Me falta el aire, ¿Qué me pasa?.

A todos nos gustaría saber cómo conseguir  saber quienes somos de verdad , qué nos gusta y motiva hacer, cómo queremos vivir, a través de qué podemos llegar a eso que llamamos felicidad . La búsqueda de uno mismo comienza siempre en preguntarse ¿El qué, cómo y para qué?, Preguntas que se hará el protagonista. Cuáles son las motivaciones de cada uno para querer mejorar en los aspectos que mueven nuestro mundo.

ColumpiosA lo largo de esta historia que bien podría ser la de cualquiera, mostraremos Carmen Orensanz  y yo,  el verdadero significado de palabras como pasión, constancia, fuerza, sueños, despertar..  Si una sola persona se plantea su futuro con nuestras palabras, con nuestras experiencias, si eso pasa … para nosotros habrá sido el mayor logro conseguido.

¿Y tú sabes lo que realmente te apasiona en la vida? ¿Sabes cuáles son tus talentos? ¿Te gustaría vivir de ellos?  Si quieres saber la respuesta a esta y otras más preguntas, adéntrate con nosotros en la búsqueda. ¿Vamos?

Abro los ojos y me cuesta recobrar la consciencia. Tardo unos segundos en saber si estoy en mi cama o en otro sitio. Veo los rayitos de luz entrar por la ventana y siento que mi cuerpo pesa mil toneladas. He dormido poco, más bien un duermevela de aquellos de los que quieres despertar y no puedes. He tenido alguna pesadilla. Lo veía a mi lado leyendo un libro. Con esa pose de filósofo sabelotodo.

 Santi ya no está. Pensaba que había posibilidades de que todo hubiera sido un sueño, un mal sueño y que nunca hubiera pasado. Pero si, la leucemia había ganado la batalla. Aquella maldita enfermedad había podido con mi amigo. Su lucha y su fuerza habían sido grandes, pero el destino y la vida así  lo habían querido.

 Desde pequeños habíamos sido los mejores amigos. Nos vimos por primera vez en el colegio, un día que nuestras clases se juntaron para hacer una excursión a algún sitio que ya no recuerdo. Sólo sé que fue el único que se unió a mí a buscar hormigas en un árbol. A mí me gustaba experimentar con ellas y él lo consideró un juego muy divertido. Pasaron los años y reunimos experiencias que nos unieron de una manera casi fraternal. Hubo temporadas en las que la edad y las vivencias nos hicieron separar nuestros caminos, pero poco hubo que nos separara de verdad.

 Nuestros gustos eran similares, aunque a Santi le gustase el heavy metal y a mí el rap. Aunque él siempre fuera de negro y yo más bien buscase los pantalones caídos y las gorras XXL. Siempre tuvimos un valor prioritario que nos hizo diferenciarnos del resto. Nunca juzgábamos a nadie. Siempre buscábamos lo bueno de los demás, o por lo menos, lo menos malo. Aunque también había diferencias entre nosotros. Él siempre era más sincero. Decía verdades como puños. O lo que a mí me parecían verdades. Y yo era más tímido, y lo sigo siendo. Pero juntos, juntos éramos la bomba. Nos equilibrábamos y éramos un gran equipo.

 Pasó el tiempo y se apagó un poco, su fuerza y energía decayeron y le diagnosticaron leucemia. Fue  muy triste verle así. Al principio me vine un poco abajo. No me atrevía a ir a verle y hablar con él. Si, fue algo estúpido, pero es que no podía entender qué era lo que había pasado. Sí, sé que es una enfermedad y que nos toca como una lotería. Pero es que para mi Santi es… Santi.

 Y ahora que, después de toda la esperanza, de toda la lucha, de todo el sufrimiento, todo acabó,  ahora es cuando yo no sé salir de donde estoy. Hoy que vengo de negro y abro la puerta de casa. Hoy es un día que me gustaría borrar del mapa. Me gustaría que no hubiera existido. Hoy es un día en el que siento que me ahogo. Llevo meses sin saber qué hacer, y terminé bachiller hace tiempo. Mis padres no me han dicho nada sabiendo en la situación en la que me encontraba. Pero es que hay algo que va más allá. No tengo ganas de nada. No sé hacía donde tengo que dirigir mis pasos. Si, hice planes, hice planes de niño con Santi. Decíamos que nos gustaría ser los que descubriesen la cura contra el cáncer, los que querían ser policías y los que también quisieron volar aviones de verdad. Quisimos ser todo lo que un niño admira. Hoy por hoy  no tengo ni idea de lo que quiero.

 Me muevo entre la rutina, el sofá, los consejos y los “tienes que”. No me gusto. No me quiero mucho. Siento que estoy en un lugar estúpido que nadie me entiende. Necesito entender muchas cosas pero no consigo centrar mi atención hacia ningún punto.

 Pero hoy, mientras entraba por la puerta, ha habido algo que me ha hecho reflexionar un poco más allá. Yako, un Spaniel Breton que tiene 10 años y que me conoce muy bien, un gran amigo y compañero,  se me ha quedado mirando mientras me tiraba en el sofá. Ha venido y me ha dado la pata. No tenía nada que darle, pero él aún así ha venido y me la ha ofrecido. He pensado, “Este perro es tonto”. Y aún así seguía dándomela. “¿Qué quieres?”.- le he preguntado. Y él me ha dado de nuevo su pezuña. Le he tocado la cabeza y automáticamente ha soltado un ladrido que casi me deja sordo. Yako me estaba llamando, no sé si será el día que he pasado o si realmente él se da cuenta de algo. Pero creo que me decía que debo espabilar. Que no está nada perdido, que queda mucho por delante, que hay que hacer algo, que tengo que hacerlo. Por Santi. 

.- ¿Qué tipo de actividades te resultan más fáciles?

.- ¿Cuáles crees que son tus talentos naturales?

.- ¿Cuándo fuiste consciente de ello la primera vez?

.- ¿Tienes aptitudes que nunca has pensado en desarrollar aunque te hubiera gustado hacerlo

.- ¿Hay talentos de los que te has visto disuadido?

Anuncios

3 Responses to Me falta el aire, ¿Qué me pasa?.

  1. Michelle says:

    A veces la vida nos pone en un lugar en el cual sólo ves oscuridad y razones para ir a buscar a aquellos que nos dejaron. Todo deja de importar, crees que jamás podrás volver a sentirte feliz, no sin él. Y por si fuera poco, ver como el mundo y la vida continúan, incluso la tuya propia,te destroza. El tiempo no se para por nada ni nadie…pero el tuyo está congelado. Todo resulta absurdo e incontrolable…
    Lo único que puedo decir es que me siento de esa forma cada día pero por ellos, por los que se fueron, por los que dejaron de tener esta oportunidad, le debemos un respeto a la vida y a lo que ellos no pudieron dar.

    • Buenas tardes Michelle:
      Ante todo gracias por tu aportación al blog.
      Me ha preocupado tu comienzo, tu desmotivación y falta de fe. Pero es así como bien acabas, tienes que vivir tu vida, luchar. Es duro aceptar lo vivido, lo se por propia experiencia. Pero la vida te la oportunidad de seguir adelante, de en el presente avanzar hacia el sueño y futuro anhelado.
      Por favor, cualquier cosa, quedo a tu disposición. Será un placer ayudarte y acompañarte en el camino.
      Un abrazo y ánimo.
      David.

  2. Pingback: ¿De verdad soy bueno en esto? | El Principio de un Comienzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: