El principio de un nuevo comienzo.

Daniel daba vueltas en la cama. Aquella mañana la luz, que iba y venía, traía en cada viaje diferentes  colores.

luzUna de esas veces llegó acompañada de rayos de luz, de esos que anuncian que el día comienza, y de repente se sorprendió pensando en las ofertas de proyectos profesionales que pasó por alto en los últimos años y, la consciencia de haber puesto infinidad de cosas por delante de él mismo; enfados, frustraciones y escasas alegrías fueron sentimientos que identificó esa mañana.

Así, fueron apareciendo delante de Daniel figuras que una tras otra desaparecían con la misma rapidez que entraban por la ventana.

-<< ¿Cómo puede ser?, esta mañana aparece y desaparece delante de mí, todo lo que no quiero y he tenido en mi vida. ¿Estaré soñando todavía?>>, se preguntó.

El despertador volvió a sonar por segunda vez y le trajo de ese trance a un nuevo nivel de conciencia.

Habían pasado 2.280 horas con sus 136.800 segundos y, las imágenes y sentimientos de esa mañana eran sencillamente los mensajes que su inconsciente le lanzaba con una pregunta constante: <<¿Sabes a dónde vas?>>

Consideró por un momento si eso que le ocurrió había sido realmente tan importante como para hacerle comenzar un nuevo camino, así que creyó firmemente en ello y se levantó.

Sí, Daniel se levantó, cogió la ropa que había decidido ponerse la tarde anterior y de repente María le hizo consciente de que parecía llover.

-<<!Opss, cambio de planes!, mejor dicho de ropa y de hora de llegada al curro. >> Aunque en el  fondo no le importó demasiado, iba a ser el primer día de su nuevo proyecto de vida y mientras este se hacía realidad había que reincorporarse a esa otra vida que quedó en espera hacía tres meses. Así que decidió ponerse un zapato cómodo y seguro para la lluvia y salir hacia la oficina, sin expectativas, creyendo tan sólo que el día sería un buen día para comenzar.

Ese lunes, aun siendo consciente de la gran cantidad de trabajo pendiente, Daniel pensaba que sería diferente. ¿Cuál era el plan? Comer en casa, trabajar por la tarde y llegar pronto a descansar y, ese mismo plan tenía previsto para el martes.

Antes de que pudiera darse cuenta eran las siete de la tarde y sin comer. Y no sólo eso, sin pestañear se dio cuenta de que era martes por la noche. Tenía la misma intención que al comenzar su semana y había conseguido un resultado similar, fuera el que fuese.

Daniel tenía la sensación de que las horas se le escapaban y los planes se le desmoronaban.

Había momentos en los que se preguntaba qué estaba ocurriendo. Daniel tenía la sensación de que las horas se le escapaban y los planes se le desmoronaban preguntándose por qué. Las circunstancias y los demás tomaban las decisiones por él, sobre todo en el trabajo que, no en vano, era la esfera de su vida que ocupaba más tiempo de su realidad, dentro y fuera de la oficina y de repente la semana pasó en un suspiro.

A medida que pasaban los días, aparecía de nuevo en su mente la pregunta, <<¿Sabes a dónde vas?>>

Ya era viernes y exhausto Daniel miró atrás, recordó su semana y comprobó que había vivido una semana similar a la de su último año en donde el compromiso, el compromiso consigo mismo, había desaparecido.

La necesidad de cariño, un mal entendido respeto a los demás y una infinidad de miedos le habían relegado  una vez más a la última posición y, por supuesto le habían llevado a ninguna parte.

¿De qué habían servido estos tres meses? ¿Qué había pasado con los buenos propósitos?

¿Sabía a dónde ir? y ¿Quería ir allí? ¿Podía ir allí?

En realidad ¿Quién era?

 ¿Quería cambiar algo?

¿En qué punto de su vida se encontraba?

¿Cuáles eran sus miedos?

¿Qué hacía que se desgastase en conseguir el cariño de los demás?

¿Cómo se sentía? Y ¿Por qué se boicoteaba a sí mismo?

Las respuestas a estas preguntas contenían la clave de su realidad, de su nueva realidad, y la llave de su futuro.

Ya era sábado y comenzaba un nuevo día. Mientras se respondía cada pregunta, Daniel se sorprendió al juntar el rompecabezas en el que se había convertido su cabeza y los papeles en los que había dado respuesta a cada pregunta…. <<¿Un mapa?….!Un mapa!>>

Era ahora, justo ahora, cuando comenzaba el camino, poniendo primero lo primero. Y, lo primero era él y lo que él quería.

Sin lugar a duda era una fantástica mañana y al otro lado de la ventana la luz del día le parecía especial. Por momentos a Daniel le inundó una placentera sensación de seguridad y bienestar. Mientras sentía cada palmo de su cuerpo en contacto con las sábanas pudo darse cuenta de que era el momento perfecto para cerrar un capítulo de su vida y comenzar otro nuevo.

Ahora sí…. Este era el principio de un cambio de verdad….

Querido amigo, bienvenido a la vida de Daniel, una persona como cualquier otra en un mundo lleno de diferentes realidades.

Nuestro protagonista, sea lo que sea lo que le ocurrió hace tres meses, ya pasó. Y sea lo que sea que esté pensando y se responda así mismo, eso es lo que hay en su mente… Y, sea lo que sea lo que termine haciendo, es lo que ha acabado haciendo. La cuestión importante es ¿Y ahora qué?

Esperamos que nos acompañes en el descubrimiento del mapa de Daniel y además que, si quieres, construyas y recorras tu propio mapa.

¿Tienes respuestas propias para las preguntas que se hace Daniel?…. A medida que vayamos descubriendo su mundo y cómo va evolucionando, podrías descubrir tu propio camino porque todos, en momentos de cambio como los actuales, nos hemos planteado las mismas cuestiones que nuestro protagonista.

¿Quieres descubrirlo mientras construyes tu propio destino? Entonces, te esperamos aquí dentro de dos semanas ¿Nos acompañas?

 David Asensio y Elena Sanjoaquín.

Anuncios

3 Responses to El principio de un nuevo comienzo.

  1. westing says:

    Elen me ha encantado. Centrar nuestra energia en hacer lo que realmente nos gusta.

    • Elena Sanjoaquín says:

      Así es Westing y por supuesto, saber a dónde vas y apostar por ser tú mism@ en todo momento, es crucial 😉

  2. Pingback: Revista Digital de Pensamiento Contemporáneo y Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: