¿Cuántas veces has dicho hoy, GRACIAS?

Gracias Dios por no dármelo todo, sino solo lo que necesito”.

AgradecimientoSiempre me acordaré cuando mi madre, me decía, de pequeño: “ David, ¿Qué se dice cuando te dan algo? ¿Te lo tengo que repetir siempre?, tienes que dar las gracias”. “Gracias, abuela por el bocadillo” y me iba corriendo a jugar con los amigos por el pueblo.

Todos queremos conseguir los mayores éxitos en la vida , la mejores posesiones, mejores títulos, lo mejor. La vida son cimas y valles, hoy estás aquí y mañana estás más abajo. Hoy estamos felices y mañana con “bajón”. Pero siempre hay una cosa constante en la vida de todo ser humano, HAY QUE SER AGRADECIDOS.

En estos momentos que estamos viviendo, de desesperación, desempleo, dudas, miedos, eso de dar gracias a lo que tenemos alrededor, cuando no vemos a la vida, como lo que es,  un viaje lleno de aventuras, pensamos que es algo de locos, eso de dar gracias, por la escasez que vivimos. O eso pensamos.

Cuando todo nos iba de “puta madre“, dábamos gracias por todo, hasta a la cajera del supermercado, por darnos las vueltas cuando pagábamos. ¿Ahora? Ni las gracias damos cuando el vecino nos ayuda a subir las bolsas o nos abren la puerta del ascensor.

¿Dónde están se ha quedado ser agradecidos?

Todos vivimos malos momentos. Todos cuando estamos en esa situación, solamente nos fijamos en lo mal que está todo, en lo solos que estamos porque no tenemos pareja, en que Infojobs no para de ponernos “descartado” o que el compañero de trabajo nos la ha vuelto a hacer. Es normal, yo también lo hacía, lo hago cuando están las cosas “mal”. Entramos en la rueda del pensamiento negativo, y sólo vemos la vida de color negro.

“¿Y ahora nos estás diciendo que aún en los malos tiempos hay que seguir dando gracias? ¿De qué? ¿De no tener trabajo?..” Me acordaré siempre, así de “chulo” le contesté a un conferenciante, que gracias a esa pregunta, somos amigos hoy.

Cuando vemos la vida, desde la escasez, del negativismo, de color oscuro, lo reconozco, hay que tenerlos “muy grandes“, para dar gracias cuando están yendo hacia el abismo. Pero hay que tenerlos, porque estar centrados en ese tipo de pensamientos, en sentirnos una víctima y que los demás, nos compadezcan,  y aunque eso nos gusta a todos, salir de ahí, es difícil, pero necesario e imprescindible.

Ser agradecido, con lo que tenemos, con lo poco o mucho que sea, no quiere decir que nos conformemos. “Virgencita que me quede como estoy…”, NO QUIERO DECIR ESO.  Todos tenemos que superarnos día a día, buscar siempre lo mejor para nosotros.

Pero ese “está todo mal” nos hace fijarnos en lo que nos falta en la vida, en el NO amor, NO felicidad, NO trabajo, NO dinero y mientras tanto, ¿Qué?

Estamos dejando de lado a personas que nos están ayudando en nuestro día a salir adelante, a personas que nos sonríen aún estando ellos peor que nosotros, darte cuenta que tienes un coche que te lleva ( de momento ) a dónde tú eliges, en comparación con otras personas.. Siempre nos comparamos con los que más tienen, ¿Y si te comparas con los que menos tienen? Creo que darías GRACIAS por muchas más cosas.

Los pensamientos negativos, catastróficos, nos hacen enfocarnos a lo que no tenemos, mientras que hacemos que pasen desapercibidos, cosas que si tenemos, por muy pocas que sean.

Cuando no nos focalizamos en lo que ya tenemos, estamos perdiendo aún más. Podemos sacarle máximo partido, a esas pocas pero buenas relaciones que tenemos, nos pueden ayudar, alentar a seguir, a superarnos. Ese coche, por muy trasto que este hecho, te lleva a dejar curriculums a las empresas, o ir a buscar a la persona que quieres.

Cuando nos estamos quejando, cuando no damos gracias por lo que tenemos, no le estamos sacando máximo provecho.

Pero es que ya no estoy hablando de darle gracias, a las cosas materiales que tenemos, hay que dar gracias por todo. Hoy cuando te has levantado, respóndete, ¿Has dado gracias por un nuevo día?.

Habrá gente que no habrá tenido la oportunidad de abrir los ojos y tener la oportunidad por delante, de 24 horas, para crear desde ese momento, un nuevo futuro.  ¿Y tú mientras quejándote?.

Gracias por los buenos días, de tu pareja, hijos o familia, gracias por abrir el grifo y baje agua, gracias a aquellas personas  que barren nuestras calles para que nosotros podamos pasear por ellas.

GRACIASNo damos las gracias a muchas cosas, con las que estamos bendecidos o tenemos en nuestro poder. Solo nos enfocamos en lo que nos falta, y no en lo que ya tenemos.

Tenemos algo que es lo más importante, que es la vida, y no damos gracias a ella, ningún día. Bueno cuando nos falla la salud, ahí es cuando la echamos en falta, y cuando nos recuperamos, damos gracias. Pero a los días, ya nos hemos olvidado.

Enfoquémonos en lo que sí tenemos a nuestro alrededor.  Si no apreciamos lo que ya tenemos, pensamos que no tenemos herramientas para salir adelante, y quizá, seguro, que serán muchas más , dando gracias por cada cosa que tienes, y las maximizarás.

No somos gratos con lo que tenemos, pensamos que es poco, pasamos de él, queremos más. ¿Y por qué los demás tienen que darnos lo que queremos si con lo que tenemos muchas veces, es más que suficiente?

Damos por sentado muchas cosas, hasta que las perdemos. No agradecemos a personas que nos ayudan, su labor por nosotros, las damos por sentado. ¡¡QUÉ PENA!!. Nunca olvidaré  a personas que me han ayudado hasta llegar donde estoy hoy, a ti lector,  o que me dieron su mano, sus oídos en mis peores momentos. Sería de desagradecido.

¡¡GRACIAS DESDE AQUÍ!!

Esta noche cuando te vayas a dormir , piensa en las cosas que te han sucedido, y seguro que habrá más de 1 , por la que tendrías que haber dado las gracias. Hazlo siempre antes de dormir, tu vida cambiara, serás más agradecido con las personas, con pequeños detalles que te sucedan, con tus posesiones, y empezaras a cambiar el foco en tu vida.

Empezaras a estar agradecido con lo que tienes y tu vida se transformará, te lo aseguro. Recuperemos de nuestro vocabulario, LAS GRACIAS. Pero digámosla de corazón, no por quedar bien.

¿A quién tienes que darle gracias que nunca lo has hecho? ¿Por qué tenías que estar agradecido en tu vida?

Anuncios

5 Responses to ¿Cuántas veces has dicho hoy, GRACIAS?

  1. La respuesta a cuántas veces has dado hoy las gracias siempre es “pocas”.
    Gracias a ti, David por este post lleno de humildad.

  2. johnapadilla dice:

    Es verdad!! … es curioso pero este Mes mientras caminaba estaba pensando en esto y lo comencé a poner en practica una ves más ya que muchas veces se nos olvida. Se siente bien además de que los lazos que creamos con las demás personas se hace mas fuerte pues una persona que sabe ser agradecida con otras dan un fruto de “confianza”.. Gracas por tu post!! saludos!!

  3. Pingback: ¡¡Conversa con tu cerebro!! | El Principio de un Comienzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: