Ciara Molina: “Lo que nosotros creamos de nosotros mismos es lo que expondremos al mundo”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Ciara Molina. 

Ciara MolinaNos ayuda todos los días, a través de sus reflexiones, a cómo abordar la situaciones emocionales que nos superan y que no sabemos cómo tratarlas. Nos han enseñado desde niños que expresar lo que sentimos es una prueba de debilidad, y cuando llegamos a la madurez, no sabemos cómo expresar lo que sentimos, cómo somos nosotros de verdad. ¿O es fácil para ti,  mostrar siempre lo que sientes, que quieres quitarte la mascara que mostrabas a la sociedad, porque eres de otra manera?

En el libro que lanzará el próximo mes de Octubre, “Emociones Expresadas, Emociones Superadas” Ed. Oniro, Ciara, nos explica como pensamiento, emoción y conducta son los eslabones de la misma cadena y que todo lo que necesitas para ser feliz, está dentro de ti mismo.

GRACIAS Ciarapor ofrecernos  todos los días, siempre las claves de nuestra transformación a través de la correcta expresión de nuestras emociones, a superarnos y encontrarnos con nosotros mismos. Podéis conocer más a Ciara a través de Twitter, Facebook y su web.

Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través deTwitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog.

– ¿Quién es Ciara Molina? ¿Qué  factores  crees  que  han  impulsado tu éxito en las redes sociales?

 Pues  bien  Ciara  Molina  es  una  entusiasta de  la  psicología, licenciada  en  2001   por  la Universitat de  Barcelona, que  quiso  acercar su profesión  al día  a día  de  la gente  y que mejor  manera que   trabajando la gestión  emocional. La forma  de  hacerlo fue implantar en  las  redes   sociales  una   plataforma  llamada  Psicóloga  Emocional, desde   donde  se trabajan las  diferentes maneras de  superar pensamientos  adversos, descargar tensiones emocionales y encontrar el equilibrio personal, todo  de forma muy amena y práctica.

 El éxito  es  algo  que  nunca  imaginé que  sucediese, nunca he  enfocado esto  como   un negocio con  el que  obtener beneficios, simplemente he sacado lo mejor  de mí y se lo he mostrado a  los  demás   esperando  ayudarlos en  su  camino emocional.  Supongo que  la cercanía  de   trato,   la  simplicidad  a  la  hora   de   explicar  los  temas   y  sobre   todo   la interacción de  unos  con  otros,  es lo que  ha  hecho que  Psicóloga Emocional cuente con casi un millón  y medio  de usuarios.

 .-  ¿Por qué  expresar una  emoción, es una  emoción superada? ¿Qué  podemos encontrar en tu libro?

 Porque   las  emociones para  que  no  se  conviertan en  algo  que  altere  nuestro equilibrio tienen   que   tener   la   libertad  de   manifestarse,  asumirlas  como   parte   de   nosotros   y trascender aquellas que  nos  resultan adversas. El libro  habla  justamente de  ese  proceso de  gestión  emocional donde nos  reconocemos en  nosotros mismos  y donde todo  suma, nada  resta en el camino del desarrollo personal.

 .- ¿Qué  te dicen  las palabras, “quiero, puedo y me lo merezco”? ¿Por qué  nos da vergüenza decírnoslas a nosotros mismos?

 Es una  cuestión de autoestima, de confianza en nosotros mismos.  Respecto a tu segunda pregunta, yo no  lo llamaría vergüenza, afortunadamente  cada  vez  le cuesta  menos  a la gente   mostrarse  libremente,  pero   si  es  verdad  que   durante  mucho  años   se  nos   ha enseñado  a  reprimir   aquello  que   nos   hacía   sentir   mal   porque  se  consideraba  una debilidad. En el libro  hablo  de  una  educación curricular obsoleta donde lo que  importa son los conocimientos adquiridos según  los estándares que  la escuela determina, pero  no si la persona está motivada o no por aquello que  aprende. Esto último  sería lo que  aboga la educación emocional y sería el camino que  deberían seguir las instituciones si quieren potenciar un correcto crecimiento emocional.

 .- ¿Cuántas  cosas  perdemos por el miedo  a perder, al fracaso?  ¿Qué  hacemos con  el miedo?

 La única  manera de vencer  el miedo  es afrontándolo de cara.  En sí mismo  se trata  de un mecanismo de  defensa  que  la  mente   necesita para  alertarnos  de  que  hay  un  peligro cerca, pero  hay  que  diferenciar  lo que  es el miedo-alerta del  que  es el miedo-irracional que  es sentir ese terror sin peligro  aparente.

Técnicas para  trabajarlo hay  muchas, desde   la  respiración consciente  que  ayuda   a  la persona a calmarse y poder  controlar la situación que  le altera,  hasta  la desensibilización sistemática que  no  es  otra  cosa  que  una  exposición gradual al  miedo   hasta  conseguir erradicarlo.

 .- ¿Por qué  a mucha gente,  no le gusta el silencio?  ¿Qué  nos quiere  decir  ello?

 Somos  seres  sociales, necesitamos de  relacionarnos con  otros  para  sobrevivir.  Aún y así, el  silencio  es  un   estado   de   profundidad  interna  muy   necesario  para   el  equilibrio emocional, ya que  todo  empieza por uno  mismo.  Tenemos que  aprender a ir rompiendo paradigmas  sociales,  la   meditación  por   ejemplo  es   una   excelente  técnica  para   ir manejando estos silencios, yo animo  a la gente  que  la pruebe porque sus efectos  sobre  la mente   y  el  organismo  son   asombrosos.  Pero   como   todo,   en   su  justa   medida,  tan importantes son los estados de silencio como  la comunicación con  los demás.

 .- ¿Qué  es el apego?  ¿Por qué  es tan dañino para  nosotros?

 El apego, entendido como  dependencia emocional, es el sentir  que  necesitamos constantemente  de  las  decisiones y  opiniones de  otros,  para  sentirnos bien.   Dejamos nuestro estado  emocional en  manos  de  terceros, nos  convertimos en  algo  así como  una marioneta. Cuando esto  sucede, perdemos las  riendas de  nuestra vida  y es cuando nos empezamos a sentir  mal.  Tenemos que  lograr  ser autónomos emocionales y una  vez  lo consigamos construir relaciones  saludables  con  los  demás, seguro  que  de  esa  manera todo  fluye mejor  y desaparecen los miedos y las asfixias.

 .- ¿Qué  hay que  hacer  para  cumplir esas metas  que  nos proponemos y nunca llegamos a cumplir?

 Lo que  hay  que  dejar  es de  crearse tantas  expectativas y centrarnos más  en  el día  a día. Somos  muy  datos  a hacernos listas  interminables de  propósitos, propósitos estos  que  se van  desvaneciendo en  el  transcurso del  tiempo. Es mejor  pequeñas metas  alcanzables para  que  se vaya cogiendo confianza en uno  mismo,  y cuando digo pequeñas me refiero a  corto  plazo, a  ese  día  a  día,  asumiendo que  las  piedras del  camino también forman parte  del aprendizaje.

61bVdshsQ1L__SL1005_ .- ¿Pasado,  presente o futuro? ¿Desde  dónde construimos nuestra vida?

 La respuesta es fácil, en el presente. Vivimos en un eterno  hoy,  siempre es hoy.  Por tanto no podemos construir la vida en otro sitio que  no es en el aquí  y ahora. Evidentemente el pasado nos  determina en  cuanto a experiencia, pero  las decisiones siempre se toman  en el presente, así que  no  podemos vivir de  tiempos pasados que  no  se pueden cambiar ni de ilusiones futuras que  no sabemos como  se van a dar.

 .- ¿Qué  es la paciencia? ¿Por qué  queremos las cosas  para  antes  de ayer?

 Hay  una  definición  que  yo  utilizo  mucho. La paciencia no  es  la  habilidad de  esperar, sino la habilidad de mantener una  buena actitud mientras esperas.

Estamos acostumbrados a llevar  una  vida  demasiado acelerada, la sociedad misma  exige a todos  el mismo  ritmo,  pero  todos  somos  diferentes así que  lo que  piden  es una  utopía, es cuando empiezan los problemas de estrés al agobiarse. Debemos aprender a frenar un poco, ganaremos en salud.

 .-  ¿Por qué  nos da miedo  poner  guapo  a nuestro  corazón?

 Se tiene  miedo  a  lo  desconocido, a  salir  de  lo  que  se  conoce como  Zona  de  Confort, aquello que  ya  conocemos, aunque lo  que  ya  conozcamos no  sea  lo  más  beneficioso para  nosotros. Hay que  salir a la Zona  de aprendizaje, experimentar nuevas  cosas  porque ese  cambio es  lo  que  hará  que  crezcamos emocionalmente  saludables. La mente   no soporta las  incertidumbres, por  eso  se  colapsa, pero  hay  que  seguir  adelante porque merece mucho la pena  los resultados.

 .- ¿Cuál es la fórmula  secreta del éxito que  todos  buscamos durante toda  nuestra vida?

 Como  se  dice  en  la  película de  Kung Fu Panda  “El secreto es  que  no  hay  secreto”. El poder   está  en  nuestro  interior,   siempre  ha  estado   ahí.   Lo  que   nosotros  creamos  de nosotros mismos  es lo que  expondremos al mundo.

 .- ¿Qué psicología emocional hay que  aplicar a los 6 millones de parados, personas desmotivadas y sin ganas  de levantarse de la cama?

 Los 6 millones de parados no son  diferentes del resto  de millones de personas que  no lo están,   no  debemos  caer   en  victimizarnos  sino   partir   de  una   actitud  adecuada  para afrontar  estos tiempos difíciles.  En épocas de crisis siempre surge lo mejor  de uno  mismo, así que  tenemos que  perder  el miedo  a redescubrirnos. Animo mucho a todos  a intentarlo porque todo  pasa  y esto también.

 .-  Fe, pasión  y entusiasmo, ¿Valores que  hemos  perdido la sociedad?

 Yo  no  lo  creo,   hay  mucha gente   entusiasta  que   pese   a  todo   no  se  hunde, hay  que aprender de  esa  actitud positiva  para  navegar por  nuestro   mar  emocional. Situaciones adversas siempre  las  vamos  a  encontrar a  lo  largo  de  nuestra vida,  la  cuestión no  es evitarlas   sino  lidiarlas   con   voluntad  y  acción,  ya  que   voluntad  sin  acción  es  papel mojado.

 .-  ¿Qué  poder  tiene  una  sonrisa?

 El mayor  de  los poderes después del  amor,  y en  la misma  línea  que  el abrazo, despierta en nosotros siempre emociones positivas  y tiene  efectos  tanto  a nivel psicológico como  a nivel   físico,   como   por   ejemplo:  aumenta  la  confianza  en   uno   mismo,   reduce  las hormonas  que   generan  el  estrés,   aumenta  al  secreción  de   endorfinas  (las  llamadas hormonas  de   la   felicidad),   mejora   el   funcionamiento   del   sistema    inmunológico, disminuye la presión arterial,  etc.

 .-  ¿Cuál es nuestro limite? ¿El cielo?.

No existe tal límite,  podemos ser lo que  queramos ser, sólo tenemos que  evaluar nuestras capacidades e  ir dando pasos  hasta  conseguirlo, no  hay  que  caer  en  la  desesperanza cuando las cosas  se ponen difíciles  que  es lo que  suele  pasar  en  la mayor  parte  de  los casos.   Si le  preguntas a  una  persona con  “éxito”  cuál  es  su  secreto, te  contestará  la constancia. Y el éxito  no  tiene  que  venir  asociado a un  beneficio económico, sino  que puede estar  relacionado con  cualquier situación de  bienestar en  la  que  uno  se  sienta realmente realizado.

 .- Una  reflexión  para  los lectores del blog

 Que  sean  ellos  mismos  sin importarles demasiado lo que  piensen los demás, al fin y al cabo  somos  dueños de nuestra propia  vida y nadie  más la puede vivir por nosotros.

¡¡Seré feliz cuando…!!

La felicidad es intima, no exterior, y por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos” decía Henry Van Dyke.

paredSeré feliz cuando tenga trabajo, pareja y vuelva a ser todo como antes, hasta entonces pienso quedarme en la cama quejándome por todo lo que me está pasando, deseando que alguien me lo solucione y criticando todo lo que está pasando, así que no me va a afectar nada de lo que digas o hagas, mi vida es así y así quiero que sea hasta que se solucionen las cosas…” Es la frase final que me ha dicho una persona importante para mí, levantándose de forma airada tras preguntarle de forma cariñosa, si era feliz en estos momentos.

Si me hubieran preguntado hace unos años, qué era para mí la felicidad, hubiera dicho que era acumular cuantos más momentos positivos mejor y no tener ningún momento negativo. Pero el desempleo y otros momentos personales que he vivido desde ese momento, me han hecho cambiar mi definición de la misma.

¿Cuál es tu definición de felicidad?

Mi definición estaba basada en tener lo último en moda, ver los conciertos desde los mejores sitios o estar siempre a la última con los aparatos electrónicos. Pensaba que eso me garantizaría mi felicidad. Pero cuando llego el desempleo me di cuenta que las cosas no eran así.  Era un infeliz.

Pensaba que por muchas metas materialistas que alcanzaba, más feliz sería, pero qué confundido estaba.

¿Crees que tener pareja, hijos o la mejor casa del mundo, te hace irrefutablemente feliz? En muchas ocasiones no, sino que se lo pregunten  un año después a todas las personas que les han tocado un buen premio en la Lotería.

¿O piensas que serás más feliz cuantas menos dificultades tengas? Seguramente no.

Pensaba que en una época como el desempleo, no se podría ser feliz ni imaginártelo, q ue solamente lo sería cuando mi vida estuviera totalmente resuelta en todos los sentidos. Pero esas metas que conseguimos, esos aparatos de última generación, o por fin estar con esa persona que tanto nos atraía, solamente nos hace felices por un determinado  tiempo, no para toda la vida.

Nos acostumbramos rápido a lo bueno, a esa “felicidad” y no solemos cuidarla. Al mes ya queríamos otra cosa nueva. Nos acostumbramos a lo exquisito, pero ¿Y a las experiencias que vives?

En este momento y en otros momentos que me han hecho cambiar, han provocado ver el día a día enfocándome en los pequeños detalles que antes pasaba por alto. Un gracias, una mirada, una conversación delante de un café o ver a mis amigos felices por una sorpresa que les he dado… Esas cosas que antes pasaban desapercibidas, ahora son los ingredientes que dan el significado a la palabra felicidad para mí.

Cuantas vueltas le daba al pensamiento de que ya no podría ni comprar ciertas cosas en toda mi vida. Un bucle interminable. Cuanto más lo pensaba más me deprimía, más pensaba que mi vida se había terminado.

Ahora pienso que ese hecho, esos pensamientos fueron menos importantes de lo que yo creía en esos momentos. Había agrandado algo que no lo era tanto.

Todos conocemos gente que ante un divorcio, o un evento difícil de asimilar, dicen por activa y por pasiva, que su vida se ha terminado, que ya no será lo mismo. Pasado el tiempo han retomado con normalidad a la vida e incluso más felices que antes.

¿Y tú exageras tus reacciones?

Claro que ante toda situación inesperada, hay dolor. Y a todos nos gustaría tener una vida sin él o sin conocerlo, pero hay que afrontarlo.

Cuando no lo hacemos, nuestra cabeza no para de girar como una máquina tragaperras, pero el premio gordo que da siempre son pensamientos negativos. Una y otra vez, por mucho que intentes probar otra combinación siempre sale la misma, pensamientos negativos. Pensamientos que te hacen estar cada vez más deprimidos, pesimistas y fuera de control.

¿Y así crees que puedes llegar a ser feliz? No creo.

Había convertido mi reacción ante esos hechos, en una verdadera crisis. Lo de Gibraltar comparado conmigo, no era nada.

Había que dejarle de darle a la palanca de los pensamientos, la culpa de la infelicidad no estaba en mí, no eran los demás quienes me la provocaban, ni es porque te hayas casado con la persona de la cual has estado y estas enamorado.

¿Qué hacer en esos momentos?

.- Relativiza tus reacciones.  Ha sucedido lo que ha sucedido, acéptalo, afronta tu dolor. El mundo no se acaba con lo que has vivido. Piensas en qué puedes hacer para salir del agujero.

.- Preguntante de verdad que es lo que te hace feliz, ¿Qué es lo que te llena la vida?

.-  Preguntante qué mitos como (tener hijos, pareja, casarte, tener un trabajo de 8 horas), no tienes y te hacen sentirte infeliz, ¿Por qué?

.-  Responde a esta pregunta, ¿Disfrutas con los pequeños detalles de la vida? ¿Cómo cuales?

.- Yo en momentos críticos, hago otras cosas para no pensar y gracias a ello, surgió el blog. Me hace feliz ayudar a los demás. ¿Qué cosas podrías hacer tu, para tener tu mente ocupada?.

¿Y qué cosas que pensabas que te harían feliz, no lo hacen? ¿Por qué? ¿Cuál es tu definición de felicidad? ¿ Ha cambiado durante algún momento de tu vida? ¿Sabes que solamente tienes el AHORA, para ser feliz? ¿Tú felicidad es interior o exterior?.

 

¡¡No más excusas!!

La dificultad es una excusa que la historia nunca acepta” decía John Kennedy.

no excusasSabes que tienes que hacerlo, pero te inventas miles de excusas que te dices para no dar ese paso hacia adelante. Te acabas creyendo que existen millones de impedimentos para conseguir eso que te habías propuesto. Pero son todo PURAS EXCUSAS.

Sabes que tienes que dar ese paso hacia tu sueño, tienes que romper con tu pareja, quedar con esa persona que lleva tiempo diciéndote que quiere tomar un café contigo porque necesita que la escuches, pero nada de eso llega nunca a pasar. Nunca llegas a hacer nada de eso que sabes que tienes que hacer. Todo son PURAS EXCUSAS.

Nunca llegarás a decir la verdad del por qué no lo has hecho. La culpa de que llegues tarde es del tráfico, no voy al gimnasio porque solo no podría y soy inconstante, no rompo mi relación por no hacerle daño, no quiero que sufra. DEJATE DE EXCUSAS.

Sólo tú eres el responsable de tus acciones. SÓLO TÚ.

Al no querer ser el responsable de tus acciones, de separarte de tu pareja, de mostrarte a los demás tal cual eres o de empezar a perder esos kilos de más que sabes que se han adherido a ti, te dices más y más excusas que te hagan creerte que no eres el responsable de la situación. Todos son los responsables excepto tú.

Es fácil de entender, todos de pequeños y no tanto, cuando hemos cometido alguna fechoría, decimos cualquier excusa, creíble o increíble para no hacernos responsables del resultado de la misma, por no hacer lo que debías.

¿A ti también se te comieron los deberes el perro del vecino?

Todos tienen la culpa menos tú. Adoramos el papel de victimas.

Déjate de engañarte e inventarte razones por lo que no haces que sabes que tienes que hacer. NO HAY EXCUSAS.

¿Cómo te sientes cuando sabes que tienes que hacer deporte y la excusa es que dices que no tienes ganas?

A parte que en el sofá no se pierde peso, tu confianza estará como el cojín del sofá, desinflado. ¿Y qué pasa a la decima vez que llegas tarde, con tus amigos? Pues que a lo mejor ya no vuelven a confiar más en ti como hasta ese día.

Piensas que no perderás peso porque sientes que eres incapaz, sientes que no podrás dar una conferencia delante de 1.500 personas, porque crees que no estás al mismo nivel del retro que te han planteado. ¿Y con esa confianza crees que lo conseguirás?.  Sólo conseguirás, desanimarte, nada más.

Vale, aceptas el reto que te proponen, por miedo al qué dirán si dices NO, por miedo al miedo, pero tú sientes que no podrás, nada más empezar. Pero toma conciencia de ti mismo, de éxitos pasados que pensaste que no podrías, y lo hiciste, de triunfos recientes, esperados e inesperados, y te darás cuenta QUE CLARO QUE PODRÁS CON ÉL, Y CON MUCHO MÁS.

Hay que inventarse una excusa lo más rápido posible que tape, la idea que tenemos de nosotros mismos, de que somos incapaces ante lo que nos han propuesto.

¿MIEDO al FRACASO? Ya vale de EXCUSAS.

La culpa no la tiene la del tiempo para que no salgas a correr, la tienes TÚ. NO HAY EXCUSAS.

¿A qué te has comprometido y solo pones más y más excusas para no hacerlo?

Para conseguir cualquier cosa en la vida, todo lleva un proceso, un cambio. Y la incertidumbre, no nos gusta nada. Con las excusas lo que hacemos, es protegernos de ese malestar que sabemos que tenemos que pasar.

Sabemos que para perder esos kilillos, tendremos que sudar, ser constantes y hacer dieta. Pero cuando nos gusta el dulce, somos poco constantes y nos da miedo el sudor. ¿Qué podemos hacer? EXCUSAS.

Preferimos que le echen la culpa al hermano pequeño que no se puede defender porque hemos roto la vajilla, que ser castigado por nuestros padres sin salir a la calle y sin consola.

¿Qué excusa has puesto para escabullirte de tus responsabilidades?

Como dicen las madres, el que algo quiere, algo le cuesta. Yo firmaría por conseguir las cosas por el camino fácil, que no hubiera dificultades, que jamás nos aburriéramos y que mi vida fuera igual de arriesgada, pasional y excitante que James Bond. Pero de momento, las cosas no son tan fáciles.

YA VALE DE EXCUSAS, escúchate cuando las digas y sobre todo preguntante por qué las dices. ¿Por qué niegas un hecho en el que tú eres el único responsable?

Las excusas son algo irreal. No vas al gimnasio porque no quieres, la culpa no la tiene tu amigo que te dijo que te iba a acompañar, no dejas esa relación, porque no te atreves a ser tú quien dé el primer paso, no te lanzas hacia eso que quieres porque tienes miedo a fracasar.

¿Qué hacer al respecto?

.- Se coherente contigo mismo cuando digas una excusa para no afrontar una situación.

.-  Convierte tus excusas irracionales, por razones racionales. Deja de impregnar tus excusas en miedo y llénalas de coherencia y acato, así es cuando se convertirán en razones.

.- Preguntante ante un próximo reto, si te excusando para no realizarlo o estas poniendo sobre la mesa, razones autenticas que te impiden realizarlo.

¿Y tú te das excusas o razones para no realizar eso que tienes que hacer? ¿Por qué no lo haces? ¿Qué o quién te lo impide? ¿O eres tú mismo? ¿Por qué has aceptado ese reto si realmente no quieres realizarlo?

 

 

Sebastián Álvaro: “Luchar, buscar, encontrar y no rendirse jamás”.

 Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo persona y profesional” es un placer presentar a Sebastián Álvaro.  

sebastián álvaroEl día que un amigo  le pidió grabar una expedición al Himalaya, su vida cambió para siempre. Dejo de lado los telediarios que realizaba y se enfocó con pasión a escalar altas montañas, a cruzar desiertos, sobrevolar los Andes en globo o descensos por aguas bravas. Ha vivido siempre “Al filo de lo imposible”.

Desde los 16 años, edad en la que entró a trabajar en  TVE, tiene una trayectoria de más de 27 años, viviendo al filo de lo imposible, viendo como muchos de sus compañeros no volvía de las expediciones que habían emprendido juntos, conviviendo con el riesgo, el miedo y la incertidumbre. Ha tenido que pagar un peaje por elegir la forma en la que quería vivir, pero eso es disfrutar

GRACIAS Sebastián porque a través de tus expediciones, nos enseñaste a convivir con el riesgo, mostrarnos valores como el esfuerzo, la valentía, la honestidad, el trabajo en equipo y la solidaridad. Podéis conocer más a Sebastián a través de Twitter, Facebook y en su web.

¿Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través de Twitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog.

.- ¿Cómo podríamos definir, al filo de lo imposible?

Un sueño de aventura hecho realidad. Una pasión intelectual convertida en imágenes.

.- ¿Cómo se ve el mundo desde lo más alto de una cima? ¿Y cuando te encuentras en el valle y miras hacia arriba, hacia la cima?

La mirada desde la cima siempre es interior, y tiene que ver con la constatación de lo diminutos que somos y lo efímero que es nuestro paso por la Tierra. Pero es desde la humildad, desde la vulnerabilidad y el reconocimiento de nuestro leve paso, lo que hace de nuestra vida algo extraordinario y único. Lo que nos proporciona el sentido de que el tiempo no sólo se mide en extensión sino en profundidad. Vistas desde el valle las montañas son las que nos ponen en marcha, las que nos hacen soñar, pues, como dijo Nansen ¿Qué sentido tendría la vida sin los sueños?

.- ¿Conoces el miedo?  ¿Qué forma tiene? ¿Qué haríamos si no tuviéramos miedo?

Lo conozco muy bien, de primero mano. No existe un miedo, existen “miedos”. Que se manifiestan y toman formas diferentes. Sin esos miedos no seríamos nada, de la misma forma que la mortalidad es la que nos hace tener conciencia de nuestra vida y nos hace actuar, los miedos necesitan la valentía, el coraje, la única virtud que nos pone en acción y nos permiten superarlos. Pero no hay personajes siempre valientes o siempre heroicos. No hay hombres perfectos, hay intenciones perfectas. Somos contradictorios y complejos. Personas valientes en una escalada se comportan cobardemente en su trabajo cotidiano. Alpinistas que arriesgan mucho, se vienen abajo en un accidente y abandonan a su compañero a su suerte. Por el contrario personas “normales” se crecen en los momentos difíciles y sacan de si las energias necesarias para enfrentar una situación peligrosa. No hay nada que nos asegure que la próxima vez seremos también valientes. Y la valentía, como los grandes valores, se cultiva con la ética, con las pautas de comportamiento que nos hacen actuar correctamente.

.- ¿Qué te da vértigo?

El abismo interior de las personas. El mio propio. No llegar a reconocer a veces incluso a las personas que más quiero y conozco.

.- Después de todos los retos que realizas, y llegas a la civilización y ves a la gente que se ahoga en un vaso de agua ¿Qué piensas al respecto?

Buff, cada vez me interesa menos la civilización en la que vivo y en la que muchas veces no me reconozco. Vivimos, al menos en Europa, alejados de la realidad y los problemas reales. Estamos siendo arrastrados por un verdadero sunami de la globalización y Europa no se ha dado cuenta todavía de que ya no pintamos nada, o casi nada, en el mundo. Y mientras, siguiendo nuestra mejor tradición, nosotros nos dedicamos a dividirnos y no buscar puntos de encuentro y hacer una Europa unida, fuerte, coherente, trabajadora y eficiente. Creo que Deng Xiao Pin le explicó a Felipe González lo que piensan de nosotros:”Ustedes los europeos que son tan pocos porqué no se ponen de acuerdo?

.-  ¿Qué has aprendido de tus errores, fallos en todas las expediciones?

Los errores son la vía más corta hacia el aprendizaje. Creo que tengo una gran capacidad crítica y me he enriquecido aprendiendo de los errores pero también de los aciertos y de los éxitos. Porque, por muy bien que hagamos las cosas, siempre se puede hacer mejor. Es una lección que aprendí leyendo a Amundsen, el gran explorador noruego. Los errores nos hacen aprender, en el trabajo y en la vida, pero nunca estamos exentos de ellos. Lo que si podemos hacer, y es uno de los factores que nos proporciona la edad, es aprender a reconocerlos antes y, por tanto, corregirlos antes. En muchas aventuras, en muchas empresas, en la vida cotidiana, cometer errores es humano, pero la estupidez consiste en persistir en ellos.  Creo que si tuvimos éxito en más de un 90% de las expediciones y programas que he dirigido y realizado fue porque aprendí de los errores, porque fomentamos la visión autocrítica, y porque aprendimos a reconocerlos incluso, a veces, antes de cometerlos. 

.- ¿Qué es para ti la felicidad?

Un empeño. Es su búsqueda lo que me interesa, porque la conciencia de la propia mortalidad impide su disfrute durante mucho tiempo. Tenemos instantes de plenitud, de felicidad, pero suelen durar poco. Sin embargo su búsqueda da sentido a la vida.

al filo de lo imposible.- Yendo de aventura en aventura, de reto en reto, ¿Se piensa a corto o largo plazo en la vida? ¿Algún sueño te falta por cumplir?

Una canción de Silvio Rodriguez explicaba que hay que tener un ojo en la meta, en el camino, y otro en el paso que estamos dando para no tropezar. He procurado hacer de mi vida la aventura más maravillosa, pero siempre he pensado que es como una larga escalera en la que vamos subiendo peldaño a peldaño en la dirección adecuada. A veces, como dijo Steve Jobs, hay que echar la vista atrás para comprobar que los puntos de nuestra vida están alineados, pero el objetivo es caminar siempre en la buena dirección, lo importante es el próximo reto.

Y siempre tendré sueños por cumplir. Creo que sin sueños no es posible vivir, creo que fue Nansen cuando, a la vuelta del Polo Norte, terminaba su libro preguntándose ¿Qué valor tendría la vida sin sus sueños? Cuando las pérdidas de afectos, de amores y de sueños nos faltan se produce, de forma natural, una pérdida de ilusión por vivir.

.-  ¿Hay algo a lo que no te atreves?

Hay unas pocas cosas, pero no las doy por perdidas, procuro estudiarlas y analizarlas de otra forma para ver si bajo otra mirada se pueden acometer. En cualquier caso nunca me he impuesto barreras mentales. Hay que atreverse a fracasar. De lo único que nos arrepentiremos al final de nuestra vida no es de las cosas en las que fracasamos sino aquellas que no intentamos.

.- ¿Cómo tenemos que tenemos que enfrentarnos ante los retos?

Con pasión, creo que es lo más importante. Pero también con cabeza, es decir la suma de prudencia y valentía. Supongo que con el tiempo vamos adquiriendo cierta sabiduría que sólo la proporciona lo vivido, es decir la suma de la experiencia y la inteligencia.

.- ¿Qué importancia tiene el trabajo en equipo para una expedición? ¿Cómo se gestiona un equipo en esas situaciones?

Es básico, en las expediciones y en la vida. Sin un buen equipo no se puede hacer nada importante. Parece sencillo y obvio llegar a esta conclusión pero los ejemplos cotidianos, en todos los campos, nos demuestra que buena parte de los alpinistas, los empresarios o los equipos de futbol, y muchos más, lo olvidan. Creo que el éxito de Al Filo fue fruto de un equipo (de varios equipos, el de buceo, vuelo libre, kayak, etc). Y en ese trabajo tardé muchos años en aprender a seleccionar a la gente y luego a saber gestionarlos.

Y, por supuesto, para gestionarlo se necesitan un montón de cualidades que ahora se estudian en las universidades y en cursos especialidades, pero de Alejandro a Shackleton la historia nos enseña que lo básico para ser un buen jefe es ejercer una autoridad moral, es decir la que te confieren voluntariamente tus compañeros, y dar ejemplo.  

 .- ¿Quién pone los limites al ser humano? ¿Conoces tus límites?

Los límites del ser humano se van estirando a medida que progresamos, pero sin duda tenemos unos límites que vienen dados por nuestra fisiología, nuestra mente y nuestro entorno. Cuando llegas a una edad te das cuenta de que lo importante no es llegar al límite sino alcanzar TU límite. En ese intento es donde se desarrolla lo más importante de la vida, que es el intento, no de ser el mejor sino de ser mejor.

 .- ¿Hay algo de lo que te arrepientes?

De muchas cosas. Si ahora hubiera tenido que acometer algunas de esas aventuras no las hubiera realizado o lo hubiera hecho de otra forma. Pero la vida no nos da la oportunidad de dar marcha atrás… NO hubiera ido al K2 en 1994 ni a Guadalupe en el 2003, como tampoco me volvería a enamorar de aquella chica cuando era adolescente… Nada de eso se nos da la oportunidad de rebobinar. Pero de todos esos fracasos se aprende. Probablemente mi peor error es seguir manteniendo unos altos niveles de ingenuidad y confianza en las personas que, algunas veces, no se merecen. Por eso lo peor que soporte es la traición, las personas que me han defraudado.

 .- ¿Qué es para ti el éxito en una expedición? ¿Y el fracaso? ¿A veces puedes considerarla como un éxito a pesar de no haber conseguido el reto establecido?

El mayor fracaso es no regresar a casa. En este tipo de actividades el resto está permitido. Desde luego si te enfrentas con nobleza, haces una planificación adecuada, eliges un objetivo a tu alcance, formas un equipo fuerte, de amigos y esforzado, el resto depende del azar, es decir de lo que no está en tu mano. A medio plazo si lo haces bien se obtendrán buenos resultados. Por eso no hay que obsesionarse demasiado si se encadenan varios fracasos seguidos. Lo que hay que hacer es analizar lo que se ha hecho mal y resolverlo para la siguiente ocasión.

Y se puede tener más éxito escalando hasta 7800 mts el pilar oeste del Makalu que subiendo al Everest por la ruta normal con las cuerdas puestas por serpas y llevándote botellas de oxígeno. O, en nuestro caso, haciendo un documental sobre el intento de Irvine y Mallory. Depende de que objetivo te has propuesto. Si te impones uno pequeño no tendrá importancia, si es demasiado ambicioso fracasarás.  

.- Una reflexión para los lectores del blog

Ser humilde, no envanecerse, tejer afectos y saber mantenerlos, y, como en el verso de Tennyson: Luchar, buscar, encontrar y no rendirse jamás.

¡¡Arriba, Puedes, Lo harás!!.

Puedes escudarte diciendo que es mejor la realidad a un falso sueño, pero aún así duele, despertarte”.

PuedesYa es las 5 vez que miras el despertador. Solo han pasado 2 minutos desde la última vez que lo hiciste. Te revuelves en la cama. Solo quieres volver a caer en los brazos de Morfeo. Pero es imposible. La luz impregna ya toda la habitación a través de las rendijas de la persiana. Los vecinos se unen a la fiesta. Hacen ruido, gritan, mueven los muebles. Aumenta tu desesperación.

Solo quieres dormir. ¿Pero por qué? Ya son las 2 de la tarde.

Tendría que ser hora de disfrutar del día, de juntarte con tus amigos, con la familia. Suena el móvil, un nuevo mensaje. Ya van más de 50 mensajes sin contestar. No quieres saber nada de nadie, quieres dormir, quieres que todos se olviden de ti, quieres desaparecer. La desesperación te hace volver a llorar. Pensabas que no te quedaban más lágrimas, pero no es así.

¿Por qué no me dejaran en paz? Te repites una y otra vez.

Las lágrimas empapan ya tu cara y la almohada.

Tienes miedo, frustración, impotencia, te sientes el peor ser de esta tierra, sientes el dolor por lo sucedido. Y claro que te tiene que doler. Pero sin ese dolor, luego no podrías resugir como el ave fénix.

Si, otra vez ha vuelto a pasar, otra vez la misma situación y otra vez el mismo resultado.

Deseabas que jamás te volviera a pasar. Pero esta vez es especial, será la última y tú lo sabes, aunque no quieras creértelo. Vuelves a preguntarte porque te ha vuelto a pasar, ¿Por qué hice eso? ¿Por qué volví a hacerlo? ¿Por qué fui tan insensato?.. Si ya me había pasado otras veces y sabías que podría ocurrir. Preguntas y más preguntas, que se juntan con tus lágrimas.

Llaman a la puerta, es tu familia. Quieren saber cómo estás, se ocupan de ti, quieren lo mejor.

Dices que no quieres salir, gritas que te dejen en paz.

Disfrutas regodeándote en tu desdicha, pero tenía que pasar , lo que ha pasado. Claro que estaría genial una vida en la que los sueños, anhelos y felicidad, solamente se consiguiera con el chasquido de los dedos, que salieras a la calle y no oyeras a gente gritar o pelearse, pero así no son las cosas.

Sigues rebozándote en tus lamentos y quejas. Te duele la cabeza de tanto llorar. Nos gusta ir de victimas.

Todos han tenido la culpa excepto tú, hasta la culpa la ha tenido el chico del tiempo del telediario. Todos menos tú. ¿ Tú responsable?.  Para nada, los otros han sido los culpables.

No queremos aceptar lo sucedido, pensamos que ha sido una pesadilla.

Los 2 primeros pasos que tienes que hacer es ACEPTAR lo sucedido y darte cuenta que SOLO TÚ eres el RESPONSABLE DE TU VIDA, de los resultados obtenidos de toda acción cometida.

Solamente tú, vas a ser capaz de quitarte las sabanas y poner los pies en el suelo y que todo vuelva a girar en tu vida, sólo tú encaminaras tu vida y la impulsaras hacia dónde tú quieres. NADIE MÁS.

Puedes hacerlo, has sufrido, pero al igual que ha venido, se irá, aprende de lo vivido, pero YA VALE, PARA, ya está bien de estar haciendo lo que haces, estás preocupando a tu gente, te estás cerrando a la vida, a la sonrisa, a sueños que cumplir.

Claro que duele el dolor, PERO YA ESTA BIEN. Tranquilízate.

Este dolor te alentara, es una oportunidad para ver la realidad desde otra perspectiva y coger por fin el timón de tu vida.

En tu nueva vida ya no habrá muchas de las sensaciones y momentos que ahora añoras, que daría lo que fuera por hacerlos tuyos y no dejarlos ir, pero ya no volverán.

Lo harásTú sin embargo, tienes el poder de crear nuevos y mejores momentos, atraer a ti gente nueva, todo lo que quieras y apartar lo que no quieres.

Poner los pies en el suelo, será el principio de un nuevo comienzo. Lo sabes, da miedo pero sabes que lo tienes que hacer, por ti y la gente que te quiere.

Intentas poner el 1 pie. Pero ya con el 2 ya no puedes.

Tu corazón aumenta sus palpitaciones, sudas, tu cuerpo se agarrota, vuelves a meterte en la cama.  Estas tan atemorizado como un niño en su primer día de colegio.

¡¡Va, inténtalo de nuevo¡¡. Recuerda, tú eres el dueño de tus pensamientos, de tu destino. Vuélvete a tranquilizar. Esta vez va a ser la definitiva, Adelante.

Pon un pie, tranquilo, puedes. Ahora el otro. Ahora sal de la cama, lentamente. Poco a poco. Puedes.

Ya estas de pie, ahora tienes que dar el paso hacia la puerta. Puerta hacia una nueva vida.

Pones la mano en el pomo. ¡!Ábrela, hazlo, puedes.¡¡.

Con cada giro de la manilla, ves que entra más y más luz a tu cuarto.

Sonríe, es el mejor antídoto ante el dolor. Toda la luz, te envuelve. Tienes miedo, miedo a no saber si lo conseguirás, si conseguirás remontar el vuelo. Lo harás. Ya has dado un gran paso.

Lo has conseguido, lo estás consiguiendo. Es el principio de un nuevo comienzo.

Duele, pero tiene que doler. Todo camino tiene momentos de dolor, pero llegarás a la meta.

Resurge de tus cenizas, el destino es tuyo, tú eres el dueño de tu destino, Hazle una mueca a la vida y ella te sonreirá a ti, te lo prometo.

El sufrimiento es opcional, pero el dolor no. Deja de sufrir, y lucha por lo que quieres. Se constante, tenaz y pasión por ello.

Adelante, sal de tu cueva.

 

 

¿Cómo tomar una decisión?

Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesitas tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás decidiendo correctamente” dice Paulo Coelho.

DecisionesA lo largo del día nos encontramos que tenemos que tomar ciento de decisiones, ¿Qué ropa me pongo? ¿Qué hago hoy para comer? ¿Hago deporte por la mañana o por la tarde? ¿Le digo por fin que le amo o me lo callo para siempre? Pero hay días en los que tenemos que tomar una decisión importante, porque tenemos ante nosotros uno de los mayores retos a los que nos hemos enfrentado.

¿Qué hacer?

A todos nos gustaría que todas las decisiones que tuviéramos que tomar satisficieran nuestros intereses, y los de los  que están involucrados en la misma. Conozco empresarios que no querían echar a sus empleados, pero la situación ya era insostenible para todos. Cuando quieres, sientes que una relación del tipo que sea, tiene que terminar, no sueles pensar solo en ti, sino  también en la otra persona ¿Cómo reaccionara? ¿Lo pasará mal? ¿Qué pasara?. Queremos acertar, que la decisión contente  o afecte lo menos posible a los implicados. Pero nunca suele ocurrir que todos acaben contentos.

Nos tenemos que ocupar porque sea una decisión sea la correcta según nuestros valores. Preocúpate por decidir bien, más que por acertar. Yo quise acertar yéndome a vivir a Madrid, no salió bien. Pero tome una buena decisión, en todos los sentidos a día de hoy.

¿Y tú quieres acertar en tus decisiones o quieres siempre decidir bien?

Ante cualquier decisión, lo primero que tenemos que hacer es definir los objetivos que tenemos. Si nuestro objetivo en ese momento, es perder peso, sentirnos a gusto con nosotros mismos, y te proponen hacer una ruta turística por los sabrosos pinchos de San Sebastián, ¿Crees que de primeras tendrá visos de llegar a buen puerto para ti el viaje?. Si tu objetivo, no concuerda con el reto que tienes delante, creo que no estarás contento con los resultados que obtengas.

¿Los objetivos que tienes y el reto que ves delante de ti concuerdan?

Ante una decisión, lo primero que hacemos es siempre exagerar el problema. “Nunca tendré pareja, nunca conseguiré un trabajo, nunca conseguiré ser nada en la vida, ¿para qué tomar una decisión?”. Exageramos hasta límites insospechados. ¿De verdad que nunca conseguiremos nada de nada? Se realista, el trabajo está mal, pero si eres realista ante el problema se  te puede ocurrir ideas ante las cuales tu destino puede cambiar.

¿Ante tus problemas, los agrandas  o intentas ser realista?

Cuando los agrandamos, nos estamos engañando. Tú eres el dueño, capitán de tu vida y solo tú, el escultor de tu destino. Nos engañamos  pensando que el cambio es malo, que estar sin pareja es horroroso o que nos vales nada porque no tienes trabajo. Vales más que otra gente que trabaja, utiliza la soledad para conocerte de verdad y ante el cambio, disfrútalo, la vida es así, puro cambio. Deja de engañarte, puedes superar cualquier iceberg que te encuentres en la vida.

Pero ante una decisión, lo que peor llevamos, es la incertidumbre. ¿Qué pasará si no acierto? ¿Afectará mi decisión? ¿Tendré miedo ante lo que me espera? La vida es así, pura incertidumbre. Pero tú con tu confianza, estarás creando el puente que sustente firmemente esa decisión. Confía en ti.

Al tomar por un camino u otro, solemos basarnos en decisiones anteriores, en miedos a confundirnos, en el qué dirán. Y vuelve a pasarnos lo de siempre, caemos en los mismos errores de antaño. Como dice Einstein, no quieras resultados diferentes, si siempre haces lo mismo. Se creativo, crea diferentes caminos. No te juegues todo a una carta, crea también las Cartas B,C, D…

Todos hemos sido alguna vez, unos inconscientes. Pensábamos que nuestros actos no tendrían consecuencias. Pero si las tenían.

Todo acto tiene su consecuencia, tenlo siempre presente.

Hay que decidir, y nos volvemos locos, por conseguir todos los datos posibles para tomar mejor la decisión. Pero cuantos más datos, peor. No damos el paso adelante pendiente de todos ellos, vemos y rebuscamos lo más irrelevante para no dar ese paso. Estamos inmovilizados ante tanto dato. Filtra los datos más relevantes. Escríbelos, numéralos y solo atiendo a ellos. Gestionaras mejor la energía en la toma de la decisión.

Y llegamos al final, ya hemos decidido cómo romper ese muro. Cogemos el martillo, pero no podemos. TENEMOS MIEDO. ¿Qué habrá detrás del muro? ¿Seré capaz? ¿Tendré el apoyo de la gente si desfallezco?

Millones de preguntas que nos lanza nuestro ego. No quiere un nuevo “tú”, quiere al de siempre. No le hagas caso, salta, lánzate, descubre una nueva vida, descúbrete, aprende. Ya vale de pensar que hubiera pasado “si…”. Si quieres de verdad, lo harás y descubrirás ese nuevo paisaje.

Pero por favor, dejemos de decidir siempre con la cabeza solamente, no todo es racionalidad. Mi intuición me dijo hace 3 años que tenía que escribir. Mi cerebro me preguntaba que a dónde iba, si nunca lo había hecho. Hice caso a mi corazón. Y a día de hoy, doy gracias por ello. Guíate también por tu corazón ante una decisión, escúchalo.

¿Tomas tus decisiones responsablemente?

.-  Preocúpate por decidir bien  más que por acertar

.-  No te autoengañes,  es muy fácil hacerlo.

.- Atiende a la información relevante y se creativo, genera alternativas.

.- Y lo que decidas, ponlo en práctica.

.- Haz que participe también tu corazón en la toma de decisión.

Gabriel García de Oro: ” Insiste. Y no he dejado de hacerlo. Insistir”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Gabriel García de Oro. 

Gabriel Garcia de Oro¿Qué podríamos aprender de Robín Hood? ¿Del Mago de Oz? ¿ Y de Pulgarcito o Scobby Doo? Gabriel, autor de libros de grande éxito, como “Éxito” o “Matrícula de Error” juntoa la publicación de varios cuentos, comoEscuela de SuperhéroesoLas aventuras de Nito Alpesto“, publica en pocos días, “Érase esta vez“, en el cual a través de los personajes de nuestra infancia, nos muestra valores como el altruismo, la bondad, el saber perder y ganar. Nos hace volver a un mundo que teníamos olvidado, un mundo en el que no existía ni la razón ni la técnica y solamente había varitas mágicas que nos llevaban a mundos de fantasía. 

Filosofo, publicista, escritor y columnista en el País Semanal, descubrió su pasión, la escritura, no haciendo demasiado, solamente la siguió, con pasión. Para él , escribir, es un alivio. Pone todo de su parte, para que ocurran las cosas que desea, sino sentiría que es un fracaso. Su lema, insistir y no dejar de hacerlo. ¿ Y tú has dejado de insistir en tus sueños?.

Muchas gracias Gabriel por ayudarnos a recuperar aquellas historias que resuenan en nuestro interior para que reconectemos con ese poder ilimitado y creativo que tenemos desde la niñez. Podéis conocer más a Gabriel a través de su web. ( http://gabrielgarciadeoro.com/ )

¿Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través deTwitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog.

– ¿Quién es  Gabriel García de Oro?

Si nos atenemos a la biografía podemos decir que soy un licenciado en filosofía que trabaja en publicidad como Director Creativo Ejecutivo en OgilvyOne, colabora en El País Semanal y escribe para niños y, de vez en cuando, para aquellos que lo han dejado de ser y quieren encontrar el camino a casa que es la infancia.

.-  Estudiante de filosofía, creativo, y tu pasión es escribir libros para los niños. ¿Cómo descubrimos nuestra verdadera pasión? ¿Qué supone para ti disfrutar de ella?

Si es una verdadera pasión, se descubre sola. No tenemos que hacer demasiado, solamente seguirla con, eso, pasión. En mi caso, mi pasión es escribir. Cualquier cosa. Debo confesar que llega un momento que me da igual el qué, solamente quiero teclear. Y he llegado a ofrecerme a escribir correos electrónicos a la gente solamente por el placer de escribir algo. ¡Es así! En este sentido, poder disfrutar de escribir representa un alivio, porque no sé hacer otra cosa.

.- ¿Cómo definirías la felicidad? ¿Qué te hace feliz?

No me atrevería a definir la felicidad. Pero en mi caso, lo que me hace feliz es ver crecer a mi hijo. El resto es muy relativo.

.-  ¿Qué es el éxito? ¿Y el fracaso?.

Para cada persona son cosas distintas. Lo que para uno representa un gran éxito para otro es un fracaso estremecedor. Depende de nuestros objetivos, metas y ambiciones. Y aquí cada cuál con las suyas. En mi caso, el fracaso es no poner todo de mi parte para que sucedan las cosas que quiero que sucedan. Luego, lo que pase o deje de pasar ya no depende de mí, hay demasiados factores que no controlo. La actitud sí que puedo controlarla.

.-  ¿Todos somos superhéroes? ¿Cómo nos damos cuenta de ello?

Supongo que más que superhéroes todos tenemos algún súper-poder especial, único, intransferible y personal. Lo que ocurre, como en los cómics, es que a veces hay quien usa ese poder para el mal o, simplemente, no se atreve a usarlo. Yo creo en eso que le dijo Tío Ben a Peter Parker: “Todo poder conlleva una gran responsabilidad”. Es posible que ya sepamos en qué destacamos, qué se nos da bien y en qué podemos ser útiles a la sociedad y a nosotros mismos. El problema es que a veces no tomamos la responsabilidad de llevar ese poder a las últimas consecuencias. Pero siempre estamos a tiempo, incluso en estos tiempos.

.-  ¿Qué es lo que realmente nos motiva a los seres humanos?

Esta es una pregunta muy compleja. Creo que todo está pervertido por el ruido que hace el sexo, el dinero y el poder, en una sociedad que hace de estos tres conceptos el mecanismo de cualquier discurso. Pero no he conocido a nadie a quien no le motive estar tranquilo, simplemente.

.-  ¿Por qué nos recomiendas que provoquemos en nuestra vida una tormenta?

Supongo que haces referencia al artículo de El País Semanal en el que invitaba al lector a poner una tormenta creativa en su vida mediante la técnica del Brainstorming (que podemos traducir como tormenta de ideas). Y esa es la mejor tormenta que puede inundar nuestras vidas: la creativa. Y es que la creatividad es un don que tenemos todos los seres humanos, y eso es maravilloso. ¿Un don? Bueno, mejor digamos que es un músculo. Un músculo que se entrena, que se desarrollo con su uso y se atrofia con su olvido. Y todos tenemos ese músculo y todos podemos desarrollarlo y comprobar que con creatividad somos capaces de hacer las mismas cosas de siempre de manera diferente, enriquecedora y sorprendente.

.-  ¿Qué tenemos que aprender de gente  como Pep Guardiola, Vicente del Bosque, para liderar a esos jugadores y conseguir de ellos lo máximo?

En el libro Éxito, de Editorial Planeta, Jordi Urbea y yo tuvimos la suerte de entrevistar a grandes entrenadores de fútbol, capaces de liderar vestuarios llenos de casi adolescentes millonarios. ¡Y además les hacen correr y sudar! Y allí aprendimos que para gestionar objetivos, emociones y expectativas tan complejas como las de los equipos de fútbol, hacen falta las mismas cosas que para liderar nuestras vidas: honestidad, transparencia, justicia, templanza… Valores básicos que combinados con determinación y valentía nos harán ganar el partido de nuestra vida.

Érase esta vez.-  ¿Hace falta algún título para liderar nuestras vidas?

Todos tenemos el título de entrenadores de nosotros mismos. Eso sí, liderarse a uno mismo es la cosa más complicada que existe. Por eso es necesario fundamentar ese liderazgo en valores como los que hemos dicho antes. Así, ganamos seguro por duro que sea el rival.

.-  ¿Siendo dueño de nuestros pensamientos, es el principio para una vida diferente?

Ser dueños de nuestros pensamientos es básico para vivir una vida que valga la pena. Pero también creo que en demasiadas ocasiones dejamos de ser dueños de esos pensamientos nuestros para convertirnos en sus esclavos. Nos aferramos a ideas preconcebidas, heredadas y adquiridas que nos limitan. Yo abogo por la libertad de cambiar de opinión, de pensamientos y de perspectiva cada vez que me dé la gana.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Pues tengo que decirte que una de mis palabras favoritas es Palabra. Su etimología es muy bella. Palabra viene, curiosamente, de parábola. Y eso significa que en cada palabra que usamos, que en cada palabra que dedicamos a los demás hay encerrada una historia maravillosa.

.-  ¿Cuál es el camino que tenemos que seguir para llegar al éxito desde el error?

Debemos usar las tres erres que se encierran en la palabra Error. La primera R es de Reconocimiento. Debemos ser capaces de reconocer que nos hemos equivocado. La segunda es de Responsabilidad, es decir, hacernos cargo de ese error y no dar las culpas a los demás. La tercera pertenece a la Revolución que se produce cuando somos capaces de transformar ese error en la base de nuestro éxito. Para ello necesitamos honestidad, valentía y coraje.

.-  ¿Qué fuerza tiene la ilusión, el compromiso y la fe en todo sueño que nos propongamos?

La ilusión, el compromiso y la fe son el combustible necesario para alcanzar los sueños. Sin estas tres cosas, los sueños se convierten en pesadillas.

.-  ¿Por qué cuando somos adultos, dejamos de jugar? ¿Por qué pensamos que eso es de niños?

Hay cierta tendencia social que equipara el juego con la pérdida de tiempo. Porque no sirve para nada, dicen. Pero esa es su grandeza. Porque no tiene más fin que sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro entorno. Y nos relaja. Y nos vuelve creativos, porque jugar es re-crearse.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Solamente compartir un consejo que una vez me dio una persona muy importante en mi vida. Yo andaba un poco desilusionado porque las cosas no acababan de funcionar. Esta persona me miró y solo dijo: Insiste. Y no he dejado de hacerlo. Insistir. Y si alguien quiere indagar sobre la etimología de esta palabra, vera que efectivamente encierra una historia muy bella y verdadera.

 

El cielo es el límite.

No te quedes sentado esperando que lleguen las cosas a ti. Lucha por lo que quieres, hazte responsable de ti mismo” decía Michel Tanus Cruz.

Es un ganador naEl cielo es el límiteto, me gustaría ser como él, todo le va bien. Mientras mi vida es pura rutina, no quiero levantarme de la cama. Si, es envidia, pero me gustaría saber cómo lo hace. Para él no hay límites y yo solo veo mi vida limitada por todo y por todos. ¿Cómo lo hará?”. Es la conversación que he oído esta mañana  en la fila comprando el pan.

Tenemos el tópico de ser un país de envidiosos. Y es verdad. Nuestros egos nos impiden a la primera de cambio felicitar de corazón, al que ha conseguido un éxito. Lo primero que hacemos es criticarle y darlos de los métodos hasta los cuales ha llegado hasta allí. Pero cuando nadie nos ve, nos relajamos y lo que hacemos es preguntarnos ¿Qué y cómo lo habrá hecho?, y como se supera siempre.

Son personas que nadie ni nada los limita, que piensan, sienten y provocan acciones con el tilde siempre ganador.

Vale, si, David, está muy bien, pero a mis años no puedo ya cambiar. No sabría qué tendría que hacer y sé que nunca lo conseguiré”.  Son pensamientos de una persona con miedo. Para una persona que siente que no hay límites, ella es la dueña de sus pensamientos.

A lo largo de todas las entrevistas que he estado haciendo, he conocido a muchas de esas personas, personas que no conocen los límites, ganadoras. Y he querido recopilar a través esa experiencia, las características para que tú limite, solo sea el cielo, al igual que ellos.

.- Piensa como un ganador.

Ellos piensan lo que quieren pensar. Son dueños de sus pensamientos. Ellos al igual que tú, tenéis ese derecho, pero ellos hacen uso del mismo. Las acciones que llevan a cabo, al igual que sus emociones, tienen un origen, los pensamientos.

¿Ante una dificultad, qué hacen? Ellos transformaron cómo les enseñaron a pensar en esas situaciones. Erradicaron de su mente la imagen de perdedor que tenían hasta entonces. Para ellos toda situación, es una oportunidad de progreso y desarrollo. Y si alguna vez, erraron en una decisión, saben que la perfección no existe, se levantan al instante para seguir con su vida.

Esos pensamientos que tienes de “no puedo, es imposible, jamás lo conseguiré…” es lo que te tú escoges pensar. ¿Pero quién te dice que no puedes o es imposible? ¿Quién?

Ante todo envite de la vida, solo tú eres el responsable de tus pensamientos, puedes elegir pensamientos derrotistas o pensar que vas a crecer tanto con las derrotas como en las victorias.

¿Y tú que eliges pensar?

.- Se sienten ganadores.

Los sentimientos nacen de los pensamientos, y si puedes decidir qué pensar, también puedes decidir qué sentir.

¿Te ayuda sentir que eres lo peor o que tú puedes?. Me imagino que la 2 opción será un gran apoyo para ti, ¿me confundo?

Las emociones no caen del cielo y hoy te toca por el tiempo malo que hace, sentirte lo peor, PUES NO!

Los ganadores son persona que deciden qué sentir. Y no quieren sentirse deprimidos, alicaídos o con cólera. Se esfuerzan por sentir que lo que desean sentir.

Hoy he visto que ha perdido Federer ante Robledo en el torneo de Usa de tenis. Se supone que las condiciones técnicas del suizo son mayores que las del español. Pero sus sentimientos, sus sensaciones, su auto convencimiento de que podría ganarle, han tenido mucho que ver en su victoria.

¿Ante el partido que juegas en la vida, qué emociones usas? ¿Desesperación, miedo? O ¿Pasión, alegría y motivación?

Ya vale de ser pasivos e inmóviles. Cuando más te critiques, más peso tendrán en ti las sensaciones negativas, más difícil será que escojas sentimientos que te apoyen en tu victoria.

Para ellos no hay ninguna situación que pueda ganar la depresión, porque esa energía les impide aprender sobre lo que están viviendo. Viven en el presente, actuán, no alimentan a la mentalidad perdedora. No se entregan a los reproches, dan el paso hacia delante, a la vida.

.- Actúan como ganadores.

Cuando sientes que eres dueño de tus pensamientos, que conllevan sentimientos positivos, las acciones ganadoras te saldrán automáticamente. Dejaras de reprocharte, de dudar de ti y la imagen que tenías de ti, cambiará radicalmente.

Son personas que saben siempre que no se puede ganar en todas las situaciones y que esas adversidades les pueden enseñar mucho más que el éxito.

Ven momentos que antes con su actitud perdedora no apreciaban, ahora los viven intensamente. Ven en las dificultades, unas oportunidades, beneficios. No dejan que las circunstancias les ganen la partida.

Son personas que se entregan a su trabajo, que no lo hacen por el salario, sino por la satisfacción de superarse, de mejorar, de servicio. En sus relaciones personales, aceptan a las personas por lo que son, no aferrándose a problemas anteriores. Los estudios que realizan, los hacen guiados por una motivación interna, no externa, no por el título.

Se conocen y confían en ellos mismos. Aceptan solamente las etiquetas  que saben que van acordes con su propia definición, no las que les intenten imponer la sociedad.

Los errores solamente les ayudan a forjar una nueva vida. Y ante todo son personas que no aceptan las conductas y actitudes, que no superen el “yo” que ellos saben que son.

Tú capacidad para superarte e ir más allá de límites inimaginables por ti, solo está en tus manos. Tú eres el único ser en este mundo, qué puede decir que pensar, que sentir y como actuar. Qué decide el sentido de su vida. ¿Qué estás eligiendo hasta ahora? ¿Qué quieres elegir?.

Para mí, el cielo es el límite, ¿y para ti?

¿Qué vas a hacer con ello? ¿Superar esos límites o nunca saber qué podría pasar? ¿Te sientes un ganador? ¿Por qué no? ¿Qué crees que te falla? ¿Qué crees que no puedes conseguir? ¿Por qué? ¿Cuál es tu límite? ¿El cielo?

 

 

¡¡Explora la vida!!

Nunca digas nunca. Recuerda que también existe un Tú puedes que te alienta a lograr tus objetivos” decía Francisco Vzz.

Explora la vidaEscribo estas líneas desde la terraza de mi casa en el pueblo. Son las fiestas y hoy  hay juegos para pequeños y mayores.

Veo a los pequeños explorar, con juegos que no han visto en su vida. Son juegos a los que jugaban sus padres, los miran extrañados al ver la diversión y alegría que tienen sus padres. Hay dos niños debajo de mi casa que se acaban de preguntar, qué juegos eran esos que no eran electrónicos, que si los exploramos a ver qué tal son. Han ido corriendo.

Dentro de un rato, haré la maleta. Me siento al igual que el año pasado para estas fechas. Un explorador. El año pasado empecé a explorar el mundo de las conferencias, del cual disfruto y me gusta. Y este año, me estoy adentrando en el mayor reto de mi vida.

Ser el líder de tu vida, te hace dibujar todos los años, una hoja de ruta. La de este año , la acabo de mirar, y está totalmente garabateada, con nuevos caminos, metas y salidas.  Me he dado cuenta que cuando eres el conductor de tu vida, no importa la meta, importa el por qué vas hacia ella y cómo te encaminas hacia la misma.

No importa el reto que la vida me ha puesto por delante, el por qué lo hago lo sé, y el cómo, lo se, que es lo más importante.

La perfección no existe como dice mi madre y últimamente me he llevado muchos varapalos en ese sentido. Todos queremos conseguir todo a la primera, hacerlo perfecto, pero así no son las cosas. He conseguido alguna entrevista tras varios rechazos  y en algunas ocasiones tras más de 2 años de espera. Tras esos rechazos, batacazos, hace tiempo hubiera tirado la toalla, pero para mí la definición de valiente, es aquel que tras un intento fallido, se levanta y vuelve a intentarlo de diferente manera. ¿Y tú tras caerte, te levantas?

He aprendido mucho de esas caídas, cosas que jamás pensé que podría imaginarme, pero siempre tenía y tengo en mi mente, lo que quiero ser, no lo que podría llegar a ser.

Ya vale de pensar, en lo que podrías, quizás, a lo mejor, llegar a ser. ¿Tienes un sueño? ¿Sabes que es lo que quieres ser de verdad en la vida? ¿Entonces? ¿A qué esperas? Nada de quizá, a lo mejor, ves por lo que realmente quieres. Y yo quiero este  sueño que se está haciendo realidad y estoy yendo a por él.

¿Y tú sabes lo que quieres ser o sabes lo que podrías llegar a ser?

Cuando comienzas el viaje hacia tu cima, intentamos llevarnos el máximo equipaje posible. Cremas,  gafas, ropa de sobra, amigos que nos hagan compañía.. de todo.. Pero creo que cuando menos equipaje, mejor. Durante el camino, solo estás tú. Vas conociendo tus límites, notas como te vas superando, te escuchas, vas disfrutando y aprendiendo del camino.  Cuanto menos accesorios lleves en tu viaje, mejor.

En Enero de este año, la vida me propuso este juego, que me adentrará en él, y es lo que estoy haciendo. Lo pensé, claro que si. Sabía que aguantaría muchas embestidas, agobios, miedos y así está siendo. Pero tenía y tengo que superar todos los obstáculos que se interpongan entre ese sueño y yo. Y lo más importante, las estoy superando en un campo de acción que realmente deseo. Si no fuera así,  ya hubiera tirado la toalla.

Hace unos días, hablaba con una persona sobre lo que quería o sentía ella que quizá podría ser en la vida.  Le daba miedo dar ese paso hacia adelante, pero sin embargo sentía que estaba viendo desde la barrera de los toros, su vida, cuando ella quería saltar al ruedo y hacer la mejor faena que se podría haber visto entonces.

Ya vale de sentirnos así y que nos hagan sentir así.

¿Crees que hubiera pasado si a Messi, o a tu cantante favorito le hubiera dicho que jamás lo conseguirían? ¿Disfrutaríamos del espectáculo que es verlo jugar o cantar ante miles de espectadores? ¿Qué hubiera sido de sus vidas?

El año pasado me ofrecieron la oportunidad de dar conferencias. Me lancé. ¿Qué hubiera pasado si hubiera rechazado las ofertas que me hicieron? Que estaría aún pensado  que hubiera pasado si hubiera dado el paso. Me hubiera perdido momentos inolvidables, gente increíble que he conocido y sobre todo, límites que pensaba que tenía y que están totalmente sobrepasados.

¿Tú quieres vivir tu vida desde la grada o quieres hacer de verdad la mayor faena que se ha visto nunca?

Claro que tengo miedo, claro que me gustaría que todo me lo dieran hecho y si es desde el sofá, bueno, ya ni te cuento. Pero si algo quieres, solamente hay una cosa que te lo impedirá o te acercara en mayor o menor medida , EL ESFUERZO.

¿Vas a  esforzarte por tu sueño? ¿Lo estás haciendo?.

El año pasado salté al ruedo de la vida, y este año lo he vuelto a hacer. Hacía años veía la vida desde la barrera, y así no consigues nada. Vivía de espaldas a mis sueños, a mis anhelos, pero eso ya es otra historia. Ahora miro a la vida de frente. Con tropiezos y con risas, me ha dado mucho más en este tiempo, que cuando hacia lo contrario.

Sé que lo voy a conseguir, que pronto os anunciaré mi sueño, que se va a hacer realidad. Quiero haceros participes del mismo. ¿Qué no se hace realidad? Lo que he aprendido de toda experiencia, será un aprendizaje que nunca olvidaré en toda mi vida

Los juegos se están terminados, es hora de recoger la maleta. Es hora de adentrarme en el mayor reto de mi vida. Es hora de aprender. Es hora de hacer realidad un gran sueño.

¿Y tú estás viviendo la vida que realmente soñaste? ¿Dónde están tus sueños, en la caja guardados o haciéndose realidad? ¿Qué quieres ser en la vida? ¿Qué quizás, a lo mejor quieres ser en la vida? ¿Vas a saltar al ruedo y a jugar el partido de tu vida? ¿Qué oportunidad has rechazado? ¿Por qué?.