¡¡Sólo 4 segundos te pido!!.

Es más fácil prevenir los malos hábitos que terminarlos” decía B.Franklin.

4 segundos4 segundos.

Pensaras que no pueden ocurrir muchas cosas en ese periodo de tiempo. Pero hoy me he dado cuenta, que pueden ocurrir la transformación de una vida entera.

Pero ante todo, puede ocurrir, que el devenir de una vida vaya por un camino u otro.

Recibimos mucha presión a lo largo del día. Presión en el trabajo, con los amigos, con la pareja, para seguir siendo, haciendo, actuando, como lo estábamos haciendo hasta ahora.  No nos dejan tiempo para pensar y si a eso le añadimos, que estamos en una sociedad, que tilda de “LOCO” a aquel que piensa.   4 segundos es una eternidad.

Somos el fruto de nuestras experiencias, creencias ( que pensamos cuando somos adultos, que somos asi y nunca cambiaremos, como bien dice la canción de Alaska) y hábitos.

4 segundos me ha hecho cambiar la perspectiva de la vida, de mi vida.

Hace unos días hablaba con una persona importante para mí. Me decía que todo el mundo le preguntaba que si todos éramos creativos , que si faltaban cosas por crearse. Y él siempre respondía que si. La gente se asombraba, tras todos los avances que teníamos, piensan que ya todo esta inventado. Pero él les contestaba, que todo invento, se había realizado, viendo una situación desde otra perspectiva al que todo el mundo lo hacía.

Pensamos que no hay solución a nuestra vida, a una situación. Buscamos en libros, que pensamos que nos pueden dar la respuesta correcta, preguntamos al “gurú” de ese campo a ver si él nos la puede dar, … Lo que sea, por solucionar el tema, buscando la solución fuera de nosotros, y no como deberíamos hacer, parándonos y dándonos cuenta, que la solución, normalmente está dentro de nosotros.

Pedimos opinión a los demás sobre lo que nos pasa, cuando en realidad, lo que deberíamos hacer, no es ir a la superficie del tema, sino escarbar e ir a lo importante. ¿Por qué? Porque la solución será mucho más fuerte, que simplemente tocándola por encima.

4 segundos puede determinar que tomes la decisión de siempre, a que tomes la decisión que transforme tu vida.

Los hábitos que tenemos, la presión de la sociedad, los “no te salgas de la línea que los demás establecemos como normal”, nos hace ver a todos por igual, una misma realidad. Y eso no es así. Cada uno de nosotros, somos diferentes y al serlo, tenemos una realidad diferente.

Pero nos enseñan que debemos ser todos iguales, como buenos “borregos”.

Al darte cuenta que tu realidad no es la misma que la sociedad, te “recomienda”, empieza a tambalearse tu vida. Quieres un nuevo mundo, pero buscas herramientas que siempre has utilizado ,para un mundo, tu mundo, que no sirven.

Cuando eso te pase, en esos 4 segundos, date cuenta que dentro de ti ya están herramientas que tú necesitas para la transformación que reclamas.

Parar y darnos cuenta, que no somos nuestros hábitos o las creencias que nos regian hasta ahora, que no debemos aceptar presiones de los demás no acordes con nuestros valores,  nos hace empezar a conseguir un gran título, el de líder de nuestra propia vida.

Empezamos a tener control sobre nosotros mismos.

Empezamos a preguntarnos ¿Por qué Estamos haciendo lo que hacemos?. Y vemos que no había coherencia en nuestras vida, y con ello resultados que no eran los deseados .

Sentimos que somos buenos en algo. Ese algo que siempre hemos querido hacer, pero por distracciones de la vida, nunca hemos dado el paso adelante por esas presiones o miedos.

Ese Run Run que hemos llevado con esa afición, sueño, problema o lo que no te deja dormir, en 4 segundos, puede cambiar la perspectiva del mismo, y con ello su realidad.

Pero no nos damos el permiso de tenerlos. Vivimos un mundo en el que rige, QUIEN MÁS OCUPADO ESTÉ ES MÁS QUIEN PRODUCTIVO, DEBE SER. Y que fallo más importante estamos cometiendo.

Cuando más sepamos hacia donde vamos, qué queremos, quienes somos, más resultados obtendremos.

Pero eso de darnos un tiempo muerto para pensar, es considerado de vagos. Para mi eso, lo hacen los coherentes con sus vidas.

Porque no somos el envoltorio que nos hacen ver que debemos ser. No somos apariencias, seguidores en  Redes Sociales o títulos que tenemos. Somos seres humanos que nos da miedo vivir, eso SI es lo que somos.

Seres humanos, que nos da miedo decir LO SIENTO o HE TENIDO LA CULPA. Humanos que pensa4 segundosmos que somos nuestras creencias, y que lo que pensamos y sentimos es así, sin dar opción a que quizá otras personas nos puedan “abrir” los ojos a otras situaciones y pensamientos.

Por favor, utiliza esos 4 segundos, para no subestimar nunca lo que otras personas te dicen. Dolerá en muchas ocasiones oír ciertas cosas, pero si es así, es que quizá han entrado en lo que realmente te pasa, no en la “superficie” del problema.

Seamos humildes y siempre escuchemos a los demás. De todos podemos siempre aprender algo. Dejémonos inspirar por los demás y no empecemos discusiones.

No aceptamos uno de los grandes regalos de la vida, “la crítica”, siempre que sea constructiva.

En esos 4 segundos, podemos empezar a discutir con la persona que nos ha dicho eso o darle las gracias.

Si darle las gracias, porque te da ha dado un regalo, que te llevará a la incertidumbre, pero sobre todo a una definición de éxito o felicidad, más acorde con quien eres tú, no a quien eras.

La incertidumbre es uno de los mayores miedos de toda persona. El no saber qué pasará y qué misterio habrá durante el camino, pero esos 4 segundos, pueden determinar todo tu viaje.

En algunos momentos, ante ese miedo, no hay que hacer nada. Aceptarlo, observarlo y saber que tienes que emprenderlo. En otras, saber claro tus objetivos, valores y necesidades, las cosas se ven de otra forma y te costará menos enfrentarte a los cambios.

Durante estos 4 segundos que he tenido en mi vida, me he dado cuenta la importancia de esa persona en mi vida, de las enseñanzas que me estaba ofreciendo, de las cosas que tengo que cambiar en este momento y que siempre estaré en plena evolución, pero sobre todo, por mucho que hablemos, hagamos,  aparentemos…siempre tenemos miedo a algo  en la vida y para eso démonos 4 segundos, para afrontarlo.

Date 4 segundos en tu vida y la misma, seguro que cambiara de rumbo. Sólo 4 segundos te pido.

Si quieres cambiar de hábitos, te recomiendo el libro “4 segundos” de Peter Bregman.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: