Francisco Alcaide:” El mérito nunca está en continuar adelante cuando todavía se tienen fuerzas sino cuando no se puede más”.

 Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar de nuevo a Francisco Alcaide. 

francisco alcaideCuando leí una de las frases de Steve Jobs, recogidas en el nuevo libro de Francisco, que sale a la venta el próximo martes, “Aprendiendo de los mejores. Tu desarrollo personal es tu destino” (Ed. Alienta), que diceEl único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces“, sabía que por fin tenía entre mis manos un libro del cual seguiremos hablando por muchos años que hubieran pasado desde su publicación. Un libro que a todos los que lo leamos, nos transformará.

La envidia es el deporte nacional por antonomasia. Nos gustaría ser como Amancio Ortega (fundador de Zara), ser tan creativos como Steve Jobs o ser igual de ricos que Donald Trump, ” que vergüenza, ¿Qué habrán hecho para llegar hasta dónde están?, ¿Cuántos padrinos habrán tenido para llegar hasta la cima?..” Son algunos de los comentarios que hacemos cuando estamos entre amigos, pero en el fondo, todos queremos saber cómo lo hicieron, intentar imitarlos y si se puede superar, mejor.  A través de sus páginas, nos encontraremos con más de 500 reflexiones de más de 50 personalidades a nivel nacional e internacional, con sus correspondientes reflexiones por parte de Francisco. Reflexiones que nos alientan a seguir, a superarnos, a progresar, nos acompañarán en el camino del desarrollo personal y profesional emprendido.

Estas personas, no son “excepcionales“, son personas como tú y cómo yo, pero que tienen claras sus metas, dan pasos hacia sus sueños, con paciencia, con fuerte determinación hacia sus sueños, entre otras muchas cualidades, ¿ Y tú crees que esas características no están a tu alcance? Yo creo que SI.

Como bien dice una frase recogida en el libro, de Jim RohnLa gente de éxito tiene grandes bibliotecas, el resto grandes televisiones“, pues si quieres ser una persona de éxito, te recomiendo que empieces tu biblioteca con este libro. GRACIAS FRANCISCO por un libro para el cuál vaya a empezar o haya emprendido el camino de su desarrollo personal, es y será necesario. Podéis conocer más a Francisco, a través de su web y en Twitter . El próximo día 5 de Junio, en Madrid, tendrá lugar su presentación, y Francisco ha tenido la deferencia dejarme el enlace para que quien quiera asistir a la misma pueda hacerlo. Tenéis que pinchar aquí.

¿Has perdido la motivación? ¿Te gustaría convertir tu hobbie, en tu gran proyecto de vida? ¿Anhelas conseguir tu sueño, pero piensas que las circunstancias exteriores te lo van a imposibilitar? Será un placer ser tu compañero de viaje. Con valores como la perseverancia, constancia y esfuerzo, acabarás consiguiendo eso que pensabas que era imposible. Yo lo conseguí. Puedes contactar conmigo a travésde Facebook, en Twitter(@sherpapersonal) y en el email del blog. Sentirás, oirás y verás la sensación que se tiene desde esa cima soñada por ti.

.- ¿Qué podemos aprender de los mejores? ¿Y qué has aprendido nuevo tú, tras la redacción de este libro de todas estas personas?

Muchas cosas, pero por resumir te diría que cuatro: primero, que no existen los límites ni los imposibles; segundo, que dentro de cada persona existe el potencial para lograr todo aquello que desea; tercero, que la capacidad de aprender es nuestro activo más valioso; y cuarto, que la mejor forma de aprender es aprendiendo de los mejores, de aquellas personas que han logrado metas en aquellas parcelas que a nosotros también nos gustaría lograr.

 .- ¿Los que renuncian son más que los que fracasan? ¿Qué es el fracaso para ti?

Creo la palabra fracaso no debería existir en el diccionario. El fracaso no existe como tal, es una interpretación subjetiva que uno da a una experiencia, pero toda experiencia por sí misma, con independencia del desenlace, suma si uno sabe digerirla oportunamente. Cada experiencia, aunque escueza –y a veces mucho– aporta información útil para nuevos retos y desafíos. Todo ocurre por una razón y esa razón está ahí para enseñarnos algo.

 .- ¿Es posible tener éxito y no divertirse uno en lo que hace?

Para que otros amen lo que haces, tú tienes que hacer lo que amas. Es muy complicado ser bueno en algo con lo que no se disfruta. A lo sumo se obtendrá un aprobado y poco más. Todas las personalidades que vuelan alto y son halagadas por ser un referente en su sector, profesión o actividad, están enamoradas de su trabajo. El diez sólo es factible cuando talento y actividad profesional se fusionan. Cuando uno disfruta lo que hace siempre es más fácil dar lo mejor de uno mismo y estar un paso por delante de la competencia. Steve Pavlina decía: “Es condenadamente difícil competir contra alguien que disfruta de lo que hace”.

 .- ¿Todos nacemos para algo? ¿De verdad es así?

Así lo pienso yo y así lo han manifestado otras muchas personas a lo largo de la historia. Gandhi decía: “Tu trabajo es descubrir tu trabajo y luego entregarte a él con todo tu corazón”. Creo que la vida siempre espera algo de nosotros, nuestra contribución particular para hacer de este mundo un lugar mejor. Y la labor de cada persona es descubrir en qué consiste. Pero no se trata siempre de grandes gestas o grandes descubrimientos, muchas veces son sencillas tareas o actos cotidianos que aportan un gran valor a nuestro entorno más cercano y que generan una cadena de consecuencias que no somos capaces de apreciar en toda su magnitud.

 .- ¿Somos más grandes de lo que pensamos?

Sí, todos. A menudo, la principal debilidad humana es que nos infravaloramos, que creemos que no somos suficientemente buenos, un cierto complejo de inferioridad. El problema no es nuestra incapacidad para lograr algo, sino nuestra creencia sobre nuestra incapacidad. Y eso nos lleva a que la mayoría de personas no viven de acuerdo a su potencial sino a sus límites mentales. Muchas personas piensan que aquellos que consiguen metas que a ellos también les gustaría lograr son gente especial y no es así. El filósofo indio Jiddu Krishnamurti afirmaba: “La religión de todos los hombres debería ser aprender a creer en sí mismos”.

 .- ¿Por qué queremos ser los mejores, pero sin ser diferentes a los demás?

El éxito siempre procede de la diferencia, pero ser diferente implica destacar por alguna razón, y cuando destacas, hay gente a la que no gustas. Posicionarse implica necesariamente no caerle bien a algunas personas, a aquellos que no comparten tu propuesta de valor, y, por tanto, te van a criticar, cosa que no lleva bien mucha gente. Pero desde el punto de vista del éxito, lo peor es adoptar una postura excesivamente conservadora para no incomodar. Nadar en tierra de nadie. No molestas, y si no molestas, no incomodas, y si no incomodas, nadie te critica. Y si nadie te critica es debido a que no eres suficientemente bueno. Si no eres objeto de críticas es que pasas muy desapercibido para el mercado.

 .- De las reflexiones que hay en el libro, ¿Cuál ha tenido un impacto importante en tu vida?

Muchas. Hay más de 500 recogidas en “Aprendiendo de los mejores”, pero te digo tres:

   Jim Rohn: “Nuestra vida es una media de las cinco personas con las que más nos relacionamos”… es decir, nuestro entorno determina la altura de nuestro éxito.

   Anthony Robbins: “No existen las personas sin recursos sino los estados emocionales sin recursos”… es decir, no existen los límites, sólo las limitaciones, que no son otra cosa que creencias mentales.

   David J. Schwartz: “No hay tanta competencia en los niveles de excelencia; la competencia la hay en los niveles de mediocridad”… es decir, hacer lo difícil nos diferencia.

 .- ¿Se puede liderar una vida, sin tener un título que nos diga que somos líderes? ¿Cómo empezamos liderando nuestra vida?

El liderazgo personal no es otra cosa que autorresponsabilidad. Liderarse no es otra cosa que asumir la responsabilidad de la propia vida. Liderarse es poner el foco en el qué voy a hacer’ en lugar de en el ‘qué va a pasar’, porque si uno hace depender su vida de terceros o de las circunstancias, puede pasar el tiempo y seguir igual. Y autorresponsabilidad no implica que todo dependa de uno, sino que las personas que se lideran nunca pierden de vista su objetivo, su meta, y se centran en cómo hallar alternativas y soluciones a los inconvenientes y obstáculos que surgen para llegar allí donde previamente han definido.

 .- ¿Nos tenemos que dedicar a aquello que sabemos hacer mejor? ¿Qué ganaríamos si lo hiciéramos? ¿Nos tenemos que dar la oportunidad de ser la persona que soñamos?

Todos somos excepcionales en algo, por tanto, ¿por qué desperdiciar ese potencial para sentirnos bien mientras lo ponemos en práctica y que al mismo tiempo otros se beneficien de nuestro talento? El éxito consiste en apalancarse en las fortalezas propias sin desperdiciar tiempo y esfuerzo en las debilidades. El mejor lugar para el talento es aquel que exhibe nuestras virtudes y disimula nuestras carencias. De lo que se trata es de hacer muchas veces aquello que sabemos hacer muy bien, y muy pocas veces aquello que no sabemos hacer tan bien. Entonces hay una oportunidad de lograr algo grande.

 .- ¿Para conseguir grandes éxitos, grandes amores, hay que hacer grandes riesgos?

La vida es un apostar, siempre. Vivir es atreverse a que sucedan cosas. Para mí la valentía es la virtud más importante para caminar por la vida. Y la valentía no es otra cosa que capacidad de asumir riesgo. Si uno quiere tenerlo todo atado, esperar el momento perfecto, disponer de todas las piezas del puzle antes de empezar, nunca hará nada. Hay que lanzarse. Y también es importante que a pesar de que uno tenga metas y objetivos, disfrutar mucho del camino. Hay que darle mucha intensidad a cada momento.

 .- ¿Lo que damos, siempre no es devuelto en la vida?

Aristóteles hace ya 23 siglos dijo que “la generosidad es un egoísmo inteligente”. En primer lugar, hacer algo por los demás nos ayuda a sentirnos bien. Hay estudios que confirman que cuanto más implicada está una persona con una determinada causa social a la cual dedica parte de su tiempo, aumenta significativamente las expectativas de vida, mejora su calidad de vida y se declara más feliz. En segundo lugar, una de las leyes que rigen las relaciones personales es la ley de la reciprocidad. Las personas nos sentimos en cierto modo ‘obligadas’ a hacer algo por aquellas personas que nos han ayudado primero. Si ayudas a los demás a conseguir sus objetivos, ellos te ayudarán cuando tú lo necesites.

 .- ¿Todo nos parece imposible hasta que lo hacemos?

Es que no existen los imposibles. Son límites mentales, creencias. La historia de la humanidad es la historia continua de los imposibles. Sólo hacen faltan dos cosas: desearlo (ardientemente) y trabajarlo (insistentemente) hasta conseguirlo. Todo lo que el ser humano se ha propuesto lo ha conseguido –inventar el avión, el barco, el móvil, el coche…– y lo que no ha conseguido todavía es cuestión de tiempo. No existen las metas no realistas, sólo los tiempos no realistas. Todo es posible si trabajas duro, no desistes cuando los resultados no llegan y esperas tu cosecha con paciencia.

 .-  ¿Cuándo se vive la felicidad? ¿En el pasado, en el futuro o ahora?

No existe nada más allá del Ahora. A pesar de ello poca gente es consciente de ello y la mente divaga constantemente entre el pasado y el futuro sin detenerse en el presente. Quizás el que mejor explica esto es Eckhart Tolle en su obra «El poder del Ahora» quien escribe: “Todo lo que necesitas hacer es aceptar plenamente este momento. Entonces podrás sentirte cómodo en el Aquí’ y en el ‘Ahora’ y a gusto contigo mismo. Cuando te haces amigo del momento presente te sientes como en casa dondequiera que estés. Si no te sientes cómodo en el Ahora, te sentirás incómodo dondequiera que vayas”.

 Aprendiendo de los mejores.-  ¿Lo que pensamos de nosotros mismos, es lo que determinará nuestro futuro?

Sí, porque nuestros pensamientos’ determinan nuestros sentimientos’ que se traducen en comportamientos’ que dan lugar a unos u otros resultados’. Somos estados de ánimo con piernas. Pensar bien te lleva a obrar bien; pensar de manera pobre, nos lleva a comportamientos mediocres. Cada pensamiento es una inversión o un coste, nos da poder o nos lo quita. A lo largo del día tenemos alrededor de 70.000 pensamientos, más del 90% negativos. Si no controlas tu mente, no controlas tu vida. Dominar la mente es la habilidad más importante para el éxito y la felicidad. Todo parte de ahí.

 .- ¿Resignarnos a la mediocridad es lo peor que podemos hacer en nuestra vida?

No hay nada peor que conformarse. El ser humano está hecho para crecer, evolucionar y mejorar. A menudo, adoptar una actitud conformista ante la vida es producto de la cobardía o del egoísmo; de la cobardía, porque muchos para evitar fallar, no se atreven, con lo que sus resultados no pasan del cinco; del egoísmo, porque cuando no das lo mejor de ti, no estás contribuyendo con tu verdadera esencia y con tus talentos a cumplir tu misión en la vida. Estás desaprovechado. Vas en contra de la existencia si no la embelleces, si la dejas simplemente como te la encontraste.

 .- ¿Qué reflexión de tu libro recomendarías a un desempleado? ¿Y a una persona desmotivada?

Quizás una de Robert Frost: “Todo lo que he aprendido en mi vida se resume en dos palabras: sigue adelante”. El trabajo más duro es no rendirse, y la mayoría de personas es lo que hace. A lo largo del camino existen muchos momentos de dudas y bajones emocionales que invitan a abandonar y tirar la toalla. Ahí es donde hay que demostrar ser mentalmente fuerte. El mérito nunca está en continuar adelante cuando todavía se tienen fuerzas sino cuando no se puede más. Quien resiste, vence.

 .- ¿Cómo podríamos saber que somos los mejores en algo? ¿Qué distingue a los mejores?

Cuando fluyes, cuando haces algo de manera muy natural, sin apenas esfuerzo y disfrutas con ello. De ello habla largo y tendido Mihaly Csikszentmihalyi en su libro «Flow». El problema es que a veces como eso lo hacemos de forma muy normal, le restamos importancia y no sabemos ponerlo en valor, y hasta nos da pudor ganarnos la vida con ello. Si he descubierto algo es que las personas que alcanzan metas destacables son personas que no pierden ni un minuto en sus debilidades. Se concentran en su área de expertise y el resto se buscan la vida para delegarlo o subcontratarlo. Si te centras en tus debilidades no tienes tiempo de sacar brillo a tus fortalezas, y al no concentrarte en aquello que sabes hacer mejor, los talentos se van perdiendo.

 El concepto de “mejores” en este libro es trasladar la idea de fijarse en aquellas personas que han conseguido metas en aquellas parcelas que a nosotros también nos gustaría alcanzar, ya sea a la hora de emprender, liderar, lograr la libertad financiera o cualquier otra cosa. El éxito deja pistas, y si uno identifica esas pistas está en mejores condiciones para lograr sus metas.

3 Responses to Francisco Alcaide:” El mérito nunca está en continuar adelante cuando todavía se tienen fuerzas sino cuando no se puede más”.

  1. Pingback: Surfeando la web a fin de mes: 5 artículos sobresalientes en Mayo 2013 – Lo que le diga es mentira

  2. Pingback: Francisco Alcaide:” El mérito nunca está en continuar adelante cuando todavía se tienen fuerzas sino cuando no se puede más”. | grandes Pymes

  3. Pingback: No existen los límites, sólo las limitaciones - Francisco Alcaide - ¡Qué te parece!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: