¿Quieres un justificante?

La mejor manera de predecir el mundo, es crearlo

excusasDéjate de justificarte. Déjate de creerte mentiras. Déjate de crearte excusas.

¡¡Basta YA!!.

Desde que éramos pequeños, nos han dicho que siempre teníamos que tener una razón para hacer las cosas, pero eso ya no nos vale.

LAS COSAS NO SE PUEDEN HACER ASÍ COMO ASÍ, PORQUE ME SALE A MI DEL HIGO.

Tienes que estudiar una carrera como ha hecho tu hermana y mira que bien le va, tienes que hacer deporte porque así perderás peso como tu padre, tienes que ir a ver a tu abuela porque no quiero que digan los tío si te he educado mal, tienes que buscar trabajo porque si no, no serás un hombre de provecho, tienes que … porque sino……”

Así nos han educado, para todo hay que tener una razón y que sea buena, para hacer las cosas.

Pero las cosas están cambiando.

Hacemos lo que hacemos, por el que dirán, para no quedar mal ante nuestros padres o pareja, lo hacemos para seguir estando dentro de lo “establecido”, vamos a la universidad, porque los demás también van…

¿Y donde leches, está lo que nosotros queremos y sentimos?

¡¡Bien tapado por si acaso lo oye alguien y se asombra de que pensamos diferente!!.

Cuando somos bebe, o la edad de 3 años, hacemos lo que queremos. Nos cagamos en los pañales y nuestros padres se ríen hasta del olor nauseabundo, rompemos un jarrón y casi nos dan las gracias porque era el regalo de boda de la tía que no se hablan… Se ríen y alientan de todas las locuras que podamos hacer.

Nuestra creatividad, nuestro poder de decisión, nuestros libre albedrio está en su punto máximo.

Luego leemos libros de autoayuda, de motivación, que nos dicen lo mismo, que seamos nosotros mismos, que tomemos las decisiones que nosotros, creamos correctas. Perfecto, y es así, pero ponte a hacerlo por primera vez, ante gente que ocultan su corazón y sus deseos.

No es muy agradable, la verdad. No recibes de primeras, muchos alientos.

¿Por qué para hacer una cosa tienes que tener una razón y no puedes tener NINGUNA?

Cuando antes preguntaba a la gente porque iba a trabajar, siempre respondían porque había que hacerlo para ganar dinero. Y ahora cuando vuelvo a preguntárselo, me contestan, porque si no, dirán que soy un vago a pesar que no soy feliz haciendo lo que hago.

Siempre hay una razón “creíble” para hacer lo que estamos haciendo.

¿Y por qué no hacemos las cosas, porque así las sentimos?

Sentía que tenía que escribir, ¿La razón? No había, solo sabía que tenía que hacerlo. ¿Había alguna razón de peso para besar a esa persona recién conocida por ti? No, pero era lo que querías. ¿Había una razón para decir SI a esa persona que te pedía una cita? No , pero solamente era lo que sentías.

Hagamos las cosas sin ninguna razón de peso, solamente porque así lo sintamos o queramos. Nada más. Solamente porque nuestro corazón así nos lo pide.

Y ahora seguro que vendrá tu ego, y te dirá alguna frase que empiece por : “ Es que… Acuérdate que te arrepentirás… Vas a derrumbar la expectativas que tenían puestas en ti.. vas a provocar un cisma en la familia…”

Pues ¿Sabes una cosa? PROVOCALO, porque es tu felicidad, no la de los demás.

No te han preguntado qué te hace feliz, sino que te lo han impuesto. No te han preguntado qué sientes o quieres, sino que lo han cargado en tu cuenta.

Si no te abres a hacer cosas, PORQUE SI, no estarás creciendo, no estarás conociéndote de verdad, no estarás viviendo. Estarás siendo otra persona, uno más, otra copia barata y perdiendo tu esencia, en los “QUÉ DIRAN, VOY A HACERLE CASO POR SI…”.

Y es así, cada vez tenemos más miedo a ser nosotros mismos. Cada vez tenemos más miedo a darle un beso a esa persona que tanto nos gusta, aunque solamente sea un beso, aunque solamente sea ese tu sueño, pero es tu esencia, es tu deseo, eres tú.

¿Por qué dejamos que nuestra esencia se tape debajo de escombros de miedos, vergüenzas y tópicos?

justificantePorque es lo que nos dicen que tenemos que hacer y si no es como lo hacemos, seremos señalados.

Pues prefiero me señalen porque he aceptado ser yo con todas las consecuencias, un rebelde con causa, que no me señalen, porque soy uno más.

¡¡ASI DE CLARO Y ASI DE SENCILLO. NOS DA MIEDO SER NOSOTROS MISMOS!

No te justifiques ante los demás, por lo que quieres hacer, por lo que quieres conseguir. No lo hagas, al no ser que sea un mecenas quien te pone todo el dinero, y aún así, dile que confié en ti, que lo conseguirás, aunque lo hagas a través de proyectos ortodoxos.

SE un canalla que hace lo que él siente que tiene que hacer en su vida y con su vida. Se un rebelde que solamente escucha a su corazón. Sé un insolente que no necesitas razones para hacer lo que sabes que tienes que hacer. Solo justifícate ante ti mismo.

SÉ SIEMPRE TÚ.

¿Siempre buscas razones para hacer las cosas? ¿Haces caso a tu corazón? ¿O a tu razón?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: