Teresa Viejo: “Reivindiquemos nuestro derecho a reinventarnos”.

Hoy dentro de la Sección “Entrevistas motivantes para nuestro desarrollo personal y profesional”es un placer presentar a Teresa Viejo. 

Teresa ViejoPodría decir que Teresa, acaba de publicar recientemente su nuevo libro ” Que el tiempo nos encuentre . Una novela de sentimientos, pasiones, misterios, espolvoreada con resiliencia, esencial en estos momentos que estamos viviendo. Una novela que no dejaras de leer hasta finalizarla, libro que recomiendo. Una novela adictiva. Podría decir que ha conducido programas TVE, Antena 3 o en diversas autonómicas. Que fue la primera mujer en dirigir Interviú o un programa matinal en Radio España. Podría decir que es colaboradora habitual en medios de comunicación o que en la actualidad dirige el programa en RNE “La Observadora”. O que es embajadora de Unicef desde 2.001 en España. Además reseñar los tres ensayos anteriores que ha escrito con gran éxito de crítica y ventas.

Podría decir muchas cosas de su curriculum, pero lo único que quiero reseñar que la primera pregunta que le hice, me inició en un camino de 1,30 hora a través de la sensibilidad, de la pasión, de sonrisas, de la paz, sueños y motivación de una gran persona y profesional.

Os dejo la esencia, no de una entrevista, sino de una conversación sobre la vida. Podéis conocer más a Teresa, a través de su Twitter y en Facebook.

¿Frustrado porque nos sabes realmente cuales son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado porque no sabes qué asignaturas escoger o hacia dónde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y te preguntas a qué dedicarte para ser feliz? ¿En paro y dilucidando qué hacer con tu vida? ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida? Será un placer acompañarte en el camino que quieras emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas. Puedes contactar conmigo a través de Twitter (@sherpapersonal), en Facebook y en el email del blog

.- ¿Quién es Teresa Viejo?

Es una mujer enfermizamente curiosa, inquieta, muy sensible, apegada a sus valores, fiel amiga de sus amigos, discreta y conciliadora

.- ¿Crees que hemos perdido muchos valores que regían antes nuestra sociedad?

Si, hemos perdido muchos. También es verdad que la referencia de la escala de valores es muy personal en cada uno, pero hay una serie de ellos que son universales.

Pero fíjate, si algo positivo tendríamos que decir de esta terrible crisis que estamos viviendo, es que hay que volver a la esencia de lo que somos, a los afectos que es el único patrimonio que tiene el individuo. Hay que volver a lo simple, a la familia, al cobijo emocional, a ese especie de paraguas que te dan los que te quieren. Aparcar lo material, a darnos cuenta que los recursos son imprescindibles mientras nos permitan sobrevivir y nos permitan 4 cosas. Pero todo los demás, esa exhibición obscena que hemos visto todos estos años detrás, no sirve para nada.

 Y ahí es donde andan los valores de cada uno, se han extraviado tanto. Y además se pierden en el transito necesario de los adultos a los niños y eso me preocupa.

.- ¿Tenemos que volver más al ser que al tener?

Sin la menor duda. No es que tengamos que volver un poco, sino lo único importante es lo que somos. No somos aquello que ostentamos, todo eso es muy caduco, frágil y voluble. Somos lo que somos, no lo que representamos

.- ¿Qué quieres ser de pequeña?

Quiero seguir siendo tan curiosa hasta ahora pero más segura. De pequeña es lo que quiero, ganar seguridad

.- Con lo impacientes que somos, ¿Por qué “esperar que el tiempo nos encuentre”?

Porque el tiempo es la gran medida del ser humano. Es terapéutico, resolutivo y enormemente sabio. Es decir, cuando una circunstancia es inabordable, hay que dejar que el tiempo acomode sus variables. Cuando dos personas tratan de encontrarse o se están desencontrando constantemente hay que dejar tiempo para saber si el encuentro es factible o no.

Los seres humanos nos obcecamos en dominar el tiempo y es un craso error. El tiempo nos capitanea. Luchar contra el tiempo es la batalla más infructuosa del individuo

.- ¿Por qué nos da miedo vivir en el ahora?

No creo que nos de miedo vivir en el ahora, nos da insatisfacción. Como no estamos muy satisfechos con el ahora, queremos evitar vivir en el presente, obviando que lo único que genera esa decisión es ansiedad.

La ansiedad anticipatoria es de las ansiedades más destructivas del ser humano. Está intentando saber que te va ocurrir en el futuro, intentando metabolizar una vivencia qué no sabes cómo va a ser, me parece un desgaste enorme.

De una forma no gratuita, elegí una cita “Miedo de que el pasado regresé. Miedo de que el presente tome vuelo” que es de Craver, un poeta americano que a mí me encanta. Lo que quiere decir es que no disfrutamos del ahora, tenemos de que temores del pasado vuelvan a afloren y también deseamos que llegue el futuro, pero nos genera inquietud.

De verdad, CARPE DIEM. El ahora es delicioso.

.- ¿Vivimos mucho en función de las expectativas?

Regla  básica del ser humano, es reducir el umbral de nuestras expectativas. Si yo por ejemplo, en esta novela deposito un cargamento de expectativas enormes, es decir,  quiero que sea un bestseller, quiero que Coppola me haga la película en Hollywood y la protagonice Penélope Cruz, si quiero que la crítica del libro aparezca en El País… pues otras,  me voy a coger una depresión. Que expectativas tan poco razonables.

Disfruta. ¿Te ha dado satisfacciones escribirlo? SI. ¿Vas recibiendo tus primeras críticas y son buenas? Si.  Pues ya esta… dejemos correr el tiempo. Esto lo que digo, no es que me salga de natural, la verdad que lo he reflexionado mucho, porque yo he cometido los errores de todo el mundo.

Que el tiempo nos encuentre.- ¿Qué has aprendido de tus propios errores?

Esto, lo que te estoy contando. Como soy muy exigente conmigo misma, tiendo a depositar expectativas en todo lo que hago, tanto en lo personal como en lo profesional. Una parte del fracaso en las relaciones personales es que volcamos todo en ella. Pensamos que es la definitiva, que es el hombre de mi vida. Pues no será el hombre de tu  vida, y otra vez vuelta a empezar.

Leí hace poco, una frase de Bolinches, que decía “Que cuando uno ha fracasado más de 3 veces en sus relaciones personales, tiene que empezar a pensar que el problema es suyo”. Es decir, ¿Qué estoy haciendo? A lo mejor estoy idealizando a la pareja ideal.

Hay que matar a Cenicienta y a la mitad de los personajes de Disney, es terrible lo que hemos aprendido de esas películas.

.- ¿Si te digo, Optimismo, qué te viene a la mente?

Pienso en cierta mesura. Quiero decir, que yo que tengo una parte de mi personalidad, tendiente al pesimismo, anhelo el optimismo pero mesurado.

El cuento de la lechera es uno de los cuentos más amargos. Creo que hay que ser realistas. El realismos es algo muy pragmático también. No soy una mujer de extremos, por lo tanto , tiendo a equilibrar todo.

.– ¿Qué piensas de las personas que piensan que los sueños no se hacen realidad?

Que están errados. Claro que los sueños se pueden cumplir. Otra cosa es que se cumplan en la medida en la que nosotros los hemos imaginado. Si hemos cargado ese sueño de realizaciones muy utópicas, es posible que nunca se cumplan.

El sueño es un anhelo, un proyecto vital y como tal, claro que se pueden cumplir. Pero luego creo en la capacidad de desbaratarnos el azar. Creo que el azar, el destino, lo que sea… puede jugar con nosotros de forma muy positiva. Cuando nos preguntamos por qué nos ha tocado vivir a nosotros una dificultad en la vida, pensemos que también se puede cruzar otra cosa deliciosa al salir al portal..

Claro que los sueños se pueden cumplir. Pero en principio hay una parte de nuestro destino, que lo marca el azar de forma caprichosa, y por otro lado hay sueños en los que hay que invertir, esfuerzo, tenacidad, preparación

.- ¿Hemos perdido la capacidad de dar GRACIAS?

Yo creo que no. España es un país agradecido. Otra cosa que sea un país desmemoriado. Creo que en el tú a tú, es un país agradecido, devolvemos el cariño que se nos da.

Por desgracia se nos olvida, quienes construyeron este país, sus nombres, el talento. Ahora recordamos a Sara Montiel o a Carmen Sevilla como grandes figuras, por ejemplo, pero mañana ya no. Por ejemplo, Francia rinde siempre culto a los actores de toda la vida, aquí no. Yo valoro mucho el talento maduro, es algo que no se puede perder.

.-  Ahora está de moda la palabra, talento, ¿Cómo la definirías?

Talento es una habilidad especial que está relacionada con la intuición, para ser excelente en una materia determinada.

Normalmente es algo innato, claro que hay gente que lo trabaja. Pero el talento es algo muy espontaneo, y todos tenemos un talento. El problema es que los individuos pasamos por la vida sin identificar cual es nuestro talento. Conocer nuestro talento, obliga a desmantelar una parte de nuestra vida y eso no es siempre asumible.

Hay gente que toda la vida se lo ha pasado trabajando en un banco. Ha intuido durante su vida, que su talento tenía que ver con la pintura. Cuando se jubila empieza a dar clases de pintura  y termina exponiendo. Yo tengo la convicción de que todos los seres humanos tenemos un talento especial para algo.

El talento está ahí y lo triste es ver como una existencia pasa sin encontrar esa parte de su vida.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Probablemente, tiempo. Yo soy tiempo, es lo que valoro.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Pues tiene que ver con el afecto y con un estado muy placentero que es paralelo a una especie de paz espiritual que diría los taoístas.

Mi ambición de felicidad sería contar con la gente que tienes cerca, con tu amor, con tu pareja, con alguien que te haga sentir muy segura. Tener ideas, soy muy feliz cuando escribo, estar rodeada de algo armonioso y estar contemplando el mar. Necesito el agua

.- ¿Qué te da escribir sobre ficción?

Me permite conocer mejor, me permite conocer el ser humano, me permite vivir otros momentos, es un juego formidable. Y reconozco que también es la perversión de mover los hilos  de unas marionetas que tú has creado, que aman a lo mejor como tú no lo harías porque a lo mejor tienes más inhibiciones, matan… Es algo genial.

.- Una reflexión para los lectores del blog

Este libro tiene algo que a mí me inquieta mucho que los psicólogos hablan más y que me parece que tenemos que aprender a interiorizar este instrumento que es la Resiliencia.  Cuando digo que mis personajes se han enfrentado a grandes dramas y los han superado, es lo que he aplicado es el principio de resiliencia.

Recuerdo que leí mucho antes de empezar a escribir. Ante un hecho traumático que parece que todos los seres humanos lo tengamos alguna vez durante nuestra vida, solo hay 2 opciones. O tiras adelante, lo metabolizas y tiras adelante o te quedas parado. Hay muchas personas que se han quedado anclados como barcos y no evolucionan. El resto de su vida es “ Si no me hubiera pasado esto a mí…” Eso a mí no me vale.

Mi protagonista, Aurora, aplica este principio de una forma literal.  Hay muchas vidas en una única vida.

¿Has tropezado y algo no te ha valido? Pues sigue viviendo. Depura eso, no lo conviertas en odio, en resentimiento ni en victimismo. No nos castiguemos parándonos en el primero de nuestros tropiezos.

Reivindiquemos nuestro derecho a reinventarnos.  En la vida tienes que equivocarte, llorar, porque serás mejor persona.

Anuncios

2 Responses to Teresa Viejo: “Reivindiquemos nuestro derecho a reinventarnos”.

  1. Pingback: darrelle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: