¿Influyes o te influyen?

No hay influencia buena , toda influencia es inmoral, inmoral desde el punto de vista científico. Influir sobre una persona es transmitirle nuestra propia alma” decía Oscar Wilde.

manipularTodos hemos tenido o tenemos, alguien que podemos decir, que nos han influido en nuestra vida. Puede ser para bien o para mal, pero que lo ha hecho, SI.

Acabo de hablar con dos personas que están influyendo, para bien, en mi vida actualmente. Y al encender el ordenador, lo primero que veo es : “ Por favor comparte mi comentario si estás de acuerdo”.

Empecemos por un mensaje claro: INFLUIR EN LOS DEMÁS, NO ES MANIPULAR SUS MENTES.

Como bien dice Enrique Alcat, en su libro “Influye”, influir es llegar al cerebro de las personas a través de sus emociones.

A día de voy ya no es “cool” saber vender un producto o a uno mismo, sino lo importante es saber influir  en los demás.

TODO y TODAS las personas que te rodean, influyen de una manera u otra en tu día a día, en las decisiones que tomas. Nos influyen y  también nosotros a los demás.

Pero ya no solamente podemos influir a nuestro entorno, sino con las redes sociales, puede llegar nuestro poder, a todo el mundo.

Pero cuando el ser humano tiene un poder en sus manos, sino sabe controlarlo, se puede convertir en algo muy dañino, en vez de beneficioso.

El Influir se transforma en Manipulación.

En una sociedad, en la que triunfa “Yo tengo más seguidores que tú… Yo soy más famoso que tú… Yo consigo más cosas tú..” . La ley de “Yo la tengo más grande que tú…”, produce una precipitación que nos lleva, en prostituir el significado de Influir.

Pasamos de la humildad a la imposición de ponernos títulos como “ El mejor evento de España” o el “mejor pastelero del mundo por el número de seguidores que tenemos..”

Pasamos del SER al APARENTAR algo que no somos.

Esa persona o personas, que has pensado que te han influido en tu vida, hacían un click en tu cerebro a través de las emociones que te provocaban.

Ahora intentan que compres un producto, que acudas a su evento, compres su libro o te vayas a la cama con él, llegando a través de tu cerebro, no de tus emociones. Pasamos de una forma subconsciente a intentar conseguir las cosas de una forma consciente.

 Y si hay que mentir para ello, lo hacemos.

Todo para creernos nosotros mismos, que somos los más influyentes.

Queremos resultados para antes de ayer, queremos conseguir a esa pareja para hoy mismo, queremos que nuestra cuenta de resultados salga de números rojos,… queremos y queremos, apoderándose de nosotros, la precipitación y las ansias de llegar a un sitio en concreto.

Nos da igual el ser, queremos APARENTAR ser.

Nuestros padres, tus mentores, o esa pareja, no te ha influido de un momento para otro. Ha pasado tiempo cuando te has dado cuenta del cambio que han provocado en ti.

Pero a día de hoy, creemos que no tenemos tiempo ni para nosotros mismos. Así que cuanto antes tengamos los resultados, mejor.

¡¡ERROR!!.

Veo una diferencia entre las personas que nos han influido y las que nos han manipulado.

Las personas que nos influyen son empáticas. ¿Qué quiero decir? Que ante todo no ponen primero su mensaje y luego se van. Si te he visto no me acuerdo.

Te conocen, de verdad, de corazón. Crean una afinidad contigo y al abrirles tu corazón, saben que te pasa, que necesitas. Te dan una solución, no una salida, como es en la actualidad.

A día de hoy, me encanta ( de forma irónica), la frase “ Por favor, comparte mis reflexiones. Si estás de acuerdo, difunde mi mensaje entre tu gente”. Me imagino que muchos habréis visto esto en redes.

Me entran ganas de responder: “Será si yo quiero, o ¿por que tú lo digas lo tengo que hacer?”.

Si nos damos cuenta, muy pocos Retweet o Compartir acaban consiguiendo.

Señores manipuladores, SE PILLA ANTES A UN MENTIROSO QUE A UN COJO.

Para poder influir en los demás, dependemos como nos vean los demás.

Cuando tenemos delante de nosotros, a esa persona y nuestra intuición nos dice a través de sus gestos, su forma de hablar, que no es “trigo limpio”, por mucha parafernalia que tenga a su alrededor… Acabamos pensando: “Yo no me chupo el dedo, con eso a otra parte, a mí no..”.

Por muy buenas que sean las sartenes que nos quieran vender, por muy buena noche que nos proponga esa persona o empresa, sino nos da “buena espina”, salimos corriendo hasta perderlo de vista.

Esas personas que te han influido en la vida, no te provocan rechazo, te provocan acción.

Sin darte cuenta, te muestran que no llevas el camino correcto en tu vida, que tienes que reorientar tu empresa o empezar a escribir tus ideas.

Te llevan a un momento en el que TÚ PROVOCAS EL CAMBIO, en el que SIENTES que tienes que hacerlo. No a un momento en el que te OBLIGAN a realizarlo.

InfluirComo todo en la vida, importa más la CALIDAD que no la CANTIDAD. Y si se juntan las dos cosas, mejor, pero primero la CALIDAD. ( Y en ese tema que pensáis, también pienso lo mismo, jiji).

Más vale influir a 1, 20 o 40 personas con resultados contrastados, que no COMPRAR o MANIPULAR nuestra cifra de seguidores, diciendo que provocamos resultados increíbles, cuando no es así.

Se influye a las personas, a través de los pequeños detalles. Es lo que provoca un cambio de verdad, consistente. No por las “bravuconerías” de digas o aparentes ser algo que no eres.

Por mucho que hables, no influirás. Empieza escuchando a los demás y luego dime qué diferencias encuentras y qué resultados produces.

Seguro que estarás pensando: “Mira David, yo no me dejo manipular por nadie, yo tengo mi propia opinión y hago lo que siento”. Es difícil asumir que alguna vez nos han manipulado.

A MI ME HAN MANIPULADO.

¿Cuándo ocurre? Cuando nos dejamos llevar por los “cantos de sirena” y no paramos a pensar, QUÉ PUEDE OCURRIR, SI ES VERDAD LO QUE NOS DICEN, O COMO NOS SENTIMOS ante esa proposición.

Como pensamos a corto plazo, buscamos la “recompensa” soñada para ya. Y si esa persona nos la puede dar. ¿Por qué perder la oportunidad?.

Luego llegan los lamentos como “No eras como decías, me has mentido, tu producto es…”.

Recuerda que las personas que te influyen de verdad en la vida, son ellas mismas. Sin tapujos, sin aprenderse de memoria frases de Youtube o los gestos del “gurú” de moda.

Son, no aparentan ser.

Así que recuerda, si quieres ser un Canalla Influyente:

.- Influir no es “ Ejercer un predomino sobre otra persona..” , eso es Manipular.

.- Si quieres influir, empieza siendo empático con los demás, de corazón. Y luego habla. Un mensaje preparado y planificado en coherencia con tu ser.

.- Influye con una ética, con unos valores. Se siempre humilde.

.- Influir es un arte. No es comprar seguidores en tus redes.

.- Si mientes, estarás manipulando. Y te acabarán pillando más tarde o temprano.

Recuerda, que INFLUIR SIEMPRE ES GENERAR BENEFICIOS EN LOS DEMÁS.

¿Y tú, influyes o te influyen?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: