¡¡Mejor me hubiera quedado en casa!!

Si nacemos con dolor, morimos con sufrimiento, y la vida es una incesante lucha contra la enfermedad, el miedo, la soledad, los instintos, la incertidumbre, la tristeza y la frustración, ¿Qué tiempo nos queda  para intentar ser felices?”  José Luis Rodríguez Jiménez.

Nos levantamos por la mañana motivados, con ganas, sabemos que este es el principio de un nuevo día, de la vida que siempre hemos buscado, nuestro día. Pero nada más poner el pie en el suelo, las cosas empiezan a torcerse.

Nos hemos quedado sin el café que tanto nos gusta, ese café que nos reconforta y nos da energías para empezar el día. ¿Y qué hago yo sin café? ¿Empezar el día sin mi café? Imposible, siempre que me pasa, acabo el día muy mal.

Pero bueno, nos hacemos los fuerte, y salimos corriendo, camino del autobús que nos lleve a la oficina del paro, para sellar y ver que ofertas hay. Y zas, por el camino, se pone a llover. Empezamos a jurar en arameo y en todos los idiomas que nos sabemos, y para colmo, teníamos ropa tendida.

¡¡Que buena pinta tiene el día!!

Bueno, me podía imaginar la cola que habría en el paro, pero estaba esperanzado que iría rápido. Pero ya han pasado 3 horas desde que entré y esto no avanza ni para adelante ni para atrás. ¿Y esas ofertas que sentían que estarían en el cartel esperándome a que las llamara y que fueran mías? ¿Dónde están?

¿Pero dónde está el día que tanto había soñado? ¿Lo tiene otra persona? ¡¡Que me lo devuelva!!

Bueno, todo no está perdido, falta la comida con esa persona que hace tanto que no veo y que tengo muchas esperanzas puesta en ella. Quiero ponernos al día, recuperar el tiempo perdido y otra buena noticia que me da el día… Un tema de trabajo le ha retenido en su ciudad..Otra vez será.

Y para colmo, otro proyecto en el que estoy enfrascado, se está dilatando más de la cuenta, no está saliendo como yo pensaba.

¿Pero por qué a mí? ¿Qué he hecho yo para merecerme esto? ¡¡Yo que había puesto mi ilusión en este día, y todo al carajo!! . ¡¡No me sale nada en esta vida!! ¡¡ Mejor me hubiera quedado en la cama, seguro que no habría pasado nada de todo esto!! No me hubiera llevado este sofocón.

Todos hemos tenido algún día así.

Habíamos puesto muchas esperanzas en él, era el día en que nuestros sueños se harían realidad, en el que encontraría por fin trabajo… Nuestro día.. Pero el día se transforma, en quejas y más quejas.

Todos los días nos enfrentamos con contratiempos, pequeñas adversidades que nos ponen de mala leche, para ser claros.

¿Pero merece la pena quejarnos tantos por una pequeña adversidad? ¿Por qué nos quejamos todos los días a la misma hora, del atasco en el que nos encontramos? ¿Pero no sabemos que siempre pasa igual?

He tenido días así y la verdad que cuando llegaba a casa, me ponía a llorar, como creo que a todos nos ha pasado. Ahora (algún día sigo llegando a casa llorando), pienso que son pequeñas pruebas que la vida nos pone para ver nuestra reacción.

¿De verdad tenemos que exagerar tanto nuestra reacción porque haya tanta gente en la fila del paro? ¿Y en el banco? ¿Por qué nos exaltamos tanto con nuestra pareja porque se le haya olvidado un asunto que le habíamos pedido? ¿Por qué parecemos unos cascarrabias?

Las cosas son como son, por desgracias nuestra, que nos gustaría ser dueño de una varita que con un solo toque, la vida se nos ofreciera a nuestro gusto.

Todas estas pequeñas “molestias”, forman parte de la vida, por mucho que nos molesten. La gran mayoría son inevitables, por mucho que intentemos poner las bases para que todo nos vaya bien, pero mientras no paramos de quejarnos ¿Por qué no focalizamos nuestra mirada, en el sol que nos ofrece el día, en la sonrisa de esa dependienta que nos atiende en el pan o en el “te quiero” de tu pareja?

Sé que es difícil tener esperanza en que el futuro, ver el lado positivo del día, nos devolverá en forma de trabajo, de logros, de pareja, todo el esfuerzo que estamos invirtiendo ahora mismo, con la que está cayendo. Sentimos que nos encontramos en un mundo en el cuál, no vemos ningún atisbo de felicidad. La frustración se adueña de nosotros.

Tiempos pasados siempre fueron mejores, qué feliz era cuando tenía trabajo, cuando tenía pareja, qué feliz me encontraba haciendo lo que realmente me gustaba…” Y claro que lo éramos, pero ya, eso que estabas realizando, era la guinda a tu felicidad, porque ya tú, mucho antes, eras feliz.

Echamos la vista atrás y vemos que éramos felices, por cuál o tal situación, que teníamos todo a nuestro alcance, que nos sentíamos los reyes del mundo en esos momentos. ¿Y ahora? ¿Por qué sientes que no lo eres? ¿Por qué no tienes pareja? ¿Por qué no tienes trabajo?

El paro me ha ayudado en muchas cosas, por difícil que parezca y una de ellas es que la felicidad no depende de que tenga o no esa camisa que tanto me gustan o ir a tal concierto. Todo el bienestar, la felicidad, la comodidad, cómo quieras llamarlo, está dentro de ti, TODO.

Claro que todos tenemos nuestros defectos, la vida no es como nos gustaría  que fuera, pero también tiene cosas maravillosas, me ha ofrecido la oportunidad de escribir, de conocerme más a mí mismo, de conocernos a todos vosotros, valoro más las cosas que tengo a mi lado y a mi gente.

Veamos el lado positivo de las cosas que nos rodean, de las personas, de la situación, en vez de añorar en tiempos pasados fueron mejores. Mientras nos quejamos, decimos que sentimos frustración, hay una cosa que se nos está escapando sin darnos cuenta, LA VIDA. 

Quiero que mañana te levantes y a parte de lavarte la cara, te pongas el traje de la ilusión, de ilusión en el futuro, en tus capacidades, ya vale de desesperación,negatividad,frustación… ¿LO HARAS?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: