¡¡La importancia de llamarse Diferente!!

“Si tienes la suerte de ser diferente, no cambies nunca”

Hace unos días, llegó a mí la pregunta que sabía que algún día me harían:

¿Qué ganas siendo y promulgando ser diferentes cuando en realidad todos queremos no despuntar?

Me decía la persona, que veía un riesgo muy grande del que parecía que no era consciente, ya que a mi edad, (38), tendría que estar trabajando en una empresa, tener pareja y ya no te digo tener hijos.

¿Qué le contesté?

“Si lo sé. Pero ahora te hago yo otra pregunta: ¿Quién corre más riesgos, tú queriendo ser como los demás, o yo siendo yo mismo?”.

La conversación se terminó ahí con una frase lapidante: “Tengo que irme y además no me apetece que me hagas pensar”.

Por las caras que pone mucha gente, sé que no soy el tipo de “modelo” para la sociedad y para las empresas. ¿Pero qué está ocurriendo cuando recibo mensajes de personas y jefes, que tienen miedo a ser como son de verdad, aferrándose en su día a día en “disfraces” que la sociedad les ha impuesto o “recomendado”?

Que en el fondo TODOS queremos SER nosotros mismos en algún momento de la vida, pero preferimos reírnos del “loco”, del “canalla” que en el fondo, está haciendo lo que nosotros queremos hacer.

Pero no soy un egoico que piensa que todo el mundo quiere seguir mis pasos. A lo largo de todas las biografías que he ido leyendo, siempre ocurría el mismo patrón:

Loco-Denostado de la sociedad-Tachado de escombro humano-Resultados-Todo el mundo creía en ti- Acabas dando clases en la universidad”.

Queremos riesgo, pero con el arnés de seguridad, por si acaso.

Eso no es riesgo, es no es alcanzar el éxito, eso es una pantomima. Eso es lo que se dice que es el éxito o la felicidad.

De verdad si quieres conseguir algo en tu vida, TIENES QUE IR CONTRA CORRIENTE.

¿Pica? Pues es el único método. ¿O es que crees que marcas, deportistas o profesionales que te inspiran, han hecho lo mismo que los demás? ¿Crees que no han tomado riesgos?

Ir contra corriente, es una lucha continua contra tu ego, contra los dictámenes y deseos que la sociedad desea por y para ti.

Cuando tienes una idea que lleva la contraria al estatus quo, quieres que los demás te la validen. Crees que si dicen que si a tu idea, ya volverás como triunfante, al redil.

Estamos muy equivocados.

Las ideas nadie tiene que validarlas. Solo la puesta en marcha dirá si es una idea correcta o no. Y muchas veces ni eso. Sino a donde te lleva esa idea.

Si crees que antes de ponerla en acción, tienes que ponerla ante un “tribunal”, por mucho que hables que eres original, canalla o disruptor, simplemente eres una copia barata del verdadero significado de esas palabras.

Si no es una idea, basada en situaciones anteriores ya vividas o realizadas, OLVIDATE, el tribunal las echará atrás y con él, toda tu ilusión y poder de romper las normas, como así soñabas.

Ser diferente es riesgo. Es jugar a caballo ganador, es apostar por ti mismo.

Saldrás vencedor en algunas ocasiones, en otras perderás (te lo aseguro), pero también te doy fe, que tendrás un bagaje en la vida, mucho mayor que otras personas que te hablan desde un pulpito o el último piso del rascacielos de la 5 avenida de New York.

Creemos que vivimos, cuando en realidad estamos sobreviviendo en la mentira. En la mentira a nosotros mismos y a posteriori, hacia los demás.

Decir la verdad, es apostar por ti mismo. Pero también te digo que en lo que algunos, llaman desventaja, aunque para mí es uno de los grandes aprendizajes de esta vida, es “salirse del tiesto”.

Al salirte del tiesto, estás haciendo algo que nadie ha hecho. No conoces a nadie que lo haya intentando, nadie que este disfrutando de algo que tú quieres hacer. Nadie de tu alrededor, que seguro hay millones de personas que lo están haciendo en ese momento.

Y al no conocer a nadie, tienes más miedo. Te preguntas: “¿Cómo se hará? ¿Alguien lo habrá intentando? ¿Podré? ¿No me podría ayudar nadie?…” Cientos de preguntas que si las dejas que hagan su trabajo, acabarán por quitarte las ganas de ser original, de ser lo que consideran los demás diferentes, pero yo digo, es SER UNO MISMO.

En esos momentos, tienes que ser como el mejor de los inspectores. Buscar a personas, libros, conferencias, que te hablen de lo que tú estás sintiendo. Busca coaliciones. Porque te aseguro que aunque el paso tienes que darlo tú, en compañía, se pisa más fuerte.

Desde pequeños nos dicen: “Yo quiero que seas feliz, haciendo lo que te hace feliz”. Pero a través de miedos, vergüenzas, imposiciones,…acabamos haciendo el 99% lo mismo, NO SALIRNOS DEL TIESTO.

¿De verdad queremos personas originales? ¿De verdad apoyamos a las personas creativas?

Desde mi opinión, NO.

Dejemos de llenarnos la boca de “innovación, creatividad, progresión, revolución…” cuando desde pequeños, tildamos de “locos, raritos.” aquellos que sólo tienen un don que todos tenemos, EL DE SER Y MOSTRARSE COMO SON, LO QUE SIENTEN Y QUIEREN DE VERDAD.

Empecemos a repensar el pensamiento del grupo, y así, esas herramientas que tanto nos “molan”, si darán resultado de verdad.

RARITOS DEL MUNDO, ES HORA DE SACUDIR EL BARCO, ES HORA QUE EMPECEMOS A COGER EL TIMON, Y VAYAMOS HACIA UNA VERDADERA TRANSFORMACIÓN, BASADA DESDE EL SER Y NO DEL APARENTAR.

Si tienes apatía, ira, ansiedad, no tienes un problema del que tienes que ir al médico, ya te digo yo que te pasa: TIENES MIEDO A SER, TIENES MIEDO A SER LO QUE LOS DEMÁS DICEN “UNICO” y ellos tienen miedo a ser.

BIENVENIDO.

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” a través de este enlace.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: