¡¡Puedo y lo haré!!

Nunca digas nunca, recuerda que también existe un tu puedes que te alienta a conseguir tus objetivos”, decía Francisco Vzz.

Ya no puedo más, estoy cansado, no me sale una bien en la vida, ya no tengo fuerzas para seguir, me viene grande todo lo que me está pasando, jamás podré salir adelante, tengo miedo…” Son frases que recientemente han vuelto a pasar por mi cabeza, que pensaba que tenía olvidadas.

Hay un dicho que dice, que cuando viene una mala racha, viene todo a la vez. Y es así, la vida cambia constantemente, queramos o no.

Salimos de una relación y nos damos cuenta, que en vez de amor, amistad y confianza, que se ha acabado por diversos motivos, nos encontramos que la otra persona, sólo ha intentando oprimirnos, dominarnos o reducirnos a la mínima expresión como personas. O salimos de un trabajo en el cuál habíamos entrado con ganas, motivación, y al acabar, de lo que nos habían dicho nada de nada, o el ambiente laboral que había no era el más propicio para trabajar en esa empresa.

Se nos junta todo,  y en vez de ver estas situaciones como retos en la vida, de afrontarlos, no paramos de quejarnos.

Nuestras conversaciones internas son del estilo: “Ya no encontraré trabajo, soy mayor, ¿Quién me va a querer a mí? No valgo nada, soy demasiado confiado, por eso me pasa lo que me pasa,..Nunca lo conseguiré, no le perdono todo lo que me ha hecho, se lo tendré en cuenta toda mi vida”… Diciéndonos cosas así, jamás romperás esos obstáculos que te ha puesto la vida, que tú los ves como insalvables, pero solamente son una oportunidad que te brinda la vida, para cambiar.

Nos quejamos sin parar, pero además, somos incapaces de perdonar. “¿Yo perdonar? Que me lo pida él a mí” Es la frase más habitual por desgracia. El perdón te libera del pasado, porque las heridas nunca se cicatrizaran hasta que des ese perdón.

Así que depende de ti, que esa herida se cure antes o más tarde.Quitate ya esa mochila que llevas en el camino, cargada de emociones negativas, irás más ligero.

¿Y por qué le damos el poder de nuestra vida a esa persona? ¿A esa situación que no ha salido como nosotros queríamos, según nuestras expectativas? Nosotros somos dueños de nuestra vida, no el exterior. Tú eres el dueño de tu vida.

La felicidad está dentro de ti, no dependes de una persona o una situación, para ser feliz.

Cuando estamos sumidos en esa espiral de negativismo, no nos hacemos preguntas como ¿Quiero cambiar la situación que estoy viviendo? ¿Quiero volver a ser la persona que era antes? ¿Quiero cambiar?

Todo cambio depende de uno mismo. Puede ser fácil, rápido o difícil,  todo dependerá de las facilidades que le des o no al cambio.

Al igual que la vida te puede traer en un instante retos insuperables para ti, también te puede ayudar a derribar esos muros en un solo segundo. SÓLO SI TÚ TE LO PROPONES.

Y llega el momento, en el que queremos cambiar ya. El dolor es insoportable y necesitamos ser las personas que éramos antes. Pero ten en cuenta, el proceso de cambio no dura un determinado  tiempo, dura toda la vida.

 ¿Cómo dar ese paso hacia adelante?

Eres y tienes que ser tu mejor compañía, y si todos los días te levantabas y te decías, como las anteriormente citadas, que no eran nada positivas… ¿Quieres un amigo que te hable de forma positiva, sea alegre y comprensivo o uno que siempre este hablándote de forma contraria? Pues aquí igual. El dialogo que tenemos con nosotros mismos a lo largo de todo el día  tiene que ser motivante, alegre, alentador.

Transforma ese dialogo interno de “ No valgo, no encontraré una pareja, no hay trabajo..” por frases del estilo” Valgo mucho más de lo que estoy dando ahora, claro que hay trabajo, lo encontraré, me acepto tal y como soy, a partir de ahora no me va a parar nadie…”.. ¿A qué te sientes mejor diciéndote estas cosas últimas que no las primeras?

Yo reconozco que eso de decirme cosas, me costaba y aún me cuesta.  Me miraba al espejo y aún me decía cosas peores. Por eso empecé a escribir. Cuando te vengan pensamientos negativos, escribe cómo te sientes y cuando leas lo que escrito, empezaras a darte cuenta de lo que le has dado tanta relevancia, empieza a perderla.

TODOS podemos mejorar nuestras vidas.

Cuando te hablabas de forma negativa, ¿A qué no paraban de venir más y más cosas negativas a tu vida? Los pensamientos, queramos o no determinan nuestra vida.

Dar ese primer paso hacia ese cambio, es duro, complicado. Pero cuando avanzas por el camino, las cosas fluyen. Claro que te bloquearas, pero ten fe, persiste y te digo que llegarás a la meta antes de que lo que te imaginas.

Cambiar tus pensamientos, cambia tu vida, te lo aseguro.

Pero SIN ACCIÓN, NO hay CAMBIO.

Dar ese paso el cambio, duele, nos da miedo el qué habrás detrás de esa puerta que queremos abrir. Nos gustaría volver a esa relación y con la venda en los ojos, seguir con esa persona que tanto hemos querido, o al trabajo que teníamos antes y no ver todo lo que sucedía. Pero luego no te quejes de que las cosas van mal, no confundas deseos con la realidad.

TÚ PUEDES CAMBIAR Y LO CONSEGUIRAS.

El requisito esencial, es querer. Cambia el ámbito donde te encuentres y cambiaras todo a tu alrededor.

Y hoy también os voy a recomendar otro juego. ¿Bailamos bajo la lluvia? ¿Sonriamos a pesar de la que está cayendo? ¿Cantas a pesar de la situación?

Yo lo hoy lo he hecho, y mi ánimo ha recuperado su nivel. ¿Te atreves?

¿Quieres o sientes que debes cambiar? ¿Qué creencia quieres romper esta semana? ¿Confundes deseos con la realidad? ¿Cómo afrontas los retos en la vida? ¿Tienes fe que lo conseguirás?

Anuncios

2 Responses to ¡¡Puedo y lo haré!!

  1. EVA MARIA says:

    Siempre se ha dicho que hace mas el que quiere que el que puede y si lo piensas tiene mucha razon.El poder que tiene una persona sobre si misma es infinitamente fuerte como para poder sobre pasar todo lo NO positivo que la vida nos trae,asi que vamos a por todas y a salir tod@s para adelante porque nosotros somos mas fuertes que los pensamientos……!!PUEDO Y LO HARE!!

    • Hola Eva, buenas tardes.
      Pues si, no sabemos el poder que tenemos sobre nosotros hasta que lo probamos. La felicidad depende de si tenemos pareja o no, de si tenemos trabajo o no, y mientras tanto, nosotros, que tenemos que ser nuestros mejores amigos, nuestros compañeros, no estamos “maltratando” dia a dia diciendonos de todo. Asi nos va, como nos va. Seamos dueños de nuestros pensamientos, no ellos de nosotros. Muchas gracias por tu aportación.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: