Un CASTING llamado VIDA.

Apaga el gris de tu vida y enciende los colores que llevas dentro” decía Pablo Picasso.

castingAyer estuve hojeando el libro de Maite Buenafuente, “Ya te llamaremos”, que próximamente estará en el blog.

Al final del libro, ponía una definición de lo que significa para ella, la palabra CASTING.

Un casting es un proceso para ser elegido para un trabajo. Dependemos de la opinión de los demás para llegar a él. En algunas ocasiones se consigue, pero en otras no. En ese momento vienen las tristezas, el tirar la toalla y los “no puedo”.
La semana pasada, mientras estaba en Madrid, en mi hotel, se celebró un casting para niños en el hall del mismo. Mientras pasaba hacia la recepción, me hizo pensar:
¿Pero qué pasaría si el casting nos lo hiciera la propia vida para ver si podemos llegar al puesto de “Presidente de tu vida”?

No podemos dejar que nadie, sea el dueño de nuestra vida. Esperamos que caiga del cielo eso que tanto deseamos, que el gobierno nos dé un empleo.. la culpa de nuestras desgracias la tienen los demás , nosotros nada.. Pero cuando celebramos algún éxito, los demás no han tenido nada que ver, solamente nosotros hemos sido los artífices del mismo.
Así nunca podrás llegar al cargo que la vida te ofrece.

¿Qué tendrás que hacer para pasar el Casting?

1.- Contagiar a los demás con entusiasmo.
Como bien dice la frase de Gandhi: “Empieza a ser el cambio que quieres ver en el mundo”. Abres la puerta de casa, ves a tu vecino que no te saluda o está gritando con otro vecino. La gente no habla, CHILLA. No paran de lamentarse, de gritarse, de pelearse.. Por favor, haz que paren, diles que se callen y diles: “¿No habría que disfrutar de este día? Estamos vivos”.
Vive con entusiasmo cada día. No digo que “pases” de largo por los momentos que estés pasando. Pero viviéndolos con entusiasmo, por muy malos que seas, empezarás a verlos desde otra vertiente, viendo una posible solución. Cosa que con tristeza, depresión, solamente verías más lados negativos que negativos.
Vivir con entusiasmo, es exprimir la vida, cada segundo como si fuera el último. Da gracias todos los días por disfrutar de un día más. Ese día si tú quieres, puede ser el principio del comienzo, de una nueva vida.
Empezarás a ver la vida, con otras gafas, gracias al entusiasmo.
¿Estás entusiasmado?

2.- Admirarte de lo que eres capaz.
Si, eres un genio”. Así de claro. No te conozco de nada, pero se que lo eres. Se que haces algún hobbie de una forma espectacular. Y no soy la primera persona que te lo dice. Disfrutas haciéndolo, se te pasan las horas realizándolo. Y tú bien sabes que sería un sueño para ti convertirlo en un trabajo. PERO TIENES MIEDO.
Piensas que lo que haces es algo normal, que hay mucha gente lo podrá hacer mucho mejor que tú. PUES NO, TÚ LO HACES DE UNA MANERA MUY ESPECIAL, ÚNICA. COMO LO QUE ERES TÚ, UNICO.
Admírate de lo que haces, porque es algo especial. Algo que sabes que ayuda a los demás, que por poco que sea, haces felices a mucha gente. Eres especial, haces cosas especiales, así que felicidades.
¿De qué eres capaz? ¿Por qué le quitas importancia a lo que haces?

3.- Sonríele a la confianza.
Mientras todo está bien, mientras todo va como nosotros queremos, sonreímos hasta a nuestros enemigos. Pero hay dios mío cuando se tuercen un poco. Lloros, lamentos, excusas, gritos… “Ya no confiaré más en mí, es imposible, ¿la confianza? Eso no existe para mí”.
Cuando no conseguimos algo, a la primera, ya tiramos la toalla. La confianza, como el éxito, es paso a paso. No queramos que se mantenga todo el rato a grandes niveles. Habrá momentos en los que dudes hasta de lo que has conseguido por muy grande que haya sido. Dudaras de todo, hasta que te digan que sigas. Gírate mira que has hecho. Es mucho más de lo que pensabas. Sonríe y sigue caminando. No quieras correr. Poco a poco, y cuando menos te lo esperes, esa confianza, volverá a aumentar sus niveles.
¿En quién confías? ¿En ti o en los demás?

4.-  Temblar de emoción positiva.
Como bien dice la canción de Miguel Bosé: “Los chicos no lloran, solo deben pelear”. ¿Pero por qué? ¿Por qué la sociedad nos impone que tenemos que ocultar nuestras emociones? ¿Por qué no podemos mostrarnos tal cual somos en cada momento?
Si lloramos porque estamos tristes, nos dicen que somos unos blandos. Y si lloramos porque estamos felices, que somos demasiados sensibles.
MUESTRATE SIEMPRE COMO ERES. Tiembla de emociones positivas al ver lo que estás consiguiendo, por lo que estás viviendo. Tiembla, llora, ríe, salta, haz lo que sientas en cada momento, no reprimas tus emociones y más por momentos positivos.
¿Te muestras a los demás tal como eres? ¿Ocultas tus emociones?

casting15.- Imaginar que el mundo es tuyo.
SI quieres ser dueño de tu vida, si quieres alcanzar tus metas, tienes que empezar por visualizar que lo has conseguido. Es un juego fácil, sueña que lo has conseguido. Date ese capricho. ¿Cómo te sientes? ¿El rey del mundo? ¿Te motiva a dar pasos adelante? Pues hazlos realidad. Soñar, imaginarte que lo has conseguido, es el primer paso para su consecución. Echa la mirada atrás y date cuenta cómo lo has ido consiguiendo, en sueños, hasta ser dueño de tu vida. Y llévalos a la realidad.
¿Eres dueño de tu mundo? ¿O es el exterior el dueño? ¿Qué mundo imaginas?

6.- Negociar con tus nervios, darles una tregua
Los nervios, que malos compañeros de viaje son. Te bloquean, no te dejan decir lo que querías de decir de verdad. No te permiten mostrarte a los demás tal cual eres, no te dejan mostrarte ante el entrevistador, todo el potencial que tienes ante la entrevista de trabajo.
Siempre un poco de nervios es bueno. Antes de una conferencia, los primeros minutos, estoy como un flan, lo reconozco. Pero habla con ellos, diles que los primeros minutos ante un evento importante en la vida, aceptaras que estén en tu vida, pero NO MÁS. Diles que tienes que dejarte disfrutar del momento, que si no te mostrarás como eres de verdad y eso sería un perjuicio para ti.
¿Y tú qué tal te llevas con tus nervios?

7.- Gozar de un momento único e irrepetible
La vida, son momentos. La felicidad, está compuesta de pequeños momentos. El miedo, el qué dirán, la vergüenza, no nos permiten, no nos permitimos disfrutarlos. Si no lo hacemos, veremos la vida pasar y cuando menos nos lo esperemos, estaremos quejándonos, lamentándonos, porque no hicimos tal o cual cosa, deseando no irnos al “otro barrio” y que nos den otra oportunidad. Porque al darnos una oportunidad, viviremos de verdad.
En muchos casos, esas 2 oportunidades no existen. Así que por favor, VIVE DESDE YA.
¿Gozas de cada instante que la vida te da?

¿Y tú pasarías este casting? ¿Quién es el director de tu vida? ¿Quién te dice: ” Acción”, tú o los demás?.

Anuncios

2 Responses to Un CASTING llamado VIDA.

  1. Pingback: Un CASTING llamado VIDA. | Laura | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: