10 minutos, 10 meses, 10 años.

Cuando quieras creer en alguien, sólo cree en ti”.

Llevaba tiempo haciéndome una pregunta. No me dejaba dormir. Me exasperaba no saber qué hacer. Preguntaba a una persona, me decía una cosa. Iba a otra  persona, esperando que me dijera lo que quería oír por un lado pero por otro me daba miedo escucharlo… Me decía otra cosa totalmente contraria a lo de la otra persona.

Ya no podía más. No me dejaba dormir. Tenía que tomar una decisión y cuanto antes, mejor. Las consecuencias se estaban haciendo más y más perjudiciales para mí.

Tenía miedo, era una decisión importante para mi vida. Lo sabía y cuando sentimos que estamos ante una decisión de ese tamaño, buscamos todo tipo de reflexiones de la gente, las hacemos nuestra, de dónde sea, todo por dilatar la toma de decisión y sentir que es la decisión correcta. ¿Y qué pasa si no lo es? Echamos la culpa al “dueño” de la idea, y nosotros nos “lavábamos” las manos.

Pero las cosas no son así.

Había leído para esas fechas el libro “10 minutos, 10 meses, 10 años” de Suzy Welch.(Ed. Alienta).

La autora, explica, como a través de una situación crítica en su vida, aplico este método a la situación y desde entonces, explica cómo se puede ir aplicando a todos los ámbitos y decisiones de la vida.

¿Y por qué no aplicarlo a la situación que estaba viviendo yo? Otra reflexión más, no me podría hacer daño, quizá me podría ayudar.

Me metí de lleno en el proceso.

Tenía que tomar una decisión, había descartado muchas opciones, pero ya habían quedado dos, en “la final”.

¿Qué pasaría si tomaba parte por una, a los 10 minutos? ¿Y a los 10 meses? ¿Y a los 10 años?

Recopilé toda la información que pudiera pasar. Cogí papel y bolígrafo, escribía todo lo que me venía a la mente, TODO.

Volví a hacer el proceso, con la otra “finalista”. ¿Qué pasaría si optaba por esta decisión, con el paso del tiempo?

Llené 3 hojas con la información que me venía a la mente sobre las consecuencias si tomaba por una u otra opción.

¿Y ahora qué decisión tomaba?

Creo que tomamos una decisión, en función de la combinación de  dos cosas, del tiempo y de los impulsos, pero no optamos por la más importante, a mi parecer.

Muchas veces, creo que la mayoría de ellas, dilatábamos la toma de decisiones y si es el último día, mucho mejor. Cuánto más tarde mejor.Y mientras dudamos si la hemos hecho bien o no.

Y De los impulsos. Sin tiempo, con prisas y muchas veces mal, decidimos por una, y nos decimos: “Qué sea lo que tenga que ser”.  Nos la jugamos a cara o cruz o por la menos mala.

¿Pero quién toma sus decisiones en función de sus valores? Yo creo que muy poca gente.

Al ver toda la información que tenía, opté por una opción. Y ahora al cabo del tiempo, me he dado cuenta, que es la opción más acorde con mis valores. Pero no sólo con esta decisión, sino con otras más, que he ido tomando, con el proceso descrito en el libro.

Veía la situación con perspectiva, la comprendía de verdad lo que pasaba y lo que quería de verdad.

¿Y tú ves la situación con perspectiva a la toma de una decisión? ¿La comprendes? ¿Realmente sabes lo que quieres?

Es un método simple, pero a la vez muy potente. Me he ido dando cuenta que te provoca muchos miedos, sorpresas, alegrías y deseo que a lo mejor nunca habías hecho frente, por el famoso que dirán. ¿Por qué? Cuando volví a utilizarlo en un tema personal, me dí cuenta de cosas, que no quería ver aunque los demás me lo hubieran dicho por activa y pasiva.

Cuando tomamos una decisión, miramos por el momento presente, ¿Y el futuro? Nadie lo sabe, claro está, pero también hay que tenerlo presente en dicha toma.

¿Crees que vale la pena seguir con esa relación, con ese trabajo, a 10 años vista, que tú mismo te has dado cuenta, que no te lleva a ninguna  parte? ¿Qué no está de acorde con tus valores?

Nos ayuda a diferenciar si vale la pena o no, seguir invirtiendo tiempo y energías, en esa meta que había sido para nosotros importantes. Siempre se dice que más vale tarde que nunca, ¿si?.

Puedes tomarlo como una forma más en la manera que tomes las decisiones, pero pienso que no es una pérdida de tiempo, sino una inversión para la elección de la decisión correcta.

En unos momentos en los que las decisiones se toman por instinto, este método fácil y sencillo, creo que nos hace pararnos a pensar, a descubrir de verdad lo que realmente tenemos que hacer, nos lleva por la senda correcta, la de nuestros verdaderos valores.

Seguro que alguien estará preguntándose qué ha pasado con mi decisión, cómo la estoy viviendo, sí era la decisión acertada. La verdad que no lo sé. Dentro de 10 años , en el cuál ya haya pasado todo el proceso, podré decir a ciencia cierta, si tomé o no la decisión correcta. Pero hoy ya han pasado más de 10 días, desde dicho momento. Y la verdad, siento que ha sido la decisión acertada. Mi relación con la “decisión” es buena, la gestión de la misma, es fácil de llevar y sobre todo, es lo que yo sentía que quería, aunque no quisiera verlo. Dentro de 10 meses, os diré que tal me esta yendo, pero de momento, muy bien.

¿Y en base a qué tomas tus decisiones? ¿Por valores o por instinto? ¿Dilatabas hasta el último momento la toma de decisiones? ¿Qué decisión tomarías, teniendo en cuenta 10 minutos, 10 días y 10 años?

Anuncios

3 Responses to 10 minutos, 10 meses, 10 años.

  1. Es el método que vengo practicando de por vida… me alegra que alguien lo haya reflejado en un libro. Una cosa es cierta ( si puedo leeré este libro claro está! ) las consecuencias a veces son duras de sobrellevar pero el resultado es siempre bueno. Mucha lucha y crecimiento constante. Besos. Gracias

    • Buenos días eloisa:
      Que tal? Me alegra que practiques el método, la verdad que lo descubrí por casualidad, y me está ayudando mucho. Es un libro que recomiendo, claro, directo, sencillo y muy útil.Como bien dices tú, las consecuencias son duras muchas veces, pero el resultado siempre es bueno, siempre acorde ese resultado con tus valores. Un abrazo, feliz día y gracias a ti. Quedo a tu disposiición.

  2. Pingback: 10 minutos, 10 meses, 10 años, Suzy Welch | Libros de productividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: