¿Por qué no yo?

Si alguien no confía en ti, demuestra lo que vales. Así cambiara de opinión” dice F. Massa

PUEDESNo paras de preguntarte: “ ¿Por qué no yo?”.

Ves a tertulianos de la televisión que han conseguido publicar un libro con más de 13 ediciones ya vendidas, que hijos de folclóricas pinchan ante miles de personas con un alto caché, ves que mucha gente sin esfuerzo consigue cosas que te gustaría tener a tu alcance . Y tú sin embargo,no hay manera de conseguir tus sueños o ya has desistido de ellas, hace tiempo.

Te preguntas como lo habrán conseguido. “ Seguro que con malas artes..” Es la única conclusión que sacas. Los españoles somos así, primero pensamos mal, luego envidiamos y seguidamente no hacemos nada para intentar copiar cómo lo ha conseguido e ir hacia nuestros sueños.Bueno si, seguir criticando, es lo que hacemos.

 Pero ha llegado el día en los que cambiaras estos hábitos y cuando te digas: “ ¿Por qué no yo?”. Tu respuesta sea: “ Claro que puedo y lo voy a conseguir”.

Al instante que te respondas, vendrá en tu búsqueda y al rescate, nuestra mentalidad pesimista: “¿A dónde vas? No lo vas a conseguir, eso es imposible..” Se dice que todos queremos nuestro minuto de fama en la televisión, pero lo que tú quieres es algo consistente, duradero, tu sueño, tu verdad.
Creo que en los momentos actuales que vivimos el éxito, jamás ha sido tan democrático como lo es ahora. Todos podemos elegir entre el SI o el NO, somos libres. Pero es que el SI al éxito con Internet, los blogs, conferencias y muchas otras herramientas económicas o muchas de ellas gratuitas,  está más alcance de nuestra mano, como bien dice Anxo Pérez en su libro.

Estas en un camino que siempre llevaba la misma dirección, rutina, envidias y quejas. Pero has visto ahora, que se ha dividido en dos, y en la otra parte observas, ilusión pero con incertidumbre.

Como buen español, pones el GPS, quieres saber cuanto te costará el viaje, cuantas paradas hay que hacer para llegar a la meta, el tiempo que hará y posibles imprevistos. Pero al intentarlo, el GPS te informa que esa información no está disponible. Imposible calcular el tiempo, ni la distancia que tendrás que recorrer a un lugar desconocido.
Puff,  no tengo tiempo para esto, no puedo perder el tiempo, tengo que saber cuánto me costará..  Paso de locuras”. Pero te fijas que en el otro lado del camino, sale en letras grandes un cartel que dice: “ Te quedan aún 50 años para estar preguntándote que hubiera pasado si lo hubieras intentando..” ¿50 años así? De recordar, de soñar, de quejas y de lamentos. ¡¡Puff, no!! Te dices una y otra vez.

Vuelves a mirar al otro lado . Ves a tu vecino con su nuevo coche, a tertulianos de la televisión que cobran dinero por gritar y además hablan de temas que desconocen o a conferenciantes que llevan años diciendo siempre la misma conferencia… Sabes que tú harías mucho mejor lo que deseas conseguir y que hacen los demás, por ahora. Sabes que podrías ayudar a mucha gente con lo que quieres hacer, con lo que quieres mostrar a los demás que es tu sueño, que es algo único.

Esto es como el amor, sabiendo que duele amar, ¿dejamos de amar, de enamorarnos?. Siempre amamos aunque en muchas veces sabemos que el final no será de color de rosa por diversos motivos.
Cuando amamos, nos centramos más en el final que todos soñamos (boda, hijos, felicidad..) que en vez de vivir el momento, el presente, que es lo más importante.

Todo camino hay que disfrutarlo desde el principio, no perdiendo de vista la meta, pero disfrutando siempre del presente, del paisaje que te lleva hacia tu meta.
Y como en todo viaje, te gustaría llevar compañía y una maleta.

Marcos iba en busca de su mama con el mono Amedio. Pues te felicito, porque tú también tendrás a tu lado un mono, periquito o lo que tú quieras, pero no se llamará Amedio, sino miedo.

De vez en cuando te irá diciendo, sobre todo al principio: “ Detente, no lo hagas, eso es imposible, te caerás, la gente te señalara tanto si lo consigues como si no, harán que pases vergüenza..” Por el camino le irás haciendo caso en muchos momentos, pararas, dudaras, te temblaran las piernas ante los retos que te enfrentaras, además a eso le añadirás que esos resultados que anhelas, no los vas consiguiendo ( todo lleva su tiempo ), solo saldrá de tu boca una frase: “¿Qué estoy haciendo yo aquí?”.

PUEDESTe doy un consejo, a mi mono miedo, ya lo tengo domesticado, ¿Cómo?. Le dejo que hable, porque en algunos momentos, hay que reconocer que tiene razón, no soy ningún inconsciente, pero no dejo que me paralice ante lo que yo quiero y deseo.
Es un equilibrio entre cabeza y corazón, pero que si la disputa es reñida, siempre dejo que gane mi corazón, mi intuición.

¿Y qué llevar en un viaje así?.

.- Buena dosis de confianza. Piensas que no has conseguido nada en la vida hasta ahora, y que nunca lo vas a conseguir. Pero por pequeños que sean los éxitos que has superado, has conseguido superarte. Pues este también será así, lo conseguirás. Confía en ti, en que lo conseguirás, en que tienes que dar el paso, porque si no sabes que estarás siempre preguntándote que hubiera pasado si hubieras dado el paso.  SIEMPRE CONFIA EN TI.

.- Llena la maleta de felicidad. Sonríe durante el camino, sonríe a las dificultades que te encontrarás durante el camino, porque gracias a ella las disiparas, superándolas  y verás el lado positivo de las mismas.

Llénate en definitiva, de SI, de POSITIVISMO y PERSEVERANCIA. Y sobre todo deja la maleta sin llenarla del todo, porque la iras llenando por el camino de todos los aprendizajes que vayas viviendo a lo largo del viaje.
Vivirás acciones de riesgo que antes no habías vivido. Pero es que desde la rutina que estabas viviendo, ni sufrías ni crecías, cosa que ahora si estarás haciendo en tu nuevo caminar.
Será un viaje que te transformará, ayudara a darte cuenta que aunque sean las condiciones más adversas que te puedes imaginar, si quieres, puedes. Todo tu poder está en tu mente. Te reafirmaras que vales más de lo que te puedan decir desde fuera y te hayan hecho creer.

Algunos retos los conseguirás, otros no y otros serán conseguidos a mitad, pero siempre conseguirás una cosa más importante que llegar a tu meta, que es romper con tus límites que antes tenías. Te darás cuenta que tienes dentro de ti herramientas desconocidas, un potencial que no habías aprovechado hasta ahora.

Cuando vuelvas a preguntarte, ¿POR QUÉ NO YO?, a partir de ahora, tienes que cambiarla por: CLARO QUE SI PUEDO.

 Ir a por tus sueños, te dará a conocer la respuesta que todo ser humano debe saber. Saber de la pasta que uno está hecho, de una pasta más rica, nutritiva de lo que daba hasta ahora a los demás y que creías que eras.

TÚ PUEDES CONSEGUIR TODO LO QUE TE PROPONGAS Y MÁS, SÓLO TIENES QUE CONFIAR EN TI. DA EL PASO, PRUEBA, PERSEVERA, APRENDE.

¿Te vas a volver a preguntar por qué no tú? ¿Qué crees que no puedes conseguir? ¿Quién te lo impide? ¿Los demás o tú mismo? ¿Lo has intentado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: