¿Quieres hincarle el diente a tus sueños?

No es necesario hacer cosas extraordinarias para conseguir resultados extraordinarios” dice Warren Buffet.

Hincar el diente¡¡Ya vale de helado de chocolate, alcohol y mensajes de positivismo que nunca pondremos en marcha!!

¡¡Basta ya!!

¡¡Es hora de dejar atrás tu victimismo y empezar a morder!!. A eso has venido a la vida.

¡¡Es hora de ser tú mismo, es hora de comerte el mundo, como siempre habías soñado!!

Y no porque todos lo digan, el gurú de turno o que estemos invadiendo las Redes Sociales de buenas intenciones que luego se quedaran en nada.

Sino porque tú has venido a esta vida a morder, y de verdad. No a mirar el “Hueso” que deseas, y sin embargo a seguir devorando “comida basura”.

Basta ya de buenas intenciones, motivación por las nubes y vamos al grano, vayamos a construir eso que todos queremos.

HINCARLE DE VERDAD EL DIENTE A LA VIDA. MORDER POR FIN, LO QUE QUEREMOS Y DISFRUTAR DEL MANJAR SOÑADO.

Todos queremos hincarle el diente a nuestros sueños, a eso que llaman felicidad, a esa persona que nos tiene locos solamente con sonreír, pero pensamos que nunca será posible. Que un plato así, en nuestra “mesa”, será imposible.  Que no somos merecedores, de semejante festín.

Tú sigue pensando así y obtendrás el doble de los resultado del año pasado, NADA de NADA.

Parece que todos empezamos el año con buenas intenciones, deseos y demás, pero alguien me puede responder a esta pregunta: ¿Es que sólo el 1 de Enero es el día de los buenos deseos y propósitos? ¿No tendría que ser  todos y cada uno de los días del año?

¡¡Así nos va!!

¿Y por donde empezamos? Por los ingredientes.

Ahora nos dicen que el amor, no es mágico, sino que es pura química. Y como los resultados no caen del cielo, sino que nosotros tenemos que fabricarlos, vámonos a ponernos manos a la obra.

1.- Hay que Soñar.

Y cuánto más, mejor. Llegamos a la “madurez” y lo primero que nos dicen, que eso de soñar se va acabar, como la gaseosa. ¡¡Anda y que les den a esas personas que te lo digan!! Son unos grises, como  bien proclama una persona importante para mí.

Soñamos mucho y más en unos días como estos. Pero no nos ponemos en marcha hacia ellos. Simplemente por exigir a la vida, que aquello que hemos soñado se haga realidad, pensamos que así será. Y cuando no ocurre, le gritamos y pataleamos. Y sin embargo, seguimos sin hacer nada, para que ocurran las cosas.

Sin soñar, todavía estaríamos en las cavernas, sin móviles, o sin el ordenador en el que tecleo estas líneas.

Soñemos, démonos las oportunidades de conocer nuestros límites, aprendamos de nuestras caídas, y riámonos de nuestros fallos, porque gracias, tanto a los sueños como los fracasos, hemos progresado en la vida.

No nos damos la oportunidad de soñar y mucho menos la de ir hacia ellos, porque miedo. Y el miedo es la enfermedad mayor de esta sociedad.

Sueña y ve hacia ellos.

La vida son Oportunidades, no Obligaciones.

2.- Creer

Y claro que soñamos, pero mucho. Pero no creemos ni en nuestros sueños ni tampoco en nosotros mismos.

Y así no conseguiremos nunca nada.

No creemos que podamos conseguirlo, no creemos que nuestro “líder” nos pueda llevar a esa meta que nos quiere llevar, no creemos que podamos ser capaces de algo, no creemos en nada… NO CREEMOS EN NOSOTROS MISMOS.

¡¡Y así no hay manera de conseguir ni la hora!!

Cree en ti. Has venido a hacer lo que mejor sabes hacer, no lo que los demás dicen que DEBES hacer. Cree en ti, ya que contienes más talento el que tú mismo crees que puedes utilizar. Cree en ti, porque eres tus pensamientos, y si crees que lo conseguirás, así será.

Gracias a creer has conseguido cosas que al principio pensabas que eran imposibles, has creado tu empresa, has dado conferencias o has dicho TE QUIERO a esa chica… ¿Y ahora por qué no crees en ti? ¿Quizá es un propósito impuesto y no deseado por ti?

Cuando crees, estas creando ya tu futuro. Muchas de las verdades que creemos depende de nuestro punto de vista, así que empieza a cambiarlo si quieres morderle a la vida.

3.- Riesgo

Y para cambiar el rumbo de tu vida, morderle, tienes que tomar riesgos.

Si, no me mires así, tienes que saltar dentro del Cañón oscuro que hay en tu vida, y descubrir que hay en el fondo.

Y yo te digo que hay, TÚ, TU ESENCIA, TU PODER, TU FELICIDAD, TÚ.

Todo tiene su contra claro está. Dudas, miedos, vergüenzas, bloqueos, aun sabiendo que tienes que hacerlo, todo porque no sabes si podrás, si sabrás o si serás capaz. Todo porque es un paraje inhóspito para ti.

Sin riesgo no hay éxito. Sin riesgo no estaría escribiendo estas líneas y “disfrutando” de una vida de rutina y sin sabores. Sin riesgo, no se ganarían los partidos, que es lo que queremos, sino que siempre los perderíamos, ya que por miedo a ganar, dejaríamos que nos vencieran.

Sin riesgo, no hay éxito. Sin riesgo, los sueños no se hacen realidad.

Sin riesgo nunca sabrás quien eres.

4.- Evaluación

Antes de empezar todo viaje tienes que evaluarte.

No quieras correr una maratón sin antes ver que estas un poco pasado de peso. No quieres emprender una empresa, sin antes aprender todo sobre lo que quieres conseguir.

Es como un viaje con GPS. Tienes que meterle las coordenadas y el aparato te dice desde donde partes.

Morder tus sueñosPero no solamente tienes que evaluar desde tu punto de partida, sino también ir haciendo “paradas cada 2 horas”. Ir viendo los resultados, qué has ido aprendiendo, qué te hace falta para continuar el viaje o qué camino debes escoger, porque te has equivocado.

Evalúate antes, durante y después del camino, y siempre con la mente puesta en dos cosas, en disfrutar del camino y en el propósito del mismo, en el para qué lo estás haciendo.

5.- Perseverancia

Focalízate, y no pares hasta conseguir tus metas. Empéñate en tu pasión, en tu propósito y no pares hasta conseguirlo.

Nos cansamos pronto a pesar de que queremos progresos.

Nos han educado como a los niños tontos de papa, si no conseguimos algo a la primera, tiramos la toalla y hasta nunca ese sueño. Eso del esfuerzo, de la constancia y la fe, pensamos que es para súper héroes, pero dentro de nosotros, tenemos esos dones y más.

Persevera hasta la extenuación, porque eso es lo que te distinguirá si estás comiéndote a la vida o eres de los que ven como los demás se la comen.

6.- Contar historias

Somos el resultado de la suma de muchas historias.

Historias que nos inventamos, creamos, vivimos o que nos hacen creer que somos. Nos nutrimos de ellas, para exigir nuestros derechos cuando pensamos que han sido

Los mejores equipos empresariales o deportivos, siempre tienen una historia que les inspira y les hace superarse ante un nuevo reto o crisis.

¿Quién no recuerda los videos que ponía Guardiola antes de una final a sus equipos?. Les estaba contando una historia inspiradora.

Tú conoces una historia que te ha inspirado en algún momento de tu vida. Vivida por ti o por alguien. Una historia que te hizo saber que si la otra persona tú también. Y así lo hiciste.

Ten siempre a tu alrededor, biografías de gente que te inspiran, libros que te alientan o películas que te “pongan las pilas”, porque si esas historias lo han conseguido, sentirás que tú también podrás, aprendiendo de las mismas.

Con el paso del tiempo, tu historia será la que inspire a los demás.

Ya tienes ante ti los capítulos de tu nueva vida, en la que el final, lo conoces antes de empezar el viaje, LA VAS A MORDER Y NO SOLTAR.

Así que escríbelos a fuego, ponte Anti- Ojeras y sal a MORDER.

Es a lo que has venido, no a que te muerdan a ti.

Anuncios

One Response to ¿Quieres hincarle el diente a tus sueños?

  1. Pingback: ¿Quieres hincarle el diente a tus sue&nt...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: