Nunca digas Nunca.

El que nunca cambia sus opiniones, nunca corrige sus errores, y nunca será más sabio al día siguiente” decía  Tyron Edwards.

NuncaCamino a casa, después de cenar, pasaba al lado de una pareja de enamorados que se repetían: “Nunca, nunca, nunca te dejaré sola”.

Últimamente me estoy repitiendo la misma palabra: “Nunca”.

Me prometí que nunca más volvería a ocurrir una situación que está sucediendo en estos momentos. Me prometí que nunca más volvería a suceder, pero aunque no quería, está sucediendo.

La verdad que me podría estar flagelando por lo ocurrido. Preguntándome por qué he dejado que ocurriera, si me había impuesto que nunca más volvería a ocurrir. Estaría diciéndome de todo, por haberme dejado llevar otra vez por la corriente del momento.

Bueno si, me estoy flagelando, reconozco que no me puedo dormir pensando en lo que sucede.

Como toda palabra, como toda situación, tiene una percepción negativa y otra positiva.

El regodearnos en que la situación se ha vuelto a repetir cuando habíamos decidido que no, hace ver el nunca desde un lado negativo, obviando el aprendizaje que hemos obtenido de la misma.

Tengo que decir, entre lagrimas, que lo volvería a hacer una y mil veces más. Que he aprendido, aprendo y aprenderé de la situación y me ha hecho superarme.

¿Por qué nos cabreamos con nosotros mismos ante una situación que se repite? Porque no vemos lo que nos quiere decir. Sólo vemos los resultados. Que quizá no se han cumplido nuestras expectativas o que lo que creíamos a ciencia cierta era totalmente diferente.

Vemos el lado negativo de la situación y no el positivo.

De toda esta situación que estoy viviendo, ahora mismo, hay una frase que lo resume todo:

¡¡NUNCA ENTREGARME A LOS DEMÁS CON MIEDO A SUFRIR!!.

Este nunca me ha hecho conocerme, superarme, mirar mis miedos a la cara y romper muchos limites que tenía en mi vida.

También hay muchos NUNCAS que pueden transformar tu vida, como por ejemplo:

.- NUNCA AFERRARSE AL PASADO.

Vivimos en el pasado. Lo añoramos. Y si pudiéramos retrasar las manecillas del reloj y adueñarnos del mismo, lo haríamos.

El pasado es algo creado por ti, que lo traes al presente. El pasado no existe. Son simples recuerdos que están en tu mente.

Ya no volverá. Ya no tendrás ese trabajo que tanto te gustaba. Ya no serás feliz con esa persona que se fue de tu vida, ya no tendrás 15 años y no tendrás responsabilidades en la vida,… ¡¡YA NO!!

Duele, lo sé. Pero no podemos ni debemos aferrarnos al pasado. Lo que tenemos que hacer , es darle las gracias.

¿Por qué?

Porque gracias a él, hemos conseguido muchas cosas en nuestra vida. Nos podemos encontrar gracias al pasado con un puesto mejor del que nos imaginábamos, con unos amigos mejores o siendo mejores personas por haber superado muchas situaciones.

Dale GRACIAS y déjalo marchar. Tienes ante ti, el AHORA. Momento en el cual tienes en tus manos todas las posibilidades y herramientas para conseguir todo lo que te propongas. Nos da la vida un gran regalo, el presente, y nosotros lo desaprovechamos, añorando el pasado o pensando en el futuro.

Seamos en el ahora, porque en el pasado no podemos ser ya.

.- NUNCA DEJES SOÑAR.

NuncaNos han dicho que soñar es de niños. Que soñar estaba muy bien cuando no sabíamos lo dura que era la vida , pero ahora hay que sufrir, llorar y acatar normas. Nos han dicho que soñar es de locos, que ya nada se puede transformar o crear, que ya está todo hecho.

En definitiva: ¡¡A aguantarse!!.

Y sin embargo, idolatramos a gente que sueña con transformar el mundo, y lo consigue.

No ocultes a ese niño que llevas dentro de ti. Dibuja tus sueños, piensa en grande, di NO a esos limites que piensas que te limitan y crea tus normas. Se un canalla y ve a por lo que siempre has soñado.

Los limites solo están en tu cabeza y los sueños se hacen realidad.

.- NUNCA QUEDARSE PARADO.

Aunque vamos de casa al trabajo, del trabajo al gimnasio y del gimnasio a tomar una cerveza con los amigos, siempre estamos quietos.

Pensamos que nuestra vida, es “cool”, porque hacemos lo que la sociedad, nos pedía que hiciéramos. Pero cuando nos vamos a dormir, lloramos en silencio, porque sabemos que estamos estancados.

Que no obtenemos resultados, que siempre nuestra vida es la misma. Y no es lo que queremos ni queríamos cuando soñábamos que nuestra vida sería una aventura.

Pensamos que llegando a la “cima” ya hemos conseguido todo y nos echamos a dormir. Vivimos de las rentas. Y es lo peor que podemos hacer. Siempre tenemos que estar en movimiento, aprendiendo, superándonos,… porque el camino del desarrollo personal, nunca acaba.

SIEMPRE ESTATE EN MOVIMIENTO.

.- NUNCA TIRES LA TOALLA.

La verdad que soy la persona menos indicada, cuando al principio del artículo te decía que quería tirar la toalla por la situación que estoy viviendo.

Pero no tirar la toalla, me ha hecho también estar a punto de llegar a 700 artículos, de dar conferencias junto a personas que para mí eran referentes en mis principios , o estar a punto de terminar de escribir mi 2º libro.

No tirar la toalla es una mezcla de propósito y pasión. Sabes que es tu pasión el reto que tienes enfrente de ti y que es el propósito por el cual has venido a este mundo. Y pase lo que pase, no vas a parar hasta conseguirlo.

Por eso no quieres tirar la toalla. Y si lo haces, es que una de las patas, cojea.

Ante todo reto que tengas, si se juntan pasión y propósito, en tus pensamientos sólo estará la toalla para limpiarte el sudor y seguir adelante.

.- NUNCA APARENTES QUIEN NO ERES.

Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. En este mundo que vivimos, en el que predomina el lema “YO LA TENGO MÁS GRANDE QUE TÚ”… Hacemos lo que sea, por llegar los primeros a meta, y si no lo conseguimos, para aparentar que SI lo hemos hecho.

No somos personas humanas, somos EGOS con patas. ¿Por qué? Porque nos da miedo mostrarnos quienes somos de verdad.

Con nuestros miedos, vergüenzas , limitaciones .. Si lo hiciéramos así, pensamos que los demás se reiran de nosotros, nos tildarán de sensibles, raros o mediocres.

Seamos nosotros mismos. Solo tenemos una vida. NUNCA NOS MOSTREMOS A LOS DEMÁS CON MIEDO.

Como verás, los NUNCAS te pueden impulsar más que ahogar en el fango. Todo depende de ti.

¿Qué NUNCA te dices a ti mismo que te alienta a ser mejor? ¿Qué NUNCA quieres que no se repita?.

Anuncios

One Response to Nunca digas Nunca.

  1. Pingback: Nunca digas Nunca. Por @Sherpapersonal | Tecnol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: