¿No hay trabajo? ¡¡FABRICALO!!

Me he despertado con sudores.

TRABAJOTengo la cama mojada. Ahora me acuerdo de lo que he soñado. No sé si volveré a dormirme. He soñado, uff, no sé si me saldrán las palabras. Soñaba que la televisión decía que había empleo como antes, para todos. Calla que hoy han dicho que ha bajado el paro en el mes de Noviembre, pero también la gente que estaba registrada en la Seguridad Social, había bajado.

¿Entonces en qué quedamos? Hay trabajo, no hay o ¿Qué hay?.

Desde hace más de 5 años, esperamos y deseamos, que nuestros queridos dirigentes nos saquen del hoyo que ellos nos han metido. El que espera, desespera.

Y ya, al menos yo, no me quedaban ya uñas de tanto esperar. Pero aún así, como ilusos, es algo que todavía esperamos. Pero a este paso, si seguimos esperando, nos quedaremos sin manos.

Y mientras tanto el tiempo pasa.

Pones la televisión y todas las noticias, si sabes leer entre líneas, te das cuenta, sin salir de casa, que las cosas están muy mal, por mucho que digan. Y cuando los demás nos dicen que las cosas están mal, es un plus que agradecemos para aumentar nuestras quejas y lamentaciones. Empieza a girar el carrusel de las excusas, miedos y vértigos.

Todo está fatal, nuestros políticos son unos incompetentes, estoy apuntado a todos los portales que te puedes apuntar y ya no se qué puedo hacer más, los sueños nunca se hacen realidad, está todo imposible…” y mientras tanto se pasa el tiempo esperando a que el móvil suene invitándote a una entrevista de trabajo o viendo como en Infojobs ponen a todas nuestras candidaturas “Descartado”, o arrasamos con la selva brasileña de tantas hojas que usamos para mandar currículos.

Y mientras tanto el tiempo pasa.

Unos van tirando con trabajos basura, que más bien corrompen la dignidad de la persona,  empresarios que se aprovechan de la que está cayendo. Otros se escudan en que el mercado ya no los quieres por su edad. O jóvenes que acaban de salir de la universidad, y por su falta de experiencia profesional, se chocan con el muro de la realidad, y reciben un NO.

Y el tiempo sigue pasando. ¿A dónde nos va a llevar todo esto?

Deseamos que alguien nos solucione este problema. Y nosotros mientras tanto, viendo la televisión y quejándonos de la situación que estamos viviendo.

Pues he aprendido durante todo este tiempo, que sólo TÚ, TÚ, puedes crear las circunstancias que quieres vivir en la vida. Porque si te dejas llevar por las mismas que la vida te ofrece, en la mayoría de las veces, acabaras ahogado y preguntándote quien ha sido el culpable de tu ahogamientos. PUES TÚ.

¿Y qué hacer si no quieres llegar a esa situación?

Hay que crear tu propia barca para navegar entre este “tsunami” que se llama crisis.

¿Qué no lo sabes? ¿No te lo han dicho? Tienes 2 opciones, o aceptar que las cosas están cambiando y que tú tendrás que cambiar con ellas, o aceptas que te ahogaras, pero luego no te quejes.

¿Qué opción tomas? Sé que la 1.

Pues ahora empieza el cambio de verdad. Esforzarnos en una cosa que sabemos que tenemos que hacer, pero que en el fondo no queremos. Y si podemos que nos la construya otro la barca, pues mejor.

La barca, te voy a dejar que la llames como quieras, “Dulce amor, Te quiero II o Bizcocho”, pero la barca va a tener la forma de autoempleo, emprendedor o empresa.

Ya te estoy oyendo desde aquí, las quejas que salen de tu boca “No sé ni por dónde empezar, nunca se me ha ocurrido nada original, ya está todo inventado, no conozco a nadie en este mundillo, no se vender, cómo voy a pagar las facturas mientras tanto...”. ¿Cuál estás pensando que no haya dicho ya?

Pues te lo repito, mientras estás esperando a que llueva una oferta de trabajo, el tiempo pasa y en muchas ocasiones hay que pagar las facturas.

¿Cómo ponemos la 1 tabla?

Pregúntales a 25 personas que es lo que se te da bien y por qué lo creen. Déjate de excusas de que nunca podrás vivir esa pasión como un trabajo. Muchas de las personas que he entrevistado y tengo el placer de conocer, lo hacen y con unos resultados que ya te gustarían. Es posible, claro que SI. Y tú también puedes.

A todas esas excusas que ahora mismo se te están pasando por la cabeza, te gustaría tener una respuesta, ¿a que sí? Pues te recomiendo que leas el nuevo libro de Risto Mejide, “No busques trabajo50 Excusas para no autoemplearse” (Ed. Gestión 2000 ) , porque allí te dará respuesta a 50 excusas para no construir esa barca que sabes que necesitas. Un libro que recomiendo.

Vale, los demás, ya te han dicho eso que creen que se te da muy bien, que te hace especial, eso que nadie sabe hacer mejor que tú.

Tienes una virtud, virtud que no querías reconocer, pero que te sientes muy bien cuando la realizas.

reinventateLa seguridad y estabilidad que todos queremos en el mundo profesional, y que nuestros abuelos nos contaban, OLVIDATE, eso ya NUNCA va a volver. Con esa virtud, ese ADN, que te hace diferente, quieras o no, tienes que arriesgar con él.

Estamos mal, muy mal, pero si ves la historia, muchos éxitos, se han forjado en momentos de crisis. Hay oportunidades para forjar tu historia. Todo depende de ti. Y para ello tienes que caminar. No esperes que caiga del cielo o uno de nuestros políticos  te la regale. Si es así, dime que has tenido que hacer, o a quien conoces.

Esa virtud, que gusta o incomoda a la gente, contiene en ti, 3 características que tienes que explotar SI o SI. Como bien dice Andrés Pérez Ortega, te hacen Autentico, eres coherente con lo que sabes que eres y quieres (¿Por qué esta la clase política  tan desprestigiada últimamente? Porque entre otras muchas cosas, no son coherentes), te hace Diferente, te hace sobresalir sobre los demás (¿O crees que solo te apuntas a 1 oferta de trabajo tú solo con la que está cayendo? Ahora son miles de personas igual que tú) y te hará sentirte Notorio, porque los demás pensaban que ya sabían todo de ti, pero sobresaldrás con esa virtud.

¿Y tú conoces tu A.D.N?

Yo creo conocerlo, además de cosas que voy descubriéndome día a día. Este ADN, me ha llevado hasta aquí, a publicar artículos en otras web y revistas, o a dar conferencias. Este año entrante quiero que me lleven a nuevos retos en los que ya estoy trabajando.

Las circunstancias no venían a mí, pues  pensé que sería el momento de ir yo a por ellas. No sé si me ahogaré o qué me pasará, pero no pienso esperar a que mi futuro, mis sueños dependan de otra persona o esperar cada 4 años para que hayan elecciones y cambien las tornas.

Sabes que las cosas están cambiando, y que hay adaptarse o esperar las consecuencias. Los centros de empleo, los anuncios en los periódicos (algo en extinción en Aragón porque ya no sé cuándo fue la última vez que vi uno) o nuestros queridos políticos, no lo van a hacer por nosotros.

Estas solo tú, contigo mismo.

Es duro, pero no me cansaré de repetirlo, el estar mal me ha llevado a hablar ahora mismo contigo, cosa que si hubiera seguido trabajando quizá no hubiera ocurrido jamás. Yo voy a seguir creando mi barca, tú mismo.

Tienes dentro de ti, un ADN, que te hace único y que te haría estar mucho mejor, que como estas ahora, si lo ofrecieras a los demás. Tienes ante ti una gran oportunidad. Tú decides pero atente a las consecuencias, y no me valdrán excusas.

¿A qué tren te vas a subir?

 No sabía si el blog me saldría bien o no, al menos me tenía ocupado. No sé donde me llevará, pero he descubierto cosas de mí que jamás hubiera descubierto si hubiera estado esperando a que un portal de empleo me llamara para una entrevista.

¿Y tú quieres vivir la misma experiencia?

NO BUSQUES TRABAJO, CREALO, REINVENTATE. LOS BENEFICIOS SON INDESCRIPTIBLES.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: