¿Cómo tomar una decisión?

Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesitas tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás decidiendo correctamente” dice Paulo Coelho.

DecisionesA lo largo del día nos encontramos que tenemos que tomar ciento de decisiones, ¿Qué ropa me pongo? ¿Qué hago hoy para comer? ¿Hago deporte por la mañana o por la tarde? ¿Le digo por fin que le amo o me lo callo para siempre? Pero hay días en los que tenemos que tomar una decisión importante, porque tenemos ante nosotros uno de los mayores retos a los que nos hemos enfrentado.

¿Qué hacer?

A todos nos gustaría que todas las decisiones que tuviéramos que tomar satisficieran nuestros intereses, y los de los  que están involucrados en la misma. Conozco empresarios que no querían echar a sus empleados, pero la situación ya era insostenible para todos. Cuando quieres, sientes que una relación del tipo que sea, tiene que terminar, no sueles pensar solo en ti, sino  también en la otra persona ¿Cómo reaccionara? ¿Lo pasará mal? ¿Qué pasara?. Queremos acertar, que la decisión contente  o afecte lo menos posible a los implicados. Pero nunca suele ocurrir que todos acaben contentos.

Nos tenemos que ocupar porque sea una decisión sea la correcta según nuestros valores. Preocúpate por decidir bien, más que por acertar. Yo quise acertar yéndome a vivir a Madrid, no salió bien. Pero tome una buena decisión, en todos los sentidos a día de hoy.

¿Y tú quieres acertar en tus decisiones o quieres siempre decidir bien?

Ante cualquier decisión, lo primero que tenemos que hacer es definir los objetivos que tenemos. Si nuestro objetivo en ese momento, es perder peso, sentirnos a gusto con nosotros mismos, y te proponen hacer una ruta turística por los sabrosos pinchos de San Sebastián, ¿Crees que de primeras tendrá visos de llegar a buen puerto para ti el viaje?. Si tu objetivo, no concuerda con el reto que tienes delante, creo que no estarás contento con los resultados que obtengas.

¿Los objetivos que tienes y el reto que ves delante de ti concuerdan?

Ante una decisión, lo primero que hacemos es siempre exagerar el problema. “Nunca tendré pareja, nunca conseguiré un trabajo, nunca conseguiré ser nada en la vida, ¿para qué tomar una decisión?”. Exageramos hasta límites insospechados. ¿De verdad que nunca conseguiremos nada de nada? Se realista, el trabajo está mal, pero si eres realista ante el problema se  te puede ocurrir ideas ante las cuales tu destino puede cambiar.

¿Ante tus problemas, los agrandas  o intentas ser realista?

Cuando los agrandamos, nos estamos engañando. Tú eres el dueño, capitán de tu vida y solo tú, el escultor de tu destino. Nos engañamos  pensando que el cambio es malo, que estar sin pareja es horroroso o que nos vales nada porque no tienes trabajo. Vales más que otra gente que trabaja, utiliza la soledad para conocerte de verdad y ante el cambio, disfrútalo, la vida es así, puro cambio. Deja de engañarte, puedes superar cualquier iceberg que te encuentres en la vida.

Pero ante una decisión, lo que peor llevamos, es la incertidumbre. ¿Qué pasará si no acierto? ¿Afectará mi decisión? ¿Tendré miedo ante lo que me espera? La vida es así, pura incertidumbre. Pero tú con tu confianza, estarás creando el puente que sustente firmemente esa decisión. Confía en ti.

Al tomar por un camino u otro, solemos basarnos en decisiones anteriores, en miedos a confundirnos, en el qué dirán. Y vuelve a pasarnos lo de siempre, caemos en los mismos errores de antaño. Como dice Einstein, no quieras resultados diferentes, si siempre haces lo mismo. Se creativo, crea diferentes caminos. No te juegues todo a una carta, crea también las Cartas B,C, D…

Todos hemos sido alguna vez, unos inconscientes. Pensábamos que nuestros actos no tendrían consecuencias. Pero si las tenían.

Todo acto tiene su consecuencia, tenlo siempre presente.

Hay que decidir, y nos volvemos locos, por conseguir todos los datos posibles para tomar mejor la decisión. Pero cuantos más datos, peor. No damos el paso adelante pendiente de todos ellos, vemos y rebuscamos lo más irrelevante para no dar ese paso. Estamos inmovilizados ante tanto dato. Filtra los datos más relevantes. Escríbelos, numéralos y solo atiendo a ellos. Gestionaras mejor la energía en la toma de la decisión.

Y llegamos al final, ya hemos decidido cómo romper ese muro. Cogemos el martillo, pero no podemos. TENEMOS MIEDO. ¿Qué habrá detrás del muro? ¿Seré capaz? ¿Tendré el apoyo de la gente si desfallezco?

Millones de preguntas que nos lanza nuestro ego. No quiere un nuevo “tú”, quiere al de siempre. No le hagas caso, salta, lánzate, descubre una nueva vida, descúbrete, aprende. Ya vale de pensar que hubiera pasado “si…”. Si quieres de verdad, lo harás y descubrirás ese nuevo paisaje.

Pero por favor, dejemos de decidir siempre con la cabeza solamente, no todo es racionalidad. Mi intuición me dijo hace 3 años que tenía que escribir. Mi cerebro me preguntaba que a dónde iba, si nunca lo había hecho. Hice caso a mi corazón. Y a día de hoy, doy gracias por ello. Guíate también por tu corazón ante una decisión, escúchalo.

¿Tomas tus decisiones responsablemente?

.-  Preocúpate por decidir bien  más que por acertar

.-  No te autoengañes,  es muy fácil hacerlo.

.- Atiende a la información relevante y se creativo, genera alternativas.

.- Y lo que decidas, ponlo en práctica.

.- Haz que participe también tu corazón en la toma de decisión.

Anuncios

2 Responses to ¿Cómo tomar una decisión?

  1. Veronica says:

    Muy buen artículo,gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: