¡¡Desobediencia!!

La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad. Los obedientes deben ser esclavos” decía Henry David Thoreau

desobedienciaEres un desobediente… Si sigues así , tu vida no irá nada bien.. Tienes que cambiar tu actitud…Así no irás a ningún lado…”

Desde pequeños, nos enseñan muchas cosas..

A caminar, a ir en bici (quien sepa), a decir Papa y Mama, a respetar a nuestros mayores, a decir gracias, pero no nos han enseñado una cosa que pienso que es muy importante…

A DESOBEDECER.

Más bien nos enseñan a que “ahoguemos” esa sensación.

“No me desobedezcas que soy tu padre… No desobedezcas lo que te he dicho que tendrás consecuencias… Soy tu general y más vale me obedezcas por si acaso… Soy tu jefe y no te salgas de la línea establecida por la empresa.…”

Más y más obedecer, más y más “ahogar” la creatividad, iniciativa y el pensar.

Antes de seguir, quiero decir cosas. Este no es un artículo, para que empecemos a soltar “barbaridades” (aunque muchas veces con razón) por nuestra boca o mandemos a la India a nuestro vecino o jefe, como siempre hemos querido.

¡¡TRANQUILIDAD!!

Tampoco es un artículo, para que seamos unos desobedientes inteligentes. Es un término que leí hace poco y la verdad que me produjo un escalofrió no muy agradable. Si queremos ser desobedientes, ten claro que nunca serás considerado inteligente para los demás. Pensarán que eres un “loco” por decir algo suave, ¿pero inteligente? Eso jamás pensarán de ti.

Como te he dicho, menos inteligente, te dirán de todo. ¿Y qué pasaría si para ti esa desobediencia, fuera la coherencia que buscabas en tu vida? Los demás que sigan diciendo lo que quieran, pero es lo que tú necesitas, es lo que la vida, te está mandando que hagas, que provoques.

Esa “desobediencia”  es y será tu coherencia.

Por eso, le llamo una Desobediencia Canalla. Una desobediencia que  te hace de ir frente a la vida, a tus pensamientos, emociones. Con un por qué y  un para qué.

Si echamos la vista atrás, hemos sido y estamos siendo aleccionados. No quieren que nos salgamos de lo establecido.

Una formación desde pequeños para todos igual, con los mismos estándares de calificación. Llegamos al mercado laboral y no nos salgamos de lo que diga el jefe. ¿Y eso de darle ideas? Mejor coméntalas con la almohada.  Pensamos que yendo algunos cursos que se denominan “rompedores”, “de alto rendimiento”, provocaremos el cambio que queremos en nuestra vida.

Pero lo que pasa en el fondo, que nos están formando a todos para seguir copias unos de otros y no queremos provocar una disrupción en nuestra vida, PORQUE TENEMOS MUCHO MIEDO A NO SABER QUÉ PASARÁ DEBAJO DEL PRECIPICIO.

Quieres hacerlo pero tienes miedo al qué pasará y eso te bloquea.

¿Por dónde debemos empezar a desobedecer?

Ni por nuestra familia, ni nuestra pareja, amigos o por el jefe… POR NOSOTROS MISMOS.

Tienes que desobedecer a ti mismo.

Hasta el día de hoy, has estado creyendo, que todo lo que pensabas, era cierto.

Soy un torpe, no sabré hacerlo… no me merezco nada en la vida, siempre seré así… mis sueños nunca se cumplirán y para eso no lo pienso intentar… nunca se fijará en mí….”

¿Me quieres decir qué has conseguido hasta ahora en tu vida de lo que te sientas orgulloso con eso pensamientos?

¡¡NADA!!.

Acabas las noches llorando, gritando y pidiéndole al de “arriba” la solución para la vida que llevas y no deseas.

Empieza desobedeciéndote a ti mismo.

.- ¿Quién dice que esos pensamientos son reales? Tú porque así lo crees.

.- ¿Quién dice que no puedes conseguir nada? Tú porque así lo sientes.

.- ¿Quién dice que tu futuro es como tú lo imaginas? Simplemente tú.

Para modificar todo eso, ¿A quién debes desobedecer?

¡¡A TI MISMO!!

Y para ello cada vez que pienses, sientas o te oigas decir algo que va en contra de tu naturaleza de excelencia, párate y dite al instante: ¡¡ESO NO ES ASÍ, ES…!!.

Desobedece a tu cerebro. Es como los niños pequeños. Se retorcerá, te gritará, hará lo que sea, para que vuelvas al “redil”, te dirá “ te lo dije,  tenías que hacerme caso, acuérdate de la situación, ya ves lo que pasó…”.

Tú ni caso.

Crea tu realidad, a través de tus pensamientos. Y cuantos más crees, más estarás derrotando a ese cerebro “pesimista y negativo”.

Todos quieren intentan crear en sus vidas, en la sociedad, un crecimiento horizontal, conocido. Tú no, tú lo quieres vertical.

Pero no solo tienes que desobedecerte a ti mismo, sino también a los demás.

Cada vez oigo a más personas decir: “¿Has leído esto? ¿Has visto a éste? ¿A qué sientes que es la pura verdad cuando haces esto?…”

Personas que piensan que un libro, una conferencia, un partido político, una escuela de negocios…un influencer  o un taller, les han dado la razón absoluta en sus manos.

Lo respeto, pero están dejando en manos de otros, su vida, sus sueños. Piensan que otros tienen el don de transformar sus vidas, de curar sus “heridas”, de hacerles progresar…

Eso que el futuro solamente se crea en una Escuela de Negocios, en un laboratorio o a través de un “iluminado”…

¡¡MENTIRA, TÚ TAMBIÉN PUEDES!!

Pensamos que porque un profesor sea calificado de referencia o un conferenciante, la realidad, el futuro ya tiene que ser así, que no podemos hacer nada, para cambiarlo.

¡¡ERROR!!.

Pueden tener razón en algunas cosas, pero no la tienen en todo. Y nosotros, como buenos “borregos”, queremos creer que SI.

DesobedienciaSi tuvieran razón en todo, las negativas a los Beatles, a Michael Jordan, los imposibles que recibió Steve Jobs o los “¿A dónde vas, Stephen Hawking? ¿Y las locuras culinarias de Ferrán Adrià o David Muñoz?, harían que esas personas y otras muchas no nos hubieran dado sus talentos e ideas al mundo.

Fueron unos desobedientes. Y ahora los alabamos.

Pero a nosotros que no nos llamen desobedientes. Porque intuimos que estaremos “señalados” por todos los demás, el resto de nuestras vidas.

Los demás que les digan lo que sea, pero a mí, aunque mi deseo sea ése, que no me lo digan.

¿Quieres aprender a desobedecer para llegar a ser tú?

.- Pensarás que vas a nadar contracorriente. Pero ¿Qué pasaría si los demás fueran los que van contra su corriente inherente?

.- Siempre cuestiónate. Cuestiona todo lo que te digan y oigas. Ponlo en cuarentena. Cuestiona tus pensamientos, tus ideas. TODO. ¿Por qué hasta ahora, creer todo lo que creías , hasta donde te ha llevado?

.- Confía. Tienes todas las herramientas a tu disposición, para crear la revolución que TÚ QUIERES, que TÚ SIENTES que tienes que LIDERAR. Te dará miedo, respeto… Lo sé, pero es la hora de empezar la revolución, de empezar a ser uno mismo.

.- Habrás cosas que te digan, que leas, que te resuenen. Que estés en concordancia con ellas. Esas cosas, súmalas a tu revolución. ¿Las que NO? Respeta las opiniones de los demás, pero a partir de ahora, ya no van contigo.

.- Perderás por el camino gente, seguro que es asi. Gente de muchos años y que les tienes cariño. No entenderán qué haces. Otros intentarán boicotearte o hablar mal de ti. Será duro, pero cuando menos te lo esperes, echarás la vista atrás y te darás cuenta que hay gente que sigue tu desobediencia. Serás un líder para muchos, consiguiendo resultados hasta ahora inimaginables para ti.

Ahora es el momento. Tienes que romper contigo mismo. Desobedecer a la razón y decir SI a tu corazón.

Ya has visto lo que has conseguido hasta ahora, siguiendo a la corriente. Ser uno más. Si eso es lo que quieres, perfecto… Pero si no… ¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

¡¡DESOBEDECIA CANALLA!!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: