Conviviendo con la IRA.

La ira es como el fuego, no se puede apagar sino al primer chispazo. Después es tarde”. G. Papini.

iraUno de los mayores problemas con el que todos, convivimos, es la IRA.

Nos levantamos y oímos a los vecinos enfadarse. Ponemos la televisión y vemos a los contertulios enfadarse por la economía nacional o mundial. Cogemos el coche, y el conductor de atrás nos está pitando, tras solamente pasar unos segundo que el semáforo se ha puesto en verde. Y ya no hablar del jefe, de tu pareja o de tu familia.

Vivimos en un mundo regido por el enfado.

¿Por qué nos enfadamos con tanta facilidad?

Es que la culpa la tiene nuestro jefe… es que la culpa la tiene mi madre porque… es que la culpa la tiene mi pareja porque ….”. Todos tienen la culpa menos nosotros.

Al intentar echar la culpa al otro intentamos que este proceso, nos produzca menos dolor del que estamos viviendo, pero sabemos que no es así. Ese dolor seguirá hay hasta que no nos enfrentemos a ello.

Pero hacerlo, da mucho miedo.

Ese enfado  que estás viviendo, no es de ahora. Esos prontos, esos gritos tan desaforados, no es por algo que ha hecho tu pareja, aunque tú pienses que si. Esto viene de mucho antes.

Y tú sabes el por qué. Durante mucho tiempo has estado enfadado, cabreado, disgustado contigo mismo, con una situación que has vivido, pero has reprimido tus sentimientos. Has ido incrementando más y más ese sentimiento que nació en una situación,  de tiempo atrás.

Hace poco que me enfadé mucho y eso que la gente que me conoce, sabe que me cuesta enfadarme. Me encontraba en casa cuando me enteré de una situación,  que si tengo enfrente de mi, a Batman, sé que lo hubiera podido ganar en una pelea, del enfado que tenía.  Pero  sabía que mi ira no era fruto de esa persona, sino por otro motivo anterior.

Echarle la culpa no servía para nada, ella no era responsable de nada, de mis emociones.

Nos pasamos la vida enfadamos y solo tenemos una vida.  Vemos programas de televisión, en los que salen personas, tras decenas de años, en los que van a pedir perdón a sus familiares o exparejas por motivos, en muchas situaciones, insignificantes, que les ha hecho pasar años sin hablarse.

¡¡QUÉ DESPERDICIO!! ¡¡CUÁNTOS AÑOS SIN VIVIR CON ESA PERSONA QUE EN EL FONDO SABES QUE QUIERES, PERO POR ORGULLO E IRA, NO DAMOS EL PASO ADELANTE PARA SOLUCIONAR EL TEMA!!.

Me encontraba con ira hacia esa persona, y como dice Thich nhat hanh en su libro “ Domar al tigre interior”, me puse delante del espejo. El resultado es espectacular.  Me daba cuenta de la cara que tenía, no era mi cara. Yo no era así. Fue cuando te das cuenta, que tú ira no tiene ninguna intención, sino que tienes que darte cuenta el por qué de verdad estás así.

No estoy diciendo que olvidemos el enfado con esa persona, sino que nos demos cuenta el por qué de verdad, hemos respondido así.

En el fondo lo sabemos, pero lo que nos pasa es que no queremos poner una solución al tema. Nos apetece más estar como “victimas” que crear nuestro futuro.

Pero hacemos más y más daño a la persona que tenemos enfrente.  Pensamos que así nos calmaremos, y no es la solución.

Porque la otra persona, en vez de preguntar, “¿Qué te pasa?”. Quiere hacerte daño también.  ¿Por qué? Piensa que no se merece tu contestación, y quiere resarcirse de tu daño. Y te lanza sus dagas en forma de insultos, reproches y lamentos.

Sólo sabemos una cosa, que el día tiene 24 horas, y que no vamos a estar  aquí toda la vida. ¿Así que quieres seguir discutiendo con esa persona aún sabiendo que ella no tiene la culpa de cómo te encuentras?

¿Hay solución a esta situación? En este modo creo que NO.

Aumenta el dolor por ambas partes, y así no vamos a ningún lado.

La única solución es Parar, Aceptar y Hablar.

Vivo cerca de un parque. Aunque cuando me enfado, no siempre lo tengo al lado. Me gusta andar para despejarme, recorriéndolo.  El respirar, el vivir en el presente, te hará calmarte  y sobre todo darte cuenta del POR QUÉ te encuentras así de verdad. Pero sobre todo te hará parar la rueda de pensamientos en los que te has metido.

iraAcepta el por qué estas así. Da miedo muchas veces. Pero si quieres solucionar el tema, no volver a exaltarse de esa manera, y sobre todo que no sea el principio del comienzo de cómo perder a la otra persona, empieza dándote cuenta del por qué y reconócelo.

Aceptarlo es el primer paso para poner manos a la obra para su solución.

En esos momentos solamente pensamos que dentro de nosotros, existe la agresividad, la ira, el enfado. Pero parémonos en un momento. Digamos que estamos enfadados de verdad con esa persona por lo que nos ha hecho.

¿Y qué mejor si sabes el motivo de tu sufrimiento le pidas ayuda a la otra persona? ¿No sería mejor eso que estar insultándoos, criticándoos o dejándoos de hablar?

Si la persona siente que le estás pidiendo ayuda para solucionar un tema, su compasión hacia ti, hará que quiera ayudarte. Estaréis hablando el idioma de la comprensión del amor del uno por el otro.

Mi enfado era por un tema de hace unos meses, que todavía no había aceptado y me traía cola.  La persona que tenía delante de mí, no tenía ninguna culpa, más bien, no tenía nada  que ver en el motivo de mi enfado, y ella pagó los platos rotos.

Te pedí perdón y te lo vuelvo a pedir. Gracias por estar a mi lado y apoyarme siempre.

Por favor, no nos dejemos llevar por la ira. Estamos aquí de forma transitoria, y por un enfado, una “tontería” perdemos amigos, familiares o parejas. Por enfados, que sabemos que son una “tontería” pero por orgullo, no damos el paso hacia adelante.

No estamos enfadados con esas personas en la mayoría de las veces, estamos enfadados con nosotros mismos, por situaciones que hemos vivido y no hemos sabido solucionar, por hechos que no se han cumplido, por desilusiones. Y esa ira, hace que lo paguen los demás.

Cuando te encuentres así:

.- Párate. Anda, respira, tranquilízate. No te dejes llevar por la agresividad.

.- Descubre el por qué estás así y acéptalo.

.- Ponte en acción para su solución.

Y si hay que pedir perdón, SE PIDE.

¿Por qué se sientes con Ira?  ¿Está justificado? ¿Qué ha pasado que no has solucionado? ¿Quién paga tus platos rotos? ¿Por qué?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: