¡¡No eres un inútil!!

La seguridad representa nuestro sentido de la valía, nuestra identidad, nuestra base emocional, nuestra autoestima, nuestra fuerza básica personal( o la ausencia de ella )…” decía S.Covey.

INUTILNo valgo para nada. No soy útil para nada ni para nadie. Más bien soy un gran inútil. Ya no se qué hacer con mi vida. Bueno si, pero mejor no te lo digo..”. Han sido las últimas frases de un email que acabo de recibir.

 “No valgo para nada…” es algo que todos nos hemos dicho alguna vez en la vida.

Nos metemos nosotros mismos en una rueda que no hace más que girar y girar, impulsada por pensamientos así, “No valgo nada, soy lo peor, siempre me pasa lo mismo, nadie volverá a confiar en mí…”.

Todo momento de crisis y más en los que estamos viviendo, nos llevan a una crisis de utilidad, como acuñó su concepto, mi amigo Jorge Gutiérrez.
Antes de cualquier debacle, nos sentimos útiles, lo más útiles… tenemos trabajo, hacemos felices a las personas que nos rodean. Sentimos que ayudamos al mundo con nuestra aportación, por pequeña que sea.
Pero ahora piensas, que ya nada vale la pena, ni tú mismo.

 Te has quedado en paro, sin pareja o los amigos con los que siempre estabas, ya no lo están porque tienen novias o casados y tienes que hacerte otros amigos, si quieres hacer algo fuera de casa.
Soy un inútil..” te dices a ti mismo. Ya nadie te va a pedir que le ayudes haciendo eso que se te da bien a ti. Nadie querrá ser tu amigo, a una edad ya es difícil de hacer amigos. O como está el mercado laboral, a tu edad es difícil contraten a alguien.

También he conocido a gente que llevaba la palabra “inútil” impresa a su carácter desde la niñez. La educación de algunos padres, hace decirles a sus hijos, que son inútiles, que tienen que hacer las cosas como están estipuladas, que la vida es muy dura, que sin esfuerzo no se conseguirá nada en la misma… Una presión que lleva a dos situaciones, a creerse que de verdad eres un “inútil” para todo, ya que no has llegado a conseguir satisfacer las expectativas de tus padres y a “explotar” emocionalmente a veces con consecuencias nefastas.
Ese trabajo no era lo que te hacía sentirte útil, era como te desarrollabas en él, cómo te ibas superando, en el aprendizaje que ibas acumulando y las experiencias que vivías.
Esa pareja no te hacía sentirte útil, era las experiencias, las sorpresas, los momentos que le hacías vivir para hacerla feliz a tu lado.

Tu familia te decía de pequeño que era un inútil. Mentira. Lo que pasaba que no llegabas a las expectativas desmedidas que ellos tenían sobre ti. Pero si te das cuenta, has ido haciendo cosas increíbles, únicas, que jamás pensaba que podrías hacer. Y si, no pienses que no te querían porque no alcanzabas ese listón, ellos te querían, claro que sí, pero a su manera.
Al no alcanzar esos listones de tu familia, al no tener pareja o un puesto de trabajo, ahora piensas que no vales para nada, que no tienen ningún don, que la vida no tiene sentido sin alguna de esas cosas.

¡¡FUERA YA ESOS PENSAMIENTOS!!

Tú vales muchos más de lo que te creías antes y ahora. Ves a la vida de color negro, dices que no tienes ninguna motivación, que no tiene ningún sentido ya nada.
Dudas de ti, de tus capacidades. Tu confianza se ha ido ya hace tiempo con otra persona.
Sin ese trabajo, sin esa persona, sin ese amor que tanto crees que te hace falta, sientes que no hay ningún aliciente para levantarte de la cama. Te gustaría que la vida pasase lo más rápido posible.

¡¡YA ESTA BIEN!! LEVANTATE. VALES MUCHO.

¿Y por qué te digo todo esto aunque no te conozco? Porque yo me he sentido así en algún momento de la vida. ME SENTÍA UN VERDADERO INUTIL.
Dependía del exterior, del qué dirán, de si satisfacía o no las expectativas de los demás. Y cuando no lo conseguí, caí en un gran bache.
Pensaba que mi vida solo dependía del exterior y estaba muy equivocado. Desde la juventud, dependemos más del exterior que del interior y cuando perdemos el lazo que nos hace sentirnos parte de la sociedad, pensamos que somos lo peor. Dependemos más del amor de afuera, que del amor que tenemos dentro de nosotros mismos. Nuestra autoestima, confianza, depende más de alguien, que de nosotros mismos.

inutilPues estas muy equivocado.

Como bien dice Jorge, basamos lo que somos en algo tan frágil como un castillo de naipes. Que con un soplido como el lobo cuando quiere tirar la casa de los 3 cerditos, lo hace con facilidad, quedándose en simple escombros, desaparece todo rápidamente.

BORRA DE TU VOCABULARIO, LA PALABRA INÚTIL, VALES MUCHO.

Ahora que tu personalidad, tu ser, piensas que se ha quedado totalmente desvalido, desnudo, es el momento ideal, para reconstruirte.
¿Cómo empezar? Reafirmándote en tu valía.
Haz una lista de esos pequeños, grandes y medianos éxitos que has ido consiguiendo a lo largo de tu vida.. Hacer el camino de Santiago, construir alguna cosa para tu casa, ir al gimnasio todos los días , dar una conferencia delante de tus compañeros de trabajo o decir a esa persona que tanto te gusta “Me gustas”…

Aunque no creas, has hecho muchas cosas, que han hecho superarte a ti mismo y ponerte una sonrisa en los labios tras superar tus límites.
Los superaste por ti mismo, sin que nadie te dijera nada, sin depender de las direcciones de nadie… Sé que te parecerán proyectos pequeños, sin importancia, que todo el mundo podría haberlo conseguido, pero los hiciste tú sólo, por iniciativa propia.
¿Ya has escrito esos hechos?

Y ahora viene el gran reto, adentrarse en uno mismo. Antes dependías de los demás, pero en esta vida, solo dependes de una persona, DE TI MISMO.
Te sientes desvalido, sientes que no vales nada, Y VALES MUCHO. Conócete, respóndete con sinceridad a esas preguntas que tanto miedo te han dado siempre, como por ejemplo: “ ¿En qué soy bueno? ¿Tiene sentido mi vida? ¿Cuál es el concepto que tengo de felicidad? ¿Soy feliz?..”.

Da miedo, respeto, cague, … como quieras llamarlo, pero al empezar a conocerte de verdad, te darás cuenta, de quien eres, de tus potenciales, de tus valores ( algo que nunca deberías sabotearte ), de ti… y te irás dando cuenta, que VALES MUCHO.
Has conseguido muchas cosas que te has propuesto, más de las que crees. ¿Y ahora vas a tirar la toalla por qué no tienes pareja? ¿Deprimido por qué no tienes trabajo? ¿Tu felicidad depende del exterior o de ti?

Sólo decides cuanto vales, no puede depende tu valoración de nadie más.
DEPENDE DE TI. A lo mejor ahora es el momento de crear ese sueño que siempre has tenido, a lo mejor ahora por fin de gritar a los 4 vientos, como eres, lo que sientes y quieres en la vida.Solo depende ti conseguir todo lo que deseas, no depende de nadie más. Sólo depende de ti, decirte a ti mismo, te quiero, cuidarte, motivarte, alentarte.

 Tu felicidad, tu satisfacción, el aceptarte a ti mismo, sólo depende de una persona, y se llama, TÚ.

 VALES MUCHO MÁS DE LO QUE TE IMAGINAS. PUEDES CONSEGUIR MUCHO MÁS DE LO QUE ESTÁS HACIENDO AHORA. DEMUESTRATELO A TI MISMO

¿Qué te hace sentirte útil? ¿Es algo interno o externo a ti? ¿Por qué te sientes un inútil? ¿Quién te hace sentir así?

¡¡Pasea hacia una nueva vida!!

Cada riesgo vale la pena ser tomado mientras que sea para una buena causa y contribuya a una buena vida” dice Richard Branson.

la-buena-vidaEstas pasando por un momento duro en tu vida. No ves salida a nada. Estás en desempleo, deprimido porque tu pareja te acaba de abandonar, tus retos no se hacen realidad.. Ya no sabes qué hacer con tu vida, bueno si, se te han pasado muchas cosas por la cabeza, pero ninguna de ellas era muy positiva que digamos.

Ves que hay gente alrededor de ti, que están consiguiendo todo lo que se había propuesto. Tienen pareja, se les ve felices, con trabajo y consiguiendo convertir sus sueños en realidad. La verdad que no te alegras por ellos, seamos sinceros. Te gustaría ser ellos, que tú consiguieras tener esa “Buena Vida” que tienen ellos, según tú.

Pero yo no te voy a dar la fórmula secreta, para que solo con un chasquido de los dedos, se presente delante de ti, esa gran oportunidad profesional, personal o esa persona que te tiene loco, diciéndote: “ Siempre he estado enamorada de ti”. De momento no sé cómo hacerlo, estoy practicando, pero sí cuál es el proceso para conseguir, una “Buena Vida”, según mi definición:

1º Paso. Se tú. Sé una persona real. Jamás gastes tus energías intentando ser alguien quien no eres de verdad. Por favor, déjate de crear un personaje que te haga ser aceptado por los demás, se tú siempre. Déjate de falsear tu personalidad, tu forma de ser, tu esencia. Ya vale de pensar que no vas a mostrarte tal cual eres, por miedo. Tal cual eres, como eres, está muy bien. Eres perfecto, único. Tu ego, tu miedo, los demás te harán tambalearte, te harán pensar que no es una buena idea. Tranquilo, te llevará tiempo, mantendrás el equilibrio. Ese equilibrio te llevará a mostrar la único y más importante copia de ti mismo, es decir el original.

2º Paso. Adéntrate en ti mismo. Para realizar el 1 paso, reconozco, que te tendría que haber dicho antes este. Pero es que mi número favorito es el 2 y creo que es el más importante. Para ser uno mismo te tienes que adentrar en ti mismo. Tienes que meterte de lleno en ese bosque que hay dentro de ti. Conoce ese bosque lleno de búhos que te dan miedo, de esos arboles que parecen monstruos, o combatir con ese ogro que se llama miedo. Cuando lo hayas recorrido, empezaras a conocerte quien eres de verdad, tu Ser.

3º Paso. Da en todo momento. Se en cada momento lo que eres, lo que sientes, lo que vives. Asume quien eres en todo momento. Da siempre todo lo que tengas dentro de ti a pesar de las circunstancias te digan que tienes que callarte o guardártelo. Dar a veces te hará tener miedo al rechazo, que no te importe. Es mejor vivir un fracaso, un NO, que quedarte siempre pensando que hubiera pasado si lo hubieras intentando.

4º Paso. Enfócate en lo que deseas. Estás delante cogido a una roca, sabes que tienes que dejarte caer, que tienes que arriesgarte. Pero te da miedo herirte, caerte.  Pero es la única opción. Miedo y más miedo. Desde aquí te digo, que SALTES. Basta ya de corazas, de miedos, de vergüenzas. ¿Por qué no hacer aquellas cosas que te hacen feliz? ¿Por qué no dirigirse hacia aquello que nos motiva y mueve?

5º Paso. Respétate siempre. Hacer lo que te motiva, hacer lo que te llena, es estar en consonancia con tu ser, con tus dones, con tus valores. Y si lo que haces ayuda a los demás, hace que tengan una mejor vida, una buena vida. ¿Por qué no lo vas a hacer?

la buena vida6º Paso. Agradece, Agradece y vuelve a ser agradecido. Agradece todo lo que vayas consiguiendo. Agradece las pequeñas cosas que la vida te da. Agradece esos gracias que te den por ayudar a los demás. Pero no seas como un pez globo que se hincha, porque a cualquier pequeño pinchazo ( daño a tu ego desmedido ), saldrás volando. Agradece siempre por todo lo que vives.

7º Paso. Nunca te rebajes. Tú, yo, todos hemos sufrido reveses. Siempre tras recibirlos, empezamos a decirnos que somos lo peor. Nos rebajamos a unos niveles denigrantes. Para. Esa dificultad, ese encontronazo, ese NO, es algo positivo. Esta vestido de negatividad. Póntelo, y observa que tiene fisuras que te harán ver una luz que hasta ahora no veías. Me paso con el desempleo, me denigre, pensé que era lo peor. Ahora estoy viendo una luz que jamás pensé que vería.
Estas heridas que vayas recibiendo, son parte de la vida, del viaje. A todos nos gustaría conseguir el éxito, el amor, sin dolor, pero creo que no es posible. Nada es perfecto por desgracia, pero gracias a ello, aprendemos mucho más que si lo fuera.

8º Paso. No dejes de ser un curioso. Quedándote viéndolas pasar, no harás realidad  tus sueños. Quedándote viéndolas pasar, solo te quejarás de que tu vida es insípida. Siendo curioso, es cuando creas las posibilidades de crear un nuevo futuro, un futuro soñado. Nos da miedo el aire de la incertidumbre, pero es el aire que recibimos desde que nos levantamos. Ya vale de tantas quejas, lamentos, dimes y diretes. Crea el viento que quieres recibir en el futuro, en el ahora, en el presente puro.

9º Paso. Estate siempre atento. Mañana no será el mismo día que hoy. Ayer no fue el mismo que hoy. Todo cambia, de un día para otro. Nunca hemos llegado a un día en concreto y hemos dicho, “Ya está, ya soy único, excepcional” Todos y cada unos de los días, estamos perfeccionándonos siempre, en cada momento. Siempre estate atento a todo el movimiento, estate despierto. Y para ello, tienes que escucharte, oír lo que dice tu subconsciente, tu intuición, tu cuerpo. Siempre escúchate ante todo cambio.

No hay un paso 10, solo te dejo que ahora después de leer todos los pasos, escribas cuál es tu definición de buena vida. Una buena vida, basada en el exterior, en las pertenencias o en tu interior, en tu ser. Tú decides.

¿Cuál es tu definición de Buena Vida? ¿ Qué te falta en tu vida actual para conseguirla? ¿En qué paso te has quedado anclado? ¿Por qué? ¿Cuál te costaría más?.

¡¡Olvidate de tus sueños!!.

Nunca desistas de tus sueños. Sigue las señales” dice Paulo Coelho.

ObsesiónTenemos que transformar nuestro hobbie, en nuestra pasión. Tenemos que convertir esa pasión que tenemos, en nuestro trabajo, en nuestro sueño, hacer nuestros sueños realidad…”

Son muchas de las frases las he leído a lo largo del tiempo y también he dicho yo en alguno de mis post. Lo reconozco. Pero sufrí hace poco con dos momentos diferentes, el otro lado de estas afirmaciones.

Como muchos sabéis, quería montar un bonito congreso en mi ciudad, Zaragoza. Sentía que necesitaba algo diferente, que ayudaría a mucha gente. Y quería ser yo quien lo hiciera. Pero no lo conseguí. Reconozco que he aprendido mucho de todo lo vivido, pero hubo un momento que era mi salud o era el Congreso. En muchos momentos no oía las opiniones de los demás, gracias Carmen por ser mi pepito grillo.

Sentía que lo iba a conseguir, que mi pasión de montar eventos, organizar cosas, se iba a convertir en realidad y con un proyecto precioso para mi ciudad. Conseguía y conseguía cosas que jamás había pensado que haría. Tenía contacto con gente que pensaba que nunca llegaría a tener.  Pero ahora hecho la vista atrás, y reconozco que cometí algún que otro error.

Quizá no se haga, o quizá en otro momento  por fin se haga mi sueño realidad. Pero me di cuenta, que muchas veces, esa ilusión desbordante,  que tenemos por una pasión, es contraproducente.

A día de hoy, gracias al intento fallido del congreso, me salió la colaboración en otro proyecto del que estoy muy contento y orgulloso. No hay mal que por bien no venga,  como bien dicen las madres.

Ves a gente presentándose a concursos de televisión de talento. O al famoso programa de Chicote. Dicen que su pasión es la cocina o el cantar. Y lo que hacen es provocarte daño a tus oídos o a tus ojos cuando ves como cantan  o los platos que hacen.

Nos dicen que tenemos que seguir nuestra pasión hasta los últimos instantes, ser constantes y persistentes. Yo fui así con mi proyecto de congreso, pero reconozco que tenía que haber parado mucho antes. Y cuando ves a esa gente “cantar”, te entran ganas de preguntarles: “¿Tu familia tenía miedo a decirte que no sirves para cantar?”.

Los libros que leía y sigo leyendo, me decían que esa pasión que acababa de descubrir, la tenía que convertir en mi trabajo. Y aún hoy, sigo totalmente en contra de ello.  Yo quería convertirla en mi diversión, en mi misión, en la visión que tengo de la vida. Creía que mi pasión era la contabilidad, pero acabo convirtiéndose en mi losa. A día de hoy, sigo escribiendo como un pasatiempo para mí, como un desahogo, con la misma filosofía como cuando empecé aquél 1 de mayo de casi 3 años.

No sé cuál es la fórmula del éxito, de las empresas, o de los empresarios de gran éxito. Pero sé una cosa que tienen todos en común, SE DIVIERTEN. Si no me divirtiera escribir, dar conferencias, yendo hacia los retos que tengo por delante, sé que no estaría aquí mismo hablando contigo y conseguido todo lo que he conseguido hasta ahora, y lo que me queda por delante.

Todos conocemos a alguien, que está haciendo algo en su vida con lo que no disfruta, cosa que hacía antes. Pero por el qué dirán, por los resultados que ha conseguido hasta ahora, debe, aunque no quiere, seguir con ella.

El disfrutar de lo que estoy haciendo, creo que es lo que me ha llevado hasta aquí. Si lo convirtiera en una obligación, la creatividad, el ayudar, el emprender retos, se hubieran esfumado hace tiempo. Y la verdad que serían acciones que haría pero no pondría toda mi fe, cariño e ilusión en ellas.

Nos dicen que tenemos que ser obstinados, cabezones. Y como buen aragonés que soy,  aparte de ser obstinado, tengo buena cabeza.

Muchas veces me he sorprendido yo mismo, de lo cabezón que he sido con alguna decisión que he tomado. Algunas me han salido mal, claro está. Pero otras, han producido los resultados deseados.

Nos obstinamos en que esa pasión, ese sueño se tiene que hacer realidad. Que tenemos que ser los próximos ganadores de la Voz, de Master Chef, o ganar la próxima maratón de tu ciudad. Pero te ha dicho alguien que quizá no sirvas para eso.

rumboGastamos dinero yendo a clases de futbol, para convertirnos en el próximo Messi, a clases de teatro para ser la próxima Concha Velasco o ser tan fuerte como Stallone y ser el próximo Rambo. Pasa el tiempo y no lo conseguimos. Y lo que era un sueño, una ilusión, tu motivación, acaba convirtiéndose en una pura pesadilla. Porque además de que te has dado cuenta, sabes que hay otras cosas que te gustan mucho más, que te hacen más felices. Pero por el miedo a qué dirán tus familiares y amigos, por no sentirme un fracasado, por la vergüenza, sigues y sigues.

No todos somos Messi, no todos podemos actuar como José Coronado o todos tenemos el talento con la guitarra como Hendrix, solo unos pocos lo tienen.

Desde aquí conste, que no estoy cambiando mis ideas, pero promulgo que pasado un tiempo, abandones y te dediques a otras cosas,  si no ves resultados, porque como bien he dicho, yo he sido y siempre seré un buen cabezón, que me ha llevado esta determinación a metas que hace 2 años, pensaría que son una locura. Yo también he querido dejar el blog, una no, muchas veces, pero había algo dentro de mí que me decía que siguiera, que un poco más, que lo intentara, que estaba habiendo resultados, aunque yo no quisieras verlos. Había algo detrás que me decía que lo estaba consiguiendo.

Esa determinación, ese no se qué se yo, me ha llevado a momentos increíbles en mi vida. Y espero que me queden muchos más por vivir.

Siempre lo diré y te lo digo aquí y ahora:

.- NUNCA TE QUEDES CON ESA DUDA, DE QUE HUBIERA PASADO SI LO HUBIERAS INTENTADO, JAMÁS.

.- QUE TU SUEÑO SEA SIEMPRE UNA DIVERSIÓN PARA TI. QUE TE HAGA FELIZ. NO SEA UNA OBLIGACIÓN.

Si no reúnes estos dos ingredientes,  seguro que hay otra actividad que si lo hacen y lo sabes. Quizá sea hora de cambiar de rumbo a tu vida.

¿Qué sueño estás encabezonado de conseguir? ¿Has conseguido ya pequeños resultados? ¿Cuáles? ¿En qué llevas tiempo intentándolo y no lo has conseguido? ¿Por qué crees? ¿Alguien te ha dicho que lo dejes? ¿En qué estás obsesionado por conseguir? A veces no hay mal  que por bien que no venga.

Víctor Ullate: ” El arte es una forma de expresar el talento, de sacar lo que llevas dentro y compartirlo con los demás”.

 Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Víctor Ullate. 

Victor UllateVictor ,según el famoso Maurice Bejart, es para él, uno de los bailarines más completos de nuestro siglo. Comenzó su carrera profesional dentro del Ballet Siglo XX, del propio Maurice. Allí permaneció más de 14 años. En 1979, el Gobierno de España, le encomienda la creación de una compañía de ballet Clásico que dirige durante 4 años. Posteriormente crea su escuela ” Centro de Danza Víctor Ullate” . Y llegado el año 2.000 se pone manos a la obra, con un proyecto llamado ” Fundación para la Danza Victor Ullate“, que tiene por finalidad la promoción de la danza en todos sus ámbitos para personas sin recursos. Su palmares es muy extenso pero podríamos nombrar entre otros Premio Max de Honor en el año 2008 o el premio Max por Wonderland como mejor espectáculo de danza en 2011.

Recientemente publicó su biografía, titulada ” La vida y la Danza” dónde resume sus vivencias y aprendizajes.

GRACIAS Víctor por ayudarnos a ver el esfuerzo, la pasión y la constancia acabas consiguiendo arte, disfrutar de tu pasión y ayudar a los demás.  Podéis conocer más a Víctor a través de su Web,

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin.

.- ¿Quién es Víctor Ullate?

En la biografía que acabo de sacar a la luz ‘La Vida y la Danza. Memorias de un Bailarín’, escrito por Carmen Guaita, cuento toda mi vida. Ahí he dejado testimonio de casi casi de todo.

 .-  ¿Cómo describirías a alguien que no sabes que es el ballet?

Es una forma de vida. Para conocer algo hay que ir a verlo, no se puede describir.

 .- ¿Pasión, sacrificio y confianza, son los ingredientes en toda profesión para llegar a lo máximo?

Bueno, además de pasión, sacrificio y confianza, en el caso del ballet además se requiere de unas condiciones físicas y mentales. A partir de ahí, trabajo, constancia, dedicación, ilusión y entusiasmo.

 .- ¿Qué es para ti el arte? ¿La danza es el arte más completo?

Sin duda la danza es uno de los artes más completos. El arte  en general es una forma de expresar el talento, de sacar todo lo que llevar dentro y compartirlo con los demás. La danza además es uno de los artes más antiguos que existen para comunicarse en la Humanidad, un lenguaje vital compartido durante generaciones y capaz de transmitir toda la fuerza de un beso, o el desagarro de un desamor. El ballet no entiende de idiomas.

 Victor-Ullate.-  Ego. ¿Cómo gestionas tu ego? ¿Aún terminado alguna vez algún proyecto u obra, piensas que lo podrías haber hecho mucho mejor? ¿Es necesario siempre un poco de ego?

Sí es necesario un poco de ego para poner parte de ti en lo que haces. A veces tienes una satisfacción completa con el resultado y otras crees que podrías haber hecho un trabajo mejor. De hecho, hay veces que vuelves a retomar algo ya terminado para mejorarlo, cambiarlo y refinarlo. Siempre se está en constante evolución y a medida que evolucionas vas viendo las cosas de otra manera y consideras que puedes aportar algo nuevo o mejor de ti en cada proyecto.

 .-  ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es lo máximo, a lo que tienes que aspirar en la vida para vivir en armonía. Cada uno tiene que encontrar aquello que le hace feliz y perseguirlo siempre. En mi caso, la danza me ha hecho muy feliz y lo sigue haciendo. En cada momento de la vida lo ha hecho de una manera, unas veces sobre el escenario; otras enseñando a mis alumnos; otras dando vida a nuevas coreografías… Hoy mi felicidad pasa por poder seguir creando, enseñando y transmitiendo a los demás, tanto al público como a mis alumnos, todo lo que llevo dentro.

 .- ¿Qué reflexiones te vienen a la mente con esta frase: “los grandes bailarines no son geniales por su técnica, son geniales por su pasión”. De M.Graham?

Me parece que tiene toda la razón, lo más importante de un bailarín es su sentido, su forma de sentir. Para ser un artista hay que transmitir. Siempre he sostenido que lo que menos me importa de un bailarín son los pasos que da, sino cómo los interpreta.

 .-  ¿Qué importancia tiene el divertirte con la danza? ¿Qué pasaría si no disfrutaras de lo que haces?

Es imprescindible que los alumnos amen la danza y se diviertan con ella, es la única manera de entregarse y de vivir plenamente. Si no fuera así, la danza o cualquier actividad se convertirían en una obligación no en una pasión.

 .- ¿Para qué sirve la vida, y para qué no?

Para vivirla, es un regalo y como tal debemos disfrutar de ella.

 .- Inspiración, creatividad, gestión de las emociones… ¿Cómo nace un proyecto en la mente de Víctor Ullate?

Por inspiración nace, luego se le va dando forma. Mis bailarines son muchas veces mi propia inspiración, otras veces es una música, un momento vivido o incluso un sentimiento al que tienes que darle rienda. Es un proceso cada vez distinto y singular. No se crea cuando se quiere, sino cuando se puede, cuando hay algo que contar y que transmitir a los demás.

 .- ¿Cómo nos iría la vida, si todos viviéramos, trabajáramos de nuestra pasión, de nuestro elemento?

Fantástica, el mundo sería un mundo mucho más feliz, porque todos viviríamos en armonía con nosotros mismos y con los demás.

 .- ¿Qué te reporta ayudar a los demás a través de tu fundación? ¿Reporta más el dar que el recibir?

La fundación para mi es uno de los logros de los que estoy más orgulloso. Poder ayudar a unos niños que aman la danza, que quieren que sea su vida (como me ocurrió a mí) es algo que no puedes explicar. Me llena de satisfacción poder ofrecerles la oportunidad de alcanzar su sueño y de llenar su vida de danza, uno de los dones más maravillosos.

 .- ¿Has tenido alguna vez vértigo a lo que te estaba sucediendo? ¿Y ganas de dejarlo todo? ¿Cómo se gestiona el éxito o la fama?

He tenido ganas de dejarlo muchas veces. En mi vida nada ha sido fácil, desde el principio he tenido que luchar contra los elementos pero gracias a Dios he tenido siempre unos padres maravillosos que me han apoyado y que me han empujado a seguir luchando. Uno de los momentos más frustrantes es mi vida fue cuando con 21 años me rompí la rodilla y me dijeron que no podía volver a bailar. Entonces quise abandonarlo todo. Pero ahí es donde tienes que luchar con el destino y decir: ‘no, no vas a poder conmigo; yo quiero bailar y lo voy a seguir haciendo aunque me muera de dolor’. Y lo conseguí, volví a bailar y crearon para mí papeles muy importantes que interpreté al lado de los más grandes.

 .- ¿Se hace o se nace con talento? ¿Qué has aprendido de tus mentores?

Se nace con talento, pero tan importante como tenerlo es trabajarlo. Una de las principales cosas que me han inculcado siempre, mis maestros – desde María de Ávila hasta Maurice Bèjart- es que hay que trabajar, siempre hay que trabajar y superarse. Ahí está la clave. Con trabajo y con esfuerzo se puede conseguir casi todo, y si además tienes talento, puedes llegar a lo más alto.

 .- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Lo que me da fuerzas cada día es la gente a la que quiero y que me quiere. Poder despertarte cada mañana con la persona a la que quiero, estar rodeado de unos hijos maravillosos que estoy disfrutando ahora más que nunca, y mi nieto que es capaz de llenarme de energía. Eso por un lado, y por otro mis alumnos que cada día luchan por llegar a ser unos bailarines de éxito. En definitiva, la danza y la familia son los motores de mi vida.

 .- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Danza

 .- Una reflexión para los lectores del blog

Que lean la entrevista. ¡Gracias!

Papa, ¿Tú tienes agallas?

Afronta tu camino con coraje, no tengas miedo de las críticas de los demás. Y, sobre todo, no te dejes paralizar, por tus propias críticas” dice Paulo Coelho.

Un parAcabo de vivir una situación que pensaba que era una broma. Mientras esperaba a que el semáforo se pusiera en rojo, he escuchado una frase a un niño de unos 5 años, que me ha dejado paralizado.

Eran las 8 de la mañana. Aún con sueño y como siempre, pensando ya desde primeras horas de la mañana, en mis temas, cuando le he oído decir al niño con ingenuidad: “ Mama, ha dicho que no tienes agallas, ¿Qué es eso, papa?”. La verdad que ha dicho otra palabra más contundente que todos nos podemos imaginar, pero me ha dejado parado al principio y luego reconozco que no he parado de reirme, eso si, a solas, por si acaso me veía el padre.

Pero sí, el niño tenía razón, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, tenemos que echarle huevos a todos. Seamos claro.

Echarle huevos a levantarnos cuando solamente deseamos, echarle huevos al ir al trabajo, cuando la verdad nos gustaría dejarlo y emprender ese sueño que tenemos, echarle huevos y decirle a esa chica que tanto nos gusta, “ Pues mira, que quiero una cita contigo”… o echarle huevos para hacer nuestros sueños realidad.

Y después de proponernos echarle huevos a la situación que sea, tenemos que mirar en nuestro interior. Y eso nos da mucho miedo.

Nos da miedo descubrir quienes somos de verdad. Pensamos que somos aquello que mostramos a los demás, nuestra sonrisa, alegría con los amigos, que somos felices estudiando y haciendo ese trabajo que hemos hecho siempre, o que el amor de nuestra vida es aquella persona que vemos todos los días al despertarnos. Pero muchas veces, la respuesta a si ¿Somos tal cual nos mostramos a los demás?, es NO.

Nuestro mundo se nos viene abajo. Nos preguntamos que hemos estado haciendo todo este tiempo, quienes somos de verdad  o porque llevamos tanto tiempo con esa pareja que sabemos que no nos hace felices.

Tenemos dos opciones, o seguimos con nuestra vida de siempre, pero luego no te quejes de la tristeza, desmotivación y desgana, o así de claro, PIERDETE.

Pierdete dentro de ti, rebúscate en tu interior, adéntrate en ese bosque oscuro que has averiguado que había en tu ser y descubre que hay en él.  Te da miedo adentrarte en él, pero si quieres descubrir quien eres de verdad, tienes que hacerlo. Siempre ten en cuenta, sino el otro camino que tienes a tu disposición, la de la tristeza y la resignación.

Tendrás ganas de controlar el camino, cortar los arbustos que no te gusten, y si pudieras coger un camino y arrasar con todo, lo harías, pero no podrás. Tienes que vivir, sentir y ver todo lo que sucede durante el viaje y sobre todo te irás dando cuenta, de lo grande que eres,  que eres más brillante de lo que te imaginabas, y que vales mucho más de lo que estabas demostrando hasta ahora.

Si intentas no adentrarte dentro de ti  o tapar ese bosque interior, nunca lo sabrás. Y perderas mucho más de lo que ganaras a posteriori.

Durante el camino hacia tu interior, te conoceras, sabrás un poco más de ti, bueno, mucho más de lo que te estabas conociendo hasta ahora. Pero no pienses que el camino será de un día o dos, será una marcha de mucho tiempo, de muchos años. A lo largo de la misma,  además de conocerte, de saber quién eres de verdad, te irás superando. Es decir, harás frente a miedos que tenías ocultos y los tienes delante de ti.

Además cada vez que te vayas conociendo más, tu “ego bueno” te irá diciendo al oído: “¿ Y si nos superamos un poco más que ahora esto está superado?”

images¿Acaso antes, cuando te dejabas llevar por el día a día, te superabas? Creo que NO.

Se que estarás leyendo esto, y te gustaría decirme: “Mira David, no tengo tiempo de un viaje, tengo que buscar trabajo, sacar mi vida adelante y aún más con la que está cayendo”.

Las circunstancias claro que pesan, y en muchos momentos, más de lo que nos gustarían, pero me he fijado que aunque este cayendo “el diluvio universal”, siempre hay espacio para la superación, la fe en uno mismo, se produce el progreso y la superación.  Y aunque sea 1% de progreso, es mucho más de lo que estabas consiguiendo hasta ahora.

Muchos no creerán en ti si emprendes ese camino de descubrimiento . En mi nadie creyó al principio y ahora estoy fundando mi propia empresa, dando conferencias y construyendo sueños, hasta hace 2 años, impensables.

¿Sabes una cosa? QUE PIENSEN LO QUE QUIERAN, LO IMPORTANTE ES TU CORAJE Y TU FE EN TI MISMO.

Solamente salimos adelante, en función de la fe que tenemos en nosotros mismos, no la que los demás tengan en nosotros.

Todos queremos cambiar nuestra suerte en algún momento de la vida. ¿Estás en ese momento?

.- Adéntrate en ti mismo. Acepta todo lo que vayas descubriendo de ti. Combate esos miedos  que has intentado tapar y aquellos con los que te encuentras.

.- Supérate, supérate y después de superarte, vuélvelo a hacer. No te quedes  nunca conforme a lo que vayas consiguiendo.

.-  Y siempre da pequeños pasos pero con firmeza.

Con esa revolución que emprendas y los éxitos que vayas consiguiendo, te convertirás en un referente para la gente que te rodea, ya que verán que tienes confianza en ti mismo y gracias a eso, estás consiguiendo hitos impensables. Los alentaras a conocerse a ellos mismos, superarse y sobre todo , a ser más felices.

No sé a qué hacía referencia el niño y a la falta de agallas del padre, pero desde aquí, padre del niño te digo una cosa: “ Tienes dos opciones, o esos huevos que te dicen que te falta, nunca los muestras,  y  te comportas como los demás dicen que tienes que hacer o hacer lo que tú quieres con lo que ellos te dicen, pero para ello, tendrás que sacarlos a relucir y echarle un par, Tú decides”.

¿A qué situación tienes que echarle un par? ¿ Por qué no te enfrentas a ella? ¿Qué crees que necesitas para superarla?

¡¡La presión me ha superado..!!

No es tanto una presión externa acerca por las expectativas que pueda haber puestas en mí, sino un instinto interno el que me lleva a hacer las cosas mejor que pueda” dice Adrian Newey.

presionEstas nervioso, bloqueado, tus sudores son fríos. Sabes lo que te pasa. Te enfrentas de nuevo al reto y como siempre, tienes los mismos síntomas.

Antes del día D, has estado recibiendo mensajes, que más bien te han puesto “peor”. “Lo vas  a conseguir, no nos falles, hemos depositado muchas expectativas en ti, si no lo consigues habremos perdido una gran oportunidad…”

En vez de motivarte, alentarte, que lo hacían con su buena intención, lo que estaban haciendo era meterte más y más presión.

No hace falta que nadie más te diga las consecuencia de conseguir o no el reto que tienes enfrente de ti.

Puede ser un examen que puede determinar tu vida profesional, o una conferencia ante un público que si lo enganchas, puede repercutirte muchos beneficios.

Tú ya bien sabes a lo que te enfrentas, a uno de los momentos críticos de tu vida. Todos nos hemos enfrentado alguna vez a alguno de ellos y sólo de pensarlo, vuelve esa ansiedad.

Presión por hacerlo bien uno mismo, presión de los demás por su motivación, aliento y deseos, presión por lo que puede pasar o no puede pasar… Más y más presión.

El pecho te oprime, no quieres que llegue el día, y cuando lo piensas, no dejas de llorar, de temblar.  Tu cabeza en vez de ser un amigo que te apoye, te escuche, solamente  te hace ponerte en lo peor.  Tienes todo en tu contra.

¿Qué hacer?

Solamente tienes una opción: “Eres el peor del mundo, no lo vas a conseguir. Nadie espera nada de ti”.

Si, tal y como has leído. Tienes que decirte eso cuando estés viviendo un momento así.

En vez de motivarte de tirar hacia adelante, te estoy diciendo, que  esas expectativas, que tienen los demás, que tienes tú sobre ti mismo, las tires por la ventana, y te digas, “No vales nada, no esperes nada ante lo que te vas a enfrentar”.

Desapegarte del resultado, de la situación, te hace estar más tranquilo. Pruébalo.

Se un pasota. Pero no un pasota que no se ocupe de lo que tiene que hacer, sino del resultado.

Al decirte el mantra que te he comentado anteriormente, las expectativas, los nervios, los temores, desaparecen.

Sientes que eres el peor, que nadie va a esperar que lo consigas, que superes la meta a la que te vas a enfrentar. Nadie se va a fijar en ti, nadie va a esperar que hagas algo extraordinario, serás el tapado.

El miedo ha desaparecido de repente solamente con una frase.  Esa presión que tenías, que se había convertido en ansiedad, se ha ido.

Ahora, puedes atacar ese reto de una forma más tranquila, y sobre todo dando todo de ti, utilizando talentos, que con presión, ansiedad y miedos, no lo hubieras hecho.

Ten en cuenta, que si no tienes nada que perder, tienes todo por ganar. Cuanto menos temes perder, más vas a ganar.

¿Cómo gestionar a partir de ahora los proyectos con este nuevo mantra?

La vida es una escalera que vamos subiendo, que nunca sabemos dónde y cuándo acabará. Cada peldaño es un momento que vas superando. Ahora te has propuesto subir un  peldaño más, ese reto que te alienta, que te apetece superar.  Quieres superarte. Adelante, pero ante todo, que sea realista. Si quieres ser el 1 humano que llegue a Marte, me parece que mejor pienses en otras cosas, un poco más a mano.

Antes de empezar la subida, por favor, líbrate de todo lo que estorbe. ¿Crees que llegaría a una cima con una mochila llena de piedras e impedimentos? Sabes que no. Soltar lastre, te hará ir más ligero y seguramente llegarás antes a tu meta.  Cuántas más cargas, más presión, más ansiedad.

El siguiente paso, es la preparación. En televisión vemos que cada vez hay más accidentes en la montaña, imprudencias que pueden costarte muy caro. ¿O crees que podrías escribir un discurso en alemán sin conocer el idioma? Entrena, entrena y vuelve a entrenar. Así cuando aparezca tu oportunidad, estarás preparado para ello.

Y uno de los mayores problemas cuando nos enfrentamos a un momento crucial en la vida, es cuando sale mal, pensamos que ya no tenemos nada, vemos la vida desde un lado catastrofista. Nos sentimos el peor ser humano, vemos un futuro muy negro.

Si no sale bien, tienes a tu alrededor, personas que te apoyan, te quieren y te hacen sonreír en todo momento. Si no sale bien, tienes tu confianza que te ha llevado a superarte o tu capacidad de levantarte ante fracasos como has hecho otras veces.  Aunque salga mal el reto, tienes muchas cosas en tu vida, en las que apoyarte para superar el fracaso. Date cuenta de ello. Aunque para mí, no habrás fracasado, porque al menos, lo habrás intentando.

Aún así, tienes miedo. Es miedo a la incertidumbre, a lo nuevo. Hazme un favor, cierra los ojos. Piensa que has conseguido, como también qué harás si no lo consigues, que sientes esa meta, que por fin has quedado con la chica de tus sueños o que te ha rechazado.. ¿Cómo te sientes ahora? ¿Más relajado?. Visualizar las posibles situaciones a las que te vas a enfrentar, te hace anticipar y prever cosa que pueden ocurrir.

Tener expectativas está muy bien. Si no quisiéramos superarnos, aún estaríamos viviendo en el paleolítico. Pero como bien dice Víctor Valdés, en su libro #Método V, antes de enfrentarnos a ese momento crítico de la vida, convenzámonos de que no es obligatoriamente esencial que se cumpla, para que nuestra vida siga hacia adelante.

Ese “pasotismo”, me ha hecho disfrutar de muchos retos a los que me he enfrentado, disfrutándolos, aprendiendo de ellos y aunque algunos no los he conseguido, he aprendido mucho más que si los hubiera vivido en presión.

Ya sabes la forma de combatir a la ansiedad, el miedo y a la presión, “pasando” de ella.

¿Qué reto tienes ante ti y te da miedo enfrentarte a él? ¿En qué retos la presión te ha superado? ¿En qué tienes depositadas tus expectativas? ¿Sientes que lo conseguirás?

 

 

¡¡M.O.T.I.V.A.C.I.O.N!!

La motivación es la gasolina del cerebro”.

MOTIVACIONLlevo más de 500 post hablando de la motivación y la verdad, que nunca he hablado de ella sobre ella.

Ya estamos en Abril, ha pasado un tercio del año. Unos echaran vista atrás y verán que mucho de los retos que se habían puesto, aquel 31 de diciembre se están cumpliendo. Otros, no querrán ni echar la vista atrás, ya lo saben, esos retos, esos sueños, se han esfumado.

¿Por qué?

Falta de motivación.

Nuestro sueño de estar motivados todos los días del año, que la motivación sea la gasolina que nos impulse hacia ese sueño que teníamos al comienzo del año, se ha apagado, se ha gastado.

Ante todo, decir que estar todos los días del año motivado, es algo posible. Pero no hay que confundir con estar desganado. Yo tengo días que no tengo ganas de nada, ni de levantarme de la cama. ¿El motivo? Estoy cansado, me duele todo, o simplemente quiero estar en la cama caliente mientras oigo correr el viento en el exterior. Pero eso no quiero decir, que no esté motivado, desde el 31 de diciembre, tengo varios sueños en mente, y alguno de ellos, se está haciendo realidad antes de lo que me imaginaba para esas fechas.

No digas que no estás motivado, cuando tenías sueños por cumplir, lo que te puede pasar es que no tienes energías en ese momento quizá.

Algunas personas me comentan que no tienen ninguna motivación por nada, ni por la vida. Algo muy duro de oír pero que no es nada extraño en los momentos que vivimos.

Y con la palabra motivación, he creado un pequeño método, que nos intente a todo, descubrir que nos motiva en la vida y como mantener el nivel de motivación durante todo el año.

¿Vamos a por él?

.- M de Motor.

Todos tenemos un motor que nos hace girar a revoluciones altas durante todo el día. Nuestra pareja, hijos, nuestro deporte favorito… Y nuestro hobbie. Si, nuestro hobbie. Cada vez oigo más, “El trabajo no me motiva para nada… voy porque tengo que pagar las facturas o cuidar de mi familia…”. Al instante pregunto: “¿Qué es lo que te motivaría?”. Y siempre me responden igual “ Trabajar de mi hobbie para mí no es trabajo, disfruto con él, pero no sé cómo transformarlo en un trabajo rentable”…

Todos tenemos una motivación. Todos tenemos un sueño. Pero por el miedo, el ego, o por no sentirse diferente a los demás… nos olvidamos de ese sueño.

Cada día me reafirmo que todos y cada uno de nosotros, tenemos un talento, un por qué hemos venido a este mundo…. Todos nos hemos preguntado alguna vez el por qué hemos venido aquí. Muchos saben la respuesta, pero no dan el paso hacia ello, piensan que eso es imposible, una locura o lo que sea….

Simplemente ese por qué, es la motivación que impregnará tu vida hasta tus últimos días.

.- O de Objeto.

Lo reconozco, hacia años, basaba mi motivación en ropa, entradas para los mejores eventos o los mejores hoteles.. ¡¡Error!!. Pensaba que me motivaría conseguirlo, que me daría la felicidad eterna… Cuando los acababa de conseguir, me olvidaba de lo conseguido y quería otra cosa.. Había veces que no lo conseguía y mi motivación se iba al traste. Si no conseguía lo que quería, ya no era persona, no estaba feliz.

¿Ahora? Mi motivación es superarme yo mismo, es progresar interiormente, es aprender todos los días, es ayudar a los demás desde mi posición, es alcanzar metas que hasta ahora pensaba que era imposibles para mí, pero siempre con la motivación presente de aprender, de mejorar y ayudar.

Me he dado cuenta que una motivación interna, y no externa , al conseguir esos hitos, tu interior y tu exterior posteriormente, sea mucho más coherente, rico en todos los sentidos y sobre todo solido.

.- T de Tírate.

Tenemos miedo, estamos bloqueados. Sabemos lo que nos motivaría, lo que nos haría una vida más rica en todos los sentidos. Lo tenemos ahí frente, queremos cogerlo, pero el terror a qué pueda pasar,… es decir, las malas pasadas que nos da nuestros pensamientos, hace que no lo hagamos.

¿Sabes una cosa? Lánzate. Por favor, te lo suplico, jamás vivas con la sensación de pensar que hubiera pensado si hubieras dicho o hecho tal o cual cosa. Hazlo. Ganaras mucho más que quedándote bloqueo. Te lo aseguro.

.- I de Inmersión.

MOTIVACIONSumérgete en tu pasión. Aprende todo lo que puedas de ella y más. Y cuando creas que sabes todo sobre ella, sigue aprendiendo, porque nunca debes dejar de aprender. Tu pasión te llevará por caminos inexplicables, te verás dando conferencias quizá, hablando a personas que hasta hacía un tiempo eran tus ídolos o te dirán que eres la inspiración.

La inmersión en tu motivación, solo te dará beneficios, aprendizajes y experiencias increíbles que podrías haberte perdido por no haber dado el paso hacia ella.

.- V de Valentía.

Se valiente. Has dicho muchas veces que eres un valiente, y ¿Por qué no lo eres ahora? ¿A qué tienes miedo? Cuando hiciste eso  que tanto respeto te daba, no pensaste en las consecuencias, sentías que algo o alguien te decía que tenías que hacerlo, lo hiciste y lo conseguiste. ¿Y quién te impide que lo hagas ahora? Ahora esa misma voz, “la intuición” te dice que des el paso, que te muestres como eres de verdad, que vayas hacia tu sueño.

Se valiente, siempre hacia adelante.

.- A de Acción.

La vida es acción. Sin ella, es desidia, tristeza, desgana… frustración.

La vida te puede cambiar, y lo hace, con un simple paso. Una acción puede transformar tu vida por completo. Un paso hacia el abismo que tienes delante de ti. Tienes vértigo, no sabes cómo conseguirás tu motivación, como la mantendrás. Te gustaría saberlo antes de emprender el camino, e irías disfrutando más del paisaje que te encontrarás. Pero eso no ocurrirá.

Para descubrir el cómo llegar a tu qué, a lo que te motiva en la vida, tienes que dar el paso hacia adelante, ponerte en modo Acción.

.- C de Confianza.

Tu motivación, te da confianza. Hacer lo que te gusta, aumenta la confianza que tienes en ti mismo. Te sientes capaz de todo, el rey del mundo hasta si quieres. Ver que consigues pequeños retos, aumenta tu confianza. Te das cuenta que eres capaz de hacer cosas que antes creías increíblemente imposibles. Tu confianza, te hace superarte más y más, hasta ponerte nuevos retos que jamás pensabas que podrías llegar a ellos.

¿Vas a desperdiciar esta oportunidad?

.- I de incluir tu motivación en tu día a día.

Vive por tu pasión. Disfrútala las 24 horas del día. Conviértela en el eje de tu vida. En tu compañera durante todos los minutos del día, hasta sueña con ella.  Porque si no, no será lo que realmente te motive. Será algo pasajero. Esto es igual que el amor, cuando estas enamorado de verdad, todos los segundos del día estás pensando en tu amada. Pues si es tu pasión, tu motivación de verdad, se convertirá en tu eje, hasta soñaras con ella.

.- O de Obsesiónate con ella.

Obsesión pero sana, por favor.

Habla de tu motivación, conoce gente que les motive lo mismo, lee sobre tu motivación, aprende sobre ella,…

Tatúatela, metafóricamente, por favor.

.- N de No tirar la toalla.

No tires la toalla. Tendrás ganas de hacerlo cuando piensas que todavía no has conseguido nada de lo que pensabas que ibas a sentir. Querrás abandonar cuando no sientas las fuerzas con las que empezaste… Tendrás muchos momentos en los que querrás abandonar, te preguntaras, que haces haciendo lo que estás haciendo… dudaras de ti, de que vas a conseguirlo, dudaras de todo.

Pero cuando estés dudando, echa una vista atrás. Date cuenta de todo lo que has hecho desde que dijiste que ibas a ir a por ello. El esfuerzo, la superación, la confianza que has tenido hasta ese momento, lo que has ido aprendiendo… Te hará darte cuenta que te has superado, que has progresado más de lo que te podrías imaginar…. Y sobre todo tu cerebro volverá a carburar con un mensaje: “Sigue un poco más, tu sueño está ahí mismo, disipa tu mismo la niebla que no te hace verlo…” lo conseguirás.

Esta es mi definición de motivación y como con este pequeño método, la puedes mantener, consiguiendo esas cosas que te habías propuesto…

¿Quieres estar motivado? ¿Quieres recuperar la motivación? Empieza  a deletrear motivación.

 

 

 

Félix Torán: “Busca siempre soluciones ganar/ganar/ganar. Yo gano. Tú ganas. La relación también gana”.

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Félix Torán. 

Felix ToranTodos nos hemos preguntado alguna vez por qué hemos venido a este mundo, cuál es nuestra misión aquí. Pero las metas que nunca alcanzamos, esos cabreos que tenemos cuando las cosas no salen como esperábamos, esos ladrones del tiempo, nos impiden ver lo que es esencial en nuestra vida de lo que es anecdótico, diluyéndose la motivación por buscar la respuesta al por qué estamos aquí. ¿Y cómo podríamos ganar la partida? A través de la “Ecología Mental”, Félix, en su nuevo libro, nos enseña a mejorar nuestra calidad de vida liberando las emociones tóxicas que nos ponen la zancadilla a diario.

GRACIAS FELIX por ayudarnos en todos y cada uno de tus libros, con técnicas para liderar nuestra vida, gestionar nuestro tiempo y vencer a nuestros miedos. Podéis conocer más a Félix a través de su Web, en Facebook y en Twitter.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin.

.- ¿Quién es Félix Torán?

Una persona feliz y que desea contribuir a crear un mundo más feliz, a través de mis conocimientos y la comunicación de los mismos, de forma práctica y accesible al mayor número de personas. Combino la pasión por dos mundos: la ciencia/ingeniería y el desarrollo humano. Algunas personas me definen como un ingeniero humanista, y creo que es acertado.

A nivel académico soy doctor en ingeniería electrónica. A nivel científico-técnico me mantengo muy activo a nivel internacional desde hace 17 años, con más de 110 publicaciones, varios reconocimientos internacionales (como el ESA Awards de la Agencia Espacial Europea) y una patente. A nivel profesional, desde hace más de 14 años trabajo en la Agencia Espacial Europea. Y a nivel de crecimiento personal he dedicado más de 14 años hasta la fecha de forma muy intensa en estos temas, impartiendo cientos de eventos (talleres, conferencias, sesiones de coaching, etc.), y resultando en la publicación de varios libros. Mi novena obra se titula “Ecología Mental Para Dummies”. En 2013 fui presentado como el padrino y portavoz de la AXE Apollo Space Academy (AASA), que llevará al espacio al primer turista espacial español. Mis últimos libros serán los primeros españoles en subir al espacio de la mano del primer turista espacial español.

Escribir es mi mayor pasión. Y, más en general, es comunicar. Si tengo que escoger entre definirme como un escritor que da charlas o como un conferenciante que escribe, diría que más bien lo primero.

.- ¿Qué es indispensable para empezar a liderar nuestra vida? ¿Por qué nos da miedo hacerlo?

Lo primero es la intención. Si tenemos intención de hacerlo, ya hemos dado el primer gran paso. Después es necesario sentar las bases para el liderazgo, que son la misión, la visión y los valores. Sin esas bases, un proyecto de liderazgo (tanto personal como profesional) no funcionará de forma duradera.

Tenemos miedo por varias razones. En primer lugar, existe una falsa creencia que asocia el liderazgo a los políticos, a los directivos en grandes empresas, etc. Pero también podemos ser líderes de nuestra propia vida, en los campos de la vida que se corresponden con nuestros talentos únicos, donde desarrollar el liderazgo es un auténtico disfrute.

Tenemos miedo también porque normalmente no sabemos cómo empezar… Para ello escribí el libro “Atrévete a ser un líder”, que nos guía paso a paso y de forma práctica a través de ese camino, partiendo desde cero.

Cuando abordamos algo como el liderazgo, se nos presenta muy grande, y eso produce miedo. Un buen truco consiste en dividir para vencer. Si eso que tanto nos asusta lo dividimos en trocitos más pequeños, lo veremos más claro. Al menos tendremos un primer paso a dar. Así se vuelve todo más sencillo, y esa es la aproximación que empleo en “Atrévete a ser un líder”.

.- ¿Cómo tenemos actualmente la ecología mental? ¿Tenemos que quitar muchos escombros?

Ahora mismo hay mucho trabajo por hacer. Somos parte de un ecosistema sociocultural en el que todavía existen demasiados pensamientos, emociones y hábitos tóxicos. Entre ellos: la envidia, el odio, el resentimiento, el deseo de venganza, la ira, etc. Las emociones tóxicas conducen hacia conductas tóxicas, que hacen sufrir a uno mismo y también a otras personas. Es como un vertido contaminante en ese ecosistema del que te hablaba. Mientras resulte tan sencillo apreciar conductas tóxicas, quiere decir que el nivel de contaminación todavía es elevado, y hay mucho trabajo de ecología mental por desarrollar.

La ecología mental comienza por pensar globalmente para después actuar de forma local. No se puede cambiar el mundo globalmente y de golpe, de la noche a la mañana. Pero sí que podemos actuar localmente, mejorando nuestro mundo interior. Al hacerlo, somos más felices y tenemos más éxito. Además, nos convertimos en seres menos tóxicos, ayudando a mejorar el mundo que tenemos en nuestro entorno inmediato. Cuidamos el ecosistema sociocultural del que somos parte y vertemos menos contenido tóxico. De esta forma, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, con la contribución de todos, sí que se puede llegar a realizar mejoras.

Para lograrlo, la ecología mental aplica la higiene mental, que permite quitar esos escombros de nosotros mismos antes de que los lancemos a nuestro alrededor y contaminemos a otras personas. Se trata de ser más felices y tener más éxito, pero no de forma egoísta. No se olvida a los demás. Somos más felices, y creamos a nuestro alrededor un ambiente propenso a la felicidad. Es una actitud en la que todos ganan.

.- Toda persona, empresario, emprendedor, ¿Tendría que tener claro siempre su misión y visión día a día? ¿Cómo las descubrimos?

Sin duda. Es la única forma de progresar en la vida y en el trabajo con sentido y rumbo. Si queremos alcanzar éxitos, necesitamos una visión. Si además queremos hacerlo por la vía de la felicidad, necesitamos una misión.

La misión se descubre. La visión se crea. Para encontrar nuestra misión debemos descubrir nuestros talentos únicos (todo ser humano los tiene), qué vamos a hacer con ellos, y a quién vamos a dirigir nuestras acciones. Para crear nuestra visión, debemos seguir un proceso de visualización, como el propio nombre sugiere. Aquí explico el proceso con más detalle:

.- Misión

.- Visión

.- ¿Nuestro límite es el cielo?

Podemos lograr todo lo que nos propongamos, siempre que se trate de algo que no viola las leyes universales, y que estemos dispuestos a pasar a la acción de forma disciplinada, paciente, entusiasta y perseverante. Al explicar la ley de la atracción me gusta decir que:

Visualizar + Sentir + Oportunidad + Acción – Resistencias = Objetivo alcanzado

Esa “oportunidad” es lo que podemos llamar señales o sincronicidades, aparentes casualidades (que no lo son puesto que todo es causal en el universo) que se caracterizan por la unión acausal de sucesos (se relacionan por su significado) y que nos dejan ver un camino a seguir. Intentar interpretar esas señales es desperdiciarlas. Para sacarles partido, hay que entender su mensaje.

Para conseguir nuestros sueños, hagamos un buen uso de la ley de la atracción y sobre todo venzamos siempre nuestras resistencias.

.- ¿Cuál es tu palabra favorita?

Los nombres fragmentan la realidad en partes, algo que no es real, puesto que todo está unido a todo. Por ello prefiero los verbos, y mi favorito es “ser”.

Por ejemplo, cuando practicamos la concentración en la respiración, al principio hay un sujeto (yo) que respira, un objeto (el aire) respirado, y el acto de respirar (el verbo). Con mucha práctica, se van alcanzando estados de absorción más profundos, y al final desaparece el sujeto y el objeto. Solo queda el verbo, el acto de respirar. Ni respiramos ni somos respirados… ¡La respiración y nosotros somos lo mismo! En esos instantes el tiempo deja de tener sentido, puesto que conectamos con el presente. Y las distancias entre sujeto y objeto se reducen a cero. El espacio y el tiempo dejan de tener significado, puesto que solo lo tienen cuando hay una mente que los razona…

Felix toran.- Todos soñamos con tener un lapicero y diseñarnos como nos gustaría ser, con lo que nos gustaría conseguir, ser… ¿Cómo empezamos a perfilar nuestro verdadero yo?

Utilizando ese lapicero y construyendo un tablero de visión o mapa del tesoro. Se trata de una representación gráfica de nuestro futuro deseado. ¿Cómo es un día en ese futuro ideal? ¿Qué hacemos? ¿Cómo nos comportamos? Y si lo acompañamos de afirmaciones positivas, mucho mejor.

.- ¿Por qué gestionamos tan deficientemente el tiempo? ¿Cómo empezamos a ser dueños del mismo?

Porque no sabemos separar lo que es realmente importante. En la gestión del tiempo, ¡lo más importante es lo importante!

Llegamos al final del día sabiendo que hemos hecho cien cosas, pero descontentos, porque nos quedan cien más por hacer.

Cuando sabemos separar lo importante de lo que no lo es, llegamos al final del día habiendo hecho diez cosas, pero contentos, porque son las realmente importantes en la vida y el trabajo.

Para saber separar lo importante hace falta un criterio, y nos lo dan dos elementos: la misión y la visión. Cada persona tiene una misión y visión diferentes, y por tanto lo que es importante para cada persona es distinto.

.- ¿Qué habito deberíamos recuperar que con esta crisis hemos perdido?

Creo que más que recuperar, se trata de quitar algunos hábitos tóxicos que se han extendido debido a la crisis. Entre ellos destaco el mal hábito de quejarse. Significa concentrar nuestras energías en lo que no deseamos. En su lugar, es mucho mejor poner esas mismas energías en lo que sí deseamos lograr.

.- ¿Qué y quienes te motivan en tu día a día?

Mi misión y mi visión. Una persona con esos dos elementos no pierde la motivación ni el ánimo. Y si le ocurre, no tarda en recuperarlos.

En cuanto a quienes, primero mi familia y también mis seguidores en las redes sociales, que interactúan mucho conmigo, y logran que todos los consejos que comparto tengan sentido. Ver cómo otras personas te muestran que tu trabajo les ha ayudado a ser más felices y tener más éxito es un premio que no hay palabras para describirlo.

.- ¿Por qué nos da tanto miedo vivir en el presente? ¿Cómo empezamos a darnos cuenta que la felicidad sólo se vive en el presente?

Porque somos presas del ego. El ego es una fabricación de la mente. Por tanto, necesita de la mente racional para existir. En el presente, la mente que razona muere, y con ella el ego. Por ello, el ego utiliza todos los recursos que le brinda la mente para intentar alejarnos de la idea de acudir al presente. Una de ellas es el miedo. Puesto que se mueve en el reino de la mente racional, el ego solo puede utilizar el falso tiempo, el que se puede analizar, el que necesita definición, el que requiere de la mente para existir: pasado, futuro, el tiempo según la física, el reloj, etc. Por ejemplo, nos hace temer un futuro no deseado. Y mientras hace eso, ¡ya no estamos en el presente!

Para darse cuenta, basta intentar recordar los momentos de mayor felicidad que hemos vivido. Suelen ser sencillos: mirar una flor, hablar con alguien especial, ver un atardecer… Y en todos ellos hemos estado en el presente. Nunca podremos encontrar felicidad en el ayer o el mañana. Si la encontramos, no será duradera. Al fin y al cabo, todo lo que tiene que ver con el ayer y el mañana está fabricado en la mente.

.- ¿Cuáles son los tres pilares de la gestión del tiempo personal?

Recomendaría cuatro:

  1. Comprender el tiempo y saber separar verdadero y falso tiempo.
  2. Aprender a aprovechar mejor el tiempo, y a desaprovecharlo menos (cazando a los ladrones del tiempo).
  3. Gestionar nuestra energía
  4. Utilizar el poder del subconsciente.

.- ¿Por qué nos desbordan nuestros impulsos cuando no salen las cosas como deseamos? ¿Qué hacemos en esa situación?

El momento en el que el resultado esperado no sucede es el génesis de la ira. Y tras la ira, viene una reacción muy tóxica. Trucos para tratar la ira con Ecología Mental:

  • Practicar mindfulness. Nos ayuda a darnos cuenta antes de reaccionar, y así evitar una reacción tóxica, que hace daño a nosotros y otras personas.
  • Practicar la concentración. Nos vuelve más serenos ante la adversidad y menos propensos a la reacción. Como mínimo logramos atenuar un poco la reacción tóxica…
  • Aplicar la actitud mental positiva. Es un sano término medio entre el optimismo y el pesimismo. Se trata de ver la situación tal y como es, aceptarla, pero no resignarse. Sacamos lo mejor que podamos de lo ocurrido, y miramos alternativas, escogiendo la que más nos favorece.
  • Practicar la buena costumbre de desear el bien a los demás. Eso es amor en estado puro, y cuanto más lo desarrollemos, menos lugar dejaremos para la ira.

.- ¿Qué pregunta nos deberíamos hacer siempre si queremos dotar a nuestra vida de rumbo y sentido?

Son varias. ¿Quién soy? ¿Qué deseo aportar a través de mi existencia? ¿A quién o quiénes? ¿En qué quiero convertirme?

.- Una reflexión para los lectores del blog

Busca siempre soluciones ganar/ganar/ganar. Yo gano. Tú ganas. La relación también gana.

 

 

¡¡Negociando en la vida!!

No podemos negociar con aquellos que dicen, “ lo que es mío, es mío, y lo que es  tuyo, es negociable” decía J. Kennedy.

Negociar Se piensa que los grandes directivos, consultores son los únicos que conocen el arte de la negociación. Pues no es así, nosotros, los hombres y mujeres que nos pateamos la calle a diario, también conocemos el arte de la negociación, y en muchos casos, lo aprendemos de un modo no agradable.

Todos los días estamos negociando con la vida.

Para empezar, hay que definir lo que es negociar y lo que no es. Negociar no es vender nada, ni convencer. No estamos vendiendo a la vida, a la otra persona nada, ni la intentamos convencer por imperativo legal de que somos los mejores.

Negociar es intercambiar. Le estas ofreciendo a la vida, tu esfuerzo, cariño, pasión y ella esperas que te dé a cambio, las recompensas que siempre has soñado y que le has pedido.

Pero nada más empezar a negociar, ya empiezan las primeras dificultades. Empezamos la negociación con un límite “De aquí no paso, jamás lo haré por nada del mundo, sería romper con mis valores y eso jamás lo haré…”. ¿Y cuántas veces hemos hecho cosas que pensábamos que nunca haríamos por una situación o por una persona?

No podemos cambiar nuestros límites, sino la otra persona, se hará ya dueño de nuestro destino nada más empezar. Hará lo que quiera con nosotros, ya nada más empezar.

Y sobre todo lo hará cuando vemos que no hemos conseguido lo que esperábamos, le preguntamos “ ¿Esta es tu última propuesta?” Preferimos aceptar lo que nos dice, que pensar antes, pedirle una pausa y si tenemos que decirlo, decir “No, no rompo mis valores”

Con la vida, argumentamos. Cuando estamos negociando con ella, le decimos que queremos una cosa, por los motivos que sea. “Quiero irme una moto, quiero un nuevo traje,….”Argumentar es decir el por qué de tu petición.

Ante una negociación, tenemos una lista de concesiones que haremos dentro de nuestros límites. “Vale, acepto rebajar mis pretensiones, pero a cambio quiero…”. Estamos concediendo algo a cambio de lo que nosotros queremos.

Si no nos consideramos flexibles ante toda negociación, tendremos dos opciones, o imponer nuestra opción como un dictador o irnos llorando a casa como un niño pequeño.

Cuando estamos negociando, no escuchamos. Desde el 1 momento queremos oír que se van a cumplir nuestras exigencias, nuestros deseos. Y cuando no lo conseguimos, ya no queremos oír más. Nos parecemos a los niños pequeños cuando no consiguen sus chuches.

¿Pero qué pasaría si escucháramos hasta el final? Seguramente oiríamos cosas totalmente diferentes a las que oímos en la primera toma de contacto en la negociación. Espera siempre hasta que no haya más remedio que tirar la toalla. Espera hasta que la cuenta atrás termine.

No escuchamos y sobre todo no preguntamos y no damos acuse de recibo ante lo que oímos.

El preguntar es conocer las pretensiones de la otra persona. Es saber por donde puedes encaminar la negociación y por donde no. Es conocer sus límites y sus concesiones. Como bien dicen las madres, si no preguntas, no sabes.

Y al no escuchar a la otra persona, no le hacemos saber que lo estamos haciendo. No le decimos que conocemos sus pretensiones, deseos y posibles concesiones.  Si no recibimos el feedback de la otra persona, pensaremos que estamos hablando con una pared, que no nos sentimos escuchados, importantes para la negociación.

El escuchar a la otra persona, el preguntar, lo que estamos haciendo es que la otra persona hable más que nosotros, que se muestre, que marque sus cartas. Que la otra persona hable más que nosotros, juega a nuestro favor.

Negociar es avanzar con propuestas concretas. No podemos avanzar hacia nuestros. Negociar es proponer, explicar tus propuestas y preguntar.

negociarDurante la negociación, podemos vivir en algún momento, que la situación no va como deseábamos. Nos quejamos, queremos patalear, llorar. ¿Pero así vamos a algún lado? En vez de quejarnos, tenemos que proponer remedio. Con quejas y lamentos no llegaremos a ningún lado.

Cuando nos encontramos así, queremos discutir, amenazar. No lo hagas, acabarás perdiendo.

Y cuando nos enfadamos, nos habla nuestro ego al instante. “ No te dejes pisotear, tú vales mucho más, no aceptes más, no saben reconocerte…” Y al instante nos dice que nos marquemos un buen tanto, para ser nosotros quien mande en la negociación.

Si tú no me das lo que quiero, a partir de ahora, no me volverás a ver jamás… hasta aquí hemos llegado…” Aunque por dentro estés loco por esa persona. No te marques tanto, seguramente saldrás perdiendo.

Pero no quiere decir que seamos los tontos del pueblo. “Si tú me dices el cielo, yo te pido la luna…” En una negociación, tenemos que ser realistas, no pidamos la luna, porque todavía aún no podemos vivir en ella.

Los contratos como las ofertas, hazlas por escrito, sino se quedarán en el aire. Te lo recomiendo.

Unas veces se consigue lo que uno quiere, otras veces algo menos y otras veces, es imposible conseguir lo que quieres.. Las negociaciones son así. Pero por favor, te lo recomiendo, siempre escucha hasta el final a la otra parte,  hasta que no se oye el último gong, la cosa no está perdida.

Negociamos todos los días, empezando con nosotros mismos, dilucidando si nos levantamos de la cama o no, pero siempre a la hora de negociar ten en cuenta:

.- Siempre busca acuerdos basados en el ganar-ganar. Si en un proceso negociador uno gana y el otro pierde, eso se llama despotismo, y no mola.

.- Ten claro siempre lo que quieres conseguir y hasta dónde estás dispuesto a llegar por ello.

Como bien dice Alejandro Hernández en su libro “Negociar es fácil, si sabe cómo” Todos sabemos negociar, apliquemos nuestra saber a otras facetas de la vida.

¿Qué tal tus dotes negociadoras? ¿Está ganando la vida o tú? ¿Quién ha dicho que negociar con eficacia está solamente reservado para los grandes directivos? ¡¡Tú también negocias como ellos , día a día!!