¡¡Conversa con tu cerebro!!

Una creencia  no es simplemente una idea que la mente posee,  es una idea que posee a la mente

cerebroQuerido cerebro:

La verdad que ya son muchos años juntos. Quería darte las GRACIAS por las cosas que has hecho por mí hasta el día de hoy.

Me has puesto en estado de “alarma” en muchas situaciones que me han sacado de muchos posibles apuros. Desde siempre has estado “programado”, para salvarnos. Como los trogloditas, les ayudabas a que cada vez, a salvarse cuando oían un ruido diferente a los que están acostumbrados. Muchas veces, esos ruidos eran los dinosaurios que los estaban esperando y no para jugar al ajedrez.

Pero ya no estamos en la edad de los Tiranosaurios Rex, estamos en el siglo XXI.

Como te he dicho, me has ayudado en muchas situaciones. Y te doy las gracias, pero ya no estamos en los tiempos de las cavernas.  Tus pensamientos, me han dicho que no podría hacer muchas cosas, que la vida era muy limitante, que había que esforzarse para conseguir un 1% de lo que había soñado, que eso de soñar en grande era una quimera, que no lo podría conseguir… Tu “ayuda”, me ha hecho seguir la corriente, lo que estaba “bien” según decían los demás, porque si lo intentaba, venías al instante a decirme, que no lo intentase. Me querías salvar de los posibles peligros.

Pero hoy es el día. Ya vale de pensar que soy mis creencias. Creencias que me estaban limitando.

Me has hecho pensar que no podía hacer nada de lo que me propusiera, que si lo intentaba todos me señalarían , que no podría ser feliz, que eso que los sueños se hacen realidad es pura ilusión, que los sueños , son eso, sueños…

Yo era esas creencias, todas y cada una de ellas. Y ahora sé, que no lo soy.

Me has hecho pensar que era prisionero del destino, que todo el mundo estaba en mi contra, que mi vida ya sería para mí siempre la misma, que mi vida soñada, era eso, sueño.

El exterior no determina nuestras decisiones. El gobierno, los amigos, la familia, no tienen el poder de decidir nuestro futuro, por mucho que pensemos que sí. El gobierno no tiene poder en las decisiones que tomemos sobre nuestro trabajo, sobre nuestras relaciones personales o sentimentales o sobre qué autobús coger para ir a Madrid.

Echamos la culpa a los demás de nuestro destino, cuando en realidad, me las tenía que haber echado a mí mismo. ¿Por qué? Porque siempre tenemos que dueños de nuestra vida, de nuestros pensamientos, y yo me estaba dejando “asesorar” por lo que tú me decías.

Y esto, ya ha empezado a cambiar.

Lo que me hacías creer que era la vida, la sociedad, me provocaba las emociones que vivía constantemente. Impotencia, rabia porque no había progreso en mi vida, miedo ante cualquier cambio  que sufría… Como bien sentía en esos momentos, estaba como las maracas de machín.

Yo era mis decisiones. Había tomado el camino más fácil, el que estaba más transitado por todos, el que menos esfuerzo me provocaba, el que menos miedo me daba. ¿Por qué? Porque no quería sentirme señalado por los demás, si hacia algo que no estaba “bien” visto por los demás. Pero esos días ya han pasado, ya vale.

Hoy es el principio del comienzo. Todas esas creencias, ya no me sirven. Estaban limitando quien sentía que era yo. Me estaban haciendo infeliz. Te repito que te doy gracias por todo lo que has hecho por mí, pero ahora las cosas han cambiado. No soy esa persona miedosa, que dudaba de sí mismo.

¡¡YA, NO!!

Yo fui el responsable de todas esas elecciones. Y yo sentía que era la suma de todas esas decisiones que había tomado. Y lo reconozco. Pero ahora las decisiones van a ser totalmente diferentes.

Yo no soy esa persona. Yo soy valiente, alegre, feliz, decidido, quiero mi felicidad y voy a por ella. ¿Te queda claro?

Ahora sé que la personalidad y la forma en que vemos la realidad, se construye a través  en función de cómo pensamos,  actuamos y sentimos. Pues si lo he aprendido, todo va a cambiar. No vas a ser tú, quien domine mi vida, VOY A SER YO, quien a través de dominar mis pensamientos, voy a crear mi vida, la vida que me hace feliz.

La vida es puro cambio, queramos o no. No todos pensamos como cuando teníamos 15 años, y si es así, nos lo tendríamos que mirar. Ya no voy a pensar como pensaba antes, el cambio ha llegado y ha llegado para quedarse. Te guste o no, cerebro.

cerebroSé que durante un tiempo, harás todo lo posible para que vuelva al “redil”. Sé que lo intentaras, diciéndome que es imposible, que no lo intente, que no podré, que es una utopía. Sé que lo intentaras, pero déjate de esfuerzos. Quiero una nueva vida, y sé que el comienzo de la misma, empieza por mis pensamientos, y de eso me voy a encargar yo.

Al igual que yo, sé que estás preparado para llegar hasta donde nos propongamos. Que no eres un órgano fijo, que te transformas, que te regeneras. Sabemos que los límites están en las circunstancias, y las circunstancias las vamos a crear nosotros, LOS DOS JUNTOS. Así que ponte la ropa de hacer deporte, porque vamos a superar muchos límites, romper muchas barreras. Y cuando lleguemos a la meta, veremos que todo esfuerzo, siempre vale la pena.

Las palabras, los pensamientos y las acciones, tienen una repercusión en nuestra personalidad, en nuestra salud, que hasta hoy no conocía.  Pensaba que siempre haciendo lo mismo, obtendría resultados diferentes, y era al revés. Siempre obtenía los mismos. Pero ahora todo va a cambiar. Esas palabras, esos pensamientos, esas acciones van a ser de 180º, y así es  como mi vida dará un giro, de 180º.

Antes pensaba que con aprender la nueva teoría, ya obtendría resultados. Pero no es así, aplicare lo que aprendo y lo experimentaré. Sólo así, sé que te estarás dando cuenta, que las cosas están cambiando.

Sé que la felicidad está dentro de mí y que tú, ni nadie, me va a alejar de ella. Y para ello, tengo que empezar a dominar lo que pienso, las acciones que realizo y lo que digo. Todo ello hará que mi actitud ante la vida, sea diferente, sea más coherente con quien soy, con cómo pienso.  Ahora cada momento de mi vida, será especial. Cada decisión será tomada con el corazón. Y que YO, SÓLO SOY EL DUEÑO DE MI DESTINO. YO SOY QUIEN DIRIGE MI VIDA HACIA DONDE YO QUIERO, NADIE MÁS. Y todo empieza por mis PENSAMIENTOS, POR LAS PREGUNTAS QUE YO ME HAGA.

Gracias por todo lo que me has ayudado todo este tiempo, pero a partir de ahora las cosas van a cambiar. Yo voy a ser el dueño de los pensamientos, dueño de mi vida.

Próximamente tendré el placer de conversar con Silvia Escribano, sobre los beneficios del neurocoaching en nuestras vidas y cómo poderlo aplicar en nuestro beneficio diario y profesional.

Anuncios

4 Responses to ¡¡Conversa con tu cerebro!!

  1. jD dice:

    aish! Me encanta!
    Esa es mi eterna lucha, y … como no! encontrar el equilibrio entre ambos, y es que como decía B. Pascal, “el corazón tiene razones que la razón no entiende”. en mi caso el corazón siempre gana , aunque no siempre acierte, entonces es cuando la razón presurosa me muestra la lección que debo aprender de ello. No obstante y de cada vez más, hay pruebas de que contrariamente a lo que nos enseñaron, es el corazón quien domina al cuerpo, así que …

  2. Boopy dice:

    Me ha encantado la entrada, yo también era de esas que se dejaba guiar sólo por el cerebro y generalmente las decisiones más acertadas son las que se toman con el corazón

    • Buenos días Laura:
      Me alegro te haya gustado la entrada. Un equilibrio entre razón y corazón, es lo esencial.. aunque a mí cada vez me tira más el corazón, jaja.
      Un abrazo y quedo a tu disposición.
      Feliz navidad.
      David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: