Los sueños al sol.

Domingo por la tarde.

Los lunes al solAunque estemos paseando, tomando algo con los amigos, disfrutando del día, sabemos que mañana volvemos a la rutina. Unos nos quedaremos 5 minutos más en la cama, pensando que así habrá sido un sueño, eso de que estamos en desempleo. Otros, durante ese tiempo, desearan que el jefe no vaya hoy a trabajar o no salga de su despacho,  y ya si no va el compañero de mesa, el día sería mucho mejor. Apuraremos el mayor tiempo posible en la cama, pero la realidad manda y nos tenemos que levantar. Desearíamos mandarlo todo a tomar por ahí, pero nos da miedo hacerlo.

¿Qué opción elegirás mañana al despertarte?

Me quede en paro un 1 de diciembre del 2009, bueno “desvinculado”, como me dijeron. Tras la noticia, me salí a la terraza que tenía la empresa a digerir la noticia, aunque ya llevaba tiempo oliéndomela. A pesar de ser invierno, ese día con el cierzo típico de tierras aragonesas golpeaba mi cara, el sol asomaba entre las nubes.

Me derrumbe, la crisis ya empezaba a ser galopante y los puestos administrativos que podría solicitar una empresa, empezaban a escasear en los tablones de anuncio. Aún así tenía un sueño, crearme una nueva vida  en un nuevo lugar, fuera de mi ciudad.

Lo intente con todas mis fuerzas, iba a todas las entrevistas con ilusión, motivación, actitud positiva, eso que alegan los “vende humos”  de los Recursos Humanos desde sus despachos en edificios de alta tecnología. Pero aún así, nada de nada, me volví derrotado.

Aún así había una “isla ilusionante” que la rodeaba la negatividad que me consumía.

Había empezado a leer libros de desarrollo personal, cosa que nunca había hecho, y que estaban ayudándome a conocerme y descubrir quién era realmente yo.

Cuando tenemos trabajo, vamos de aquí para allá sin parar, nos gusta la rutina que tenemos. Sabemos lo que nos va a pasar nada más levantarnos de la cama durante el día. Pero cuando estamos en desempleo,  solo sabemos una cosa, que la incertidumbre y las dudas, son nuestras compañeras.

Los libros me iban reafirmando,  en que yo sabía que iba a salir de esta de alguna manera. Yo sabía lo que valía, no pensaba dejarme vencer por el miedo que las noticias  iban saliendo en los telediarios y de las personas que me rodeaban.

Empecé a escribir para relajarme, transcribir todo lo que iba aprendiendo, lo que sentía. Sé que otras personas se van a conferencias, de retiro espiritual, hace voluntariado o empiezan a hacer deporte, actividades que les ayuda  a conocerse a sí mismos y desconectar de la situación que viven.

Nunca empieces nada con una intención determinada, con el reto de conseguir o no un determinado número de seguidores, guíate por lo que tu corazón  te dicte, simplemente. Tú inténtalo. Es lo que me decía mi corazón que hiciera.

En mi vida había escrito nada, ni una carta de amor, siempre había trabajado como administrativo, pero sentía que tenía que hacerlo. Era algo para mí.

Poco a poco, lo que había comenzado como un hobbies, se estaba convirtiendo en mi pasión. Me apasionaba escribir, seguir investigando entre libros, ayudar a los demás, hasta quería mejorar mi forma de escribir.

Pero además había entrado en mi algo que nunca había sentido hasta entonces, tenía fe en lo que estaba haciendo.

¿Tienes fe en lo que haces actualmente?

Tenía la certeza de que no sabía cómo pero sabía que iba a conseguir muchas más cosas en mi vida, que lo que había conseguido hasta entonces. ¿Qué iba a conseguir? No lo sabía pero sentía que tenía que seguir hacia adelante.

Sin saberlo, con imaginación, no con fantasía, estaba re-escribiendo mi vida. Estaba entusiasmado. La gente me notaba diferente, ya no iba quejándome por la situación que estaba viviendo, de las circunstancias que tenía a mí alrededor. Había encontrado esa catapulta que a todos nos motiva.

El entusiasmo me hacía que siempre me levantase siempre, con esas caídas que me producían recibir un y otro no, con las entrevistas que iba haciendo.

¿Y en qué tienes depositada tu fe en estos momentos?

¿Cuál es tu verdadera pasión?

A pesar de las circunstancias exteriores, con fe y pasión, iba creando cosas increíbles. Algo impensable el día que me dijeron: “El lunes ya no vuelvas al trabajo”.

A través de  de las ciento de entrevistas y personas que he ido conociendo, muchos de los éxitos empresariales que conocemos hoy en día, comenzaron así, con una simple pregunta que se hicieron en momentos convulsos de sus vidas:

                                                                                                   .- ¿Qué quiero de verdad en mi vida?

Su respuesta les inyecto fe y pasión. Mucha gente no confiaba que lo hicieran hacer realidad, pero con fe en ella, con pasión por ese sueño, lo acabaron consiguiendo.  Desarrollaron una capacidad “dormida”, un talento que no sabían que tenían hasta ese día.

Hoy 21 de abril si me hubieran dicho hace 3 años que podría estar escribiendo estas líneas, me hubiera reído.

Pero el desempleo, me ayudo a conocerme de verdad, a conocer esa pasión que esta guiando mi vida  por unos caminos hasta ahora inhóspitos e impensables para mi, una fe que me dice que siga adelante, que lo voy a conseguir.

Para mí, ya lo estoy consiguiendo.

Ya empieza atardecer y es hora de irse a casa.  Mañana es lunes.

Sé que lo estas pasando mal, la angustia, la rabia por todo lo que estás viviendo sabiendo todo lo que vales, o la pereza que ya habrá ganado la partida y no tendrás ganas de intentar nada nuevo en tu vida, ¿Para qué?  Te preguntarás, ¿Para tener los mismos resultados que siempre?.

Como bien dice un grupo en Facebook,  que tiene por título “No queremos ser portada de los lunes al sol” , nadie quiere serlo, no nos gusta que nos hagan dudar de nosotros gracias a circunstancias personales o profesionales, así que si no quieres una cosa,  y sabes lo que vales y quieres. ¿Qué paso vas a dar hacia tu sueño esta semana?

¿Pero qué pasaría si lucharas por un sueño que realmente te motivara de verdad? ¿Te gustaría convertir esa pasión tuya en tu proyecto de vida? ¿Estás luchando por algo que de verdad te motiva, te entusiasma? ¿Te gustaría estar en tu 90 cumpleaños, quejándote por no haber intentado hacer realidad ese sueño que siempre habías tenido?

Cumplir tu sueño sean cuáles sean las circunstancias es posible , yo lo estoy consiguiendo, te lo aseguro.

¡¡LANZATE A POR ÉL!!

Anuncios

5 Responses to Los sueños al sol.

  1. Pingback: Los sueños al sol. | Help and Support ev...

  2. Acm Acm says:

    Gracias David! Algún día dejaremos de ser portada de los lunes al sol 🙂

    Sabes que te admiro y que te aprecio mucho y que estaré por tierras mañas para apoyarte.

    Un abrazo muy fuerte.

    Muchas gracias por este detalle, Grande david!!!

    • Hola paisana:
      Ya estamos dejando de ser portada con lo todo lo que estamos creando, así que a seguir para adelante.
      Siempre estaré muy agradecido a todo el cariño y apoyo que me das, me encantará conocernos tanto en Madrid o en Zaragoza.
      Un abrazo enorme y para adelante.
      Ya sabes que me tienes para lo que sea.
      David.

  3. Mar Novillo says:

    Eres afortunado por hacer lo que te gusta David, muchas gracias por este post lleno de fuerza y esperanza!!
    Alguien muy cercano a mí me dice que “el trabajo embrutece” y se refiere a tu reflexión, inmersos en el día a día no nos damos cuenta de lo que mejor hacemos!!
    Mil gracias, todo mi apoyo y un fuerte abrazo!!

    • Buenas noches Mar:
      Que tal? como estas? Deseo que muy bien.
      Me alegra saber que te ha supuesto tanto el post, es un orgullo saber que ayuda y motiva. Yo escribo siempre lo que vivo, lo que siento, sino no escribiría.
      Me siento más afortunado por descubrir realmente lo que me motiva en la vida al igual que hacerlo, pero descubrir que tu vida tiene un por qué, es algo increíble.
      Si nos damos cuenta de lo mejor que hacemos, pero otra cosa diferente es dar el paso y hacerlo nuestro proyecto de vida, el disfrutar de ese hobbie, porque principalmente nos da miedo, el qué dirán los demás y mientras te vas a dormir, soñando que eres un alfarero o tienes un hotel en la montaña y por la mañana te sientes un desgraciado por el jefe que te ha tocado. Entonces que opción eliges? Eso se llama felicidad o desdicha.
      Es un placer recibir tu comentario, si puedo hacer algo por ti, ponte en contacto conmigo, estaré encantado de hacerlo, vale?
      Un beso y feliz noche.
      David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: