2012 y Febrero 2011).

Estos eran unos e-mails sencillos, compuestos de 5 – 6 líneas de palabras motivadoras, optimistas que escribía con el objetivo de crear un buen clima con los compañeros. Me alegró mucho comprobar que así fue: ¡La Felicidad matutina llegó desde los becarios hasta el Consejero Delegado de la empresa! (más de 60 personas). Fue una experiencia maravillosa.

 .- ¿Qué es para ti la motivación? ¿Qué pasos tenemos que dar para que algo nos motive?

Quien puede decir  “¡me siento motivado!”, está declarando que es el legítimo dueño del mejor tesoro del mundo: se tiene a sí mismo. La motivación es el fiel reflejo de nuestras actitudes, anhelos, ilusiones, valores… Una persona motivada y motivante, capaz de motivarse a sí misma y a las demás experimenta una poderosa metamorfosis: ¡se transforma en todo un CONDE! porque su esencial nobleza radica en ser un excepcional CONquistador Del Entusiasmo.

En primer lugar, el CONDE decide conquistar su propio entusiasmo a través de la táctica de la “Esensualidad”, una mezcla de esencia + sensualidad, que según la autora británica Sara Ban Breathnach es “ser cómplice de ti mismo en la seducción romántica de tu alma”; una vez logrado esto, el CONDE ya está preparado para conquistar el entusiasmo de todos cuantos le rodean: le ofrece a la sociedad Entusiasmo, Confianza y COnstancia (“ECO”) y, a modo de poderoso “ECO” la sociedad le premia con lo mismo.

 .– ¿Qué palabra recomendarías a un desempleado para su motivación? ¿ Y a una persona que tiene trabajo pero tiene miedo a su pérdida?

En ambos casos la “palabra clave” coincide con el mensaje fundamental de Motivulario: CRECÍ (CREo mis CIrcunstancias).

Virgilio solía decir “ellos pueden porque creen que pueden” ¡qué gran verdad! , la actitud lo puede todo: es la diferencia que marca diferencia. Todo tu entorno puede decirte “¡eres estupendo!, ¡puedes con todo!” que si tú estás convencido de todo lo contrario, nada te ayudará; pero también funciona al revés, no importa lo complicada que estén las circunstancias que si tú dices “¡YO PUEDO!, esta es la realidad y  esto es lo que yo decido hacer con ella…” entonces… ¡nada podrá pararte!.

Cuando declaras “CREo mis CIrcunstancias” lo haces en dos sentidos:

          CREAR, es decir, actuar. Eliges impregnar de tus habilidades personales y de tu ingenio a tus acciones.

          CREER: el esencial trampolín para llegar a CREAR. Resulta esencial creer en ti mismo y en tus habilidades, tener una confianza plena en que estás totalmente capacitado para conseguir todo aquello que tu mente sea capaz de ver.

Al sentir y decir “CRECÍ” tomas conciencia de que eres tú mismo quien CREas tus CIcunstancias y en ese momento…¡experimentas verdaderamente como “creces” en todos los sentidos que elijas hacerlo! (personal, profesional, económica, emocionalmente…)

.-  Una frase que me imprimí desde el principio de mi nueva vida, fue: “puedo conseguirlo si me lo propongo”, ¿se nos tendría que “obligar” a escribirla 1000 veces y quizá así muchas cosas cambiarían? ¿Tanto si creemos que estamos en lo cierto como si no, estamos en lo correcto?

¡Claro que lo consigues si te lo propones de verdad! pero tienes que proponértelo TÚ. Por más positivo y útil que sea el mensaje, de nada sirve si no lo haces tuyo. El propósito no es huérfano, tiene apellido: INTERIOR, el único origen de tus metas eres tú mismo. No puedes cumplir los sueños de otro, sí tienes la capacidad de vivir los tuyos.

“Nada sobre esta tierra puede detener al hombre que posee la correcta actitud mental para lograr su meta. Nada sobre esta tierra puede ayudar al hombre con la incorrecta actitud mental” Thomas Jefferson

.-  Hemos vivido motivados por una filosofía de acumular cuanta más riqueza mejor, ¿Menos es más?

En muchas ocasiones, nos centramos en la idea de “acumular”, ésta es una idea motivada por un sentimiento de carencia. Cuando creemos que “no hay suficiente” para todos “nos entra prisa” por asegurarnos nuestra parte, ésta es la mentalidad pobre, de la pobreza más cruda que podemos vivir: la pobreza de ingenio.

Sin duda, la mentalidad de la riqueza es mucho más prolífica: riqueza de ideas, riqueza de actitudes, riqueza personal, riqueza profesional, riqueza económica, riqueza emocional…  Actuar desde este tipo de mentalidad, no es malo, muy al contrario ¡es maravilloso!, porque si apuestas por ser una gran persona te rodearas de grandes personas; si tu objetivo es ser un magnífico profesional en tu campo, conseguirás un trabajo maravilloso; si te esfuerzas por ser un padre fantástico, conseguirás todo el cariño de tus hijos; si te enfocas por ser la mejor versión de ti mismo, lograrás crear en tu vida las mejores circunstancias para cumplir tus metas… Si sabes que tienes la capacidad de conseguir todo lo que quieras de tu vida, ¿por qué conformarte con menos?

.-  ¿Hemos olvidado de nuestro vocabulario, estas tres palabras: esfuerzo-eficacia-disciplina?

El polinomio “esfuerzo-eficacia-disciplina” está hoy muy presente: en las familias y en las empresas.

En la actualidad, hay muchas personas que son la viva imagen del esfuerzo: jóvenes que salen al extranjero en busca de un futuro mejor, abuelos que cuidan de sus nietos porque el amor pesa más que los años, padres y madres dedicados que combinan con maestría trabajo y familia… La disciplina es la teoría y el esfuerzo es la práctica: ambas son indispensables para conseguir la eficacia.

.- ¿Nosotros mismos tenemos que ser quienes busquemos la motivación en nuestro interior? ¿O la tenemos que buscar fuera?

La motivación  externa  es consecuencia de la interna. Si te gustas, gustarás a los demás; si tienes confianza en ti mismo, desprenderás seguridad en tu entorno; si eres entusiasta, cada día encontrarás motivos para entusiasmarte más… y exactamente todo lo contrario.

Tu motivación principal eres TÚ (Talento Único), estar motivado es tenerte a ti mismo y buscar la motivación fuera equivale a poner las llaves de tu mundo en manos de un desconocido.

.- ¿Motivación y confianza en uno mismo? ¿Son dos binomios que tienen que estar relacionados?

Confianza + Confianza + Confianzas= Motivación

Creer en ti mismo es una “conditio sine qua non” para alcanzar tus metas.

.- ¿Cambiando nuestro vocabulario, es el principio para cambiar nuestras realidades? ¿Qué poder tienen las palabras?

“No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras” Luís Vives

El lenguaje es una extensión de nuestro pensamiento, nuestro estado de ánimo y, por supuesto, de nuestra autoimagen; nuestro vocabulario posibilita que nos adueñemos de la realidad, la hagamos nuestra, creamos actitudes e influyamos en nuestro entorno.

Las palabras tienen el poder que tú decidas otorgarle.

 .- ¿Qué opinas de esta frase: “Todo hombre que sepa leer tiene en su mano el poder de mejorar, de multiplicar las formas en que existe, hacer de su vida plena, significativa e interesante” de Huxley?

La palabra “Inteligencia” viene del término latino “Intus Legere” que significa “saber leer dentro”. Saber leerte a ti mismo, tener la habilidad de leer en las circunstancias, conseguir leer en la actitud de los demás, saber leer un buen libro… ¡eso es una maravilla! y como tal, logra hacer de tu vida algo maravilloso.

“Saber leer” – en todos los sentidos del término- enriquece tu alma y cala en tu corazón.

 .-  ¿Tendrían las escuelas que impartir clases de inteligencia emocional desde los primeros cursos?

¡Eso sería una magnífica idea!  

Dale Carnegie solía decir que el 15% del éxito en la vida de alguien dependía de sus conocimientos técnicos, sin embrago, el 85% restante estaba en función de la pericia que la persona fuese capaz de demostrar en “Ingeniería Humana”, entendiendo por ésta un compendio de personalidad + habilidades sociales. Ser PERSONA (PERSpectiva Optimista de la NAturaleza) es rentable en todos los sentidos que se le quiera otorgar al término: personal, emocional, económico, profesional… Que los niños aprendan esto desde pequeños es tremendamente importante para sus vidas ¡ser Ingeniero Humano es la mejor profesión de todos los tiempos!

.- ¿Para motivar un líder a sus empleados, qué es lo primero que tiene que hacer? ¿Cómo afecta la moral baja de un empleado en su motivación?

El verdadero líder tiene madera de CONDE (CONquistador Del Entusiasmo). Para estar en condiciones de poder conquistar el entusiasmo, la energía y la pasión de su equipo, en primer lugar, el líder ha de saber cómo conquistar su propio entusiasmo; si lo consigue con él mismo, estará en disposición de conseguirlo con los demás.

El gran líder es también un maravilloso conocedor de las actitudes y habilidades de cada persona que forma su equipo, de modo que su cometido fundamental es propiciar las circunstancias óptimas para que cada uno pueda hacer lo que mejor sabe hacer, se sienta satisfecho de hacerlo y consiga superarse a sí mismo afrontando nuevos retos que fortalezcan sus destrezas.

La moral baja es la antítesis de la confianza y la confianza es vital para la motivación.

.-  ¿Sabemos dialogar  de verdad?¿ O gritamos a los demás?

¡Claro que sabemos dialogar!, tal vez lo que ocurra es que no lo practicamos con la suficiente asiduidad y no es por falta de tiempo, sino por falta de dirección. Hay que saber diferenciar lo urgente de lo verdaderamente importante; practicar el arte de CALMAR (Conversaciones Agradables que Lideran Motivan y Armonizan) es siempre una buena idea.

.- ¿Qué palabra te motiva a ti? ¿Cuál es tu palabra favorita?

Mi palabra favorita es CONDE (CONquistador Del Entusiasmo) ¡El entusiasmo es la gasolina de la motivación!

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Sentir y ser consciente de que “puedo porque creo que puedo”, lograr ir más de mis propias expectativas, transformar lo que mi mente es capaz de ver en realidad tangible… ¡eso me motiva tremendamente!

Me motiva todo el que sepa ser PERSONA (PERSpectiva Optimista de la NAturaleza) y en especial: mis padres.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Sois los legítimos AMOs de vuestra vida, porque con vuestra Actitud MOldeadora habéis conseguido dar forma a la vida que elegiís vivir: la vuestra, la que os hace más felices y lo habréis hecho en los dos sentidos en los que sólo sabe hacerlo un AMO:

1 Declarándoos absolutos dueño de vuestra existencia (AMO en el sentido de dueño)

2 Haciéndolo siempre desde los propósitos más nobles (AMO coincide con la 1ª persona del verbo “amar”).

 

¿Eres juez o parte?

Decía Oscar Wilde:” Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos”.

Hoy me he  vuelto a encontrar con una persona de mi época universitaria. Nos hemos puesto al día con nuestras vidas, mientras nos tomábamos un café.

Camino de casa, me acordaba de lo mal que me caía esa persona antes de conocerla. No la soportaba y eso que no tenía hasta entonces ningún trato con ella.

Antes de conocerla, me había hecho un concepto de ella, gracias a diversas informaciones, rumores,.. que habían llegado a mis oídos.

Cuando tuve la oportunidad de conocerla, iba a la defensiva. La etiqueta que le había impuesto la gente, hacía que no fuera nada objetivo ante nuestro primer encuentro.

Habían pasado varias horas y estaba riéndome con ella, hablando de todo y disfrutando de su conversación. Y ya han pasado 14 años desde ese primer encuentro.

Había visto a través de los ojos de mis amigos, realidad que no era cómo me lo habían dicho. Para mí, la verdad absoluta era lo que me habían dicho.

Durante todo el día, queramos o no, estamos siendo juzgados por los demás y juzgamos. Viendo a los famosos en la tele, cuando alguien no se comporta como nosotros quisiéramos, haciendo comentarios sobre las noticias, cuando nos hacen una entrevista de trabajo, o preguntamos si nos queda bien una prenda de vestir.. Vivimos en un juicio continuo.

Pero he aprendido, que la mayoría de las veces, cuando juzgamos a una persona o una situación, solemos estar equivocados.

¿Por qué?

Porque nadie tiene todos los datos de la situación que está sucediendo o a la persona, para decir que lo que opina, es la verdad absoluta. Yo no conocía a esa persona y ya la tenía “etiquetada”, de antemano, mostrando una repulsión sobre ella, sin haberla conocido.

¿Pero cómo podemos pensar que conocemos a una persona al 100%, dar nuestros juicios de valor, si apenas nos conocemos a nosotros mismos?

La mayoría de las veces por hacer daño a esa persona. Siempre nos enseñan que existen críticas constructivas y las negativas. Pues siempre suelen ganar las negativas. Porque siempre que te dice, -Mira, no te siente mal, pero te voy a hacer una crítica constructiva- Acabe diciéndote en tu cara, algo más bien negativo,

Cuando emitimos un juicio sobre algo, queremos ponernos en la silla de los socorristas de la playa y ver todo desde lo alto. Nos intentamos poner por encima del bien y del mal.

No paramos de juzgar a los demás, pero ahora pregúntate: ¿Y tú como estas?¿Qué pasa en tu vida a día de hoy? ¿Intentas vivir la vida de los demás o vives la tuya plenamente?

En esos momentos nos preocupamos más por los demás que por nosotros mismos. Dejamos de vivir el presente por vivir el presente de la otra persona. Pensamos en lo que es mejor para la otra persona y no para nosotros.

Luego nos quejamos que no tenemos tiempo para nosotros, pues entonces deja de preocuparte por la vida de los demás, tiempo que podríamos dedicar a crear un futuro mejor para nosotros, desaprovechando las oportunidades que pasan a tu lado, por vivir la vida de los demás.

Cuando juzgamos, estamos poniendo un muro a la realidad. Defendemos nuestras opiniones sobre los hechos siendo simples interpretaciones y nuestras opiniones como si fueran verdades absolutas.

¿Y qué pasa cuando nosotros somos los tenemos una dificultad y entre otras cosas anhelamos que no nos juzguen los demás? ¿Entonces por qué juzgas tú a los otros?

Y es lo que pasa, cuando somos nosotros los que estamos viviendo por un proceso difícil. Queremos nos escuchen, nos ayuden, no nos juzguen, que nos comprendan, ¿y luego nosotros vamos juzgando a los demás sin piedad?

Lo que nos falta, es empatía. Intentar ponernos en la situación de la otra persona.

Y es lo que me paso a mí con esta persona. Tras varias conversaciones, se abrió y me comentó lo que le pasaba realmente,  su infancia, por qué actuaba de esa manera y que necesitaba ayuda. Gracias a eso entendí el por qué de su forma de actuar.

Seguro que dejar de juzgar, aceptar el presente, te llevara a un mayor conocimiento interior y a una paz deseada. Intenta no llenar la mente, con tus imaginaciones, juicios de valor o críticas negativas.

¿A quién has criticado en el día de hoy? ¿Te dejas llevar por los juicios de valor de los demás? ¿Vives realmente tu vida o vives la de los demás? ¿Vives tranquilamente tu vida? ¿Has tenido una experiencia igual e intentas no juzgar a la gente? ¿Dejas de hablar con alguien, porque no hacen caso a tus juicios de valor?

Martín Berasategui:”Una buena vida se cocina con optimismo,humor y sin tomarse la vida a la tremenda”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional“, es un placer, presentar a Martín Berasategui.

Con más de 35 años de experiencia en el mundo de la gastronomía, Martín es uno del grupo de cocineros, que ha llevado la cocina española a lo más alto a nivel mundial.

¿Y cómo lo ha conseguido? Según él, la receta de su éxito es un gran entusiasmo, hacía lo que él cree, la mejor profesión del mundo.

Junto al entusiasmo, ha incluido a lo largo de estos años, esfuerzo, pasión, constancia y honestidad, para convertirse en el cocinero de España con más estrellas Michelín (7).

Su imagen, la podemos encontrar en diversos lugares, como Bilbao, San Sebastián, Barcelona, Tenerife, Madrid o Shangai. En todos ellos, sus equipos de trabajo están impregnados de su forma de hacer las cosas y valores.

GRACIAS MARTÍN por una entrevista,  en la cuál conoceremos cómo nace un nuevo plato, cómo se cocina el éxito, la gestión de su equipo, su liderazgo y que  mezclando, el trabajo constante, imaginación e ingenio, acompañado siempre de un buen plato, llegaremos siempre a las metas anheladas.

Podéis seguir a Martín, en su página web (http://www.martinberasategui.com/es/inicio), Facebook y Twitter (@Berasategui).

Estoy a vuestra disposición para acompañaros en lo que necesitárais por mi parte, y podéis contactar conmigo a través de Facebook y Twitter (@sherpapersonal).

.- ¿Quién es Martín Berasategui?

Un tipo que dedica su cuerpo y alma a la cocina con un entusiasmo que, aún hoy, a mí mismo me sorprende.

.- ¿Te consideras un cocinero o un artesano de los sentidos?

Yo ante todo me considero cocinero, que me parece la mejor profesión del mundo y una palabra redonda y preciosa que no entiendo  por qué la gente se empeña en cambiar.

.- La marca “Martín Berasategui”, ¿Qué valores incluye?

Incluye el esfuerzo, la pasión, la constancia y la honestidad. Estos son valores que me parecen fundamentales, que estimo mucho entre los que me rodean y que he intentado inculcar a los que han aprendido conmigo.

.- ¿Qué valores tiene que tener una persona para trabajar en tus restaurantes? ¿Qué buscas en un futuro colaborador tuyo?

Ya los he nombrado anteriormente y una cosa que me parece fundamental y que va incluido en la honestidad, es básico ser buena persona. Además de las dosis de paciencia que han de tener para aguantarme, jaja.

.- ¿Qué tiene de ego un cocinero de tu proyección? ¿Hay que saberlo gestionar?

Yo intento tener los pies muy bien plantados en el suelo, el ego, al final, no te lleva a ningún sitio, solo a tu propio sufrimiento, eso no quita para que todos tengamos que tener ciertas dosis de ambición sana, que es el motor que muchas veces nos hace seguir perfeccionando y exigiéndonos más.

.- ¿Un cocinero siempre tiene que buscar la perfección?

Cada uno busca su camino. Para mí la perfección es muy importante, pero no sólo la perfección en una fórmula de cocina sino en el planteamiento del restaurante y de lo que tu quieres brindar al comensal. Las cosas tienen que estar hechas de manera exquisita porque el que viene a tu casa se lo merece y paga por tener una experiencia gastronómica de ese tipo. Suelo decir que son los vaivenes lo que hacen fracasar muchos proyectos gastronómicos y es que conseguir esta perfección de la que hablamos es muy difícil, requiere de un trabajo absolutamente concienzudo.

.-¿Cómo se cocina una buena vida?

Con mucho optimismo y humor, sin tomarse la vida a la tremenda, aunque es fácil decirlo, pero no se me ocurre mejor fórmula que esa.

.- ¿Cómo nace un nuevo plato en tu mente? ¿Cómo viene la inspiración?

La chispa se puede encender en cualquier momento y lugar pero a a mí me inspira sobre todo mi tierra.

Luego en mi casa, un nuevo plato significa muchos años de oficio y de profesión bien organizados, con mucha disciplina y rigor.

La cocina de hoy ya no tiene fronteras, de hecho yo estoy abierto a todo tipo de influencias y productos, sin embargo, cada uno parte de la cocina de sus raíces, de su propia personalidad y de su sinceridad.  Sólo a partir de eso se puede dar rienda suelta a la imaginación, sobre unas bases sólidas y una experimentación orientada.

.- ¿Sin esfuerzo se puede conseguir algo en la vida? ¿Qué ingredientes hay que  reunir para alcanzar el éxito profesional y personal?

Pues siento comunicar que no, que sin esfuerzo no hay recompensa, cuando antes lo entiendes e interiorizas antes estás en el camino que te llevará a hacer lo que tú quieres, ése es al final el secreto del éxito, no hay otro.

.- ¿Qué es para ti el trabajo bien hecho? ¿El agradecimiento de tus comensales? ¿Una estrella Michelin?

El trabajo bien hecho es el poder proporcionar momentos de placer y enorme felicidad a través de la cocina, los reconocimientos, las estrellas Michelin, etc. son empujones tremendos y muy satisfactorios, una constatación de que lo estás haciendo bien pero la base es la que he indicado.

.- ¿Qué plato recomendarías que nos haría motivarnos, levantarnos del sillón y luchar por nuestros sueños?

Te recomendaría mi Gran Menú Degustación, compuesto por un montón de platos que son la mejor representación de lo que sabemos hacer. Estoy seguro de que pueden motivar a cualquiera que los pruebe.

.- En estos momentos que vivimos tan críticos, ¿La vida está para disfrutarla y la cocina para hacer feliz a la gente?

Sin duda alguna, bastantes malas noticias tenemos a diario como para que nuestro reducto no sea el reducto de la felicidad y el confort. Hoy más que nunca hay que intentar disfrutar a tope, trabajar sin tregua y tener  más imaginación e ingenio que nunca.

.- ¿La cocina es un lugar donde el chef manda, o hay libertad? ¿Hay que saber delegar?

Lógicamente el chef ha de tener su lugar, un barco sin riendas es un barco a la deriva, pero cada uno tiene sus propias normas en ese sentido, pero eso no quita para que sepas delegar. Yo siempre he trabajado en equipo y si no hubiera sabido delegar no habría podido llevar a cabo ni una tercera parte de los proyectos en los que estoy inmerso, aunque luego tengan mi supervisión.

.- ¿El éxito aún en el mundo gastronómico, puede hacerte perder la cabeza? ¿Se puede olvidar uno de donde viene? ¿Qué te hace tener los pies en el suelo?

A mí me resulta difícil esta idea, pero casos haberlos haylos, como las meigas. Y me resulta extraño precisamente porque nunca he olvidado de dónde vengo, mi familia, amigos y colaboradores ya se han encargado siempre de que tenga los pies en el suelo, aunque sí te digo la verdad no he sido nunca muy dado a las extravagancias de ningún tipo, me gusta la vida y la gente sencilla, sin bobadas, ese es mi estilo.

.- ¿Debe un jefe mostrar sus emociones ante sus empleados?

Depende el momento, pero por qué no, estas cosas son muy particulares, ser jefe no siempre es fácil, como he dicho antes, cada uno tiene una manera de hacer las cosas que la vida le ha demostrado que funcionan o no. Yo soy de los que exijo mucho, pero creo que también sé recompensarlo, a mí me ha ido bien así pero habrá diez mil maneras de hacerlo, por supuesto.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Dicen que garrote, jaja, es una manera de decir fuerza, motivación, el hecho de ir siempre para adelante.

.- ¿Qué y quiénes te motivan en tu día a día?

Por encima de todo mi familia, pero por supuesto también mi trabajo, mi equipo, el tener retos nuevos día a día, el hecho de querer reinventarme y seguir aprendiendo, como si acabara de empezar. ¡Y como no, también mis amigos!

.- Una reflexión para los lectores del blog

Ya que este blog se llama el principio de un comienzo, decir a todos, que no hay comienzo malo, que cada uno puede decidir un nuevo comienzo con ilusión y empeño en cuanto se lo proponga y que el que la sigue, la consigue.

¡¡Pasado, Presente y Futuro!!

“No pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto” decía Albert Einstein.

Me ha venido a la mente una frase que escuche hace poco: – He dejado una estela en mi vida, imposible de cambiar. Soy así y jamás podré cambiar.

Es  una frase que todo el mundo dice, cuando siente que tiene que cambiar, pero el miedo, la incertidumbre, les bloquea.

Cuando estamos en un momento de nuestra vida que queremos cambiar la dirección de nuestra  vida, pensamos que llevamos una mochila de calificativos innumerables, que será imposible quitárnosla.

Soy torpe, jamás podré construir eso, soy muy tímido, no podré ponerme en forma, estoy muy gordo, me pongo nervioso hablando en público como para ir a un curso de oratoria, jamás podré conseguir un puesto así, no tengo la titulación necesaria…”

¿Y tú qué tarjeta de presentación  tienes que te impide esa transformación anhelada?

Yo jamás pensé que acabaría escribiendo, ni menos un blog y mira ahora.

Vivir en el pasado, es quedarse paralizado, es no avanzar, dar ese paso necesario para lanzarnos a lo que siempre hemos querido, pero las “etiquetas” que nos pone la sociedad, y que hacemos nuestras como Golum y su anillo, nos bloquean.

¡¡NOS LIMITAMOS NOSOTROS MISMOS!!.

No paro de oír gente, que anhelan los tiempos de bonanza económica que vivimos. Dicen que son infelices actualmente, porque tiempos pasados eran mejores, porque todo ha cambiado, porque nadie respeta a nadie como antes…

No saben ser felices en el presente.

El pasado, pasado está. No se puede cambiar, en algunos casos, nos gustaría alejarnos de él, lo más lejos posible, borrarlo con la goma de un lapicero, pero cuando giremos la cabeza, siempre estará ahí.

Por mucho que nos cueste, el pasado hay que aceptarlo, con sus palabras, heridas y dolores. Aceptando el pasado, puedes hacer dos cosas:

O transformarlo en un pasaje, en un poema que cuente lo que has ido viviendo o convertirlo en una piedra para lanzarlo lo más lejos posible en el lago que tú elijas.

¿Y tú qué quieres hacer con el pasado?. ¡¡Pero siempre el pasado, tienes que aceptarlo!!.

Me costó aceptar que yo hubiera tenido que pasar todo lo vivido, para llegar hasta donde estoy actualmente. Y es así. Nadie quiere pasar enfermedades, accidentes o periodos de estrechez económica, pero solamente tras un periodo así,se puede llegar a un avance eficaz, en todos los campos.

Si aceptamos el pasado, aprendemos a vivir en el presente.

No sabemos disfrutar del presente. Cuando estamos haciendo deporte o cualquier actividad, estamos pensando en lo que paso el día de ayer, o lo que tendré que hacer cuando acabe.

Y SÓLO TENEMOS EL PRESENTE.

Quemamos el presente, pensando en palabras como “quizá” o “entonces”.

¿Y tú cómo consumes el presente?

Vemos el presente como una pasarela hacia el futuro, pero el futuro depende de lo que hagamos hoy, no de lo que especule nuestro cerebro. De nuestras acciones.

Vivir en el presente es estar enfocado en lo que está sucediendo o haciendo. Disfrutar más de cada detalle que nos da la vida, somos más felices, más productivos, estamos más atentos a todo. Y es así.

Y seguro que muchos estaréis pensando… ¡¡Vale David, vivamos el presente, pero mira como está el presente, NEGRO!!.. Pues si le sumas lo que dicen los medios de comunicación, la gente, las expectativas que tienes, las que te imponen,  ¿a qué la situación está peor aún? ¿ A qué sería mejor echarnos a dormir, taparnos y esperar a que pase todo? Si, claro, pero también sabes, que vales mucho más de lo que estas ofreciendo ahora en la actualidad y muchas veces has “nadado contra corriente” en una situación y has acabado superandola, a pesar de las circunstancias desfavorables, ¿SI O NO?

Y es así, todos estamos llenos, rebosantes, de todos los medios necesarios para afrontar cualquier tipo de situación, aunque seamos excépticos, sea la situación que sea.

Vivir en el presente, es coger la vida por los cuernos, vivir cada minuto intensamente, preguntarse ante cada actividad que tienes que hacer: “ ¿Querría hacer lo que estoy haciendo, si hoy fuer el ultimo día de mi vida?”, es no ponerse excusas, sin conversaciones pendientes..

Elimina de tu mente, esos clichés que tienes de ti mismo que muchas veces te has autoimpuesto porque los demás te lo decían, te oprimen, porque puedes ser todo lo que tú  quieras en cualquier momento del presente. Cambia esos pensamientos negativos en positivos, que ensucien tu presente.

¿Agradeces y aprendes de tu pasado? ¿Vives como si hoy fuera tu último día? ¿Te atreves a ser quien eres con todas las consecuencias? ¿Sabes apreciar la singularidad de un momento?

Joaquín Torres:”Luchar por los sueños es esencial, el gran problema es que nuestra sociedad ha dejado de valorar el esfuerzo y el trabajo”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional“, es un autentico placer, presentar a Joaquín Torres.

A lo largo del día, todos obramos sueños, creamos obras de arte. SI, es así. Trabajamos para una empresa o para nosotros mismos, creamos de la nada un proyecto para un cliente, ayudamos a nuestros hijos con sus deberes, manualidades o día tras día hacemos crecer nuestra relación de pareja. Por mucho que estemos excépticos, es así, todos días obramos sueños. Y Joaquín los realiza, en su estudio de arquitectura.

Desde que tenía uso de razón, el dibujo, la creatividad, el acudir a obras, le cautivó, teniendo claro que su pasión era la arquitectura.

Terminados sus estudios de arquitectura, ya soñaba con crear su propio de estudio junto a su socio Rafael Llamazares, sueño que se convirtió en realidad en 1996, creando A-cero Estudio de arquitectura y urbanismo. ( http://www.a-cero.com/ ).

Con una filosofía profesional en la que tiene igual de importancia el qué al igual que el cómo, su estudio de arquitectura ha ido  creciendo de una forma exponencial año tras año. Ha cosechado los grandes premios de la arquitectura, realizado proyectos en España y por todo el mundo, colaborado con  grandes empresas y trabajado para clientes, como Cristiano Ronaldo o Carlos Sainz.

No sólo trabaja en proyectos arquitectónicos, sino también abarca campos como la decoración de interiores, el diseño de mobiliario doméstico o de vehículos.

Pero a parte de sus facetas profesional y pública, también tiene una faceta más desconocida, la de ayudar a los demás, a los más débiles. 

GRACIAS JOAQUÍN por una entrevista, en la que nos muestras el valor del esfuerzo, tan en desuso en la actualidad, que nuestros sueños se pueden hacer realizar con él, la importancia de orientarnos hacia los demás y que el alimento del alma no es el tener, sino el ser.

Podéis seguir a Joaquín y a su equipo,  sus proyectos, sus avances..en su página web, en Facebook y en Twitter (@aceroarchitects). El año pasado pudimos ver en La Sextatv, dentro del programa Supercasas ( http://www.lasexta.com/sextatv/supercasas ), muchos de los proyectos realizados por él.

Estoy a vuestra disposición para acompañaros en cualquier de los caminos que emprendáis, será un honor hacerlo. Estoy en Facebook y en Twitter (@sherpapersonal).

.- ¿Quién es Joaquín Torres?

Joaquín Torres es un ser humano con luces y sombras, como todo el mundo, que tiene la gran fortuna de tener una gran pasión: la arquitectura

.- ¿Cómo fue el principio del comienzo de Joaquín Torres en el mundo de la arquitectura? ¿Pensaste alguna vez en abandonar o estabas convencido que llegarías al nivel que estas ahora?

De una manera o de otra la arquitectura ha estado presente en mi vida, desde que tengo uso de razón recuerdo cómo mi padre nos llevaba a ver obras emblemáticas… y con 15 años, por mi afición por el dibujo, acudía a una academia de dibujo para arquitectos… y ese ambiente creativo, libre… me cautivó… y ya supe que lo que quería estudiar era la arquitectura y desde entonces nunca he tenido la mas mínima duda de mi pasión por esta disciplina…

Tengo que reconocer que cuando acabé la carrera, de una manera muy poco meditada, si soñaba con crear mi propio estudio y mi propia arquitectura… si soñaba con algo parecido a lo que estoy viviendo.

.- ¿Qué piensas de esta frase: “La arquitectura es el gran libro de la humanidad”? ¿Qué es para ti la arquitectura?

Esta gran frase de Víctor Hugo refleja que la arquitectura es un testigo objetivo de nuestra historia… los edificios son una buena muestra de una época, de su cultura… tienen memoria histórica.

Para mí la arquitectura, como he dicho antes, es mi pasión…o a lo que dedico mi vida, es que me sorprende, lo que me motiva… Sin ninguna duda, junto a mi familia es lo más importante… soy perfectamente consciente que de que no soy objetivo… sé que la sobrevaloro… pero esas son “las cosas del querer.”

.- ¿Cómo llega a ti la inspiración para un proyecto? ¿Cómo los visualizas?

Llega siempre trabajando, dibujando… una cabeza creativa siempre está pensando… siempre esta intentando buscar nuevas ideas pero se concentra todo cuando uno se pone delante de una hoja en blanco, analizando los diferentes condicionantes … ahí es cuando empieza a surgir “la vida del edificio “

.- Arquitectos  y ego. ¿Cómo gestionas tu ego? ¿Aún terminado alguna vez algún proyecto, piensas que lo podrías haber hecho mucho mejor? ¿Es necesario siempre un poco de ego?

Intento ser prudente con mi ego pero, evidentemente, cuando uno se enfrenta con el proceso creativo, tiene que estar muy seguro de lo que hace, de lo que puede conseguir y para eso es esencial es tener ego.

Por otro lado, siempre pienso que es un gran proyecto, que es un gran edificio pero siempre quiero más… siempre queda algo… pero es necesario poner punto y final, es necesario asumir nuestros límites… Pero siempre me quedo insatisfecho, y esa insatisfacción se refuerza con la obra acabada.

Esto no quiere decir que no me guste nuestra obra, todo lo contrario, me siento muy orgulloso, pero con ganas de más… y este sentimiento me hace avanzar, evolucionar  y mejorar.

.- Un proyecto de arquitectura, creo que es un trabajo en equipo con tres componentes: El cliente, tu equipo y tú. ¿Cómo gestionas ese triangulo? ¿Qué importancia tiene la sicología, en tu trabajo? ¿Cómo gestionas a tu equipo? ¿Es importante saber delegar?

En un estudio como el nuestro es fundamental delegar. Para poder seguir creciendo es esencial un buen equipo bien formado y dirigido. Yo intento marcar la pauta, delego y confío. Sin mi equipo, lo que veis, no sería posible.

Entender al cliente y saber interpretar las “señales” es esencial… los seres humanos somos todos muy complejos y es muy importante tener una cierta inteligencia emocional y mucha psicología.

.- ¿Con qué ingredientes siempre intentas impregnar a todos tus proyectos?

Intento que sean funcionalmente muy racionales y muy acorde con las pretensiones del cliente y formalmente con una gran carga constructiva

.- ¿Cómo se tiene que diseñar una vida, con qué valores, que elementos tiene qué tener una vida coherente, sana, de plenitud personal y profesional?

Yo no creo ser nadie para decir cómo se diseña una vida. Cada uno tiene que descubrir su camino y, además, no hay recetas para esto. Cada uno se pone un ritmo y unas metas.

Creo sinceramente que el ser humano es un todo, y cuando cuidas o cultivas una faceta el resto se atrofia.

Yo intento cuidar mi vida profesional y, sobre todo, busco sentirme bien conmigo y con mi gente. Para esto “el amor altruista” en todas las facetas, personal y profesional, a mi me ha sido muy útil.

.-  Tras ver todo lo que has ido consiguiendo día a día, si echaras la vista atrás ¿Qué reflexiones te vienen a la mente? ¿Pensabas que llegarías a conseguir todo lo que has ido consiguiendo?

Pienso que tenía que haber disfrutado más del “camino” y no tanto de las metas. Yo soy un  gran insatisfecho y siempre he querido más. Desde que me he propuesto disfrutar de lo que tengo, del día a día, me he serenado tremendamente y me siento mejor.

Como ya he dicho antes, al principio de mi carrera imaginé “un futuro lleno de luces”… creo que esto es importante pues lo que uno no imagina no se puede conseguir. Intento no ponerme límites, eso sí, intentando disfrutar de lo que hago… he dejado de obsesionarme con los resultados.

.- Cuando nos viene a la mente alguna idea, alguna visualización sobre algo, nos da miedo dar ese paso para conseguirlo. Nos echamos a un lado, porque pensamos que algo tan importante no podríamos conseguirlo nunca, no nos sentimos dignos de conseguirlo.. ¿Los sueños se hacen realidad? ¿Cómo te sientes al convertir los sueños de tus clientes en realidad?

Algunos sueños se hacen realidad, pero si no es así no pasa nada, porque lo importante es intentarlo, lo importante es sacarle a la vida el mayor provecho… lo importante es vivir la vida como uno quiere, con objetivos, y que la vida no pase por uno sin inmutarse.

Es esencial una actitud activa y nunca pasiva.

Cuando hacemos realidad los sueños de nuestros clientes es una de las cosas más satisfactorias de la vida. Conseguir satisfacer al otro, con un trabajo bien hecho es absolutamente increíble.

Ir descubriendo  cómo un cliente “se enamora” de nuestra obra es maravilloso, es una experiencia tan absolutamente buena que hay pocas cosas que la sustituyan.

.- Talento, creatividad, superación personal… ingredientes de todo trabajo y del tuyo también ¿Por qué dudamos siempre que todos tenemos talento, somos creativos, podemos luchar por nuestros sueños?

Uno tiene que ser consciente de sus limitaciones, pero ponerse límites no es bueno. Eso sí, a mi, conseguir un buen proyecto me puede llevar muchas más horas que a cualquier otro arquitecto… tener talento es un aspecto que ayuda y mucho, pero sin trabajo no hay NADA.

El trabajo y el esfuerzo es lo que te lleva a un buen resultado, solo con talento no se consigue NADA.

Luchar por los sueños es esencial, el gran problema es que nuestra sociedad ha dejado de valorar el esfuerzo y el trabajo.

Vivimos en una cultura de la inmediatez, queremos todo para ya y sin esfuerzo. “La cultura del pelotazo” ha hecho nuestra sociedad mucho más débil y pobre.

.- ¿Qué  sueños te quedan por cumplir, personal y profesionalmente?

Yo sigo soñando en la felicidad de los míos, en intentar seguir creciendo como ser humano, en ser alguien más tolerante, dejar de ver las debilidades del otro y ver sus fortalezas.

El sentirme pleno para poder dar lo mejor de mi mismo a los que quiero y a lo que quiero (mi arquitectura)… En fin, buscar mi camino e intentar disfrutar al máximo de él.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Hay muchas palabras que significan mucho para mí y una de ellas es “armonía”, una palabra que dice muchas cosas.

.- ¿Qué pros y contras tiene el éxito en tu ámbito profesional?

Intento tomar distancia sobre la visión que tiene el otro sobre mi y me aseguro el éxito del que me hablas es una visión externa. A mí me queda mucho que aprender, mucho por crear.

Disfruto del hoy, de lo que tengo, pero sé que trabajando mucho, puedo dar más, mucho más… y no quiero pensar en términos externos si no son términos internos.

.-  ¿Qué significa para ti ayudar a los demás, colaborar con asociaciones, hospitales…? ¿Cómo ves a la sociedad en la actualidad?

No hay nada más satisfactorio que “darse” a los demás. Sé que cada uno tenemos un desarrollo personal. Pero cuando descubro que el “ser” es mucho más importante que el “tener” y que el “alimento” del alma no pasa por lo material.

Uno tiene un gran camino hecho. Yo descubrí hace ya tres años la grandeza de darse a los más débiles, y es todo un regalo.

Desafortunadamente, nuestra sociedad está basada en lo material, en el “tener”… sólo somos si tenemos y cuanto más tenemos más somos, y esto es dramático porque este camino desemboca en la insatisfacción. Debería replantearse los valores y esto se hace desde el ejemplo y en el seno de la familia, colegios, universidades, empresas, políticas… En fin, ojalá nos demos cuenta que hay otros caminos para conseguir ser mejores.

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

La buena gente, la gente plena, con miradas limpias. Rodearte de gente que me aporten, que me enseñen a “caminar”

Hemos normalizado la mediocridad, la “normalidad” lo hemos convertido en excepcionalidad y eso es muy negativo.

Deberíamos apoyar y ejemplarizar a toda esa gente extraordinaria que vive por y para los demás.

Ellos deberían ser nuestros ídolos sociales.

.-  Una reflexión para los lectores del blog

¡Más reflexiones! Creo que ya son suficientes. Simplemente pedir disculpas por haberme explayado tanto.

¿Eres víctima o escultor de tus emociones?

La palabra emoción proviene  del latín emovere que  significa producir movi- miento. En Psicología se emplea  para denominar  una “reacción o estado de ánimo caracte- rizado por una conmoción orgánica consiguiente a impresiones de los sentidos, ideas o recuer- dos”. También puede  decirse que “las emociones son el resultado de un proceso subjetivo, como la memoria, la asociación o la introspección”.

Dicen las investigaciones  que las tres reacciones emocionales primarias son la ira, el amor y el miedo, pues brotan como respuesta inmediata  a un estímu- lo externo  y tienen  una  clara función  adaptativa.  El psicólogo  conductista estadounidense John Watson puso de manifiesto en una serie de experimentos que los niños pequeños son ya susceptibles de tener estas tres emociones y que las reacciones emocionales pos- teriores pueden condicionarse  por el aprendizaje  en nuestra niñez. Aprendemos  a sentir miedo  ante una cosa o amor ante otra y generamos patrones  condi- cionados y circuitos neuronales que los favorecen.

Sea cual sea la definición escogida y lo que pensemos sobre el origen de las emociones, queda  claro que la mayor parte de las veces, una emoción  proviene  de una evaluación que se hace de algo que estamos percibiendo  o en lo que estamos pensando. Aunque algunas veces no seamos conscientes de qué estamos sintiendo o de cuales son algunos de nuestros pensamientos, ya que en ese momento están funcionando  de forma autónoma e involuntaria, nuestra evaluación interna está generando relajación, sonrisa, calor, o taquicar- dia, tensión muscular, respiración entrecortada…

¿Por qué nos hacen sufrir las emociones?

 Hace ya algunos años, uno de esos fríos días de invierno en los que la nieve cubrió la mon- taña, Techu resbaló con el coche en una placa de hielo muy cerca de nuestra casa. Todo ocu- rrió en cuestión de segundos, el coche se zarandeaba bruscamente dando  bandazos entre un precipicio con vistas al mar a la izquierda y un compacto  muro de piedra a la derecha.

En un instintivo acto de supervivencia optó por girar el volante hacia el muro para evitar la experiencia del vacío. El impacto le generó una serie de fracturas leves y muchos moratones de los que se curó en pocos meses. Sin embargo, un año y medio después, ir de copiloto por una carretera con muros le producía  un estado  de alerta y amenaza  completamente desproporcionados, sentía peligro cada vez que un coche se acercaba mucho y se sobresal- taba ante cualquier movimiento imprevisto de carril. No lo podía evitar. Su organismo estaba programado. Fueron necesarias varias sesiones de Coaching con PNL para desprogramar esa red neuronal activada en el accidente.

Estos condicionamientos ocurren en mayor o menor grado cada día, y no hay que te- merlos, son nuestros  maestros. Cuando evocamos  una escena desagradable, su represen- tación mental ya sea en imágenes, sonidos y sensaciones, nos despierta  gran numero  de sensaciones  corporales involuntarias desencadenadas por el sistema nervioso autónomo. Estas sensaciones, alimentadas  por determinados pensamientos, se convierten en emocio- nes que nos pueden tener  atrapados durante  muchos  años de nuestra vida. Terminamos siendo adictos a la química interna que producen nuestras emociones habituales.

Por ejemplo, cuando sentimos miedo (a perder a nuestra pareja, a lo que puede suceder en una entrevista, a que le pase algo a nuestro hijo, a una persona determinada, etc.), la mente se puede decir a sí misma una serie de pensamientos (terminará por aburrirse de mí, me va a salir fatal, y si le atracan en ese barrio, no soy capaz de decirle que no, etc.) que refuerzan la emoción y si se vuelven habituales  nos pueden sumergir en crisis, bloqueos y estancamientos en los que nos sintamos victimas de una emo- ción que nos desborda.

 A principios de los años 70 la P.N.L. (Programación Neurolingüística) verificó que cada uno de nosotros  piensa distinto que los demás. Nuestra forma de pensar y de recordar es única e irrepetible, aunque en nuestros procesos de pensamiento todos utilizamos elementos comunes: imágenes, sonidos  y sensaciones corporales. La palabra amor no existe, cada uno la construye mentalmente a través de representaciones con imágenes, so- nidos y sensaciones y tu representación es única e irrepetible.

        Conociendo  el proceso  de  formación de  estas “representaciones” que  nos hacemos  de la “realidad” podemos aprender a desactivar emociones que nos están haciendo daño y que nos impiden, por ejem- plo, tener  relaciones plenas y estar  en paz. Además, podemos aprender  algo que puede  ser considerado casi más importante: potenciar las emociones posi- tivas que nos posibiliten ampliar horizontes y disfru- tar más de la vida. Muchas veces, potenciando lo posi- tivo y desenfocándonos de lo negativo, los obstáculos  terminan por diluirse ya que no los alimentamos  con nuestra atención, que está puesta  en emociones  mu- cho más satisfactorias y entretenidas.

¿Cómo podemos aprender a desactivar las emociones que nos hacen sufrir?

 1er paso: El reconocimiento, el saber cuáles son las emociones  que nos producen  sufrimiento. Aunque esto parezca un absurdo lo ponemos en primer lugar porque muchas veces nuestros  mecanismos  de defensa nos han hecho  disociarnos (separarnos) tanto del sufrimiento, que ya ni nos damos cuenta de que tenemos emociones, con el peligro de que si no las reconocemos, si las ignoramos y reprimimos, tenderán a producir las llamadas en- fermedades  psicosomáticas, que  son en muchos  casos llamadas  de atención  del cuerpo para que reconozcamos una emoción que subyace dentro y que la prisa del día a día no nos permitió sentir. A veces cuesta reconocer serenamente una emoción porque no hacemos ni un silencio al día para cuestionarnos cómo estamos y permitirnos sentir sin autocensura.

 2º paso: Darte cuenta cómo te “representas” la emoción o, dicho en lenguaje coloquial, cómo piensas cuando estás sintiendo la emoción, como haces para ponerte ner- vioso o feliz. Todos los pensamientos que tenemos  despiertan  sensaciones  y toda emo- ción tiene una estructura.  Nos representamos determinado tipo de imágenes ante de- terminado tipo de emociones (imágenes con movimiento, color, distorsionadas, borrosas, brillantes…) determinados sonidos  (sonidos que se agudizan, sonidos lejanos, palabras que te dices a ti mismo…) o sensaciones (sensación de que se me cierra la garganta, de mucho calor en la cabeza, de falta de espacio, un olor especial, un sabor…). La publicidad y las películas de miedo se valen de este material para producir emociones rápidamente

También es importante reconocer si al vivir esa ex- periencia estás asociado (conectado  completamente con la emoción)  o disociado  (más separado)  y si te vales de  alguna  actitud  corporal  o intelectual  para ello. La gente que se asocia a una emoción de tristeza suele valerse de la postura  encorvada  para sostener su emoción, por ejemplo. Hay gente que mantiene  la disociación en el trabajo a base de una postura inte- lectual de separación.

 La P.N.L.  explora  cómo  es  la conexión  pensa- mientos-emociones-cuerpo en cada experiencia que queramos trabajar. Esto nos permite conscientizar esa relación y darnos cuenta cómo nosotros  mismos po- demos producirnos un dolor de cabeza, una tensión o una crisis de ansiedad. Es esencial, para que se genere un cambio real, saber por nosotros  mismos cómo se produce  el sufrimiento, para después, poco  a poco, des-identificarnos de él.

3er paso: Aprender a cambiar la estructura pensamiento-emoción que nos hace sufrir. Hemos detectado  una emoción limitante para nosotros que está “ pro- gramada ” por las experiencias anteriores  de nuestra  vida y nos hemos  dado  cuenta  de cómo la mantenemos con ciertos pensamientos y posturas corporales. A veces esta toma de conciencia es suficiente para que se produzca un cambio, y a veces el hábito de la red neuronal ha generado una estructura que necesita de herramientas y acciones específicas para consolidar la nueva actitud emocional deseada. La PNL ha desarrollado una metodo- logía muy eficaz para “desprogramarnos” de las emociones negativas y aprender  a poten- ciar las emociones positivas que queramos cultivar.

Original búsqueda del Origen

 También es fundamental comprender que cada experiencia, por dolorosa que sea, nos está trayendo una información que es importante aprovechar ya que si no lo hacemos estaríamos sufriendo en vano. El dolor es una información de que algo no está funcionando  adecuada- mente en nuestra unidad psico-somática y si nos limitamos a cubrirlo o a ignorarlo, como solemos hacer con algunas emociones, podríamos estar postergando dilemas o problemas que se presentarán de forma más compleja y enmascarada a largo plazo, cuando ya se hace más difícil resolverlos porque el origen (o causa) está más sepultado por el tiempo.

 Para este tipo de temas la P.N.L. ha diseñado  una intervención muy original y novedosa que permite remontarse  de una forma sencilla por el pasado  de nuestra vida hasta encon- trar, en la mayoría de los casos, el origen o causa de un problema emocional actual aunque  la persona lo tenga sepultado en el inconsciente y, aparentemente, olvidado. Todo este pro- ceso de liberación de emociones está muy estructurado y su eficacia está ampliamente veri- ficada en el mundo de las aplicaciones terapéuticas. Está siendo utilizado desde los años 70 por miles de personas con grandes resultados y permite, por ejemplo, modificar reacciones conductuales como anular una respuesta fóbica (que es un miedo intenso) en 2 ó 3 sesiones de trabajo individual.

 Es posible gestionar  tus procesos emocionales  para evitarte sufrimientos inútiles y aumentar tu capacidad  de disfrutar de la Vida. Trabaja mediante  la técnica más afín a ti para no ser víctima de tus emociones sino escultor(a) de tu propia forma, pintor(a) de un cuadro deseado en el que tu elijas muchos de los colores.

 Teresa Arranz y Gustavo Bertolotto.

Directores del Instituto Potencial Humano.