¡¡Algo que a todos nos marca, el amor!!

Ten en cuenta que el amor y los grandes logros, requieren de grandes riesgos” dice el Dalai Lama

Recientemente he terminado de leer el libro de Rocío Carmona “Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón”. Libro actual, fresco y real como la vida, que me dio el último empujón a una idea que llevo tiempo viendo en las empresas y marcas con las que trato.

LO QUE A TODOS NOS HA MARCADO O MARCA, ES EL AMOR.

Seguimos a marcas de las que nos enamoramos, trabajamos en empresas de las que estamos enamorados, estamos con personas de las que estamos enamorados.

Y solo habrá un final feliz, si hay energía entre ambos, si hay una enamoramiento de verdad.

Se trata el amor, las emociones como algo muy bonito, ideal, que nos hacen más bien que daño. Pero cuando nos toca en primera persona, nos cerramos en banda a la hora de hablar de ellos.

Nos hicieron con amor y siempre las mejores cosas salen desde el amor. ¿Qué diferencia hay entre el arroz que hiciste la semana pasada y el que te salió tan soso? El amor.

¿Por qué sigues con tanta devoción a ese cantante? ¿Por qué te compras el mismo día del lanzamiento el libro de tu escritor favorito?

Porque el amor que te transmite, la energía que pone en cada acción, te llega de verdad.

A lo largo del estudio para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, sentía que había algo más, que diferencia a unas marcas de las otras. Y si, era el AMOR.

Todos y cada uno de ellos, ponían una energía plus, que a la larga hacia que se distinguiera de la competencia.

Puedes llamarlo amor, energía, alma,…ponle el nombre que tú quieras. Pero que hay algo que te distingue de los demás, de eso no tengo ninguna duda.

Pero en esta sociedad, no queremos cantar como Alejandro Sanz “Mi soledad y yo”. Se nos dice que sufrir no es bueno, que es mejor para nuestra salud “Ojos que no ven, corazón que no siente”, en definitiva en convertirnos en “hombres de acero”. O si estamos en soledad, y aparece el amor, en cualquiera de las formas posibles, gritar como Marlango, “Vete”.

En definitiva, nos han dicho que el amor “Duele” como canta Elefantes. Por eso ahora la moda de los coach de parejas, es impulsar que todos somos naranjas completas, como si no necesitásemos a nadie para ser un poco más felices.

Y quien diga lo contrario miente.

Las empresas quieren enamorar (NO MANIPULAR) a sus clientes. Nosotros enamoramos a nuestra posible pareja. O a nuestros futuros trabajadores.

TODO DEPENDE DEL AMOR.

Cuando no “enamoramos” a nadie, nos preguntamos como dice Christina Rosenvinge , ¿Quién me querrá?. Y en vez de hacer un camino de introspección, preferimos comprar seguidores para redes sociales, subirnos a carros de “modas” que sólo nos darán pan para hoy y hambre para mañana.

Cuando estamos enamorados de verdad, (podrá salir bien o mal la historia, pero así lo sientes), sabes que esa persona, empresa o producto, es lo que estabas buscando. ¿Quién no ha dicho alguna vez, “Eres, como canta Antonio Orozco?

Pero todo empieza estando “Loco de Amor” como dice David Otero, pero con nosotros mismos.  Tampoco estoy impulsando aquí que nos queramos más que nos quieren nuestras madres. Para nada.

Pero cuando empezamos a querernos a nosotros mismos, ya podrá venir una sorpresa en forma de decepción personal, de producto que no satisface nuestras expectativas, que no lo veremos como un drama, sino como una evolución de nuestra vida personal o profesional. Nos hace afrontarlas con actitud y no con emociones descontroladas, ni actitud de víctima.

Para las marcas y profesionales que sigo estudiando, cada día no es un lamento, sino el sonar de los Tambores de guerra, como dice Manuel Carrasco. Sonido de aliento, que desde su amor, su energía, su confianza, su coherencia, siempre como tú quieras llamarlo, saben que un nuevo día es una nueva oportunidad de enamorar a sus clientes, de conquistar los corazones del mundo que saben que les espera.

Las personas y empresas que desprenden amor allá donde van, siempre desde un trabajo interno, están trabajando en un sueño, en un propósito. Son ellos mismos, no van siguiendo la “manada” o la “moda” de esos momentos. SI te gusta bien y sino también. Y por eso enamoran, porque son ellos mismos.

Nos enamoramos de lo que creemos que nos puede dar una vida diferente a la actual, de lo que nos puede hacer sentir emociones hasta nunca vividas. Nos podremos enamorar de una marca que no gusta a nadie, de una persona no muy agraciada, pero si a nosotros nos ha “llegado”, dará igual lo que opinen los demás, es nuestro amor lo que importa de verdad.

¿O es que crees que irá algún lugar si crees que te enamoras de una marca simple y que sólo lo haces por estar tranquilo? Sabes que no irá a ningún lado.

Entre otra de  las características, tanto en el libro de Rocío, como en las marcas estudiadas, además de quieras o no, la vida siempre te pone lo que es para ti, tenían una banda sonora que los acompaña durante todo el camino.

Tienen un concepto del amor, no basado en un “mundo ideal” como Disney, sino más realista, de confianza, aprendizaje. De caídas si, pero también, de subidas y de aliento. Un amor más “Indie”.

El amor sin música, es como el arroz con leche sin canela. Algo insípido.

Nos preguntamos como esas personas o marcas han provocado una “Avalancha” como dirían los Héroes del Silencio. Como lideran nuestros corazones y nuestras preferencias.

Ya sabes la “fórmula secreta” de muchas empresas y personas en la vida, EL AMOR.

Enamorémonos de las raíces y no de las flores, así en otoño sabremos qué hacer

¿Estás dispuesto a empezar a amarte y a enamorar?

 

Anuncios

¿Quieres conocer la marca más importante del mundo?

El mayor espectáculo del mundo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad” decía Oliver Goldsmith

Bienvenidos al mayor espectáculo del mundo.

Donde los niños sentirán que pueden ser capaces de todo a partir de ahora. Donde los padres, sentirán que nunca el tiempo es perdido y los mayores sabrán que todo ha valido la pena.

Traído desde más allá del horizonte. Tras luchas contra grandes monstruos, superando tempestades inimaginables por el hombre y con la confianza que ha llegado para quedarse entre nosotros para siempre.

Tengo el placer de presentaros a la marca más importante que jamás llegareis a conocer. A la abominable marca que os dejará con la mandíbula desencajada.

Aquí os presento:

A TI MISMO.

¡¡TÚ ERES LA MAYOR MARCA QUE JAMAS CONOCERÁ EL MUNDO!!.

Sé que a muchos habrá producido una gran desilusión. Tenías ganas de descubrir esa palanca que os hiciera sentiros parte del grupo “vip” de la sociedad. En la que todos te mirarán desde abajo, haciéndote sentir importante. Y ya no hablamos, de que creas que así es la única manera de llegar a ser como esa persona que sigues en redes sociales. Persona que solamente te deslumbra, por la vida que dice que tener, no por la que tiene de verdad.

¿Te cuento un secreto? A lo mejor esa persona o empresas, van de algo “fashion” o “in”, pero si supieras las “artimañas” que hacen para parecer algo que no son, muchos mitos se te caerían.

Si te digo que todo en esta vida es una marca y nos marca, ¿Qué dirías?

Seguro que pensarías en marcas que usas para cocinar. En los pantalones que te hacen sentir tan bien. La colonia que te recuerda a ese verano tan inolvidable o quizá ese espectáculo que viste, que te hizo volver a tu niñez.

Todo es marca. TODO NOS MARCA, de una manera u otra en nuestra vida.

Algunas las tendremos en la punta de la lengua, otras no hará falta mucho para acordarnos del nombre de ellas.

¿Y no pasa lo mismo con las personas? ¿Te acuerdas del nombre de tu primer amor platónico? ¿Y de la persona con la que te diste el primer beso? ¿Y de esa pareja que te las hizo pasar canutas?

Seguro que sí.

TODOS somos Marca, y TODOS marcamos a los demás de alguna manera u otra.

Pero cuando queremos ser otra persona, creer que somos “algo” parecidos a otra marca, en definitiva llevamos una máscara que nos pesa más que la vergüenza que tenemos,.. Podremos “marcar” a las personas y a la personas, quizá lo consigas.

Pero las verdaderas marcas, las verdaderas personas que siempre dejaran una huella POSITIVA en nosotros, son las que SON y no las que PARECEN SER ellos mismos.

Ocultamos quienes somos por MIEDO. Por eso seguimos con devoción, más que al patrón de tu ciudad, lo que dicen artículos como: “Cómo influir a los demás en 10 pasos, como crear tu marca persona para encontrar trabajo en 2 minutos, como no ser un “homeless” en este mundo digital o las 10 herramientas IMPRESCINDIBLES para ser considerado influencer…”

Creemos que los demás saben más y mejor de nosotros mismos, así que seguimos a ciegas sus procedimientos ESTANDARIZADOS para alcanzar ese éxtasis llamado MARCA.

Ya tomando esa decisión estas creando tu propia marca. Quieras o no, toda acción, toda decisión que estés tomando, como las que no, estás creando tu propia marca. Tanto si eres una persona, profesional o empresa.

TODO MARCA.

Hace unos días leía un titular, de un gurú de la inconformidad, que decía:” Cómo ser tu marca”.

Antes de darte mis explicaciones a su párrafo, te lo digo en tres palabras: SIENDO TÚ MISMO. Y se hubiera ahorrado mucho por escribir.

Decía que teníamos que responder a estas preguntas:

.- ¿Quién quieres ser?

Es decir como cuando eras pequeño, ¿Qué quieres ser de mayor?

Que nos quede CLARO, POR FAVOR. No es quien quieres ser. No es quiero ser influencer, abogado o jugador de pádel.

No es llegar a ser algo o vivir de una profesión, como meta inexcusable, sino lo que se trata, es de SER UNO MISMO. Lo demás es accesorio, lo demás viene de dentro de uno mismo.

.- ¿Cómo te gustaría ser reconocido y percibido?

Es decir, COMO PUEDES MANIPULAR LA MENTE DE LA GENTE, PARA QUE SE CREAN QUE ERES DE UNA MANERA, QUE EN EL FONDO NO ERES, Y QUE POR NECESIDAD, NECESITAS SERLO, PORQUE SINO NO COMES.

Así es como nos hablan los idolatrados gurús de la disconformidad, disrupción y de la Marca Personal. Siempre orientándonos crear y creer que lo imprescindible es repetir por activa o pasiva en los demás una huella, que aunque no sea real, provoque el mayor de los beneficios sin el menor esfuerzo.

Te vuelvo a repetir la respuesta que te he dado antes y si quieres convertirla en tu mantra, adelante, es toda tuya.

¿Cómo SER TU MARCA?

SIENDO TÚ MISMO. Y añadiría un poco más, SINTIENDOTE ORGULLOSO SI MOLESTA TU MARCA.

Te recomendarán que hagas un Feedback 360, es decir, que escuches lo que creen y desean los demás sobre ti. En” Mofeta Branding. Como son las Marcas que transforman el mundo”, digo que si  queremos construir nuestra marca, y empezamos HACIENDO CASO a lo que digan los demás de nosotros, el principio del comienzo será nefasto. Estarás dándoles poder a los demás, creyendo que saben lo que es bueno para ti, ¿Pero tú sabes lo que es bueno para ti?

Ahí empieza todo, dándote la oportunidad a ti mismo. Pero eso de preguntarnos a nosotros mismo, confiar en nosotros, tener orgullo, que no chulería, como que no está de moda en estos momentos, ¿me confundo?

Si no te reconoces a ti mismo cuando te miras delante del espejo al levantarte, ¿Crees que conseguirás resultado siendo otra persona que no eres? ¿Crees que en algún momento de tu proceso, tu personalidad de verdad, no saltará encima del castillo que intentas construir? ¿Crees que la gente es tonta y no se van a dar cuenta, que no eres de verdad quien dices ser?

TÚ ERES LA MEJOR MARCA DEL MUNDO QUE NADIE OLVIDARÁ JAMÁS.

De ti depende que así sea, o que seas una más.

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundoaquí.

José Antonio Marina: “La felicidad es una palabra muy industrializada”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mí es un autentico placer, presentar a José Antonio Marina.

Hace tiempo cayó en mí una definición que desconocía su autor. Decía así: “Para ser felices hay que satisfacer tres necesidades básicas de una manera armoniosa: bienestar (forma de vivir seguros y cómodos), relaciones afectivas y sociales que nos hagan progresar y el sentimiento de progreso. Porque no hay nada más triste que estar trabajando y que no reconozcan lo que hacemos”.

Era de José Antonio Marina dicha afirmación.

Desde entonces, he intentado leer todo lo que aparecía de él. .

Catedrático en Filosofía, pedagogo y conferenciante. Su labor investigadora se ha centrado en el estudio de la inteligencia y en especial en el mecanismo de la creatividad artística, científica, tecnológica y económica. Autor prolífico, tiene entre su obra, libros como “Tratado de filosofía Zoom”, “La educación del talento”, “Los secretos de la motivación” u “Objetivo: Generar Talento” entre otros muchos.

Hace unos días decía en otra entrevista: “Si la educación estuviera entre las preocupaciones de los españoles en las encuestas, tendríamos una educación mejor en menos de 3 meses”. Y tras ellas tuve la oportunidad de conversar con él sobre Educación, Felicidad, motivación y Talento entre otros muchos temas.

Gracias José Antonio por ayudarnos a entender de forma coherente el talento y la importancia en estos momentos que vivimos. Podéis conocer más a José Antonio a través de su Web o a través de su Universidad para padres.

.- ¿Quién es José Antonio Marina?

Espero ser una buena persona. A veces demasiado optimista acerca de lo que puedo hacer sobre todo por las mañanas. Y con un ramalazo megalómano.

Todas las cosas que se me ocurren, superan sin ninguna duda lo que puedo hacer. Pero pienso si me propongo 100 y solamente consigo la mitad, pues he conseguido 50. Pero si me propongo 10, aunque lo haga todo, pues me quedo en 10.

No es que yo me considere bueno, sino que realmente valoro la bondad como la mayor demostración de inteligencia que hay.

Al ser optimista, me hace que valore como categoría esencial de inteligencia, la posibilidad. Posibilidad es una palabra maravillosa que nosotros vivimos en la realidad. Una realidad que está transformada por las posibilidades que descubrimos en la realidad. Y esas realidades superan más lo que yo soy capaz de hacer, por eso siempre voy con la lengua fuera.

.- Si tuvieras el poder de tener a tu disposición una valla publicitaria, ¿Qué pondrías en ella?

Pues una frase que no es mía, que es: “Por mí, que no quede”.

Es una frase que está en el epitafio de Max Aub. Pero también añadiría una frase que es “He hecho lo que he podido”.

.- ¿Quién sabe vivir?

Esa es la verdadera función de la inteligencia. Y es muy complicado, porque estamos siempre en un equilibrio difícil.

Los clásicos orientales e incluso los clásicos estoicos griegos, decían que la felicidad es una experiencia diferencial. La diferencia que hay entre lo que has aspirado y lo que has conseguido. Por lo tanto si has aspirado a poco, es mucho más fácil que seas feliz.

Era un tipo de actitud ante la vida, que era que no desearas mucho y tendrás posibilidades de ser feliz. Y es una actitud que no va mucho con un megalómano.

Lo que yo creo que hay que hacer es elegir bien nuestras metas y haz todo lo posible, para manejar la información necesaria, gestionar bien las emociones y desarrollar las actitudes de la acción necesarias para realizar las metas.

Las metas no tienen que ser contradictorias, sean buenas y que no exijan prescindir de cosas fundamentales.

Tienen que ser metas que estén permitiendo unificar o integrar los muchos deseos que tenemos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es una palabra muy industrializada y prostituida. La industria del Happines, está haciendo mucho daño. Y no es por ahí por donde venía la tradición clásica de la felicidad, que viene del mundo griego. Para ellos, significa llega a ser lo mejor que puedas ser.

Cuando se ha industrializado, que por ello tiene mucha culpa la psicología positiva americana. Ya que es el mismo Seligman, que fue el precursor, ha dicho que está harto de la felicidad.

Yo cuando se lo explico a mis alumnos, además de decirles que es una definición que va a examen, es la armoniosa satisfacción de las tres grandes necesidades que tenemos. La primera es una necesidad hacia adentro, es estar seguro, no tener miedo.. La segunda ya es hacia afuera, que no solo además de vivir cómodamente, necesito mantener relaciones afectivas profundas, que tenga reconocimiento. Y necesitamos sentir que no somos insignificantes, algo totalmente terrible. Y para sentirnos significativos, algo nos tiene que dar sentido, entre otras cosas los proyectos que tenemos. Pero también sentir que progresamos.

Porque cuando no progresas o sientes que no puedes progresar, se aplana mucho la vida.

Y la gente se preguntará: ¿Por qué armoniosa?

Porque estos tres deseos suelen entrar en conflicto.

A lo mejor lo más cómodo para ti es tomarte un whisky nada más llegar a casa. Pero tienes a tu pareja que tiene ganas de hablar. Para mí será más importante mantener una relación satisfactoria con tu pareja, entonces en ese momento aparcamos la comodidad de tu whisky porque hay otra cosa que es más importante.

También pasa con el progreso profesional. Se habla por ejemplo, de un trabajo compatible con la familia. Pero puede ser dos tipos de trabajo, uno que es asalariado o un trabajo por libre.

La inteligencia es ver como consigo armonizar esas tres para no prescindir alguna de ellas, pero también que ninguna de ellas absorba a la otra. Y para eso se necesita mucha sabiduría

.- ¿Qué piensas de la moda de la motivación?

Yo creo que la psicología con la motivación nos ha metido en un callejón sin salida.

Durante toda la Historia de la Europa Occidental, quien explicaba el comportamiento era la voluntad, YO DECIDO.

Cuando a principios del siglo pasado, se cambia por motivación, no eras tú quien iba a decidir, sino el motivo que va arrastrar tu comportamiento.

Cuando se presenta la motivación, se hace porque se cree que es más claro que la voluntad. También es cierto que la voluntad se había metido en un círculo vicioso, porque para tener mucha voluntad, había que tener mucha voluntad, entrenar la voluntad, fortalecer la voluntad…y se mezclo con muchas cosas, como por ejemplo en el discurso de inauguración del Partido Nazi.

Por lo tanto dio miedo ese concepto.

Pero dicho esto, el concepto de motivación viene de la psicología. Y la sicología no acaba de saber qué hacer con la libertad. Y nos han metido en un problema.

Yo no puedo decir mi motivación, o estoy motivado o no estoy motivado. Y si no estoy motivado, no puedo hacer las cosas.

Yo cuando escribí, “El libro de la voluntad”, decía en él que íbamos a retornar a dicho concepto bajo otra forma. Y por ejemplo en este momento, las funciones ejecutivas es una forma diferente de hablar de la voluntad.

Diferente, porque la idea clásica de voluntad es que era una propiedad innata. Y ahora son varias funciones aprendidas. Por lo tanto la diferencia es muy notable. Viendo a día de hoy, que una de las funciones básicas de la educación, es fortalecer las funciones ejecutivas, es decir lo que tiene que ver con que las personas alcancen la autonomía.

Tenemos que reconocer que no nacemos libres. Nacemos libres jurídicamente en una democracia, pero los niños nacen absolutamente dependientes.

Por lo tanto todo proceso educativo que tiene que ver con el desarrollo de la voluntad, es ir a ver si me consigo liberando poco a poco, de la dependencia de los que me tienen que cuidar. Luego de la dependencia del miedo, de la ignorancia, de la dependencia social.

La libertad por lo tanto no es innata en el hombre, sino una tarea…

Volviendo a la motivación, te pongo en situación. Si tú llamas a un fontanero y te dice que no está motivado para arreglarte el grifo, ¿Qué le dirías? Pero ese ejemplo de no motivación, aplícalo a los equipos de futbol o en los colegios que los jugadores no están motivados, o no están motivados para hacer una tarea.

Con la motivación, estamos quitando la voluntad, pero también el mecanismo que el ser humano había inventado para compensar los altibajos de la motivación.

Hacer las cosas con motivación es mucho mejor, pero si no lo haces con motivación, tendrás que hacerlo porque es tu deber, les digo a mis alumnos.

Cuando entra la motivación en este lio educativo en el que estamos, desaparece el deber. Y parece que hacer las cosas por deber, como que parece de mal gusto

La quiebra del concepto pedagógico de deber nos ha traído muchos problemas.

.- ¿La creatividad se aprende o es innata?

La creatividad se aprende.

Yo creo que ahora conocemos muy bien cuáles son los mecanismos de la creatividad.

Tienes que tener un estado de activación muy grande. No hay creadores perezosos, pasivos. Y también tenemos que poner en marcha operaciones que nos van a producir las ocurrencias o ideas.

Pero no es el problema que se te ocurran cosas, sino que tienes que seleccionar las buenas. Y es ahí donde te juegas la creatividad.

La creatividad no se trata de tener muchas ocurrencias, se trata de elegir las buenas,

Por ejemplo los pintores del s.XIX, eran muy buenos, pero tenían un proyecto sumamente aburrido. Eran mejores pintores que Monet, pero él tenía un proyecto pictórico mucho más interesante.

Hay un libro que describe muy bien el proceso de la creatividad, es “Las cartas a Van Gogh de su hermano Teo”. En él dice Van Gogh, que no sabe dibujar, pero acabará dibujando.

Y es a través del entrenamiento, cuando acabas consiguiéndolo. Cuando entrenas es cuando se te acaban ocurriendo más cosas.

Por lo tanto tienes que adquirir los proyectos de la creatividad y luego a ver qué proyecto haces.

Hay una cierta creatividad que se puede adquirir en los talleres que la enseñan, pero yo me preguntaba si había más. Me preguntaba si se podía enseñar superar la creatividad, considerada estándar.  Es decir llegar a una personalidad creadora.

Entonces a través de la colaboración con el escritor Álvaro Pombo, observaba como se observaba como escritor, como veía su literatura, de ver el mundo. Y vi que la voz del escritor se la tiene que ir trabajando. Un trabajo personal en el que tienes que ver qué cosas influyen.

Estas creando una fuente de ocurrencias original. Y las ocurrencias no son conscientes. Se hacen conscientes, en el telar que se urden está por debajo.

Pero ahora sabemos cuáles son los mecanismos. Pero Freud, el inconsciente determinaba el consciente.  Pero ahora la idea que tenemos es que la parte consciente adiestra al inconsciente

La fuente de las ocurrencias, te hace ver cosas que los demás no ven. Eso es lo interesante.

.- ¿Qué es la Disrupción?

Yo creo que es muy difícil ser disruptivos en fenómenos que pensamos que son muy disruptivos. Como en los fenómenos de las conversiones, de los enamoramientos o del shock post-traumáticos.

Yo creo que en la vida somos más evolutivos que disruptivos. Pero depende como sea la evolución.

Puede ser un tipo evolución empujada por las circunstancias o una evolución en la que tú haces un proyecto, y desde la lejanía te seduces a ti mismo haciendo ese proyecto.

Ahí se presenta el gran mecanismo del progreso moderno que es , yo estoy en el punto A, sé que quiero llegar al punto B, y ver cómo hacer ese paso. Y casi siempre lo que tenemos que hacer es tengo que adquirir aquellas capacidades que me van a permitir llegar ahí.

Adquirir esas capacidades es lo que llamamos entrenamiento. Y es en el entrenamiento donde está la capacidad específica del ser humano.

Por ejemplo en las Olimpiadas de Méjico, fue el cambio en la forma de realizar el salto de altura. Transformo todo el entrenamiento para realizarlo, provocando un antes y después en dicha actividad.

Por lo tanto el entrenamiento es una tarea específicamente humana que nos permite alcanzar metas que sin él, no hubiéramos alcanzado.

El entrenamiento es pesado porque va a descansar sobre hábitos. Y mientras no tengas hábitos, no vas a jugar con soltura con ellos. Y también con la ayuda de un gran entrenador.

Por eso mi idea, que los profesores, se debieran considerar entrenadores. Porque los entrenadores te enseñan a COMO hacer las cosas, a COMO llegar hasta donde tú quieres pero llegará un momento en el que tú te sueltes y tu entrenador disfrutará viendo como lo haces.

.- ¿Mentoring o Coaching?

Después de toda la conversación que he mantenido contigo David, te diría Coaching.

Tienen funciones distintas. En algunos el mentoring puede hacerlo personas que no tienen la cualificación de un coach.

Un coach tiene que saber muchísimo y de muchas aéreas. Tiene que entender muy bien cuando debo ser riguroso y cuando debo de hacerse el tonto o el listo.

Hay muchas variaciones. Está el mentoring, está el coaching, pero también está el counselor.

Pero lo importante es el entrenador. Hay un tipo de personaje que a mí me interesa mucho que en España no se habla muy bien, que es como conseguir la Maestría en algo.

La inteligencia de un experto es muy rara. Es una inteligencia que tiene muchas cosas dentro, manejando su memoria de una manera distinta. Aprende con más rapidez. Pero también sabe distinguir lo relevante de lo irrelevante, y esto es muy complicado.

En estos momentos, en los que lo irrelevante de lo relevante es especialmente delicado con el tema de la Inteligencia Artificial y su relación con la especie humana. No paro de recibir libros y artículos hablando del Pos-humanismo, de la llegada de la fusión entre los sistemas neuronales y los sistemas de Inteligencia Artificial y es algo que viene muy rápido.

Nosotros tenemos un límite de 600 palabras por minutos, mientras que un ordenador lee 600 millones de páginas por segundo. No podemos competir con ellos.

Por ejemplo en las últimas elecciones, se presento Watson For President. El programa de inteligencia artificial de IBM. Lo que decían era que podían crear un programa del gobernante perfecto y que nos lidere él.

Entonces el problema que surge es quien maneja toda esa información y quien va a tomar las decisiones.

Debemos orientar nuestros sistemas educativos no en cómo manejar toda la información que debe gestionar sino como debe ser una inteligencia para tomar buenas decisiones.

Estamos en una educación que no es que sepa muchas cosas, sino que estén en condiciones de tomar buenas decisiones en todos los aspectos de su vida.

La decisión es el punto importante de la inteligencia.

¿Creerán que somos tontos?

Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados” decía Mark Twain.

Hace unos días recibí a través de un amigo, un email que era la newsletter de un gran “gurú iluminado” de la espiritualidad y el emprendimiento.

Comenzaba con una frase así: “El mejor libro que he escrito”.

He aprendido a través de las presentaciones, conferencias y artículos realizados a lo largo de estos años, que lo que TÚ creas no importa nada.

Muchos artículos que pensaba que me habían salido “redondos” luego no tenían la repercusión que creía. Muchas conferencias que tras terminarlas, había salido decepcionado por mi actuación, a la gente le había encantado y disfrutado como nunca, según ellos.

Cuando tu trabajo está orientado hacia los demás, el baremo de si es un buen trabajo o no, no lo estipulas tú, lo hacen los demás. Quieras o no.

Tienes que tener un EGO más grande que la Sagrada familia para decir que es el mejor libro que he escrito. Es respetable que lo puedas pensar, pero empiezas demostrando que entre lo que promulgas, y en realidad eres, va un trecho más grande que el Guadalquivir.

Seguidamente, ponía “mi nuevo libro….está fascinando a la gente y, agradecería enormemente tu apoyo para difundir su mensaje.”

Y yo me pregunto: Si piensan que es lo mejor que les ha podido pasar , ¿Por qué estas pidiendo apoyo para difundirlo? ¿O es qué los videos virales de Youtube, sale antes el niño que se cae por la playa, pidiendo que lo difundan antes de meterse una leche?

A través del estudio realizado para “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”, la viralidad nace, no se impone.

Cuando a la gente le pides que haga algo, nunca acaba haciéndolo. Sienten que se les está imponiendo que hagan algo, que tiene que nacer de ellos. ¿Dónde está la voluntad de las personas? Hablamos mucho de ella, de que todos somos libres, pero mejor para mis intereses, darles todo “masticado”, no vaya a ser que no consiga lo que pretendo.

Si las personas creen que tu producto es bueno, lo publicitaran ellos sin que tú les digas nada. Se sentirán orgullosos de hablar de él a todo el mundo. Se sentirán únicos al usarlo y querrán que los demás lo hagan también.

No se puede “recomendar” que hagan lo que les tiene que salir del corazón. Porque quizá lo hagan, pero lo que será “pan para hoy” será “hambre para mañana”.

¿No se habla en la espiritualidad que tenemos que dar sin esperar nada a cambio? Pues parece que no se cree en lo que se promulga.

Más bien hablamos desde la necesidad, que no desde el amor hacia el trabajo que das a los demás. No hablas desde tu confianza en lo que sabes que provocará, o te gustaría y lo que haces es “echar gasolina” para avivar las llamas de una forma artificial.

Algunas de sus “recomendaciones” eran:

.- Compra una o más copias en su enlace.

La gente compra siempre lo que necesita y quiere comprar. Ni más ni menos.

Podrá haber técnicas de influencia, que te harán comprar dos unidades en vez de una, si hay alguna oferta. Caerás una vez, pero no más. Probarás el producto pero como no te guste, ya no querrás saber más de él, nunca más. Y claro que hablarás de él, pero mal.

.- Escribe una reseña en Amazon.

Ahora es la moda del Marketing, que tu libro tiene que tener reseñas en Amazon para que aparezca en las primeras posiciones de “RECOMENDACIONES”. Y a cambio ponemos “regalos” como un nuevo libro gratis o un curso.

TODO POR APARECER EN EL NUMERO 1 DE LOS BUSCADORES.

¿Pero no trata de ser el número de 1 en los corazones de tus clientes o posibles clientes? NO, se trata de ser el número en Google, aunque lo que promulgues no lo apliques en tu vida.

.- Hazles saber a 3 personas de este libro que se beneficiarían de él.

¿Y si yo quiero a 123.094, no puedo?

Nos gusta mucho implementar en nuestra sociedad ideas venidas del otro lado del charco, con el propósito de decir al mundo que estamos a la última, que somos lo más. ¿Pero es que la personalidad latina es la misma que la americana? Esta muy bien Halloween, San Patricio y todo lo demás, pero de ahí a implementar la mentalidad anglosajona en un español, va un trozo grande, por favor.

¿Dónde está aquí el pensamiento crítico? ¿Es que todo lo que haga esa persona es magnífico?

.- Comparte en tus redes noticias sobre el libro. He creado tweets y mensajes para que sea más fácil.

Para mí es lo último. Hacer tweets, para que seamos más vagos de lo que somos. Pero eso sí, se lo damos todo masticado para nuestro beneficio.

El desarrollo personal promueve que nos desarrollemos, que pensemos, que nos lancemos. El Branding que mostremos nuestra unicidad , que seamos únicos,…Pero ahora parece que la moda parece llevarnos a solo copiar y pegar lo que nos dice la marca o gurú de turno que debemos hacer, al número concreto de las personas que debemos recomendar el libro y los tweets exactos que debemos poner.

¿Dónde está mi capacidad de decisión? ¿Dónde está mi libertad? ¿Dónde está mi creatividad?

.- Preséntame a las personas que podrían presentarme como orador.

Mejor que me haga otros el trabajo comercial, que no uno mismo, ¿Verdad?

Este es un claro ejemplo cuando el Branding unido a la necesidad de vender, de darse a conocer, a la desesperación de no haber publicado el libro en una gran editorial en esta ocasión hace que se transforme en manipulación e insultando la inteligencia de la gente.

Una marca nace del corazón. Del dar a los demás lo que sientes que eres. Podrás gustar o no, podrás llegar o no a mucha gente, pero si

.- No nace del corazón

.- No hay empatía hacia los clientes del hoy y del mañana

.- No hay un respeto hacia sus inteligencias

.-Sienten que intentas manipularlos para tu propio beneficio

Podrán caer una vez en tu trampa, pero te aseguro que el futuro con ellos, será muy corto.

El Branding no es manipulación, ni querer ser el 1 en Amazon cueste lo que cueste, el Branding comienza en el corazón y si no lo ven, te aseguro que serás uno más, no el que tú quieres mostrar.

¿Qué es para ti el Branding? ¿Obligar a los demás que hagan lo que tú quieres y cómo tú quieres?

Podéis adquirir “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde” en este enlace.

Francisco Alcaide:” Empieza, el resto se aprende por el camino”.

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” tengo el placer de presentar, a Francisco Alcaide.

Aprender de los mejores, no es querer ser igual que ellos. Ellos son ellos y tú eres ellos.

Ellos tendrán y tienen su PORQUE que les hizo desarrollar un COMO y un QUÉ. Pero cada uno de nosotros tiene sus circunstancias especiales, sus talentos únicos, su habitad que puede que haga que funcionen esas herramientas o que no.

Aprender de los mejores es conocer sus desarrollo personales. Es afirmar de forma tajante, que el éxito empieza dentro de cada uno de nosotros y no por el exterior.

Son algunas de las enseñanzas que he ido recopilando con cada una de las conversaciones que he ido teniendo con Francisco durante todo este tiempo. Y recientemente pudimos hablar de su nuevo libro “Aprendiendo de los mejores 2. Tu desarrollo personal es tu destino”. Segunda parte del libro de management más vendido en los últimos años de un autor español

Para mí, ha conformado con los dos libros, la biblia del Desarrollo personal en español. A través de ellos, conoceremos como PIENSAN y a través de sus mentes, sabremos CÓMO rompieron y siguen rompiendo los limites de lo imposible.

Como dice una de las frases que integran su libro “El éxito ama la preparación“. Pues vayamos a ello.

GRACIAS FRANCISCO por ser las manos y el corazón que impulsan a nuestro éxito.  Podéis conocer a Francisco a través de su Web, Twitter y Facebook.

.- ¿Qué le dirías al Paco de hace 20 años?

Haz lo que te apetezca, disfruta siempre. Como apunta Reid Hoffman, co-fundador de LinkeIn: ‘Divertirse es importante, divertirse es bueno’. El mundo es abundancia en todos los sentidos. Si disfrutas con lo que haces (Pasión) con el objetivo de mejorar la vida de los demás (Contribución), no te puede ir mal. El éxito es una suma de dos cosas: Pasión + Contribución. Y el resultado es la consecuencia.

.- Si te diera el poder de tener una valla publicitaria y pusieras en ella lo que quisieras, ¿Qué sería?

Empieza, el resto se aprende por el camino.

.- ¿Cuándo has elegido valentía antes que la comodidad?

Intento siempre apostar por la valentía (otra cosa es que lo consiga). Crecer es estar dispuesto a sentirte incómodo. Crecimiento personal y comodidad son incompatibles.

.- ¿Cuál es el libro que más has regalado?

Quizás Nunca comas solo, de Keith Ferrazzi, para mí el mejor libro de networking.

.- Si te digo éxito, ¿Quién es la primera persona en la que piensas?

Sin conocerle personalmente, creo que Rafa Nadal podría representar el éxito en un sentido integral: pasión con lo que hace, resultados, valores y un entorno afectivo sólido.

.- ¿Cuál es el peor consejo que te han dado y has podido dar?

El peor consejo que me han dado: ‘Sé realista’. Todos los grandes avances de la humanidad se han producido violando el sentido común. Todo es posible, eso sí, si te das el tiempo suficiente. No existen las metas no-realistas, sólo los tiempos no-realistas.

El peor consejo que yo he podido dar: siempre ha tenido que ver con aconsejar a alguien sin tener en cuenta su realidad personal y conocer todos los detalles.

.- ¿Sobre qué has cambiado al parecer en los últimos años?

Fundamentalmente en saber que ‘el trabajo duro no garantiza riqueza’. Si no trabajas tu inconsciente (creencias), tus posibilidades de lograr grandes cosas son limitadas. La base de toda curación es un cambio de creencias. Tu éxito está en el inconsciente.

.- ¿Existe algún error que hayas cometido que te haya supuesto luego un éxito incontestable?

He cometido muchos errores, por falta de conocimiento o experiencia, pero no recuerdo uno garrafal. No obstante, los errores significan que hay algo que no estás haciendo bien. Todo error esconde sabiduría si estás dispuesto a aprender. Los errores bien digeridos, con buena actitud, son información útil para ulteriores desafíos. Cuando cometo errores busco las causas, y si identificas las causas puedes cambiar los efectos. En Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) escribimos: “Un error es un acontecimiento cuyos beneficios todavía no se han convertido en una ventaja”.

.- Y ahora nos gustaría que nos dijeras una frase para estos determinados momentos y su porque:

Cuando sientes que no tienes suerte: no creo en la suerte como se entiende habitualmente. Cuando las cosas no marchan sé que hay algo que no sé o que no estoy haciendo bien. Hay que hacer autocrítica. Negar la realidad, quejarse o mirar para otro lado no la cambia.

Cuando tienes miedo a sentirte diferente: intento buscar inspiración de aquellos que dejaron huella desafiando el statu quo −el éxito siempre procede de la diferencia− para coger fuerza y estar más seguro. El miedo se diluye con confianza.

Cuando quieres emprender un sueño: lo visualizo, hago esquemas de qué hacer y cómo hacerlo, pienso y me re recreo en ello constantemente. Me ilusiono.

Cuando quieres convertirte en una Marca Mofeta: intento seguir mi instinto. Saber ‘no escuchar’ y ‘desaprender’ son también claves importantes para tener éxito.

Cuando tienes que afrontar una dificultad: Intento estar tranquilo, sereno, sin impactos de ningún tipo, para pensar con claridad.

Cuando quieres poner una frase en el principio de todo cuaderno: dependiendo del cuaderno, porque tengo cuadernos de todo tipo con mis notas.

.- ¿Los mejores son aquellas personas que siempre sacan buenas notas en la escuela o en la Universidad?

No, Amancio Ortega a los 12 años abandonó la escuela, no fue a la Universidad, no tiene ningún Máster, y ha construido el mayor imperio textil del mundo. Y así otros muchos casos. Formación es aprendizaje, y el aprendizaje está en las aulas, y sobre todo, fuera de ellas, porque la vida está en la calle. Si tienes la Actitud adecuada −ganas de aprender y humildad− puedes llegar donde quieras, porque nuestra capacidad de aprender es nuestro principal activo como individuos y siempre está intacta.

.- ¿El Desarrollo personal se puede convertir en un burbuja como el emprendimiento o los Riesgos Laborales en su época?

No, porque ‘el desarrollo personal es la vida misma’. Tu nivel de éxito es proporcional a tu nivel de desarrollo personal; tu nivel de éxito sólo puede crecer hasta el nivel al que tú. O como dice el subtítulo de Aprendiendo de los mejores: ‘Tu desarrollo personal es tu destino’. No es casual que algunos de los libros más vendidos de crecimiento personal, como por ejemplo ‘Piense y hágase rico’ (1937) de Napoleon Hill o ‘Cómo ganar amigos e influir en las personas’ (1936) de Dale Carnegie, sean de hace muchos años. El desarrollo personal no caduca. Sin desarrollo personal no puedes tener éxito.

.- ¿Qué crees que es lo que viene, a qué nos enfrentamos la sociedad?

Hay un rasgo que distingue cualquier industria, sector, idea, producto o sociedad: todo tiene una fecha de caducidad más corta. Cualquier cosa que nace parece condenada a fallecer. Los ciclos son más cortos y vamos a vivir muchas más crisis, menos profundas, pero más repetidas. Eso quiere decir que la capacidad de adaptarse y reinventarse será crítica. La flexibilidad va a ser (es) una competencia crítica. La gente rígida lo va a pasar mal. Stephen Hawking, recientemente fallecido, decía: “La inteligencia es la capacidad para adaptarse al entorno”.

.- Sé que muchas frases forman parte de este nuevo libro, pero ¿Cuál crees que podría resumir este 2 libro?

La frase que abre el libro: “No vivas por debajo de tus posibilidades. Invierte en tu desarrollo personal y vive la vida que quieres”. Jim Rohn.

.- Una reflexión para los lectores del blog.

Que no dejen de buscar: quien busca, encuentra. Siempre hay un camino para llegar, siempre, sólo se trata de encontrarlo. Quien resiste, vence. La mayoría abandona en algún punto del camino.

¡¡Hay que molestar más!!

“Aunque la dulzura halaga, la mucha miel empalaga”

David, tengo que decirte una cosa. Me alegro mucho por ti, pero de momento tu libro, es un poco molesto”.

Es una de las primeras reacciones que he ido recibiendo con motivo del lanzamiento de mi nuevo libro “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo”.

Creo que deberíamos estar todo el día molestando en vez de quejarnos.

Nos quejamos del Gobierno, nos quejamos de la vecina del 4º que no nos hace caso, del jefe que es un déspota, de nuestra familia que creemos que no nos quiere, que no llegamos a final de mes, que nuestros amigos no cuentan con nosotros, nos quejamos de la gente, nos quejamos de la soledad….

Como diría la canción de Alaska:”Me paso el día quejando, y mientras tanto…

Más y más quejas. Más y más lamentos. Más y más pataletas como niños pequeños, reclamando un mundo mejor y que no nos pase a nosotros lo que nos está pasando.

No sólo estamos desperdiciando mucha energía en lamentos y suplicas que no vayan a llegar a ningún lado. Lo peor de todo, que estamos desperdiciando un poder que todos tenemos y que nos da miedo usar.

EL PODER DE MOLESTAR.

Tranquilos, no estoy promulgando el ojo por ojo. No estoy diciendo que le devolvamos multiplicado por 10 el ruido que provoca nuestro vecino de arriba a las 3 de la mañana cuando llega a casa…

¡¡Tranquilos, no estoy diciendo eso!!.

Creo que MOLESTAR es la palanca que tenemos para cambiar todo lo que creemos que está funcionando mal.

Si no nos hubieran molestado muchas ideas, a día de hoy no estaríamos disfrutando de muchos avances que tenemos.

Si no nos hubieran molestado ver situaciones que ya no aguantábamos, aún estaríamos en la edad de piedra en pleno siglo XXI.

Si no nos hubieran molestado esos michelines, no nos gustaría ahora vernos tanto en el espejo.

Sin sentir molestias, no se avanza. Si se quiere avanzar, de verdad.

Pero es una incoherencia, ya que luego tenemos a una persona delante que nos muestra esas molestias, y lo primero que hacemos es acordarnos de algún familiar suyo, para luego mandarlo lo más lejos posible de nuestra vista.

Lo que pasa es que no nos gusta que nos digan algo que nosotros algo ya sabíamos y que por miedo, no dábamos el paso adelante para cambiar. Lo que pasa es que nos han tocado nuestro ego, nuestro orgullo, y eso duele más que ver que se han comido el trozo de tarta que esperabas todo el día engullir.

Por desgracia, observo que molestar, en el fondo genera interés. Bueno más bien diría, MORBO.

Queremos conocer a la persona que hay detrás de esas ideas “diferentes”. Queremos indagar qué hay detrás de todo lo que nos está diciendo. Nos inspira lo diferente, se nos dilatan las pupilas ante el asombro de que una persona haya tenido la osadía de decir “algo” que en esos momentos, nadie se había atrevido, PERO QUE TODOS HABÍAMOS PENSADO ALGUNA VEZ.

Veía hace unos días, las manifestaciones de personas “más adultas” que nosotros, que decían ciertos medios de comunicación que “molestaban” el buen devenir del país y de las ciudades.

Señores, molestar significa:

.- Persona que está mostrando su PASIÓN SIN TAPUJOS.

Se nos habla de ser únicos, de mostrarnos como somos. Que eso es el principio del comienzo de nuestra marca, la única manera de potenciar nuestro talento y “atraer” clientes, y en el fondo, son los demás lo que no les gusta que lo hagan los demás.

No queremos gente apasionada. NO queremos gente que luche por su ideales, no queremos gente que “revuelva” la tranquilidad de nuestra empresa, no queremos avances que nos hagan dudar de cómo estábamos viviendo hasta ahora.

.- Personas que muestran Una Realidad y que piensan que otra es posible.

Nos amuermamos. Tras conseguir un sueldo estable, un puesto fijo y un número “bonito” de seguidores en redes sociales. Todo ello pensamos que nos da un estatus, y que ya nos podemos sentar en nuestro sillón, porque es la realidad que deseábamos, la única, la que nos dicen que tenemos que conseguir.

Pero como la vida misma, es cambio, es innovación, es transformación. ¿O es que vivimos la misma realidad que en el siglo XV? Son personas que quieren lo mejor para la sociedad, para sus empresas, que quieren dejar un mundo mejor y saben que todo es mejorable.

.- Personas que viven.

Las personas que hacen lo que esperan los demás de ellos, que no dicen una palabra más alta de lo que les permiten los demás, que creen que los métodos que sirven para uno, sirven para todos por igual, que se suben a “modas” pensando que alcanzaran el éxito sin el mayor esfuerzo posible…NO ESTÁN VIVIENDO, ESTÁN SOBREVIVIENDO EN UNA JUNGLA DE MIEDOS Y LIMITES.

Vives cuando expresas lo que sientes, guste o no guste. Vives cuando vas hacia lo que quieres, aunque los demás te digan que es imposibles…ESO ES VIVIR.

.- Personas o Marcas que muestran un estilo de vida.

Mientras nadie nos enseñe que otro mundo es posible, vivimos el estilo de vida que los demás quieren, nos ofrecen para nosotros. El que nos recomiendan, 9 de cada 10 médicos. Y tú sin embargo, sabes que otro es posible, que otros valores son los esenciales o que las normas están para romperlas desde nuestro propósito y coherencia.

Son algunas de las características que muestran las personas y marcas que “molestan” lo establecido.

Personas, marcas que han sido y son tan importantes y esenciales, para no dormirnos en los “laureles”, transformar lo que no nos gusta y luchar por lo que SI debería estar en nuestras vidas y por miedo no vamos a por ellas.

Pero recuerda: EMPIEZA POR MOLESTARTE A TI MISMO TODOS LOS DÍAS. ÉSE SERÁ EL PRINCIPIO DEL COMIENZO DE TU CAMBIO, DE TU REVOLUCIÓN, DE TUS EXITOS.

¿Por qué no te gusta que te “molesten”? ¿Por qué no te gusta que te metan el dedo en el ojo?

¡¡ES HORA DE EMPEZAR A MOLESTAR MÁS!!

Podéis adquirir “Mofeta Branding. Como son las marcas que transforman el mundo” en este enlace.

¡¡No nos interesa la Educación!!

Es la marca de una mente educada ser capaz de entender un pensamiento sin aceptarlo” decía Aristóteles.

Si nos quejaremos de la Educación que tenemos, en menos de 3 meses tendríamos el sistema educativo, que nos merecemos. Y lo peor de todo, según las encuestas del Cis, nos quejamos del paro, de la corrupción, de Cataluña, pero ¿alguien se queja de la educación que tenemos? ¿En qué posición se encuentra?. Nadie lo sabe…”

Estas palabras me las comentaba recientemente José Antonio Marina, en una conversación que tuvimos.

Continuaba diciéndome:

“No habría paro si tuviéramos una buena formación…No tendríamos problemas con las pensiones, por la formación que tuviéramos…Las faltas de ortografías que vemos en las redes sociales, en por la mala educación que tenemos…”

Y así lo creo yo también.

Por mucho que se nos diga que el ser humano, es un ser libre, nos están mintiendo. Desde pequeños no hacemos lo que queremos, no  lo hacemos en libertad. Dependemos de nuestros padres para todo, aunque les llevemos la contraria llorando a las 4 de la mañana desde la cuna, aunque no nos pase nada, sólo porque nos apetece ver su cara de sueño.

Y ellos, como hicieron con ellos, nos introducen en el circuito de la formación. Tenemos que hacer la educación obligatoria y más vale que la apruebes, porque sino la deshonra que producirá en tu familia, será de órdago.

Luego tienes que hacer una carrera, porque si haces algún grado profesional, eso lo ocultarán ante sus amigos, porque esas cosas las hacen, los que no son considerados “listos” por la sociedad.

Y todavía lo seguimos creyendo. Hace unos días, en un evento que fui en mi ciudad, organizado por la Cámara de Comercio y el status quo publico de Marca España, decían a cientos de jóvenes, que el éxito solo se llegaba consiguiendo excelentes notas durante la época de formación.

¿Perdón?

Que se lo digan a los Beatles, que fueron denotados por “malos cantantes” o a Steve Jobs, que no termino la Universidad, y me parece que no le fueron nada mal.

Pero llega la “madurez” y ya nos sentimos los “Reyes del Mambo”, porque hemos conseguido los títulos que la sociedad estima que deberíamos tener. Y como ya los tenemos, ya nos podemos echar a dormir y a recibir tranquilamente el sueldo a final de mes.

Pero en momentos convulsos, de cambio de modelos de producción, de forma de ver la sociedad y el futuro, llega a nuestros oídos algo que desconocíamos, LA LEY UNIVERSAL DEL APRENDIZAJE.

Dice así: “Toda persona, institución o sociedad necesita, para SOBREVIVIR, aprender al menos a la misma sociedad con que cambia su entorno. Y si quiere progresar, a más velocidad”.

Y como lo que no queremos es quedarnos atrás, vamos raudo y veloces a instituciones y profesionales, que creemos que nos pueden ayudar , a “no ahogarnos” en este mar de incertidumbre que vivimos.

En vez de pararnos, ver la situación, sentir QUÉ queremos y no dejarnos llevar por necesidades, modas, gurús y vendehúmos, acabamos pagando nuestra formación como si fueran un Ferrari, cuando los resultados que obtenemos es el del un Seat 600.

Ayer mismo, me decía una persona que había acudido, a una conferencia, que se anunciaba como el “chute de energía” que necesitábamos para afrontar la vida. ¿Resultado? Decepción, porque llevaba el conferenciante más de 4 años, diciendo lo mismo, hasta los mismos movimientos, pausas y tonterías.

Dinero perdido, frustración en aumento y sin “chute de energía”.

Pero no solo nosotros nos tenemos que formar y saber donde formarnos. Sino quienes nos forman, nos acompañan, también tienen que hacerlo.

Durante la investigación de “Liderazgo Canalla” como para “Mofeta Branding”, acudí a bastantes formaciones, tildadas de rompedoras, que nos salvarían la vida y nos llevarían al éxito más rápido que SuperMan.

¿Qué ocurrió? Lo mismo que me pasa con muchos libros, visto uno, visto todo.

No se innova, no se actualiza, no se crea nada nuevo..Seguimos lo que dice el “padre” del tema en cuestión y si tenemos un “poco de suerte”, seguiremos viviendo “del cuento”, hasta que se nos acabe.

¿O ES QUE NO CONOCEMOS A CONFERENCIANTES Y FORMADORES QUE SE TILDAN DE DISRUPTIVOS Y LLEVAN 10 AÑOS DANDO LA MISMA CONFERENCIA O FORMACIÓN?

Pero nosotros seguimos, creyendo que son lo “más”, porque nos hacen reír y no pensar durante ese tiempo.

¿Y aún pensamos que lo que se habló hace 5 o 10 años, es lo mismo que vivimos a día de hoy?

Pues parece que sí, pero bueno, así nos va.

Creemos que sabiendo lo que nos han dicho que tenemos que saber, ya podremos dominar el mundo desde nuestra casa o el sillón de nuestro despacho. Pero como bien dicen nuestros padres, “luego viene el tío Paco con las rebajas” y pasa lo que pasa.

Se nos pide formaciones rápidas, bonitas y alegres, pero sobre todo que no hagan pensar a la gente, ni que tampoco les remueva mucho. No vaya a ser que empiecen a pensar, y la fastidiemos.

Pero eso sí, que de resultados y que consiga que seamos los mejores del mundo.

¿De verdad que duros a 4 pesetas, nadie da, verdad? Pues eso.

Empecemos a OCUPARNOS DE VERDAD, por formarnos, por estar siempre actualizados, por saber qué es lo último de lo que se habla. Pero ya no solamente hablo en temas profesionales, sino también en temas personales, en lo que se cuece en la sociedad.

NO pensemos que por tener la “vida resuelta”, con trabajo, pareja e hijos, ya está todo solucionado, porque al igual que todos aprendimos a convivir con el mundo tecnológico, si o si, sino estamos formados, actualizados, sea el campo que sea, vendrá el gran tsunami y nos arrastrará, para no volver nunca más a donde estábamos.

Tú decides.

EMPECEMOS A PRE-OCUPARNOS DE VERDAD POR NUESTRA EDUCACION.

¿Qué crees que pasaría si la Educación y Formación fuera el problema que más nos importará en las encuestas?