Marta Romo: ” El cerebro es el ordenador más potente del mundo al que hay que cuidar para que esté en forma”.

Hoy dentro de la Sección ” Entrevistas motivantes para nuestro Desarrollo personal y profesional” es un placer presentar a Marta Romo. 

marta romoTenemos un cerebro, pensamos, razonamos, tenemos ideas, nos sentimos más importantes que el resto de razas que habitan el planeta Tierra. ¿Pero si tenemos algo que nos distingue de los demás, por qué no hacemos un mejor uso de él?

El cerebro es como ir al gimnasio. Cuando vas, descubres muchas cosas de ti, que puedes hacer cosas que hasta entonces no sabías que podías hacer. Con el cerebro igual. Pensamos que llegados a una cierta edad, ya no somos capaces de estudiar, que no se nos queda nada. Pero si nos quedamos en el sofá, tanto en el ejercicio, como con nuestro cerebro, sin mover un solo pelo. ¿Qué pasa?  Que engordamos, que se nos hace un cayo todo.

Dicen que solo aprovechamos el 10% de la capacidad que tiene nuestro cerebro. ¿Qué hacemos con el otro 90%? Pensar que no existe. ¿Y a que te gustaría poder hacer uso de 1% más de tu capacidad de tu cerebro? ¿Te imaginas que podría pasar?. Marta, a través de su nuevo libro, “Entrena tu cerebro. Neurociencia para la vida cotidiana“, nos enseña como sacarle el máximo partido al único órgano que tenemos que no se desgasta con el uso, NUESTRO CEREBRO.

GRACIAS Marta por recordarnos una cosa muy importante a través de tu libro, que todo lo que somos, sentimos y pensamos parte de nuestro cerebro. ¿Qué pasaría si fuéramos dueño de nuestros pensamientos, de nuestro cerebro?.  A través de algo tan sencillo, como dormir bien, un estrés moderado y emociones positivas , empezaremos a tener un cerebro en forma. Pues que eso es el principio del comienzo de una nueva vida, una vida con sentido y con paz interior. Podéis conocer más a Marta a través de Facebook, Twitter y su Web.

¿Frustrado por qué no sabes cuáles son tus habilidades y pasiones? ¿Desesperado por qué no sabes qué asignaturas escoger o hacía donde encaminar tu vida? ¿Desempeñas un trabajo que no te gusta y solamente quieres ser feliz en un trabajo? ¿En desempleo y no sabes qué hacer con tu vida?  ¿Quieres un nuevo rumbo en tu vida y no sabes cómo hacerlo? Será un placer acompañarte en el camino que desees emprender. Juntos ascenderemos a cotas jamás imaginadas.  Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin

.- ¿Quién es Marta Romo?

Soy una eterna aprendiz y emprendedora de vocación. Soy polifacética, me encanta probar cosas nuevas e innovar… también soy bastante cabezota. Soy una mujer con fe y con confianza en que todo lo que sucede, es para bien.

.- ¿Cómo le explicarías a mi sobrino, qué es el cerebro?

Le diría que es como el ordenador más potente del mundo, que está dentro de su cabeza y que le ayuda a organizar todo lo que piensa, siente y hace. Por eso, hay que cuidarle y entrenarle para que esté siempre al día y en forma.

.- ¿Cuál es el principio del comienzo, para entrenar tu cerebro?

  • Hay dos principios básicos. El primero viene de serie, es la plasticidad cerebral. Aunque desde hace bien poco, sabemos que si practicamos ejercicio aeróbico, podemos potenciar nuestra plasticidad al generar una proteina conocida como BNDF que permite generar nuevo tegido neuronal.
  • El segundo se desarrolla y lo podemos hacer desde que nacemos. Es la fuerza de voluntad, clave para la felicidad y para el éxito en nuestros propósitos y en cualquier entrenamiento. La ciencia ha demostrado, que quienes se han dedicado a cultivar su fuerza de voluntad, han invertido en su educación y en su felicidad..- ¿Qué importancia tiene la alimentación para nuestro cerebro?

Pensar con claridad, memorizar, recordar o conectar ideas, no son tareas sencillas para nuestro cerebro que requiere consumir muchísima energía para realizarlas. Determinados nutrientes son necesarios para que estas actividades sean más efectivas y para que nuestra mente pueda estar despierta, ágil y a la altura de lo que necesitamos en cada circunstancia. Sabemos que determinados alimentos pueden imitar a los medicamentos en la regulación de los neurotransmisores, provocando cambios en la actividad cerebral y el comportamiento, por lo que el impacto de lo que ingerimos es muy importante para nuestro cerebro.

Por ejemplo, sin ser conscientes, ingerimos enormes cantidades de azúcar un 40% a través refrescos, zumos, bollería industrial o golosinas. Cuanto más cantidad de azúcar consumamos, mayores problemas de atención y altos índices de nerviosismo e hiperactividad tendremos. Esto para el cerebro de los niños es nefasto. Otro ejemplo, puede ser el aspartamo, un edulcorante artificial de mucho uso en productos light, bebidas azucaradas, chicles, bebidas de frutas, entre otros. Los resultados de numerosas investigaciones, muestran que el consumo a largo plazo del arpartamo lleva a un desequilibrio en el estado antioxidante/oxidante del cerebro y esto puede estar ligado al desarrollo de tumores, parkinson, alzheimer, esquizofrenia, depresión, entre otros problemas neurológicos.

.- ¿Qué entrenamiento dictarías a un desmotivado para que pusiera en forma a su cerebro?

Se puede entrenar el acostumbrarnos a lo que no nos motiva, a través de la generación de un hábito… Esto se lo recomendaría si no quedase más remedio. Sin embargo, mi consejo sería que eligiera aquellas actividades que llaman su atención, que le mueven y le dirigen hacia emociones positivas. La atención también se entrena, como decía con los hábitos a base de repetir, repetir y repetir… pero no tiene sentido poner esfuerzo en lo que no te mueve, pues no te permite aflorar todo tu talento. Mientras que si diriges tu atención hacia lo que realmente te gusta, vas a ser capaz de dar lo mejor de ti y seguir creciendo.

.- ¿Por qué es importante algo que desafié a nuestras mentes?

El reto  o el desafío, tiene un componente de juego para nuestro cerebro y a la vez un componente de riesgo. Es un cocktail excitante entre la dopamia y la adrenalina que hacen que nos activemos al máximo y que aprendamos cosas nuevas. El reto nos permite salir de la zona de confort y probar, arriesgarnos a cosas nuevas. Está relacionado con nuestra parte más primitiva, el sistema reticular del cerebro, nuestra parte de reptil.  Eso si, para que un desafío nos active tiene que ver con nosotros, nuestros intereses o inquietudes, también es importante que no sea excesivo para nosotros, pues entonces en lugar de desafíar nos frustrará.

.- ¿Cómo agotamos a nuestro ego? ¿O tenemos que dejarlo que también nos hable de vez en cuando?

En mi opinión, más que agotarlo, lo interesante para nosotros es tener más opciones donde poder elegir. El ego tiene que ver con la activación de determinadas partes de nuestro cerebro, zonas en las que tenemos más conexiones sinápticas y una química determinada que favorece su repetición o que seamos reincidentes. Con el entrenamiento cerebral, podemos activar otras conexiones sinápticas diferentes que si somos capaces de transformarlas en hábitos a través de la mielinizción (con la repetición) serán nuevas opciones alternativas a nuestro ego.

 .- ¿Por qué la neuroplasticidad nos da esperanzas frente a las dificultades del día a día?

Se ha demostrado que en los adultos, no solo mueren las neuronas, sino que también nacen otras nuevas, es la  “neurogénesis”. Ahora sabemos que tanto las neuronas como las células gliales (cumplen la función de soporte de las neuronas) se siguen produciendo durante toda la vida. Así que ahora no hay excusa para el cambio, ya no vale el “es que yo soy así” o “a mi edad ya no puedo cambiar”. Sabemos que podemos seguir haciendo lo mismo de siempre o podemos elegir hacer cosas diferentes, siempre estamos a tiempo de transformarnos, crecer y evolucionar. El cerebro se entrena con cualquier músculo de nuestro cuerpo. En gran medida, somos responsables de nuestra calidad de vida, de nuestra calidad mental y emocional. El cerebro además de en nuestra cabeza, está en nuestras manos.

 .- Nos encontramos con gente sin rumbo, ¿Cómo empezamos a trazarlo?

Soñando, todo viaje comienza con un sueño. Se qué puede resultar muy romántico, pero cientíticamente funciona. Cuando soñamos despiertos, en nuestro cerebro se activan las ondas alfa que son las que necesitamos justo antes de tener un momento ajá o momento creativo. Sin alfa no hay gamma, estas son las ondas de la generación de ideas. Lo que sucede cuando soñamos o nos imaginamos lo que nos gustaría, es que nuestro cerebro lo ve claramente y se lo cree. Cuando el cerebro tiene las cosas (ya sean imágenes o pensamientos) claras y si además, estas activan el circuito de placer o aproximación, se pone en movimiento, en camino para conseguir el sueño. Este es, desde mi punto de vista, el primer paso y el más sencillo. El segundo paso es trazar ese rumbo a través de un plan de acción y ese es otro cantar, en el que necesitamos tirar de hábitos, fuerza de voluntad, acompañamiento… Y si el sueño nos sigue haciendo vibrar, este proceso es más sencillo.

marta romo.- ¿Cómo evitamos el síndrome de la felicidad aplazada? ¿Por  qué aplazamos nuestra felicidad?

Por ejemplo centrando nuestra atención en el día a día, en el presente. Tratando tener momentos de disfrute a diario y no esperando a las vacaciones o al fin de semana para poder tener ocio. Tambien podemos evitar este síndrome con la meditación, que activa zonas de nuestro cerebro relacionadas con la paz y la auténtica felicidad. O también, marcándonos metas y teniéndolas presentes para ir trazando el camino hacia ellas.

Aplazamos nuestra felicidad porque no soportamos la incertidumbre, nuestro cerebro no está preparado para la incertidumbre y busca certezas… y si no las encuentra se las inventa. Elegir el camino de la  felicidad no siempre aporta certezas, no tienes la garantía de conseguirla, y muchas veces preferimos la infelicidad a la incertidumbre.

.- ¿Por qué la importancia de los hábitos?

Básicamente porque nos dan certezas, seguridad y permiten a nuestro cerebro consumir menos energía. Así podemos dedicar más energía y atención a la parte creativa. Los hábitos pueden ser comportamientos, pensamientos, emociones que se convierten en tendencias sostenibles y repetidas en el tiempo. Es importante que tengamos hábitos saludables y beneficiosos, pues es difícil “escapar” a la potencia de los hábitos y porque realmente no se pierden, sino que entran en desuso al incorporar hábitos más beneficiosos.

.- ¿Por qué nos da tanto miedo el cometer errores?

Por el miedo al qué dirán, al rechazo básicamente, a no pertenecer y que nos excluyan. Es un miedo muy primitivo que, desde mi punto de vista, se refuerza con el sistema educativo que tenemos. En las escuelas, se penaliza el error como si no formara parte del aprendizaje ¡Y esto si que es un gran error!

.-  No hay voluntad por superarse, por nada.. ¿Cómo alimentamos esa voluntad?

La fuerza de voluntad opera como un músculo: puede ser fortalecida con la práctica, puede fatigarse con el uso excesivo, o atrofiarse con la falta del mismo. Podemos decir que la fuerza de voluntad necesita comer y dormir. Lo ideal es fortalecerla desde la infancia, si ya es demasiado tarde, aquí van algunas recomendaciones:

  • Ten objetivos claros de lo que se supone que debe conseguir el autocontrol. En ocasiones somos ambiguos, generalistas y mezclamos nuestros propios límites. Esto nos lleva a tener dificultades con la fuerza de voluntad, no tanto porque no seamos capaces, sino porque no lo tenemos claro.
  • Presta atención y lleva registros: Tener en mente la conducta que quieres que controlar y contabilizarla ayuda y mucho. ¡Nos encantan los marcadores! Para tener éxito en tus propósitos, es fundamental el foco. La multiplicidad hace que se pierda foco y nos despistemos.
  • Externaliza y confía tu voluntad en alguien: La atención se focaliza sobre todo con interacción social porque genera cierta tensión y recompensa inmediata cuando consigues tus resultados o los compartes.
  • Carga tus baterías de voluntad: La fuerza de voluntad se consume al usarla, el descanso y la glucosa, ayudan.
  • Administra tu voluntad: tenemos una cantidad limitada de energía relacionada con el autocontrol. Así que de vez en cuando, se recomienda darle un descanso a la voluntad, dejar de apretar los controles. Los premios y el refuerzo positivo funcionan.
  • Busca la motivación autónoma: Sabemos que los mecanismos de nuestra autorregulación, son favorables a nosotros mismos cuando la motivación es autónoma e independiente, y que estar presionados o controlados externamente bloquea nuestra fuerza de voluntad a largo plazo, ya que nos lo pone más difícil. Hacer este ejercicio de discernimiento para identificar nuestras motivaciones intrínsecas antes de lanzarse por un objetivo es crucial para ponértelo más fácil.
  • Perdona tus errores: Cometer errores es inevitable y humano, pero tu fuerza de voluntad será más fuerte si logras superarlos. El problema es cuando nos quedamos enganchados a ellos a través de la culpa, que es muy adictiva, y los vivimos como un fracaso.

 .- ¿Qué relación hay entre emociones y cerebro?

Las emociones son procesos psicológicos que, gracias a la información que proporcionan, contribuyen a reajustar nuestras metas y planes basándose en nuestro propio sistema de valores. Sirven para algo más que hacernos sentir. Proporcionan información valiosa sobre cómo nos afectan las cosas y nos ponen en movimiento. Nuestro cerebro las necesita constantemente, pues sin ellas, estaríamos perdidos. Esto las convierte en una interesante herramienta para tomar decisiones, que no siempre tenemos en cuenta ya que pensamos erróneamente que pueden despistarnos o desviarnos de nuestro objetivo. Son una potente guía para nuestro cerebro, como una brújula. Cada decisión supuestamente racional que tomamos, está condicionada previamente por una emoción, aunque no somos conscientes de ello en muchas ocasiones. Las emociones se regulan desde el cerebro, desde el sistema límbico y también desde la parte más primitiva que tenemos, el sistema reticular.

 .- Una reflexión para los lectores del blog

Podemos incluir algunos ajustes en nuestra agenda que pueden ayudarnos a estar en forma cerebralmente hablando y vivir con más optimismo. Se trata de incluir todo tipo de actividades que alimentan nuestro cerebro, cada día, aunque sean 5 o 10 minutos, pero lo importante es que sucedan todos los días. Por ejemplo, durante las vacaciones hacemos un montón de actividades diferentes y esto despeja y entrena nuestra mente. Mientras que después, el resto del año nos limitamos a dormir, trabajar y poco más…y esta es una rutina muy poco estimulante y enriquecedora para nuestro cerebro. A mi me gusta  hablar de la agenda arcoiris, porque necesitamos hacer 7 cosas cada día. Si le ponemos colores en la agenda, puede ser más sencillo chequear que los tienes todos cada día. Hay que tener agendas policromáticas. Las 7 actividades son: sueño de calidad, conexión social (contacto), juego, introspecciónn, actividad física, trabajar y no hacer nada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: