¿Vives tu pasión?

“Valor y querer,  facilitan el vencer”.

En el día de hoy, he conocido los dos lados de una misma situación.

Necesitaba andar, quería desconectar de casa, que viniera la inspiración para los nuevos proyectos que están en marcha.

Y como siempre que voy solo, iba despistado, oyendo mi música y pensando en los temas en cuestión.  Caminando por la rivera del Ebro, me he encontrado a una amiga. Habíamos hecho unos cursos juntos y hacía tiempo que no la había visto.

Me dijo si tenía tiempo de  tomar un café en esos momentos, ya que sabía de mi giro profesional y quería tener mis reflexiones al respecto. Yo encantado de escucharla. Me comentaba que siempre había trabajado en el mundo de los libros, siendo bibliotecaria desde que había acabado la carrera, como había sido su madre. Pero siempre había querido dedicarse al mundo artístico, de la interpretación, no sabía cómo, pero si sabía que era su sueño.

Nos encontramos por primera vez en un curso de hablar en público. Ella nunca se había puesto delante de un auditorio ni nada parecido y cuando salió al estrado para realizar el ejercicio, que consistía en vender un producto imaginario, lo hizo tan bien, que lo hubiera comprado en esos mismos instantes.

Me comentó que al principio su familia, siempre se había opuesto a que estudiara o se dedicara a ese mundo, que tenía que trabajar de algo más provechoso, que no eso de ser “feriantes”, como decía su familia.

Tras ese primer curso en el que nos vimos, me iba relatando su vida, con una fuerza en sus ojos, que jamás había visto hasta ese momento en nadie, que se había lanzado a hacer cursos de teatro, de arte dramático y que hacía poco había cobrado su primer sueldo por ser protagonista en un corto.

No había dicho nada a nadie hasta el día del estreno del mismo. Había llevado con ella a su familia y amigos, aunque no sabían para qué era. Cuando la vieron, gritaron de sorpresa, señalándola en la pantalla. Me comentó que acabaron llorando y dándole la enhorabuena por su actuación en el mismo.

En sus ojos se  veía las ganas de seguir,  la motivación que tenía, de conseguir su sueño, de dar más pasos hacia adelante.

Solamente le pude decir  que siguiera, que siguiera su corazón y en lo que le pudiera ayudar, me tendría.

Me contesto, que por fin en su vida sabía lo que quería y que iba a por ello, que sabía que lo iba a conseguir, además ya la habían llamado para un segundo corto y una

¿Y tú sabes lo que quieres en la vida?

Después de dos horas de café y a la orilla del Ebro, nos despedimos con la promesa que me fuera contando todos sus progresos.

Había anochecido y había empezado a llover. Subía a casa con paso ligero intentándome mojar lo menos posible, cuando de repente, una persona puso encima de mí su paraguas. Cuando me giré , era un profesor al que le tenía mucho cariño de mi época de Formación profesional.

Y como suele pasar cuando tardas en ver a una persona, nos pusimos al día en todo lo que había ido sucediendo en nuestras vidas.   Le hablé todo lo que me había ido sucediendo en el transcurso de estos dos años y se le abrían los ojos como platos.

Le pregunté si seguía en la enseñanza. Me comentó que ya hacía tiempo lo había dejado, que trabajaba en el departamento de una empresa grande. Le veía con resignación, y le pregunté cómo se encontraba en ella, como estaba él. Y explotó, me comentó que me veía con ilusión, con ganas, que a pesar de ser otro campo totalmente diferente al que había trabajado yo, que me sentía que no había miedo en mí, que luchaba por una pasión, por una ilusión en la vida, cosa que él quería pero no podía.

Le pregunté que le impedía ir hacia su sueño, ya que era soltero y no tenía impedimentos de familia o hipotecas, cuál era su sueño, que pensaría si estuviera a punto de morir y no hubiera intentado ir a por él. Comenzó a llorar mientras le iba haciendo dichas preguntas y a la vez, con una sonrisa de oreja a oreja, contestándome al finalizar mis preguntas: ¡¡David, ya vale, voy a por ello, ya vale lo que me digan los demás, sé que puedo hacerlo y lo voy a hacer!! .

En los momentos que vivimos, vivir de tu pasión, lo vemos como algo inusual, algo extraordinario, cosa que tendría que ser algo normal.

Por desgracia, muy rara vez decimos lo que sentimos, o pedimos lo que de verdad queremos en la vida.  ¿O de verdad te atreves a decir a tu familia que quieres dedicarte o estudiar una cosa que ellos no aprobarían? ¿Pides un plato de croquetas cuando estás en el mejor restaurante que hayas estado jamás?

SEAMOS CLAROS, SI TUVIERAMOS CONFIANZA  EN NUESTRA PERSONA,  POCO DUDARIAMOS DE NOSOTROS MISMOS.

Cada día me reafirmo, que todos, TODOS, queremos que nuestra vida tenga sentido, tener un trabajo que signifique algo para ti y para los demás. Pero sobre todo, no queremos hacer cosas, que nos hayan impuesto, una carrera que no queríamos hacer, trabajar en lo que ha trabajado nuestra familia por seguir la tradición.. PERO LO SEGUIMOS HACIENDO.

Pensamos más en los “DEBES”, que en  los “QUIEROS”.

Nos gusta la rutina, por mucho que digamos que no, tener nuestro horario establecido, saber la gente que vamos a ver durante todos los días y ojo, que nos trastoquen el planing diario, que nos cabreamos, que no sabemos cómo reaccionar.

Pero pensar, hacer cosas diferentes a lo que la sociedad, “impone” nos da un miedo atroz. Eso de ser diferente a los demás, deja deja, para otros, pero mientras me quejo de mi trabajo, de no conseguir nuestros sueños y ver como otros si lo están haciendo.

Desde nuestro sillón, los sueños, los éxitos no van a venir a nuestra puerta.

Hay que probar,  experimentar, dar pequeños pasos…no estoy diciendo que dejéis vuestros trabajos, parejas, vendáis las casas y os lancéis a lo loco a por ellos, sino si queremos una vida diferente a la que tenemos, tenemos que hacer cosas diferentes a las que hacemos habitualmente.

Mi amiga simplemente hizo cursos de lo que ella sentía que era su pasión, se desarrollo en ello, no hizo nada más, pero con su persistencia, con ese primer paso que dio para ella, a día de hoy, su vida tiene sentido, cosa que en su trabajo no la tenía.

Sabe lo que quiere y quien es ella, realmente. ¿Y tú lo sabes?

Hoy me han dicho una frase además relacionada con lo que me había pasado, que más o menos quería decir así: “El que vive con lo que ama, queda a los ojos de los demás, el juicio de saber si trabaja o juega..” ¿Y tú quieres trabajar o jugar en la vida?

¿Qué vida eliges, la que tu intuición, tu corazón dicta que tienes que tomar o la que te dice la sociedad? ¿Vives la vida que realmente quieres vivir? ¿Quién determina que es lo correcto en tu vida?¿Miras atrás en tu vida, y piensas “ me hubiera gustado…”? ¿Pides realmente lo que quieres?

 

 

Anuncios

2 Responses to ¿Vives tu pasión?

  1. reinachula says:

    Yo siempre que he seguido a mi corazón, mi vocación, me he llevado los mayores palos de la historia. Y así estoy ahora como estoy, sin trabajo, con familia, con gastos por temas de salud porque no todo lo cubre la sanidad pública, y con una edad a la que la discriminación ya empieza a ser visible.
    De todos modos no digo que no tengas razón, hay personas que hacen todo lo posible por seguir su corazón y les sale bien. Nunca se sabe.

    • Buenas tardes:
      ¿Qué tal?
      Siento que estes en la situación que me has comentado. El apoyo que pudieras necesitar, o cualquier cosa, estoy a tu entera disposición. Será un placer aportar mi pequeño granito de arena, ahí estaré. Yo lo que quería comentar, como conocí los dos lados de una misma situación y cómo a través de las entrevistas del blog, se pueden observar también, gente que empezó trabajando de otra cosa totalmente diferente a su pasión y lo fue compaginando o se lanzó directamente a por ella. Crearon sus propias circunstancias y les salió bien. También he conocido gente que no les salió bien y al final encontraron su pasión en otra cosa que no se imaginaban. Te mando un abrazo, gracias por tu comentario y cualquier cosa, estoy a tu disposición. Un abrazo. David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: