Career Coaching: Rabia

La ira es un acido que puede hacer más daño en el recipiente en el que se almacena que en cualquier otra cosa en que se vierta

La INCREDULIDAD te ha dejado paralizado.

No sabes qué ha pasado, por qué te han dado a ti la carta después de todos los esfuerzos que has realizado por y para la empresa, solo han servido para sentirte como un número más.

Ni una reunión, ni un ponerte en antecedentes, ni una recomendación que te hubiera puesto en sobre aviso,..

Absolutamente nada.

Entraste con ilusión. Hiciste esfuerzos para integrarte dentro de la empresa. Diste lo máximo de ti. Hasta te asombraste de lo que eras capaz. Hasta algunas personas de allí empezabas a pensar que podrían ser unos buenos amigos.

Sabias lo que es trabajar en equipo. Conseguir cosas imposibles y descubrir talentos que no sabías que tenías.

Te inspiraba tu responsable. Veías que él era el primero siempre en entrar y el ultimo en irse. Que los éxitos eran para nosotros y las cagadas, él era quien se hacía responsable.

¡¡Qué tonto te sientes!!

Te sientes engañado.

Es como cuando tu pareja, tras haberle dado todo y más, te dice que ya no siente nada por ti. Y empiezas a darte cuenta, que para ella, solamente habías sido uno más entre la lista de relaciones que habían pasado por su vida.

Un número más, no una persona.

Y eso te da RABIA.

Estás más rabioso que un bulldog cuando siente que entran intrusos a su casa.

Te sale la baba por la boca, quieres morder, abalanzarte encima de alguien y no para hacerle arrumacos.

.- Rabioso porque no han tenido ninguna consideración contigo.

.- Rabia porque si lo llegas a saber no te esfuerzas tanto sabiendo cómo iba a terminar la cosa.

.- Rabia porque podrías haber hecho otras cosas y por “amor” a la empresa, a esa persona, no las has hecho, pensando que se podría enfadar o despedirte.

.- Rabia porque crees que no te lo mereces. Más bien es tu ego quien lo piensa. Porque no acepta que la vida es cambio y esta vez te ha tocado a ti, como podría haberle tocado a otro.

.- Rabia porque no quieres empezar de nuevo. Buscar trabajo, entrevistas, gente nueva. Ya te habías acostumbrado a lo que tenías.

.- Rabia porque no sabes si valdrás para empezar de nuevo. Lo que puede pasarle a tu familia si no alcanzas lo que esperan de ti, si no tienen un sustento del mismo nivel que tenían hasta ahora.

RABIA Y MÁS RABIA, que te llevan a la FRUSTRACIÓN.

Sientes que has malogrado el intento que tenías para ser feliz en esa empresa, para alcanzar esos reconocimientos que sentías que te merecías. Sientes que te han privado de lo que esperabas, de lo que te habían prometido.

La frustración genera cicatrices.

Ya tienes alguna que otra. Por algún problema personal o sentimental… Esas cicatrices han ido dictaminando como ibas enfrentándote a los siguientes inconvenientes que la vida te proponía.

En algunos has ido de víctima, esperando que otras personas los solucionen por ti. En otros has intentado hacer la vista gorda pensando que así no tendrías que enfrentarte a la situación o que no existiría. Y mientras tu verdadero sueño, eso que delegabas entre tus “debes” esperando que lleguen las “condiciones adecuadas”, el “momento adecuado”.

Parece que nos da miedo mostrar nuestras cicatrices. Pero cada una de las personas que he entrevistado, se sienten orgulloso de ellas.

Esa rabia cuando les despidieron. Cuando lo que creían que era su sueño, se esfumó. Cuando creían que ya no podrían estar en un estatus soñado,…no les hizo venirse abajo, al revés, sino que sentían que era el momento adecuado, ese con el que tanto soñaban, para ser quien quería ser, de una vez por todas.

Nos sentimos con rabia echándole la culpa a los demás de nuestra desgracia. Como dije en INCREDULO, todo depende de la actitud con la que nos enfrentemos a los retos.

Quizá los demás si han tenido una parte de culpa en cómo te encuentras ahora. QUIZÁ, pero tú también. Y no quieras atacarme a mí. Pero también, si sientes que has hecho TODO y MÁS, que no te has dejado ni una gota de “sudor y esfuerzo” en todo lo que hacías… ¿Por qué sientes rabia? ¿Verdad que no tendrías que sentirla, no?

Toda esa rabia que tienes, toda esa energía contenida.. Deja de volcarla en los demás y empieza a enfocarla

Ahora es el momento de ser quien siempre has querido ser…Ahora es tu momento.. Ahora tienes esa oportunidad que siempre has soñado para realizar los sueños.

La rabia es energía para pisar más fuerte en la incertidumbre dónde vas a adentrarte. La rabia es esa falta de confianza que tenías a dar un paso adelante ante lo que siempre redundaba tu cabeza.

Recuerda:

.- Es bueno tener rabia, si esa energía le das un buen uso.

.- No eches la culpa a los demás, ni a ti tampoco. Ha pasado, y ya está. Hay que seguir adelante.

.- Esa energía enfócala en lo que de verdad quieres. No en lo que debes.

Pero el camino sigue, ahora toca la NEGOCIACIÓN… ¿Me acompañas?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.