¿Rompemos las expectativas?

No se reúna con un grupo fácil; no le harán crecer. Vaya donde sean altas las exigencias y las expectativas de desempeño” decía Jim Rohn.

efecto pigmalionEl paro subió en el 2012 en casi 700.000 personas respecto al año pasado, alcanzando una cifra inédita hasta la fecha para la economía española. La tasa del paro juvenil, se sitúa en el 55,1%, aumentando la cifra en 47.000 jóvenes desde el año pasado. Una generación perdida en España…

Eran algunos de los titulares que salían en televisión mientras esperaba a una reunión. Mientras leía, al lado tenía un padre con su hijo. El hijo no tendría más de 18 años. Le comentaba el padre al hijo: “Ves, si es lo que te digo yo, ya puedes aprobar la carrera y marcharte del país, porque aquí no hay nada que hacer. Y ese proyecto que siempre has tenido, olvídate, aquí nunca podrás hacerlo realidad. Olvídate”. La cara del chaval era un poema. Cuando su padre se ausentó, llamó al instante por teléfono: “Mi padre me ha dicho que me olvide, que jamás lo conseguiré y además tiene razón. No tengo confianza en mí mismo para conseguirlo. Es tiempo de pasar a otro tema…” Mientras por sus ojos corrían lagrimas.

¿Crees que con la confianza ha depositado su padre en él y la suya propia, hará realidad sus sueños?

Opino lo mismo que tú, NO.

Si nos enfrentamos a un reto importante para nosotros, con la confianza en un nivel de mínimos y además con personas al lado, que nos “alientan” a su modo, las perspectivas no son muy halagüeñas.

O sin embargo ¿te gustaría tener una persona a tu lado, que depositara en ti su confianza, que vieranmás allá de lo que tú ves, que ve que tienes un potencial hasta entonces inimaginable para ti y con esa motivación, ese apoyo externo, consigues eso que al principio pensabas como imaginable?

¿Con qué tipo de personas te quieres relacionar?

Es lo que se llama el efecto Pigmalión.

Lo que esperan los demás de nosotros, puede desencadenar una serie de acciones mucho más allá de lo que podremos imaginar hasta entonces, pero tanto en lo bueno como en lo malo.

Y es así, la confianza, los prejuicios, expectativas que depositemos en una persona, siempre acaba repercutiendo en su rendimiento.

Siempre me acordaré de un chico que empezó a hacer Formación Profesional,  aunque no sabía porque había entrado allí, sólo sabía que no quería hacer BUP. No sabía qué era eso de la contabilidad ni las matemáticas financieras. El primer día de clase, conoció a un profesor que le dijo que podría hacer lo que quisiera, que conseguiría sacar las mejores notas de la clase, que él lo sabía y que sabría que así iba a ser.  5 años después, fue el número 1 de su promoción.

Las perspectivas que tenía ese profesor sobre él, se acabaron cumpliendo. Esperaba un gran rendimiento, alentó su potencial y acabó haciendo realidad sus predicciones.

¿Crees que son reales esas expectativas negativas que tiene la gente sobre ti?¿Quieres hacer realidad las positivas?

Si esa persona lo hubiera visto, como un “despojo” de la E.G.B en aquella época, se hubiera aprovechado del miedo que tenía el primer día, no hubiera sido el mismo chico al finalizar el ciclo

¿Cuántas veces has desistido de hacer algo o ya ni te digo pensarlo, porque los demás te decían que jamás podrías conseguirlo? Yo unas cuantas, lo reconozco.

Esas personas nos hacen abandonar cualquier sueño, nos desmotivan. Sentía que no valía para nada, mi autoestima casi desaparece por completo.

Dejemos de condicionar el futuro de los demás. ¿Somos nosotros adivinos y sabemos que les pasará a los demás si siguen una relación que a nosotros no nos gusta o escogen una carrera que pensamos que no tiene salidas?

Impulsemos a la gente hacia valores, como el sacrificio, al compromiso, a la lucha por sus sueños, a la constancia, actualmente olvidados y dejemos de sugerir  “éxitos a corto plazo”, que no llevan a ningún sitio.

Ayudemos a la gente, a sacar todo ese potencial que llevan dentro. Dejemos de guiarnos por las valoraciones de los demás, VALEMOS MUCHO MÁS DE LO QUE IMAGINAMOS. Aunque cuando empecemos cualquier proyecto, todos sentimos que no valemos,  pues mira hacia atrás, mira todo lo que has conseguido, cosas que antes pensabas que eran imposibles y ahí están.

TÚ PUEDES CON LO QUE TE PROPONGAS Y MUCHO MÁS.

Si a eso le añadimos, que nos rodeamos de gente positiva, que nos alienta, que nos hace esforzarnos, que nos dice que es posible todo lo que nos propongamos ( ser presidente de los Estados Unidos, tengamos claro que es imposible , todo que este dentro de nuestras posibilidades), cualquier reto que se nos interponga, lo conseguiremos superar.

Y nosotros también podemos sacar lo mejor de cada una de las personas que nos rodean. Si a ti te gusta que te observen tal cual eres, sin prejuicios, hazlo tú también a los demás. No te gusta que te metan prisas, que todos tenemos un ritmo de aprendizaje, así que tú también se paciente con los demás.

Quizás no encuentres esa persona, ese bastón que  te aliente, tú mismo puedes ser tu propia guía. Escucha más a esa parte de ti que te dice: “Tú puedes, sabes que lo harás, no hay nada imposible para ti”. Todos tenemos más capacidades de las que imaginamos, así sobre todo… DA EL PASO, SIN ESE PASO HACIA ADELANTE… ESAS PROFECIAS NEGATIVAS QUE TENÍAN SOBRE TI, SE CUMPLIRAN.

Las profecías se cumplen cuando hay un fuerte deseo que las impulsa.  EL miedo nos impulsa a que se produzca lo que se teme, pues confiemos en nosotros mismos, y aunque a veces sea impregnada por un tercero,  e impulsémonos con ella a volar hasta el infinito y más allá, como dirían en Toy Story.

Así que empecemos la semana haciendo un esfuerzo por alentar y potenciar a nuestra gente, apoyándoles, digámosles que nos sentimos orgullosos de ellos, por el esfuerzo que hacen… alentándola a conseguir nuevos retos, retos que conseguirán antes de que lo se imaginan. Y sobre todo, empezaremos a romper la profecía que dice que se están perdiendo generaciones con esto de la crísis.

¿Y quieres hacer realidad la profecía negativa que dicen sobre ti? ¿Alientas a la gente de tu alrededor?¿O viertes comentarios siempre negativos? ¿Escuchas más la voz interna que te dice que puedes o la que te dice, eso es imposible? ¿Crees en tus posibilidades?

Anuncios

3 Responses to ¿Rompemos las expectativas?

  1. jegarch says:

    La verdad que alienta positivamente lo que comentas. Personalmente me cuesta sacar las cosas positivas que voy consiguiendo pero siendo realista para lo bueno o lo malo somos unicos en el mundo no hay nadie como nosotros y eso hay que celebrarlo asi que ADELANTE con la tarea.
    Saludos Jesus Mari

    • Buenas noches Jesús Mari:
      que tal?
      Gracias por tu comentario y aportación. Me gustaría que escribieras durante un tiempo, todo lo que has ido consiguiendo, no hace falta sean unas metas increibles, cosas que pensabas que no podrías hacer y las has conseguido.Se que escribiras muchas hojas. Tenme informado, vale?
      Y claro que somos únicos, y celebrarlo. Conseguiras todo lo que te propongas.
      Un fuerte abrazo y cualquier cosa, quedo a tu entera disposición.
      David.

  2. Pingback: ¿Rompemos las expectativas? | *Person-A* | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: