José Antonio Marina: “La felicidad es una palabra muy industrializada”

Hoy dentro de la sección “Conversaciones con…” para mí es un autentico placer, presentar a José Antonio Marina.

Hace tiempo cayó en mí una definición que desconocía su autor. Decía así: “Para ser felices hay que satisfacer tres necesidades básicas de una manera armoniosa: bienestar (forma de vivir seguros y cómodos), relaciones afectivas y sociales que nos hagan progresar y el sentimiento de progreso. Porque no hay nada más triste que estar trabajando y que no reconozcan lo que hacemos”.

Era de José Antonio Marina dicha afirmación.

Desde entonces, he intentado leer todo lo que aparecía de él. .

Catedrático en Filosofía, pedagogo y conferenciante. Su labor investigadora se ha centrado en el estudio de la inteligencia y en especial en el mecanismo de la creatividad artística, científica, tecnológica y económica. Autor prolífico, tiene entre su obra, libros como “Tratado de filosofía Zoom”, “La educación del talento”, “Los secretos de la motivación” u “Objetivo: Generar Talento” entre otros muchos.

Hace unos días decía en otra entrevista: “Si la educación estuviera entre las preocupaciones de los españoles en las encuestas, tendríamos una educación mejor en menos de 3 meses”. Y tras ellas tuve la oportunidad de conversar con él sobre Educación, Felicidad, motivación y Talento entre otros muchos temas.

Gracias José Antonio por ayudarnos a entender de forma coherente el talento y la importancia en estos momentos que vivimos. Podéis conocer más a José Antonio a través de su Web o a través de su Universidad para padres.

.- ¿Quién es José Antonio Marina?

Espero ser una buena persona. A veces demasiado optimista acerca de lo que puedo hacer sobre todo por las mañanas. Y con un ramalazo megalómano.

Todas las cosas que se me ocurren, superan sin ninguna duda lo que puedo hacer. Pero pienso si me propongo 100 y solamente consigo la mitad, pues he conseguido 50. Pero si me propongo 10, aunque lo haga todo, pues me quedo en 10.

No es que yo me considere bueno, sino que realmente valoro la bondad como la mayor demostración de inteligencia que hay.

Al ser optimista, me hace que valore como categoría esencial de inteligencia, la posibilidad. Posibilidad es una palabra maravillosa que nosotros vivimos en la realidad. Una realidad que está transformada por las posibilidades que descubrimos en la realidad. Y esas realidades superan más lo que yo soy capaz de hacer, por eso siempre voy con la lengua fuera.

.- Si tuvieras el poder de tener a tu disposición una valla publicitaria, ¿Qué pondrías en ella?

Pues una frase que no es mía, que es: “Por mí, que no quede”.

Es una frase que está en el epitafio de Max Aub. Pero también añadiría una frase que es “He hecho lo que he podido”.

.- ¿Quién sabe vivir?

Esa es la verdadera función de la inteligencia. Y es muy complicado, porque estamos siempre en un equilibrio difícil.

Los clásicos orientales e incluso los clásicos estoicos griegos, decían que la felicidad es una experiencia diferencial. La diferencia que hay entre lo que has aspirado y lo que has conseguido. Por lo tanto si has aspirado a poco, es mucho más fácil que seas feliz.

Era un tipo de actitud ante la vida, que era que no desearas mucho y tendrás posibilidades de ser feliz. Y es una actitud que no va mucho con un megalómano.

Lo que yo creo que hay que hacer es elegir bien nuestras metas y haz todo lo posible, para manejar la información necesaria, gestionar bien las emociones y desarrollar las actitudes de la acción necesarias para realizar las metas.

Las metas no tienen que ser contradictorias, sean buenas y que no exijan prescindir de cosas fundamentales.

Tienen que ser metas que estén permitiendo unificar o integrar los muchos deseos que tenemos.

.- ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

La felicidad es una palabra muy industrializada y prostituida. La industria del Happines, está haciendo mucho daño. Y no es por ahí por donde venía la tradición clásica de la felicidad, que viene del mundo griego. Para ellos, significa llega a ser lo mejor que puedas ser.

Cuando se ha industrializado, que por ello tiene mucha culpa la psicología positiva americana. Ya que es el mismo Seligman, que fue el precursor, ha dicho que está harto de la felicidad.

Yo cuando se lo explico a mis alumnos, además de decirles que es una definición que va a examen, es la armoniosa satisfacción de las tres grandes necesidades que tenemos. La primera es una necesidad hacia adentro, es estar seguro, no tener miedo.. La segunda ya es hacia afuera, que no solo además de vivir cómodamente, necesito mantener relaciones afectivas profundas, que tenga reconocimiento. Y necesitamos sentir que no somos insignificantes, algo totalmente terrible. Y para sentirnos significativos, algo nos tiene que dar sentido, entre otras cosas los proyectos que tenemos. Pero también sentir que progresamos.

Porque cuando no progresas o sientes que no puedes progresar, se aplana mucho la vida.

Y la gente se preguntará: ¿Por qué armoniosa?

Porque estos tres deseos suelen entrar en conflicto.

A lo mejor lo más cómodo para ti es tomarte un whisky nada más llegar a casa. Pero tienes a tu pareja que tiene ganas de hablar. Para mí será más importante mantener una relación satisfactoria con tu pareja, entonces en ese momento aparcamos la comodidad de tu whisky porque hay otra cosa que es más importante.

También pasa con el progreso profesional. Se habla por ejemplo, de un trabajo compatible con la familia. Pero puede ser dos tipos de trabajo, uno que es asalariado o un trabajo por libre.

La inteligencia es ver como consigo armonizar esas tres para no prescindir alguna de ellas, pero también que ninguna de ellas absorba a la otra. Y para eso se necesita mucha sabiduría

.- ¿Qué piensas de la moda de la motivación?

Yo creo que la psicología con la motivación nos ha metido en un callejón sin salida.

Durante toda la Historia de la Europa Occidental, quien explicaba el comportamiento era la voluntad, YO DECIDO.

Cuando a principios del siglo pasado, se cambia por motivación, no eras tú quien iba a decidir, sino el motivo que va arrastrar tu comportamiento.

Cuando se presenta la motivación, se hace porque se cree que es más claro que la voluntad. También es cierto que la voluntad se había metido en un círculo vicioso, porque para tener mucha voluntad, había que tener mucha voluntad, entrenar la voluntad, fortalecer la voluntad…y se mezclo con muchas cosas, como por ejemplo en el discurso de inauguración del Partido Nazi.

Por lo tanto dio miedo ese concepto.

Pero dicho esto, el concepto de motivación viene de la psicología. Y la sicología no acaba de saber qué hacer con la libertad. Y nos han metido en un problema.

Yo no puedo decir mi motivación, o estoy motivado o no estoy motivado. Y si no estoy motivado, no puedo hacer las cosas.

Yo cuando escribí, “El libro de la voluntad”, decía en él que íbamos a retornar a dicho concepto bajo otra forma. Y por ejemplo en este momento, las funciones ejecutivas es una forma diferente de hablar de la voluntad.

Diferente, porque la idea clásica de voluntad es que era una propiedad innata. Y ahora son varias funciones aprendidas. Por lo tanto la diferencia es muy notable. Viendo a día de hoy, que una de las funciones básicas de la educación, es fortalecer las funciones ejecutivas, es decir lo que tiene que ver con que las personas alcancen la autonomía.

Tenemos que reconocer que no nacemos libres. Nacemos libres jurídicamente en una democracia, pero los niños nacen absolutamente dependientes.

Por lo tanto todo proceso educativo que tiene que ver con el desarrollo de la voluntad, es ir a ver si me consigo liberando poco a poco, de la dependencia de los que me tienen que cuidar. Luego de la dependencia del miedo, de la ignorancia, de la dependencia social.

La libertad por lo tanto no es innata en el hombre, sino una tarea…

Volviendo a la motivación, te pongo en situación. Si tú llamas a un fontanero y te dice que no está motivado para arreglarte el grifo, ¿Qué le dirías? Pero ese ejemplo de no motivación, aplícalo a los equipos de futbol o en los colegios que los jugadores no están motivados, o no están motivados para hacer una tarea.

Con la motivación, estamos quitando la voluntad, pero también el mecanismo que el ser humano había inventado para compensar los altibajos de la motivación.

Hacer las cosas con motivación es mucho mejor, pero si no lo haces con motivación, tendrás que hacerlo porque es tu deber, les digo a mis alumnos.

Cuando entra la motivación en este lio educativo en el que estamos, desaparece el deber. Y parece que hacer las cosas por deber, como que parece de mal gusto

La quiebra del concepto pedagógico de deber nos ha traído muchos problemas.

.- ¿La creatividad se aprende o es innata?

La creatividad se aprende.

Yo creo que ahora conocemos muy bien cuáles son los mecanismos de la creatividad.

Tienes que tener un estado de activación muy grande. No hay creadores perezosos, pasivos. Y también tenemos que poner en marcha operaciones que nos van a producir las ocurrencias o ideas.

Pero no es el problema que se te ocurran cosas, sino que tienes que seleccionar las buenas. Y es ahí donde te juegas la creatividad.

La creatividad no se trata de tener muchas ocurrencias, se trata de elegir las buenas,

Por ejemplo los pintores del s.XIX, eran muy buenos, pero tenían un proyecto sumamente aburrido. Eran mejores pintores que Monet, pero él tenía un proyecto pictórico mucho más interesante.

Hay un libro que describe muy bien el proceso de la creatividad, es “Las cartas a Van Gogh de su hermano Teo”. En él dice Van Gogh, que no sabe dibujar, pero acabará dibujando.

Y es a través del entrenamiento, cuando acabas consiguiéndolo. Cuando entrenas es cuando se te acaban ocurriendo más cosas.

Por lo tanto tienes que adquirir los proyectos de la creatividad y luego a ver qué proyecto haces.

Hay una cierta creatividad que se puede adquirir en los talleres que la enseñan, pero yo me preguntaba si había más. Me preguntaba si se podía enseñar superar la creatividad, considerada estándar.  Es decir llegar a una personalidad creadora.

Entonces a través de la colaboración con el escritor Álvaro Pombo, observaba como se observaba como escritor, como veía su literatura, de ver el mundo. Y vi que la voz del escritor se la tiene que ir trabajando. Un trabajo personal en el que tienes que ver qué cosas influyen.

Estas creando una fuente de ocurrencias original. Y las ocurrencias no son conscientes. Se hacen conscientes, en el telar que se urden está por debajo.

Pero ahora sabemos cuáles son los mecanismos. Pero Freud, el inconsciente determinaba el consciente.  Pero ahora la idea que tenemos es que la parte consciente adiestra al inconsciente

La fuente de las ocurrencias, te hace ver cosas que los demás no ven. Eso es lo interesante.

.- ¿Qué es la Disrupción?

Yo creo que es muy difícil ser disruptivos en fenómenos que pensamos que son muy disruptivos. Como en los fenómenos de las conversiones, de los enamoramientos o del shock post-traumáticos.

Yo creo que en la vida somos más evolutivos que disruptivos. Pero depende como sea la evolución.

Puede ser un tipo evolución empujada por las circunstancias o una evolución en la que tú haces un proyecto, y desde la lejanía te seduces a ti mismo haciendo ese proyecto.

Ahí se presenta el gran mecanismo del progreso moderno que es , yo estoy en el punto A, sé que quiero llegar al punto B, y ver cómo hacer ese paso. Y casi siempre lo que tenemos que hacer es tengo que adquirir aquellas capacidades que me van a permitir llegar ahí.

Adquirir esas capacidades es lo que llamamos entrenamiento. Y es en el entrenamiento donde está la capacidad específica del ser humano.

Por ejemplo en las Olimpiadas de Méjico, fue el cambio en la forma de realizar el salto de altura. Transformo todo el entrenamiento para realizarlo, provocando un antes y después en dicha actividad.

Por lo tanto el entrenamiento es una tarea específicamente humana que nos permite alcanzar metas que sin él, no hubiéramos alcanzado.

El entrenamiento es pesado porque va a descansar sobre hábitos. Y mientras no tengas hábitos, no vas a jugar con soltura con ellos. Y también con la ayuda de un gran entrenador.

Por eso mi idea, que los profesores, se debieran considerar entrenadores. Porque los entrenadores te enseñan a COMO hacer las cosas, a COMO llegar hasta donde tú quieres pero llegará un momento en el que tú te sueltes y tu entrenador disfrutará viendo como lo haces.

.- ¿Mentoring o Coaching?

Después de toda la conversación que he mantenido contigo David, te diría Coaching.

Tienen funciones distintas. En algunos el mentoring puede hacerlo personas que no tienen la cualificación de un coach.

Un coach tiene que saber muchísimo y de muchas aéreas. Tiene que entender muy bien cuando debo ser riguroso y cuando debo de hacerse el tonto o el listo.

Hay muchas variaciones. Está el mentoring, está el coaching, pero también está el counselor.

Pero lo importante es el entrenador. Hay un tipo de personaje que a mí me interesa mucho que en España no se habla muy bien, que es como conseguir la Maestría en algo.

La inteligencia de un experto es muy rara. Es una inteligencia que tiene muchas cosas dentro, manejando su memoria de una manera distinta. Aprende con más rapidez. Pero también sabe distinguir lo relevante de lo irrelevante, y esto es muy complicado.

En estos momentos, en los que lo irrelevante de lo relevante es especialmente delicado con el tema de la Inteligencia Artificial y su relación con la especie humana. No paro de recibir libros y artículos hablando del Pos-humanismo, de la llegada de la fusión entre los sistemas neuronales y los sistemas de Inteligencia Artificial y es algo que viene muy rápido.

Nosotros tenemos un límite de 600 palabras por minutos, mientras que un ordenador lee 600 millones de páginas por segundo. No podemos competir con ellos.

Por ejemplo en las últimas elecciones, se presento Watson For President. El programa de inteligencia artificial de IBM. Lo que decían era que podían crear un programa del gobernante perfecto y que nos lidere él.

Entonces el problema que surge es quien maneja toda esa información y quien va a tomar las decisiones.

Debemos orientar nuestros sistemas educativos no en cómo manejar toda la información que debe gestionar sino como debe ser una inteligencia para tomar buenas decisiones.

Estamos en una educación que no es que sepa muchas cosas, sino que estén en condiciones de tomar buenas decisiones en todos los aspectos de su vida.

La decisión es el punto importante de la inteligencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.