Miguel Ángel Díaz: “El mejor momento para hacer las cosas, es AHORA MISMO..”

Hoy dentro de la Sección ” Conversaciones con…” es un placer presentar a Miguel Ángel Díaz.

MIGUEL ANGEL DIAZSolamente en los momentos críticos de nuestra vida, somos capaces de darnos cuenta quien está a nuestro lado, quien no está, y quien te sorprende. Pero no es en el éxito, cuando nos damos cuenta de quienes somos, de verdad.

Es en el “fango” cuando te das cuenta, que talentos tienes, si la fuerza de voluntad que ponías en algo que pensabas que te hacia feliz, te das cuenta que tienes que reorientarla o que la vida te ha dado un toque de atención para que reorientes tu vida.

Del éxito pocas cosas he aprendido, es en el fracaso ( mejor dicho la experiencia de no conseguir tu meta, aún), cuando la vida te dice: ” Quizá la definición que tenías de mí, no es la que deberías tener”.  Son esos momentos en los que escuchas a tu corazón y dices: ” Pase lo que pase , haré lo que sea para ser quien he debido ser siempre. Pase lo que pase, voy a conseguir ser feliz , de verdad… y guiarme por mi corazón”…

¿Y qué pasaría si supieras antes de que nos ocurrieran esos sucesos, como gestionarlos? Pero no para vivirlos de una manera diferente, sino para aplicarlo en nuestro día a día.

Es lo que nos muestra Miguel Ángel, en su libro ” 15 cosas que aprendía en el MIT“. Hace unos días tuve el placer de compartir una conversación sobre el libro, pero sobre todo, sobre la Inteligencia Emocional. Es él, unos de los referentes en nuestro país en dicha materia que tanto me apasiona.

GRACIAS Miguel Ángel por transmitir en cada acción que realizas la importancia de la Inteligencia Emocional en todos los aspectos de nuestra vida. Gracias por recordarnos que nosotros mismos ya somos SuperMan, sin la necesidad de buscar a nadie que satisfaga nuestros deseos. Y sobre todo gracias, por ayudarnos a enfocarnos en lo que realmente es importante en la vida. La vida nos da aquello en lo que nos enfocamos. Y si lo hacemos en lo que importante para nosotros, nos llevará a una vida de coherencia, felicidad, pasión.. A una vida Canalla y en el que la Disrupción nos guie en todo momento.

Podéis conocer más a Miguel Ángel , a su trabajo a través de su Facebook, en Twitter y su Web.

¿Sabes que tu vida puede ser diferente y aun así no haces nada para conseguirlo? ¿Te da miedo romper los límites que tienes en tu mente? ¿Quieres poner patas arriba tu vida y conocer eso que llaman felicidad? ¿Quieres que tu empresa alcance esas cimas que siempre has soñado? ¿Crees que el ambiente de tu empresa tendría que mejorar? ¿Sabes que el antídoto a todos los problemas es el NO escuchar tu corazón? Puedes contactar conmigo a través de Twitter, en Facebook y en Linkedin .

.- ¿Quién es Miguel Ángel Díaz?

Miguel Angel es la historia de un fracaso, porque quería estudiar medicina y terminó estudiando psicología, en ese momento decidió especializarse psicología clínica y al terminar el primer curso se da cuenta que no le gusta y se reorienta hacia la psicología organizacional, quería dirigir el departamento de Recursos Humanos de una gran empresa y cuando lo consigue, decide dejarlo a los 3 años porque había dejado de ser feliz en su trabajo y no disfrutaba con él. Eso sí, soy un tipo tremendamente afortunado, porque la vida me ha traído después de cada fracaso siempre algo mejor de lo que tenía y deseaba.

Ahora mismo soy una persona feliz, con todas mis necesidades cubiertas y que después de encontrar mi elemento en el desarrollo de personas, se dedica a estudiar como podemos aplicar la Inteligencia Emocional de una manera práctica a nuestra vida y a nuestro trabajo.

.- ¿La inteligencia emocional tendría que ser una asignatura en toda formación?

Por supuesto, partiendo desde la premisa que la vida que estamos viviendo es emocional, no es racional, aprender a identificar y gestionar nuestras emociones me parece una de las cosas más importantes que les podemos enseñar a los niños en el colegio. Nuestro cerebro aprende de eventos emocionales, hasta compramos desde lo emocional y luego justificamos desde lo racional. Nuestras habilidades emocionales marcan nuestras interacciones con los demás e incluso, la mayoría de nuestros errores vienen provocados por una falta de regulación emocional y dar rienda suelta a nuestros impulsos. Así que, solo hay dos manera de arreglar esto, o lo enseñamos en los colegios e institutos y ahorramos algún que otro coscorrón, o no decimos nada y que la gente se vaya dando cuenta posteriormente a base de golpes, caídas y mucha insatisfacción e incomprensión.

.- ¿Por qué tenemos a lo nuevo y luego nos damos cuenta que era mejor que lo que teníamos?

Porque nuestro cerebro no está creado para la felicidad, está creado para la supervivencia, por eso se siente mucho más cómodo mostrándonos todos los peligros que existen allí afuera, en lo que está por venir, en lo novedoso, en lo que supone un reto para nosotros. Siempre nos recordará lo que puede salir mal, las consecuencias de no acertar, el perjuicio que puede suponer equivocarse y como alternativa, siempre tenemos el quedarnos como estamos, no movernos, no asumir ese riesgo. Sin embargo, con los años te das cuenta, que en la mayoría de las ocasiones tu peor fallo, tu peor error se convierte en tu principal acierto, porque lo que viene después es mucho mejor de lo que tenías. Mi historia es una buena muestra de ello…

.- Si no existen los SuperMan, ¿Por qué buscamos gente a la que adorar, y que las etiquetamos como súper hombres?

Porque necesitamos modelos con los que cubrir nuestros propios deseos y anhelos, aunque eso está empezando a cambiar. En nuestra sociedad ya comienza a valorarse en una buena medida el tener un poco menos y disfrutar un poco más. Ya no nos genera tanta envidia la persona que trabaja más de 12 horas al día para ganar más dinero si luego no puede disfrutar de él, ahora cada vez más queremos generar los recursos necesarios para disfrutar de buenos momentos con los nuestros, para tener una vida cómoda y confortable, aunque eso suponga no disponer de muchos lujos. Los patrones de la sociedad están empezando a cambiar porque hay un colectivo importante de personas que están descubriendo una nueva forma de vivir, diferente a la que nos habían contado nuestros padres de: Ten un trabajo fijo, cómprate una casa, trabaja mucho y ahorra más, etc

.- ¿Por qué en los momentos importantes de la vida, descubrimos quien nos quiere y quien no? ¿Por qué no nos enfocamos en esas personas todos los días?

Por que en esos momentos es cuando nos paramos de verdad a reflexionar sobre lo que es importante y lo que no. Cuando nos sentimos vulnerables o estamos sufriendo, es cuando aparece el verdadero amor que sienten las personas hacia nosotros y a veces, un simple comentario en redes sociales o una llamada, puede alegrarte el día. En muchas ocasiones confundimos la valía con el valor de mercado, y cuando una persona por cualquier circunstancia pierde su valor de mercado, es cuando las personas que estaban a su alrededor solamente por interés desaparecen y se van a buscar a otra persona que les pueda ayudar a conseguir sus objetivos, quedándose a tu alrededor aquellas para las que realmente eres valioso, que te aceptan, aprecian y quieres tal cual eres. Estás son las personas que tenemos que identificar a nuestro alrededor y tenemos que darles lo mejor de nosotros día a día, y sobre todo reconocerles su amor y su cariño hacia nosotros. Si no lo hacemos habitualmente es porque las personas de un tipo y de otro se encuentran mezcladas en todas las facetas de nuestra vida y llegamos a confundir sus intenciones, sin embargo, con las preguntas adecuadas, seremos capaces de identificar a las personas de un tipo y de otro.

.- ¿De qué está lleno el mundo?

El mundo está lleno de personas. Personas que solo quieren ser felices, lo que ocurre es que no saben como lograrlo porque no se conocen y porque no están dispuestas a apostar lo necesario para lograrlo. Es tanto el miedo a perder, que se les olvida que quieren ganar, se autoengañan diciendo que tampoco es tan importante conseguirlo y por eso se acostumbran a un determinado grado de insatisfacción, personas que llevan años en un puesto de trabajo que no aman, pero que prefieren “lo malo conocido que lo bueno por conocer”. También están las que quieren ser felices a costa de los demás y que no tienen ningún tipo de escrúpulo en perjudicar a otros para conseguir sus objetivos, este tipo de personas tampoco disfrutan y creen que acumulando más se sentirán mejor, sin embargo, eso nunca ocurre. En general, creo que es mucho mayor el número de personas buenas, con valores, generosas, que el resto, lo que ocurre es que cuando te topas con alguno de estos, hace mucho ruido y lo recuerdas durante mucho tiempo…

.- ¿Qué pasa si nos obligarán a simplificar nuestra vida por ley?

Que muchas personas no sabrían que hacer y el mundo vacío y materialista desaparecería. ¿Cuántos políticos tendríamos si la vida fuera más sencilla? ¿Cuántas administraciones públicas serían necesarias? ¿Cuántos centros comerciales, tiendas de lujo, concesionarios, etc?

Hay demasiados intereses escondidos detrás de una vida compleja, llena de falsas necesidades, orientada al consumismo y a pensar que cuanto más tienes, más feliz eres. Y mientras esto siga siendo así, y más gente se lo crea, la noria continúa girando y todo sigue igual. Mientras sigamos pensando que es un signo de éxito el tener una o varias casas (en propiedad), un buen coche, llevar una buena ropa, ir a sitios caros de vacaciones, nuestra vida se verá orientada irremediablemente a trabajar como mulos para comprar y mantener cosas que realmente no necesitamos del todo.

.- ¿Qué has aprendido de tus caídas? ¿Tendríamos que añorar más una caída de vez en cuando en nuestras vidas?

Lo primero que he aprendido es que todo pasa en la vida por algo, lo que ocurre es que en ese mismo momento quizás no tengamos la información suficiente para comprender porque nos acaba de ocurrir esto. Con el tiempo solemos relativizar las cosas y comprendemos en mucha mayor medida lo que ha significado cada cosa que nos ha ocurrido en nuestra vida.

Lo segundo y también muy importante que he aprendido es que después de algo negativo siempre, siempre, siempre viene algo positivo. El handicap es que, en ocasiones nos sentimos tan mal cuando fallamos, nos caemos o nos vemos golpeados por alguna adversidad de nuestra vida que nos cuesta tener esa esperanza en que las cosas mejoraran. Yo mismo me considero un ejemplo con patas de que después de cada fracaso, de cada error, siempre me ha venido algo positivo después.

.- ¿Cómo curamos las heridas emocionales?

El primera paso es identificar que tenemos una, ser conscientes de la emoción que estamos sintiendo en ese momento, como nos afecta y comprender porque ha surgido suele ser la clave para poder curarla o trabajar sobre ella. Las emociones surgen porque tenemos una necesidad por cubrir, puede ser de afecto, seguridad, libertad… Una vez identificas que necesidad tienes en más sencillo descubrir que acciones debes de realizar para poder cubrirla, restaurarla y curarla convenientemente. A veces será teniendo una conversación profunda con alguien, en otras ocasiones será algo que tienes que hacer o dejar de hacer, una vez entiendes lo que necesitas, es mas sencillo poder ir a por ello.

.- ¿Crees en las casualidades que la vida nos da? ¿Por qué no nos enfocamos en ellas?

Miguel-Angel-DiazYo creo que en la vida todo está conectado y la mayoría de las cosas no ocurren porque sí, llámalo karma, casualidad o causalidad, pero la mayoría de las cosas que nos ocurren vienen provocadas por nosotros mismos. Lo que le das a la vida, te suele volver a medio y largo plazo, lo mismo ocurre con las personas. Cada vez que recibo algo de la vida o de los demás pienso ¿Qué he podido hacer yo para merecer esto que me acaba de ocurrir? Si es agradable lo disfruto y si es desagradable, depuro mi cuota de responsabilidad y me pongo a trabajar en la solución de esa situación.

En la mayoría de las ocasiones, a las personas buenas les suelen ocurrir cosas buenas…

.- ¿Por qué decimos “Un poco más” en situaciones que sabemos que no nos llevan a ningún lado?

Porque no nos paramos a analizar seriamente las consecuencias de nuestros actos. En algunas ocasiones, estamos afectados por un sesgo que nos muestra solamente el lado más positivo de la situación o directamente nos oculta los perjuicios que puede suponer para nosotros un determinado comportamiento o conducta.

En otras ocasiones, es tanta la valentía que debemos de reunir para hacer algo que nos genera dudas, que una vez iniciado, no queremos dejar de empujar, de correr, de intentarlo, sin ser conscientes de donde está ese punto de no retorno que nunca deberíamos de cruzar porque corre peligro nuestra integridad, nuestros recursos o nuestra vida.

.- ¿Cuánto más oscura es nuestra realidad, más acabaremos brillando?

En muchas ocasiones con el paso del tiempo nos damos cuenta que nuestro peor momento puede convertirse con el tiempo en nuestro mejor día. Cuando pasas por determinadas situaciones traumáticas comienzas a valorar más una serie de cosas, cuando pierdes algo es cuando comienzas a mirar con determinados ojos lo que ahora posees, es como si necesitáramos de vez en cuando un guantazo de la vida para despertar y valorar lo que tenemos. También es cierto que ante algunas situaciones desagradables y negativas, determinadas personas ofrecen su mejor versión y se convierten en mejores personas, después de tocar fondo y de una gran lucha, suele surgir una mejor versión de ellos mismos, porque al contemplar la vida con unos ojos distintos, se convierten en personas distintas.

¿Por qué rechazamos los momentos complejos de la vida? ¿A qué le tenemos miedo?

Los rechazamos porque a nadie le gusta vivir ese tipo de situaciones. El ser humano prefiere siempre disfrutar antes que sufrir y por eso le tenemos miedo a un montón de cosas, el 90% de las cuales nunca nos van a llegar a ocurrir. Hasta cierto punto es natural que huyamos de aquellas cosas que nos provocan dolor, dudas, inseguridades e intentemos refugiarnos en aquellos entornos más estables, conocidos y menos peligrosos para nosotros.

En muchas ocasiones ese miedo es tan grande que te impide ir a por lo que verdaderamente deseas, aquello que te hace feliz y te ves anclado en una vida anodina y gris, porque piensas que mas vale lo que tengo aunque no me haga muy feliz, que no tener nada. Esto le ocurre mucho a las personas en un entorno profesional, están disgustados por el puesto que ocupan, por el jefe que tienen, por la empresa a la que representan , pero es tanto el miedo a quedarse sin nada, que esto les impide arrancar una carrera profesional hacia lo que quieren o simplemente cambiar de puesto de trabajo. Abandonar la tan comentada “zona de confort” en ocasiones es muy complicado.

.- ¿Todos tienen pensamientos positivos menos uno mismo?

Yo creo que no es así, cualquier cerebro es capaz de percibir el lado positivo de las cosas, lo que ocurre es que esta acción no puede realizarla de una manera natural y debemos de reorientarlo en cada una de las situaciones para contemplar ese lado menos negativo.

Cada vez que nos ocurre algo desagradable, es muy complicado que en ese momento podamos pararnos, tomar un poco de distancia sobre el hecho y preguntarnos ¿Qué puede tener esto de bueno? Es como si en esos momentos estuviéramos tan ocupados regodeándonos en lo pobrecitos que somos, en la mala suerte que hemos tenido, que esto nos impide contemplar si existe alguna oportunidad positiva en esa situación.

Todos podemos tener pensamientos positivos, incluso uno mismo, lo que ocurre es que no podemos esperar que esto ocurra de una manera natural.

.- Una reflexión a los lectores del blog

La principal idea que me gustaría dejar a los lectores de tu blog es que el mejor momento para hacer las cosas es ahora mismo. Para llamar a ese familiar con el que hace tiempo que no hablas, para decirle a tus padres o a tu pareja lo mucho que aprecias su cariño y lo agradecido que estás por su compañía, para resolver ese conflicto con tu compañero de trabajo o con tu vecino, para decirles a tus hijos lo que les quieres, etc.

Hemos sido educados en la cultura del “cuando me jubile ya viajaré…”, “ya descansaré cuando sea mayor…” y creo que el mejor momento para disfrutar de las cosas es ahora. Es una especie de “Carpe Diem” pero con conocimiento y cada uno con sus posibilidades. Yo he dejado de guardarme el vino bueno para las ocasiones especiales porque ¿y si no llego? Para mí, cada momento es especial, único, irrepetible y me he propuesto vivirlo intensamente…

Anuncios

2 Responses to Miguel Ángel Díaz: “El mejor momento para hacer las cosas, es AHORA MISMO..”

  1. Monica says:

    Hola! Se lo que haría si no hiciera daño, temo hacer daño con mi decisión. Ayer escuche, cuando vayas a tomar una decisión , mira cómo le afecta a las personas que te importan en tu ranquin , y sé que les haría daño. Así que me siento atrapada.

    • Mónica, y mientras tanto tu vida pasa… y mientras tanto tus sueños se hacen diluyen…y mientras tanto, los demás se adueñan de tu vida… y mientras tanto tu felicidad, que?… se que le harías daño o estas apegada a esa persona? sabes que le harías daño o crees que le harías daño?
      Un abrazo y quedo a tu disposición.
      David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: