Los peores momentos nos hacen ver quienes somos

Son las 2 de la mañana y no me puedo dormir.

Mala temporadaHace unos momentos, subiendo a casa, después de una cena, me he encontrado con una persona que hacía años que no veía.

Era uno de los integrantes de la “banda”, que hicieron que mi E.G.B, no fuera muy agradable, por así decirlo. Si, sufrí bulling o como lo quieras llamar. ( Gafotas, 4 ojos, alusiones a mi cabeza…) Pero cuando me dieron las notas de 8 E.G.B. y me marché a otro colegio, fue de lo mejor que me pudo pasar.

Estoy echando la vista atrás a todo lo vivido desde ese momento y me doy cuenta, que es en la adversidad  es donde nos damos cuenta de que estamos hechos.

Cuando nos vienen malas temporadas, intentamos evadirnos o resistirnos a los momentos que estamos viviendo. No les vemos ningún sentido a todos los hechos que están a nuestro alrededor. Solo sabemos quejarnos y lamentarnos. Pero ahora a toro pasado, (como buen español), sí que le he visto un sentido a todo lo vivido.

Y es así, creo que todo lo que vivimos, tiene un por qué.

He ido uniendo a lo largo de estos años,  y espero que me queden muchos años más, esos “traumas” que he ido viviendo. Los he incorporado a mi personalidad y a día de hoy, puedo decir que estoy orgulloso de haberlos vivido.

Nos enseñan que lo mejor en la vida, son los triunfos, pero creo que es al revés. Es lo peor que nos puede pasar. Porque la mayoría de las veces, nunca aprendemos de ellos.

Queramos o no, nos pasamos luchando toda la vida, contra cosas. Unas cosas nos suceden de serie y otras nos vienen en los genes ( cómo la familia, alguna discapacidad o el lugar donde naces..). Y unas veces perdemos y otras ganamos.

Tras la derrota, nos viene la vergüenza. Y pasaba mucha vergüenza, con lo que me ocurría. No quería contarlo, me daba miedo el qué dirán, si no era hombre para enfrentarme a esas personas…. Pero al igual que otras muchas cosas que he contado a través de los post, esta también tenía que contarla.

Nos da vergüenza contar lo que estamos viviendo. Y cada historia, todas y cada una de ellas, forman parte de nosotros, queramos o no. La suma de todas ellas, da por resultado, .

No quería contar lo que vivía todos los días, porque no quería sentirme aún más excluidos. Nos da miedo contarlo porque pensamos, que los demás, dirán que nosotros somos los raros. Pues no lo somos.  Tenemos que romper esos “clichés”, “miedos”. Romper con una vida, con una sociedad “establecida” y ser nosotros de verdad. Sin tapujos.

No le encontramos sentido a pasarlo mal, por una situación así, por el rechazo de esa chica que tanto nos gustaba. Pero claro que tiene sentido. En esos momentos no lo veras. Pero con la medicina  “tiempo” lo veras.  Ese sentido a cada situación, hará que te vayas construyendo poco a poco.

Hace 4 años que se podría decir, que decidí ser el arquitecto de mi vida. Me empecé a construirme a mí mismo, y esa construcción me ha llevado a cambiar mi mundo, por completo. Y creo que es así en todos los casos, cuando empezamos a conocernos de verdad, empezamos a escucharnos y a dar pasos hacia adelante, nuestro mundo cambia.

Ahora hecho la vista atrás, y veo que todo lo malo que he vivido ha sido algo bonito para mi. Esos momentos de soledad, me han ayudado mucho a pensar, a conocerme , a ver muchas cosas que no veía en esos momentos.

No estoy diciendo que vayamos a partir de ahora a buscar malas experiencias para conocernos mejor y conseguir cosas. Deseamos conocernos a través del éxito, del triunfo, del amor para siempre.. Pero a través del triunfo, de las “buenas” situaciones, no te conocerás nunca. Pero si a través de los “actos malos”.

Todos aguantamos lo indecible, si sabemos que tiene un propósito. Pero en esos momentos, no lo vemos, porque no nos paramos, sólo sabemos quejarnos y lamentarnos.

Hace mucho tiempo, oí una frase que desde ese momento, no he dejado que se fuera de mi, que dice: “Cuando soy débil, entonces soy fuerte”. La fragilidad nos da la oportunidad, de crecer, de fortalecernos, de renacer como el ave fénix. Renacer con más fuerza de las cenizas, que en esos momentos nos están quemando.

Lo fácil nos marca mucho menos que las dificultades. ¿ O te ha ocurrido a ti al revés?

Nos etiquetan, diciendo “esta persona es amable, es cariñosa, o es una borde…” Pura etiquetas que nos ponen los demás. ¿Nos conocen al 100% para saber cómo somos? Yo no soy como era hace 4 años. Creo que he hecho una autentica revolución.

Y es así, nadie nos puede etiquetar nuestra personalidad, ni nosotros dejarlo. Nuestra verdadera personalidad la tienes que crear tu, ser tu el albañil de la misma.

odioNos da miedo enfrentarnos a situaciones críticas. Pero si no lo hacemos, estaremos ahuyentando de nosotros mismos, esos héroes que llevamos dentro. Enfrentarte a tu dragón y sentirás el héroe que tienes dentro de ti.

Pero nos da miedo conocernos. Y claro que me sentí un gran infeliz. Sentía que era un cobarde, un don nadie durante muchos años. Me enfocaba en el dolor, en la queja, en los lloros. Y mientras tanto, todo lo bueno que tenía, lo dejaba apartado.

Nos enseñan que lo mejor es protegernos de la adversidad, de lo malo, de lo que hace pupa. Y así salimos, unos cobardes, que nos da miedo romper límites “mínimos” que nos separan de nuestra felicidad eterna, sólo porque nos han dicho que no hay salirse de las normas.

A lo mejor si no hubiera pasado esos años,  y hubieran sido más felices, no estaría aquí mismo delante del ordenador. Quién sabe. Pero todas las experiencias que he ido viviendo, han sido semillas de mi felicidad.

Cuando he visto a esa persona, he estado a punto de darle las gracias. Gracias por ayudarme a descubrirme, a saber quién soy , por una vida, que en cualquier momento quería haber cambiado por cualquier persona.

Pero ahora doy gracias por todo lo que he vivido.  GRACIAS POR LAS ADVERSIDAD QUE HAN VENIDO Y QUE SE QUE VENDRÁN.

Podría tener odio a todas las situaciones y personas que me han hecho pasarlo mal en algún momento de la vida, pero por favor, NO ODIES.

Vivir en paz con uno mismo, feliz, es la mayor derrota más fuerte que puede tener el odio.

Vive en paz contigo mismo y da gracias por todo lo que vivas.

 ¿Estás pasando un mal momento? ¿Le ves un sentido a todo lo que estás viviendo? ¿ Quien ha creado tu personalidad? ¿Te conoces de verdad?

Anuncios

4 Responses to Los peores momentos nos hacen ver quienes somos

  1. belen says:

    Hola David. Me encanta como has escrito este artículo y lo has enfocado. Valiente, que eso eres un valiente, que ha tenido la oportunidad de descubrirte y así lo has hecho. Gracias por compartir, y como yo siempre digo “ni el fuerte es tan fuerte, ni el débil es tan débil”. Un abrazo

  2. Johanna says:

    Me hizo muy bien esta entrada ya que la necesitaba. Ayer fui a una fiesta y me sentí sapo de otro pozo. Creo que eso me pasó porque no sucedió lo que yo creí que iba a suceder pero lo peor de todo es que tuve que compartir la mesa con personas que me hacen mal y que me hacen sentir invisible. Desde ayer que estoy depre pero tus palabras me dieron aliento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: