¡¡Créelo. Provocas mucho en los demás!!

La insignificancia es siempre una garantía de seguridad” decía Esopo.

insignificanteAhora que te tengo delante, quiero hacerte una pregunta:

Recuerda todo lo que has hecho a lo largo del día de hoy…

¿Crees que tiene o ha tenido alguna importancia en la vida de los demás? ¿Crees que has producido algún cambio en la sociedad?

Sé que lo primero que vas a decir es: NO.

“¿Yo, un cambio? Lo único que he cambiado ha sido el cubilete de los lapiceros de lugar. He estado soportando al jefe y eso no es un cambio que produzca resultados, bueno si… un dolor de cabeza… Sólo he escuchado a mi amigo, eso no es un cambio en nada… siempre lo hago…”.

Pensamos que lo que hacemos no produce ningún resultado. Más bien no queremos creérnoslo.

Quizá crees que hacer las facturas para tu empresa, no produce ningún resultado ni en clientes ni en la empresa. Sólo es un trabajo.

Quizá crees que escuchar en un momento de “bajón” a tu amigo, no puede producirle un gran cambio. Solo lo estabas escuchando, como otras muchas veces y como con otros amigos.

Quizá crees que limpiar la mesa del despacho de las carpetas que se amontonan, no produce ningún cambio para nada ni en nadie, sólo es tu trabajo.

¡¡Quizá podemos estar muy confundidos!!

Pensamos que solamente personas como los Presidentes del Gobierno, los Directores Generales de las grandes empresas, Cristiano Ronaldo o Messi, o los participantes de Gran Hermano, son aquellas personas, organizaciones que tienen “algún” poder de transformación en nuestras vidas, en la sociedad.

¡¡ERROR!!.

Esas personas, producen cambios en la vida de muchas personas. Si, te lo compro. Pero la única diferencia contigo, es que cuando lo hacen, tienen medios de comunicación, mayores medios, que dan más repercusión a las acciones realizadas.

¿Pero por lo demás? Al igual que ellos, tú también produces cambios en la vida de los demás.

La principal dificultad es que no confiamos en nuestro poder. No confiamos en nosotros mismos, como para pensar que podemos transformar con un gesto la vida de alguien o cambiar un poco el trayecto de la sociedad.

Nuestro EGO, las directrices de la sociedad, nos dicen que el cambio tiene que ser ENORME, para poder decir, que tenemos un poder de transformación sobre los demás.

Si es pequeño, nos dicen, que no nos lo creamos, que no somos nadie, que no es para tanto.

Pasamos por la vida, pensando que el tamaño importa, que lo pequeño no sirve para nada. (¡¡MAL PENSADOS!!)

Que lo bueno es lo grande. Que es lo único por lo que nos recordarán, por cambios GRANDES, MEMORABLES.

Pero hasta entonces, pensamos que no somos nadie “Especial”. Que no tenemos ningún poder de nada.

Un administrativo más, un mando intermedio más, un emprendedor más, un amigo más…

Ése es el concepto que tenemos de nosotros mismos.

¡¡SOMOS UNO MÁS, QUE HACE UN TRABAJO MÁS!!

Vamos a empezar a desmontar esa creencia que tienes. ¿Por qué?

Porque lo que haces es muy especial y produce un cambio en los demás, que nunca llegarías a creerte lo agradecidos que están muchos de ellos por él.

¿Empezamos a derribar esa creencia?

1.- El trabajo que realizas tiene un PROPOSITO.

No eres un número más. Y si tu jefe te hace sentir eso, la culpa la tiene él, no tú.

insignificanteEres la persona encargada de realizar un propósito muy importante para la empresa, como para aquella persona que le das el servicio. Eres una persona muy importante para tus amigos.

Eres muy importante para ellos. Se te ha encomendado una MISIÓN.

Haces el pan para que se alimenten, haces una factura para que puedan desarrollarse sus empresas.. das abrazos que unen los huesos de nuevo….

Tu trabajo, sea cual sea, tiene un propósito. La de crear un estilo de vida diferente a las personas, la de abrir su mente, aumentar su motivación, o los transportas desde sus casas hacia sus sueños.

Tu trabajo tiene un propósito y tú eres el único encargado de realizarlo.

2.- Las misiones se encomiendan al mejor.

En las películas de James Bond, ¿A quién le encomiendan salvar a la Reina? ¿A James Bond o al fontanero que les hacen las chapuzas?

A James Bond.

Tú eres ese James Bond que te han llamado para hacer felices a tus clientes, a ese amigo que está pasando mala racha o a esa persona que no sabe cómo llegar a su meta.

Tú quieres y lo vas a hacer, que a pesar de las circunstancias, no pararas hasta que esa persona se vaya contenta de tu oficina. Hasta que ése amigo, se calme y vuelva a sonreír con el convencimiento que va a salir de dónde se encuentra.

Eres el James Bond de esa actividad.

De tu talento, eres el mejor. El que mejores resultados da. Todos te buscan a ti.

3.- ¿La situación tiene un PORQUE y lo hace el mejor? Seguro que provoca GRANDES resultados.

Si tienes motivación por lo que estás haciendo. Tienes iniciativa por el mismo, te surgen ideas para mejorar. Estas liderándolo. Sabes que se te da bien.

¿Me quieres decir que no produces resultados en los demás?

¡¡NO ME LO CREO!!.

Seguro que HOY los has provocado.

Una persona te ha dicho GRACIAS por tu atención. Un cliente te ha dicho UN PLACER trabajar contigo, así da gusto.. Un amigo ha vuelto ha sonreír desde hace tiempo solo porque le diste un abrazo de corazón, o tu jefe te estrecha la mano con un BUEN TRABAJO, tras presentarle un informe importante para la empresa.

Tenías un propósito, sabes que eres el mejor, y lo que provocas es un antes y después con tu trabajo.

Estas promulgando la excelencia allá donde vayas y con quien estés.

¿Y me dices que tu trabajo no es importante? ¿Qué no provocas un cambio en los demás?

¡¡A partir de ahora, jamás dirás que SI a esas preguntas!!

Sabes lo que hace tu trabajo, tus abrazos, tus favores en los demás. Sabes el talento que tienes para ello y lo agradecido están los demás.

No llegarás a ser Ronaldo, Messi o Alberto Chicote, con la repercusión que sus trabajos hacen.. Pero aunque tú creas que todo lo que hagas en la vida, será insignificante, sabes que es muy importante que lo hagas, porque nadie mejor que tú, lo va a hacer.

No hay un mañana, ni un pasado. Solo un PRESENTE, un AHORA.

Así que todo situación que entre en tu vida, por pequeña que sea, tienes un PROPOSITO EN ELLA. Aunque creas que no tienes las herramientas para su resolución, las tienes, porque TÚ ERES EL JAMES BOND, para esa situación. Y si, vas a conseguir un cambio, con tu actitud y aptitud.

Que no vuelva a oírte decir, que tu trabajo es insignificante, que no eres especial y que crees que no dejas un legado en los demás. Porque sabes que no es así.

¿Qué has hecho hoy que ha provocado una transformación en los demás?

Anuncios

3 Responses to ¡¡Créelo. Provocas mucho en los demás!!

  1. NATALIA BARCÁIZTEGUI says:

    Me ha encantado el post! Me alegra ver la idea de Misión en la vida, para la que efectivamente somos el mejor protagonista. Pero hay que creérselo, porque ya se encargará alguien de hacernos sentir lo contrario… Tenemos una misión, y es en esa realización de nuestras tareas cotidianas donde influimos en los demás,positiva o negativamente. De ahí la responsabilidad de nuestras acciones. Cada uno tenemos que poner nuestro granito de arena para ser felices y hacer felices a los demás.
    Gracias por hacernos reflexionar
    Natalia

    • Buenos días Natalia:
      Gracias y me alegro mucho te haya gustado el artículo.
      Y así todos tenemos un gran poder, que depende de nosotros, que orientación le damos.
      Quedo a tu disposición y de nuevo, GRACIAS.
      David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: