¡¡Déjate de historias!!

Ya no puedo más, siempre se repite la misma historia”, canta Camilo Sexto en una de sus canciones favorita para mí.

 Estamos hechos  de historias, no de huesos y agua. De las historias que nos pasan, de las que nos nutrimos y de las que nos inventamos.

Llevamos pocos días del año, y ya he oído la frase maldita: “Otra vez la misma historia”. La verdad que casi me han entrado ganas de decirle a la persona que cantáramos juntos la canción de Camilo y reírnos un rato de la situación.

Creemos que somos personas, y lo que somos son historias.

Historias con “patas”.

Vemos a los niños correr por el parque, pedir juguetes, asombrarse por las luces, por los Reyes Magos.. ¿Y tú crees que ellos se basan en historias para vivir su presente?

¡¡Para nada!!. Lo único que hacen es crear historias , imaginar, ser creativos. No basan sus decisiones en vivencias pasadas, sino en el presente, en su corazón, en su intuición.

¿Y qué hacemos los mayores?

¡¡LO CONTRARIO!!.

Es que no hemos tenido suerte anteriormente y ahora no vamos a cambiar la forma de liderar nuestro equipo, más vale malo conocido que bueno por conocer…. Es que nunca he tenido suerte con las mujeres, y no voy a intentarlo con ella, aunque sepa que es la mujer de mi vida… Es que nunca se me ha dado bien nada en la vida y ahora no creo que me salga bien lo que quiero intentar…”

¿Te sientes identificado en alguna situación? ¿Qué crees que estás haciendo diciéndote cosas así?

¡¡BASAS TU PRESENTE Y TU FUTURO, EN HISTORIAS PASADAS!!

Hemos pasado exactamente 5 días, de un mundo lleno de propósitos, alegrías y motivación, que no quiere decir de iniciativas , al mundo de siempre.

A tomar viento los buenos propósitos de perder peso, emprender nuestro sueño o decirle TE QUIERO a esa chica. Por delante, 360 días de mierda.

Parece que solamente en Navidades es el momento en el que podemos reinterpretar toda una vida, como bien dice Sergi Torres.

¡¡ERROR!!. Ahora, en este mismo. No podemos ni debemos esperar el momento “perfecto”, para tomar el rumbo deseado de nuestras vidas. Sino que es en el AHORA,  en este mismo instante, cuando puedo y debo, remarcar mi vida si es lo que quiero y siento.

HISTORIASPero como nos ha vuelvo a pasar, caídas, miedos, vergüenzas, sentimientos de impotencia, cosas que creemos que son parte de nosotros,  lo que hacemos es repetirnos una y otra vez: “ Si es que ya lo sabía, si es que siempre se repite la misma historia, la verdad que no sé porque lo intenté, si ya sabía yo que esto iba a ocurrir… Siempre se repite la misma historia…”.. Y ya nos olvidamos de nuestros deseos, hasta el 31 de diciembre de ese mismo año. Cuando creemos que tenemos una nueva oportunidad, de reinventarnos.

¡¡ERROR!!.

Lo que nos pasa, es que no nos permitimos ser nosotros mismos, aceptamos que somos las historias que nos han contado que somos o que nosotros mismos nos creemos que somos.

No sé para qué lo he intentado, mi mujer me dijo que no lo hiciera, que era un zopenco, y es lo que siempre he sido… No sé para qué nos hacemos ilusiones, nunca hemos tenido suerte en ningún concurso para el Estado… No sé qué hago, mis padres siempre me dijeron que era un inútil y no tendría suerte, así ha sido y siempre será así…”

Nos “nutrimos” de las historias que dicen los demás que somos y de las que nosotros nos creamos, para “blindarnos” de las cosas que nos pasan. Así pasa lo que pasa, que no nos hacemos responsable en la vida, ni de tirar la basura por las noches.

Nos aferramos a nuestra historia personal, porque tenemos miedo a ser. A darnos cuenta que eso que nos contaban que no podíamos, ERA MENTIRA. A darnos cuenta que ese concepto de felicidad que teníamos, ERA FALSO. A darnos cuenta, que esa historia, nunca nos había motivado. Nos agarramos de uñas y dientes a la misma porque en ella ponemos todas las razones de porque me siento como estoy ahora

¿Quieres una nueva reinterpretación de tu vida? ¿De verdad? Pues seamos Canallas, QUE YA TOCA…, y vamos adelante.

1.- Ahora tienes el poder de reinterpretar tu vida. En este mismo instante, no esperes a que los Reyes Mago te lo traigan, porque no lo harán. SÓLO TIENES EL AHORA y el protagonista de ese cambio, ERES TÚ.

Siempre estamos en el instante de poder transformar nuestra vida, SIEMPRE, pero NUNCA hacemos uso de él, sólo en Navidades y momentos críticos de la vida.

¡¡QUÉ PENA!!.

2.- NO ERES LAS HISTORIAS QUE TE HAN PASADO O TE HAN CONTANDO. No eres un inútil, un miedoso, o un soso.. Eso que te han hecho creer, no existe en el presente .En el presente eres tú, y nada más.

3.- NADA ni NADIE en ÉSTE MOMENTO, puede DETERMINAR tu nueva historia. NADA ni NADIE. Nadie puede decirte “ Tú eres el responsable de que me haya esto..” porque estará haciendo culpable de sus decisiones y tú, creyéndote de nuevo un “papel” que no demuestra quien eres.

4.- Cuando te encuentres por el camino a personas, que te muestran una visión diferente de tu historia, NO TE CAGUES EN ELLOS a la primera de cambio. Te digo yo que acabarás dándoles las gracias, te lo aseguro. Solo te están dando la oportunidad que veas TU VIDA desde otra perspectiva. Creen que no eres lo que piensas, sino que vales mucho más, que puedes mucho más.

QUE PAREZCA QUE HASTA LA FECHA, TE HAN PASADO DETERMINADAS COSAS EN TU VIDA, QUE HAS COMETIDO DETERMINADOS ERRORES, O QUE NO TE HAN OCURRIDO CIERTOS HECHOS,… NO QUIERE DECIR, QUE ESTE AÑO TE VUELVAN A PASAR, SI EN EL FONDO TÚ SABES QUE NO ERES NADA DE ESAS COSAS O SITUACIONES.

Y para cambiar, esas creencias,  transformándolas como tú quieras, tienes ante ti un gran regalo, EL AHORA.

TODO depende de TI.

Anuncios

3 Responses to ¡¡Déjate de historias!!

  1. jlsordo says:

    ¡Cuánta razón tienes! y cuántas veces he pecado de todo lo que cuentas en este post. Es una pena que toda esa inercia, energía y entusiasmo que nos entra en Navidad se diluya en ¿5?, ¿6?, ¿7 días? no mucho más. Leyéndote he sacado una conclusión. Creo que por unos días, alejados del entorno y el contexto habitual que ya asociamos a nuestra frustración y nuestra amargura, logramos sacar al capitán del barco que llevamos dentro. Parece que tomamos las riendas de nuestra vida, decidimos cosas (que luego no ejecutamos) y nos vemos capaces… y después llega el día a día, la rutina, la ‘normalidad’, y en lugar de romperla, dejamos que nos rompa a nosotros. Buen texto, da para pensar.

  2. Pingback: ¿Quieres librarte de las historias mentales que repites sin fin?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: