¿Nos hacemos una oferta?

Es difícil negociar, cuando las partes desconfían” decía Samuel Johnson.

NegociarLlegó Septiembre, el mes de los coleccionables que no acabamos, el mes de los gimnasios, de las dietas… Y con él, llega una etapa de compromisos, de retos y sueños.

Para septiembre, voy a empezar a…. Para septiembre, empiezo a ir al gimnasio, en septiembre le digo lo que siento por ella… en septiembre empiezo a perder peso… En septiembre…”

¿Y en tú en septiembre, qué te has propuesto?

Y como me gusta ser un poco “cabroncete”, te digo que eso que te propongas, no te durará ni 2 días la ilusión, la motivación..

 ¿Por qué?

.- Porque todo lo que te has propuesto antes, lo has hecho con métodos, pensamientos y sentido común, que no han dado resultado. Y si lo vuelves a hacer, ya sabes qué resultados vas a conseguir, o no empezar, o tirar la toalla a la primera caída.

.- ¿Por qué quieres hacer eso a lo que te has comprometido? Si tienes un Por qué, que te ponga “cachondo”, que te haga levantarte aunque hayas dormido 2 horas, lo conseguirás. SI has respondido que ese por qué, no te pone nada…. Olvídate de él y ve a por algo que quieras de verdad.

Pero siempre antes, de dar el paso hacia algo, hay que mantener una negociación.

Nos pasamos todos los días negociando. Negociando con Movistar para que nos pongan una tarifa mejor,  para que nos paguen la factura, con el casero para que no nos suba el alquiler del piso…

¿Y con quien has negociado ese reto que te has propuesto para septiembre? ¿Con tu pareja, con tus amigos, con tu familia?

¿Y qué pasaría si lo negociaras contigo mismo?

Los retos se negocian con uno mismo, nunca con otra persona, porque nunca dan resultado. O al menos, es lo que me ha pasado a mí, casi siempre.

¿Cómo se negocia con uno mismo? ¿Quieres saberlo?

.- Confía en ti mismo. Si no confías en ti mismo antes de empezar, mal vamos. Si no crees que eres capaz de hacer realidad eso por lo que cual te vas a comprometer, ya sabes qué resultado vas a obtener, NEFASTO.

Confía en que lo vas a conseguir, confía en que vas a superar todas las barreras con las que te enfrentes, CONFIA…

¿Confías en que lo vas a conseguir?

.- Evalúate. Está muy bien, y adoro que quieras superarte. Pero si quieres correr una maratón y pesas 30 kg de más, si quieres irte a vivir a New York y no sabes ni hablar español, o quieres que Elsa Pataky se fije en ti y vives en Zaragoza, algo sabes de antemano, antes de empezar, que habrá que modificar.

Tendrás que perder peso, tendrás que aprender inglés y tendrás que hacerte donde ella se encuentra. No te lances a la conquista de las Américas, si antes no has conquistado antes cosas que te ayudarán en el camino.

¿Has pasado antes por la ITV antes de empezar el reto?

Y si te has evaluado, sabrás que tendrás que tener unos conocimientos si quieres conseguir esos fines. Es lo que te he comentado antes .Si quieres subir el pico más alto de tu país, tendrás que saber que es el alpinismo y los riesgos. Si quieres vivir en China, tendrás que saber chino, las costumbres y demás…

Tienes que tener conocimientos orientados hacia ese fin, antes de empezar.. Pero no digo que sepas chino a la perfección, pero sí,  aguna idea…

¿Tienes conocimientos orientados a tu fin?

El Kit de toda negociación contigo o con un contrario,  ES QUE ¡¡JAMÁS HAGAS LA 1ª OFERTA, PARDILLO!!. Somos así de chulos y cuando tenemos un reto, echamos el resto. En vez de empezar a escribir un blog, ya nos proponemos escribir un libro, antes de empezar a perder kilos ya queremos correr una carrera de 10km..

¡¡PARA, FITIPALDI!!. Para, escúchate, y se coherente. Deja que tu inconsciencia hable por ti. Porque tu ego, te pondrá el listón más alto de lo que puedes empezar a hacer. ¿Qué luego puedes ir a por ese mayor reto? Pues de p.m, pero no quieras correr, sin haber empezado a andar.

¡¡NUNCA TE HAGAS UNA 1ª OFERTA, NO TE TIRES UN ORDAGO!!.

Y ese reto, hazlo sencillo. Nos ponemos retos, difíciles, con nombres estrambóticos, para parecer más que los demás. “Voy a hacer el Bussiness Master de la University of Russia, voy a hacer la mayor carrera del mundo en el Polo Norte…” Se claro, se sencillo y no te vayas por los cerros de Úbeda.

Te estás comprometiendo contigo, con un reto, y cuanto más sencillo, claro sea, más posibilidades de que lo consigas.

¿Es sencillo de entender lo que quieres conseguir?

Quieres conseguir un reto, te has comprometido contigo mismo, has negociado contigo las condiciones, lo que quieres , pero ¿Cómo lo quieres conseguir?.

A lo mejor ya lo has intentado otra vez y los resultados no han sido muy halagüeños. SE CREATIVO.

Se creativo en las condiciones de tu negociación, se creativo en la forma de conseguir ese propósito, se creativo en los posibles Planes B, C, D, para ir a por ellos, se creativo en todo momento, porque tú eres único, tú haces las cosas de forma especial, tú no eres como lo demás. Tú eres, no solamente lo pareces. Si

¿Eres creativo en tus negociaciones contigo mismo, con el camino a recorrer y las formas de conseguirlo?

Y aunque duela, muchas veces, hay que escuchar otras voces. Joden, porque estás ilusionado con tu reto, con tu formación, con lo que te pone a mil… y llega una voz que te dice :” Olvídate, por… Es imposible esta vez por….”

No queremos escucharla, pasamos de lo que dicen. Estamos encabezonados con nuestro reto, y nadie nos vnegociaciona a quitar la idea de la cabeza. Solo pensamos en nosotros, pero quizá forme parte del mismo, otra parte. Quizá tu pareja que no la veras tanto, tu familia, amigos, por todo lo que te has propuesto… Escúchalos e incluye sus “necesidades” en la negociación.

Por no hacerlo, en vez de ganar, pierdas mucho más.

¿Escuchas a otras partes que están incluidas en esa negociación?.

A veces esa negociación, no llegará a buen puerto. Jode y mucho, pero quieras o no sabes, que no es el momento, que no hay condiciones, que no… por mucho que quieras que NO.

Simplemente, acéptalo. No tires por la borda ese sueño, déjalo aparcado. Porque cuando menos te lo esperes, sentirás que ahora SI, esta todo para su realización. Si de verdad tienes que realizarlo, lo harás. Tenlo por seguro.

Y llega el momento de levantarte de la mesa de negociación. Has firmado contigo mismo, el compromiso de ir hacia ese horizonte con el que sueñas. Felicidades. Ha llegado el momento, es el principio del comienzo.

Así es como negocio conmigo mismo. Son negociaciones duras, porque están basadas en la excelencia, en la superación y en la fe de su consecución, NO en retos bajos, mediocres y que pudiera superar y preguntarme qué hubiera pasado si hubiera dado el paso hacia retos más altos.

Estamos en Septiembre, nuevos retos, nuevos compromisos, nuevos sueños. Negocia contigo mismo y no te levantes hasta que no haya un compromiso con él, claro y sencillo.

Felices negociaciones.

¿Cómo negocias  tus retos? ¿Contigo mismo o aceptas que otros entren en la negociación? ¿Qué reto vas a negociar este septiembre?

Si queréis saber como negociar con vosotros mismos, os recomendaría el libro “Nunca hagas la 1º oferta” de Donald Dell.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: