¡¡ Un Te quiero y un Adios!!

“Eres el adiós que nunca sabré decir”

Hace unos días me preguntaban:

¿A qué palabras has tenido miedo en tu vida?

Dije que a 2:

TE QUIERO y a un ADIOS.

Sin dilaciones, sin miedos al que dirían, salieron de mi boca como una bala sale de una pistola directa a su diana.

Creo que son las dos palabras más difíciles de pronunciar por un ser humano y las que más transformación producen.

Nos cuesta decir TE QUIERO.

A pesar que las películas de Disney, las de las 3 de la tarde los sábados y algún realilty que nos dicen lo bonito que es el amor, los vaivenes tan divertidos que viviremos y lo chulo que es pasar el domingo por la tarde en el sofá y una manta, tenemos un miedo atroz a decir, TE QUIERO.

Ya no estoy hablando de un Te quiero como una posible pareja, simplemente un te quiero como amigo, hermano o familiar.

Nos cuesta, y mucho.

¿Por qué?

Porque TENEMOS MIEDO.

Miedo a que nos miren raro, a ser rechazados, a que piensen que somos de otra orientación sexual, a que seamos “demasiado” sensiblones o vete a saber qué locura se le ocurrirá a nuestro cerebro como excusa para no dar el paso adelante.

¿Y mientras tanto? Una nueva oportunidad perdida de demostrar a esa persona cuanto sentimos por ella.

Sé que estarás pensando, “Pero yo lo demuestro de otras muchas maneras..No hace falta que diga nada, lo hago todo los días a través de diferentes acciones o con regalos en los aniversarios…”

¡¡ERROR!!.

A través del estudio realizado, tanto con hombres y mujeres, SI agradecían determinados hechos, sorpresas o situaciones que demostraban el amor que tenía otra persona por ellos., pero sin un te quiero de sus labios, sentían que faltaba algo.

Me viene a la mente una situación parecida para que la entendamos mejor.

Piensa en tu grupo favorito. Piensa que estas en su último concierto. Van a tocar tu canción favorita, ves como la tocan, como la sienten, como vibran, pero no oyes ni una sola letra de sus bocas. ¿Cómo te sentirías?

Así se sienten las personas cuando no oyen un TE QUIERO de esa persona. Tampoco te digo lo que uses como un mantra y rayes la cabeza de la persona, repitiéndoselo cada minuto. Pero SI cada cierto tiempo o en las ocasiones que sientas que corresponden.

Muchas veces te aseguro que tiene más valor un TE QUIERO que todas las sorpresas que le hayas dado a esa persona hasta entonces. Siempre deja más huella

Y déjame hacerte una pregunta: ¿Qué pasaría si nunca más pudieras decir a esa persona lo que sientes por ella? ¿A qué no te lo perdonarías nunca? ¿Entonces qué vas a hacer?

Vivimos con miedo al ADIOS.

Nos desvivimos en la desesperación de encontrar una seguridad. Seguridad en el trabajo, con las amistades, con la familia, con la pareja… Pensamos que si encontramos todo lo que nos dicen que tenemos que tener, y más a una cierta edad, ya seremos considerados “ciudadanos de 1ª”.

Y cuando lo conseguimos, parecemos Golum con nuestro anillo. Hacemos todo lo posible para que no se vaya de nuestro lado todo eso conseguido. Y cuando ya creemos que no se marchara de nuestro lado, llega el ADIOS.

Nos preguntamos el por qué, nos llevamos las manos a la cabeza, nos lamentamos, pero el tren está partiendo, queramos o no, es hora de decir adiós.

Tenemos miedo al adiós, principalmente por el apego. Nos hemos “encariñado” de esa situación, de esa persona o ese trabajo. Pensábamos que la vida iba a terminar junto a él, pero por lo visto no va a ser así.

No queremos imaginarnos cómo sería la vida sin esa persona. NO QUEREMOS. Nos preguntamos que será de nosotros, si podremos vivir en una situación nueva, diferente… Ni queremos imaginárnoslo.

Lloramos , pataleamos, y haremos lo legal e ilegal para que se vaya de nuestro lado..Todo porque tenemos miedo al adiós.

Un adiós supone incertidumbre, desconocimiento y dudas.

Supone que estamos “perdiendo” algo que teníamos. Que nos hacía sentirnos cómodos. Hacia algo que tendremos que ganarnos de nuevo para seguir viviendo esa “seguridad” tan soñada y anhelada.

Un adiós:

.- Enseña.

Te enseña todo lo que has vivido hasta ese momento. Los malos y buenos momentos. Lo que has hecho o no, por rutina, vagancia o miedo. Lo que creías que era imposible así como sensaciones únicas e inolvidables.

.- Aprendes a ver en qué has fallado.

No digo que te reboces en los fallos. Pero sí que aprendas de lo no realizado, de las caídas vividas y de la inanición sufrida. Porque en muchas ocasiones, ese adiós, es por “haber dado por supuesto”, que eso estaría ahí siempre.

Damos por supuesto que todo será para siempre, y la vida nos enseña que no es así. Que hasta nosotros tenemos una fecha de caducidad. Pero por no haber hecho las cosas como deberíamos haberlas hecho, por miedo, principalmente, el tiempo se ha agotado y es hora de decir adiós.

.- La vida es Hola, pero también Adios.

Somos seres humanos apegados que piensan que viviremos para siempre , con lo que tenemos y con las personas que nos rodean. Y la vida no es así. Todo lo que viene, se va. Nosotros también. La vida es cambio, es hola y también adiós. Pero aún creemos que seremos inmortales, que nada se irá de nosotros, porque ya que vienen, nunca se irán. Y las cosas tal como vienen, se van.

Aprendamos a vivir en el presente, a exprimir cada momento y a no dejarnos nada en el tintero. Porque no sabemos cuando será el adiós.

Son dos palabras que se encuentran tapadas detrás de nuestros labios. Escondidas no queriendo ser nunca llamadas a escena.

Un Te quiero, hacer descampar esta vida que vivimos llena de turbulencias. Así como un adiós, hace que salga el sol en un mundo tenebroso

Para mí son dos palabras, que muestran siempre el principio del comienzo de algo, mejor de lo vivido hasta la fecha

¿Cuántas veces has dicho te quiero hoy? ¿Por qué tienes miedo decir adiós a esa situación o persona?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla .Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.