¡¡En busca de mi serenidad..!!

La condición esencial del dominio es la serenidad, que permite ver las cosas en su aspecto verdadero y nos impide dorarlas y ensombrecerlas según sea nuestro humor” decía Yorimoto Tashi.

Son las 12 de la noche y por fin he llegado a casa. He tenido un día que ni una película de Jim Carrey, podría mostrar lo estrambótico que ha sido.

Para empezar con buen pie el día, el despertador no ha sonado. Se había acabado la batería del móvil antes que sonara.

Me gusta tener unas rutinas a pesar de estar en desempleo. Me levanto a las 8, miro los emails, desayuno y ya emprendo camino hacia el gimnasio.

Pero hoy la alarma, no había sonado. Y cuando se han abierto mis ojos, ya eran las 11,30 de la mañana.

Me he levantado como un rayo, pero ya había empezado el día con mal pie. Lo primero que ha hecho mi mente, en vez de pensar, que descansado me había levantado, lo que había dormido, empezaba pensando el tiempo que había perdido ya en el comienzo del día, que iba a ir todo el día, como un pollo sin cabeza. Ha venido el desayuno, y mira que me gusta tomarme  y disfrutar mi nesquick con galletas, es mi chute de energía, como Popeye y las espinacas. Pero hoy la leche estaba caliente y a mí me gusta fría. Menos mal que estaba solo en casa, si alguien me hubiera hablado en ese momento, le hubiera gritado como el león de la Metro.

Menos mal que haciendo deporte no me ha pasado ni me he lesionado, he respirado aliviado,  pero aún así, seguía pensando que iba a tener un mal día.

Tenía que ir con el coche a unos recados. Aún tengo un camino de mi casa al garaje pero las prisas  de hoy, han nublado mi mente sin darme cuenta hasta que he llegado, que se había llevado el día de antes el coche  mi padre,porque lo necesitaba. Me ha faltado poco para gritar como King Kong en la selva.

Me he dicho a mi mismo: “Venga David, relájate, porque si no te va a dar un algo”. Y gracias a eso, he podido continuar el día un poco más tranquilo, porque aún han pasado más cosas o cosas que quiero que sucedan y no lo han hecho, como una llamada que anhelo y todavía no he recibido, con los nervios que me provoca esta situación durante todo el día.

Durante el día todos vivimos pequeños inconvenientes.

Se nos cae el café a la camisa, nos dan plantón en la cita que habíamos planificado con  tanto cariño, no nos llaman para esa entrevista de trabajo que queremos o nos quedamos atascados con el coche, que nos hace llegar tarde a esa reunión que es tan importante….

Son pequeñas situaciones, que nos impiden llegar con facilidad a las metas que nos hemos propuesto. Y muchas veces, a pesar de que son cosas pequeñas, nos llegan a limitar de tal forma que nos quedamos inmoviles muchas veces, a pensar que gracias a ellas jamás seremos felices, en definitiva, a fastidiarnos mucho más que un día

Pensamos que ya no podré ir a ese partido que tanto quería, que la camiseta nueva no la podré estrenar en la cita que tenía pensado… en vez de pensar, que somos afortunados de tener otra ropa para cambiarnos,  que tenemos un coche para ir de un lado a otro, o quiza durante ese atasco podemos ir adelantando la presentación que le faltaban unos retoques…no vemos el lado positivo de las cosas.

Sólo vemos lo negativo de la situación. Cerramos nuestro mapa mental, nuestra visión de la realidad. Vemos lo que queremos ver.

Pero mientras os cuento el día que he pasado, estoy viendo un canal de 24 horas de noticias. Y pienso que lo he pasado yo es una tontería, respecto a lo que pasa mucha gente y más en los momentos que estamos viviendo.

Cada día oigo más historias de gente,  que se han visto superadas por las adversidades bastante graves que estaban viviendo, tanto personal como profesionalmente, hasta niveles extremos, ( y una la viví la semana pasada ) como también gente, que han acabado saliendo adelante, a pesar de las graves circunstancias, que estaban viviendo.

Esas personas que salieron del hoyo en el que se encontraban,  observé que tenían dos características en común,  una confianza en ellas extraordinaria,  sentían que eran dueños de su vida, que esos momentos serían eventuales, que saldrían por ellos mismos del hoyo, que solo era un bache. Y sobre todo me di cuenta, que hablaban sobre lo que les pasaba sin ningún temor, no ocultaban nada, no les da vergüenza decir por lo que estaban pasando.

Reconozco que es más fácil decirlo que hacerlo, porque cuando nos recluimos en nuestro cuarto a oscuras, tapados con la manta, por mucho que nos digan, no hacemos caso. Lo sé, porque lo he pasado. Nos da miedo darnos cuenta que no somos quienes realmente pensábamos que éramos, que no somos tan fuertes como aparentabamos, miedo por no saber si vamos a poder superar ese reto o no, si vamos a ser tan valientes como pensabamos que eramos.

 Tienes muchos más recursos de los que en ese momento crees.

Y es así, en esos momentos, pensamos en que no podremos, ni levantarnos de la cama, que son problemas insalvables. Pero la única solución a dichas dificultades, esta en tus sentimientos, lo que dice tu intuición, por lo que crees que es correcto, congruente con tu forma de ser. Son personas que no se han dejado guiar por el filtro que les imponía su mente, no se dejaban llevar por lo que la “sociedad”, les decía que tenían que hacer para salir de allí. Eran personas que guiaban sus decisiones por su intución, por sus sentimientos, por lo que creían que era correcto y lo que dijera su cabeza, lo apartaban. Guiándose por sus sentimientos, amasaban más energía para sacar la cabeza del agujero donde se encontraban y lo consiguieron.

Se que no habré pasado muchas las dificultades que habéis vivido muchos de vosotros, pero he pasado las mías. Y sé qué me quedaran muchas más por vivir, pero una cosa si que sé, que siempre, por muy difícil que pensemos que es el tema en cuestión, encontramos salida para los mismos.

 ¿Has salido reforzado de alguna crisis?¿Quieres salir del hoyo en el que te encuentras? ¿Cómo afrontas los pequeños inconvenientes del día a día? ¿Tomas los problemas como retos? ¿Sabes realmente quien eres de verdad? ¿Qué obstáculos tienes ahora delante tuya que te impiden alcanzar tu objetivo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: