Depende de la perspectiva…

Puedes mirar una estrella por el agujero de una aguja. Esto se llama perspectiva“. decía Valeriu Butulescu

PerspectivaAl salir de cenar por ahí, he visto esto en mi coche:

Lavalo Guarro” Y una carita sonriente.

Uff, como me he puesto. Mi cabeza ya ha empezado a girar a 2.000 revoluciones.

“¿Quién habrá sido? Algún niñato que estará bebido y tenía que hacer la gracia delante de sus amigos… Menuda juventud.. O quizás peor, será algún madurito que querrá hacer la gracia delante de su ligue…¿Pero la gente de que va?..”

Pero lo que hizo que pararan mis pensamientos, fue la carita sonriente . Mi cara se transformó y mis pensamientos fueron al bando de : “ Seguro que ha sido una mujer… Anda que si es guapa, la conozco y ve mi coche, ya no tengo ninguna posibilidad de conocerla más… Claro que si, hay que ir por la vida, disfrutándola y diciendo las cosas de verdad, pero con cariño…”.

Tengo que reconocer que habían “herido mi orgullo“. No tengo un Ferrari ni mucho menos, pero me gusta conducir, esa libertad que te da un coche. Pero a la vez, casi había 1 cm de polvo encima de mi coche. Y eso de “guarro“, no me gusta nada que me lo insinúen, que me gusta oler bien, cuidarme…

¡¡Qué mezcla estaba corriendo por mi cabeza!!.

Esta situación me ha hecho ver las dos caras de una misma situación. Y todo gracias a la perspectiva.

Una perspectiva u otra, te hará ver la vida de forma positiva o negativa, te hará tirar la toalla con persona o seguir intentándolo, sentirás que tienes que retocar ese proyecto que te han dicho que no y que tanto confias en él, o tirarlo a la basura.

La perspectiva nos hace ver las cosas de una manera, y perdernos otras muchas.

Ver esta situación desde dos perspectivas diferentes me ha hecho darme cuenta que:

1.- Nos creemos en posesión de la verdad absoluta.

Cuando nos llevan la contraria o vemos algo que no creemos, saltamos como cuando nos sentamos en una silla caliente.

Queremos imponer nuestra postura. Nuestro Ego, viene corriendo hacia nosotros, a través de gritos, desprecios y lo que haga falta, acabemos ganando la partida.

¿Por qué?

Porque creemos que somos lo que pensamos, y siempre lo seremos. Y cuando vemos , sentimos una opinión contraria a lo que pensábamos que era lo “normal”; reaccionamos así, porque tenemos miedo, a que quizá pueda ser verdad esa nueva “versión” de la vida.

La realidad la creas a partir de tus pensamientos. Pero vuelve a leer la frase…. “ a partir de tus pensamientos…” Y lo que tu creas, no es lo que todo el mundo debe creer… Existen millones de opiniones diferentes a las tuyas, que te pueden hacer ver la realidad mejor de lo que tú te crees.

2.- Nos dejamos llevar por lo considerado normal, POR NOSOTROS.

Como te he dicho, no nos gusta que alguien o algo que no consideramos por nosotros “normal”.

Y cuando nos llevan a enfrentarnos a algo que desconocemos, nos defendemos a través de los gritos y reclamaciones.

Lo que es normal para unos, es totalmente diferente a otros.

Respeta.

3.- Eso de la empatía, como que no va con nosotros.

Cuando sentimos algo que no nos gusta, nos defendemos. En ese momento, ya estamos no queriendo saber nada, de esa persona o situación.  No queremos conocerla, no queremos saber porqué lo está haciendo, si le pasa algo, en qué se basa sus reflexiones.

“Deja, deja, no quiero me metan cosas raras en la cabeza…” Así es como nos defendemos ante la novedad que la vida nos presenta.

¿Qué pasaría si escucharamos a esa persona y sus Por qué? Veriamos, seguramente, cosas de nuestra personalidad que no conocíamos, veriamos un lado de la realidad que desconocíamos totalmente . Veriamos que todo es mucho más grande de lo que nosotros nos creemos.

Somos mucho más de lo que pensamos y creemos. Y nos daríamos cuenta, gracias a ser empáticos con las personas.

4.- Somos rígidos.

perspectivaSomos nuestros pensamientos o lo que creemos que son nuestros pensamientos. Somos nuestras formación recibida, somos lo que leemos, somos de quienes nos rodeamos, y de ahí no me saques, porque no queremos. Aunque en el fondo, es miedo a lo nuevo.

Ver la vida, desde la visión de otros ojos, te dará ver la belleza de la misma, que hasta ahora te estabas perdiendo.

Como hemos visto, la no perspectiva de las cosas, nos hace darnos cuenta que somos enemigos de la innovación, por mucho que la queramos.

Queremos cosas diferentes, una sociedad diferente, con unos valores que motiven, que alienten, que nos haga ser fuertes.

Todo eso es muy bonito, pero si en el fondo, nosotros no queremos cambiar, no queremos sentirnos señalados, eso de la innovación la dejaremos a otros.

Que innoven, y si surge resultado, nos sumaremos al carro, pero mientras tanto, más vale malo conocido que bueno por conocer.

No tener perspectiva de las cosas, nos hace perdernos los pequeños detalles, que son los que realmente importan en la vida.

Ver desde otra perspectiva, me dio la oportunidad, que eso que buscamos tan desesperadamente que es la felicidad, me lo estaba dando ese mensaje.

Cambia la forma en la que te miras, miras a los demás, las creencias que tienes, como crees que es la vida y descubrirás tesoros increíbles.

La vida no es como tú la pintas, tiene muchas más perspectivas y colores. El mundo es mucho más grande de lo que nosotros nos imaginamos.

Pd. Al día siguiente lavé el coche. No quería empezar a recibir mensajes en el capo y que pareciera una conversación de Whatsapp.

¿Desde que perspectivas ves tu vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: