Kriptonita

Nunca olvides qué eres, porque, desde luego, el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte” dice George R.R.Martin.

KriptonitaMe encanta los artículos y las conferencias, que nos igualan a SuperMan o alguno de los 4 Fantasticos.

Tío, tu tienes un poder que te cagas, Tío, tu puedes caminar sobre el fuego, Tío, tu eres un rebelde que puedes reventar los limites, Tío, no tener miedo es posible….”.

Sinceramente me encanta, porque si es un evento, como si es un artículo, 2 horas después le preguntas a esa persona qué ha aprendido al respecto, y solamente te responde como la canción de Bustamante :” No soy Superman, solo soy un hombre que te quiere enamorar…”. De lo que quería decir, la conferencia, los mensajes…. NI IDEA.

Los hombres, tenemos un potencial increíble. Y el 1% del cerebro que usamos, lo desgastamos y le damos un mal uso.

Pero en esta moda, del “tu puedes”, “ eres la leche” , “ eres lo más”, en el “ eres increíble”, nadie he ido a hablar de las debilidades, de nuestras “KRIPTONITAS”.

Si, hoy voy a ponerte delante de ti, tu “kriptonita”, eso que te hace temblar nada más hablarte de ella, eso que te hace bajarte la cabeza y parecer un niño teniendo miedo del “monstruo” del armario.

Y creo que es esencial tener nuestra debilidad cerca, porque la distancia entre nuestra humildad, y nuestro ego, es muy débil, y si nos olvidamos, que tenemos un punto “flaco”, muy rápidamente pasaremos al ego. Siendo la leche a posteriori, mucho más grande.

En vez de alejarla, de olvidarnos que nos hace débiles, tenemos que tenerla cuanto más cerca de nosotros mejor.

Yo creo que en eso ,SuperMan se confundía, porque cuanto más cerca , la tengas ,más resistente, más fácil la superaras cuando te enfrentas a ella. Si es que no podía tener todos poderes, el “capa roja ese”.

Cuando pasamos de la juventud a la madurez, nos dan muchas “recomendaciones”. Y en cada una de ellas, creo que nos das un traje de acero. Te lo tienes que poner, hasta que se te caiga, que es cuando el de “arriba” te llama para que le hagas un visita infinita.

Ese traje, te hace olvidarte de sus sueños de juventud, de querer “poner patas arriba” el mundo, de construir sueños llamados “empresas”, de querer ser feliz con todo el mundo, de dar dinero a ONG, .. el sueño que tú quieras… Todos esos “sueños”, con el “traje de acero”, se han disuelto, ido por el retrete.

Aunque no lo sepas, llevas en él , un piloto automatico. Que cada vez que te lo pones al levantarte, te pone a ti y a tus situaciones, en modo “rutina depresiva”.

Al trabajo, a ver a los niños, a ver a tu pareja, a ver a tus suegros, como mucho una cerveza con una pareja de amigos, y otra vez a la cama.

Así 365 días del año, hasta que el de “arriba”, te llame para echar una partida a las damas, contigo.

Esos sueños de emprender tu negocio, de viajar, de montar un grupo de rock, de escuchar tu corazón en todo momento, se van cada día un poco más por el baño…. si no has tirado ya de la cadena para no verlos nunca más.

Pero llega el momento de verte de nuevo con tu “Kriptonita”.

Quien menos te lo esperas, te la presenta, te la pone delante de ti. Tú vida de “rutina depresiva” iba tan bien, hasta que en ese momento, ¡¡ZAS!!, aparece ella.

Puede tener diferentes formas.

Una persona que te presentan y con el paso del tiempo, te muestra, que tu vida, realmente es pura farsa. Que no estas haciendo eso que te hace feliz, que no eres feliz con la gente que te rodea.

Es una situación “extraña” que te hace pensar, que las riendas de tu vida, no las llevas tú, sino que se lo has dejado en manos de otras personas, haciendo lo que ellos desean, no lo que tú quieres.

Es un jefe insoportable, que te minora la autoestima, y que te preguntarte, porque estás “aguantando” un puesto de trabajo, que no hace feliz ni a tu peor enemigo. Y que además, que la motivación con lo que lo empezaste se ha transformado en : ¿Realmente quiero hacer esto toda mi vida?.

Cuando se presenta delante de ti, quieres olvidar al instante esa emoción. Quieres callar al instante, ese miedo, tu corazón, porque aunque duela, TÚ SABES QUE TIENE LA P… RAZÓN.

Que no eres tan de “acero” como nos hacias pensar, que tienes debilidades, que hacen que “ese montaje”, se quede en arena que se escapa por los dedos.

Pero en el “Manuel de instrucciones” de tu traje de acero, dice que cuando te encuentres con “malos” que quieren atacarte, que te vayas por “patas”, porque en el fondo, ese traje, no es tan bueno como nos hacen creer. Y no quieren que te des cuenta.

Ese traje, te ha metido “creencias” que tienes que seguir a rajatabla, y tu “kriptonita”, son creencias, situaciones, que te hacen darte cuenta, que lo que piensas, es una farsa.

Estás enamorado de otra persona, no con la que estás viviendo.. Quieres trabajar como consultor de empresas, “poniendo patas arriba” el mundo del management, quieres viajar pro el mundo aprendiendo más de tu pasión… Quieres hacer muchas cosas, que no estás haciendo, “gracias” a tu traje de acero.

¿Jode, verdad? Y bastante, porque aunque no quieras, te preguntas: ¿Qué he hecho con mi vida? ¿Por qué estoy perdiendo el tiempo? ¿Qué hubiera pasado si lo hubiera hecho antes?.

Unos seguirán con su traje de acero, “pavoneándose”, aunque puro cínicos , porque saben que están protagonizando una farsa. Otros se preguntarán, de vez en cuando, qué pasaría si te quitaras las mascaras que te has ido poniendo con el paso del tiempo, y te mostrarás como soy de verdad.

Pero yo te propongo otra vía.

CREA TU PROPIO TRAJE. ¿De acero? Me da igual del material que elijas, como si es de licra. El que tú quieras, pero que sea tuyo.

Kriptonita¿Por qué? Porque cada uno de nosotros somos nuestros propios “SuperMan”, diferentes, únicos, especiales. Dejémonos de ser todos iguales, con el mismo traje que nos ponen en la madurez.

Y que te acompañe siempre tu “Kriptonita”, porque cuando te olvides de verdad, quien eres, verla, te lo recordará al instante.

Tengo en mi vida, 1 “Kriptonita”, que cuando la nombro, me “debilita”, pero también me ayuda a verme en el espejo y darme cuenta, que aunque está en mi vida, me ha enseñado y enseñara, más de lo que yo me he imaginado nunca,…  pero es más importante, quien soy yo de verdad, que quiero, en definitiva, EL PORQUE DE MI TRAJE DE SUPER HEROE. Gracias a ella, me hace superarme hasta límites insospechados.

Siempre tendremos “enemigos” que nos debiliten, pero es mejor tenerlos cuanto más cerca mejor, ya que te “motivan” a seguir con tu propósito con más ilusión y énfasis, te enseñan, te demuestran quien eres de verdad y de que pasta estas hecho.

¿Y tú que Kriptonitas tienes en tu vida?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: