¿Qué armadura llevas?

“Si te rodeas de una coraza para que nadie te haga daño, también estarás impidiendo que la felicidad te alcance”.

Armadura OxidadaMañana nuevo día. Ya estamos en la cama, con ganas de descansar, después de un día agotador. Nos vamos satisfechos, sentimos que hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos, para seguir demostrando a los demás, lo que piensan de nosotros, es la verdad.

Eres el número 1, sigue así, que buen amigo eres, da gusto hablar contigo, eres genial, sinceramente eres un inútil, no sirves para nada, pareces tonto…”

Al final ,acabamos creyéndonoslo de tanto oírlo, ya ni dudamos si será verdad o no.

Nos levantamos y en el baño, mientras nos lavamos la cara, nos ponemos el “traje” que la sociedad ha hecho para nosotros.

¿Ese traje que te pones todas las mañanas, es acorde a quien sientes que eres de verdad?

Pero llega un día queremos cambiar de traje, nos despertamos y sentimos que ya vale, que de hoy no pasa. Te has dado cuenta que has ido perdiendo amistades por ser el número 1 en el trabajo, respondes mal a tu familia y no sabes por qué, o sientes que no eres lo que la sociedad espera de ti. Sientes la necesidad irrefrenable de sentir en tu piel ese traje que sientes que va más acorde a tus gustos, a tu ser.

¿Qué hacer en esos momentos?

Tenemos dos opciones. Pedir ayuda y que con la compañía  de alguien, poco a poco, vayas confeccionando ese traje tan soñado, y la otra opción es pensar que jamás podrás conseguirlo, con lo que la frustración aumentara en ti.

¿Tú qué opción escogerías?        

Bueno espero que hayas elegido la 1 opción.

Empezamos su confección, con ansias, miedo e impacientes. Lo nuevo, aunque deseado, nos da miedo. No nos llevamos bien con la incertidumbre.

Muchas veces, tras haber dado la primera punzada, ya nos queremos echar atrás , dudamos que lo vayamos a conseguir, nos preguntamos para que queremos cambiar, si como estábamos antes nos iba bien la vida, aunque sabemos que no era así. ¡¡Pero va, ya que hemos empezado, sigamos adelante!!. Hacia ese traje que queremos sentir y mostrar a los demás todos los días.

Con Coraje, lo conseguiremos.

Durante el proceso, nos damos cuenta que jamás hemos podido cuidar a nadie de verdad, porque ni nosotros mismos nos cuidábamos. O que la forma de pensar, fue la que nos llevo a ponernos esos trajes que tanto nos apretaba.

Poco a poco, hilada a hilada, nos empezamos a conocer de verdad. Nos damos cuenta que este proceso en ciertos momentos tenemos que hacerlo solos y nos da miedo.  Estar solos, estar escuchando lo que nuestro verdadero yo nos dice, cosa que en la mayoría de las veces, nunca habíamos hecho o le habíamos hecho caso.

Al estar solos, vemos que para empezar a dar amor a los demás, cuidarlos, quererlos, tenemos que empezar por amarnos a nosotros mismos.

¿O das lo mejor de ti a los demás aunque te odies y te des asco? Yo creo que NO.

Nos vamos dando fijando que con el anterior traje, ocultábamos nuestros verdaderos sentimientos. Nos cegaba la ambición, el ser los mejores y mientras tanto dejábamos por el camino, los cadáveres de compañeros de trabajo, amigos, familiares o parejas sentimentales.

¿Para ser el mejor, a quién hay que dejar por el camino?

Pero nosotros, desde que nacemos, ya somos perfectos, hermosos, y sin embargo, el exterior nos hace pensar, que no es así o nos preguntan a dónde vamos a ir sin ambición por la vida. Intentamos ser una cosa que ya desde nuestro nacimiento ya lo somos.

¿Y tú que intentas ser?

Nos supera la codicia a la verdadera necesidad. Las verdaderas ambiciones, las que se cumplirán de verdad, son las que nacen del corazón.

Durante el proceso de creación de ese y todo otro nuevo traje que nos propongamos, tenemos que ser valiente, que nuestra fe y pasión sean más grandes que nuestro miedo, con voluntad de ir hacia ese nuevo traje.

Lo intentaremos una y otra vez, y quizá el miedo nos atenace. Pero hay que volverlo a intentar una vez más. Otra vez. Y otra, hasta que nos demos cuenta que se miedo que pensábamos que eran tan real, no es así, solo era fruto de nuestra mente.

Y en el momento menos esperado, el traje ya estará confeccionado, tal y como habíamos soñado. En ese momento habremos dejado de buscar un traje  que nos reafirme el quien somos, por otro que diga, “qué somos”. Ese “qué”, es misión, ese legado que queremos dejar.

Sin esfuerzo jamás podremos salir de esa vida, que con nuestras decisiones nos ha tocado vivir, e ir hacia esa nueva vida que queremos de verdad.

Claro que no es nada fácil, ¿Pero qué hay fácil en la vida? Nos da miedo descontrolarnos, queremos tener todo asegurado, queremos conseguir algo nuevo en la vida, pero seguir en nuestro sofá, saber que nos va a pasar a la hora siguiente.

Así jamás conseguiremos nada de lo que queramos en nuestra vida. ¿Tú crees que perder peso, pedirle una cita a esa persona que te gusta, o cualquier cosa que te propongas, se consigue sin valentía, sin constancia y sin fe? Yo creo que no.

Dejemos de ser supervivientes en este mundo y seamos valientes exploradores en búsqueda del sueño perdido.

Si no te conformas como te sientes ahora, con lo que haces, ¿Entonces a qué esperas?

Tú tienes el poder de elección, nunca dejes que nadie elija por ti.

A todos nos gustaría la vida que la vida, fuera fácil, sencilla, y que solamente con un chasquido de dedos, todo nos viniera a nosotros, pero las cosas no son así.

Abracemos las incomodidades, saber que no sabemos que nos va a pasar, jode y mucho, la incertidumbre es muy puñetera pero a la vez, nos ayuda a crecer , a no parar hasta que salga a la luz, ese ser que nosotros somos de verdad.

NO PARES, SE CONSTANTE, ESFUERZATE hasta que te haya esculpido ese traje que va totalmente acorde. Atrévete a crear esa nueva realidad, a quitar esa armadura oxidada que llevamos todos, como bien dice el libro.

No hace falta hacer el mejor traje, de alta costura, sino que lo importante es que estemos dispuestos a confeccionarlo, a dar el paso.

¿Y tú qué trajes te vas a poner mañana? ¿Te gustaría  ponerte uno nuevo? ¿Y por qué no lo intentas? ¿Quién te lo impide? ¿Sin valentía, esfuerzo y constancia crees que conseguirás cualquier cosa que te propongas? ¿Muestras a la sociedad quién eres de verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: